Fotografía


Taller fotográfico en Las Romerías

Holgu√≠n no s√≥lo es ‚ÄúLa Ciudad de los Parques‚ÄĚ, tambi√©n es conocida por sus fot√≥grafos, que se encuentran en cada barrio y de todas las generaciones. Durante las Romer√≠as de Mayo, a cada paso uno se los topa captando las im√°genes para el recuerdo.

La fotografía tiene presencia en este festival de juventudes artísticas prácticamente desde sus inicios. Durante la XXX edición de las Romerías de Mayo en este 2023, esta manifestación estará asociada al gran evento de las artes visuales que es Babel, cita que concentra sus acciones en el Centro Provincial de Artes Plásticas de Holguín, pero se irradia hacia toda la ciudad.

En esta ocasión, el Centro Provincial de Artes Plásticas acogerá el día 3 de mayo, a las 10:00 a.m., en la Sala Transitoria, un Taller de fotoperiodismo, el cual será impartido por el fotógrafo y profesor universitario Kevin Manuel Noya.

El taller está compuesto por un componente teórico y acciones prácticas con un recorrido de acción fotográfica por los diferentes espacios donde los miembros de la Asociación Hermanos Saíz e invitados muestran su arte. Allí los participantes entrenarán las habilidades adquiridas, a la vez que con sus fotos dejarán en las redes sociales las instantáneas del evento.

Asimismo, todo aquel interesado puede participarar también junto a los miembros de los clubes de fotógrafos holguineros y de Fotografía Universitaria de la Universidad de Holguín. En ese espacio se realizará además la premiación del concurso La UHo en Fotos, auspiciado por la casa de altos estudios holguinera.


Alcides D Portal y la fotografía de lo humano

‚ÄúLe debo un poema al circo de mi infancia‚ÄĚ, escribi√≥ Carlos Galindo Lena poco antes de confesar la causa de su temor a la aparente fragilidad del trapecista: ‚Äúpienso que alguien puede cortar el hilo que va de la vida a la muerte‚ÄĚ. Yo tambi√©n siento que debo (no un poema, sino) una nota a las fotograf√≠as de Alcides D Portal, joven artista visual espirituano devenido cienfueguero, con un trabajo que demuestra el compromiso de un creador serio, maduro, arriesgado. Yo tambi√©n siento ‚Äúque alguien puede cortar el hilo que va de la vida a la muerte‚ÄĚ cuando miro algunos de sus ensayos fotogr√°ficos.

alcides D Portal/ foto tomada de su perfil de facebook.

El conjunto Del Escambray a la Sierra, por ejemplo, transmite una serenidad que amenaza (y pienso que de eso se trata) con transformarse en tedio. Vemos una mano cubriendo una cara, un pu√Īo sosteniendo una barbilla, unos brazos cruzados sobre el pecho, un campesino que se enfrenta a un horizonte cerrado por la neblina. As√≠ nos miran los pobladores que habitan, como pueden, las zonas monta√Īosas de las instant√°neas de Portal. ‚ÄúCon esta muestra, el fot√≥grafo [‚Ķ] explora temas tradicionales en las artes visuales cubanas, pero aristas poco exploradas de la fe de estos cubanos del siglo XXI‚ÄĚ, public√≥ en Cubadebate la cr√≠tica de arte Elianet Medina Abreu.

Entonces llega el mar, y llegan los ni√Īos. El autor busca en este segundo grupo de instant√°neas, Gente de mar, la infancia que √©l no tuvo. Busca su historia perdida, ‚Äúla que pudo haber sido y no fue‚ÄĚ, en el j√ļbilo de muchachos que saltan, se sumergen, incluso disfrutan ser capturados por esa red en forma de c√°mara que Portal les lanza con inesperada habilidad de pescador. Esos muchachos, que parecen nacer de la bah√≠a cienfueguera, nacen por segunda vez en los retratos del artista.

autoría alcides D Portal/ foto tomada de su perfil de facebook.

Humano animal se titula otro de los ensayos fotográficos de Alcides D Portal. El más cotidiano, en este caso, porque refleja una preocupación nada novedosa: la humanidad en su relación con la naturaleza (a la que pertenece y no viceversa), pero actualizada con acierto en fotografías que saltan el blanco y negro para regalarnos una calidez sobrecogedora. Aunque algunas como la del hombre que sostiene la jutía o la mujer que empuja la ternera pierden valor si se observan individualmente, integradas al conjunto demuestran que, en este caso, la preminencia de la idea central resulta para el autor una máxima inviolable.

autoría alcides D Portal/ foto tomada de su perfil de facebook.

El inter√©s del ensayista visual por las artes esc√©nicas se expresa en la muestra Sobre el alma humana, nada superficial indagaci√≥n en las emociones de un ser tan peculiar como el actor. Al ver las im√°genes recuerdo aquella frase shakespeariana que se refiere a la vida como un pobre actor que se pavonea sobre el escenario hasta que ya no se le escucha m√°s.[1] Tambi√©n pienso en el libro Humano, demasiado humano, donde Nietzsche habla del ‚Äúcomediante‚ÄĚ, que ‚Äúaun en medio del m√°s profundo dolor‚ÄĚ no puede dejar de pensar en ‚Äúsu persona y en el efecto del conjunto esc√©nico‚ÄĚ, incluso ‚Äúen el momento de la inhumaci√≥n de su propio hijo‚ÄĚ, y esta idea me sirve para regresar al tema del arte como l√≠nea entre la eternidad y la intrascendencia, como cuerda floja sobre la que el trapecista (el equilibrista, corregir√≠an Eliseo Diego y Ra√ļl Hern√°ndez Nov√°s) se sostiene con la aparente inseguridad que tanto asustaba a Galindo.

autoría alcides D Portal/ foto tomada de su perfil de facebook.

Como dije al principio, en las fotograf√≠as de Alcides D Portal enfrento la sensaci√≥n de que en cualquier momento ‚Äúalguien puede cortar el hilo que va de la vida a la muerte‚ÄĚ. Ese alguien es el artista, por supuesto. Y m√°s que artista, equilibrista que se aventura a cruzar por la cuerda floja de un mundo sin red que pueda proteger su cuerpo humano, demasiado humano, de la inminente ca√≠da al vac√≠o.

En la obra de Portal, el ser humano vuelve a estar en el centro del universo; pero no para ser exaltado, sino para que podamos entender los claroscuros de ese lugar sereno, recobrado y dulce llamado humanidad.

 

 

***

[1] ‚ÄúLife‚Äôs but a walking shadow, a poor player / That struts and frets his hour upon the stage, / And then is heard no more‚ÄĚ.


Jornada Fotogr√°fica Caja de Luz: nuevo proyecto de la AHS en Camag√ľey

Como parte de las opciones veraniegas de la secci√≥n de Artes Visuales de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), por primera vez en Camag√ľey se realizar√° la Jornada Fotogr√°fica Caja de Luz, un proyecto que pretende sumar nuevos miembros a la vanguardia art√≠stica lugare√Īa.

Ihordan Torres, presidente de la filial agramontina de la AHS, en conferencia de prensa explicó que el evento será el punto de partida para que dentro de la Asociación pueda coexistir una sección más atractiva y llena de juventud.

Previsto para la segunda quincena del mes de agosto, el encuentro contará con invitados nacionales como los fotorreporteros Enrique González, del diario Juventud Rebelde, y Alejandro Basulto, del periódico Tribuna de La Habana; y estará dedicado de manera especial a la fotografía de naturaleza y documental.

‚ÄúEn Caja de Luz desarrollaremos dos din√°micas: en primer lugar, un recorrido al conocido Paso de los Paredones, en el municipio de Sierra de Cubitas, y en segundo lugar, una caminata por la ciudad agramontina tomando como referencia sus valiosos elementos arquitect√≥nicos y peculiaridades sociales‚ÄĚ, precis√≥ Liannys Montalv√°n, jefa de la secci√≥n de Artes Visuales de la AHS en la provincia.

La primera edici√≥n de la Jornada Fotogr√°fica Caja de Luz tendr√° como objetivo el intercambio de conocimientos y herramientas de trabajo, impulsada por el amplio movimiento fotogr√°fico camag√ľeyano y la voluntad de capturar la realidad diaria, hecha imagen para la posteridad, a trav√©s del lente.¬†


Paranoia en la Sala Real

La buena fotograf√≠a llama la atenci√≥n sobre s√≠ misma, es un pante√≥n de visualidades en el que cohabitan discursos. Atrapa y sacude. Paranoia cumple esa m√°xima. Ernos Naveda y Barbarito Walker se han unido en la galer√≠a Sala Real para exorcizar, desde el lente, el pandemonium de la ignorancia: la sentencia de que ‚Äúlo nuevo‚ÄĚ es inmaduro‚Ķ porque el arte joven no tiene bridas y no permite ser espoleado.

He aquí una fotografía que genera diversas capas de experiencias desde la composición y lo insinuado. Se puede leer a través de los distintos planos expresivos; revela historias y personajes.

 

Naveda es un provocador: cataliza la violencia, la lascivia, construye el miedo y lo venera. Ha dicho que su serie, El beso rojo, ‚Äúes un dolor en el pecho, una necesidad de explotar, crear; un desnudo en im√°genes. Es amar todo lo que puede ser rechazado o cuestionado.‚ÄĚ

Toma la realidad, la intensifica exponiendo el lado oscuro de la razón, con un apetito deshonesto y perturbador. Convida a la agresión contemplativa, porque el espectador es un cómplice voyerista.

Su fotografía es teatral. Ernos Naveda es un dramaturgo visual que manipula y recrea escenarios; sus sujetos fotografiados se vuelven actores a merced de un erotismo sin censura, como pretexto para discursar sobre violencia de género, cosificación y mercantilización del cuerpo.

 

Walker es un documentalista. Las imágenes, suscitadas por la novela Memorias del subdesarrollo, traducen su contexto cultural, el aquí y el ahora. Sergio es su alter ego; pensado en él y su telescopio, Walker salió con su cámara a cazar realidades tropezadas. Es un testimoniante. Trae diversos personajes de la pluralidad de isla que somos, con o sin poses; porque la pose es también una actitud ante la existencia. Estamos habituados al subdesarrollo; el fotógrafo solo lo explicita.

La psicología de los sujetos es uno de los elementos más explotados. Sergio es un diseccionador de la sociedad, Walker puede serlo también. Antes de presionar el obturador conversa con las personas, establece una compenetración espiritual que lo ayuda a apropiarse de la energía del momento. Hay en su obra un aliento filosófico y una forma poética de descubrir el contexto social.

Paranoia expone, desborda, increpa. Conecta con el p√ļblico porque apela al inconsciente, al hecho √≠ntimo y punible o al hoy colectivo. Es una fotograf√≠a que reci√©n emerge pero se abre paso en la palestra con la fuerza pujante del derrumbamiento.


La fotografía como aliciente de vida

(Entrevista a Lourdes Guerra Mesa)

Cierto es que el artista posee una sensibilidad inherente a su personalidad que le lleva a escoger determinados caminos por los cuales expresarse desde el arte. Lourdes Guerra (La Habana, 1956), precisamente con esa sensibilidad y alma de artista, incursion√≥ con pie certero ‚Äďo, mejor dicho, con ojo certero‚Äď en el universo de la fotograf√≠a con una capacidad para concebir im√°genes que remueven los sentimientos.

Su producción no es fortuita. Ella lleva a cabo un proceso de realización a conciencia, meticulosamente pensado y enfocado para establecer un diálogo con el receptor. No intenta imponer un criterio, sino persuadir a partir de la sutileza y dulzura que emanan de sus piezas, para apreciar en nuestro contexto, en nuestra cultura, en nuestro devenir flashazos que recogen lo viejo y lo nuevo, lo tradicional y lo moderno, la quietud y el movimiento, la belleza en aquellas zonas destruidas u olvidadas.

He aquí los testimonios de una carrera en ascenso, que procura un desarrollo y alcance exquisitos dentro del panorama de la fotografía cubana. Sigamos de cerca los criterios y las imágenes que emanan de esta artista del lente.

La Quinta, 2016. De la serie Yo tengo un sue√Īo, 60×80 cm.

Coméntame un poco cómo y cuándo comenzaste en la fotografía.

Creo que ya sea un arte, un oficio, una profesi√≥n, incluso hasta un hobby, todos tenemos un denominador com√ļn y es el hecho de habernos valido de personas cercanas que nos han ayudado a dar los primeros pasos. En casa siempre hubo c√°mara fotogr√°fica ‚Äďuna Kodak‚Äď que mi padre utilizaba para dejar constancia de eventos familiares. Con el transcurso del tiempo, vinieron otras como la Vilia, una Smena, una Praktica y all√° por los 90¬īs lleg√≥ a mi mano una Ricoh que para m√≠ constituy√≥ un puente entre la √©poca anal√≥gica y la era digital dadas las prestaciones que esta c√°mara ten√≠a y con la cual pude documentar viajes de trabajo que hice a Alemania y Namibia en esa misma √©poca.

Definitivamente, fue mi madre quien determinó esa inclinación dado su gusto por repasar con cierta regularidad todas las fotos de la familia y las artes en general. Ahí comenzó el hechizo, aun sin tener conocimientos de fotografía. No puedo dejar de mencionar a un querido amigo y gran fotógrafo cubano, Leonel Fernández Delgado, quien también contribuyó mucho a mi formación académica al tenderme su mano de forma desinteresada e incondicional. 

Entrega, 2019. De la serie Poes√≠a del Sujeto, 30×40 cm.

Por lo que explicas, podemos decir que eres una fot√≥grafa de vocaci√≥n autodidacta, pero quisiera que me comentaras brevemente cu√°les han sido tus experiencias desde un aprendizaje acad√©mico. ¬ŅC√≥mo ello ha influido en tu carrera como artista?

Luego de mis primeros pasos de la mano de Leo, como te dec√≠a, llegaron Tom√°s Inda, Rogelio Dur√°n, M√°rgel S√°nchez, todos de la Escuela de Fotograf√≠a Creativa de La Habana (EFCH); Rufino del Valle, el Dr. Ram√≥n Cabrales, ambos de la Academia de Arte y Fotograf√≠a (hoy Casa del fot√≥grafo); El Chino Arcos con su magn√≠fico Taller de la UNEAC; y, Grethell Morell, una extraordinaria mujer, curadora, historiadora del arte y Premio Nacional de Cr√≠tica, quien definitivamente vino a marcar la diferencia entre un antes y un despu√©s en la b√ļsqueda por la distinci√≥n de ese rasgo que identifica tu trabajo y los detalles que resultan invisibles a otros ojos.¬†

Isadora, 2015. De la serie XXX Retazos, 60×50 cm.

Tienes una exquisita producci√≥n fotogr√°fica donde has abordado la danza con un halo preciosista y elegante, y una delicadeza visual y t√©cnica en el trabajo con las luces, los movimientos, las puestas en escena, los bailarines, que han sido para ti motivos de lauros ‚Äďde lo cual hablaremos m√°s adelante‚Äď. Este halo po√©tico tambi√©n siento que emerge en otras de tus series, por ejemplo, en Traves√≠as de Madrid a La Habana, Poes√≠a del sujeto o Con La Habana a cuestas. ¬ŅC√≥mo entablas esa relaci√≥n entre tus fotos y lo po√©tico?

Como bien expresara Eusebio Leal, hay que conocer de dónde venimos para saber a dónde vamos. Tanto la educación que me dieron mis padres, como la formación que tuve de ballet, y mi trabajo como traductora, hicieron que me convirtiera en la persona que soy hoy. 

Somos uno solo, 2021. De la serie Interiores (serie en proceso), 30×40 cm.

En mi casa siempre se ha escuchado m√ļsica cl√°sica; mi padre fue abogado, mi hermano m√©dico, mi esposo economista: todos apasionados de la literatura con una sed casi desmedida por la lectura; por eso hoy d√≠a cuando entro en una casa y no veo un libro se me enfr√≠a el alma. Tambi√©n mi desempe√Īo como traductora/int√©rprete en un centro de investigaciones pol√≠ticas me dio la oportunidad de trabajar con intelectuales, acad√©micos, diplom√°ticos y, con todos, se abrieron en m√≠ nuevos horizontes. Con ello quiero decir que estos m√ļltiples lenguajes aprehendidos a lo largo de la vida me han permitido crear el m√≠o propio y como consecuencia navegar en aguas mansas para buscar y hallar lo po√©tico a trav√©s del lente, pero sobre todo con perseverancia, que la creo mucho m√°s importante que el talento.

De igual modo, eres una artista que trabaja la cuesti√≥n social, antropol√≥gica y sociol√≥gica en tus fotograf√≠as, con ese marcado acento po√©tico, l√≠rico que le otorgas a tus im√°genes, como ya estuvimos dialogando. En ese sentido, ¬Ņc√≥mo decides escenas y encuadres? ¬ŅHay una concepci√≥n previa, un an√°lisis consciente antes de disparar el obturador?

Para llegar a ello es indispensable primero mucho estudio, ver muchas im√°genes, buena filmograf√≠a, mucha pr√°ctica y lecturas tanto de literatura en general como aquellas, casi obligadas, relacionadas espec√≠ficamente con la fotograf√≠a, digamos Historia de la fotograf√≠a, Est√©tica fotogr√°fica, El instante decisivo, La c√°mara l√ļcida y muchos otros t√≠tulos. Una vez que logras interiorizar toda esta informaci√≥n te√≥rica adem√°s de conocer tu c√°mara para explotarla al m√°ximo, el ojo ya entrenado te permite componer y por tanto decidir los elementos que conformar√°n la escena teniendo en cuenta para ello iluminaci√≥n, color, textura, etc.¬†

En mi caso, como tiendo mucho al detalle, a la simplicidad y a los encuadres cerrados, efectivamente hay un análisis previo, consciente: me valgo de la teoría del in y el out para destacar el centro de interés y dejar fuera el resto de la historia con el objetivo de que sea el espectador quien la complete. Dentro de la escena, también me ayudan aquellos elementos que representen figuras geométricas sobre todo las líneas: tengo un amigo que acostumbra decir que soy euclidiana.

Quien observa tu trabajo en conjunto puede apreciar que hay, en tu modus operandi, una inclinaci√≥n especial por las luces y sombras, por reflejar un tratamiento minucioso y delicado con las zonas iluminadas o ensombrecidas, lo cual en muchos casos es el toque fundamental de la escena. ¬ŅC√≥mo ha sido tu trayectoria y crecimiento en este sentido?

Creo que el manejo de las zonas de sombras y luces es algo que lo tengo incorporado desde la infancia teniendo en cuenta mi formaci√≥n. Mi madre, aunque indocta, tuvo la suficiente inteligencia natural para inculcarme su ascendencia art√≠stica: Jos√© Vilalta y Saavedra, importante escultor del siglo XIX y principios del XX con una vasta obra tanto en Cuba como en Italia, pa√≠s donde tuvo su propio taller, y donde lamentablemente falleci√≥ olvidado y en la m√°s absoluta pobreza. Adem√°s, sembr√≥ en m√≠ lo que acostumbro a llamar ‚Äúun pensamiento semilla‚ÄĚ que se traduce en la b√ļsqueda continua de las luces y las sombras: f√≠jate siempre en las luces y las sombras, me dec√≠a incesantemente. Hoy por hoy, constituye mi leitmotiv y esto me permite captar escenas con sensaciones tensas, misteriosas, melanc√≥licas, seg√ļn el espacio que se presente ante m√≠ o el mensaje que quiera transmitir con la imagen.¬†

Amanecer, 2016. De la serie Con La Habana a cuestas, 60×80 cm.

El fot√≥grafo espa√Īol Fernando Guerra expres√≥ en una entrevista: El simple hecho de que la luz cambie hace que la fotograf√≠a tambi√©n cambie. Lo que era banal hace media hora, se convierte en la fotograf√≠a.

¬ŅCu√°les artistas, sobre todo del lente, ya sean cubanos o extranjeros, consideras que son referentes de cabecera para ti y tu trabajo?

A medida que uno transita este largo camino creo que los referentes van cambiando teniendo en cuenta los trabajos realizados y la madurez alcanzada. Cuando me preguntan por los referentes siempre viene a mi mente la idea de un río que, en la medida que avanza su cauce, va nutriéndose de diversos afluentes que enriquecen su caudal. Por tanto, trasplantando esto al plano fotográfico, digamos que los referentes han tributado al desarrollo y madurez de todo el trabajo.

En mi caso particular, como creo nos pasa a todos, han sido varios: en un principio me identifiqué con la obra de Rosemarie Klausen, fotógrafa alemana especializada en teatro; Josef Koudelka, fotógrafo checo quien en sus inicios también desarrolló este género y Sonia Almaguer, gran amiga y fotógrafa cubana con una vasta obra dedicada a este género.

En el caso de la arquitectura, pues los clásicos Alfred Stieglitz y su discípulo Paul Strand, además de José Grandal y Lissette Solórzano. Si hablamos de danza no puedo dejar de mencionar a Robert Doisneau, André Kertesz, Alexey Brodovitch, Leysis Quesada y Jorge García Alonso.

Actualmente, mencionar√≠a a Torben Eskerod, fot√≥grafo dan√©s con un exquisito trabajo de interiores; Italo Zannier, considerado el padre de la fotograf√≠a moderna italiana; Todd Hido, quien destaca por el trabajo de la luz y la limpieza del color; la danesa Trine Sondegaard; Inge Morath, maestra del blanco y negro, llamada ‚Äúla fot√≥grafa de la calma‚ÄĚ; Marc Riboud, franc√©s, de encuadres muy concentrados en la relaci√≥n de los lados; Chauncey Hare, maestro en dividir las escenas y aprovechar ventanas y toda puerta abierta; Diana Markosian y Vanessa Pallotta quienes tambi√©n van por esta l√≠nea y la Pallota en particular lleva los elementos al borde del encuadre; la alemana C√°ndida Hofer y sus ambientes laborales que van desde la opulencia hasta lo minimalista; y por supuesto, Sabine Weiss, suiza naturalizada francesa, aun en activo, considerada la fot√≥grafa de la luz y la ternura, enmarcada dentro de la corriente de la fotograf√≠a humanista. Hay muchos otros, pero la lista se har√≠a interminable‚Ķ y espero que muchos referentes m√°s lleguen y contin√ļen enriqueciendo mi caudal.¬†

Haci√©ndose a la mar, 2016. De la serie Con La Habana a cuestas, 60×80 cm. Esta obra fue premiada en la VI edici√≥n del concurso ‚ÄúLente Art√≠stico‚ÄĚ, en diciembre de 2020.

En tu carrera artística has sido merecedora de varios premios y reconocimientos. Coméntame sobre algunos de estos lauros, en el marco de cuáles eventos han sido entregados y qué han significado para ti dichos reconocimientos.

Efectivamente, han sido varios, y estoy muy agradecida por cada uno de ellos. El premio m√°s reciente, fue el pasado mes de diciembre (2020), durante la VI edici√≥n del concurso ‚ÄúLente Art√≠stico‚ÄĚ, evento que organiz√≥ la Oficina de Monumentos y Sitios Hist√≥ricos del Centro de Patrimonio Cultural de La Habana, as√≠ como la menci√≥n especial que en este mismo concurso me otorg√≥ el Consejo Asesor para el Desarrollo de la Escultura Monumentaria y Ambiental (CODEMA).

Indiscreci√≥n, 2015. De la serie Con La Habana a cuestas, 50×70 cm. Obra que recibi√≥ menci√≥n en la VI edici√≥n del concurso ‚ÄúLente Art√≠stico‚ÄĚ, en diciembre de 2020, otorgada por CODEMA.

 

Anteriormente, en 2017, me premiaron en el Sal√≥n ‚ÄúCiudad sin L√≠mite‚ÄĚ, concurso que se celebra anualmente dentro de las conmemoraciones por el aniversario de la Villa de San Crist√≥bal de La Habana.

En 2016 obtuve otros dos: el Premio ‚ÄúLa Academia‚ÄĚ, por toda la obra realizada, otorgado por la Academia de Arte y Fotograf√≠a Cabrales del Valle y el premio entregado en el I Sal√≥n de Mujeres Fot√≥grafas ‚ÄúTina Modotti‚ÄĚ, auspiciado por la Galer√≠a Angelus.

Tambi√©n he recibido a lo largo de todos estos a√Īos varias menciones y reconocimientos entre los cuales se incluyen varios organizados por grupos de fotograf√≠a que circulan en las redes sociales con sede en India, Estados Unidos y Espa√Īa dadas las nuevas condiciones impuestas por la Covid-19.

Por naturaleza soy una persona discreta, que intenta mantener un perfil bajo sin √°nimos de sobresalir ni ser el centro de atenci√≥n. Muchos han llegado a pensar que es arrogancia cuando en el fondo no saben que soy profundamente t√≠mida. No persigo concursos ni premios, mucho menos trabajar en funci√≥n de estos √ļltimos. No obstante, cada vez que recibo alguno o me veo ‚Äúcolgada‚ÄĚ en una pared ‚Äďque √©ste es siempre mi fin‚Äď es la prueba de que las horas de desvelo, el esfuerzo y la dedicaci√≥n han valido la pena y como consecuencia el compromiso con mi trabajo y el respeto por el espectador es cada vez mayor.¬†

Ya no somos los mismos, 2021. De la serie Saba, 30×45 cm.

Como sabemos, la COVID-19 ha impuesto nuevas dinámicas de vida y de realización profesional; nos ha llevado a replantear cuestiones que van desde lo íntimo, lo familiar, lo social, y ello ha influido, de manera cardinal, en nuestros modos de ver y enfrentar la vida. Háblame sobre tu experiencia a raíz de esta circunstancia: proyectos, reformulaciones en el trabajo fotográfico, superación, etc…

Innegables son las difíciles circunstancias que ha impuesto la Covid-19, tanto en Cuba como en el resto del mundo, en todas las esferas de la vida, y mi trabajo fotográfico por supuesto también se vio ralentizado provocando incluso un largo momento de impasse.

Primero que todo, porque me aterr√© al pasar de una vida din√°micamente normal a la interpretaci√≥n de un protag√≥nico de ciencia ficci√≥n. Con el paso del tiempo y resign√°ndome a esta ‚Äúnueva din√°mica‚ÄĚ, en lo personal pienso que ha resultado positivo: he aminorado la marcha, pues soy una persona que siempre ha estado al l√≠mite, y la actual situaci√≥n me ha permitido un mayor tiempo para estudio, lecturas pausadas e incluso, como bien dices, reformular el trabajo fotogr√°fico, orientarlo hacia otra l√≠nea que desde el mes de febrero desarrollo y me desvela ‚Äďcomo la serie de los interiores‚Äď, permiti√©ndome llevar adelante tres trabajos al un√≠sono que de alguna manera se relacionan: Saba, una historia de vida compartida entre memoria y recuerdos de una mujer extraordinaria cuyo universo √≠ntimo me permiti√≥ penetrar y en el que me vi atrapada entre sus luces y sus sombras; Interiores, donde reflejo ambientes y objetos habaneros desde lo m√°s general hasta lo m√≠nimal; y, El ojo en vigilia, una serie donde la presencia humana directa, sin rostro, me permite descubrir sujetos en situaciones muy privadas pero confiados y c√≥mplices ante la c√°mara. Estas dos √ļltimas a√ļn en proceso, as√≠ que no adelanto nada m√°s.

Henri Cartier-Bresson afirm√≥ ‚Äúfotografiar es como gritar, pero no para dar uno pruebas de su originalidad, es una forma de vivir‚ÄĚ. ¬ŅDe qu√© manera y hasta qu√© punto vives y te involucras en tus trabajos fotogr√°ficos?

Como te comentaba anteriormente, soy una persona que siempre ha estado al límite desde temprana edad pues el ballet es una disciplina muy fuerte, de mucha entrega, sacrificio, incluso restricciones y eso, como quiera que sea, te va forjando. Todo ello hoy lo veo reflejado en mis trabajos; una vez que decido llevar adelante un proyecto es porque ya desde el momento inicial me siento involucrada y que va desde el primer encuentro con mi retratado o su espacio hasta el día en que veo las piezas colocadas, listas para la inauguración. Realmente, la fotografía es una forma de vivir y de sentir, de mirar con sensibilidad y en busca de nuevos caminos. Es un aliciente para mí en todo momento.

 

Leyenda de obras:

  1. La Quinta, 2016. De la serie Yo tengo un sue√Īo, 60×80 cm
  2. Entrega, 2019. De la serie Poes√≠a del Sujeto, 30×40 cm
  3. Isadora, 2015. De la serie XXX Retazos, 60×50 cm
  4. Somos uno solo, 2021. De la serie Interiores (serie en proceso), 30×40 cm
  5. Amanecer, 2016. De la serie Con La Habana a cuestas, 60×80 cm
  6. Haci√©ndose a la mar, 2016. De la serie Con La Habana a cuestas, 60×80 cm. Esta obra fue premiada en la VI edici√≥n del concurso ‚ÄúLente Art√≠stico‚ÄĚ, en diciembre de 2020
  7. Indiscreci√≥n, 2015. De la serie Con La Habana a cuestas, 50×70 cm. Obra que recibi√≥ menci√≥n en la VI edici√≥n del concurso ‚ÄúLente Art√≠stico‚ÄĚ, en diciembre de 2020, otorgada por CODEMA
  8. Ya no somos los mismos, 2021. De la serie Saba, 30×45 cm

Derechos con flash

¬ŅAlguna vez has captado tus derechos en una foto? ¬°La Red de J√≥venes por la Salud y los Derechos Sexuales te retan!

Se trata de una iniciativa para celebrar el Día Mundial de la Salud Sexual, de conjunto con el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).
Entre los requisitos sobresalen: No se admiten selfies, debes postear tu fotografía este 4 de septiembre y usar las siguientes etiquetas: #FEUPorLosDerechosSexuales, #Cenesex, #DMSS ,#DaleLikeATusDerechos, #RedDeJóvenesPorLaSaludSexualYLosDerechosSexuales.

Además, se requiere copiar el enlace de tu publicación de Facebook y publicarlo en el grupo de Telegram: https://t.me/dale_like_a_tus_derechos

De acuerdo con el reto promovido en las redes sociales del Cenesex, se premiar√°n las tres publicaciones m√°s originales y con mayor cantidad de reacciones.

Las instant√°neas pueden reflejar los siguientes temas:
-Derecho a decidir de forma libre, autónoma e informada, sobre nuestro cuerpo y nuestra sexualidad.
РDerecho a decidir libremente con quién o quiénes relacionarnos afectiva, erótica y socialmente.
РDerecho a que se respete nuestra privacidad e intimidad y se resguarde confidencialmente nuestra información personal.
РDerecho a la vida, a la integridad física, psicológica y sexual.
РDerecho a la Educación Integral de la Sexualidad.
Tus derechos son memorables: ¬°Haz que sean luz!


Camuflaje de la virilidad

Apropi√°ndose de la funci√≥n habitual del maquillaje de los payasos, como m√°scara que proyecta alegr√≠a, Annia Leyva Ram√≠rez la descontextualiza y simplifica ‚Äúla representaci√≥n de la sonrisa, como camuflaje que simula felicidad y guarda dentro heridas de batallas por la ut√≥pica virilidad que proteger√≠a a los modelos contra la violencia psicol√≥gica marcada por burlas, insultos, amenazas y maltrato f√≠sico que sufren muchas personas de la comunidad LGBT+‚ÄĚ.

Camuflaje de la virilidad, expuesta por el Centro Provincial de Arte de Holgu√≠n en el perfil de Facebook Artistas holguineros, y como parte de las celebraciones por el aniversario 30 de la instituci√≥n y de la jornada cubana por el D√≠a Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, re√ļne diez fotograf√≠as digitales, parte de una serie mayor del 2015, que ‚Äúmuestran dos modelos masculinos representando de manera perform√°tica, escenas de lucha de poder, violencia psicol√≥gica, entre otras manifestaciones que podemos identificar como respuesta de la comunidad LGBT+ ante el dif√≠cil enfrentamiento con la sociedad homof√≥bica‚ÄĚ, asegura Annia.

Esta representaci√≥n perform√°tica captada por su lente, precisamente descontextualiza la sonrisa del payaso, que junto a la peluca, los zapatos, el vestuario y la nariz roja son reflejos de esa falsa alegr√≠a edulcorada para complacer al otro (a la sociedad) sobre un contrato com√ļn, y una tradici√≥n. Annia convierte esta simulaci√≥n ‚Äďcon toda la laceraci√≥n que contiene‚Äď en denuncia y reflejo de un camuflaje cotidiano (aceptaci√≥n personal y social) para enfrentarse a las m√ļltiples adversidades, tamizadas por la violencia psicol√≥gica y tambi√©n f√≠sica frente al otro (no casualmente ‚Äúpersona‚ÄĚ viene del griego ‚Äúpersonaje‚ÄĚ o sea, ‚Äúm√°scara de actor‚ÄĚ).

Sus personajes ‚Äďel actor Reinier Parra y David Nieves, baterista de la banda T√≥poc‚Äď corporizan/escenifican estas ‚Äúrespuestas‚ÄĚ sociales en obras como ‚ÄúSimetr√≠a‚ÄĚ, ‚ÄúLibertad‚ÄĚ, ‚ÄúLucha de Poder‚ÄĚ, ‚ÄúMa-Dura‚ÄĚ, ‚ÄúLocked‚ÄĚ, ‚ÄúSentimientos encontrados‚ÄĚ, ‚ÄúDomo‚ÄĚ y ‚ÄúBe your self‚ÄĚ. Aqu√≠ determinados objetos ‚Äúcalzan‚ÄĚ tambi√©n los significados: el candado y las llaves para simbolizar el secreto, el silencio y la posibilidad de apertura, de libertad o m√°s bien de la liberaci√≥n deseada; la sombrilla como elemento protector, como domo contra el desamparo; las corbatas para subrayar poder, estatus social (versus cierta marginalidad condicionada con el vestir, y adem√°s estereotipos de las modas para ‚Äúcaracterizar‚ÄĚ visualmente a la comunidad LGBTI+). Todo ello como camuflaje, en una lucha de poder con el otro y tambi√©n consigo mismo.

Cuando le llega la musa ‚Äďcuenta Annia, quien reconoce entre sus motivaciones haberse encontrado con la obra del fot√≥grafo estadounidense Robert Mapplethorpe (1946-1989), sobre todo por el empleo de los altos contrastes en las figuras de fondo y en la selecci√≥n de los modelos de buena parte de su trabajo‚Äď viene junto ‚Äúcon una imagen panor√°mica de lo que tengo que hacer, los tonos que llevar√≠a, los objetos de apoyo y el discurso. Necesitaba hablar del tema con im√°genes y para ello busqu√© un actor que desde su interpretaci√≥n y expresi√≥n corporal me diera la imagen que necesitaba. As√≠ lo hago siempre, armo una composici√≥n: modelo-objeto que habla en todos los idiomas. Sin muchos equipos t√©cnicos, solo dispongo de la c√°mara y las luces son experimentos‚Ķ Necesito lograr una imagen con la c√°mara y tenemos que innovar para lograr sacar y que otros vean lo que ten√≠a guardado en mi cabeza‚ÄĚ.

Las piezas de Camuflaje de la virilidad ‚Äďmet√°foras para, desde el arte y sus posibilidades, comprendernos y crecer como seres humanos‚Äď forman parte de las obsesiones de esta artista, quien es metod√≥loga de Artes Visuales en el Centro Provincial de Casas de Cultura de Holgu√≠n. Y al mismo tiempo, resultan detonantes, esquirlas, fragmentos (de realidades) a su im√°n.

Annia Leyva Ram√≠rez (Santiago de Cuba, 1986) es graduada de la Escuela de Instructores de Arte en 2004 y de la Licenciatura en Educaci√≥n, perfil Instructor de Arte, en 2008. Ha realizado acciones perform√°ticas en varias provincias y expuesto en m√°s de una treintena de muestras colectivas en Cuba, Ecuador y Venezuela. En este √ļltimo pa√≠s particip√≥ en el VI Evento Internacional de Arte Corporal, 2011. Entre las exposiciones personales se encuentran: Compartiendo paredes, Casa del Artista, Caracas, 2011; Silencio roto, Centro Provincial de Artes Pl√°sticas, Holgu√≠n, 2013; y Cambio de mentalidad, Casa del Joven Creador, Guant√°namo, 2015.


FotoFest 2021, ventana a la fotografía en las Romerías de Mayo (Convocatoria)

El Comité Organizador de las Romerías de Mayo y el Club de Fotógrafos en Holguín convocan al Festival Internacional de Fotografía Autodidacta FotoFest 2021, del 2 al 8 de mayo desde las plataformas digitales, como parte de la XXVIII edición del mayor evento de juventudes artísticas en Cuba.

‚ÄúCon una participaci√≥n de ocho pa√≠ses aproximadamente, la d√©cima muestra FotoFest de centrar√° sus debates en torno a la importancia de la fotograf√≠a en la protecci√≥n y la defensa de los animales, a trav√©s de exposiciones, conversatorios, talleres y una muestra audiovisual‚ÄĚ, coment√≥ el fot√≥grafo Kevin Manuel Noya, miembro del comit√© organizador del evento.

Desde la plataforma virtual www.fotofest-holguín.com se desarrollarán las actividades programadas, además de la página en Facebook Festival Internacional de Fotografía FotoFest.

Entre los invitados se encuentra el fotógrafo cubano Gabriel Guerra Bianchini, con su propuesta Tal vez ahora puedan vernos, y las exposiciones colaterales Galápagos Islands, una colaboración de varios países, y del Proyecto Fotográfico para la Protección de los Animales.

Se incluyen tambi√©n las muestras La mirada Taxativa, del italiano Angelo Selvaggi; Manos de apoyo, de la espa√Īola Ela Rabasco; Miradas alternativas, un proyecto cubano-chileno a cargo de Gonzalo Vidal; Diez fotos en cuarentena, de Jorge Ricardo Ram√≠rez; y Cuerpos, de Mait√© Fern√°ndez Barroso, estos dos √ļltimos creadores cubanos del lente. Tambi√©n se presentar√° una Muestra Colateral del Festival Internacional de Cine Animal Ambiental de M√©xico, con la proyecci√≥n del documental ¬°Toros s√≠, toreros no!, del realizador azteca Zaizar Habacuc.

‚ÄúDesde la fotograf√≠a se abordar√° la necesidad de intensificar un compromiso internacional de protecci√≥n a los animales y su bienestar, as√≠ como el respeto a sus derechos‚ÄĚ, precis√≥ Kevin Manuel.

‚ÄúEste certamen, explic√≥, naci√≥ del trabajo mancomunado de los fot√≥grafos autodidactas Raiko Reynaldo Cuenca y Miroslava Guti√©rrez, con su proyecto comunitario expositivo e itinerante Sembrando arte en las comunidades, en 2002; y en 2012 se integr√≥ al sistema de eventos que componen las Romer√≠as de Mayo. Desde entonces se ha convertido en una herramienta de transformaci√≥n, reflexi√≥n, cambio social y confrontaci√≥n art√≠stica, con actividades de extensi√≥n en varios sitios de Cuba, y pa√≠ses como Ecuador, Portugal, Espa√Īa, Italia y Suiza‚ÄĚ.

‚ÄúAdem√°s, ha promovido durante toda una d√©cada la pr√°ctica del arte y la t√©cnica, para obtener instant√°neas inteligentes que, sustancialmente, han validado el Festival como una respetable y admirada elecci√≥n dentro del orbe cultural nacional‚ÄĚ, a√Īadi√≥ Kevin Manuel Noya.


Fractura contra los espejismos del arte (+Obras y tuits)

Hace alrededor de medio milenio el arte adquiri√≥ un car√°cter comercializable. La idea de tener un ‚Äúobjeto‚ÄĚ con caracter√≠sticas especiales seduc√≠a a muchos en el af√°n de alcanzar determinado poder. Resulta a√ļn, hoy d√≠a, usual dilema el hecho de que algo que no posee valor de uso constituya una pieza fundamental del canjeo y las relaciones comerciales.

Indiscutiblemente, con el paso del tiempo los procesos inherentes al mundo del arte se han visto permeados de una mayor complejidad. Para el te√≥rico estadounidense Arthur Danto, ‚Äúestamos en una etapa prehist√≥rica, en la que todo es susceptible de ser arte‚ÄĚ, aseveraci√≥n que se ve sustentada en ‚Äúla teor√≠a del problema de los Indiscernibles‚ÄĚ.

El mercado del arte es un √°mbito esencial a explorar a la hora de abordar el desarrollo del hecho art√≠stico. Su an√°lisis se ha convertido en una necesidad imperante para contribuir a dilucidar una parte importante del entramado que compone lo que se ha catalogado como ‚Äúel mundo del arte‚ÄĚ. Este √ļltimo constituye un elemento fundamental dentro de lo que el fil√≥sofo George Dickie ha calificado como la Teor√≠a Institucional del Arte. En esta ocasi√≥n resulta fundamental reconocer esas estructuras que forman parte de la teor√≠a, debido a la incursi√≥n del Proyecto Fractura en un centro donde una de las premisas esenciales es realizar la comercializaci√≥n del producto art√≠stico.

Fractura nos presenta su visi√≥n acerca del ‚Äúconflicto‚ÄĚ y nos vuelca en determinados cuestionamientos: ¬ŅQu√© es el mercado?, ¬Ņqu√© representa para el √°mbito cubano y santiaguero en particular?, ¬Ņqu√© representa para ellos como creadores? y ¬Ņqu√© tipo de mercado o comercializaci√≥n se lleva a cabo en este contexto? Realmente son muchas las interrogantes que pueden asistir a esta muestra. ¬†

Con todo, resulta dif√≠cil desentra√Īar la delgada pared que separa lo que se debe hacer de lo que se hace realmente. Parece que todo est√° escrito sobre determinado proceso o fen√≥meno, pero continuamente queda lugar para la incertidumbre, para las brechas donde suceden cosas inusuales y opuestas a las que est√°n preestablecidas, lo cual nos acerca a la idea de que no todo funciona como se enuncia. Cabe decir que ‚Äúel mercado del arte‚ÄĚ o las relaciones comerciales que se establecen en Santiago de Cuba, que no constituye un escenario diferente al del resto de las provincias ‚Äďfuera de la capital‚Äď, deja mucho que decir en cuanto a las maneras de llevar a cabo este complejo proceso. M√°s, no es intenci√≥n primada de esta exposici√≥n debatir los desempe√Īos de instituciones culturales y s√≠ en llegar a puntos m√°s incisivos que afectan la matriz de todo hecho art√≠stico, desde la esencia del propio arte que inicia en el creador y su tiempo.

poster

Entonces, resulta evidente que la cuesti√≥n primordial que da luz a esta muestra es ¬Ņqu√© representa el mercado para los creadores y c√≥mo los influye en el proceso creativo? Frank Lahera, Carlos Gil y Yuri Seoane han tejido una red de significados. Construyen su universo simb√≥lico aludiendo a las pr√°cticas que se suscitan alrededor de este tema. Es una muestra plural como ya acostumbran a legar los j√≥venes art√≠fices. La preocupaci√≥n de los autores acerca de la frialdad con que puede ser visto este t√≥pico los induce hacia un viaje convulso en aguas turbulentas.

Esta exhibición, que no es para nada frívola o alejada de la realidad, es un espacio vivo; Las raíces de un árbol no proyectan sombras, un título que demarca lo que acontece desde lo más profundo hasta su calada en el hoy y el ahora. Incluso se lanza más allá pues traspasa los límites de la galería para representar la inquietante situación que identifica las actuales circunstancias y que los afecta directamente porque son entes sociales.

Como enlace de lo m√ļltiple, el grupo ha mezclado diversos soportes. Es una especie de juego para invitar a repensar la idea que permea y afecta al mundo del arte y a sus creadores. Lahera resulta bastante expl√≠cito en sus producciones audiovisuales y las calza coherentemente con fotograf√≠as de la serie ‚ÄúTin mar√≠n‚ÄĚ. El contraste soberbio de fondos muy oscuros con las figuras humanas desbordadas por s√≠mbolos materiales predispone al espectador a la hora de abordar la trama. Al plasmar detalles del cuerpo construye una atm√≥sfera que exige sumergirse y empaparse con el entorno, cuesti√≥n que enriquece adem√°s con instalaciones un tanto atrevidas que sugieren s√≠mbolos m√°s globales del √°mbito art√≠stico. ¬†

Serie fotogr√°fica ‚ÄúTin mar√≠n‚ÄĚ Autor Frank Lahera, 2021, fotograf√≠a digital

Serie fotogr√°fica ‚ÄúTin mar√≠n‚ÄĚ Autor Frank Lahera, 2021, fotograf√≠a digital

Por su parte, Seoane nos vuelca hacia lo m√°s √≠ntimo. Pondera lo individual sin abandonar ese mensaje de calado universal. Con su serie instalativa ‚ÄúConfort‚ÄĚ cuestiona la falta de valent√≠a del ser humano que se construye sus propias jaulas, que no permiten la evoluci√≥n del pensamiento. Hace un llamado a no conformarse, a lanzarse y correr riesgos que valen la pena para descubrir la verdadera esencia de cada uno. Es una ramificaci√≥n de la met√°fora que se deslinda del mercado. Es luchar contra lo convencional. Ratifica una y otra vez que lo habitual no es sin√≥nimo de propicio. El mercado es una burbuja, una construcci√≥n mundana que puede traer beneficios aparentes y al mismo tiempo significar el fin de la creaci√≥n.

Serie instalativa ‚ÄúJaulas‚ÄĚ. Autor Yuri Seoane, 2020

Serie instalativa ‚ÄúJaulas‚ÄĚ. Autor Yuri Seoane, 2020

Asimismo, Carlos Gil, en este caso, da la nota de conexi√≥n con el pasado, que se transfiere en determinados elementos aleg√≥ricos que m√°s que sustantivos u objetos son acciones verbales en funci√≥n. Concreta la representaci√≥n del vestigio de las consecuencias, es la par√°frasis del desgaste vaticinado por los ancestros que conviven con √©l en sus ideales y que ha querido incorporar a trav√©s del pelo. El cabello humano es una especie de documentaci√≥n simb√≥lica que consolida la premisa de la impermanencia y es plasmada en la serie ‚ÄúArrastre‚ÄĚ, aunque debe aclararse que tambi√©n es an√°logo a las actividades que acontecen en el presente.

No obstante, también utiliza otros medios para lograr meditar acerca de esos conflictos internos que afectan la evolución del ser. Es una mirada más que reflexiva, que se consuma como abordaje de fenómenos vigentes. Las imágenes que registra van hilando dimensiones de la diversidad de forma orgánica. Gil es un provocador nato. Sintetiza lo antropológico y las instalaciones y videos performances que vigorizan la muestra con un matiz corrosivo que ha caracterizado siempre su trayectoria y que hoy resume con naturalidad.

Video Performance ‚ÄúImpermanencia del desgaste‚ÄĚ. Autor Carlos Gil Calder√≥n, 2021

El Proyecto Fractura una vez m√°s se encuentra de pie ante la avalancha de la apariencia. Este grupo no promueve espejismos absurdos, sino que lucha contra ellos. Recordemos que como dicta su manifiesto, Fractura ‚Äúes hacer arte, vivir para el arte y no vivir del arte‚ÄĚ. ¬†¬†