Escultura


Réquiem por la escultura

La escultura tiene especificidades materiales que la colocan en una posici√≥n desventajosa respecto a otras expresiones de las artes pl√°sticas. No solo producir, sino tambi√©n exhibir una obra tridimensional ‚Äďcon todas las dificultades de costo, transportaci√≥n y dificultades de emplazamiento que la misma entra√Īa‚Äď es siempre m√°s complejo que tratar museogr√°ficamente con las piezas bidimensionales como la pintura y la fotograf√≠a.

Cuando a ello se suma la poca atenci√≥n por parte de especialistas y cr√≠ticos ‚Äďque son los responsables, en √ļltima instancia, de potenciar su promoci√≥n a trav√©s de la oportuna evaluaci√≥n cr√≠tica de los resultados art√≠sticos‚Äď, m√°s dif√≠cil se torna su justa valoraci√≥n en el √°mbito del movimiento pl√°stico nacional.

Durante el per√≠odo colonial la escultura tuvo un lugar poco privilegiado en el concierto jer√°rquico de las Bellas Artes. Se mantuvo a la zaga en el constante proceso de renovaci√≥n que viv√≠a la arquitectura y la pintura, permaneciendo casi ‚Äúinvisible‚ÄĚ en los salones expositivos ante la mirada del espectador y desatendida por no pocos historiadores y cr√≠ticos.

Sin embargo, su condici√≥n de Cenicienta[1] se vio favorecida, considerablemente, cuando en la primera mitad de la d√©cada del veinte un reducido n√ļmero de artistas comenzaron a subvertir los c√°nones acad√©micos que no hab√≠an variado desde el per√≠odo colonial. A ellos les corresponde la primicia, no solo en Cuba sino tambi√©n en el √°rea caribe√Īa, de haber iniciado el camino de la vanguardia escult√≥rica.

escultura de Roberto Fabelo, en La Habana Vieja

El triunfo revolucionario impulsó sustancialmente el desarrollo de la manifestación. Se crearon cursos de postgrado en el extranjero, se abrieron becas nacionales e internacionales, se fomentó el montaje de exposiciones personales y colectivas. En 1967 se produjo la primera graduación de la Escuela Nacional de Arte donde emergen con fuerza creadora un grupo de jóvenes de avanzada que abogan por temas novedosos y se interesan por la experimentación.

En los ochenta, la fundaci√≥n de Codema (Consejo Asesor para el Desarrollo de la Escultura Monumentaria y Ambiental) repercuti√≥ de forma favorable en ambas vertientes ‚Äďla escultura ambiental y la de sal√≥n‚Äď estrechando v√≠nculos y apoyando proyectos creativos.

No obstante, pensemos, en los √ļltimos a√Īos, ¬Ņcu√°ntos salones nacionales privilegian la escultura? Y en las muestras colectivas, ¬Ņcu√°ntos escultores participan?

Las cifras son extremadamente reducidas en comparaci√≥n al resto de las manifestaciones, donde destaca siempre la pintura en su variedad de po√©ticas. Ante las dificultades t√©cnicas y materiales, que la escultura demanda no es de extra√Īar que sea menor el n√ļmero de escultores que el de artistas que abogan por otras manifestaciones.

Entonces ¬ŅC√≥mo estimular su creaci√≥n?

Ser√≠a relevante fundar espacios exposititos dedicados √ļnicamente a la escultura; crear talleres sobre creaci√≥n escult√≥rica y desde Codema, fomentar m√°s proyectos que embellezcan las ciudades, no solo en sus principales arterias sino tambi√©n en los repartos y zonas perif√©ricas‚Ķpara que las comunidades est√©n m√°s cercanas al arte.

Urge desde las instituciones potenciar el coleccionismo de piezas escult√≥ricas; destinarles becas de creaci√≥n para financiar su producci√≥n, parcial o totalmente; y atender la restauraci√≥n de las obras emplazadas en espacios p√ļblicos, por su deterioro natural o por la acci√≥n ciudadana.

La escultura es una manifestaci√≥n tridimensional que mucho puede aportar a la experiencia art√≠stica de quien la aprecia; pero adem√°s puede, vinculada a la ciudad, mejorar la sensorialidad y la inteligencia emocional de sus habitantes. Esos rasgos volum√©tricos, a veces did√°cticos y l√ļdicos, ya sea en discursos realistas o abstractos, la acercan al hombre, la enclavan en sus espacios cotidianos, sensibilizan el consumo del arte, atrapan, seducen, interpelan‚Ķ; de ah√≠ su importancia.

 

Nota:

[1] T√©rmino acu√Īado por la Dra. Adelaida de Juan en el pr√≥logo del libro Escultura y escultores cubanos de la Dra. Mar√≠a de los √Āngeles Pereira.


Jilma Madera: Un Cristo y un Martí en vigilia eterna de la Patria

En el punto más alto de Cuba, a 1974 metros sobre el nivel del mar, se erige un Martí en bronce, de frente altiva y mirada lejana, como quien vela por su Patria desde la cima, allí donde comienza el cielo y se siente la gloria.

La escultura fue fruto de la creaci√≥n de Jilma Madera Valiente, una de las artistas de la pl√°stica cubana m√°s valiosas por sus obras de notable trascendencia. A la luz de un nuevo a√Īo, se conmemora otro aniversario del fallecimiento de la c√©lebre escultora, el 21 de febrero de 2000. M√°s de dos d√©cadas han transcurrido desde la fecha, pero un legado art√≠stico imperecedero y tangible queda como vestigio de sus creaciones.

Jilma Madera es considerada ‚Äďa benepl√°cito de los cubanos‚Äď la primera mujer en cincelar en m√°rmol blanco de Carrara una obra de tama√Īas dimensiones: el Cristo de La Habana. Si bien el monumento de 20 metros de alto es colosal y admirable a la vista de quien lo contemple in situ, a√ļn m√°s gigantesca fue la destreza art√≠stica de la escultora, que precis√≥ de un intenso trabajo que incluy√≥ el traslado desde Italia, de 600 toneladas de m√°rmol blanco de Carrara, y la direcci√≥n a los obreros que ejecutaron el proceso de montaje.

Inspirada en un ideal de belleza masculina, Jilma concibi√≥ al Cristo en imagen de perfecci√≥n f√≠sica, no en tanto simetr√≠a rostral como en percepci√≥n de paz visual, a lo que dej√≥ ojos vac√≠os como para sugerir una mirada omnipresente, como ella misma expresara: ‚Äú‚Ķle imprim√≠ serenidad y entereza como alguien que tiene la certidumbre de sus ideas‚ÄĚ.

La artista es también autora de emblemáticas piezas entre las que destacan los monumentos al General Francisco Peraza, en El Cacahual; a Martí en el parque de San Nicolás, Mayabeque; a Adolfo del Castillo, en Managua, La Habana; y el frontispicio de la Fragua Martiana.

De todas sus creaciones, las m√°s conocidas y de mayor relevancia forman parte de nuestros tesoros patrimoniales por su excepcional valor art√≠stico. El Cristo ha sido declarado Monumento Nacional, y el busto martiano ubicado en el Pico Turquino forma parte del Patrimonio Cultural de la Naci√≥n. Uno es s√≠mbolo en el paisaje citadino de La Habana, otro es c√ļspide en el paisaje monta√Īoso de la Sierra Maestra. Uno abre los brazos y bendice la ciudad a la entrada de la Bah√≠a, el otro permanece incansable en tutela sempiterna.

Quien ha tenido la dicha de regodearse en ambas presencias percibe el mármol y bronce en sinonimia metafórica de ébano y marfil, y la antonimia alegórica de historia y religión; nos descubre un binomio de ensamble en el magnificente virtuosismo estético. Jilma Madera nos dejó un legado conceptual traducido en arte, nos dejó el lenguaje de sus manos cincelados en monumentos, nos dejó a un Cristo y a un Martí, en vigilia eterna de la Patria.


Convergencia no casual, concomitancia memorable: José Villa Soberón y Gabriel Cisneros

A prop√≥sito de la reci√©n inaugurada exposici√≥n Convergencia, en la Galer√≠a Ren√© Vald√©s Cede√Īo del Sistema Caguayo en Santiago de Cuba, se han querido comentar algunos elementos puntuales de sus protagonistas: Jos√© Villa Sober√≥n, Premio Nacional de Artes Pl√°sticas 2008, y el joven escultor Gabriel Cisneros B√°ez, adem√°s de los detalles concernientes a la muestra que ser√° exhibida hasta el venidero mes de marzo y que forma parte de las acciones de la 34 Bienal de Artes Pl√°sticas que este a√Īo tiene como sede a la caribe√Īa provincia.

fotos de la inauguración

Al hablar de convergencias podría parecer que el tema principal está dictado por la casualidad. Ciertamente, en la vida lo imprevisto a menudo resulta en afortunados efectos. No obstante, para esta circunstancia poco ha tenido que ver el azar. La ocasión a la cual se hace referencia es una concomitancia memorable. Dos grandes artistas han sido convidados para, en semejante despliegue hacia Santiago de Cuba, permitir el deleite de una expresión artística que ha padecido mucho, pero sobrevive y con nutrida salud: la escultura.

Los artistas Jos√© Ram√≥n Villa Sober√≥n y Gabriel Cisneros B√°ez concurren a este encuentro para compartir sus creaciones de los √ļltimos a√Īos de trabajo. En ellos el medio ha encontrado fieles defensores. Constituyen dos escultores natos, que a√ļn siendo de distintas generaciones persiguen el mismo objetivo: enaltecer la manifestaci√≥n.

Son dos apasionados de esta arista que durante un largo per√≠odo los especialistas llamaron la ‚ÄúCenicienta de las artes cubanas‚ÄĚ. De este debate me atrevo a agregar, a√ļn le queda mucho camino por recorrer a la expresi√≥n en la consecuci√≥n de un momento de esplendor, sin embargo, el crecimiento es innegable. Sobresale el hecho de que en las √ļltimas d√©cadas se ha expandido a diversos soportes, variantes y posee mayores espacios de visibilizaci√≥n, no como objeto agregado a otras manifestaciones, sino como entidad viva.

fotos de la inauguración

De la unión de Villa y Cisneros muchos subtemas pudieran desmontarse. Entre ellos emerge el diálogo constante entre el maestro y el alumno, el mentor y su discípulo, una trama recurrente en el ámbito de las artes.

Se habla de Villa Sober√≥n, uno de los escultores m√°s importantes del arte cubano, sin temor a espesar demasiado las palabras. Por alrededor de cincuenta a√Īos ha creado obras para comunidades de todo el mundo. A trav√©s de sus piezas, el artista vuelve a concebir la escultura c√≠vica y ambiental plasmando formas abstractas que realiza paralelamente a sus creaciones figurativas de car√°cter m√°s hist√≥rico y conmemorativo.

Por otro lado, se encuentra Cisneros, un joven con una carrera en ascenso. Con mucho empe√Īo se ha colocado en espacios certeros de la promoci√≥n de las artes de la isla y goza de no poco reconocimiento nacional e internacional. Su inquietante b√ļsqueda le ha permitido hallar una f√≥rmula exitosa para que convivan en sus piezas la figuraci√≥n m√°s academicista con una incisiva reflexi√≥n que le hace afianzar sus basamentos y significados conceptuales.

El salto/ 2019/ Resina 215 cm x 155 cm x75 cm

En esta muestra las obras de ambos art√≠fices distan en semejanzas formales y estil√≠sticas. Representan la otredad que les caracteriza. No obstante, en ella se adhieren im√°genes de algunas de sus piezas figurativas que han realizado conjuntamente en los √ļltimos a√Īos, entre las que se encuentran la escultura a Alicia Alonso, Enriqueta Favez, Dante Alighieri y Eusebio Leal, recientemente develado.

Es importante resaltar que esta exposici√≥n tuvo su antecedente en el √°mbito capitalino donde bajo el t√≠tulo de En la misma cuerda, ambos artistas establecieron una retroalimentaci√≥n arm√≥nica. En Convergencia, una vez m√°s, Villa seduce con sus vol√ļmenes. Las texturas, las soluciones est√©ticas son extraordinarias. Sus obras Arpa, C√≠clope, Rueda y Pensador del 2020 son alusiones corp√≥reas de elementos reales tratados como met√°foras. Vigor, vivacidad, excelencia, belleza y gracia son algunos de los calificativos que pudieran describir las mismas.

Arpa / 2020 / acero patinado / 38 x 34 x 34 cm

Por otro lado, Cisneros acude con la reflexi√≥n. Las piezas El Salto, Zib y Cabezas de esfinge I y II subrayan que con recto juicio ejecuta la escultura.¬† La gracia del artista es palpable. De Cisneros se puede decir como Vasari de Miguel √Āngel, ‚ÄúPor arte de mano y de ingenio hace disfrutar de soberbias representaciones‚ÄĚ.

¬†Esta ocasi√≥n remarca una vez m√°s la intenci√≥n del Sistema Caguayo de contribuir al desarrollo de la escultura cubana y el impulso de sus quijotes. La Galer√≠a Ren√© Vald√©s acoge este proyecto que hoy finalmente se concreta y ser√° posesi√≥n del p√ļblico cubano. Convergencia de Villa y Cisneros, dos grandes del arte de estos tiempos.


Zib/ 2017/Resina/100 cm x 70 cm x70 cm

Reconocen a Alberto Lescay con el Premio Nacional de Artes Pl√°sticas 2021

El reconocido pintor y escultor santiaguero Alberto Lescay mereció este martes el Premio Nacional de Artes Plásticas 2021, en reconocimiento a su prolífera y valiosa trayectoria artística.

Graduado en Pintura en la Academia de Artes Plásticas José Joaquín Tejeda, de su ciudad natal, en 1968, y de Escultura en la capitalina Escuela Nacional de Arte Cubanacán en 1972, también egresó como maestro en arte de la Academia Repin de Escultura, así como de Arquitectura, Pintura y Gráfica en Leningrado (San Petersburgo) en 1979.

Fundador de la Columna Juvenil de Escritores y Artistas de Oriente y de la Brigada Hermanos Saíz, creó en 1995 la Fundación Caguayo, la cual preside desde entonces. Asimismo, integra la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) y la Asociación Internacional de Plásticos, del Programa Mundial de la Ruta del Hierro de la Unesco.

Entre sus lauros y reconocimientos destacan la Distinción por la Cultura Nacional; la Utilidad de la Virtud, que otorga la Sociedad Cultural José Martí; el Diploma al Mérito Artístico, concedido por el Instituto Superior de Arte; además de ser nombrado Miembro Emérito de la Uneac.

Este Hijo ilustre de la Ciudad de Santiago de Cuba ostenta tambi√©n la R√©plica del Machete de M√°ximo G√≥mez, la Medalla Ra√ļl G√≥mez Garc√≠a y la distinci√≥n Maestro de Juventudes, esta √ļltima entregada por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.

A Lescay le debemos obras de alto valor dentro del patrimonio cultural cubano, entre las que caben destacar la figura ecuestre del Titán de Bronce (Maceo), el retrato escultórico de Mariana Grajales ubicado en Santa Efigenia, el Monumento al Cimarrón y el Conjunto Monumentario Plaza de la Revolución Antonio Maceo y Grajales de Santiago de Cuba en 1991, cuyo equipo multidisciplinario dirigió.

Este prestigioso artista es considerado como uno de los escultores de mayor aporte en el √°mbito del arte monumental cubano contempor√°neo y caribe√Īo. Junto a su labor creativa como escultor, pintor y dibujante, trasciende asimismo su entrega como promotor de las artes visuales.


¡Sé bendito, Hombre de mármol!

La historia de Cuba, entre sus muchos h√©roes, ha perpetuado un nombre: Carlos Manuel de C√©spedes y del Castillo. Justo cada mes de febrero Cronos trae a la memoria el aciago recuerdo de su muerte, aquel 27 de febrero de 1874, el d√≠a que abandon√≥ el espacio terrenal y que comenz√≥ a vivir para siempre en la memoria del pueblo cubano. Han transcurrido desde entonces 147 a√Īos.

[+]


Remolino de arte

‚ÄúEs un remolino de arte‚ÄĚ, as√≠ describen sus amigos a Leonardo Pablo Rodr√≠guez Mart√≠nez, uno de los j√≥venes pintores m√°s expuestos y reconocidos dentro del panorama cultural camag√ľeyano por la solidez de su trabajo, la responsabilidad y compromiso no s√≥lo con los que creen en su talento sino tambi√©n consigo mismo.

La familia es cuna, la educación primaria y las influencias parten de esa cuna, por lo que para Leonardo es imposible separar hoy la decisión de su vocación artística sin darle el crédito merecido a su padre, Oscar Rodríguez Lasseria, importante artista del barro y del pincel en la provincia.

‚ÄúFormaba parte de un entorno que hice m√≠o y aprend√≠ un gusto por el arte donde la arcilla adquir√≠a ante mis ojos las formas m√°s bellas e inesperadas y esa pasi√≥n heredada la desarroll√© con los a√Īos.

‚ÄúEn el momento que decid√≠ que estudiar√≠a en la Academia de Artes Vicentina de la Torre, la primera objeci√≥n la obtuve de mi padre. Supongo que intentaba alertarme de los sacrificios y disciplina que esta carrera conlleva, pero mi vocaci√≥n ya estaba determinada y no me equivoqu√© con ella‚ÄĚ.

Leonardo Pablo Rodríguez Martínez, artista de la plástica./ Claudia Beatriz Borrero Báez

‚Äď¬ŅC√≥mo fueron tus a√Īos en la Academia?

Al inicio me sentía muy inseguro, sentía que debía probar mucho más por mi procedencia familiar, pero en corto plazo aprendí de mis temores y me impuse el reto de crear mi propio camino.

No fui un alumno modelo; de hecho, siempre fui un poco rebelde, pero al menos no era el peor de mi clase, aunque supongo que mis profesores no dir√≠an lo mismo (sonr√≠e). Realmente no era muy bueno dibujando, algo que luego resolv√≠ con mucho trabajo extra y rigor, pero en general tuve cuatro a√Īos llenos de ense√Īanza en los que la percepci√≥n del mundo y la realidad me cambiaron inevitablemente.

‚ÄďTe especializaste en la t√©cnica de la escultura. ¬ŅPor qu√© inclinarse entonces hacia el dibujo y la pintura?

Entendí que la carrera más completa sería la escultura, pues de la misma forma tendría que dibujar y pintar para mis proyectos, pero además aprendería a manipular la tridimensionalidad y el espacio. Tampoco me interesaba la pintura clásica ni los métodos románticos, prefería la experimentación.

Después de graduarme y esforzándome para crear un mejor dibujo fui encontrando en la pintura una mayor comodidad como medio expresivo, aunque nunca abandoné la instalación, la escultura y el performance.

Creo que ese hábito se me quedó de lo que aprendí estudiando la especialidad, porque he hecho exposiciones en que los materiales que empleo son superficies grandes de madera, de cartón, u otros que tienden a agredir el espacio.

Leonardo Pablo y Reynaldo Labrada, organizador y creador del Almacén de la Imagen./ Claudia Beatriz Borrero Báez

‚Äď¬ŅEs la figuraci√≥n el estilo que te distingue?

Me siento identificado con la abstracción figurativa, con el hecho de perder al espectador entre formas supuestamente aleatorias e indefinidas en un juego de luz y sombras, que cuesta descubrir o que quizás nunca descubran.

Y es que mi trabajo, en su mayoría está hecho para mí, son mis historias y las cuento a mi manera.

En cambio, con la escultura y la instalación, la figuración es recurrente, pues me apropio de símbolos y de elementos específicos para construirlos y recontextualizarlos.

‚Äď¬ŅQu√© te apasiona, adem√°s del √≥leo y el dibujo?

Con 12 a√Īos ya era aficionado del buen cine y hac√≠a mis propias pel√≠culas con amigos y una c√°mara casera, escrib√≠amos guiones y practic√°bamos improvisadas puestas en escena, algunas veces imitando pel√≠culas.

Luego en la Academia de Arte hice experimentos y videos de arte y de danza, pero de a poco el lienzo sustituy√≥ parcialmente la c√°mara pero a√ļn hago fotograf√≠as para llevarlas a la pintura.

Pero ese ni√Īo de los videos a√ļn est√° dentro de m√≠, y sin dudas volver√° a coger la c√°mara, es s√≥lo cuesti√≥n de tiempo que suceda y qui√©n sabe si se convierta en una de esas etapas de mi obra.¬† ¬†

Nueva serie de cuadros abstractos y figurativos, influenciados por el Arte Concreto y el Minimalista./ Claudia Beatriz Borrero B√°ez

‚Äď¬ŅC√≥mo enfrentas el reto que supone la tan llevada y tra√≠da etiqueta de ‚ÄúJoven Promesa‚ÄĚ?

‚ÄúJoven Promesa‚ÄĚ, esa tela puede que a√ļn me quede grande. En lo personal trabajo por el placer y la satisfacci√≥n de hacerlo sin trascendencia personal. Cada obra es un hijo del que luego cuesta desprenderse.

Con los proyectos colectivos pienso en alentar a otros a que me sigan. Así lo hicimos en las provincias de Santiago de Cuba, Villa Clara y Cienfuegos con 8+1, una gira promocional realizada en 2018.

Hay muchos jóvenes artistas llenos de potencial por todo el país, pero que lamentan la nula promoción de sus obras. Lo que estamos haciendo es demostrar que desde provincia se puede promocionar el arte.

Proyectos como ‚ÄúDentro del Juego‚ÄĚ en Santa Clara o los que organiza¬† el artista Alejandro Lescay desde Santiago de Cuba, son muestras de que s√≠ se puede.

-Nos hablabas de 8+1. ¬ŅQu√© es?

El proyecto de Arte 8+1 nació en el 2015, después de organizar y crear el Salón Nacional de Autorretratos en 2010, el cual contó con la participación de más de 40 artistas de la plástica.

8+1 re√ļne a nueve artistas en cada edici√≥n, convoca a los creadores a trabajar bajo una coherencia formal o conceptual sin alejarse de sus propios estilos y los convida a realizar obras originales, muchas veces sac√°ndolos de su zona de confort.

El proyecto cuenta ya con seis ediciones y lo que ha marcado su éxito es su certero poder de convocatoria y organización. Para nosotros el proceso de producción y desarrollo de la muestra ha sido tan importante como la misma, lo que fomenta un esquema fundamental: la promoción.

De alguna manera es una plataforma en términos de unidad de equipo y de la divulgación que se le hace a cada edición; por eso tratamos de que sea itinerante y vaya por todo el país.

Leonardo Pablo ArtStudio/ Claudia Beatriz Borrero B√°ez

‚ÄďLa AHS para ti‚Ķ

Ha sido un apoyo excepcional para mi carrera, fundamentalmente para mis proyectos colectivos, son tan merecedores como yo del relativo éxito que han alcanzado.

Me ha ofrecido las posibilidades de realización, de crecimiento, de superación que no he encontrado en ninguna otra parte.

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Camag√ľey tiene el privilegio de contar con la confianza entre sus asociados, eso dice mucho de su trabajo para con los artistas miembros y los que no lo son.

Mientras fungía como jefe de la sección de Artes Visuales impulsamos algunos programas de subvención, promoción, colección y exhibición de obras de arte, pero aun así siempre será insuficiente, por lo que la promoción debe seguir siendo sistemática y sostenida, aspecto fundamental para el desarrollo de las carreras de los artistas jóvenes.

‚ÄďRecientemente inauguraste tu propia galer√≠a, com√©ntame sobre tus planes futuros y lo que te tiene inmerso en estos momentos.

Ahora trabajo en el Leonardo Pablo ArtStudio, allí estoy creando una nueva serie de cuadros abstractos y figurativos, influenciados principalmente por el Arte Concreto y el Minimalista.

En tiempos de coronavirus, pandemia que azota a toda la población mundial, es prioridad para mí seguir creando desde la seguridad de mi casa y esperar a que cuando todo pase poder exhibir lo realizado en este tiempo.

Leonardo Pablo ArtStudio/ Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Convocatoria: N√ļcleos, Jornadas de Arte Contempor√°neo

Se lanza, en la filial avile√Īa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, la convocatoria de las Jornadas de Arte Contempor√°neo, edici√≥n que toma el t√≠tulo ‚ÄúN√ļcleos‚ÄĚ. Evento multidisciplinario con un proyecto curatorial com√ļn: el respeto a lo que somos, a nuestra construcci√≥n social, a nuestra memoria colectiva, individual, familiar‚Ķ la a√Īoranza del pasado; son algunos de los elementos inherentes en la creaci√≥n de dis√≠miles artistas cubanos reflejados en nuestro desempe√Īo cultural actual. Sobre los cimientos de Semana de Arte Contempor√°neo, respetando sus patrones, este a√Īo Ciego de √Āvila vuelve a ser n√ļcleo aglutinador para la creaci√≥n art√≠stica, fundamentalmente en las artes visuales.

Organizado por las licenciadas en Historia del Arte Celia Molina S√°nchez y Roxana Consuegra Quintana, en coordinaci√≥n con la AHS, con la petici√≥n a la inclusi√≥n, de otras instituciones representativas de las artes; las Jornadas de Arte Contempor√°neo hacen un llamado a la participaci√≥n de los j√≥venes creadores visuales de todo el pa√≠s, dirigido especialmente a Ciego de √Āvila.

Por la noche de este martes 21 de junio de 2016 se inaugura la 10 Semana de Arte contempor√°neo de la AHS. En la galer√≠a…

Publicada por Ahs Ciego de Avila en Mi√©rcoles, 22 de junio de 2016

Los creadores visuales interesados, pueden enviar la documentaci√≥n hasta el 15 de mayo, al siguiente correo electr√≥nico nucleos.jac@gmail.com, la cual debe aportar los datos: Dossier del artista, caracter√≠sticas de la obra en participaci√≥n como: T√≠tulo, T√©cnicas, Materiales y Dimensiones; e im√°genes como evidencia de la obra; con asunto: Convocatoria, N√ļcleos. Cada participante puede concursar con un m√°ximo de 2 obras, y estas deben responder a la tem√°tica fundamental.

Es objetivo de las jornadas ofrecer una programaci√≥n variada, con la confluencia de diversas manifestaciones art√≠sticas reflejadas en exposiciones, puestas en escena, conciertos e intervenciones p√ļblicas. Adem√°s, con la participaci√≥n de especialistas, cr√≠ticos, curadores e investigadores se prev√© la realizaci√≥n de conferencias y paneles para reforzar el enfoque te√≥rico, dentro de los cuales cabe destacar un conversatorio sobre el devenir de La Semana de Arte Contempor√°nea que alcanz√≥ marcada relevancia en la experiencia expositiva nacional.

Se plantean dos propósitos fundamentales:

  1. Incentivar a los creadores visuales avile√Īos a la participaci√≥n, debido a la depresi√≥n de esta manifestaci√≥n art√≠stica en la provincia.
  2. Destinar uno de los espacios a una exposici√≥n colectiva donde se vean involucrados los artistas avile√Īos con otros de dis√≠miles regiones del pa√≠s que deseen participar, adem√°s de compartir la curadur√≠a con creadores.

Esta colectiva vendrá para evidenciar la pluralidad de discursos en función dentro del mismo campo de acción, donde los expositores sean de diferentes ramas con raíces comunes.

El espacio se planifica con la pretensi√≥n de aglutinar a j√≥venes creadores, con otros de carrera en crecimientos en conjunto con los m√°s visualizados en el entorno nacional. Han sido algunos los que ya se han sumado a la lista, entre los que figuran Ren√© Pe√Īa, Tamara Campo, Liester Amador, Ari√°n Irsula, entre otros. Donde refleje el sentir cubano de cada artista, sin implicaciones pol√≠ticas, econ√≥micas o sociales con una intenci√≥n cuestionadora.

Se prev√© el evento, para su celebraci√≥n, en la tercera semana de mes de junio, si las situaciones actuales lo permiten, de lo contrario, se trasladar√° para una fecha mejor condicionada. En las jornadas tendr√°n participaci√≥n coordinada las artes pl√°sticas, la escultura, la fotograf√≠a, la m√ļsica, el teatro, la danza, el performance, el dise√Īo, el audiovisual, la literatura y la cr√≠tica e investigaci√≥n; para apoyar a la diversidad en la creaci√≥n.


Choco: maestro de la colografía

La creación ha sido una constante para Eduardo Roca Salazar (Choco), Premio Nacional de Artes Plásticas en reconocimiento a la obra de su vida. Entre esculturas, pinturas y colografías transcurren gran parte de las jornadas de este artista nacido en un barrio humilde de Santiago de Cuba, el 13 de octubre de 1949. [+]