Del infinito, del universo… La Luz

La Hora Tercia, espacio de las presentaciones m√°s relevantes en la XXXI Feria Internacional del Libro, realizado en la sala Electa Arenal del Centro Provincial de Arte, tuvo en su segunda jornada la presencia de Ediciones La Luz, sello holguinero de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z que comparti√≥ con el p√ļblico varias de sus novedades.

El narrador y periodista Rub√©n Rodr√≠guez recorri√≥, en su presentaci√≥n de la nueva campa√Īa de promoci√≥n del libro y la literatura ‚ÄúLa luz te pertenece‚ÄĚ, el trabajo de dise√Īo y promoci√≥n que ha acompa√Īado al sello desde su fundaci√≥n en 1997. Dise√Īada por Robert R√°ez, a partir de la po√©tica del joven artista visual Alejandro Zald√≠var, la gr√°fica de esta campa√Īa representa el m√≠tico personaje de √ćcaro, tomando como referencia los versos del poeta holguinero Delf√≠n Prats, Premio Nacional de Literatura 2022: Del infinito, del universo/ de la sustancia exterior:/ patria, bosque, ciudad, jard√≠n,/ regresar a uno mismo, al yo primordial. Durante todo el a√Īo esta acompa√Īar√° las actividades literarias que vinculen a la casa editora, la poes√≠a, la creaci√≥n joven y el h√°bito de la lectura en todos los p√ļblicos, haciendo √©nfasis en las nuevas generaciones interconectadas, por lo que su objetivo es trascender tanto en plataformas digitales, redes sociales y espacios f√≠sicos, coment√≥ el poeta Luis Yuseff, editor jefe de Ediciones La Luz.

Con el apoyo del equipo creativo de La Luz y el auspicio del Centro Provincial del Libro y la Literatura, para estas acciones promocionales se crearon diversos materiales que circular√°n en soporte f√≠sico y tambi√©n en las redes: carteles, almanaques, pegatinas, fondos de pantalla y postales, adem√°s de spots para radio y televisi√≥n. Desde hace alg√ļn tiempo en La Luz se trabaja incansablemente desde Internet para lograr la promoci√≥n de la literatura, enfocada especialmente en nuevos p√ļblicos, sin descuidar otros tipos de seguidores asiduos a sus creaciones desde lo impreso, que abarca ya m√°s de 200 t√≠tulos, adem√°s de los espacios f√≠sicos como pe√Īas y lecturas en la sede de la editorial, a√Īadi√≥ Yuseff.

Dos títulos poéticos integran las novedades de La Luz en la Feria: Consejos para no acatar, de Miguel Barnet, Premio Nacional de Literatura 1994 y Maestro de Juventudes de la AHS en 2010, y No es prudente recibir caballos de madera de parte de un griego, del colombiano Juan Manuel Roca, homenaje también a Colombia como país invitado en esta Feria, y a uno de los grandes autores contemporáneos de Hispanoamérica y el poeta vivo más reconocido de su país, quien ahonda en el peso (y el valor) de la palabra, en la fuerza de los mitos y la historia, como un cronista de lo poético-cotidiano de su país.

Eugenio Marr√≥n, en su presentaci√≥n del libro de Barnet, realiz√≥ un recorrido por la amplia obra de uno de los escritores m√°s premiados y reconocidos de nuestro pa√≠s, autor de libros testimoniales, novelas, poemarios, ensayos, art√≠culos‚Ķ como la ya m√≠tica Biograf√≠a de un cimarr√≥n, Canci√≥n de Rachel, Gallego, Oficio de √°ngel, La piedra fina y el pavo real, Aut√≥grafos cubanos, La fuente viva, Actas del final, Akek√© y la jut√≠a, entre otros. Marr√≥n, al detenerse en Consejos para no acatar, subray√≥ la juventud y la frescura que destilan los versos de Miguel Barnet, en un libro que ‚Äďal decir de L√°zaro Castillo en las palabras de contraportada‚Äď revela la ‚Äúvitalidad de un poeta que a los ochenta a√Īos se deslumbra con la noche, cree en el amor, asiste a un bar y lo mitifica. Es un hombre que vive en plena juventud mental y piensa que ‚ÄúUn poema puede comenzar con una mentira / Y qu√© m√°s da si la mentira / es una met√°fora imp√≠a de la verdad‚ÄĚ.

Por su parte, Erian Pe√Īa Pupo subray√≥ que ‚Äúen un juego de sentidos y resonancias, desde el t√≠tulo Roca advierte sobre la posibilidad de una doble lectura, de algo m√°s oculto en el interior, como un artilugio que nos har√°, despu√©s de cerrar el volumen, ¬ęmirar un paisaje distinto¬Ľ al de cada noche. Nos propone un viaje por los terrenos de la memoria, donde el lector ‚Äďque ha sido avisado‚Äď no ser√° nunca pasivo, sino que escudri√Īar√°, junto con el poeta, senderos donde la memoria personal entronca con la memoria nacional y conforman la m√©dula de un pa√≠s. En este cuaderno Roca nos muestra un cuerpo-pa√≠s-Troya que se torna uno solo y que le permiten, incluso, aludir a uno de los temas cuestionados por su poes√≠a, el poder. Es un cuerpo mal gobernado que habita con resignaci√≥n, que lo persigue y ¬ęmide sus pasos en mis pasos, casa su sombra con la m√≠a¬Ľ, un ¬ęviejo y asiduo cuerpo, compa√Īero de andanzas y desvelos¬Ľ. Es un pa√≠s que existe, en buena medida, en la permanencia de la memoria y los recuerdos: en el patio de la casa natal, en el caballo de madera de la infancia, en viajes y regresos, en un poema que no escampa. Y es una Troya simb√≥lica, fortaleza y sitio expuesto. El cuerpo es ‚Äďen estas p√°ginas donde Roca abre el pecho y la memoria a momentos de su vida‚Äď la arrasada imagen de Troya, recept√°culo de los testimonios de las andanzas por el mundo, un espacio (en el tiempo, en la carne, en las ruinas) donde el yo habita en otros y fluye. El poeta anda, por tanto, en busca de su pa√≠s, de un cuerpo y tambi√©n de una Troya m√≠tica‚ÄĚ.

‚ÄúLa nocturnidad, el agua como met√°fora del tiempo, el Nadie hom√©rico, la memoria‚Ķ pueblan sus textos. Mientras la imagen, la cotidianidad, la despersonalizaci√≥n, la distancia de lo filos√≥fico y lo sentimental ‚Äďaunque no evita del todo referencias l√≠rico-amatorias‚Äď dan forma a su identidad po√©tica. El tema que la engloba todo es el tiempo‚ÄĚ, a√Īadi√≥ Erian Pe√Īa, autor del pr√≥logo que acompa√Īa este poemario de Juan Manuel Roca.

Como colof√≥n de la jornada se present√≥ el audiolibro Los cielos desiertos. Poemas de Luis y Sergio Sa√≠z en las voces de j√≥venes artistas cubanos, por la escritora y editora Liset Prego. Este proyecto, que obtuvo la Beca de Creaci√≥n ‚ÄúEl reino de este mundo‚ÄĚ que otorga la AHS, cont√≥ con la selecci√≥n de la propia Liset, y re√ļne las voces de diez miembros de las diferentes secciones de la filial local de la Asociaci√≥n ‚Äďvarios de ellos presentes en la presentaci√≥n‚Äď para volver sobre la obra y pensamiento de los hermanos Sa√≠z.

Publicado en la colecci√≥n Quemapalabras, con la colaboraci√≥n musical de DJ Acid Seduction, realizaci√≥n de Amalio Carralero y asesor√≠a de los actores Ferm√≠n L√≥pez y Yordanis Sera, Los cielos desiertos es un homenaje con palabras que siguen siendo de los Sa√≠z y mantienen la frescura y autenticidad del primer d√≠a, para volver sobre su obra como las voces de una brisa fresca que sigue los pasos de estos j√≥venes rebeldes, a√Īadi√≥.


De los portales con trova

Este 2023

los jóvenes trovadores

con avile√Īos colores

pintaron marzo otra vez.

La AHS, ruta y pies

de la m√ļsica, un altar

hizo para recordar

donde la virtud se agranda,

al creador de Yolanda

y al so√Īador de Pilar.

 

Cuentan que las calles viejas

cantaban dulces acordes

y se rompieron los bordes

De algunas fotos a√Īejas.

Que reían las parejas

en oscuros vecindarios.

Que lloraban calendarios

hablando de amor, de fe,

sintiendo las ¬ęcuerdas que

versaban sobre canarios¬Ľ.

 

La UNEAC y también la Casa

que es del Joven Creador

aclamaron un rumor

de cuerdas, de café y taza.

Anécdotas de terraza

pintaron sue√Īos de alcoba,

y ahí donde el arte roba

sue√Īos, cant√≥ el exquisito

rincón del Café Barquito

y la Casa de la Trova.

 

¬ęCanci√≥n de barrio¬Ľ llor√≥

una habanera nostalgia,

y en el viento una neuralgia

de recuerdos se escuchó.

El Universal volvió

de verso y prosa vestido

y hubo líneas y sonido

por toda la cabecera.

Todo eso para que fuera

Pablo (por siempre) querido.

 

Con invitados de lujo

Santa Massiel, Maikel Lora,

Annalie López, aurora

que a un amanecer condujo.

Tuvo el interior embrujo

de amor y de soledad.

Cantó la casualidad

como quien dice con fe

¬ęPor los pueblos te busqu√©¬Ľ

Trov√°ndote una ciudad.


Una cena traspapelada

¬Ņc√≥mo daba vuelta las hojas?: ¬°con la lengua,

como deberíamos hacerlo todos!

Roberto Bola√Īo.

 

Hay muchos tipos de lectores, así que no pienso enumerarlos disciplinada y rigurosamente. Tampoco creo que pueda. Pero hay dos en los que sí me detendré: el primero es aquel de alta categoría, que solo prueba comida certificada por los mejores críticos literarios del mundillo. El segundo es más aventurero: aunque no deja de probar las recomendaciones, de vez en cuando se arriesga en fondas de mala muerte, bares y cantinas, con la esperanza de toparse con los secretos mejor guardados de la gastronomía. Quiero decir, de la literatura.

Ahora bien, para fijarse en un libro como Archivos traspapelados (Ediciones Matanzas, 2017),[1] hay que ser del segundo tipo. Y no porque Mirta Y√°√Īez, Premio de la Cr√≠tica en varias ocasiones y hasta Premio Nacional de Literatura, resulte una completa desconocida en el panorama literario insular; sino porque una obra que re√ļne textos ‚Äútraspapelados‚ÄĚ, no publicados o poco divulgados, que adem√°s no clasificaron (algunos de ellos) en un primer intento por reunir esta clase de materiales‚ÄĒDel azafr√°n al lirio (Ediciones Extramuros, 2006)‚ÄĒ, parecer√° una total p√©rdida de tiempo para aquellos lectores refinados que mencionamos al principio.

Como pertenezco al segundo grupo, confieso sin ruborizarme que estuve en el peque√Īo restaurante de Coj√≠mar que lleva por nombre Archivos traspapelados. Y no bast√°ndome con eso, les dir√© que me sent√≠ como en la sala de mi casa, aunque de vez en cuando, y quiz√°s para recordarme que no lo estaba, alguna que otra (er)rata me pasara por entre las piernas.

Lo primero que hizo el camarero fue leerme la cartilla: me dijo que este lugar era para lectores que tuvieran inter√©s real en conocer a la chef en su d√≠a a d√≠a, no en banquetes de exhibici√≥n donde Mirta Y√°√Īez ‚Äúsangra por la herida‚ÄĚ. Tambi√©n me recomend√≥ que tuviera paciencia, pues en ocasiones los alimentos pod√≠an ser muy variados y con imperfecciones que no a todos pod√≠an resultarles igual de encantadoras.

Como aperitivo me sirvi√≥ un plato sobre el D√≠a Mundial del Idioma Espa√Īol, en el que pude saborear la gracia con que Mirta Y√°√Īez relaciona temas en apariencia inconexos, estructura opiniones, defiende argumentos con elegancia y poder de convencimiento. Desde el principio sent√≠ el picante que me acompa√Ī√≥ hasta el final de la cena; un ingrediente, digamos, muy com√ļn en la obra de la autora.

Acto seguido, devor√© ‚ÄúDe visitantes, cambios y la picaresca cubana‚ÄĚ, mirada cr√≠tica, en caliente, al fen√≥meno que desde hace a√Īos ha empezado a producir, en fr√≠o, mucha prosa reflexiva e incluso narrativa. Me refiero al ef√≠mero restablecimiento de las relaciones diplom√°ticas entre Cuba y Estados Unidos. Aqu√≠ pude sentir en la mirada de Y√°√Īez un conocimiento nada superficial de las sociedades cubana y norteamericana, evidenciado por las m√ļltiples interrelaciones que establece, sobre todo al final del trabajo, entre las esencias de dos culturas que en modo alguno deben considerarse antag√≥nicas. Tambi√©n identifiqu√© sabores que regresar√°n m√°s adelante, en tanto forman parte de sus preocupaciones como narradora, poeta y ensayista.

El camarero me trajo de entrante los personal√≠simos ‚ÄúSobre Albertico‚ÄĚ, ‚ÄúAlgunos recuerdos de Pipo‚ÄĚ y ‚ÄúMi primo Felo, m√°s conocido como Raval‚ÄĚ. En el primero, la autora demuestra que tambi√©n sabe condimentar sus trabajos con esa arma letal de la inteligencia que es el sarcasmo. Imposible pensar en una vindicaci√≥n mejor ejecutada, un homenaje mejor logrado que el suyo al hermano y tambi√©n escritor Albertico Y√°√Īez:

Por suerte, sus muchos libros siguen guardados en la gaveta y mantengo la esperanza de que no se los publiquen de ning√ļn modo, ni siquiera en provincias. Y miren si tengo raz√≥n en mis objeciones que al tal sujeto, Albertico Y√°√Īez, JAM√ĀS le han dado el Premio La Rosa Blanca… ¬°bien merecido se lo tiene! [47]

Del texto sobre su primo, el caricaturista Raval, me quedo con una frase que impresiona por su demostraci√≥n de s√≠ntesis: ‚Äúla caricatura personal, una deformaci√≥n intencional para llegar a verdades que no se han dicho o visto antes, en ocasiones es retenida por la memoria de manera m√°s indeleble que una foto‚ÄĚ [53]. Acaso podemos llevar esa idea m√°s lejos y decir que la memoria siempre recuerda de manera deformada, caricaturizada, pero esa modificaci√≥n inconsciente puede ser m√°s reveladora que cualquier retrato fotogr√°fico. As√≠ lo demuestra Y√°√Īez en textos como ‚ÄúEnvejecer con dignidad‚ÄĚ, ‚ÄúDiscursito para Tet√©‚ÄĚ, ‚ÄúOperativo `Nostalgia¬ī‚ÄĚ, ‚Äú`Somos estudiantes¬ī‚ÄĚ y ‚ÄúMis evocaciones de John Lennon‚ÄĚ.

Como plato principal, el camarero puso a prueba mi autoestima de lector al servirme la profundidad ensay√≠stica de Y√°√Īez. Entonces aparecieron sobre la mesa textos de dif√≠cil, pero imprescindible digesti√≥n, como ‚ÄúPiglia, la inclusi√≥n perenne‚ÄĚ, un estudio brillante sobre el escritor argentino, aunque con el desequilibrio t√≠pico de los trabajos con dos ideas centrales en competencia por sobresaltar. Me enfrent√© despu√©s al atrevido ‚ÄúEl regreso de Krause Parky y otros problemillas‚ÄĚ, donde, al juzgar la obra de un escritor entonces desconocido (y ahora poco recordado), la autora demuestra su valent√≠a al salir de la zona de confort que tanto aprisiona a cr√≠ticos y rese√Īistas. Por √ļltimo, ‚ÄúAcerca de algunos locos sueltos‚ÄĚ me puso al corriente de los cambios y rupturas de una literatura escrita por mujeres que desdibuja las l√≠neas impuestas entre locos y cuerdos. Mejor dicho: entre ‚Äúlocas‚ÄĚ y cuerdos.

En estos momentos de la cena, el orden de los platos me mostr√≥ las intenciones de la autora por representar un p√©ndulo que se acerca y se aleja, que va de lo p√ļblico a lo privado, y viceversa. Por fortuna logr√© identificar el cosmos presente en el aparente caos de cada c√©lula de su pensamiento reflexivo.

Por eso no me sorprendi√≥ un texto sobre Carson McCullers, que en realidad aborda la manera en que Y√°√Īez entiende su propia obra narrativa. Tampoco otro sobre la anta√Īo conocida como Isla de Pinos, una inmersi√≥n en el pasado y un cuestionamiento al antiguo capricho de mandar a estudiantes de Letras a expurgarse en el surco de sus (al parecer, exclusivos) ‚Äúpecados originales‚ÄĚ.

S√≠ me impresion√≥, en cambio, la calidad de las entrevistas a Ezequiel Vieta y al Caballero de Par√≠s, tanto por los entrevistados ‚ÄĒm√°s del 50% de la calidad de una entrevista depende de la selecci√≥n del entrevistado‚ÄĒ como por la agudeza de las preguntas de la entrevistadora. Con Vieta asistimos a una luz que nos hace ver mejor en la oscuridad de nuestra deficiente memoria colectiva; con el Caballero de Par√≠s, a la humanizaci√≥n de un s√≠mbolo, as√≠ como a dos de los temas que m√°s interesan a Y√°√Īez: La Habana y la locura.

Me guard√© para el postre una peque√Īa joya que la autora decidi√≥ titular ‚ÄúHistoria cortaziana‚ÄĚ. En lugar de referirse a lo relativo a Cort√°zar con el adjetivo cortazariano, emplea un t√©rmino igual de v√°lido, pero menos frecuente, que remite ‚ÄĒ ¬Ņinvoluntariamente? ‚ÄĒ al vocablo que se encuentra en las ant√≠podas de su ‚Äúhistoria‚ÄĚ y del propio Julio Cort√°zar: cartesiano. Curiosamente, la autora narra un hecho que en verdad ocurri√≥, quiz√°s para ratificar la tan cacareada frase de ‚Äúen ocasiones la realidad supera a la ficci√≥n‚ÄĚ.

Por textos como este, que son tesoros, que son regalos, vale la pena llegar hasta el restaurante de Coj√≠mar donde un camarero an√≥nimo sirve de enlace, con igual movimiento pendular, entre Mirta Y√°√Īez y yo. Por textos como los de Archivos traspapelados ‚ÄĒsobre todo por ‚ÄúHistoria cortaziana‚ÄĚ‚ÄĒ, vale la pena llevar esta vida de lector de segunda categor√≠a, con instantes reveladores que alejan (lectura mediante) la miseria que tanto persiste en acompa√Īarnos.


[1] Todas las citas pertenecen a esta obra.


AHS presente en la Feria Internacional del Libro de Santiago de Cuba

  • ¬°Santiago de Cuba ya vive la fiesta de las letras! Una ocasi√≥n que llega para homenajear a los destacados intelectuales santiagueros Heber P√©rez y Daysi Cu√©.

    Seg√ļn precis√≥ la escritora Lisbeth Lima Hechavarr√≠a, vicepresidenta de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, la joven vanguardia art√≠stica contar√° con un programa art√≠stico-literario colateral con vistas al IV Congreso de la organizaci√≥n y tendr√° el leitmotiv de la inclusi√≥n.

  • El programa incluye la inauguraci√≥n de la muestra colectiva ¬ęZona Cero¬Ľ, de varios artistas visuales de la Asociaci√≥n, y la librer√≠a Jos√© Antonio Echeverr√≠a ser√° la sede del programa te√≥rico con paneles, presentaciones de libros y lecturas; mientras el Patio Los Dos Abuelos, en la Plaza de Marte, acoger√° las descargas en las tardes y las noches.

    Se sumar√°n otros espacios en la Fiesta del Libro como el Proyecto DIVERSAS, y las pe√Īas literarias ¬ęEl Escriba¬Ľ y ¬ęConvergencias¬Ľ.

    Lisbeth Lima coment√≥ al Portal del Arte Joven Cubano que este 2023 adem√°s de los miembros de la secci√≥n de Literatura, Cr√≠tica e Investigaci√≥n, se sumar√°n invitados de otras provincias. Entre ellos Luis Enrique Mirambert de Matanzas, que presentar√° t√≠tulos de Ediciones Aldab√≥n; la escritora Elizabeth Casanova Castillo de Santa Clara, jefa de la secci√≥n de Literatura en la AHS de Villa Clara, con t√≠tulos de Sed de Belleza; y Lioneski Buquet Rodr√≠guez, escritor de Ciego de √Āvila, jefe de la secci√≥n de Literatura, con propuestas de Ediciones √Āvila.

    Durante estos días también serán agasajados Onel Pérez Izaguirre y Juan Edilberto Sosa Torres, merecedores de los Premios Calendario 2023 en Poesía y Teatro, respectivamente.

    Con la parada en Santiago de Cuba, la Feria del Libro concluirá luego de haber recorrido todas las provincias del país este domingo 19.


Comunicar sobre género, revolución de ideas desde la carpa

Un di√°logo sobre g√©nero y comunicaci√≥n ocurri√≥ este viernes en la Carpa de la Reina, espacio de la filial agramontina de la¬†Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), como parte de las actividades por la¬†jornada de la prensa en Camag√ľey, y la¬†XXXI Feria Internacional del Libro.

El objetivo de el espacio fue ¬ęgenerar una revoluci√≥n de ideas para comunicar mejor estos temas desde proyectos, la prensa y la literatura¬Ľ, como expres√≥ su conductora Gretel D√≠az Montalvo, periodista y jefa de la secciones de Literatura, Cr√≠tica e Investigaci√≥n de la AHS en el territorio.

Una de las invitadas fue Mayra González, líder del proyecto Mundo A, que organiza actividades culturales, además de la realización de productos audiovisuales encaminados a visibilizar el accionar de la mujeres.

¬ęTodo lo que tiene que ver con g√©nero, tambi√©n lo hace con la sociedad en su conjunto¬Ľ, coment√≥ al inicio de su intervenci√≥n, y se√Īal√≥ la importancia de que varios hombres se sumaran con una labor activa al grupo.

Los periodistas Legna Caballero, de¬†Adelante, y Diosmel Galano, de¬†Radio Camag√ľey,¬†enfatizaron sobre la violencia de g√©nero y c√≥mo abordarla desde los medios de comunicaci√≥n a trav√©s de una acci√≥n conjunta integrada.

Hasta el 8 de marzo, en el pa√≠s han ocurrido 15 femicidios durante 2023, algunos en Camag√ľey, y el tratamiento en los medios a√ļn ha quedado a deber, as√≠ que la autocr√≠tica fue fuerte, sin dejar de reconocer aislados buenos ejemplos. Proponen analizar la tem√°tica e interpretarla, incluirla con mayor frecuencia en las agendas medi√°ticas, promover capacitaciones y di√°logos intergeneracionales.

Diosmel ilustr√≥ adem√°s c√≥mo la m√ļsica y otras manifestaciones art√≠sticas inciden negativamente en la promoci√≥n de violencia simb√≥lica, especialmente a trav√©s de las letras y videos de canciones de reguet√≥n.

Puntual fue la intervención de la editora Mariam Garrido, quien resumió brevemente la historia de resistencia por no invisibilizar a la mujer en la literatura, y la influencia de la religión en la construcción de estigmas en una sociedad patriarcal.

¬ęEn la modernidad surge el feminismo como corriente de la cr√≠tica literaria y existe una revoluci√≥n desde el erotismo. Considero que el principal reto ahora es construir denuncia de libertad fuera del cuerpo, hay muchas cosas que decir¬Ľ, argument√≥.

La Carpa de la Reina¬†propone cada a√Īo durante la Feria del Libro, un programa de actividades dirigido al intercambio de saberes y a la creaci√≥n cultural en general.


Fantasía con un sabor diferente

La literatura universal recoge entre sus páginas obras de arte que resultan fatales para el devenir de la trama como El retrato de Dorian Gray o El modelo de Pickman. En esa cuerda discurre una reciente propuesta que trae la Casa Editora Abril.

En la presente feria del libro los lectores podr√°n disfrutar de¬†El tapiz del tirano, interesante y novedosa novela corta que tiene a la representaci√≥n de artes pl√°sticas como leitmotiv, aunque no la √ļnica.

El t√≠tulo, reci√©n salido de las imprentas, ganador del Premio Calendario 2022 en Ciencia Ficci√≥n, y de la autor√≠a de Jos√© Alejandro Cantallops V√°zquez, fue presentado en la actual Feria del Libro en Ciego de √Āvila en el √°rea ‚ÄúSin pestillo‚ÄĚ de la sede de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.

 

Yasmany Rodr√≠guez Alfaro, joven narrador avile√Īo, resalta en la presentaci√≥n al p√ļblico, que el texto, pese a discursar por los cauces de la fantas√≠a, se aleja de prejuicios preconcebidos del g√©nero. ‚Äú‚Ķ me encuentro con un libro que atrapa desde sus primeras l√≠neas, sin dragones. Una obra bien terminada, que posee di√°logos certeros y contundentes, que potencian la trama finamente hilvanada‚ÄĚ.

Elina, maestra tejedora, por dem√°s la √ļltima hechicera de un templo que adoraba a una diosa, tiene la misi√≥n de: mientras tej√≠a un tapiz en que inmortalizaba la imagen del gobernante de la ciudad estado deb√≠a embrujarlo con una especie de maldici√≥n para provocar su muerte.

Entre los méritos de esta pieza literaria el presentador destaca la capacidad del autor de hacer verosímil la magia, ver tan real a los personajes. Además de demostrar un responsable conocimiento sobre el antiguo, tedioso y repetitivo arte de la tapicería, en su técnica y todo el proceso de su producción.

Se aventura a decir sobre la novela que no se reduce a localismos y puede funcionar en el contexto donde sea le√≠da, en parte al vincular al g√©nero fant√°stico a una noci√≥n pol√≠tica y art√≠stica. ‚ÄúUna novela que no pasar√° de moda y ser√° recordada por varias generaciones‚ÄĚ.

Cantallops Vázquez comentó sobre la producción y difusión de la literatura de fantasía en Cuba que este género ha evolucionado más allá de las icónicas novelas de J. R. R. Tolkien hacia temáticas y abordajes más contemporáneos, pero las principales limitaciones es que los libros se encuentran en inglés, y es entonces más difícil crear una comunidad de lectores y autores.

Es difícil además, porque en la literatura hay discriminación o desconocimiento hacia la ciencia ficción, y dentro de esta hacia la fantasía, refiere el premiado escritor. Se requiere entonces cambiar en el país la concepción errada de que la fantasía se vincula solo al lector infantil.

En romper esos prejuicios editoriales se encuentra una de las pasiones de este joven escritor tunero, promotor de tal manera de entender las letras en su blog¬†El √ļltimo puente. Su producci√≥n hasta la fecha ha sido merecedora de varios premios, entre los que aparecen el Oscar Hurtado en 2018 (art√≠culo te√≥rico) y 2020 (cuento de fantas√≠a), y el¬†Jos√© Rodr√≠guez Feo 2021¬†(traducci√≥n literaria) convocado por la UNEAC.


D√©cima dedicada a los Premios del ¬ęVillena¬Ľ

Es un desafío el

periodismo cultural.

Lo cotidiano, lo actual

corre tras otro nivel.

Cuba se impregna en la piel

lo hist√≥rico de un ma√Īana.

El patrimonio es quien gana

y en los renglones mejores

el ‚Äė‚ÄôVillena‚Äô‚Äô ofrece honores

para la prensa cubana.

 

Este 2023

marzo huele a premiación,

a trabajo y a mención,

cultura esta tierra es.

Los medios, el ajedrez

del tiempo, fiel candidato

para contar el relato

de un mundo nuevo y urgente,

y la juventud el lente

que hace a la era el retrato.

 

El premio de prensa escrita

es para el lenguaje inmenso

de las ‚Äė‚Äôgrietas en el lienzo‚Äô‚Äô

de Ailén Castilla. Bendita

invitación a esta cita,

cuanto talento y confianza

para continuar la andanza

de ciertos tiempos futuros,

y premiar los ‚Äė‚Äôclaroscuros

de la art√≠stica ense√Īanza‚Äô‚Äô.

 

La mención para un Miguel

√Āngel Castineira¬† por

ver ‚Äė‚Äôel deshollinador‚Äô‚Äô

de un encumbrado nivel.

Cuando a la línea se es fiel

es la palabra sencilla

y qué grata maravilla,

¡qué perfect language, qué lexis!

Nos regaló con su Alexis

García Somodevilla.

 

Un radiodocumental,

caudal de sabio meandro,

le otorga el premio a Alejandro

Lóriga Santos, puntal

para el periodismo actual.

Fortaleza, nuevo cencio

que a la historia le evidencio.

Merece lauro, corona

y premio por ‚Äė‚ÄôAngerona‚Äô‚Äô,

por ‚Äė‚Äônunca m√°s el silencio‚Äô‚Äô.

 

La radio otorga mención

para Dayron Caballero.

El periodismo es sendero

de esfuerzo y consagración.

Cada obra es una intención

de futuro, de experiencia,

y se menciona su esencia

llevada a grandes artistas

por su serie de entrevistas

a Flora Fong. ¡Qué excelencia!

 

El premio en televisión

es para Leandris Noa

por su serie ‚Äė‚ÄôBaracoa‚Äô‚Äô.

¡Qué grata esta profesión!

Y se ofrece una mención

de lenguaje claro, orondo,

que llega a pintar lo hondo

de la esencia de un artista

a Esther Díaz y la entrevista

que le hace a Omara Portuondo.

 

El periodismo hipermedia

premia a Rosana Rivero.

La fortuna del esmero

es quien el tiempo remedia.

El destino nos acedia

y hay que contar un sinfín

de historias que no hayan fin,

por eso premia el lenguaje

Su excelente reportaje

‚Äė‚Äôel videoclip en Holgu√≠n‚Äô‚Äô.


Feria del Libro en Ciego de √Āvila: La Casa‚Ķ ‚ÄúSin pestillo‚ÄĚ

Las puertas de la Casa del Joven Creador, en la filial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Ciego de √Āvila, se abrieron, del 9 al 12 de marzo, a la 31 edici√≥n de Feria Internacional del Libro de nuestro pa√≠s. ‚ÄúSin pestillo‚ÄĚ, el √°rea de la joven tropa art√≠stica avile√Īa para promover las letras cubanas, se convierte en un espacio ideal para citas literarias, con buena m√ļsica y acompa√Īadas de un humeante caf√©.¬†

Dari√©n Pe√Īa Prada y Adriana Rivero. / Fotos: Lilianny Contreras y Jos√© Alem√°n Mesa

No es dif√≠cil ver de un lado a otro al escritor local Lioneski Buquet, jefe de la secci√≥n de Literatura y Cr√≠tica e investigaci√≥n, quien desde hace rato ‚Äúarranc√≥ los pestillos‚ÄĚ, sedujo a sus colegas‚Ķ, ‚Äúquem√≥ m√≥viles‚ÄĚ y dej√≥ abiertas las entradas a los t√≠tulos de j√≥venes escritores de reciente aparici√≥n en las librer√≠as, a varias editoriales y sus cat√°logos (como La Luz), a las pe√Īas y lecturas de escritores (nativos y for√°neos) e invitados, as√≠ como a la promoci√≥n de libros digitales. ¬†

Por el Centro Cultural Caf√© Barquito pasaron, con sus excelentes br√≠os y una ret√≥rica campechana, Dari√©n Orlando Pe√Īa, Premio Calendario 2022 en Poes√≠a, con su libro Bestia contextual, presentado por el narrador, poeta, repentista, corrector y editor Roly √Āvalos. Seg√ļn el propio autor espirituano, es la primera presentaci√≥n que le hacen a su primer libro, el que rinde tributo, por su impresionante voluntad de estilo, a las formas m√©tricas tradicionales de la poes√≠a espa√Īola. ¬†¬†

Dise√Īador Roberto R√°ez, de Ediciones La Luz. / Fotos: Lilianny Contreras y Jos√© Alem√°n Mesa

¬°Y se hizo tambi√©n La Luz! Cuando la tarde inaugural desandaba su mitad, una representaci√≥n del cat√°logo de Ediciones La Luz, desde Holgu√≠n, fue puesto a disposici√≥n de los asistentes por el dise√Īador Roberto R√°ez y la editora Elizabeth Soto. Ellos saltaron no pocos kil√≥metros para ‚Äúiluminar‚ÄĚ nuestra √°rea ‚ÄúSin pestillo‚ÄĚ. A lo que se sum√≥ un breve ‚Äúlanzamiento‚ÄĚ del libro Premio Celestino de cuento Boustrophilia, de Roberto R√°ez, tambi√©n defendido por su par Elizabeth Soto.

Nos prestigia Ediciones La Luz con su participaci√≥n en ‚ÄúSin pestillo‚ÄĚ, pues en la actual edici√≥n de la Feria Internacional del Libro de La Habana recibi√≥ el Reconocimiento Especial del Instituto Cubano del Libro a la mejor editorial durante el periodo, entre las 188 casas que integran el sistema editoriales del pa√≠s.

Dari√©n Orlando Pe√Īa, Premio Calendario 2022 en Poes√≠a, con su libro ‚ÄúBestia contextual‚ÄĚ, presentado por el narrador, poeta, repentista, corrector y editor Roly √Āvalos. / Fotos: Lilianny Contreras y Jos√© Alem√°n Mesa

Por otra parte, los espirituanos Dari√©n Pe√Īa Prada y Adriana Rivero mostraron su arte de vanguardia. Ellos, del municipio de Trinidad, dialogaron sobre c√≥mo, con sus propios medios, editan y manufacturan libros para regalar. El Centro Cultural Caf√© Barquito, el lugar de los acontecimientos, acogi√≥ el proyecto cultural-editorial Callejas. Imposible obviar a los j√≥venes creando nasobucos con frases entra√Īables desde la trova. Buscan promover la poes√≠a desde todos los atractivos del arte posibles.¬† ¬†

¬°La AHS en Ciego de √Āvila no sabe parar! De lujo la exhibici√≥n de pinturas bajo el t√≠tulo ‚ÄúAroma de romero‚ÄĚ, de Yasmani Rodr√≠guez Alfaro, en la Sala de exposici√≥n Nexos, de la Casa del Joven Creador. Y, con los mismos quilates, la pe√Īa de Santa Massiel y Motivos Personales, en la Casa de la Trova Miguel √Āngel Luna, acompa√Īada de lecturas de escritores locales e invitados.

Dari√©n Orlando Pe√Īa, Premio Calendario 2022 en Poes√≠a, con su libro ‚ÄúBestia contextual‚ÄĚ. / Fotos: Lilianny Contreras y Jos√© Alem√°n Mesa

En las jornadas que vienen, hasta el d√≠a 12, vuelven los libros Premio Calendario 2022, como el de ciencia ficci√≥n El tapiz del tirano, de Jos√© Alejandro Cantallops V√°zquez; las lecturas de escritores invitados y j√≥venes miembros del taller de escritura creativa ‚ÄúBrisa Nueva‚ÄĚ y el proyecto D√©cima Cuerda (para la clausura) de la AHS avile√Īa; y la pe√Īa ‚ÄúSiempre es Jueves‚ÄĚ, de Roly √Āvalos.

Se suman al programa la presentaci√≥n del libro de poes√≠a infantil Duende del agua, de Armando L√≥pez Carralero, con la participaci√≥n del grupo avile√Īo de teatro Polichinela. Y como una gran oferta del √°rea ‚ÄúSin pestillo‚ÄĚ, la presentaci√≥n del proyecto Primavera Digital, por el equipo Yaudel Estenoz, Lioneski Buquet, Carmen Hern√°ndez Pe√Īa, Masiel Mateo, Yanarys Valdivia y Heriberto Machado.

Dari√©n Orlando Pe√Īa, Premio Calendario 2022 en Poes√≠a, con su libro ‚ÄúBestia contextual‚ÄĚ, presentado por el narrador, poeta, repentista, corrector y editor Roly √Āvalos. / Fotos: Lilianny Contreras y Jos√© Alem√°n Mesa

As√≠ se vive la fiesta de los libros en la Ciudad de los Portales, en la que la AHS en Ciego de √Āvila integra una de las 10 √°reas para la venta de ejemplares, la presentaci√≥n de obras, los conversatorios y las conferencias. Seg√ļn indic√≥ a la prensa Yanelis Santos Nieve, directora del Centro Provincial del Libro, salieron a la venta m√°s de 24 000 ejemplares, los cuales se corresponden con 1200 t√≠tulos y 392 novedades, incluyendo audiolibros y materiales digitales.

De cara al IV Congreso de la organizaci√≥n y homenajeando a grandes de las letras locales, como Arlen Regueiro Mas, entre otros motivos, contin√ļa la filial ‚Äúcalando‚ÄĚ en sus p√ļblicos, con las letras del sacrificio. Jam√°s ha existido miedo a zarpar y dar proa a los eventos por m√°s ‚Äúaldabas‚ÄĚ que aparezcan. Ahogados en el mejor caf√©, con la mejor poes√≠a, entre cuerdas‚Ķ, se nutre la virtud.¬† ¬†¬†¬†


Promueve Ediciones La Luz audiolibro dedicado a los Hermanos Saíz

Ediciones La Luz, sello de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en Holgu√≠n, promueve en varias de sus plataformas digitales el audiolibro ‚ÄúLos cielos desiertos. Poemas de Luis y Sergio Sa√≠z en las voces de j√≥venes artistas cubanos‚ÄĚ, atractiva novedad de su amplio cat√°logo.

El proyecto, que obtuvo la Beca de Creaci√≥n ‚ÄúEl reino de este mundo‚ÄĚ, que otorga la AHS, cont√≥ con la selecci√≥n de la periodista y escritora Liset Prego, y re√ļne a diez miembros de las diferentes secciones de la filial holguinera de la Asociaci√≥n para volver sobre la obra y pensamiento de los hermanos Sa√≠z.

Prego comentó a la ACN que el material circula además de las redes sociales, en discos y para su promoción incluye otros soportes como pegatinas, carteles y cápsulas de un minuto.

Publicado en la colecci√≥n Quemapalabras, con la colaboraci√≥n musical de DJ Acid Seduction, realizaci√≥n de Amalio Carralero y asesor√≠a de los actores Ferm√≠n L√≥pez y Yordanis Sera, el audiolibro ofrece la Cuba so√Īada en di√°logo con los j√≥venes de hoy.

Este es un homenaje con palabras que siguen siendo de los hermanos Sa√≠z y mantienen la autenticidad del primer d√≠a, para volver sobre su obra y pensamiento como una brisa fresca que sigue los pasos de estos j√≥venes rebeldes, a√Īadi√≥.

Destac√≥ adem√°s que en ‚ÄúLos cielos desiertos‚ÄĚ participan artistas de varias manifestaciones, desde escritores, m√ļsicos, pintores, realizadores audiovisuales, lo que le aporta una riqueza de experiencias creativas propias del trabajo de la AHS.

La beca ‚ÄúEl reino de este mundo‚ÄĚ es uno de los incentivos de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z para apoyar los procesos de creaci√≥n art√≠stica e investigaci√≥n sobre temas de la cultura desarrollados por sus miembros en las diferentes provincias.

‚ÄúLos cielos desiertos. Poemas de Luis y Sergio Sa√≠z en las voces de j√≥venes artistas cubanos‚ÄĚ se presentar√° tambi√©n en la Feria Internacional del Libro en Holgu√≠n, a desarrollarse del 16 al 19 de marzo.


Zapping: botones de cambio sobre la p√°gina impresa

En alg√ļn momento de esta historia, el Escritor Ambulante muere. No ahora. No en la primera p√°gina. Ni en la segunda. Pero en alg√ļn momento indeterminado el Escritor Ambulante morir√°.¬†

As√≠ comienza este libro. Se anuncia la muerte de un hombre desde el primer p√°rrafo. No es un hombre cualquiera: es El Escritor Ambulante. De alg√ļn modo protagonizar√° las historias, unas veces visible, otras desde la intertextualidad del conjunto. Truman Capote, Freud, Kant, Spielrein ser√°n algunas de las voces tra√≠das para¬† validar la historia. Pero aclaro: el autor no cita de ellas, las trae a la mesa como una confirmaci√≥n visual, como si su presencia justificara el discurso.

El libro comienza hablando sobre El Escritor Ambulante, pero en la primera p√°gina solo hay un flamenco, un bulto rosado que apareci√≥ flotando en la fuente de la plaza. Este ser√°, tal vez, el primer movimiento de c√°mara o el dedo sobre el bot√≥n del mando a distancia para cambiar de canal, porque a nadie le interesa otra historia de un escritor que atraviesa con sus problemas la ciudad. El autor lo sabe, pero es un tipo que se burla de lo netamente psicol√≥gico y convierte, la narraci√≥n, en un campo de batalla, donde lo com√ļn pasa a ser milagroso.

(Te habl√© del flamenco) ¬ŅRecuerdas qu√© hab√≠a un flamenco? Bueno, ni el escritor ni el flamenco son por s√≠ solas im√°genes afortunadas. Vuelves a cambiar de canal. O eso piensas. Pero ya no eres t√ļ: ahora el autor dicta las reglas y en cada p√°rrafo te har√° creer que haces zapping sobre los cuentos para huir de personajes comunes. Como en los grandes comerciales televisivos, no te dar√°s cuenta de la sugesti√≥n.

Y vuelves al control remoto para buscar otra historia.

En la página 27 te encuentras un personaje leyendo un libro. Un libro de sexo, que se deja leer con fluidez. El personaje comienza a excitarse. Disfruta de su alter ego protagonista, que se folla a su madrastra viuda. Lo que sucede a continuación, deja ver una ingeniosa habilidad para rematar ideas, una habilidad que se mostrará con exquisita frecuencia en los demás relatos. El personaje está completamente excitado. Ahora pasan anunciando que ha llegado el picadillo a la tienda. Y el picadillo hace que se le baje la erección a cualquiera.

Hay un excelente manejo del sociolecto de los personajes, siendo f√°cilmente identificables con la primera lectura sus caracter√≠sticas personol√≥gicas. Los referentes contextuales y el expresionismo usado sit√ļan las narraciones en una Cuba contempor√°nea. Sirva de ejemplo un fragmento del di√°logo en la p√°gina 29:

Por la televisión anunciaron un frente frío para estos días y Rubiera nunca se equivoca.

Al fondo Bruno Mars puede cantar Talking to de Moon, un tipo llamado Max Perkins recitar en alta voz El Malestar de la Cultura, e imaginar que sea un largo poema en alem√°n, pero Rubiera es inevitablemente cubano… y Rubiera nun-ca se e-qui-vo-ca.

Los diálogos cortos, situados en oraciones breves, harán la lectura fácil y atractiva, y servirán para mostrar el pulso del autor que se avalancha sobre el lenguaje con un evidente poder de síntesis.

Estamos en presencia de un libro de cuentos, donde predomina la versificación del texto formando un patrón visual estético atractivo y sin congestionar la página.

El narrador no descuida al poeta. Abundan imágenes con una fuerte carga lírica, como si buscara con ello esponjar la caída brusca que provocan algunos diálogos. Los siguientes casos lo ilustra:

‚ÄēNo s√© t√ļ. Pero yo odio al jodido Shakespeare ‚Äēme dice

y yo miro sus manos, dos bloques de granito negro que se

alejan y comienzan a marcar, indómitas, el ritmo lujurio-

so de los tambores salvajes.

 

Subo las escaleras de hierro y la tijera en mi mano es un agujero oscuro que amenaza con devorarlo todo.

El autor de este libro se llama Ragnar Wilfredo Robas. Naci√≥ en Im√≠as (Guant√°namo) en el convulso a√Īo de 1989, cuando para el mundo ca√≠a el Muro de Berl√≠n y en Cuba, el H√©roe de la Rep√ļblica Armando Ochoa era acusado de alta traici√≥n. Nace el mismo d√≠a que los grandes poetas Retamar y Sucre, de madrugada, como para romperles el sue√Īo a todos. Y lo consigue: este libro que presento no te dejar√° dormir hasta que lo termines.

A sus 33 a√Īos, Wilfredo ya tiene una s√≥lida obra en constante construcci√≥n. Poeta, narrador, pintor e ilustrador. Su primer libro, Punto de Quiebre, lleg√≥ a los lectores por la editorial El Mar y la Monta√Īa, en 2017. Un libro de poes√≠a que disfrut√© hasta el encogimiento.

Zapping es otra cosa. La prestigiosa Editorial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, Ediciones La Luz, tiene a bien publicar estos 17 cuentos, con la edici√≥n de Adalberto Santos y el dise√Īo de Robert R√°ez. La imagen de cubierta es de Annel√≠ Pupo, que no solo generar√° el click sobre el disparador, sino que protagonizar√° la historia. Y digo historia, en singular, porque el lector se enfrentar√° a una secuencia de im√°genes individuales que ir√°n construyendo la panor√°mica de una historia central. Los personajes interactuar√°n, como si de una p√°gina a otra se gritar√°n en alta voz los improperios, la lectura de Proust, mientras alguien con los dientes afilados le hace a otro el sexo oral.

Sospecho que al leer este libro reconocer√°s alguno de los personajes, como un hijo, que con un palo de ocuje, espanta las auras para que no lleguen al cad√°ver de su padre. Porque, seg√ļn Ragnar, uno puede matar a su padre, pero no puede dejar nunca que se lo coman las auras.