¿La ética lo es todo para Annie Garcés?

Cuando leí en internet la noticia falsa de que Annie Garcés ,cantante y presentadora de la televisión cubana había emigrado de Cuba ,encontré absurda la aseveración ya que un día antes coincidimos en un espacio teatral.En vez de prestar oído a los que quieren tergiversar la realidad,prefiero conocer más sobre la joven cantante.

¿Cuándo debutaste en los medios de comunicación?

A los cinco años representé a la Isla de la Juventud en el concurso Cantandole al Sol.En el municipio especial fui presentadora del programa radial LHD ,en una sección que se llamó:Pitufeando,de Radio Caribe,labor que realicé entre los 6 y los 8; más tarde me decidí por la música y comencé a estudiar flauta en la EVM,graduándome del Conservatorio Guillermo M.Tomás de Guanabacoa.A partir de los 17 comencé a asistir a los programas Mediodia en TV y Hola Habana como cantante,familiarizandome con el medio televisivo.Años después conduje los programas:“Entre Manos” junto a Mauricio Figueiral y “Nuestra canción”,este último dirigido por Maritza Dechapelle en el Canal Educativo,hasta integrar Cuerda Viva, propuesta que incluye a músicos entre sus presentadores,atendiendo a la amplitud de géneros musicales que abarca el espacio.

¿Cómo ha sido tu experiencia al iniciar el curso de Habilitación de Locutores  convocado por el Centro de Estudios de la Radio y la Televisión?

Es una oportunidad que esperaba hacía tiempo.Integro una selección de 40 estudiantes,de casi 200 aspirantes.Se trata de un curso que cuenta con un claustro de profesores de alto nivel.El Centro ofrece el equipamiento de radio y televisión necesarios para nuestra formación y estoy muy satisfecha con mis compañeros, el ambiente tan positivo que se crea y sentirme parte de un aula .Al recibir la asignatura de voz y dicción con la profesora Ana Rojas y la doctora Telma Pazo ,tuve la oportunidad de adquirir conocimientos muy útiles también para mi carrera musical y que me revisaran las cuerdas vocales.

¿En qué estado encontraron tus cuerdas vocales?

Las cuerdas las tenía con un poco de sobreuso,lo cual es algo usual en mi.El cantante debe dormir la mañana y calentar cuando vaya a actuar pero yo hago actividades artísticas matutinas en algunas ocasiones y la misma vorágine de la vida te lleva a resolver cosas a cualquier hora del dia.

¿Eres de esas personas que no saben negarse ante cualquier petición?

Pienso que sí y eso me ha traído problemas,incluso en mi carrera.Poco a poco aprenderé a decir no cuando sea necesario,ese es uno de los retos más importantes para cualquier persona.

Ofreciste un concierto con canciones de Silvio Rodríguez en el Museo Nacional de Bellas Artes recientemente,el cual resultó muy elogiado por la calidad vocal y el buen gusto en la selección del repertorio,¿cuándo podremos verlo en la televisión?

Fue un concierto acústico en el que me acompañó Rashid López,director de Trovaroco y está listo para ser trasmitido por el Canal Clave.

Desde hace más de cinco años eres una de los presentadores del programa televisivo Cuerda Viva, ¿disfrutas formar parte ese equipo?¿cuál ha sido tu mayor reto como presentadora?

Me siento muy orgullosa de integrar Cuerda Viva porque este espacio ha logrado reflejar la música alternativa y la labor de los jóvenes músicos cubanos.Con la dirección general  de Ana Rabasa estamos realizando la campaña por los veinte años del programa.En Cuerda Viva he visto crecer artistas y es muy lindo acompañar a mis colegas en ese proceso,no solo como músico sino también entrevistándolos.La labor como presentadora me exige ser capaz de comunicar y estar informada,compite con mi desempeño como cantante porque me gustan las dos especialidades.El mayor reto que he enfrentado hasta ahora fue asumir la responsabilidad de maestra de ceremonias en la graduación de la Universidad Agraria de La Habana (ISCA),junto a Froilán Arencibia.Sufro ataques de pánico antes de salir a escena, me pregunto qué hago allí, los nervios nunca desaparecen,pero creo que experiencias como esas te hacen crecer y he podido  compartir distintos momentos con Froilán,quien es uno de los profesionales y periodistas que más admiro dentro del mundo de la locución por su trayectoria y carisma.

La trova asume el protagonismo en tu labor interpretativa,¿por qué incluyes ese género en tu repertorio?

La cancionística cubana es la base de mi carrera pero la trova es lo que soy.Cuando hago conciertos trovadorescos no pueden faltar:La Bayamesa,Pensamiento,Perla Marina.En espectáculos nocturnos incluyo canciones como Sábanas Blancas,con arreglos que se adecuen al formato que exige la ocasión.

¿Qué connotación tiene para ti participar en el próximo estreno del espectáculo teatral “El canto de la guitarra”?

Es un sueño.Siempre he estado cerca de Teatro Pálpito,es una compañía que mi hermano mayor integró  y en la que mi mamá trabaja como promotora hace más de 10 años.Su director, Ariel Bouza, ha estado presente en importantes momentos de mi vida y me siento como en casa,acompañada de los músicos con los que trabajo. Participar en “El canto de la guitarra”, versión de un cuento que mis padres me leían mucho en mi infancia es una gran bendición que además, va a ayudarme en mi proyección escénica y abre una nueva arista en mi carrera,la actuación.

¿Puedes referirte a tu labor como compositora?

Estoy grabando un disco titulado:“Búscame tú”,acompañada por mi banda y producido por Christopher Simpson, quien además es nuestro director musical.Incluye seis composiciones mías y cinco de colegas muy cercanos.El título fue tomado de una canción que me regaló Eduardo Sosa, y pretende que las personas se motiven a conocer mi esencia como ser humano.Lo más importante que tiene esta creación discográfica es la colaboración con el Premio Nacional de Música,Beatriz Márquez, al interpretar juntas un bolero de mi autoría.Me encuentro en un momento muy creativo,he compuesto tres canciones para el espectáculo El canto de la guitarra y le estoy dando canciones a otros colegas para que las interpreten.Bis Music me incluyó como autora en el disco “Sueños diminutos”,de música infantil y también disfruto la composición por encargo,razón por la que unida a Christopher Simpson escribí un tema para la telenovela “Tan lejos y tan cerca” .Al ser la voz de la gata Mini en un proyecto audiovisual de animación,estoy involucrada en otro álbum de Bis Music y los Estudios de Animación del ICAIC;la intención de esta producción responde al concepto de que, al incluír  géneros actuales como la música urbana,los niños puedan bailar con estas propuestas en las fiestas infantiles.

¿Te gusta trabajar para los pequeños?

Me encantan los niños y entrar en su mundo.

¿Se encuentra la maternidad en tus planes inmediatos?

Ya me siento preparada para ser madre y cuando llegue un bebé,va a ser recibido con todo el cariño.No lo estoy buscando aún pero si llega va a ser bienvenido.

El mundo de la trova cubana se vió sacudido hace unos meses por denuncias en las redes sobre abusos y violencia de género,¿has sentido ese abuso sobre ti en alguna ocasión?

Mi experiencia personal es que siempre he recibido el respeto de mis colegas;con 15 años ya participaba en la peña de Pepe Ordaz, compartiendo escenario con importantes trovadores.Nuestro país se concientiza cada vez más sobre los valores del feminismo, tenemos derecho desde hace muchos años al aborto y a la igualdad salarial ,a diferencia de otros paises,no obstante considero que debemos concientizar a nuestras niñas en luchar por sus derechos y el respeto a su integridad,educando también a los varones en esos valores.

¿Qué comportamiento le otorgas a la ética del artista en su proyección social?

Creo que la ética lo es todo,no solo en el arte,sino también en la vida.Primeramente hay que ser fiel y tener ética con uno mismo.Si haces concesiones para quedar bien con otros ,no quedas bien ni con ellos ni contigo.Vivimos tiempos difíciles y respeto la decisión de todos, pero me hiere que respecto a mi circulen fake news que me denigran injustificadamente por lo que pido al público que no crea todo lo que pueda circular en internet.

 

(TOMADO DEL PORTAL DE LA TELEVISION CUBANA, AUTORA Valia Valdés)


Cleilys Aurora Benítez Castro: «aprendiendo a serle fiel»

En su esencia más obvia, Cleilys Aurora Benítez Castro es un ser que ilumina por donde gravita. Su sonrisa es la antesala de un modus operandi colaborativo y empático. De carácter sanguíneo, es difícil verla apagada o en semipenumbras. Siempre afable, con una respuesta feliz en los labios, no pareciera tener un rostro gris.

Aunque es preferible no buscarle las cosquillas.

Como músico, domina varios instrumentos. Si su pasión es otra, no lo sabríamos nunca. Todo en ella es musical. Y todo tiene líneas y figuras rítmicas. Su cara es también el proemio de la mejor cantata de Bach, aunque sus manos acaricien el cuero de los bongoes como si hubiese nacido en las mismas islas Hawái al son de un ritual.

Verla en las actuaciones con Motivos personales es una visión que se agradece y complementa las otras espectaculares muchachas del grupo. Junto a Santa Massiel Rueda, se ha ganado un lugar en la historia de la música avileña.

Es intrépida. Parece no tenerle miedo a muchas cosas. Por eso coordinar con ella cualquier evento artístico es un anticipo del éxito. Casi nunca dice que “no” a lo que lleva un “Sí” como respuesta. Porque le gusta que el mundo sea movible.

Antes de ser publicada esta entrevista, la vi partir con sus compañeros de guerrilla hacia las Romerías de mayo, en Holguín. Allá será mucho lo que tendrá que aportar. Y aprender.

Desde que la conocí, mucho antes de soñarse ella misma como parte de la presidencia provincial de la AHS, jamás imaginé deberle tantos favores y demasiadas alegrías.

No me arrepiento. Y estar en deuda con ella es una de mis dichas.

Como mismo lo es que esta recién ratificada presidencia cuenta con su presencia para seguir adelante. Esta es una señal inequívoca de que la membresía avileña aprecia sus dones y admira su tenacidad, su compromiso.

¿Qué han significado estos años de vicepresidencia para ti?

Han sido de suma importancia. He aprendido a fondo de que va el trabajo en equipo, he crecido como persona, he visto y admirado cuán creativo podemos ser incluso en circunstancias adversas; y, lo más importante, que no deja de ser difícil, pero es bello, he aprendido cómo se dirige una organización tan hermosa como esta.

¿Crees que los miembros han sabido responder a todas las propuestas culturales y las convocatorias que desde la AHS han lanzado para ellos?

No voy a generalizar, pero sí te diré que en Ciego de Ávila pocos miembros hemos sabido aprovechar las convocatorias que la organización pone a nuestro alcance y me refiero, por ejemplo, a las becas y premios que otorga la AHS en cualquier manifestación; y ese beneficio que es como decimos en el vocabulario del buen cubano, “oro molido”, no lo estamos aprovechando como debiéramos. Muchas veces por morosidad, desconocimiento o por el simple hecho de escribir un proyecto y presentarlo para optar por alguna de ellas, lo estamos dejando pasar.

¿Eres música de escuela? ¿Qué vínculos te unen a la trova, a la buena música?

 Soy Instructora de Arte de la especialidad de música. A la trova me une su manera de decir, desde niña, aún sin entender qué era lo que en realidad me hacía interesarme por ella, quizás fue porque siempre tuve claro lo que quería ser (músico). Siempre me ha gustado esa psicología del arte que se interesa por el cómo se hace, desde la canción de autor hasta su armonía; me gusta lo que representa; me identifico con ella y bueno, cómo no decirlo, me unen a ella también los amigos. Es un género que admiro, respeto y defenderé siempre.

¿Eres como otros directivos de la AHS que no consiguen desligarse en casa de la labor de la presidencia?

Si, soy así. Es increíble cómo me cuesta desligarme, siempre estoy pensando en el cómo hacer o cómo resolver, a veces todos en casa duermen y aún converso por chat con mis compañeros sobre la AHS. Incluso contigo, sobre esta entrevista. Es que la Asociación Hermanos Saíz es mi casa también, y mis colegas, mi familia.

¿Cómo has logrado llevar la maternidad y todas tus otras responsabilidades en la AHS?

Es difícil, más no imposible. He tratado de llevar las dos cosas a la par, sin descuidar ninguna de las dos. Soy de las que piensa, y doy por hecho, que un hijo no es impedimento para realizar tus tareas, sueños o profesión, solo doblegar tu esfuerzo y, de alguna manera, creo que lo estoy logrando.

¿Qué crees del sentido de pertenencia?

Bueno, el sentido de pertenencia se inicia desde la familia que es el primer grupo al que uno como sujeto pertenece. Poco a poco, vas aprendiendo a serle fiel y con el tiempo esa fidelidad se va fortaleciendo, haciéndote sentir más seguro, aumentando tus sentimientos hacia ese grupo, en este caso, la familia. Y es lo que me pasa con la AHS, que es la organización con la que me identifico. Es como mi familia; creo. Creo no, estoy segura que el sentido de pertenencia es lo que nos hace estar dispuestos a continuar.

¿Consideras que la AHS avileña ha sabido mantener un espíritu revolucionario en todo su significado?

 Sí, ha sabido mantenerlo, es solo volcarse y mirar cómo el trabajo realizado ha ido en ascenso y siempre que reúna a jóvenes comprometidos y entregados al arte, será algo revolucionario.

 


Gran Fiesta del JAZZ en Cuba por Festival Matanzas-2022

Una gran fiesta del jazz con grandes conciertos para Cuba y el mundo, con la presencia de la rumba, constituirá el V Festival jazzístico Matanzas-2022 en esta occidental ciudad, ratificó hoy aquí el comité organizador.

A juicio del destacado y joven pianista cubano Alejandro Falcón, vicepresidente del grupo gestor, resulta un privilegio contar en el país con excelentes cultores y agrupaciones de este género musical nacido a finales del siglo XIX en Estados Unidos.

Falcón anunció para esta quinta versión a talentos como Ruy López-Nussa y La Academia; Emilio Vega y su grupo Paso al frente; al maestro de la trompeta Roberto García. al bajista Rafael Balceiro, así como a Maykel González (trompetista) con un concierto de su reciente discografía con el sello Colibrí.

La gala inaugural será el próximo viernes 29 de abril en la Sala de Conciertos José White con la actuación de las agrupaciones rumberas Afrocuba y Los Muñequitos; el trío Mestizaje, dirigido por Miguel Ángel Zulueta (Miguelón), y Falcón con su colectivo Cubadentro.

Están previstos en la cita, programada hasta el 1 de mayo, de recitales nocturnos antesalas en la sala White con la Banda provincial de Conciertos, dirigida por Duliesky Diez y el 29, y en la sede aquí de la filial de la Unión de Escritores y Artistas con Ashé Olorun Band.

Este evento, que será presencial y se transmitirá vía online, tendrá también como subsedes el Patio Colonial de la Asociación Hermanos Saíz, los portales del Teatro Sauto, y el Paseo del río San Juan en la calle peatonal Narváez.


Gana Dúo Iris certamen de interpretación del San Remo Music Awards Cuba 2022

El jurado tomó la última decisión: el Dúo Iris es el primer premio en el certamen de interpretación del San Remo Music Awards Cuba 2022 tras cuatro galas donde cada uno de los 16 finalistas demostró por qué merecían esa oportunidad.

El segundo lugar fue para Alejandro Padrón. Seguido, en el tercer puesto compartido se ubicaron Dayris Álvarez y  Saheed Mohamed.

El público decidió y el Premio de la Popularidad fue para Ana Marian con más de 9 000 votos. Por su parte, Aníbal Ramos se llevó el lauro de la prensa. El periodista Pedro de la Hoz, presidente del jurado de este apartado, reconoció a Camila Daniela por la calidad de sus composiciones.

A inicios de la gala despidieron a cuatro de los diez finalistas: Ary, Yaran, Rosalía y Aníbal. Del San Remo se van con la experiencia y muchas puertas abiertas, además del calor del público.

En el transcurso del espectáculo los concursantes defendieron sus temas como cada noche: Dairys Álvarez (Quiero ser el mismo), Nile (Te espero), Alejandro Padrón (Píntame), el Dúo Iris (Cauce), Ana Marian (Sálvame) y Saheed Mohamed (Arráncame la voz).

El Dúo Iris puso el punto final a la última gala de competencias, con Cauce, una canción que toca vibras y llega al corazón.

 

(Articulo de la autoria de Thalía Fuentes Puebla, Andy Jorge Blanco Tomado de Cubadebate)

 

 

 


Trackeando: el arte de rimar y bailar en casa

Surgido en la mitad del siglo XX en los Estados Unidos como un modo de expresión, el rap trascendió fronteras y culturas hasta convertirse en un suceso que hoy forma parte importante de la industria de la música a nivel internacional; sin embargo, mucho trabajo queda todavía de este lado del mundo donde crecen los seguidores y poco son los lugares o productos disponibles para disfrutar del género.

En Camagüey el hip hop se ha buscado un sitio; no obstante, es común que fuera de los eventos o peñas habituales generadas por la Asociación Hermanos Saíz, u otros espacios, se pierda el ritmo y la rima nutrida de vivencias cotidianas.

En el camino de deconstruir estereotipos, que incluyen desde visiones marginales hasta la criticada presencia de la mujer, va hacia adelante la filial agramontina con el Festival de Rap Trackeando: inclusivo y con ganas de despertar la cultura hip hop en Camagüey y, además, recuperar los resultados que con anterioridad ostentaba la provincia.

En ese empeño, cada año, jóvenes de diferentes regiones del país forman parte de las iniciativas que los cultivadores del estilo musical proponen para aumentar el interés de quienes encuentran en talleres, descargas y noches de conciertos una oportunidad para compartir disímiles experiencias.

Sucedió así en esta edición 16. Estuvieron presentes no solo raperos y bailarines, sino que las alianzas llegaron hasta la novedad de ofertar productos relacionados con la cultura underground, cortesía de IO Cool Grafik y el diseñador camagüeyano Luis Omar Álvarez, quienes obsequiaron, además, el trofeo al ganador del torneo de baile.

De igual manera, Djs de la localidad acompañaron el evento que aboga por la variedad y la presentación de este tipo de arte, poco promocionado dentro del panorama musical cubano, como un espectáculo plegado de varias manifestaciones que conforma un solo lenguaje.

En la primera noche quedó definido el triunfador de Hora de Batalla: Jairo Michel Valera Cruz, el Cuatro, de solo 15 años de edad, quien desafió a los más experimentados y sacó de la zona de confort a unos cuantos gallos de pelea con prestigio en las peñas habituales de la Casa del Joven Creador.

Como reconocimiento por las habilidades demostradas y el recorrido para llegar al torneo, los patrocinadores Estudios Alma Record y Fango Record, integrados por los músicos Dawlyn Aldana y Leider Hernández Esteban, premiaron al MC con la posibilidad de grabar un tema musical y un video promocional en estudio de manera gratuita.

Asimismo, reconocidos miembros de la escena del rap y el hip hop cubanos, parte del jurado del freestyle en improvisación, se sumaron al estímulo y anunciaron que también apoyarán la carrera musical de Jairo Michel.

De igual manera, sobresalió en esta décima sexta “temporada” de Trackeando la segunda edición del Top One Fihgt, certamen que contó en una etapa clasificatoria con más de 40 bailarines de toda Cuba, de los cuales 16 fueron seleccionados por la versatilidad de estilos y calidad técnica.

La batalla constituye la antesala de otros eventos con carácter nacional y se integra en el circuito de competencias de freestylers del país, proceso que sirve de motivación para quienes transitan por este camino, con no pocos obstáculos, como la holguinera Elina Claudia Arévalo Rubio, Nina, única mujer clasificada para la más reciente edición del torneo de baile urbano.

 

En esta ocasión, Jesús Contrera Coma, conocido artísticamente como Lil Pop, se alzó con el primer lugar de la competencia, lo cual genera mucha expectativa y masividad aun cuando la cultura del hip hop está bajo la mirada de lo «alternativo» y tiene mayor dificultad para la comercialización de productos que también pueden ofrecer un espectáculo de calidad.

Es así que el Festival de Rap Trackeando se reafirma como una oportunidad para la superación colectiva y el enriquecimiento de un movimiento que muestra, desde la Asociación Hermanos Saíz en Camagüey, la poesía y el talento escondidos en nuestras calles.


Sueños cumplidos

La canción de Jesús Ricardo Pérez Cecilia no necesita de progresiones armónicas complejas ni que esté cargada de una poesía a lo Gastón Baquero o Lezama Lima. Ni su voz necesita tener otro color, matiz o técnica. Ricardo tiene las condiciones para ser, en un futuro no muy lejano, ese trovador imprescindible que seguirá cumpliendo sueños.

No recuerdo cómo llegué a su canal de Telegram llamado Inmensidad. Lo cierto es que apenas escuché su canción Pedazo de lluvia, me dije, “aquí hay un trovador en potencia que dará mucho de qué hablar”. Automáticamente me convertí en uno de sus 171 suscriptores.

La avidez musical siempre me desvela. Cuando algo me llama la atención no descanso hasta tenerlo de este lado, en mi mundo. Y hacer, mío, su arte. Telegram te permite escuchar y descargar. Y como soy un comilón de la buena música, fui descargando cada una de sus piezas musicales.

Así llené mis alforjas con los temas, Inmensidad, Alma de lobo, Eva luna, En pleno otoño, La canción que falta, y otras. Cuando terminé, ya era un fan agradecido y feliz de la obra de Cecilia, uno de esos trovadores cubanos que tiene tres nombres y es tan joven como el alba.

Le escribí a la amiga Santa Massiel Rueda, presidenta de la AHS avileña y trovadora. Estaba ansioso porque lo escuchara si es que ya no lo había hecho. Quedó maravillada. Intercambiamos algunas consideraciones que ahora no vienen al caso, y todo quedó zanjado. “A este muchacho hay que traerlo a Ciego, a mi peña o a otro espacio”, me dijo. Santas palabras.

Me regresé a la canción de Ricardo como quien vuelve a casa luego de una batalla campal contra los enemigos de Rusia.

Primero me llamó la atención su voz. Era hermosa. Con un timbre más bien agudo, que nos da esa sensación de algo etéreo, por encima de todo. Y es que en la música, la tesitura más bien alta tiende a dar una referencia espacial. Y los tonos bajos, más terrenal, como de base. Por eso se crea ese equilibrio armónico tan perfecto.

Otro de los elementos de este trovador que me impresionaron fue su dicción. Parecía un profesional de la locución, un artista del ejercicio corporal, de la construcción escénica. Eso es esencial para el ejercicio del comunicador. Y el que hace arte está comunicando algo personal. Por eso tiene que hacerlo de la manera más diáfana posible, ya sea en la forma o a través del contenido.

Cuando ya se estaba anunciando el Encuentro Nacional de Jóvenes Trovadores, Trovándote 2022, y vi el nombre de este tunero en el programa, supe que tendría la oportunidad de conocerlo cara a cara e ir tramitando esta entrevista.

Así llegamos al día del abrazo amistoso y de las palabras afables que solo habíamos intercambiado vía Facebook y Telegram.

Surge entonces este diálogo y, creo, una amistad hermosa.

En el transcurso del evento fui captando las opiniones de los otros trovadores sobre Cecilia. Así podía comparar mi valoración y regresar los pies sobre la tierra en caso de haberlo sobrevalorado. Pero nadie dijo algo distinto de lo que ya pensaba. Veían en este joven una promesa para la trova tunera.

Solo el tiempo dirá el desenlace de esta historia. Son muchas las preguntas que ahora mismo me hago. ¿Llegará a ser el trovador que ya todos esperamos? ¿Torcerá el camino y con ello, el rumbo? ¿La historia de la música cubana será benévola con él?

—Eres miembro de la AHS en Las Tunas, ¿desde cuándo?

—Cuando me licencié del servicio militar empecé a tomar más en serio el hecho de componer canciones. Entonces iba a ir a las peñas de trova que se hacían en la AHS de Las Tunas. Frecuenté estos espacios y comencé a tener relación con el trabajo que hacía la gente de esa organización y es, entonces, que empiezo a hacer el proceso para el crecimiento, pero por teatro. Eso fue en abril de 2019. Me hago miembro por artes escénicas ya que formo parte del grupo Teatro tuyo, en el que hago la música grabada y en vivo. Ha sido mi mejor escuela. Actualmente, soy parte de ese grupo, profesionalmente. Pero tenía la necesidad de cambiarme de sección. No sentía que estaba dando lo mejor de mí en ella porque en realidad, lo mío es la música. Hasta que un tiempo después, logré pasarme para la sección de Música. Y comencé mi propia peña de trova, Luna creciente, que se mantiene de todas las maneras posibles. Cuando no es presencial, por este tema tan complicado como la Covid-19, la hago por Telegram.

—¿Qué significa ser parte de esta organización?

—Desarrollo mediante el crecimiento profesional y el intercambio también con otros artistas, que eso también es fundamental. Ha hecho que nuestra obra y que nuestro trabajo y que nuestro sentir se conozca, crezca, se desarrolle. Y eso para mí es importantísimo.

  • ¿Además de hacer música?

—Trabajo también en el telecentro de Las Tunas. Soy presentador y en la radio. Ese es mi trabajo. No paro. Básicamente no puedo estar sin hacer algo, sin sentirme útil y dar lo mejor de mí.

—¿La familia?

—Lo más grande. Y mi niña de ocho años, Eva Luna. A quién le hice una canción, bueno, que ya conoces. Un bolero. Mi mamá siempre me mostró el beneficio de la lectura. La familia es algo que se tiene que cuidar. A toda costa.

—¿Influencias?

—Mira, a mí me gusta mucho la poesía. ¿No sé si te fijaste que te debería hablar de música? Pero realmente a mí lo que me gusta más de una canción es que diga algo. Cuando te sientas a escucharla, no sea algo vacío, sino que de verdad que tenga un alma. Leo mucha poesía. José Martí, Jorge Luis Borges, Cesar Vallejo, los poetas de ahora, de mi generación, y un poquito más atrás. Ahora mismo acabo de comprar un libro de Gastón Baquero que me encanta. Entonces, musicalmente la trova cubana me toca de cerca, sobre todo la Nueva Trova y la Vieja también, por supuesto, pero tengo mayor influencia por la que hacen las generaciones que tengo más cerca, porque son lo que tienen más que ver con lo que yo veo, lo que estoy viviendo. No te puedo dejar de mencionar a Santiago Feliú, Nelson Valdés, Jorge Dréxler, la música suramericana, brasileña. Aunque ya te lo mencioné, Borges es reiterativo en mis influencias artísticas. Siempre vuelvo a él. De hecho, en Pedazo de lluvia yo parafraseo su Poema del remordimiento, cuando dice, “he cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer, no he sido feliz”, y yo escribí: “Borraste de mí el pecado mayor con tus besos”. O sea, me hizo feliz. A mí siempre me gustó leer, desde chiquito. Mi madre me dio el hábito por la lectura, y por ahí andamos.

—¿Sientes que este Trovándote ya te aporta algo?

—Por supuesto. Yo quisiera que no me dejaran de invitar. Sinceramente. Lo que he visto aquí en Ciego de Ávila ha sido una energía maravillosa, me va dejando una huella hermosa. Eso es genial. La gente te trata bien, y el evento está bien organizado. Se nota que lo hacen con deseos, con sobrada profesionalidad. Me llevo el recuerdo de las personas entrañables que hay en Ciego de Ávila y del cuidado y su cultura, sobre todo con la que hacen las cosas. Una experiencia genial, una tremenda oportunidad de compartir con otros trovadores que conocía y que no. Y el encuentro con el público avileño. Conmigo pueden contar siempre. 

—¿La AHS para ti?

—Lo máximo. Es la plataforma para cumplir sueños. Y te puedo asegurar que ya algunos se cumplieron aquí.

 

Puede que el mundo no brille

en tu color

pero intentaré pintarte

la felicidad del sol.

Eva Luna

Jesús Ricardo Pérez Cecilia

 


El reinado de la trova

Con un brutal concierto de todos los trovadores invitados, En el puño un corazón, y bautizado como la Canción más larga, terminó el Trovándote 2022 en Ciego de Ávila. Eran ya las 12 y 15 de la madrugada del 27 de marzo cuando todavía se oían los acordes de unas guitarras y más de un corazón embestir al aire feliz.

Era la primera vez que el Trovándote salía libre hacia la calle e inundaba el bulevar avileño en su porción más occidental. Era la primera vez que los vecinos podían husmear la trova joven sin pedir permiso, solo deteniéndose y dejándose llevar.

Fue medio mágico. Un poco místico. Como le toca a un evento hecho desde y para los inteligentes. Y si son jóvenes e inteligentes, pues vale doble.

Noche dedicada a poner a parir un corazón con el nombre de Vicente Feliú. Y la era tuvo un corazón noble y soberano.

A uno solo le queda asegurar que fueron jornadas memorables. Se dignificó a la trova, la canción de autor. La ciudad revivió su ambiente. Parecía que no había COVID-19, salvo por la cultura del nasobuco ya arraigándose en cada uno de los presentes.

Parecía que solo de trova vive el joven. Asunto que es genial. Ojalá y fuera cierto. Estoy convencido de que solo así podría verse el camino al futuro, empotrado en oro y con reliquias a ambos lados.

Evento que vino a concluir todo lo pactado, lo logrado.

La trova, y la canción de autor también, llegaron para adueñarse de cada espacio visitado. Y las almas que lo disfrutaron se unieron en un abrazo sin fin.

Bien por la cultura avileña. Después de una asamblea de acero, como la que tuvimos el 31 de enero, se vio el verdadero apoyo desde la orilla institucional de la cultura, el gobierno, y de otras instituciones.

Quedó demostrado que todos estábamos en la misma orilla. O montados en el mismo barco.

Desde la rueda de prensa, que se realizara con todas las de la ley en la Casa del Joven Creador, se veían venir otros aires. Y se hizo lo que se pensó. El reinado de la trova en Ciego de Ávila.

Lo bueno

Se hizo el evento después de dos años de sequía cultural en esta ciudad famosa por sus poetas y portales, hospitalidad y sentido de la cultura.

Se concibió un programa ambicioso como antes no se había pensado.

Vinieron trovadores noveles; los ya conocidos; y las estrellas. Pero todos se fundieron en una sola vez y en una sola forma de amar la trova.

Hubo conciertos, hermosos, de Eduardo Sosa y Rachid López, Ariel Barreiro, Nelson Valdés, Ángel Quintero, Eric Mendez.

Se acercó este tipo de música aun más al pueblo. Hubo un tiempo en Cuba que, gracias a Silvio, Pablo, Carlos Varela, los dos Feliú, Amaury, Polito, Donato, y tantos otros, la trova se hizo muy popular. Pero el paso del tiempo cambia a cualquiera. Y se cambió lo popular por lo chavacano y otras modas usurparon el reino de la inteligenica.

Se unió la poesía con música y la trova con la utilidad de la virtud.

Se honraron a los que honor merecen. Primero, a la música cubana; y luego, a Juan Formell (un tren que sigue empujando, desde el más allá, a la cubanía), y a Vicente Feliú, el que nos enseñó a creer en las cosas nobles, en la batalla del día a día. Y por último, a todos los que hicieron, a mano y sin permiso, el camino de la trova hasta llegar a esta, que es es más contemporánea en el decir y el hacer.

Se rescataron los espacios teóricos. Siempre es agradable escuchar las valoraciones sobre determinados temas, de los especialistas y, también, a aquellos que hacen trova y que tienen mucho que decir.

Se alcanzaron otras áreas que antes estaban vedadas por el espíritu intimista y noctámbulo del evento. Se visitó una escuela, y se “asaltó” una calle del bulevar. Se hicieron conciertos en museos, librerías y otros espacios.

Se logró la implicación de las instituciones de la Cultura, haciendo más valedero el protagonismo institucional.

Se mantuvo el acercamiento a otros medios de comunicación como la radio y la televisión.

Se hizo el estreno de un documental que ilustra los 15 años del Trovándote en Ciego de Ávila.

Se le dio cobertura total, de manera seria e intencionada, a veces online, por las redes sociales de Internet.

 

Lo no tan bueno

Lo atropellado del programa no permitió que las actividades empezaran en tiempo.

Por querer abrirse tanto a la comunidad, pasaba que los mismo actores de una actividad, apenas terminaban, eran el público o el actor de otra en otro espacio. Esto conlleva a un agotamiento y a un movimiento innecesario.

Los espacios teóricos tuvieron poca participación ciudadana y de artistas e invitados al evento. Es casi imposible estar en dos lados a la vez. La cosa se habría solucionado si no se hubieran hecho más de una actividad simultánea a estos espacios conversacionales y tan necesarios. De lo contrario, ocurrió que los invitados no pudieron participar porque estaban en otras actividades.

Hubo actividades que no se pudieron dar.

Que dos de los fundadores del suceso trovadoresco no pudieron estar en la concepción y producción del mismo, Yoanys Soriano y Yoan Zamora.

El principal gestor del evento, Jorge Luis Neyra, decidió ya no seguir con el mismo, y  anunció por facebook, que dejaba en manos de la Ahs las futuras ediciones del Trovándote.

Las conclusiones

El futuro siempre es incierto porque se va gestando desde el presente que ya enseguida, se vuelve pasado. Con la noticia de que el principal gestor de esta trovadicción avileña ya no estará en lo adelante, pudiera no ser el fin de un evento necesario y que forma públicos y autores.

Queda en manos de la presidencia de la Ahs el que este suceso cultural mantenga sus alas extendidas y afinadas sus seis cuerdas.

Habrá que ver el mañana del 2023 cuando se anuncie la rueda de prensa del Trovándote 2023. Pero no me parece que vaya a cambiar mucho el panorama. Lo bueno vino para quedarse y si está en buenas manos, pues gozará de buena salud.

 

Video noticia:

https://www.youtube.com/watch?v=6G-NHfqGdVQ


No hay Annalie sin guitarra, cuerdas o acordes

Pienso en Annalie López y digo Azucena. Hasta tal punto es sonoro su verso en mi cabeza, hasta tal punto se ha prendido en mí. La conocí en su tierra natal, Guantánamo. Escuchar su voz y ver la maravilla son actos que se desprenden el uno del otro. Hoy entrevisto a esta muchacha que piensa en la música y en la poesía como un acto de lo cotidiano, de ese cotidiano de donde extrae sus ideas, de esa guerra del cotidiano donde el trovador es el soldado más fiel.

¿Cómo nace en ti la inclinación hacia el mundo de la palabra y de la música?

Nace gracias a mi padre y a mi madre. Desde muy pequeña, ellos llenaban la casa de música y de sus melodías, ambos además cantan muy bien. Fue como una inyección de vida a mi torrente creativo desde temprano. Incluso llegué a la guitarra porque mi padre me dio la primera. Claro que no era solo mía en ese momento, la compartía con mi hermano. Siempre tuve esa influencia artística a mi alrededor.

Tu tierra natal, Guantánamo, ¿define quién eres, define tu música?

Mi tierra me define en muchos aspectos, pero no del todo. La música que hago también tiene influencia de otras partes del país. Y de lo foráneo, además.

¿Está el músico siempre, lo quiera o no, atado a su terruño, a su geografía? ¿Se puede hablar en la música de una geografía que es más espiritual que física?

Creo en el dicho de que para saber adónde se quiere llegar, se debe antes saber de dónde se viene. Esto último nunca lo voy a olvidar. Como artista defiendo mi identidad. La música es un lenguaje muy amplio y expresivo. Para mí, es el lenguaje más comunicativo en cualquier geografía, porque escapa de límites territoriales. En mi caso, la música surge como una necesidad: no me cuestiono límites geográficos ni otros. Respeto a quien haga música para una geografía.

¿Cómo definirías a un trovador?

Un trovador es un poeta, un soldado más de la poesía. Sobre todo, un soñador.

¿Dónde encuentras el material para escribir tus canciones?

En la propia vida. En la cola del pan, en los cuentos de mi abuela o en los ojos de mi perro Jam…

A tu entender, ¿cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta la juventud artística cubana en estos tiempos?

La mayoría de los  artistas jóvenes de Cuba carecen de  materiales para poder mostrar su obra. Y estoy segura de que los mayores ejemplos son los que suceden en las provincias.

Tras el paso de la pandemia, ¿sientes que tu obra ha sufrido cambios o que tu pensamiento creativo se ha condicionado de otra manera?

Mi obra ha cobrado fuerza. El confinamiento ha logrado que tenga más acercamiento conmigo misma y, por ende, un mayor acercamiento con lo que hago. La situación actual me ha condicionado a tener un contacto más próximo con el mundo de las redes sociales, por ejemplo, lo cual me ha servido de publicidad.

¿Hasta qué punto la poesía dicta tu discurso, y de qué manera lo integras luego en tus composiciones?

Veo poesía en todo lo que observo. Es un acto inherente a mí. Y lo aprovecho traduciéndolo en música hasta donde sé, hasta donde puedo. La creatividad es un  modo de vida. Las ideas están ahí, en todas partes. Y donde menos lo esperas.

Has sido nominada a no pocos premios, entre ellos los Lucas y Cuerda Viva: ¿cuál es la función de los premios en la vida de un artista?

Mi compromiso con la música es un hecho, y estas nominaciones son estímulos válidos para afianzar este compromiso. Además, agradezco ser parte de los artistas reconocidos en espacios que honran a los talentos de esta geografía. Llevo al público lo mejor de mí, canto al amor porque el amor está en todas partes.

Estoy segura: el buen arte conquista. Y puede salvarnos incluso de nosotros mismos.

Más allá de la guitarra y de la música, ¿quién es Annalie?

No hay Annalie sin guitarra, cuerdas o acordes.


Dar caña tocando metal

 (Entrevista al músico Carlos Rafael Rosario Álvarez)

El arte siempre ha sido un modelo para la resistencia de las distintas comunidades donde se practica. Se convierte en una necesidad para la población, porque forma parte de las respuestas que se generan a partir de las urgencias colectivas y personales. La lucha por sostener la trinchera del arte se hace más intensa en aquellos territorios alejados de las grandes ciudades y grupos poblacionales. Allí, en ausencia de las campañas comunicacionales y los proyectos artísticos más sobresalientes, los creadores se convierten en símbolos de identidad.

Buscando como conectar con artistas radicados dentro de comunidades semejantes, contacté vía WhatsApp con el músico Carlos Rafael Rosario Álvarez. Carlitos, como muchos le decimos, es el director de la agrupación Metastasys. Proyecto radicado en el municipio santiaguero de Contramaestre y desde el cual han permanecido por más de una década cultivando el rock.

¿Cómo recuerdas tu infancia?

Nací entre pianos, guitarras, batería y buena música. Aún recuerdo como sonaron por primera vez en mis oídos: The Beatles, Queen, Maná, etc. Adoro mi niñez en gran parte porque me hizo amar esa música. Creo que eso hizo que mi música preferida sea el rock y que me haya profesionalizado en la batería. Siempre me llamó la atención ese bello instrumento, su complejidad, su integralidad. Recuerdo que vi un video de Maná y sentí por vez primera qué cosa era la inspiración. Alex, su baterista, hacía algo que parecía imposible, fue exactamente cuando supe que el rock y la batería era lo mío. 

No todos los creadores pueden desarrollarse desde su comunidad. Algunos alzan el vuelo temprano buscando una experiencia que les permitan crecer. Permanecer en una zona rural para un artista es un acto de valentía. ¿Por qué persistir en Contramaestre?

Nací en Contramaestre, tierra de una cultura musical vasta. Esta es una tierra rockera por naturaleza y por ello es el espacio ideal para mi obra. Ser músico en Contramaestre no es difícil y menos en el rock, aquí el público está asegurado. Este pueblo da vida a muchos artistas, no solo a músicos, y eso ayuda a la creación. Lo difícil de persistir es no tener razones para hacerlo, y a mí me sobran.   

Estudiaste música, lo cual te hace tener un despliegue sonoro amplio. ¿Qué géneros musicales prefieres practicar y por qué?

Bueno, el rock y el metal para ser más específico son mi pasión, pero existen otros géneros que disfruto mucho. El jazz, el blues, la música electrónica, la timba cubana y el flamenco componen mi pentagrama.

Aparte de tu carrera, también llevas una labor importante en la promoción del rock como alternativa cultural. Ver el arte como un potencial para seguir expandiendo ideas, prácticas y espacios de socialización es vital para la Cuba de hoy. En ocasiones me han preguntado para qué crear una jornada de rock en Contramaestre. Hoy quisiera que fueras tú, quien respondieras.

El Rockevolución fue una necesidad. Contramaestre tenía que tener una jornada por la cantidad de público que siempre ha tenido este género. La comunidad que circula y consume esta música siempre ha sido grande. El arte debe estar en función de las necesidades del contexto y no a la inversa.  

Recuerdo que se le dio ese nombre para el evento porque queríamos trascender a una simple programación de bandas. Pretendemos evolucionar la cultura del rock no solo en nuestro territorio sino expandirnos por el oriente del país. Ser influencia, ser ejemplo de buenos hábitos culturales. Ahí está la pertinencia de crear este evento, que no solo responde a la única banda de rock de la provincia, sino que también es para la gente. 

El Rockevolución es un buen ejemplo a considerar para replicar en otros espacios similares. A mí me gustaría que tuviera para todos los involucrados en su gestación la misma significación que tiene para el público y para ustedes. ¿Qué se pudiera hacer para fomentar el desarrollo del rock en Santiago de Cuba?

Creo que para promoverlo en las provincias se deberían hacer más eventos, peñas, conciertos, giras de las principales agrupaciones del país por nuestros escenarios. En cada uno de esos espacios se podría realizar de manera paralela: clases demostrativas y conversatorios. Enseñar nuestras experiencias a las nuevas generaciones del rock cubano y a quienes consumen nuestra música nos haría ser parte de algo mayor: la cultura cubana.

Hay que colocar la mirada sobre expresiones como el roc, porque ahí hay una parte importante de nuestra cultura. Hay que programar a las agrupaciones de este género como mismo se programa a los demás. El rock cubano tiene mucho que decir y que aportar.

¿Cómo funciona la programación cultural en un municipio como Contramaestre?

Creo que hoy es bastante crítica. Estamos en medio de una crisis en el territorio, las instituciones se alejan de sus esencias y quienes deben dirigirlas no encuentran la brújula. Es la AHS de Contramaestre, la única institución fuerte y activa en el municipio. Claro que me refiero a elementos que son cualitativos y no cuantitativos para dar mi percepción. La calidad, el riesgo, el análisis crítico del contexto, el valor estético y la salvaguarda del patrimonio y lo genuino de nuestra cultura, no elementos que no se puede encontrar en acciones sin profundidad especializada. La política cultural no es cualquier cosa.

Desde ese análisis, ¿cuánto puede aportar la AHS a la vitalidad artística de un territorio como el tuyo?

La AHS es el alma y el corazón de la cultura en Contramaestre, al menos así lo siento. No se puede hablar de este municipio sin pensar en la Asociación y todo lo que ha aportado al movimiento cultural. Creo que la mirada debería posarse mucho más en esa terraza donde un grupo de jóvenes buscamos cambiar el mundo desde el arte. 

¿Qué representa la AHS para ti?

La AHS representa para mí una trinchera cultural. Es mi casa, mi madre, un lugar para soñar y enfocarte. En esta organización los sueños se hacen realidad y mi generación le debe mucho.

¿Qué esperas de este nuevo año?

Quisiera que la obra de Metastasys sea más promocionada y reconocida en el municipio y en la provincia. Quisiera que la radio, la tv y los grandes eventos nos programen. Nuestra misión seguirá siendo dar caña tocando metal. ¡Viva la música!