Yanetsy Ariste


Primera Jornada de Teoría y Crítica de Arte, nuevas voces

Desde este 30 de marzo se inicia la primera edición de la Jornada de Teoría y Crítica de Arte en La Habana, una cita que contará con la participación de críticos e investigadores de varias provincias.

El evento, organizado por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en conjunto con el Instituto Cubano de Investigaci√≥n Cultural Juan Marinello, ha dispuesto un curso de posgrado en el ‚ÄúMarinello‚ÄĚ sobre la cr√≠tica en todas las manifestaciones del arte, y un encuentro entre los participantes en el Pabell√≥n Cuba, para socializar experiencias en torno al ejercicio del criterio.

La crítica de arte llena vacíos teóricos y contribuye a la historiografía, por lo que también favorece el resguardo de nuestro patrimonio cultural. El juicio experto deja testimonio histórico de un suceso artístico y sus protagonistas.

La jornada, que se extender√° hasta el primero de abril, reconoce a la cr√≠tica como promotora de los procesos art√≠sticos; al cr√≠tico, como un educador del gusto est√©tico que acerca el arte a los p√ļblicos; por tanto, se ha propuesto entre sus objetivos el de promover en los medios de comunicaci√≥n a los miembros de la secci√≥n de Cr√≠tica e Investigaci√≥n de la Asociaci√≥n y contribuir a la formaci√≥n especializada de nuevas voces provenientes de perfiles profesionales afines al universo cultural.

En los √ļltimos tiempos, el mercado parece obviar el ejercicio del criterio especializado; desde las instituciones culturales, no siempre se programa ‚Äúlo mejor‚ÄĚ; y, los creadores explican su obra sin intermediarios cuando se autopromueven en las redes sociales ante una masa numerosa, pero la (muy cuestionada) cr√≠tica de arte persiste, haci√©ndose necesaria.

Por lo que este evento enriquece el ejercicio profesional y establece alianzas para futuros espacios te√≥ricos. Aboga por una cr√≠tica que demarca los terrenos estil√≠sticos con an√°lisis serios y plausibles, que arroja luz sobre la actualidad de la creaci√≥n, los discursos, los p√ļblicos; una cr√≠tica atrevida, nunca temerosa, que ‚Äúpe√Īizque‚ÄĚ al artista cuando se atrofie en caminos autocomplacientes.



La gr√°fica en Vueltabajo: un poco de historia, y urgencias

La primera referencia del grabado en Pinar del R√≠o, seg√ļn documentos hist√≥ricos, aparece en 1871. Se trata de dos obras realizadas por un artista de apellido Miranda, en las que se representa la antigua c√°rcel y el edifico del ayuntamiento, ubicado en la Plaza de Armas. Recordemos que el siglo XIX era un periodo en el que las autoridades del territorio no destinaban fondos al otorgamiento de becas para costear estudios art√≠sticos en La Habana o en el extranjero, tampoco hab√≠a una Academia de Artes en la provincia.

No fue hasta 1946 que un grupo de j√≥venes graduados de la academia de San Alejandro en La Habana funda la Escuela de Artes Pl√°sticas y Aplicadas, para dar respuesta a la necesidad de formar artistas en Vueltabajo. Fue el cuarto centro fundado en el pa√≠s con estas caracter√≠sticas, y aunque en sus primeros a√Īos no cont√≥ con el respaldo econ√≥mico del gobierno, s√≠ tuvo el apoyo de prestigiosas organizaciones civiles como el Comit√© Todo por Pinar del R√≠o.

Aula dedicada al Grabado en la primera sede de la Escuela de Artes Pl√°sticas y Aplicadas; Pinar del R√≠o, a√Īos 50.

La gr√°fica pinare√Īa se refuerza a mediados de los a√Īos 50 cuando parte del colectivo profesional de la Escuela de Artes Pl√°sticas, funda el grupo Punta integrado por pintores, grabadores, escultores y dibujantes, con el objetivo de divulgar la producci√≥n de artistas pinare√Īos y para conquistar mayores p√ļblicos mediante exposiciones, conferencias, exhibici√≥n de pel√≠culas, libros, etc.

Por eso, no podemos hablar de una tradici√≥n del grabado en Pinar del R√≠o, porque de hecho, es una manifestaci√≥n relativamente joven. Aquellos artistas de m√°s larga trayectoria que act√ļan hoy en la escena pl√°stica se instruyeron en la Universidad de las Artes (ISA) y luego formaron otras generaciones en la Academia Provincial de Artes Pl√°sticas, hasta su cierre hace poco m√°s de una d√©cada. Pero s√≠ podemos hablar de grabadores prominentes como Marcos Gonz√°lez Yaver, Miguel √Āngel Couret, Yasser Curbelo, Tamara Campo, Jos√© Luis Lorenzo, y otros en una muy larga lista.

No obstante, el grabado enfrenta no solo carencias materiales, porque el taller provincial, en mayor o menor medida, las aten√ļa, pero, es un espacio al que no se le ha sacado partido.

Hacen falta m√°s exposiciones dedicadas √ļnicamente a la manifestaci√≥n, ¬†para potenciarla. Son necesarios encuentros entre grabadores a nivel nacional para saber d√≥nde estamos ubicados y qu√© estamos haciendo respecto a otras provincias. La retroalimentaci√≥n entre artistas anima la creaci√≥n y la ayuda a encontrar nuevos caminos formales.

Se precisan cursos que exploten al máximo las técnicas de la gráfica menos socorridas en la provincia como la litografía, el chine collé, y aquellas resultantes del aprovechamiento tecnológico, el fotocopiado, la impresión digital, 3D y el corte laser.

Grabadores pinare√Īos en uno de los dos cursos t√©cnicos (sobre calcograf√≠a) proyectados por el taller en 2022.

Como prioridad, es urgente aprovechar el taller de grabado en Pinar del Río, enriquecer sus condiciones técnicas y materiales; y desde la institución atraer a los artistas con eficientes estrategias de comunicación, para que allí trabajen y luego expongan.

El grabado, por tendencia, se tasa con cifras inferiores en comparación a la pintura, y otras expresiones de las artes visuales. Su carácter seriado es la causa. Por tanto, es una carrera venerada por pocos debido también a la exigencia artesanal, esforzada e imprevista de su materialización. Quien hace grabado es porque realmente ama el esfuerzo que demanda.

El Centro Provincial de las Artes Pl√°sticas y la direcci√≥n del taller de grabado en la provincia deber√≠an tener entre sus prioridades este a√Īo el impulso a la manifestaci√≥n. A√ļn falta mucho por hacer, para tomar el cauce que el grabado pinare√Īo merece.



La vida es un Jardín

Jard√≠n es el espect√°culo m√°s reciente del grupo de narraci√≥n oral esc√©nica A la cuenta de tres y el segundo que en al menos diez a√Īos acoge un teatro pinare√Īo, despu√©s del unipersonal Vidas Comunes, que Osvaldo Manuel P√©rez Pe√Īalver, llevara a las tablas en Vueltabajo.

Con la premisa de que la vida es un jard√≠n donde todo florece y el asombro se encuentra en las cosas m√°s ind√≥mitas o peque√Īas, las narradoras del grupo, Yune Mart√≠nez y Yadira Hern√°ndez, seleccionaron para la puesta los textos: El coleccionista de semillas de Aid√© Carolina Barbosa, La primera flor de Mayra Navarro; Sucu, un an√≥nimo; La flor de Nena de Graciela Montes y La mitad de la Rosa de Yunier Serrano (Valerio), bajo la asesor√≠a de Nubelia Leyva, una de las narradoras orales m√°s prestigiosas de la Cuba de hoy.

foto: Lisette Magalys.

Buscar asesoría en una voz autorizada es una actitud perspicaz, porque aunque Yune Martínez y Yadira Hernández tienen suficiente camino andado a pesar de su juventud, no subestiman la importancia de buscar el ojo agudo de una generación de mayor experiencia.

Los textos del espectáculo fueron versionados. Pasaron por un trabajo de mesa a priori para materializar un producto diferente a la obra literaria, más aterrizado a la escena. Por tanto Jardín, como obra de narración oral, es una puesta que bebe de la literatura, pero en ella, el narrador es libre.

Es madura y est√° argumentada con rigor en cada escaso elemento de la puesta. Destaco escaso, porque sus hacedoras acudieron a la econom√≠a de recursos: un discreto mueble giratorio en forma de dado que sirvi√≥ tambi√©n como percusi√≥n, un t√≠tere, un sol peque√Īo, un columpio, que fueron entrando y saliendo de la escena seg√ļn el cuento, pero que en suma alimentaron la esencia del performance en su cuota justa.

foto: Lisette Magalys.

Jardín se diferencia formalmente de las puestas que hacen los grupos de teatro infantil en la ciudad, porque la narración oral teatralizada que estos grupos proponen con su estética, incluye acción; y toman elementos de la escenografía para apoyar esa acción.

Con Jard√≠n, el p√ļblico ilustra las acciones en su mente y no prevalecen los di√°logos (a excepci√≥n del cuento de Mayra Navarro, que lo hace en dos ocasiones, para que los ni√Īos identifiquen los personajes). Aqu√≠ lo m√°s importante es el desarrollo de la historia.

foto: Lisette Magalys.

Estas artistas juegan con el p√ļblico, en alg√ļn momento acuden a la m√≠mica, al t√≠tere, todo para enriquecer el cuento, lo cual es m√°s din√°mico, entretenido y da fe de su virtuosismo en escena. Bajan al proscenio, invitan a los ni√Īos al tabloncillo para hacerlos parte de la narraci√≥n.

En la √ļltima historia (La mitad de la rosa) usan ilustraciones proyectadas al fondo del escenario, recurriendo (no por azar) al texto m√°s po√©tico (casi un trabalenguas) que mantiene a los ni√Īos atentos. En ese instante en el que Yune narra y Yadira acompa√Īa con la m√ļsica, la luz, proyectada desde el frente, incide solo en la mitad del cuerpo de las actrices y estampa sus sombras chinescas en el fondo. Por lo que la luz aqu√≠ toma un valor simb√≥lico, casi po√©tico tambi√©n.

La m√ļsica y los arreglos est√°n a cargo de Yadira Hern√°ndez e incluye La rosa roja de √ďscar Hern√°ndez, una canci√≥n tradicional japonesa, el vals Danubio Azul con Sinfon√≠a Salsa, Flor P√°lida de Polo Monta√Īez, etc.; para acercar a los ni√Īos ritmos cubanos tradicionales como el son, la habanera, el chachach√°, la conga, y al mismo tiempo, demostrarles cu√°n plural es la sonoridad del mundo.

Ya en escena tambi√©n se valen de diversos instrumentos, seg√ļn la historia, como el palo de agua, las maracas, la flauta dulce, el caj√≥n, la pandereta, el g√ľiro, las claves, etc. De manera que el p√ļblico sigue la voz de la actriz pero se sumerge en una atm√≥sfera sonora muy heterog√©nea, que estimula sus sentidos.

foto: Lisette Magalys.

Jard√≠n est√° dedicado a dos narradoras orales de Pinar del R√≠o que ya hoy no nos acompa√Īan f√≠sicamente: Luisa Marina P√©rez y Silvia Dom√≠nguez. He ah√≠ un gesto tambi√©n noble, porque significa reconocer la historia y quienes la construyeron antes.

La vida es un jardín, lleno sensaciones, colores y luces. En concepto, este espectáculo lo demuestra y deja a uno con ganas de quedarse a vivir en él.



Réquiem por la escultura

La escultura tiene especificidades materiales que la colocan en una posici√≥n desventajosa respecto a otras expresiones de las artes pl√°sticas. No solo producir, sino tambi√©n exhibir una obra tridimensional ‚Äďcon todas las dificultades de costo, transportaci√≥n y dificultades de emplazamiento que la misma entra√Īa‚Äď es siempre m√°s complejo que tratar museogr√°ficamente con las piezas bidimensionales como la pintura y la fotograf√≠a.

Cuando a ello se suma la poca atenci√≥n por parte de especialistas y cr√≠ticos ‚Äďque son los responsables, en √ļltima instancia, de potenciar su promoci√≥n a trav√©s de la oportuna evaluaci√≥n cr√≠tica de los resultados art√≠sticos‚Äď, m√°s dif√≠cil se torna su justa valoraci√≥n en el √°mbito del movimiento pl√°stico nacional.

Durante el per√≠odo colonial la escultura tuvo un lugar poco privilegiado en el concierto jer√°rquico de las Bellas Artes. Se mantuvo a la zaga en el constante proceso de renovaci√≥n que viv√≠a la arquitectura y la pintura, permaneciendo casi ‚Äúinvisible‚ÄĚ en los salones expositivos ante la mirada del espectador y desatendida por no pocos historiadores y cr√≠ticos.

Sin embargo, su condici√≥n de Cenicienta[1] se vio favorecida, considerablemente, cuando en la primera mitad de la d√©cada del veinte un reducido n√ļmero de artistas comenzaron a subvertir los c√°nones acad√©micos que no hab√≠an variado desde el per√≠odo colonial. A ellos les corresponde la primicia, no solo en Cuba sino tambi√©n en el √°rea caribe√Īa, de haber iniciado el camino de la vanguardia escult√≥rica.

escultura de Roberto Fabelo, en La Habana Vieja

El triunfo revolucionario impulsó sustancialmente el desarrollo de la manifestación. Se crearon cursos de postgrado en el extranjero, se abrieron becas nacionales e internacionales, se fomentó el montaje de exposiciones personales y colectivas. En 1967 se produjo la primera graduación de la Escuela Nacional de Arte donde emergen con fuerza creadora un grupo de jóvenes de avanzada que abogan por temas novedosos y se interesan por la experimentación.

En los ochenta, la fundaci√≥n de Codema (Consejo Asesor para el Desarrollo de la Escultura Monumentaria y Ambiental) repercuti√≥ de forma favorable en ambas vertientes ‚Äďla escultura ambiental y la de sal√≥n‚Äď estrechando v√≠nculos y apoyando proyectos creativos.

No obstante, pensemos, en los √ļltimos a√Īos, ¬Ņcu√°ntos salones nacionales privilegian la escultura? Y en las muestras colectivas, ¬Ņcu√°ntos escultores participan?

Las cifras son extremadamente reducidas en comparaci√≥n al resto de las manifestaciones, donde destaca siempre la pintura en su variedad de po√©ticas. Ante las dificultades t√©cnicas y materiales, que la escultura demanda no es de extra√Īar que sea menor el n√ļmero de escultores que el de artistas que abogan por otras manifestaciones.

Entonces ¬ŅC√≥mo estimular su creaci√≥n?

Ser√≠a relevante fundar espacios exposititos dedicados √ļnicamente a la escultura; crear talleres sobre creaci√≥n escult√≥rica y desde Codema, fomentar m√°s proyectos que embellezcan las ciudades, no solo en sus principales arterias sino tambi√©n en los repartos y zonas perif√©ricas‚Ķpara que las comunidades est√©n m√°s cercanas al arte.

Urge desde las instituciones potenciar el coleccionismo de piezas escult√≥ricas; destinarles becas de creaci√≥n para financiar su producci√≥n, parcial o totalmente; y atender la restauraci√≥n de las obras emplazadas en espacios p√ļblicos, por su deterioro natural o por la acci√≥n ciudadana.

La escultura es una manifestaci√≥n tridimensional que mucho puede aportar a la experiencia art√≠stica de quien la aprecia; pero adem√°s puede, vinculada a la ciudad, mejorar la sensorialidad y la inteligencia emocional de sus habitantes. Esos rasgos volum√©tricos, a veces did√°cticos y l√ļdicos, ya sea en discursos realistas o abstractos, la acercan al hombre, la enclavan en sus espacios cotidianos, sensibilizan el consumo del arte, atrapan, seducen, interpelan‚Ķ; de ah√≠ su importancia.

 

Nota:

[1] T√©rmino acu√Īado por la Dra. Adelaida de Juan en el pr√≥logo del libro Escultura y escultores cubanos de la Dra. Mar√≠a de los √Āngeles Pereira.



Comunicación cultural: Retos para las instituciones del sector

Por concepto, la comunicaci√≥n cultural es una rama de la comunicaci√≥n que trata de englobar o aunar todos los medios, c√≥digos, canales y mensajes que forman parte del sector cultural, con la finalidad de difundir la misi√≥n de los diferentes entes, al p√ļblico.

Aunque engloba a la promoción, la comunicación es una disciplina más amplia y muchas veces se confunden la una con la otra, de ahí que se incurra en errores en sus prácticas, si los límites entre la promoción y la comunicación no quedan claros por sus ejecutores y directivos.

Existen tres mitos en torno a esta disciplina definido por especialistas en el tema. Se piensa que la comunicaci√≥n no est√° vinculada a la fase final del producto cultural. Muy por el contrario, la comunicaci√≥n es una herramienta clave en la gesti√≥n de las relaciones entre las organizaciones y las personas que las conforman. Como consecuencia, est√° presente en todas las fases del marketing, desde el dise√Īo del producto cultural, hasta que √©ste llega al p√ļblico.

Asimismo, algunos aseguran que la gesti√≥n de la comunicaci√≥n se limita a la gesti√≥n de sus instrumentos (publicidad, relaciones p√ļblicas, etc.). Sin embargo, para conseguir una comunicaci√≥n eficiente, es necesario completar todos los instrumentos en una misma visi√≥n estrat√©gica, en la que esos instrumentos y las decisiones de la organizaci√≥n sobre el precio, la distribuci√≥n, la marca, etc., est√©n integrados.

Por otra parte, los objetivos de comunicaci√≥n no siempre son objetivos de ventas, porque la comunicaci√≥n puede enfocarse exclusivamente en la imagen de un producto en el mercado, informar sobre cambios y alcanzar a p√ļblicos de inter√©s estrat√©gico y/o social.

En nuestro país, en cada municipio, centro, consejo y empresa existe una persona capacitada que cumple la función de promotor cultural, y que afortunadamente está probando que promover es más que actualizar las carteleras promocionales y socializar la programación cultural con los medios de comunicación.

Pero no perdamos de vista que, aunque un promotor debe conocer las estrategias de comunicaci√≥n, nuestras instituciones culturales necesitan comunicadores, graduados en perfiles de Comunicaci√≥n social; que trabajen al un√≠sono con los promotores o necesiten, al menos, asesor√≠a profesional de los comunicadores cuando lanzan grandes campa√Īas para sus servicios y productos culturales.

Es una necesidad del país hoy actualizar estrategias de comunicación, desde todos los sectores, en especial en el de la cultura, porque la guerra que hoy se libra en las redes sociales también es una guerra cultural, y la comunicación tiene que ser escudo para la cultura.

 



Yusley Izquierdo y el reto de una radio crítica y propositiva

Yusley Izquierdo Sierra es un joven radialista, locutor y director de programas, fundador y coordinador del encuentro y concurso de j√≥venes radialistas La Vuelta Abajo, √ļnico de su tipo en la provincia, y adem√°s recientemente fue electo presidente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en Pinar del R√≠o.

Eres el director del programa¬†Hecho en Casa, una propuesta sabatina que est√° ganando audiencias y colaboradores, ¬Ņqu√© lo distingue?

“Hecho en Casa surge como proyecto de conjunto con la Asociación Hermanos Saíz. Necesitábamos un espacio para promover el quehacer de los jóvenes en Pinar del Río. Inicia en el verano de 2018 y ha estado siempre enfocado en la producción del arte joven cubano; para decir, debatir e intercambiar sobre temas culturales. Siempre hemos tratado de buscar contenidos diversos para que sea también un espacio de proposiciones, de proyectos.

“En 2021 pasa a formato de revista cultural y crece en tiempo. Ahora mismo cuenta con hora y media al aire, todos los sábados a través de Radio Guamá, desde las 3 y 30 hasta las cinco de la tarde.

“Con este formato el programa ganó muchísimo, porque además del debate se insertaron el reportaje y el comentario, a cargo de las periodistas Zorileidys Pimentel Miranda y Yanetsy Ariste, respectivamente. Creo que conseguimos unir la crítica de arte al periodismo cultural y eso fortalece muchísimo el programa y le ha valido el reconocimiento de los jóvenes escritores y artistas que sienten que tienen un espacio para dialogar, para fomentar el gusto estético en las audiencias, conocer y adentrarse en los procesos culturales y cómo se manejan en Pinar del Río; y para la promoción de la obra, porque reservamos un tiempo para eso también.

“Hecho en Casa se ha abierto a la propuesta de los asociados y así surgió la idea de Bitácoras, un segmento que Lázaro Prieto ideó como homenaje a exponentes de las artes visuales en Pinar del Río en ocasión del aniversario 35 de la AHS, el 60 de la Uneac y el 20 del Salón de Arte Joven. Eso acercó a los artistas que se veían lejos del medio por ser un solo sonoro, así rompimos estereotipos con la radio y la limitación con que las personas la perciben.

“Iniciando el 2022 estamos con una nueva entrega, Cuando cuentes cuentos, una propuesta de Yune Martínez, narradora oral, para contribuir desde la radio a no dejar morir esa tradición que se ha ido contando de generación en generación y forma parte de nuestro patrimonio.

‚ÄúY ojal√° siempre cuando termine una etapa de un proyecto individual vengan artistas con nuevos proyectos, porque eso enriquece much√≠simo el espacio y es la esencia de¬†Hecho en Casa: un programa que desde la radio permita que los artistas se sientan c√≥modos y sientan que esa es tambi√©n su casa‚ÄĚ.

Como gestor de La Vuelta Abajo, y como joven que ha crecido dentro del medio, ¬Ņqu√© crees necesita la radio hoy?

‚ÄúRepensarse, dinamitarse, remover todas sus estructuras de modo tal que le permita ser contempor√°nea, ir a la ciencia, investigar los procesos: se ha estudiado el receptor, no siempre al emisor. No se ha visto en qu√© condiciones produce el producto comunicativo, bajo qu√© rutinas, ideolog√≠as, cultura del trabajo, que todas constituyen mediaciones del producto que se est√° entregando. Hay que investigar esos procesos que determinan en gran medida lo que est√° al aire y c√≥mo lo reciben esos p√ļblicos, as√≠ como los procesos de retroalimentaci√≥n que no siempre se articulan.‚ÄĚ

¬ŅC√≥mo es la radio que quieres hacer?

‚ÄúPor contenidos, la gente busca informaci√≥n. Una radio que no sea repetidora de formatos de otros espacios, una radio donde se dialogue, una radio cr√≠tica, una radio donde la gente sienta y diga ‚Äėah√≠ se est√° diciendo lo que yo quiero decir‚Äô, una radio que no sea complaciente con determinados sectores de audiencia y s√≠ sea cuestionadora, propositiva. Una radio desde la que tambi√©n se pueda encontrar soluciones a los problemas que tenemos‚ÄĚ.

Yusley siempre quiso ser m√©dico, pero finalmente escogi√≥ ser trabajador social. Por esos a√Īos se inici√≥ en la radio en¬†Toque Joven, un proyecto escuela que conceb√≠a la inserci√≥n de un grupo de j√≥venes para promover lo que se hac√≠a desde diferentes sectores. All√≠ creci√≥ y se hizo director de programas en fechas m√°s recientes. Igualmente le apasiona la comunicaci√≥n social, una especialidad con un campo muy amplio, de la que se gradu√≥ en la universidad Hermanos Sa√≠z.

Desde tu experiencia como comunicador social, ¬Ņqu√© necesita el sector cultural en materia de Comunicaci√≥n?

¬†‚ÄúHoy se trabaja con el t√©rmino ‚Äėpromoci√≥n‚Äô, pero cuando hablamos sobre ‚Äėcomunicaci√≥n‚Äô estamos entendiendo los procesos de una manera m√°s amplia: desde esa interacci√≥n entre las instituciones que tambi√©n tributan a los procesos creativos, desde esa relaci√≥n que debe establecerse entre cultura y medios de comunicaci√≥n y entre las instituciones o el artista independiente y sus p√ļblicos. Todo est√° mediado por la comunicaci√≥n y hay que saber gestionarla. En tiempos de internet y redes sociales habr√° que investigar c√≥mo lograr una mejor coherencia en el trabajo de la cultura y cu√°nto le pueden aportar las ciencias de la comunicaci√≥n.

“Esas investigaciones deben estar marcando las rutas de la comunicación y de la promoción, que no siempre es compartir contenidos con etiquetas.

‚ÄúLamentablemente, a veces no se tiene lo material y financiero para hacer todo lo que se debe, ni el recurso humano debidamente capacitado. Pinar del R√≠o posee la desventaja de no contar con una formaci√≥n de profesionales en la comunicaci√≥n social y aunque s√≠ existi√≥ la carrera por curso para trabajadores, los egresados no siempre regresaban a sus puestos de trabajo armados de elementos te√≥ricos que permitiesen transformar esa realidad donde estaban, no siempre se exigi√≥ tampoco‚ÄĚ.

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, una organizaci√≥n a la que te has dedicado casi por entero, de la cual eres su presidente en la filial pinare√Īa: ¬Ņqu√© proyecciones de trabajo tiene para este 2022?

 “El reto está en promover la obra de los Hermanos Saíz que son nuestros coterráneos y tenemos la responsabilidad de hacer que su obra se conozca en Cuba y se promueva desde el arte que hacen nuestros miembros.

“Tenemos también el reto de ser espacio para el diálogo franco, sincero, pero responsable, comprometido con el proyecto social que entre todos construimos.

“El reto de ser una organización de vanguardia, para el pensamiento, que rompa con los estereotipos y las etiquetas que se le han establecido a los jóvenes y que sea capaz de demostrar la madurez, el compromiso de quienes militan en ella.

‚ÄúTenemos el encargo de hacer que la AHS se visibilice como esa vanguardia del arte joven cubano en el contexto pinare√Īo‚ÄĚ.

 

(TOMADO DEL PORTAL DE LA RADIO CUBANA)



Ink Factory para legitimar el tatuaje desde Pinar del Río

La 4ta edición del evento de tatuajes Ink Factory, gestado desde la Asociación Hermanos Saíz en Pinar del Río, resultó un espacio para legitimar el tatuaje como arte.

Hablamos de una tradici√≥n de m√°s de 5000 a√Īos en la historia de la humanidad y en todas las culturas, desde Ocean√≠a hasta Am√©rica, con valor etnol√≥gico, antropol√≥gico y un significado psicol√≥gico para quien se lo hace.

Fotos de Jaliosky Ajete
Fotos de Jaliosky Ajete

Y a√ļn as√≠, durante siglos, sobre el arte en la piel han pesado los estigmas. Es quiz√° la √ļltima centuria la que le ha abierto paso en galer√≠as y museos para exponer maquinarias involucradas en el proceso y los tatuajes en s√≠, ya sea en fotograf√≠a, performance, video, etc.

El Ink Factory autentic√≥ esta expresi√≥n pl√°stica con sesiones de trabajo diurnas de viernes a s√°bado y muy buena acogida por parte del p√ļblico. Participaron tatuadores de varias provincias con dise√Īos propios; por lo que el evento destac√≥ tambi√©n las dis√≠miles est√©ticas que confluyen en la contemporaneidad.

Desafortunadamente, esta edici√≥n del Ink factory no pudo contar con talleres o un ciclo te√≥rico para discursar sobre tem√°ticas tan atractivas como la historia del tatuaje en Cuba, las limitaciones materiales del tatuaje ante la crisis econ√≥mica o el marco legal de su pr√°ctica, que arrojar√≠an luz a la interrogante: ¬ŅEs posible hablar de un tatuaje cubano? Al mismo tiempo captar√≠a la atenci√≥n de otras audiencias que se acercar√≠an con esp√≠ritu acad√©mico.

Fotos de Jaliosky Ajete
Fotos de Jaliosky Ajete

No obstante, el evento corrobor√≥ una verdad consabida: tatuar es un arte. El dise√Īo de un tatuaje lleva altas dosis de creatividad y conocimiento del color y la composici√≥n. No todos los tatuadores son artistas, porque imitar un dise√Īo concebido por otro y/o descargado de Internet, no es crear; aunque lamentablemente esta pr√°ctica ocurre con frecuencia para satisfacer al cliente que llega al estudio de un tatuador con el boceto de lo que quiere hacerse.

El tatuaje es arte cuando es una obra original y su art√≠fice interpreta la realidad plasm√°ndola mediante recursos pl√°sticos. En este caso, las tintas recrean vol√ļmenes, atm√≥sferas, composiciones arm√≥nicas. Nadie duda que, como cualquier obra de arte, tambi√©n tiene un valor coleccionable y puede alcanzar alt√≠simos valores en dependencia de la complejidad del proceso.

Fotos de Jaliosky Ajete
Fotos de Jaliosky Ajete

Con esas motivaciones y atractivas propuestas visuales que beben de códigos culturales diversos, los tatuadores tomaron por cuarta vez el predio vueltabajero en el Ink Factory, probando que en la Isla emergen nuevos escenarios y talentosos artistas en el ejercicio del tatuaje.



Salón Tiburcio Lorenzo: un espacio de legitimación para el arte joven

Vuelve el salón Tiburcio Lorenzo al escenario vueltabajero para vislumbrar la heterogeneidad de tendencias que nutren nuestra plástica hoy. Nunca el arte ha sido esclavo de dogmas y cada artista es un universo ingobernable de ideas.

Crear es subjetivizar la realidad, revalorarla con criterios propios para dar vida a nuevas realidades que revelan las im√°genes del mundo del artista, inconscientes y consientes. El arte es eternamente subjetivo, precisamente porque existe una variedad inconmensurable de temperamentos.

En nueve piezas, el Tiburcio nos devela esa variedad, inscrita entre generaciones y estilos. He aqu√≠ un Juan Jes√ļs Murquier que esmalta sobre el lienzo los vericuetos de una personalidad que no resulta ajena, perfilando una ejecuci√≥n inteligente que toma de la psicolog√≠a o va hacia ella.

Daniel Fern√°ndez Padr√≥n fabula dentro del m√°s ordenado neosurrelismo colorista; el desbordamiento figurativo y simb√≥lico de su producci√≥n es un gusto. Leisy Marrero, cronista del lente, ha apelado a sujetos infantiles para sensibilizar la imagen en blanco y negro. Lleva a√Īos trabajando con el obturador y ha demostrado, como la joven Lisandra Carrodegua, que la fotograf√≠a no es un oficio solo de hombres en Pinar del R√≠o.

V√≠ctor Manuel Guerra Arteaga sugiere en su lienzo la perversi√≥n de la inocencia con un aire que resulta inc√≥modo e interpelativo al espectador. De ah√≠ la maravilla en su trazo, que si bien es acad√©mico tambi√©n es muy contempor√°neo. En L√≠nea de la vida, Miguel √Āngel Couret ha sintetizado la cronolog√≠a de cualquier existencia. Es un simbolista que aprovecha la significaci√≥n del objeto (sill√≥n, silla, mueble) para narrar.

 

Erick M√©ndez sale de los convencionalismos del retrato con destreza para aprovechar la multisensorialidad de la t√©cnica mixta. Marcos Gonz√°lez Yaber usa en Tiempos de Erosi√≥n las cualidades del metal envejecido y otras texturas, apoyando conceptos ontol√≥gicos del ser humano concernientes al desgarramiento o la deshumanizaci√≥n. Mientras, Marcelino D√≠az Fabelo expone otra de sus abstracciones monotipias con efervescente gama. A fin de cuentas, ¬Ņqu√© es el arte, en primera instancia, sino un souvenir para el esp√≠ritu?

El sal√≥n Tiburcio Lorenzo contin√ļa sirviendo de ojeada a la producci√≥n pl√°stica de los artistas. Especialmente los j√≥venes, lo asumen como un espacio de legitimaci√≥n, y por ello, este a√Īo, el n√ļmero de creadores noveles igual√≥ al de miembros de la Uneac, con propuestas frescas dentro del bad painting, la abstracci√≥n y la pintura acad√©mica.

A través del evento, la Uneac se convierte en marchante y promotora cultural, ambas prácticas detonan la producción artística, en un periodo en que el mercado para el arte cubano parece dormir.

 



Paranoia en la Sala Real

La buena fotograf√≠a llama la atenci√≥n sobre s√≠ misma, es un pante√≥n de visualidades en el que cohabitan discursos. Atrapa y sacude. Paranoia cumple esa m√°xima. Ernos Naveda y Barbarito Walker se han unido en la galer√≠a Sala Real para exorcizar, desde el lente, el pandemonium de la ignorancia: la sentencia de que ‚Äúlo nuevo‚ÄĚ es inmaduro‚Ķ porque el arte joven no tiene bridas y no permite ser espoleado.

He aquí una fotografía que genera diversas capas de experiencias desde la composición y lo insinuado. Se puede leer a través de los distintos planos expresivos; revela historias y personajes.

 

Naveda es un provocador: cataliza la violencia, la lascivia, construye el miedo y lo venera. Ha dicho que su serie, El beso rojo, ‚Äúes un dolor en el pecho, una necesidad de explotar, crear; un desnudo en im√°genes. Es amar todo lo que puede ser rechazado o cuestionado.‚ÄĚ

Toma la realidad, la intensifica exponiendo el lado oscuro de la razón, con un apetito deshonesto y perturbador. Convida a la agresión contemplativa, porque el espectador es un cómplice voyerista.

Su fotografía es teatral. Ernos Naveda es un dramaturgo visual que manipula y recrea escenarios; sus sujetos fotografiados se vuelven actores a merced de un erotismo sin censura, como pretexto para discursar sobre violencia de género, cosificación y mercantilización del cuerpo.

 

Walker es un documentalista. Las imágenes, suscitadas por la novela Memorias del subdesarrollo, traducen su contexto cultural, el aquí y el ahora. Sergio es su alter ego; pensado en él y su telescopio, Walker salió con su cámara a cazar realidades tropezadas. Es un testimoniante. Trae diversos personajes de la pluralidad de isla que somos, con o sin poses; porque la pose es también una actitud ante la existencia. Estamos habituados al subdesarrollo; el fotógrafo solo lo explicita.

La psicología de los sujetos es uno de los elementos más explotados. Sergio es un diseccionador de la sociedad, Walker puede serlo también. Antes de presionar el obturador conversa con las personas, establece una compenetración espiritual que lo ayuda a apropiarse de la energía del momento. Hay en su obra un aliento filosófico y una forma poética de descubrir el contexto social.

Paranoia expone, desborda, increpa. Conecta con el p√ļblico porque apela al inconsciente, al hecho √≠ntimo y punible o al hoy colectivo. Es una fotograf√≠a que reci√©n emerge pero se abre paso en la palestra con la fuerza pujante del derrumbamiento.



La Vuelta Abajo: un espacio para mantener joven la radio

Con el objetivo de discursar sobre la radio en Internet y la producción de podcast como producto audiovisual para la red de redes, inició este miércoles la novena edición del Encuentro y Concurso de jóvenes radialistas, La Vuelta Bajo; un evento organizado desde la filial vueltabajera de la AHS y la emisora provincial radio Guamá.

Cuando se habla cada vez m√°s de la exhibici√≥n de contenido¬†¬†dotado de las caracter√≠sticas propias del¬† medio radiof√≥nico en Internet mediante streaming; y del podcast como una alternativa al universo anal√≥gico, La Vuelta Abajo dedica su convocatoria a tratar estos temas. Por tanto, es un evento que marcha a la par de las tendencias comunicativas; y, sobre todo, est√° pensando en el futuro del medio y en sus p√ļblicos no solo como oyentes sino como internautas.

En esta jornada fueron tratados otros temas como la paternidad responsable a cargo del periodista Jes√ļs Mu√Īoz, representante de la red iberoamericana y africana de masculinidades; y Tamara Rend√≥n, especialista del Cenesex, ejemplific√≥ el lenguaje inclusivo en los medios de comunicaci√≥n.

Mu√Īoz enunci√≥ c√≥mo las campa√Īas comunicacionales est√°n orientadas m√°s a destacar la maternidad; y cuando abordan la paternidad lo hacen, preferentemente, desde esquemas tradicionales de familias.

Por su parte, Rendón, explicó los avances que tiene Cuba en materia de derechos sexuales y ofreció términos y modos del lenguaje para abordar y defender los derechos de la comunidad LGBTIQ+ en los medios de comunicación.

Asimismo, no faltó el mensaje de fraternidad de la Asociación Mundial de Radio Comunitaria para América Latina y El Caribe, en la voz de su vicepresidenta, la colombiana Mónica Valdés.
Ma√Īana ocurrir√° la premiaci√≥n de las obras radiales en concurso y quedar√° lanzada oficialmente la convocatoria a la d√©cima edici√≥n del encuentro.