Cuba


El dise√Īo de revistas en Cuba: pasado y presente

El dise√Īo comunica en un contexto espec√≠fico. Irrumpe en cada detalle de la vida del hombre; funcionalidad y est√©tica se imbrican en aras de satisfacer las demandas cotidianas. Entre sus modalidades, la gr√°fica es la que mejor testimonia ‚ÄĒart√≠sticamente‚ÄĒ la realidad. Proporciona informaci√≥n de una forma m√°s transparente e impulsa la cultura visual.

Este tipo de representaci√≥n siempre se ha debido a su tiempo. Aunque se emparenta con la pl√°stica y obedece a sus tendencias, se ha anticipado a esta en la inclusi√≥n de c√≥digos visuales de avanzada y en el retrato veraz de la sociedad. Incluso, con la aparici√≥n de la imprenta en Cuba, en el siglo xviii, lo cual supuso un primer hito en el pa√≠s en materia de dise√Īo, el comienzo de la actividad tipogr√°fica se adelanta en casi dos d√©cadas a las incipientes muestras de las ¬ębellas artes¬Ľ.

A pesar de que en el siglo xix aparecen en la isla significativas publicaciones que contribuyeron al proceso de formaci√≥n de nuestra identidad, como la Revista Bimestre Cubana en 1831, una de las de m√°s larga vida en la naci√≥n, una primera eclosi√≥n del dise√Īo gr√°fico la podemos apreciar en la Neocolonia. Las publicaciones peri√≥dicas recogen estilos de vida y las de esta etapa fueron cardinales en la renovaci√≥n visual del arte cubano de vanguardia y en la imagen de modernidad de la Rep√ļblica. Los caricaturistas, ilustradores y portadistas de la √©poca colocaron al pa√≠s al nivel de lo que se hac√≠a en esta especialidad internacionalmente.¬†

Conrado Walter Massaguer, considerado uno de los padres de la caricatura cubana y el pionero del dise√Īo gr√°fico moderno, es la figura m√°s representativa. Sus ilustraciones y caricaturas de estilo costumbrista lo convirtieron en el cronista visual del per√≠odo republicano e hicieron que su proyecci√≥n gr√°fico-comunicativa fuera de las m√°s significativas para definir tal momento. Esto le gan√≥ un renombre en la gr√°fica internacional. Se caracterizaba por la precisi√≥n en los trazos, con √©nfasis en los detalles ‚ÄĒtan importantes como los elementos centrales‚ÄĒ, con lo que, unido a su atinado humor, lograba una t√©cnica exquisita. Su notable desempe√Īo ‚ÄĒya fuera como editor, ilustrador o director (art√≠stico)‚ÄĒ se evidencia en tres trascendentales revistas: Gr√°fico (1913-1918), Social (1916-1938) y Carteles (1919-1960).

Gr√°fico y Carteles se apoyaban en la fotograf√≠a para abordar importantes acontecimientos mundiales. La √ļltima, en 1924, con un cambio de formato y un despliegue de iniciativas, se propuso convertirse en ¬ęla mejor revista gr√°fica de Cuba Republicana¬Ľ. Tambi√©n incluy√≥ en sus p√°ginas la publicidad, lo que mostraba su habilidad para estar a la altura de publicaciones europeas y norteamericanas de este tipo.¬†

Por otro lado, Social, la m√°s relevante de las tres (y de todas las del per√≠odo), se estima que fue la primera revista del mundo en hacerse completamente con la t√©cnica de impresi√≥n fotolitogr√°fica. Su objetivo fue reflejar la vida habanera. Con su visualidad y colorido logra posicionarse entre las publicaciones hom√≥logas de Am√©rica. Represent√≥ la transici√≥n de la gr√°fica cubana de los a√Īos 20. Trascendi√≥ por su elevado valor art√≠stico, justificado no solo por sus textos sino tambi√©n por su lucimiento fotogr√°fico, ilustrativo y tipogr√°fico. Manifest√≥ la influencia de la gr√°fica norteamericana y europea en el dibujo cubano, lo que se muestra, por citar un ejemplo, en el uso del cubismo en las portadas realizadas por el dibujante Jos√© Manuel Acosta.

Massaguer, aunque como buen alumno superó a su maestro, tuvo como referente al periodista y caricaturista Ricardo de la Torriente, conocido por la creación del popular personaje Liborio, que representaba al pueblo cubano y constituía una crítica contra el imperialismo yanqui. Con una hábil mixtura entre dibujo y texto, De la Torriente censuraba desde la caricatura. Graficó la revista El Fígaro, el periódico La Discusión y el semanario La Política Cómica, en el que alcanzó fama.

Otra publicación emblemática fue Bohemia, la más antigua de las revistas cubanas y latinoamericanas. Su primera edición circuló el 10 de mayo de 1908. Respaldada en la ilustración, reflejaba los sucesos actuales más relevantes. Su formato era parecido al de publicaciones europeas del momento. A partir de 1914, con el uso de portadas en tricromías (primera en hacerlo en Cuba) y el aumento de páginas, se afianza como negocio editorial.

La Revista de Avance (1927-1930), difusora del vanguardismo en la creaci√≥n art√≠stica, tambi√©n sobresali√≥ por su contenido y dise√Īo. Sus coloridas portadas contribuyeron a la promoci√≥n de la pl√°stica. Carlos Enr√≠quez, Eduardo Abela y V√≠ctor Manuel figuran entre los pintores que dejaron huella en sus p√°ginas.

¬†Estas revistas ofrecieron una visualidad art√≠stica a un p√ļblico desprovisto de otras opciones para apreciar las tendencias m√°s renovadoras de la pintura. Igualmente, se presume que, a trav√©s de ellas, se anticip√≥ en, al menos una d√©cada, la aparici√≥n del arte moderno.¬†

Con el triunfo revolucionario se model√≥ una nueva imagen de Cuba, a tono con los cambios pol√≠ticos y sociales. Se oper√≥ un cambio de paradigma, una forma distinta de ver y comunicar. Con la fundaci√≥n del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematogr√°ficos (Icaic), la Casa de las Am√©ricas, la Imprenta Nacional y, en 1967, el Instituto Cubano del Libro, ocurre un verdadero impulso de la gr√°fica (nuevamente a la vanguardia con relaci√≥n a las ¬ębellas artes¬Ľ). Se ampl√≠an la creaci√≥n y circulaci√≥n de revistas, principalmente culturales.

Lunes de Revoluci√≥n (1959-1961) se caracteriz√≥ por el notorio uso de la fotograf√≠a y la calidad de su dise√Īo, que cont√≥ con los artistas de la pl√°stica Ra√ļl Mart√≠nez, Antonia Eiriz y Mariano Rodr√≠guez, y con el caricaturista Ren√© de la Nuez. Como ferviente deudora ¬ęde un legado que viene desde finales de la colonia cuando se fundan dos magn√≠ficas revistas: El F√≠garo y La Habana Elegante, y que tiene su continuidad en el per√≠odo republicano con Bohemia, Gr√°fico, Carteles y Social, as√≠ como una gr√°fica vinculada a los medios publicitarios en los cincuenta¬Ľ,[1] revolucion√≥ la gr√°fica del momento.

Casa de las Am√©ricas (1960); INRA (1960), luego devenida en Cuba (1962); Uni√≥n (1962); La Gaceta de Cuba (1962); Pueblo y Cultura, posteriormente Revoluci√≥n y Cultura; El Caim√°n Barbudo (1966); y Tricontinental (1967) fueron de las revistas mejor dise√Īadas. Sus perfiles editoriales se impregnaron de visualidad y dinamismo, de la mano de dise√Īadores como Jos√© G√≥mez Fresquet (Fr√©mez), H√©ctor Villaverde, Rafael Morante, Tony √Čvora y Alfredo Rostgaard; y de los fot√≥grafos Alberto D√≠az Korda, Ra√ļl Corrales y Liborio Noval.

Si bien en los a√Īos 60 y 70 el dise√Īo gr√°fico cubano tuvo sus d√≠as de esplendor, a lo que contribuyeron los procesos de alfabetizaci√≥n y democratizaci√≥n del libro, los 80 y 90 fueron de crisis. Cerca de los 2000 ocurri√≥ un renacimiento de las publicaciones peri√≥dicas, y muchas revistas comienzan a tener versiones digitales o electr√≥nicas, que les propician un mayor alcance y nuevas posibilidades en su dise√Īo.

En la actualidad, con el uso de la tecnolog√≠a, el dise√Īador ahorra tiempo y esfuerzo, pero, a su vez, se vuelve m√°s arriesgado y experimental. Las nuevas t√©cnicas ‚ÄĒde la c√°mara fotogr√°fica, la computadora y los equipos de impresi√≥n‚ÄĒ ofrecen mejores resultados en la visualidad y calidad de los productos impresos, todo en pos de llamar la atenci√≥n del espectador e incitar a la lectura, ofrecer una comunicaci√≥n expedita y eficaz, as√≠ como aprehender las transformaciones operadas en el individuo y la sociedad.¬†

Nota:

[1] √Āngel Herrera Oviedo: ¬ęCinco revistas que impulsaron el desarrollo del pensamiento cubano (1831-1959)¬Ľ, en http://www.cubaliteraria.cu/articulo.php?idarticulo=17142&idseccion=35.


Lo m√°s importante es lo que hagamos

Todav√≠a me parece escuchar las intervenciones, ver a cientos de j√≥venes compartir, analizar y so√Īar. √Čramos muchachos y muchachas de todas las provincias y los diferentes sectores de la sociedad, con el af√°n de ser √ļtiles y hacer en el menor tiempo posible.

Al escuchar las anécdotas, las historias de vida de algunos, la profundidad de los debates y las propuestas, uno siente orgullo de esta generación. Allí estábamos campesinos, ingenieros, científicos, médicos, maestros, militares, artistas, intelectuales…, todos seducidos por el afán de ayudar, de contribuir al bienestar del pueblo.

El XII Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, realizado del 2 al 4 de abril, fue inspirador, fuente de amistades y tal vez hasta de nuevos amores, pero sobre todo constituyó una plataforma vital de pensamiento y proyecciones de trabajo, para lograr la Cuba mejor que todos deseamos. Junto a nosotros también estaban el Presidente Miguel Díaz-Canel, otros integrantes de la dirección del país, los Comandantes de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y Guillermo García Frías y el Comandante del Ejército Rebelde José Ramón Machado Ventura.

Hablamos con sinceridad sobre los problemas, la necesidad de eliminar deficiencias y aprovechar la inteligencia colectiva de todas las generaciones para vencer los obst√°culos de cualquier tipo, en un contexto nacional e internacional muy complejo.

Lo más importante será lo que hagamos en el futuro inmediato, como convirtamos las palabras en hechos a favor de toda la sociedad. Resulta esencial elevar la producción y la economía, y también alimentar la espiritualidad de la gente, conscientes de que en esto no existen botones mágicos ni basta con la voluntad.

Necesitamos proyectos mucho más abarcadores, que también inspiren, fortalezcan el orgullo nacional y nuestra identidad como cubanos, como parte de una plataforma descolonizadora, que debe incluir también avances en la solución de dificultades materiales.

Nuestras organizaciones, instituciones y otras entidades deben funcionar como el mejor reloj y proyectar de manera integradora propuestas, que sean cada vez m√°s √ļtiles al pa√≠s. Los dirigentes, en los diferentes niveles, deben mantener siempre una conducta ejemplar, conscientes de la alta responsabilidad de ser servidores p√ļblicos, con todo lo que eso significa en cuanto a valores, superaci√≥n, creatividad y voluntad de aprovechar las diferencias para tener propuestas cada vez m√°s inclusivas desde el amor al pa√≠s y su gente.¬†Es preciso eliminar totalmente la corrupci√≥n, la indecencia, la burocracia y la lentitud en la atenci√≥n a las personas.

La UJC y los jóvenes que la integramos tenemos el desafío de ser siempre vanguardia, lo cual implica superarnos en todo momento y tener la capacidad de motivar a otros, en cualquier lugar donde estemos. La UJC debe ser una especie de ser vivo, que impulse, salte, enamore, critique, contribuya a la unidad y haga para bien de todos.

En ese sentido otras organizaciones y movimientos juveniles, como la Federaci√≥n Estudiantil Universitaria, la Federaci√≥n de Estudiantes de la Ense√Īanza Media, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, la Brigada de Instructores de Arte Jos√© Mart√≠, el Movimiento Juvenil Martiano y las Brigadas T√©cnicas Juveniles tenemos mucho por hacer, readaptarnos a cada contexto y representar verdaderamente a los j√≥venes que agrupamos, con fidelidad a las esencias, como parte de un entramado en el que tambi√©n son vitales el peri√≥dico Juventud Rebelde y la Casa Editora Abril, con sus seis revistas y los libros.

El conocimiento profundo de la historia siempre ser√° fuente indispensable de inspiraci√≥n y fortaleza para todos los hijos de esta naci√≥n.¬†Entre nuestros referentes tambi√©n debemos incluir a los j√≥venes poetas Luis y Sergio Sa√≠z Montes de Oca, profundamente martianos y fidelistas, quienes fueron asesinados el 13 de agosto de 1957 en el poblado pinare√Īo de San Juan y Mart√≠nez. Sus versos, los cuentos y art√≠culos pol√≠ticos revelan el compromiso de dos creadores que se mantienen palpitantes dentro de la actual Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.

Nos ha tocado vivir una √©poca de transformaciones, de grandes preguntas. Habitamos un planeta cada vez m√°s complejo, en el que a las dificultades del mundo f√≠sico se suman las del virtual.¬†La pasividad, el caminar con los ojos cerrados, el preferir el silencio antes que se√Īalar un problema no son alternativas. Tenemos que ser protagonistas, Quijotes de este tiempo si fuese necesario, sin pesimismo jam√°s.

Creo en el poder de la poesía, y en la fuerza tremenda del arte, no solamente en galerías y escenarios, también en la vida cotidiana. Hay muchos versos en el esfuerzo diario, en la sonrisa de cada uno y en el afán de no rendirnos jamás. Eso también forma parte de ser cubano.

Las palabras del Primer Secretario del Comit√© Central del Partido y Presidente de la Rep√ļblica Miguel D√≠az-Canel merecen ser analizadas y debatidas por la claridad con que expuso elementos de los tiempos actuales, la confianza en los j√≥venes y los retos que mencion√≥.

Como √©l expres√≥:¬†‚Äú¬°Ser vanguardia es ser los primeros en todo: los primeros en hacer y los primeros en exigir que se haga!¬†Una organizaci√≥n juvenil de vanguardia, en Cuba, tiene que llevar consigo los s√≠mbolos y la historia que los trajo hasta aqu√≠; pero tambi√©n tiene el deber ineludible de sumar nuevos cap√≠tulos a esa historia y nuevos s√≠mbolos a la comunicaci√≥n con sus bases‚Ķ‚ÄĚ

Son muchos los motivos para sentir orgullo de nuestro pa√≠s y de nosotros mismos.¬†Estamos escribiendo tambi√©n p√°ginas de historia y resistencia. Alg√ļn d√≠a los libros tendr√°n que hablar de este pueblo de hoy, de lo que estamos haciendo, pero sobre todo de c√≥mo vamos a salir adelante. Ese ser√° quiz√°s el mejor poema de nuestras vidas.

*Publicado originalmente en Cubadebate.


Arte joven cubano presente en Festival Internacional Ciudad Mural de Mérida

Miembros de la Asociación Hermanos Saíz intervinieron en varios de sus espacios para promover el quehacer de la vanguardia artística joven de la Mayor de las Antillas y las oportunidades de creación de redes de promoción que integren a las nuevas generaciones de escritores y artistas de ambos países, unidos por lazos de solidaridad y tradiciones culturales.

Durante los días del evento, que concluyó este 16 de marzo, el joven artista cubano Javier Agudo realizó una de las obras de mayores dimensiones con elementos visuales identitarios de esta región venezolana.

Además, el Presidente Nacional de la AHS, Yasel Toledo Garnache participó en conversatorios y paneles para dar a conocer sobre las posibilidades de becas y premios de conjunto y así concretar proyectos internacionales que acrecienten las aproximaciones culturales entre naciones hermanas.

La VI edición del Festival Internacional Ciudad Mural en Mérida reunió a artistas de Cuba, Colombia y Venezuela, como país sede.

Desde el sitio oficial del evento se resalt√≥ que fue ‚Äúun encuentro de intercambio de saberes sobre las pr√°cticas art√≠sticas para posibilitar la senda hacia la construcci√≥n de nuevos caminos para la creaci√≥n. Por eso en cada estaci√≥n abrimos espacios para sembrar la semilla de la b√ļsqueda, para dejar en las manos de quienes nos acompa√Īan un nuevo mapa para el descubrimiento del arte que nos mueve y nos transforma‚ÄĚ.


Ideas aleatorias que no muestran cómo salvar a un muerto

Cada lugar evoluciona dependiendo de muchos factores contextuales, pero esto, es un axioma.

Lo contempor√°neo designa una gran heterogeneidad de conceptos que siempre son caducos con respecto a lo actual. En el arte, la heterogeneidad de manifestaciones y tendencias est√°n relacionadas ‚Äďla mayor√≠a‚Äď con las creaciones art√≠sticas de la segunda mitad del siglo XX (performance, happening, body art, arte conceptual, video arte, instalaci√≥n, etc.). Y cabe la pregunta, ¬Ņde qu√© hablamos hoy en d√≠a cuando afirmamos que en Cuba hay arte contempor√°neo?

Para que la sociedad evolucione hacia alg√ļn patr√≥n que ya se encuentra instaurado en otra sociedad, tiene que haber valores compartidos entre los sujetos elitistas que determinen un canon a seguir por los dem√°s, o tiene que existir un cambio de paradigma. La sociedad evoluciona dando peque√Īos pasos secuenciales hacia la complejidad, pero, hasta que el paradigma no se legitime como canon, no se establece una base s√≥lida a seguir, por lo que solo hay golondrinas aisladas, y no aflora el verano.

Santiago de Cuba se ha quedado varado en el tiempo; es un barco encallado que solo ense√Īa la proa flotante de pinturas y esculturas que rozan lo acad√©mico y tradicional en el arte. La pintura de este nav√≠o corro√≠da por el tiempo y el salitre solo muestra que lo contempor√°neo es lo pintoresco realizado por los artistas consagrados y los que se suponen que deber√≠an ser ‚Äúlos conservadores‚ÄĚ son el tim√≥n de lo m√°s novedoso del acontecer art√≠stico. Esta afirmaci√≥n no quiere decir ‚Äďpor m√°s que se adorne‚Äď que sus trabajos en mayor√≠a est√©n a tono con las tendencias del arte a nivel mundial. Pero claro, cada pa√≠s es una isla, cada persona es una isla y cada isla evoluciona seg√ļn sus condiciones objetivas y subjetivas.

La disyuntiva del arte contempor√°neo en Santiago, e intentar insertar el circuito art√≠stico de la ciudad en lo m√°s actual del arte requiere de m√ļltiples factores.

No solo el artista es la figura que determina el cambio hacia la contemporaneidad. Los espacios legitimadores son de gran importancia, en este caso si Duchamp decidiera presentar un urinario, y la galer√≠a no se lo permitiera, nadie conociera a uno de los padres del arte contempor√°neo. El cambio de paradigma debe incluir a las instituciones legitimadoras del arte y a sus representantes, que son ¬ęlos protagonistas del mercado del arte¬Ľ y deber√≠an apostar por un equilibrio entre lo contempor√°neo y lo tradicional.

Si de incentivo se trata, no podemos culpar a la pobre academia de artes visuales Joaqu√≠n Tejada[1], que nadie sabe por qu√© apuestan sus planes de clase, cuando de sus egresados no se oye hablar en el contexto santiaguero. Donde la cuna de las artes pl√°sticas carga el feto del silencio, es una escuela que no suena dentro del marco cultural. Ya la justificaci√≥n que se da a todo es que lo mejor se est√° yendo del pa√≠s porque saben que su futuro est√° en otra isla y que ya no son due√Īos de la suya. Pero, y los que quedan, que se supone que no se fueron a fregar platos y que hacen arte, ¬Ņd√≥nde est√°n? Dejo esta pregunta abierta para cuestionar solo eso: d√≥nde est√° la motivaci√≥n a ser parte de la burbuja del arte.

Cabe la pregunta por los artistas que ya tienen un legado, ¬Ņqui√©nes ser√°n nuestro relevo? Y la respuesta muy obvia sale a la luz como el grito ag√≥nico del silbato de tren antes de partir; parece no existir un relevo.

Afirmamos que hay un √≠nfimo relevo que intenta no ahogarse al saltar al mar del arte y encontrar que las instituciones entorpecen con pol√≠ticas que deber√≠an ser una realidad. Y cabe ver que no somos artistas, somos ajedrecistas que tenemos muchos amigos y aliados que nos ayudan a posicionar nuestra obra. Porque en este mundo de posverdad, no solo ser bueno te sirve para posicionarte, a veces ‚Äďo por generalidad‚Äď te hace falta ‚Äúsacrificar‚ÄĚ m√°s de ocho peones para lograr posicionar el objeto art√≠stico.

Esto no significa que no existan personas que no desgarren su piel por intentar salvar el arte de los j√≥venes y que para ello no ‚Äúembarran de su sangre‚ÄĚ a quien los rodea. Porque su punto no es solo complacer su idea fil√°ntropa de que la juventud puede hacer mejor arte, sino tambi√©n ‚Äúembarrar‚ÄĚ a otros esp√≠ritus errantes de esa ‚Äúsangre‚ÄĚ cargada de la otredad para poder rescatar lo que est√° casi muerto.

En cuanto a los salones, contamos por suerte con dos[2] que intentan incluir las pocas golondrinas que se encuentran a grito desde el invierno pidiendo el verano de la contemporaneidad. Pero…¬† es cuestionable cuando del incentivo econ√≥mico se trata, donde cabe la pregunta: ¬ŅCu√°l es la suma que te incentiva a ser parte en correspondencia con lo que te cuesta la inversi√≥n de una obra de arte o de una exposici√≥n? Pero no solo es una cuesti√≥n de econom√≠a. ¬ŅCu√°l es el incentivo de un artista a ser parte de lo que llaman ‚Äďlas pol√≠ticas culturales de las instituciones en Santiago‚Äď ‚Äúcontempor√°neo‚ÄĚ cuando se mira desde el ojo de una aguja por el conservadurismo?

Solo somos una ciudad que en el marco artístico navega a lo que quisiera ser, pero se ahoga en el intento, al luchar constantemente contra burocracias.

Apostemos por estos salones que dentro sus concepciones tratan de ‚Äúromper‚ÄĚ los paradigmas tradicionales del arte santiaguero, y a trav√©s de la palabra ‚Äúcontempor√°neo‚ÄĚ nuclear a los artistas m√°s inquietos del acontecer art√≠stico. Pero debemos saber que los muertos no reviven, que hace falta no solo un cambio de paradigma para crear una vida nueva llamada ‚Äúarte contempor√°neo‚ÄĚ. Porque de paradigmas no solo se hacen en el arte, tambi√©n se hace de la cotidianidad que experimenta el sujeto como parte de sus experiencias. Y hasta que no se permita hablar de la cotidianidad tanto interior como exterior con una visi√≥n cr√≠tica y haya que pintar todo con el color de lo ‚Äúcorrecto‚ÄĚ, el arte seguir√° siendo eso, un barco hundido con esmalte ca√≠do que intenta salir a flote.

Este texto no constituye una visi√≥n de c√≥mo salvar el arte en Santiago de Cuba. Ni intenta aunar todos los males que este tiene, porque mil palabras no alcanzan parta pintar una casa, y porque las palabras, no pintan. Solo es la salpicadura de ideas que hablan sobre un muerto, ‚Äúlo contempor√°neo‚ÄĚ, o peor, sobre un no nacido, porque para morir, primero hay que ser. Este texto es solo eso: un texto que cada sujeto es libre de interpretar y decidir si se queda con el cielo con la nube. El fin siempre es y ser√° apostar por una renovaci√≥n art√≠stica.

 

Notas:

[1] Academia de las Artes Pl√°sticas de la provincia de Santiago de Cuba

[2] La provincia de Santiago de Cuba cuenta con dos salones de arte contempor√°neo el Sal√≥n de Artes Visuales Experimentaci√≥n (SAVE) desarrollado por el Centro Provincial de Artes Pl√°sticas y Dise√Īo y el Sal√≥n de Arte Contempor√°neo Ren√© Vald√©s Cede√Īo realizado por la Fundaci√≥n Caguayo.


La crítica cinematográfica: ni impresionismo, ni método

Formar un receptor inteligente y capaz de consumir cultura cr√≠ticamente constituye una de las prioridades de cualquier empe√Īo cultural. La cr√≠tica de arte se considera necesaria en medio de un torrente informativo y es tambi√©n, como escribi√≥ Cintio Vitier, ‚Äúen principio, dos cosas: iluminaci√≥n de la obra desde la obra misma, y, despu√©s, toma de partido frente a ella‚ÄĚ.

Entre todas las manifestaciones el cine llama la atenci√≥n por ser arte, t√©cnica, veh√≠culo portador de ideolog√≠a y mensajes que circulan en la sociedad y por ser industria y mercado. Sobre estas cuatro miradas o maneras de acercarnos al cine y la creaci√≥n audiovisual desde la comunicaci√≥n, el periodismo y la cr√≠tica cinematogr√°fica dialog√≥ en un conversatorio el periodista y cr√≠tico Rafael Grillo, como parte del Festival Nacional del Audiovisual ‚ÄúPor primera vez‚ÄĚ, realizado en la ciudad de Holgu√≠n del 21 al 24 de febrero.

El tambi√©n miembro de la revista cultural El Caim√°n Barbudo profundiz√≥ en la capacidad del cr√≠tico como mediador, ‚Äúesa persona encargada de mirar y escudri√Īar desde todos los √°ngulos y hacerlo desde todos los g√©neros posibles‚ÄĚ, porque los p√ļblicos necesitan ser orientados y el cr√≠tico juega un papel importante, sobre todo en los niveles de comercializaci√≥n y distribuci√≥n del cine. ‚ÄúDebe ser ese farolito que se prende entre tanta informaci√≥n‚ÄĚ, alert√≥.

Criticar significa, en tanto, pensar, razonar, poner toda teor√≠a o pensamiento en tela de juicio. Pensar es juzgar; la cr√≠tica por tanto es una actitud activa en la conformaci√≥n de ideas. Asumir la cr√≠tica desde la hermen√©utica, propone Rafael Grillo, con un criterio que ayude a construir determinados horizontes, no as√≠ desde las opiniones valorativas. ‚ÄúNo es destruir ni ensalzar a nadie, es ayudar a entender determinado producto desde todas las miradas, porque de las malas pel√≠culas tambi√©n se aprende, y de los conflictos tambi√©n, pues es parte de la naturaleza y de la evoluci√≥n natural de las cosas, de la propia vida‚ÄĚ.

Para Grillo, tambi√©n narrador y presidente de la Asociaci√≥n Cubana de la Cr√≠tica Cinematogr√°fica (ACPC), no hay nada mejor que una mala cr√≠tica o la censura para un material audiovisual, ese criterio que llame la atenci√≥n por encima de estereotipos, pues al final logra poner un foco de atenci√≥n sobre algo que tambi√©n es importante, aunque reconoce que en la isla la cr√≠tica es paternalista con el cine cubano. Enfatiz√≥, asimismo, que la producci√≥n nacional est√° necesitada de una cr√≠tica s√≥lida, pues como alertaba Rufo Caballero: ‚ÄúEn Cuba tenemos buenos cr√≠ticos, pero no hay una cr√≠tica como sistema, s√≥lida‚ÄĚ.

En este contexto tambi√©n abord√≥ las capacidades de un periodista para ejercer la cr√≠tica con tenacidad y responsabilidad, especialmente en los medios y a trav√©s de todos los g√©neros posibles, observando la necesidad de interpretaci√≥n que demanda el periodismo contempor√°neo, cuando muchos creen que la cr√≠tica de arte debe ser prioridad y terreno casi absoluto de los medios especializados. Y lo que sucede es que en este acto del genio, como dir√≠a Alfonso Reyes, no todos la alcanzan: ‚ÄúNi todo es impresionismo, ni todo es m√©todo‚ÄĚ.


Artes visuales tuneras: ¬ŅCerrando ciclos?

En los √ļltimos meses del ya pasado 2023 las artes visuales tuneras estuvieron en el centro de las noticias culturales: exposiciones, salones, reapertura de galer√≠as, proyectos colectivos que empiezan a materializarse y hasta cr√≠ticas en las redes sociales. Muchas miradas apuntaron hacia all√≠, miradas que por tiempo se tornaban esquivas. Un repaso por esas muestras, gran parte de ellas todav√≠a abiertas al p√ļblico, permiten visualizar un camino, que no exento de tropiezos, parece al fin encontrarse.

El mes de octubre tra√≠a la esperada reapertura de la galer√≠a Fayad Jam√≠s del Fondo Cubano de Bienes Culturales, luego de dos a√Īos de cerrada al p√ļblico; para ello se reserv√≥ una expo que suscit√≥ varios an√°lisis y opiniones de artistas y especialistas. Aqu√≠ Estamos fue el nombre elegido, como para reafirmar que los artistas tuneros est√°n haciendo arte en medio de un panorama galer√≠stico que se vislumbraba desalentador. Unos d√≠as antes el Sal√≥n UNEAC, quiz√°s sin saberlo, nos daba una peque√Īa muestra de lo que ser√≠a.

M√°s de una veintena de artistas de diferentes generaciones se reunieron en la citada galer√≠a. Conceptos vanguardistas afianzados en el paisaje art√≠stico tunero, desde Jes√ļs Vega Faura, Yamila Coma, Alexis Rosell√≥ o Rogelio Ricard,o acompa√Īados de una generaci√≥n pujante que revierte c√≥digos y hace de la posmodernidad su bandera. Luis Antonio Gonz√°lez, Liset Guti√©rrez o Jarol Rodr√≠guez demuestran el talento y empuje de los m√°s j√≥venes que apuestan por la experimentaci√≥n sin abandonar las t√©cnicas tradicionales. Diversidad de estilos y lenguajes en grabados, esculturas y fotograf√≠as coexisten en la Fayad Jam√≠s. Sinergia que se siente a ratos forzada y en la que se respira cierto ahogo por la cantidad de obras en un espacio que les qued√≥ peque√Īo. Solo gracias a la curadur√≠a y disposici√≥n oportuna de tantas piezas se logr√≥ atraer y dialogar con los visitantes, que felizmente no han sido pocos. Y ese es otro de los m√©ritos de la exposici√≥n, la capacidad de convocatoria y promoci√≥n que tuvo al incentivar a los cr√≠ticos a emitir an√°lisis en torno a la muestra.

Noviembre nos sorprend√≠a con la grata noticia de que se retomar√≠a el Sal√≥n de Peque√Īo Formato Jos√© Antonio D√≠az Pel√°ez, en el Centro de Desarrollo para las Artes Visuales. Tras varios a√Īos de ausencia lleg√≥ nuevamente para revitalizar esta manifestaci√≥n en una provincia en la que, m√°s all√° de un ep√≠teto, el arte escult√≥rico ech√≥ ra√≠ces.¬†

Mucho se extra√Īa la escultura en la mayor√≠a de las exposiciones y am√©n de conceptos reiterativos e inacabados, el Sal√≥n demostr√≥ que al convocar y motivar a los artistas, unido al aprovechamiento de recursos no convencionales, se pueden lograr trabajos dignos y provocadores. Paralelo se realizaron otras iniciativas como conversatorios y espacios te√≥ricos que, sin tener el alcance de anta√Īo, dio indicios de un inter√©s por reanudar las inolvidables Bienales de Escultura.

Por su parte la expo colectiva A√Īo Cero sorprendi√≥ con su lenguaje provocativo, arrollador. Las instalaciones art√≠sticas, propias del arte contempor√°neo conceptual, proponen la intervenci√≥n de espacios mediante la utilizaci√≥n de diversos materiales, medios f√≠sicos visuales o sonoros. Sin dudas el espectador tunero estaba √°vido de disfrutar este tipo de propuestas.

En la galería del Consejo de las Artes Plásticas encontramos siete artistas, siete voces, a veces gritos que invitan al diálogo más que a la contemplación. Llega como parte del proyecto Zona Creativa, que bajo la guía del artista Leonardo Fuentes Caballín pretende incentivar la creación al apostar por espacios y recursos alternativos.

Por √ļltimo se nos presenta Selfie como ese espejo donde nos autodescubrimos y revelamos nuestra esencia. Veintisiete autorretratos de varios creadores que desde sus particulares estilos dibujaron m√°s que al artista al ser humano que son. Pinturas, fotograf√≠as y dibujos componen la exhibici√≥n tan atrevida como sugerente y que dio espacio a varias voces que llevaban tiempo fuera de las galer√≠as, en la que se recogen nombres como Yamila Coma, Alexander Lecusay, Damayanty Mena, Gustavo Polanco.

Aunque cada obra posee el encanto de atrapar el gesto del artista desde su propia mirada e introspección, vale resaltar el trabajo de dos mujeres cuyos lenguajes van ganando fuerza en el circuito galerístico. Daimí Silva con la belleza y pureza de sus trazos nos revela la mujer-artista desde una visión hedónica en la que se sabe libre y talentosa, gustosa de su condición. Y Liset Gutiérrez, quien prefiere desdibujar el rostro, presentarlo como un todo en el que cada mujer puede pintarse y encontrarse a sí misma. Su obra se alza como denuncia por tantas veces que a las mujeres les ha tocado esconderse, callar. Todavía está a tiempo de visitar esta exposición en la sede de la Fundación Nicolás Guillén y disfrutar de una muestra original y convincente.

Me gustar√≠a pensar que m√°s que cerrar, los √ļltimos meses del a√Īo abrieron ciclos creativos, de dinamizaci√≥n, en los que finalmente los artistas y p√ļblicos se encontraron, se generaron debates profundos y anal√≠ticos sobre los procesos creativos, donde las instituciones cumplieron su objeto social y convocaron a sus artistas, convirti√©ndose las galer√≠as en ese espacio vital que necesita hace mucho el arte tunero.


AHS en Matanzas propone diversas actividades y eventos para este 2024

La Asociación Hermanos Saíz en Matanzas arriba a este 2024 con diversas propuestas en las diferentes manifestaciones artísticas. A finales del mes de enero la entidad cultural desarrollará una antesala de su más importante evento anual, el Festival Atenas Rock.

Yadiel Durán, presidente de la AHS en la provincia, explicó que este encuentro contará con la presencia de bandas defensoras del género de Pinar del Río y La Habana, junto con las yumurinas. El Metalink, entre el 26 y 27 de enero, se iniciará a las 10:00 a.m en el Patio Colonial con la ya conocida Expo de tatuajes.

Por su parte el Festival, previsto para el mes de junio, contará con diferentes particularidades en su edición del 2024, entre ellas la participación de bandas y artistas extranjeros. Durán argumentó que la cartelera se dará a conocer una vez lanzada la convocatoria.

‚ÄúComo ya lo hemos desarrollado en ediciones anteriores, este a√Īo planeamos expandir el festival por diferentes espacios de la ciudad, entre ellos algunos bares que nos acompa√Īan como patrocinadores del evento, con presentaciones de algunas agrupaciones en su espacio. Estaremos presentes en el¬†Teatro Sauto, donde ser√°n los conciertos de inauguraci√≥n y de clausura, y posiblemente la grabaci√≥n de un programa de televisi√≥n‚ÄĚ, agreg√≥.

El Festival Atenal Rock 2024 mantendr√° como escenario principal el Centro Cultural Entre Puentes.

A lo largo del presente a√Īo la AHS en Matanzas desarrollar√° diversas actividades, entre ellas el otorgamiento del¬†Premio Aldab√≥n,¬†de la editorial hom√≥nima. Durante el mes de marzo se realizar√° un evento de artes visuales como antesala de la tercera edici√≥n de la Bienal de la Habana en Matanzas, y septiembre traer√° la propuesta del Evento de Cr√≠tica e Investigaci√≥n. La Feria del Libro contar√° con su habitual espacio en el Parque de los Chivos.

El mes de octubre resultará uno de los más cargados de actividades. Durante ese período la AHS provincial celebrará el aniversario 46 de su creación y la Jornada de la Cultura Cubana.

Con respecto a las proyecciones de trabajo, el Presidente de la Asociación detalló que con la nueva directiva nacional llegaban “nuevas miradas en la manera de asumir la guía de la organización a nivel nacional.

‚ÄúEn nuestra provincia contamos con dos nuevos vice presidentes y vienen con muchos deseos de hacer.¬† Esto es algo que la organizaci√≥n siempre va a agradecer, que los j√≥venes est√©n dispuestos a querer hacer siempre algo m√°s, aun en medio de todas las carencias que tenemos para la producci√≥n.‚ÄĚ

La vanguardia art√≠stica juvenil en Matanzas, encabezada por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, ratifica su empe√Īo y deseos de seguir creando para el p√ļblico yumurino.


2023, a√Īo fruct√≠fero para la AHS en Pinar del R√≠o

A pesar del complejo escenario económico que vive Cuba, la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Pinar del Río no detuvo su quehacer en 2023 y se consolidó la creación artística como premisa. 

¬† ¬†La Casa del Joven Creador, en plena urbe vueltabajera, mantuvo una programaci√≥n estable y de calidad, y devino eje de las diversas manifestaciones y sus p√ļblicos.

   Para Yusley Izquierdo Sierra, presidente de la AHS en este occidental territorio, la gira Arte en Movimiento permitió, por primera vez, llegar a casi todos los municipios con una representación de la obra de exponentes de la organización.   

¬† ¬†Apostamos por ella como un proyecto permanente que nos posibilite este a√Īo volver a las comunidades, a lugares a los que muy pocas veces van los artistas, asegur√≥ a la Agencia Cubana de Noticias.¬†

   El proceso del IV Congreso comenzó en el país con las reuniones de secciones y células, de las cuales salieron buena parte de los temas que seguimos abordando todo el calendario, incluso en la asamblea provincial de Pinar del Río en el mes de junio, apuntó.

   Destacó que las sesiones finales del Congreso, en La Habana, en el mes de noviembre, marcaron algunas de las cuestiones en las que deben continuar el trabajo de la Asociación. 

   Las becas y premios de la AHS nacional siguieron siendo incentivos para el impulso de los más disímiles proyectos de los asociados. 

¬† ¬†De los eventos que cada a√Īo convoca la organizaci√≥n en Vueltabajo, sin dudas la jornada 13 de Agosto estuvo entre los m√°s emotivos por el homenaje a Sergio y Luis Sa√≠z y la preservaci√≥n de la obra de esos j√≥venes poetas y revolucionarios. ¬†

   Asimismo, el encuentro y concurso de jóvenes radialistas La Vuelta Abajo contribuyó a repensar la radio para las nuevas generaciones en un contexto marcado por la influencia de diferentes plataformas.      

¬† ¬†No renunciamos al sue√Īo de convertir al Pista Rita- en la ciudad capital- en plaza cultural de la AHS, y ya ha cambiado un poco su imagen, apunt√≥ Izquierdo Sierra. ¬†

¬† ¬†Tras el paso del hurac√°n Ian por la provincia, no fueron pocas las manos que pusieron su empe√Īo en limpiar el lugar y crear las condiciones m√≠nimas para darle valor de uso, pero a√ļn queda por hacer.¬†

¬† ¬†Este a√Īo la joven vanguardia art√≠stica pinare√Īa tambi√©n tiene el reto de seguir creando, pese a adversidades, por la defensa de la cultura cubana.¬†


Ecos de un Festival para ‚Äúcin√©filos de provincia‚ÄĚ

El recién Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, una de las proezas culturales de la región, expandió, en su edición 44, sus ecos hacia otras provincias, entre ellas Holguín, con la proyección de filmes presentados en ediciones anteriores del evento surgido en 1979 en La Habana, con las premisas del Nuevo Cine Latinoamericano (NCLA) como guía.

¬ŅQu√© es el NCLA y que nos lleg√≥, en las pel√≠culas que vimos en esa muestra, de su apogeo hace m√°s de 50 a√Īos y sus continuas permutaciones y b√ļsquedas? El NCLA fue m√°s que la sumatoria de cinematograf√≠as nacionales aunadas por el idioma, las historias comunes y la similitud de caracteres nacionales, pues se convirti√≥ en el respaldo audiovisual, en uno de los modos de representaci√≥n, de una √©poca cambiante y signada por las utop√≠as de izquierda y los constantes cambios pol√≠ticos, con sus turbulencias. Si bien los primeros avances del movimiento surgen a fines de los a√Īos 50, con obras en Argentina y Cuba, no se fortaleci√≥ y cobr√≥ conciencia de conjunto hasta el cierre de la d√©cada siguiente, en Vi√Īa del Mar, Chile, para volver a despuntar en La Habana, enfocando sus miras al subdesarrollo, la dependencia y la opresi√≥n como caracter√≠sticas que documentales como los inici√°ticos El m√©gano (Julio Garc√≠a Espinosa y Tom√°s Guti√©rrez Alea, 1955) y Tire di√© (Fernando Birri, 1960) ya hab√≠an abordado.

Las pel√≠culas que llegaron a Holgu√≠n no fueron parte de la competencia por el Coral en esta 44 edici√≥n del Festival, pero s√≠ son filmes importantes a la hora de cartografiar la producci√≥n latinoamericana m√°s reciente. Algunas en mayor medida, como ese cl√°sico que es La historia oficial (1985) del argentino Luis Puenzo, o las premiadas y promocionadas Amores perros (2000), del mexicano Alejandro Gonz√°lez I√Ī√°rritu y las tambi√©n argentinas La ci√©naga (2001) de Lucrecia Martel, y El secreto de sus ojos (2009) de Juan Jos√© Campanella. Todos son, de alguna manera, filmes destacables, en los que est√°n presentes muchas de las singularidades del cine de la regi√≥n: desde la desdramatizaci√≥n y la contemplaci√≥n (la obra de la Martel) hasta el reciclaje gen√©rico, con el cine hist√≥rico, como en La llorona (2019) del guatemalteco Jairo Bustamante, el melodrama, el cine criminal (El √°ngel, 2018, de Luis Ortega), la comedia (la argentina La odisea de los Giles, de 2019, de Sebasti√°n Borensztein, con la que inici√≥ la muestra, cuyas proyecciones se han realizado en una pantalla al aire libre, frente al cine Mart√≠). Desde la presencia de la hibridaci√≥n, el pastiche y la intertextualidad, hasta el predominio de la violencia y la marginalidad, como en la propia Amores perros. Desde el llamado culto a la otredad, enfocado desde el discurso femenino (nuevamente Lucrecia Martel y su atractiva √≥pera prima, La ci√©naga), la racialidad, los exilios y desarraigos y la diversidad sexual, como en Una mujer fant√°stica, 2017, del chileno Sebasti√°n Lelio, hasta la presencia, como rasgos tambi√©n del cine regional del presente siglo, del criticismo y la inconformidad, del desencanto, la distop√≠a y la desintegraci√≥n, junto a miradas a la intimidad y a las familias en crisis, como en Roma (2018) del mexicano Alfonso Cuar√≥n.

Fotos Robert Rodríguez

Volviendo a la pregunta inicial: el NCLA creci√≥ y se fortaleci√≥ desde las especificidades sociales, econ√≥micas y culturales de cada pa√≠s. Como han subrayado Joel del R√≠o y Mar√≠a Caridad Cuman√° en Latitudes del marguen. El cine latinoamericano ante el tercer milenio, este cine tuvo que hacerse a veces m√°s simbolista y metaf√≥rico, condicionado por circunstancias pol√≠ticas; otras veces se dej√≥ permear por las influencias documentales. Si algunos realizadores optaron por la linealidad narrativa y cl√°sica, otros se afianzaron en la met√°fora y la ruptura ling√ľ√≠stica. Visto en perspectiva, el NCLA se apoyaba m√°s en el nacionalismo cultural y en programas sociales y pol√≠ticos de las izquierdas latinoamericanas, que en la coherencia est√©tica o en un estilo representacional predeterminado. Siempre se destac√≥ m√°s por lo que no quer√≠a ser, que por imponer lineamientos con car√°cter normativo o program√°tico, aunque hoy s√≠ son subrayables tres grandes principios del NCLA: la contribuci√≥n al desarrollo de culturales nacionales lo suficientemente fuertes como para retar la penetraci√≥n y el colonialismo cultural; la determinaci√≥n de perspectivas continentales a los problemas del subdesarrollo com√ļn, o sea, la lucha por la integraci√≥n; y el incremento de la conciencia popular, a partir de mostrar cr√≠ticamente los conflictos sociales. Todo ello se resum√≠a en potenciar una agenda ideol√≥gica y pol√≠tica, y un compromiso con los ideales de la izquierda, con caracter√≠sticas diversas en cada pa√≠s, en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, M√©xico, Uruguay y Venezuela, sobre todo; pero, en general, por ser fiel a las pr√°cticas marginales, alternativas, vanguardistas, oposicionales y anti-mainstream en el cine.

Las est√©ticas y la √©tica de los fundadores del NCLA ‚ÄĒese cine imperfecto y revolucionario en el sentido m√°s amplio de la palabra, al decir de Julio Garc√≠a Espinosa; el cine de una c√°mara en la mano y una idea en la cabeza, seg√ļn el brasile√Īo Glauber Rocha‚ÄĒ continuaron reverdeciendo (y lo sigue haciendo, pues es parte de su esencia y de la propia realidad del pa√≠s y el continente) en cualquier lugar del √°rea donde existe avidez por im√°genes cercanas a la verdad, ansias por confirmar la identidad nacional, como en las b√ļsquedas iniciales, y valent√≠a y moral para denunciar, desde el audiovisual, las penurias materiales y espirituales de una regi√≥n multicultural, diversa y martiana, que se extiende desde el r√≠o Bravo hasta la Patagonia, como lo confirm√≥ esta selecci√≥n de filmes del Festival que reci√©n se exhibi√≥ en Holgu√≠n.


Contar la historia de generaciones

A lo largo de casi cuatro décadas, el arte cubano concebido por la joven vanguardia de creadores ha recorrido derroteros de entuertos y glorias, desazones y goces, desvelos y orfandades; toda una travesía azarosa, pero de crecimiento incesante, audaz y transformador.

Calar en las honduras de una organización por siempre apegada a los preceptos de nuestro proyecto social, es el saldo que gana quien se adentra en Camino de herejías. Acercamiento a la historia de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), libro que Ediciones La Luz puso a disposición de los lectores en este 2023.

El volumen evidencia la postura de la joven vanguardia artística e intelectual cubana durante el proceso revolucionario. Fotocopia. / Roxana Rodríguez Tamayo

El periodista y escritor Yasel Toledo Garnache (Granma, 1990) concibi√≥ esta entrega, encomiable desde el punto de vista investigativo y de dise√Īo editorial. En los t√≥picos iniciales se dedica a contrastar fuentes bibliogr√°ficas que detallan qui√©nes fueron Luis y Sergio Sa√≠z Montes de Oca, sus v√≠nculos filiales y de amistad; as√≠ como sus fugaces y, a la vez, prol√≠ficas carreras literarias, hasta relatar las circunstancias aciagas que segaron prematuramente sus vidas, el 13 agosto de 1957.

‚ÄúSimbolizan lo que somos y a lo que aspiramos siempre: esa dimensi√≥n de humanismo, sensibilidad, amor a la creaci√≥n en general y a Cuba, el af√°n de superarnos, de compartir con la gente y hacer el bien desde el arte y las acciones‚ÄĚ, ha escrito con pasi√≥n en su libro Toledo Garnache, tambi√©n director de la revista¬†El Caim√°n Barbudo¬†y actual presidente nacional de la AHS.

De manera consistente y juiciosa, el texto expone criterios en la voz de ocho creadores, líderes de la organización en distintas etapas, desde que se fundara en 1986 hasta el presente.

Afloran, además, ideas, concepciones y posturas que subsisten en el panorama artístico de la Isla; por ello, el libro deviene imprescindible obra de referencia para comprender y visibilizar los matices por las cuales ha transitado nuestro contexto cultural.

Seg√ļn Francisco L√≥pez Sacha, en¬†Camino de herej√≠as‚Ķ se evidencia una evoluci√≥n cr√≠tica de la AHS, a partir de planteamientos nunca antes tratados en otros foros de an√°lisis y discusi√≥n sobre el arte en Cuba.

El autor se muestra conciso, elocuente, sagaz, en aras de procurar una visión global de la organización. Parte de sus propias vivencias en la membresía y el liderazgo, entreveradas con las experiencias de generaciones precedentes que conducen al lector por el universo de desafíos y satisfacciones que significa pertenecer a la AHS.

Declaraciones de figuras notables del relieve de la editora, escritora e investigadora Elo√≠sa Carreras, √ļnica mujer que ha ejercido la presidencia de la AHS; el pianista V√≠ctor Rodr√≠guez, el realizador Jorge Luis S√°nchez, el poeta Alpidio Alonso, el dramaturgo Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, entre otros, ponen en contexto y documentan sobre los valores, la √©tica y los modos de asumir el arte joven en la mayor de las Antillas.

Para completar el enfoque investigativo del texto, se compendian las fichas biográficas de más de un centenar de personalidades de la cultura nacional, distinguidos con el Premio Maestros de Juventudes, importante galardón que concede la AHS a aquellos artistas e intelectuales veteranos, estrechamente vinculados con las nuevas hornadas de creadores.

Yasel Toledo Garnache es un treinta√Īero granmense, egresado del Centro de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso. Durante su breve, pero f√©rtil trayectoria en el oficio del escriba, ha conquistado distintos lauros en el √°mbito literario y period√≠stico. Desde hace varios a√Īos, relatos y art√≠culos suyos aparecen antologados en distintos vol√ļmenes y ejerce como guionista en medios radiales y televisivos.

Camino de herej√≠as‚Ķ¬†m√°s que testimonios y aproximaciones a la AHS, devela retos y frustraciones, sue√Īos y victorias; desde la confianza absoluta en la creaci√≥n como pend√≥n ineludible para la renovaci√≥n y el progreso social.