Cuba


Una mirada joven a la cultura

Más allá de establecer la hoja de ruta de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) para el futuro inmediato, el 4to. Congreso deviene espacio propicio para conocer y consensuar las distintas miradas de los miembros de la vanguardia artística juvenil a lo largo y ancho del archipiélago cubano; debates que, con seguridad, serán arduos y estimulantes, como suele ocurrir con todo aquello que inquieta y motiva la creación.

Los delegados, conscientes de que el escenario económico y social de la Cuba de hoy es muy diferente al del cónclave anterior, efectuado en 2018, llegan con preocupaciones diversas que emanan de su labor creativa, en permanente contacto con la realidad social que viven.

Propuestas culturales diferentes, nuevas formas de creación, plataformas, y gestión cultural resaltan entre las inquietudes de sus delegados, que buscan siempre preservar las raíces de nuestra cultura, en cada una de sus producciones.

Rompiendo barreras

Buscar y lograr que la AHS se parezca m√°s a su tiempo, sus miembros y las nuevas formas del arte, es una consideraci√≥n com√ļn a muchos de los que participan en el c√≥nclave para representar a sus colegas. Por eso, la cantante Annie Garc√©s, quien tambi√©n asisti√≥ al encuentro de 2018, considera que esta cita llega en un momento complejo para la sociedad cubana.

¬ęLa AHS, que re√ļne a tantos j√≥venes, tiene que parecerse m√°s a la juventud que vive en Cuba y ha decidido tener su vida y hacer su carrera art√≠stica en este pa√≠s. De eso es de lo que m√°s debemos conversar, lograr esa representatividad de la juventud y la realidad que estamos viviendo¬Ľ, dijo.

A prop√≥sito, Danaysi Brito Hern√°ndez, presidenta de la AHS en Cienfuegos, se√Īal√≥ el golpe que ha representado la emigraci√≥n para sus afiliados. Actualmente han sufrido m√°s bajas por ese motivo, que por edad.

La m√ļsica electr√≥nica hecha por j√≥venes ha ganado mucha aceptaci√≥n en los √ļltimos tiempos. Foto: Lednoy Borrell

No obstante, quienes todav√≠a permanecen dentro de la organizaci√≥n, en nuestras salas, galer√≠as y escenarios, constituyen una vanguardia art√≠stica que ¬ętiene la responsabilidad de cultivar y potenciar nuestras ra√≠ces culturales, ya que no se puede concebir un arte aut√©ntico e identitario si en su creaci√≥n no es netamente cubano¬Ľ, consider√≥ Rafael Alejandro Cruz P√©rez, delegado villaclare√Īo.

La doctora y rapera cienfueguera Xiomis Lidia Navarro Collado se considera suertuda porque la AHS la acogió en su seno. Asegura que dentro de la organización halló gremio, apoyo y espacios para cultivar su arte, que no es de factura netamente nacional, pero que se alimenta de conflictos y entornos sociales con los que se identifica cualquier cubano.

La m√ļsica electr√≥nica resulta uno de los g√©neros que parece sacado de otra geograf√≠a para entrar en Cuba como invasor. Nada m√°s alejado de la realidad, seg√ļn opina el cienfueguero √Ālvaro Daniel Calzada L√≥pez, √Ālvaro Dj, quien acota que es probable que en los √ļltimos a√Īos haya sido el g√©nero que m√°s se est√© produciendo en el pa√≠s.

¬ęLo digo sin ning√ļn tipo de reserva porque hay much√≠simos j√≥venes productores y creo que las instituciones de la m√ļsica cubana le deben m√°s espacios a la m√ļsica electr√≥nica. Y es m√ļsica cubana. Que nadie crea que ellos llevan a los festivales internacionales m√ļsica de Europa. Lo m√°s atractivo est√° en el¬†background¬†de la r√≠tmica cubana, que siempre se hace notar¬Ľ, se√Īal√≥.

Para Cruz P√©rez, mezclar y fusionar tambi√©n constituye una fortaleza, porque dif√≠cilmente un joven creador no se mueva y deje influenciar por las nuevas tendencias, ¬ępero el producto art√≠stico final tiene un sabor cubano indiscutible. Esa manera de crear desde nuestro pedacito, esforz√°ndonos por darle esa identidad determina en gran medida que la generaci√≥n de nuestro tiempo y las futuras no se distancien de nuestras ra√≠ces culturales¬Ľ.

Para Elizabeth Casanova Castillo, otra delegada del centro del pa√≠s al 4to. Congreso de la AHS hoy, la frontera entre las manifestaciones art√≠sticas se diluye, por eso el arte debe pensarse rompiendo barreras. ¬ęNecesitamos que sea m√°s din√°mico como lo son los tiempos. Debemos incluir todo lo que tenga valor despoj√°ndonos de prejuicios y repeticiones de formas ya enquistadas.

¬ęUn papel muy importante corresponde a las instituciones culturales, que tambi√©n deben repensar su funcionamiento a tono con la realidad y en funci√≥n de rescatar sectores de la poblaci√≥n para el consumo de un arte y una cultura propios, pero tambi√©n actual¬Ľ, consider√≥.

Crear con lo que tenemos a mano

Las actuales circunstancias económicas y sociales también impactan en el desarrollo del arte joven, que apuesta por nuevos soportes y plataformas para hacer entregas de calidad a toda costa. La experiencia de Cienfuegos con la producción de libros y discos digitales de jóvenes creadores es una de las alternativas que Brito Hernández lleva al Congreso.

Si bien no han tenido todo el avance que desean, ambas se presentan como alternativas atenuadas a los tiempos y que permiten una mayor socialización de las obras. Tales propuestas, más que opciones, deben marcar la nueva ruta de creaciones que a veces quedan engavetadas por falta de recursos para completar su producción.

En tal sentido, Dj √Ālvaro pregunta por las nuevas formas de gesti√≥n de la m√ļsica, consciente de la disminuci√≥n de los presupuestos, contexto en el que afianzar la autosustentabilidad de la AHS resulta fundamental, ¬ęporque lo que s√≠ no se puede acabar es la m√ļsica, el arte, y tenemos muchos muchachos con deseos de aprender a hacerlo bien. Eso requiere un despliegue de recursos, pero sobre todo organizaci√≥n¬Ľ.

Para Cruz P√©rez ¬ędetener la creaci√≥n ni siquiera es una idea. Aunque carecemos de muchas de las cosas con que cont√°bamos antes, vamos a tratar de hacer m√°s con menos, como cuando hemos estado en zonas de desastre o en poblados rurales de dif√≠cil acceso. La cultura no se puede paralizar porque es el mejor alimento del alma y el esp√≠ritu¬Ľ.

No podía faltar en esta conversación la nueva generación de artistas cubanos la referencia al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien los bautizó como creadores en el sentido más amplio de la palabra y dijo que la cultura es lo primero que hay que salvar.

Por eso, como expres√≥ Annie Garc√©s, ¬ęen este momento la Asociaci√≥n tiene que ocuparse de seguir salvando la cultura y unir a muchos m√°s j√≥venes, convocar para que todos aquellos que tienen inquietudes art√≠sticas se sumen a esta gran familia de transformaci√≥n que es la AHS. Estoy segura de que el a√Īo pr√≥ximo ser√° bueno para la organizaci√≥n, en la que estaremos m√°s presentes y m√°s cerca de nuestra gente¬Ľ.


¬ŅPor qu√© se les sigue sin pagar a los escritores como corresponde?

En septiembre del 2022 escrib√≠ un art√≠culo sobre los impagos a los escritores ( ‚ě° ¬ŅQu√© sucede con los impagos a los escritores en Cuba?). Este trabajo tuvo una peque√Īa repercusi√≥n, ya que varios lo interiorizaron y lleg√≥ hasta algunos de los lugares donde deb√≠a llegar. A estos escritores que mencion√© en el trabajo, fueron remunerados de modos que hasta entonces, ‚Äúno se les pod√≠a pagar‚ÄĚ.

Pero, como todo en Cuba, las cosas no pueden ser f√°ciles. Hemos vuelto a los mismos problemas, adem√°s de las otras calamidades que afectan a los escritores desde hace a√Īos; que, al parecer, seguir√°n afect√°ndonos. De todo lo que escrib√≠ en mi otro art√≠culo Una idea para salvar al libro cubano...¬†lo √ļnico que tomaron, casi al pie de la letra, fue subirles el precio a los libros, pero nada m√°s. La situaci√≥n viene de mal en peor, y ni si quiera por el I Foro de Negocios Editorial realizado durante la Feria Internacional del Libro de este a√Īo, parece que entraremos al mercado editorial.

No obstante, el problema puntual del que hablo en este post no tiene nada que ver con el valor del libro, ni con el mercado editorial cubano (el que en la pr√°ctica, no existe y lo hablaremos en otro momento).

Ve√°moslo por problemas.

¬ŅDe qu√© vive un escritor en Cuba?

Pues de su intelecto y de lo que pueda resolver: No de su literatura. Por tanto, muchos sobrevivimos de cheque en cheque, o de transferencia en transferencia. Entre los trabajos m√°s comunes (realizados para las instituciones cubanas) son los de colaboraciones period√≠sticas, como entrevistas, rese√Īas o cubriendo eventos literarios; y de jurados de concursos‚Ķ aunque no todos corremos con esta suerte.

Precisamente, este √ļltimo punto es la g√©nesis de este post. Un escritor amigo m√≠o fue llamado para trabajar como jurado de los concursos Juventud T√©cnica (cuento) e Hidra (novela), convocados por la revista Juventud T√©cnica, perteneciente a la Casa Editora Abril. √Čl, como los otros dos jurados (tambi√©n escritores) de cada concurso hizo su trabajo: leyeron cuatro novelas y decenas de cuentos, y, varios meses despu√©s, les dijeron que no pod√≠an pagarles. Si nunca se hubiera pagado este trabajo, esto no fuera noticia, pero s√≠ se pag√≥ en las ediciones anteriores.

Algo similar sucedió con los jurados de literatura del encuentro provincial de casas de cultura de La Habana.

La labor de jurado representa tiempo de trabajo intelectual de lectura y an√°lisis cada uno de los textos; tiempo de vida dedicado solamente a realizar el mejor trabajo posible y dejado de emplear en otras actividades de ocio o mejor remuneradas. Vaya, ¬°remuneradas a secas!

Es cierto que, con el sistema editorial y literario que tenemos en Cuba, nos han (mal)adaptado a trabajar de gratis; literalmente ‚Äúpor amor al arte‚ÄĚ. Eso, quiz√°s antes se pod√≠a hacer, cuando con ciento veinte pesos se pod√≠a comer durante un mes (a√Īos 60-70); pero en estos momentos, que cien veces esa suma no alcanza, no podemos darnos el gusto de realizar todos los trabajos ‚Äúpro-bono‚ÄĚ.

Los escritores tambi√©n necesitamos pagar los gastos de la casa, comer, celebrar cumplea√Īos, etc. Pero, sobre todas las cosas, merecemos ser respetados. Nuestro trabajo vale tanto como el de un actor, un ingeniero, un plomero o electricista.

Al no pagar el trabajo de jurado de estos escritores, se irrespetó su oficio y a sus personas. Como mínimo, es deshonesto y desleal. Nadie les dijo antes de trabajar que no se les iba a pagar. A lo mejor, si se les hubiera dicho desde el inicio, ellos hubieran decidido trabajar de gratis; o a lo mejor no.

Al igual que todos, necesitamos y tenemos que cobrar por nuestro trabajo.

Derechos de autor ‚Äúsimb√≥licos‚ÄĚ

Y ya que hablamos de pagos, toquemos algo muy importante: el monto. Recuerdo aquella ma√Īana que hab√≠a cobrado un cheque por un art√≠culo que publiqu√© y por el que recib√≠ 500,00 pesos cubanos. Claro, al descontar el 5% de la ONAT, en realidad cobr√© 475,00 pesos. Pas√© frente a una cafeter√≠a en la ciudad de Las Tunas y vi un pomo de refresco de cola. Imaginen mi enfado cuando, al pedir su precio (con ilusiones de darme un gusto y comprar refresco y una bolsa de pan) me dicen que solo el refresco costaba 500,00 y el pan otros 280,00. Guard√© el pago por mi art√≠culo cr√≠tico, me olvid√© de darme el gusto y continu√© mi camino en modo cucarachita Martina a ver ‚Äúqu√© me comprar√©‚ÄĚ.

Conclusiones: un trabajo crítico, hoy en día puede valer menos que:

  • Un pomo de refresco.
  • Un cart√≥n de huevos.
  • Un cake.
  • Dos libras de carne de puerco.
  • Dos bolsas de pan.
  • Una bolsa de leche.
  • Un paquete de caf√©.
  • Un pomo de champ√ļ.
  • Y una largu√≠sima lista que todos conocemos.

Y hablo en modos generales. Hay sitios donde pagan m√°s de 500,00 pesos, hay otros que pagan menos.

De igual modo, siempre el dinero será poco y no alcanzará para casi nada; más, cuando no te van a publicar uno diario. Puedes considerarte dichoso si publicas un artículo semanal; ah, y sin dejar de escribir tu literatura. Pero ese es otro tema.

Lo peor no es eso. Lo peor son los derechos de autor por los libros publicados, ya que las colaboraciones en las revistas dependen de las gestiones que cada quien realice.

Un derecho de autor (solo cuatro veces m√°s que el monto antes del reordenamiento), ya sea por un libro de cuentos o una novela, si llega o pasa de los 20 mil pesos, puedes considerarlo un lujo. Por lo general, estos pagos no superan los 10 mil pesos y escasamente llegan a ese monto. Y algunos dir√°n que eso es much√≠simo dinero. Pues no lo es. No lo es cuando tomas en cuenta que esa cifra es menor cuando le descuentas la ONAT, y que no llega a dos meses de salario; ni es mucho cuando lo divides entre los cinco a√Īos de vigencia del contrato; ni cuando, aunque vendas todos los ejemplares, no se reedita, ni te pagan por ventas. Tampoco lo es cuando el valor de la moneda nacional, cada vez es menor. Un derecho de autor, por el trabajo de meses, de a√Īos, puede gastarse en un d√≠a en la econom√≠a actual y luego seguir como si nada hubiera pasado.

Los derechos de autor, los pagos por colaboraciones, cursos y conferencias de los escritores, se pueden catalogar (ya muchos lo hacen) como un pago simbólico. Ya que, como casi nunca cobrábamos, cobrar algo, aunque sea simbólico, parece ser más que suficiente.

Y no es así.

Cualquier m√ļsico toca un tema (suyo o no) y cobra m√°s de mil pesos, como m√≠nimo. Durante la gira nacional de Buena Fe (por solo poner un ejemplo, ya que hay muchos m√°s de este tipo de casos en cada provincia), el pago ascendi√≥ a m√°s de 600 mil pesos por noche. Ambos casos, financiados por los gobiernos provinciales y el nacional. Quiz√°s por eso fueron declarados vanguardias nacionales del trabajo. As√≠ s√≠ se puede trabajar.

¬ŅPor qu√© esta diferenciaci√≥n entre los m√ļsicos, actores y los escritores? ¬ŅPor qu√© el MINCULT y el Ministerio de Finanzas y Precios valora m√°s una manifestaci√≥n art√≠stica que otra? ¬ŅPor qu√© no podemos cobrar igual que los dem√°s artistas? O cobrar, sencillamente.

Nuestro trabajo vale igual que el del resto. Se debe valorar, seg√ļn su calidad, como dice la resoluci√≥n 70 del 2021 ‚Äúen cuenta la magnitud de la actividad, la significaci√≥n del acto mismo, el car√°cter de la instituci√≥n que la financia, la complejidad, calidad y trascendencia de la obra, el reconocimiento p√ļblico alcanzado por el autor, as√≠ como los ingresos que generen la actividad.‚ÄĚ

Sin embargo, siempre se menosprecia y demerita. Nada vale la importancia que le atribuyan en las palabras y la historia a la literatura en Cuba mientras que el escritor no vea retribuido financieramente lo que realmente vale su trabajo.

Si no est√°s de acuerdo, responde estas preguntas:

¬ŅQu√© escritor cubano conoces que viva solo de su literatura? O sea, de la venta de sus libros, cuentos o poemas en Cuba.

¬ŅPor qu√© los m√ļsicos, artistas de la pl√°stica, artes esc√©nicas y medios audiovisuales s√≠ tienen la posibilidad de vivir de su trabajo, mientras que los escritores no?

En la realidad cubana actual, el trabajo del escritor vale poco o nada. Y hablo del valor monetario; de ese que se usa para comprar comida y ropa.

Por otro lado también tenemos la

Incertidumbre de saber si tenemos trabajo

Ese es otro tema que afecta a los escritores cubanos hoy en día. Todas las revistas, periódicos, radios y cadenas de televisión tienen trabajo para los escritores. Sí, es cierto. Ah, no para todos, es verdad; y no todo el tiempo ni con los mismos requisitos y papeleo burocrático. Pero esto es normal. A lo que me refiero con la incertidumbre es que si bien puedes escribir 10 artículos (o un guion) al día, si publican cuatro al mes, puedes considerarlo un milagro.

Un paquete de art√≠culos sobre cr√≠tica literaria, digamos, un paquete de seis rese√Īas de libros de autores y editoriales cubanas, puede demorarse de dos a tres meses en salir. ¬ŅPor qu√© me refiero a esto? Porque mientras no salgan los trabajos, los escritores no lo cobran. Por tanto, es como si no tuvieras trabajo.

También está el hecho que, violando la resolución 70 del 2021, los trabajos no se negocian: ni el pago, ni la aceptación o no de estos. O sea, puedes ir y enviar tus trabajos por correo electrónico, que a no ser que le caigas arriba al encargado de la revista (cuando des con el que decide), nunca obtendrás de vuelta un mensaje que te diga si aceptan el trabajo, tampoco la propuesta del pago ni la fecha en que serán publicados. A veces te enteras de casualidad que fueron publicados.

De esa forma, nunca podr√°s saber con qu√© dinero contar o no; si tienes trabajo o no. Ya que, si a las revistas que les env√≠as tus art√≠culos, no los publican, ¬Ņpara qu√© seguir mandando?

tomada de El Definido. / internet.

¬ŅSomos iguales? ¬ŅQu√© se toma en cuenta para pagar?

La resoluci√≥n 70/2021 determina un pago m√≠nimo de 300,00 pesos, pero no tiene tope de lo que se pueda pagar por derecho de autor. Adem√°s, como dije ahorita ‚Äúen cuenta la magnitud de la actividad, la significaci√≥n del acto mismo, el car√°cter de la instituci√≥n que la financia, la complejidad, calidad y trascendencia de la obra, el reconocimiento p√ļblico alcanzado por el autor, as√≠ como los ingresos que generen la actividad.‚ÄĚ

Por ende, cuando yo leo en p√ļblico un poema, no deber√≠an pagarme lo mismo que si lo lee alguien con mayor o menor reconocimiento. Si leo cinco textos no deber√≠a cobrar lo mismo que el que ley√≥ uno; y si mi trabajo tiene mayor calidad literaria que otros, deber√≠a valer m√°s.

Sin embargo, en nuestro país no sucede del todo así. Si eres un escritor renombrado, puede que cobres un poco más que los otros con menos nombre. Si perteneces a la UNEAC, independientemente de la calidad literaria que tengas, siempre cobrarás un poco más: solo por el carnet. Fuera de eso, el monto del pago depende de lo que determine la dirección de la institución y todo el mundo por igual.

En ning√ļn momento el importe del pago del trabajo depende de su calidad. Es como si al ser de la UNEAC o alguna personalidad, estuvieras exento de cometer errores o fuera sin√≥nimo de perfecci√≥n. Solo hay que recordar que Borges, Cort√°zar, Vargas Llosa, Carpentier, Hemingway y muchos otros cl√°sicos, tambi√©n tienen obras malas.

Para aterrizar la idea a un ejemplo práctico: Es absurdo que yo cobre por un poema lo mismo que Jorge García Prieto por uno suyo. Por mucho, los suyos tienen mayor calidad que los míos; sin embargo, valen lo mismo.

Esa es la razón por la que muchos se desencantan y dejan de enviar o participar en actividades. Es uno de los motivos por la que la calidad de los textos publicados en esta época, es tan variable.

Quiz√°s una de esas razones para estos pagos igualitarios, de las que tanto especulo, sean

Los bajos presupuestos para la literatura

En cualquiera de esos conciertos, por cada noche de trabajo (quiz√°s dos horas de concierto), se emple√≥ mayor cantidad de dinero que en toda la Feria del Libro de muchas provincias; realizadas durante mayor cantidad de d√≠as y para cientos de escritores. Duele ver c√≥mo para un solo concierto de este grupo se design√≥ un presupuesto mayor que el de una editorial cubana, para el pago de las resoluciones 70 y 71, de todo el a√Īo.

Cualquier presentador y m√ļsico que trabaj√≥ durante las ferias del libro de La Habana y de las provincias gan√≥, con una sola presentaci√≥n, m√°s que la inmensa mayor√≠a de los escritores que trabajamos a diario en este evento llamado ‚Äúel m√°s importante del pa√≠s‚ÄĚ.

De hecho, a la mayor√≠a de los habaneros que trabajamos en la Feria Internacional de La Habana, por m√°s libros que presentemos, paneles que hagamos y lecturas de poemas que realicemos, no recibimos remuneraci√≥n alguna. Conozco a varios escritores que se han sorprendido cuando les digo que en las provincias, pagan. Poco, pero pagan. De hecho, tengo constancia de escritores a los que a√ļn les deben los pagos de la Feria antespasada; un pago de 400,00 pesos cubanos. Y s√© que no todo el mundo se va sin cobrar de la Feria de La Habana. Por cierto, siempre son los mismos.

Tambi√©n existe una diferencia de presupuestos considerable con las pe√Īas. El presupuesto a pagar para las pe√Īas de m√ļsicos es en ocasiones el doble y triple del otorgado para las pe√Īas literarias. Y que conste que con esto no pretendo que se baje el presupuesto a los m√ļsicos, sino que nos lo suban a los escritores. Los m√ļsicos tambi√©n necesitan alimentarse y trabajan igual que los escritores y resto de artistas cubanos.

Es triste ver cómo cualquier artista o trabajador en general, que labore un día o dos durante el mayor evento literario del país, gane más que cualquier otro escritor que se pase los nueve o diez días de feria, trabajando.

Da pena ver cómo se gastan entre cinco y diez veces más dinero en actividades varias, prensa y producciones innecesarias, que en el pago a la verdadera razón de ser de la feria: los libros y los escritores.

La culpa no es de los m√ļsicos, productores, ni de las editoriales, ni de los escritores. Al menos no totalmente. En realidad somos en parte responsables por no reclamar nuestros derechos a los verdaderos responsables de esto: nuestro Ministerio de Cultura e instituciones del nivel superior. Tenemos dejar nuestra posici√≥n de orgullo y reclamar lo que nos pertenece.¬† Tenemos que dejar de ser corderos y ver nuestra actividad como lo que es, un trabajo que tiene que ser remunerado correctamente.

Demoras con los pagos

Este es otro punto que he tocado en varias ocasiones. Sin embargo, nada ha cambiado. Quiz√°s durante la primera parte del a√Īo no se han demorado tanto en salir (uno o dos meses). Ah, pero el m√©todo de pago es el que contin√ļa siendo cuadrado e ineficiente.

Habiendo tanta campa√Īa para el pago electr√≥nico a nivel nacional, casi la totalidad de las instituciones se empe√Īan en pagar mediante cheques. Todo funcionara si los beneficiarios de los cheques pudieran cobrarlos en las provincias en que se genera el pago: pero no siempre es as√≠.

Si un escritor va a trabajar a una provincia, el pago sale al mes siguiente. Por tanto, para poder cobrar el cheque, debería esperar a que alguien le haga el favor de recogerlo y llevárselo; o ir a buscarlo, gastando parte del importe de este cheque.

Ah, siempre y cuando el beneficiario no viva en la Isla de la Juventud. Ahí se complica más el cobro.

Casi todos tenemos tarjetas de banco electrónicas. Sin embargo, no siempre se crean los mecanismos para realizar estos pagos, ni siempre se recibe al escritor con el cheque hecho para que lo cobre al momento. A pesar de que se conoce el volumen de actividades que este realizará durante su estancia en la provincia.

De ahí que llegue a la conclusión de que existe una constante

Violación de las resoluciones vigentes

Las resoluciones que se incumplen son m√ļltiples, por eso no las voy a enumerar. Algunas de ellas, incluso salen del √°mbito cultural y entran en lo contable o financiero.

Lo primero, es que, para no ser absolutos, casi nunca se les informa a los escritores cuánto se les va a pagar. Negociar el valor del pago, es algo utópico, ya que muchas veces depende del escaso presupuesto de las instituciones.

Algunas de estas violaciones son:

  • Invitar a un escritor a realizar un trabajo, ya sea oral o escrito, y no pagar por el trabajo realizado. Claro, se incumple siempre que no se negocie y se aclare el car√°cter pro-bono de la actividad.
  • El atraso por m√°s de treinta d√≠as de los pagos de colaboraciones, premios, derechos de autor, etc.
  • Publicaci√≥n de libros o textos sin cumplir los procedimientos establecidos. Por lo general, los contratos de libros se firman luego de que todo est√° ya editado y tienes que aceptar las condiciones de la editorial, o el libro no sale‚Ķ aunque editores, correctores, maquetadores e ilustradores ya hicieron su trabajo (y lo cobraron).
  • Incumplimiento de las normas de contrataci√≥n. Los escritores firmamos contratos en el momento de recoger el cheque (ya sin posibilidad de negociar); o proformas de contrato en blanco.

En este √ļltimo caso, tanto los escritores como las instituciones violan los procedimientos. Sin embargo, o lo hacemos as√≠ (los escritores) o no cobramos, ya que es el proceder est√°ndar de la mayor√≠a de las instituciones. Pocas son las que trabajan como debe ser.

Conclusiones… de momento

La situación de los escritores es crítica. No solo porque no se nos da el valor que merecemos, ni el que merece nuestra obra, ni nuestro tiempo, ni trabajo; sino que esto se refleja en el bolsillo de los nuestro bolsillo. Si pasamos tiempo de lujo preocupándonos por luchar nuestro dinero en otras actividades extra literarias, la calidad y cantidad de obras va a seguir disminuyendo drásticamente, como lo demuestran las publicaciones cubanas más recientes.

Por no pagar lo que realmente vale el trabajo del escritor, es que los guiones de programas televisivos son mediocres y dan pena en el mayor de los casos. A diario se escuchan horrores en espacios estelares de la televisión cubana, como los informativos, por ejemplo. Horrores que se repiten en los otros programas donde leen los mismos guiones que, supuestamente, pasaron por la mano de varias personas que dieron su visto bueno. Al parecer, se utiliza un mismo guion para diversos programas, sin que nadie se dé cuenta de estos horrores. Pero este tema, da para otro artículo.

Por no pagar lo que se debe por el trabajo del escritor, es que no existe una real crítica literaria en Cuba (al menos, es una de las principales causas). Tampoco hay nuevas grandes obras en nuestras editoriales.

Por no pagar lo que realmente vale el trabajo del escritor, es que muchos buscan publicar sus obras en editoriales extranjeras, con la esperanza de alg√ļn d√≠a, poder publicar en Cuba.

Por no pagarnos, muchos de los jóvenes talentos se desilusionan y dejan de escribir para estudiar algo de lo que puedan vivir.

Para no pagar lo que vale el trabajo del escritor, buscan variantes gratuitas, que la mayor√≠a de las veces no dominan la actividad que van a juzgar o realizar: ‚Äúpero lo importante es que el show contin√ļe‚ÄĚ, ¬Ņverdad? Por esa raz√≥n una vez escuch√© a uno de estos jurados afirmar que un cuento de m√°s de tres p√°ginas y m√°s de tres personajes es una noveleta‚Ķ

No hace falta que diga nada m√°s.

Por no pagar lo que vale el trabajo de los escritores, el 2 de mayo de este 2023 el sindicato de escritores de Estados Unidos entró en huelga. Al menos ellos tienen ese sindicato que los protege.

Aqu√≠ no tenemos a nadie que vele por nosotros, excepto nosotros mismos. Por ende, debemos crear un frente unido y exigir nuestros derechos. Debemos decir ‚Äú¬°No trabajamos gratis!‚ÄĚ

Por no pagarnos lo que vale nuestro trabajo, es que estoy escribiendo este artículo.

Para finalizar, les recuerdo que la Literatura es uno de los primeros y más importantes planes de la Revolución y uno de los principales logros. Si otras manifestaciones artísticas son subvencionadas para que el patrimonio cubano no se pierda, la literatura también debe ser protegida. La están perdiendo. Mejor que no se preocupen tanto por subsidiar a los libros (que es algo bueno), deberían preocuparse más por el ser humano que los escribe. Ese es el más importante de los dos, ya que sin él, no hay libros.

Y les reitero: Los escritores todavía necesitamos satisfacer nuestras necesidades como todo el mundo.

 

NOTA:

  • *Todas las im√°genes fueron tomadas de la web para ilustrar el comentario.

Beca de escritura creativa y edición literaria cubana, con Leonardo Padura

El Programa Transcultura de la UNESCO fue vital para que se pudieran llevar a cabo las Becas de Escritura Creativa y Edición Literaria propuestas por Aurelia Ediciones, de conjunto con el escritor cubano Leonardo Padura, bajo la coordinación de su editora Claudia Acevedo.

Leonardo Padura luego de la inauguraci√≥n del Programa Transcultura, en la primera conferencia que imparti√≥ a los becarios, titulada ¬ŅC√≥mo escribir una novela?

 

A finales de abril fue inaugurado el programa ‚ÄúUn libro es un show‚ÄĚ en el estudio-taller Cairostudio, ubicado en calle 24 #255 (e/ 17 y 19), La Habana (El Vedado). Esta iniciativa, enmarcada en el Espacio Cultural Ven-T√ļ, tiene entre sus objetivos identificar las necesidades de los j√≥venes escritores y editores para impulsar sus obras, adem√°s de brindar herramientas para la autogesti√≥n.

El converger con tantos otros escritores y editores en crecimiento profesional fue una experiencia nutritiva, que permitió no solo la retroalimentación propia de los talleres en clases, sino también del intercambio intelectual que hubo en todo momento.

Por otro lado, oxigena el panorama actual de los talleres literarios en Cuba e incluye en la industria editorial diversos contenidos de estudio: edici√≥n, correcci√≥n, dise√Īo, gesti√≥n de ventas, para de ese modo darle continuidad al legado de la amplia tradici√≥n literaria cubana y acercarla a exponentes que, en su mayor√≠a, no son profesionales del medio.¬†

Las conferencias magistrales que se nos ofrecieron como parte del programa de estudio cumplieron objetivamente la meta de instruirnos sobre una serie de temas importantes en la vida de cualquier creador que aspire a vivir de su obra y a ser respetado por su trabajo; estoy refiriéndome específicamente a la impartida por la abogada Darcy Fernández. A veces ignoramos cuáles son nuestros derechos como creadores, los mecanismos para patentizar obras, legitimarlas, protegerlas y los pasos para defender un legado cultural; a todo eso obtuvimos respuestas y consejos en esta master class.

Foto tomada a la profesora Darcy Fern√°ndez durante la clase.

Las conferencias del curso de Edición Literaria que fue donde más variabilidad de claustro tuvimos, de modo general, todas contaron con excelente calidad, concedidas por prestigiosas figuras del mundo del cine y la literatura, siendo el caso de las clases de Guion, con Arturo Arango, y de Cine y Literatura, con Gustavo Arcos.

Foto tomada al profe de Guion Arturo Arango, importante guionista de cine cubano, con numerosas colaboraciones internacionales. Ganador de relevantes premios en festivales de cine en el mundo y profesor de la Escuela Internacional de Cine y Televisi√≥n San Antonio de los Ba√Īos.

 

Foto tomada al profesor de Cine y Literatura Gustavo Arcos, catedrático de cine en la Facultad de Medios de Comunicación Audiovisual FAMCA, excelente analista del séptimo arte.

Tambi√©n las que estuvieron a cargo de Pepe Men√©ndez: Tipolog√≠as de libros, dise√Īo editorial y maquetaci√≥n, as√≠ como la de Tipograf√≠a, impartida por Arnulfo Espinosa. Esperada fue por m√≠ la conferencia sobre Periodismo Narrativo; he sabido que el profesor Rafael Grillo ha tenido a bien ofrecerla en dis√≠miles espacios, pero no fue hasta ahora en esta Beca de Transcultura donde finalmente pude acceder a ella; siendo un tema que me interesa sobremanera debido a que es en lo que trabajo de forma m√°s directa actualmente en el plano literario.

Foto tomadasal profesor de Tipograf√≠a, Anulfo Espinosa, profesor de la Facultad de Comunicaci√≥n de la Universidad de La Habana, imparte adem√°s esta asignatura en el Instituto Superior de Dise√Īo. Result√≥ muy interesante conocer c√≥mo el universo de los tipos de letras pueden comunicarnos una misma cosa de modo tan distinto.

 

Ac√° una de las im√°genes del profesor Rafael Grillo, quien nos imparti√≥ magistralmente la conferencia sobre Periodismo Narrativo y nos explic√≥ por qu√© ya qued√≥ obsoleto el llamarle Periodismo Literario, haciendo un recorrido cronol√≥gico por la historia desde la primera vez en que se acu√Ī√≥ el t√©rmino.

 

Las clases de Escritura Creativa fueron din√°micas y motivadoras, ya que la did√°ctica empleada a modo de taller potenci√≥ el que los becarios pudi√©semos interactuar entre nosotros durante los debates, escuchar nuestras obras como resultados de tareas dejadas en clases y polemizar respecto a varios temas. El profesor de esta materia, el argentino Mart√≠n Bertone, hizo que el tiempo pasara sin que nos di√©semos apenas cuenta, cosa que se le agradece ya que los d√≠as de clases comenzaban a las diez de la ma√Īana y no terminaban a veces hasta las seis de la tarde. Un tipo s√ļper divertido, muy conversador, bien entendido con las jergas cubanas y nuestros estilos tan peculiares de broma.

Foto tomada durante los turnos de clases con el profe Martín Bertone. Hubo días de mucho calor en los que las conferencias las impartió en las afueras de la Galería.

 

Tuvimos además la oportunidad de estar en la presentación de su más reciente libro, el cual fue presentado por el Embajador de Argentina en Cuba.

Aurelia Ediciones, con Claudia Acevedo como su directora editorial; Cairostudio Grupo Creativo, dirigido por el fot√≥grafo Carlos Torres Cairo; y el Espacio Cultural Ven-T√ļ, con el reconocido escritor Leonardo Padura a la cabeza, dieron vida a estos momentos de formaci√≥n para los j√≥venes, gracias al financiamiento de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperaci√≥n (COSUDE), la Uni√≥n Europea (UE) y a trav√©s del programa Transcultura de la UNESCO.

Las directrices de estas instituciones están ligadas al empoderamiento de los jóvenes en el mundo de las artes, y a ampliar el rango de beneficiarios directos e indirectos en su estrategia de cooperación con el ámbito cultural como vehículo para el desarrollo independiente, el acceso inclusivo a las oportunidades para noveles creadores, las posibilidades de estimular procesos de autogestión a partir del acceso a herramientas para el aprendizaje en los vínculos entre artistas y emprendimientos, junto con el fortalecimiento de la industria creativa, y otros.

Para Suiza, la posibilidad de apoyar la participación de los jóvenes en espacios culturales innovadores constituye la principal motivación para contribuir con esta iniciativa, financiada desde el Fondo de Arte Joven (FAJ) como inspiración para acciones futuras en el ámbito de la literatura.

De especial importancia result√≥ tambi√©n la conferencia impartida por Carlos Torres Cairo, artista visual y fundador de Aurelia Ediciones, quien nos coment√≥ acerca del mundo del mercado del libro. Los distintos tipos de editoriales e imprentas que existen teniendo en cuenta sus sistemas de comercializaci√≥n y lo vitalicio de la autogesti√≥n para publicar. Fue una excelente oportunidad para esclarecer dudas respecto a los posibles beneficios o fiascos a la hora de invertir en un producto editorial; los tab√ļes que hay que acabar de ignorar respecto al mundo de la autopublicaci√≥n, la autopromoci√≥n y la visi√≥n del libro como mercanc√≠a para comercializar a trav√©s de oferta y demanda.

Foto tomada en los momentos compartidos con Carlos Torres Cairo durante el √ļltimo d√≠a del curso, viernes 5 de mayo de 2023.

Como mismo hice saber en mi postulación a la Beca, el modo de emplear mejor los conocimientos adquiridos en el programa de estudio es ponerlos en práctica. Fue sin dudas una oportunidad para el crecimiento profesional y eso deberá evidenciarse en mis próximas publicaciones. Es a lo que aspiro.

Como parte de las conferencias recibidas en Escritura Creativa, estuvo el encuentro con los chicos del proyecto Oralitura Habana: Roly √Āvalos y Alex Pimienta, sobrino e hijo respectivamente del improvisador cubano Alexis D√≠az Pimienta. Tuvieron a cargo la clase Improvisaci√≥n Po√©tica, la cual gust√≥ much√≠simo, resultando din√°mica por la interacci√≥n constante con el p√ļblico.

Para reproducir lo aprendido pretendo brindar la posibilidad a los colegas que no pudieron estar en los cursos, de que reciban estos conocimientos a través de los talleres de Narrativa y Marketing Editorial que estaré impartiendo junto a otros profesionales del medio como parte de la Casona Azul, proyecto de verano que tendrá lugar a partir de julio en la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de Santiago de Cuba.

Foto de algunos de los becarios con los chicos de Oralitura Habana.

 

Hasta la clausura fue otra master class, esta vez con la presencia del propio Alexis D√≠az- Pimienta, quien adem√°s de improvisar hasta nos cont√≥ en versos an√©cdotas de su ni√Īez.

Foto tomada a Alexis Días Pimienta durante su presentación en la clausura de los cursos de Transcultura.

Realmente fueron momentos muy provechosos, emotivos e inspiradores para crear.

El FAJ es una plataforma cultura de COSUDE que comienza a mostrar resultados en las √°reas de m√ļsica, artes visuales y emprendimientos culturales y explora posibilidades para el desarrollo de otras formas de expresi√≥n creativa joven.

‚ÄúUn libro es un show‚ÄĚ ha incorporado a talleristas no solo de todo el territorio cubano, sino del Caribe, con la representaci√≥n de Rep√ļblica Dominicana y Belice, lo cual fortalece dis√≠miles lazos culturales y aviva el intercambio de conocimientos que genera este tipo de encuentros.

Estoy y estaré siempre muy agradecida a todos las partes que tuvieron a bien confluir para lograr esta Beca de Creación con el fin de continuar estrechando vínculos artísticos entre Cuba y el Caribe.

COSUDE contin√ļa desplegando una estrategia de cooperaci√≥n inclusiva, en la que los mayores beneficiarios son personas apasionadas, capaces de crear y ser sostenibles m√°s all√° de las vicisitudes del contexto actual.

Nota de autor:

Todas las im√°genes utilizadas en el post son de mi propiedad.

He citado en cursiva parte de la publicación en facebook de la Embajada de Suiza en Cuba, dando detalles del programa de Transcultura:


Recorrido y expresiones del muralismo en Babel

El muralismo y su trascendencia hist√≥rica fue el tema del panel ‚ÄúLa pintura mural y su expresi√≥n en la contemporaneidad‚ÄĚ, realizado en la Sala Transitoria del Centro Provincial de Arte para dar inicio a los espacios te√≥ricos de la XXVIII del evento Babel, dedicado a las artes visuales, e integrado por Lesbia Vent Dumois, Premio Nacional de Artes Pl√°sticas 2019, el artista y profesor holguinero Lauro Hechavarr√≠a, y el escritor y cr√≠tico Erian Pe√Īa Pupo.

Fotos Facebook del Centro Provincial de Arte de Holguín

Lesbia comentó sobre su experiencia al frente del Departamento de Artes Plásticas de la Casa de las Américas, donde conoció, realizó curaduría e investigó sobre este movimiento artístico iniciado en México a principios del siglo XX, creado por un grupo de pintores e intelectuales de este país después de la Revolución Mexicana, reforzado por la Gran Depresión y la Primera Guerra Mundial. El deseo por una verdadera transformación aumentó y se comenzaron a hacer demandas más radicales, que buscaban una revolución social, política y económica. La reconocida creadora realizó un recorrido por el muralismo a lo largo de diversas décadas, destacando el realizado en México, con artistas como David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera y José Clemente Orozco, que influyeron en el resto del continente. Además recorrió el desarrollo de la muralística en Cuba y sus principales exponentes.

La también Premio Nacional de Curadoría comentó sobre el importante vínculo de los murales y la política al ser ejemplos vigentes de la historia de cada país; hizo énfasis en el trabajo de restauración de los mismos y describió algunos de los murales más importantes de la Isla.

Fotos Facebook del Centro Provincial de Arte de Holguín

Por su parte Lauro, quien lleva varias décadas vinculado al trabajo de la creación muralística en la provincia, abordó como el dominio de las diferentes técnicas es necesario para crear un estilo propio en cada creación y además, explicó la relevancia de los métodos antiguos, como la sustitución del acrílico por el huevo, para una mejor realización de las obras muralísticas. También mostró diversos proyectos de murales ubicados por la ciudad de Holguín para enfatizar el trabajo en equipo que se debe realizar ante obras de gran magnitud, y expresó la gran permanencia y contemporaneidad que presenta este movimiento en el mundo.

Fotos Facebook del Centro Provincial de Arte de Holguín

El muralismo cambi√≥ la manera de pensar acerca de los ind√≠genas mexicanos, destacando su cultura y la ense√Īanza de su historia, as√≠ como influy√≥ en los artistas del momento, tanto nacionales como internacionales en escala y contenido. Muchos inclu√≠an ahora problemas de relevancia social en sus pinturas y buscaban hacer su arte √ļtil para el p√ļblico, comunicando sus pensamientos acerca de la pol√≠tica de la izquierda, y provocando conciencia social sobre determinados temas. La idea de expresar ideas pol√≠ticas y sociales en murales influyeron a muchos artistas del momento en M√©xico y los Estados Unidos, coment√≥ Pe√Īa Pupo, as√≠ como llev√≥ al desarrollo de nuevos estilos como el Movimiento Chicano en el sur de los Estados Unidos.

Babel está dedicado a la muralística y contará con la inauguración de murales exteriores por toda la ciudad, así como momentos teóricos, inauguración de muestras y otras acciones artísticas.

Fotos Facebook del Centro Provincial de Arte de Holguín

Convocatoria VIII Encuentro de Jóvenes Coreógrafos Guantánamo 2023

La Asociación Hermanos Saíz, el Consejo Provincial de la Artes Escénicas y la Dirección Provincial de Cultura de Guantánamo convocan a agrupaciones danzarias, así como a jóvenes coreógrafos, bailarines, performers, directores, directores escénicos e investigadores independientes de cualquier nacionalidad, a participar en el VIII Encuentro de Jóvenes Coreógrafos a realizarse del 26 al 29 de mayo de 2023 en Guantánamo-Cuba.

Esta edici√≥n propone como eje tem√°tico: Coreografiar. Retos y perspectivas en tiempos de migraci√≥n. Esta vez tendr√° car√°cter presencial y virtual, este √ļltimo basado en presentaciones de videodanza, donde convergen dos lenguajes art√≠sticos que promueven un √°rea de experimentaci√≥n danzaria y tecnol√≥gica que conviven de forma h√≠brida.

Podr√°n participar agrupaciones, directores y core√≥grafos cubanos y extranjeros menos de 35 a√Īos, as√≠ como otros artistas que se relacionan con el arte danzario y la experiencia de coreografiar en su amplio sentido. La participaci√≥n ser√° a trav√©s de la selecci√≥n e invitaci√≥n del Comit√© Organizador del evento. Las propuestas deben haberse realizado en el periodo 2022-2023, con duraci√≥n no superior a 10 min y que su contenido corresponda al eje tem√°tico del evento. En el caso del Videodanza, las obras deben enviarse en formato .mp4 con c√≥dec de exportaci√≥n h264/ NTSC/ 29,97 fps, proporcionalidad 4:3 o 16:9, con tama√Īo m√°ximo de 300 MB, junto a una semblanza curricular del artista, y la agrupaci√≥n. Las obras ser√°n enviadas a trav√©s de Google Drive con env√≠o del link de descarga a la direcci√≥n electr√≥nica: ahsguantanamo2@gmail.com o desde Telegram o WhatsApp al n√ļmero 52160795 con el asunto ‚ÄúJ√≥venes Core√≥grafos 2023‚ÄĚ.

Las propuestas presenciales también deben presentar, además de la semblanza curricular del artista y la agrupación, la ficha técnica de la obra, a los mismos contactos.

La recepci√≥n de los materiales queda abierta desde la fecha de publicaci√≥n de la presente convocatoria y cierra el 15 de mayo del a√Īo en curso. Los materiales que no cumplan con las bases de esta convocatoria no ser√°n admitidos.


Pride

Nac√≠ en 1997, a finales de la peor crisis econ√≥mica en la historia nacional. No obstante, crec√≠, fui a la escuela, aprend√≠ a leer. Devor√© libros, visit√© museos, tambi√©n me enamor√© de cosas, de gente, que ya ni veo, ni escribo y a√ļn sigo amando. Un d√≠a me mir√© al espejo, me vi cubano y me enamor√© de m√≠. As√≠ comenc√© a ahondar en mi propia historia, como reflexi√≥n profunda de mi propio pa√≠s. En una ocasi√≥n una amiga estadounidense me dijo que la primera palabra que debo aprender del ingl√©s era PRIDE, y le hecho caso, esa palabra brilla en mi pecho porque tambi√©n he escogido ser cubano.

Como no creo en las casualidades y soy un amante de la historia, desde hace tiempo, viendo la situaci√≥n de Cuba he pensado mucho en Etiop√≠a. Esta naci√≥n se defendi√≥ del m√°s feroz y genocida imperialismo europeo, ese que destruy√≥ la carne y alma de muchas de las naciones m√°s antiguas de la tierra, que devor√≥ √Āfrica, y humill√≥ como nunca antes se hab√≠a visto, a millones de seres humanos. La monarqu√≠a absoluta de Haile Selassie tuvo miles de defectos, m√°s fue la forma de resistir frente al invasor. Etiop√≠a sigue siendo un pa√≠s muy pobre y, como siempre he dicho, no hay nada de dignidad en la pobreza, no obstante, la dignidad et√≠ope est√° en poder decir, tengo Patria, porque la PATRIA lleva impl√≠cito el concepto de LIBERTAD. Es esa palabra tan vol√°til y abstracta, Patria, lo que permite mirar de frente al otro, y asumir nuestras lenguas, nuestras razas, nuestros credos, con la misma dignidad y orgullo que el ofensor, porque tambi√©n tenemos historia. Hoy en un continente plagado de lenguas oficiales angl√≥fonas y franc√≥fonas, en Addis Ababa se habla con orgullo amh√°rico.

Es innegable que nuestro primer proyecto de pa√≠s fue convertirnos en una rep√ļblica dispuesta a la anexi√≥n. Pero tambi√©n es innegable que un d√≠a miramos nuestras manos, pieles, luz, tierra, mar, y en un convulso despertar de sentires muchas veces plagados de racismos, discordia, diversidad de credos y religiones, tambi√©n de nacionalidades, nos dimos cuenta de que √©ramos cubanos, as√≠ en 1868 nuestra tierra ya fertilizada pari√≥ la naci√≥n. Innegable tambi√©n es, la primera intervenci√≥n militar, y el vil chantaje de tener una rep√ļblica mediatizada o prolongar la intervenci√≥n. Optamos irremediablemente por la primera opci√≥n, tuvimos que aceptar que Leonard Wood, que se hab√≠a desempe√Īado como gobernador general, nos clasificara como‚Ķ una verdadera dependencia de los Estados Unidos, que naturalmente se anexar√≠a a la naci√≥n‚Ķ

Vivimos en un país donde al mismo Batista se le negó la entrada a clubes privados, porque su mulatez pesaba más que sus cargos políticos. Donde las sobras de los restaurantes se les vendían a los mendigos. Que se llenaba de rascacielos, hoteles, contrastando con una economía netamente azucarera y enteramente dependiente de las fluctuaciones y coyunturas del mercado internacional. El campesinado cubano tenía un índice de desnutrición de 91%, menos de 1% consumía pescado, solo el 11.22% tomaba leche, solo el 45% comía carne, solo el 8% recibía atención médica gratuita. Estos datos no los inventé, revisen la encuesta de la Agrupación Católica Universitaria de 1956 y 1957.

Lleg√≥ enero de 1959 con el triunfo de la revoluci√≥n iniciada en 1868. Nos negaron refinar el petr√≥leo y nacionalizamos a las empresas. As√≠, en nuestro justo batallar, exigimos todas nuestras tierras, playas, minas; reclamamos tambi√©n nuestro derecho a aprender a escribir y leer. Hubo bandidos, bombas, invasi√≥n, terrorismo, nace la Patria y es ella o la muerte. Es en ese tremendo discurso inicial, digno, justo, descolonizador y emancipador que nos olvidamos de un gran detalle que en mi opini√≥n debe ser el primer principio del socialismo, liberar al hombre, no convertirse en su due√Īo. Fue ese peque√Īo gran detalle que nos hizo pasar por alto la humanidad de nuestra comunidad religiosa, minor√≠as sexuales, que no comprendi√≥ que temer, pensar diferente y disidir, tambi√©n es humano. Hemos arrastrado ese error hasta nuestros d√≠as y hoy nuestra supervivencia depende de sumar, tenemos la misi√≥n de que nuestro concepto patrio sea cada vez m√°s amplio, inclusivo, sin olvidarnos de nuestro m√°ximo deber y leg√≠timo derecho de hoy m√°s que nunca, defender a Cuba. Para eso tambi√©n tenemos que discernir, porque ser cubano y ser parte de Cuba no da derecho a destruir.

Cuba es obra, luz, las sombras como ausencias que son, no existen en la Patria, digo esto a√ļn a sabiendas de lo complejo que son estos conceptos. Las manchas de nuestra estrella tendr√°n derecho a existir, pero todos sabemos que son incapaces de iluminar. Es nuestra obra constante revelarlas, pero tambi√©n trabajar diariamente en los brillos, en ser mejores, solo as√≠ tendremos un pa√≠s mejor. Para eso tenemos que asumir nuestra condici√≥n actual e independientemente del tremendo grado de dificultad que representa para muchos y me incluyo, hemos de aprender a amarla. En nombre de este sentimiento se ha dicho mucho, se hace mucho, pero pocos conocen que amar es construir, y efectivamente en un mundo de tan poca inteligencia emocional pocos saben hacerlo. Cuba hoy m√°s que nunca necesita ese genuino amor que en muchas ocasiones, pasadas, recientes y en la actualidad, todav√≠a le negamos.

Lleva implícito la Patria, y lo reitero, la libertad, la vida, en sus expresiones más dignas, más humanas, por eso, en estos días tan tristes de julio, en estos tiempos tan tristes, llenos de manipulaciones, de viles intereses, de post verdades, hemos de amarla más que nunca.

Digamos Patria y decimos VIDA O MUERTE.


Premian obras de artistas matanceros en Salón de Artes Visuales

Con la presencia de m√°s¬† de 32 artistas¬† e igual n√ļmero de obras clausuraron el¬†Sal√≥n de Artes Visuales Jos√© Ram√≥n Fundora,¬†en la Casa Social de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba en Matanzas.

La beca Juan Esnard Heydrich, premio √ļnico que otorga la Secci√≥n de Artes Pl√°sticas de la filial matancera, fue¬† entregada¬† al joven artista Lorenzo Prieto por la obra Divergencias.

Foto: Edgar Moraga

Diversas instituciones culturales en Matanzas premiaron las propuestas de los artistas visuales a partir del tratamiento de diversas tem√°ticas.

A√ļn¬† estamos a tiempo, de Jes√ļs¬† Mederos Mart√≠nez, result√≥¬† la obra premiada por el Consejo de Direcci√≥n¬† del Archivo Hist√≥rico provincial, en tanto el¬†Museo de Arte¬†entreg√≥ su galard√≥n a One month,¬† del artista Jorge Yunior Guti√©rrez Salom√≥n.

Por su parte la Galería-taller Génesis y la Asociación Hermanos Saíz reconocieron  El Gran Abrazo, de Adrián  Gómez Sancho.

Obra One Month, de Jorge Yunior Gutiérrez Salomón. Foto: Edgar Moraga

El Salón  de Artes Visuales de la UNEAC en Matanzas deviene espacio aglutinador para compartir  la diversidad de la creación artística en la provincia. (ALH)


Entre arte y literatura… Casaus

Conversar con Víctor es un deleite, no solo por su elocuencia y facilidad para comunicar, sino por la sensación de cercanía que produce en quienes tienen el privilegio de escucharlo por primera vez.

Un hombre que desborda humildad y sencillez a pesar de que sus logros no caben en su ser; son esas cualidades las que hacen a√ļn m√°s f√°cil admirarlo y amar su obra.

Durante el encuentro ‚ÄúEstrechando espacios‚ÄĚ que organiza la Casa del Joven Creador de nuestra urbe agramontina, el p√ļblico tuvo la oportunidad de conocerlo y ser part√≠cipes de un encuentro entre amigos, como lo denomin√≥ el propio Casaus.

El actualmente director del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau comentó que encontró en el periodismo las bases para formar su inclinación por la escritura y su desarrollo profesional en general.

¬ęMis primeras letras fueron a trav√©s del periodismo y la poes√≠a… era insoportablemente joven y esas ansias de b√ļsqueda vibraban en mi constantemente¬Ľ, confes√≥.

Es fundador de El Caim√°n Barbudo, una generaci√≥n que marc√≥ pautas y a√ļn mantiene su esencia. ¬ŅQu√© signific√≥ para usted ser parte de su concepci√≥n?

Significó muchísimo por la importancia histórica literaria que posee la revista, es realmente entregador de cosas hermosas continuar la vida de El Caimán Barbudo.

¬ŅC√≥mo surge su vinculaci√≥n con la trova a pesar de no tener formaci√≥n musical?

A pesar de no tener una mol√©cula musical en mi ser, he tenido la suerte de estar cerca de la m√ļsica, de vivir la m√ļsica en el sentido de quien trata de apropiarse de ella e insertar parte de lo que uno hace con los trovadores; por eso he promovido siempre esa uni√≥n de la poes√≠a con la m√ļsica. Precisamente es a trav√©s concursos, eventos y lanzamientos de discos que se le da continuidad a esa premisa.

En cuanto al Centro Pablo de la Torriente Brau y su vinculación con el arte digital, coméntenos hasta qué punto influyó el Centro en el desarrollo de esa manifestación.

Hubo un tiempo en el que había muy poco conocimiento sobre el arte digital, en un encuentro de varios artistas cubanos y extranjeros nos llamó la atención la muestra de unos artistas boricuas que resultó ser arte digital, los invitamos a exponer en el Centro y así fue como se trazó el camino en el que comenzamos a adentrarnos en esa forma artística de utilizar las tecnologías.

Programas art√≠sticos como ¬ęA guitarra limpia¬Ľ y ¬ęSala Majadahonda¬Ľ han caracterizado el Centro, que durante los a√Īos de su funcionamiento se ha convertido en el espacio donde confluyen juventud y experiencia a favor del arte y la identidad cubana. ¬ŅQue motiva a V√≠ctor y al centro por continuar apostando por el arte joven?

Creo que es un mandato del propio Pablo de la Torriente Brau que hizo tanto por los j√≥venes en su tiempo siendo √©l mismo joven, y que es hoy un ejemplo para los de nuestro tiempo, con esa inspiraci√≥n considero que le debemos mucho a esos que se acercaron a nuestra instituci√≥n en el sentido de confiar en aquellos viejos que ten√≠amos la idea de hacer un concurso de dise√Īo de carteles, y a partir de ah√≠ recibimos una energ√≠a de esos artistas j√≥venes que se conserva hasta hoy.

¬ŅQu√© consejo les dar√≠a a esos j√≥venes artistas, afiliados de la AHS, cualquier muchacho o muchacha que est√©n buscando un espacio para dar rienda suelta a su creaci√≥n?

M√°s que un consejo quisiera compartir algo que por supuesto tratar√© de hacer cumplir en estos a√Īos, y es un texto que redact√≥ Pablo en su exilio neoyorquino, donde defini√≥ el valor que ve√≠a en la sinceridad, la honestidad y la autenticidad, de la siguiente manera:

¬ęLas cartas son para m√≠ como el acta de nacimiento de mis pensamientos y no tengo miedo a equivocarme en pol√≠tica, porque solo no se equivoca el que no labora, el que no lucha¬Ľ.

Como un bálsamo para el alma llegan las palabras de Víctor Casaus, incansable predicador de la figura de Pablo, amante de las artes y las distintas visiones de los nuevos creadores, alguien que sabe hacer coincidir la sabiduría del pasado con la osadía del presente, y continuará siempre apostando por las maravillas que salen de esa unión.


Galardonado Delfín Prats con el Premio Nacional de Literatura 2022

En la ma√Īana de este jueves en el Centro Cultural Dulce Mar√≠a Loynaz, el jurado encargado de otorgar¬†el Premio Nacional de Literatura 2022¬†dio a conocer que¬†el galard√≥n m√°s importante de las letras cubanas¬†fue conferido por unanimidad al escritor holguinero Delf√≠n Prats.

El jurado estuvo presidido por el reconocido escritor e intelectual Abel Prieto Jiménez e integrado por el escritor Julio Travieso, Premio Nacional de Literatura 2021; el escritor y editor Rigoberto Rodríguez Entenza; el escritor y director del Observatorio Cubano del Libro, Enrique Pérez Díaz; y la investigadora y crítica literaria Cira Romero.

El Premio se entregará de manera oficial durante la 31 Feria Internacional del Libro de La Habana, a celebrarse entre el 9 y el 19 de febrero próximos.

Fundado en 1982 por el Ministerio de Cultura,¬†el Premio Nacional de Literatura que otorga anualmente el¬†Instituto Cubano del Libro¬†es el galard√≥n m√°s importante de las letras cubanas¬†y da testimonio del reconocimiento p√ļblico a la obra de aquellos escritores que han enriquecido el legado de la cultura cubana en general y de su literatura en particular con el aporte de una obra literaria trascendente.

Natividad Alfaro Pena recibe el Premio de Edición 2022

 

Natividad Alfaro Pena recibe el premio de Edición 2022. Foto: Facebook de Teresa Melo.

El Premio Nacional de Edición 2022 le fue otorgado a la santiaguera Natividad Alfaro Pena, de Santiago de Cuba, quien ya ha prestigiado con numerosos reconocimientos y premios de la Crítica al universo del libro cubano y a la Editorial Oriente.

El jurado, integrado por el destacado intelectual Omar Vali√Īo e integrado por el reconocido editor Rinaldo Acosta; la editora Lourdes Gonz√°lez, directora de la Editorial Gente Nueva; la destacada editora Neyda Izquierdo Premio Nacional de Edici√≥n 2013; y la poetisa e investigadora Caridad Atencio, tras evaluar 16 propuestas, se decidi√≥ por Natividad:

Por su larga trayectoria profesional de casi medio siglo en la Editorial Oriente con una extensa lista de títulos de destacados autores cubanos, en particular de historiadores, muchos de ellos galardonados con Premios de la Crítica Científico-Técnica y Premios de la Crítica Histórica Ramiro Guerra. Ha hecho de su especialización en la temática historica una obra de amplia resonancia cultural.

Licenciada en Filolog√≠a por la Universidad de Oriente en 1981, comenz√≥ a trabajar en la Editorial Oriente en 1974, hace 47 a√Īos; los primeros seis como correctora de estilo y el resto como editora. Se ha especializado en la edici√≥n de libros de tem√°tica hist√≥rica.

He editado varios libros a prestigiosas figuras a quienes se ha dedicado la Feria Internacional del Libro de La Habana, entre ellos: Jorge Ibarra Cuesta, Mar√≠a del Carmen Barcia Zequeira, Fernando Mart√≠nez Heredia y Olga Portuondo Z√ļ√Īiga, de los cuales ha recibido la felicitaci√≥n por su profesionalidad y cuidadoso trabajo.

Su labor como editora de libros ha recibido el reconocimiento de sus autores, tanto nacionales como extranjeros.¬†Entre estos √ļltimos: Volker¬†Mollin (Guerra peque√Īa, guerra olvidada), Christine Hatzky (Julio Antonio Mella: Una biograf√≠a), de Matt D. Childs (La¬†rebeli√≥n¬†de Aponte¬†de 1812 en Cuba y la lucha contra la esclavitud), de Steve Cushion (Movimiento obrero revolucionario), de Manuel Hern√°ndez Gonz√°lez (Liberalismo, masoner√¨a y cuesti√≤n nacional en Cuba. 1808- 1823). Por su sostenida labor en el campo de la edici√≥n de libros se le han otorgado Premios, Diplomas y Reconocimientos.

El Premio se entregará de manera oficial durante la 31 Feria Internacional del Libro de La Habana, a celebrarse entre el 9 y el 19 de febrero próximos.

Convocado desde 1998 por el Instituto Cubano del Libro, el galard√≥n se otorga para reconocer la obra de connotados editores que, de forma sobresaliente, han contribuido con su talento y desempe√Īo profesional a prestigiar el¬†universo editorial cubano.


Convocan a II Festival Nacional de Teatro para Ni√Īos y J√≥venes

El Grupo de Teatro Gui√Īol de¬†Cienfuegos, el Centro Cubano de la Asociaci√≥n Internacional de Teatro para Ni√Īos y J√≥venes (Assitej) y el Distrito Creativo La Gloria, de la provincia de¬†Cienfuegos, convocan al II Festival Nacional de Teatro para Ni√Īos y J√≥venes, a celebrarse en esta ciudad entre los d√≠as 20 y 27 de marzo de 2023.

Daimany Blanco Serra, director del Gui√Īol, inform√≥ a la Agencia Cubana de Noticias que el objetivo del evento es rescatar la vitalidad y alegr√≠a que irradian las artes esc√©nicas en ni√Īos, j√≥venes y el p√ļblico en general, luego de un largo per√≠odo bajo la incidencia de la pandemia de la COVID-19.

Precisó que desarrollarán talleres, clases técnicas, conferencias e intercambio con los participantes en municipios y localidades del territorio.

Destacó que los directores interesados deberán enviar sus propuestas, antes del 20 de enero, a los correos electrónicos dblanco831105s@gmail.com o guanaroca@azurina.cult.cu.

Auspiciarán el certamen la Dirección Provincial de Cultura, el Consejo de las Artes Escénicas, el Centro de Innovación y Gestión del Desarrollo Local (Cigedel), la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y la Unión Internacional de la Marioneta (Unima).

Asimismo, contarán con el apoyo de otras organizaciones como la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), el Partido y el Gobierno.