Regreso a un país que ya no existe

He seguido la producci√≥n pict√≥rica de Ra√ļl Morej√≥n durante ya unos 10 a√Īos. Siendo testigo de toda su evoluci√≥n y desarrollo pl√°stico, lecturas filos√≥ficas y textos, puedo decir sin temor al error, que es un creador verdaderamente singular en el nov√≠simo panorama pl√°stico cubano. Nos enfrentamos a un artista genuinamente anacr√≥nico para su tiempo. Un ‚Äúpintor dom√©stico‚ÄĚ, cuyo ejercicio pl√°stico est√° tan naturalizado como tomar un vaso con agua. Ra√ļl, piensa, lee, estudia y pinta en su cuarto, justo al lado de su cama est√° el caballete. Su pintura se cocina bien lento y desde el silencio ha estado generado una obra, herm√©tica, rara, salpicada del pensamiento filos√≥fico alem√°n, teor√≠as de la New Age, fotograf√≠as an√≥nimas, revistas del per√≠odo sovi√©tico, libros e im√°genes rescatadas de la basura, sumado a eso numerosos objetos‚Ķ

Si bien es un continuador de los presupuestos visuales de Jos√© √Āngel Toircac y Gerhard Richter, dado el empleo constante de la fotograf√≠a, en efecto base de toda su pintura. Su obra sutilmente maneja una intimidad y anacron√≠a que desde un punto de vista netamente conceptual es heredera de otra l√≠nea de pintores figurativos, en la cual podemos mentar a Fidelio Ponce y Lucien Freud.

‚ÄúVariedades‚ÄĚ, es la √ļltima serie de Morej√≥n. En ella genera una sabia reflexi√≥n sobre nuestro presente pol√≠tico. Es un conjunto de piezas para la cual nuestro artista demand√≥ de la colaboraci√≥n de parte de la ciudadan√≠a de su natal Matanzas. A esas personas les pidi√≥, a modo de pr√©stamo, la foto que captura el momento en el cual galopaban en el caballo mec√°nico del Ten Cents de la ciudad. Ra√ļl reprodujo monocrom√°ticamente al √≥leo esas im√°genes, en efecto homogenizando generaciones muchas veces diferentes, a las cuales las un√≠a algo m√°s que el famoso aparato. Este caballo mec√°nico, juguete importado de los Estados Unidos, pas√≥ sin penas ni glorias sus primeras d√©cadas en el recinto comercial, hasta que, en los a√Īos 70, se convierte al calor del Elpidio Vald√©s, en un caballo mamb√≠. Se pinta toda una escenograf√≠a a su fondo, y el conjunto se trasforma en una bella puesta en escena infantil, que no es m√°s que la expresi√≥n de un sentir nacional, o, mejor dicho, de un proyecto nacional. Todo sabemos, que el juego es casi un ensayo, en efecto los ni√Īos en ese juguete ensayaban ser mambises.

Muchos de los infantes retratados, hoy ya no viven en la isla, algunos han tenido una vida delictiva, otros, sin embargo, s√≠ fueron ‚Äúmambises‚ÄĚ. El mismo t√≠tulo de la serie ‚ÄúVariedades‚ÄĚ, que curiosamente es el nombre actual del Ten Cent, nos gu√≠a fielmente en la lectura de estas obras, hablando de una heterogeneidad incapaz de divisar desde un punto de vista formal, teniendo en cuenta lo homog√©neo de las piezas. Variedades alude y valga la redundancia a la variedad de vidas que esos ni√Īos han tenido, hoy ya convertidos en hombres y mujeres. Estas pinturas a diferencia de lo que pueden pensar muchos, solo son un medio, su fin no est√° en ellas mismas, es inmaterial. Constituye la generaci√≥n de un ‚Äúmemento‚ÄĚ en el cual el espectador queda completamente atrapado, el ‚Äúproyecto infantil‚ÄĚ de jugar a ser un embajador de la patria. Sin lugar a dudas es una hermos√≠sima y poderosa reflexi√≥n, que parece preguntarnos, ¬ŅTe acuerdas cuando esa era tu misi√≥n, recuerdas cuando ese era tu destino? Cuestionamiento que‚Ķ en ausencia de respuesta, solo sirve para convertirnos en objetos de un pa√≠s que ya no existe.


Resultados del concurso ¬ęMejor es posible¬Ľ

¬°ūüĒäAtenci√≥n! Nos han llegado muchas preguntas por mensajes, y ¬°S√≠!: Hoy damos a conocer los ganadores de nuestro concurso de carteles Mejor es posible.
ūüí°Acompa√Īamos la informaci√≥n con obras de varios de los finalistas.
ūü•áPrimer lugar: Luis Manuel Acosta Dieppa
Dise√Īador gr√°fico, La Habana, 31 a√Īos.
ūü•ąSegundo premio: Rigoberto El√≠as Berroa.
Licenciado en Dise√Īo de Comunicaci√≥n visual. La Habana, 25 a√Īos.
ūü•Č3. Leonel Fuentes
Inform√°tico y dise√Īador, La Habana, 31 a√Īos.
ūüŹÖMenci√≥n: Alexander Cuza Vera, dise√Īador, Holgu√≠n, 28 a√Īos.
Los premios se entregarán en los primeros días del mes de abril. El equipo de la AHS se comunicará con los ganadores. ¡Muchas felicidades!
 
 

La gr√°fica en Vueltabajo: un poco de historia, y urgencias

La primera referencia del grabado en Pinar del R√≠o, seg√ļn documentos hist√≥ricos, aparece en 1871. Se trata de dos obras realizadas por un artista de apellido Miranda, en las que se representa la antigua c√°rcel y el edifico del ayuntamiento, ubicado en la Plaza de Armas. Recordemos que el siglo XIX era un periodo en el que las autoridades del territorio no destinaban fondos al otorgamiento de becas para costear estudios art√≠sticos en La Habana o en el extranjero, tampoco hab√≠a una Academia de Artes en la provincia.

No fue hasta 1946 que un grupo de j√≥venes graduados de la academia de San Alejandro en La Habana funda la Escuela de Artes Pl√°sticas y Aplicadas, para dar respuesta a la necesidad de formar artistas en Vueltabajo. Fue el cuarto centro fundado en el pa√≠s con estas caracter√≠sticas, y aunque en sus primeros a√Īos no cont√≥ con el respaldo econ√≥mico del gobierno, s√≠ tuvo el apoyo de prestigiosas organizaciones civiles como el Comit√© Todo por Pinar del R√≠o.

Aula dedicada al Grabado en la primera sede de la Escuela de Artes Pl√°sticas y Aplicadas; Pinar del R√≠o, a√Īos 50.

La gr√°fica pinare√Īa se refuerza a mediados de los a√Īos 50 cuando parte del colectivo profesional de la Escuela de Artes Pl√°sticas, funda el grupo Punta integrado por pintores, grabadores, escultores y dibujantes, con el objetivo de divulgar la producci√≥n de artistas pinare√Īos y para conquistar mayores p√ļblicos mediante exposiciones, conferencias, exhibici√≥n de pel√≠culas, libros, etc.

Por eso, no podemos hablar de una tradici√≥n del grabado en Pinar del R√≠o, porque de hecho, es una manifestaci√≥n relativamente joven. Aquellos artistas de m√°s larga trayectoria que act√ļan hoy en la escena pl√°stica se instruyeron en la Universidad de las Artes (ISA) y luego formaron otras generaciones en la Academia Provincial de Artes Pl√°sticas, hasta su cierre hace poco m√°s de una d√©cada. Pero s√≠ podemos hablar de grabadores prominentes como Marcos Gonz√°lez Yaver, Miguel √Āngel Couret, Yasser Curbelo, Tamara Campo, Jos√© Luis Lorenzo, y otros en una muy larga lista.

No obstante, el grabado enfrenta no solo carencias materiales, porque el taller provincial, en mayor o menor medida, las aten√ļa, pero, es un espacio al que no se le ha sacado partido.

Hacen falta m√°s exposiciones dedicadas √ļnicamente a la manifestaci√≥n, ¬†para potenciarla. Son necesarios encuentros entre grabadores a nivel nacional para saber d√≥nde estamos ubicados y qu√© estamos haciendo respecto a otras provincias. La retroalimentaci√≥n entre artistas anima la creaci√≥n y la ayuda a encontrar nuevos caminos formales.

Se precisan cursos que exploten al máximo las técnicas de la gráfica menos socorridas en la provincia como la litografía, el chine collé, y aquellas resultantes del aprovechamiento tecnológico, el fotocopiado, la impresión digital, 3D y el corte laser.

Grabadores pinare√Īos en uno de los dos cursos t√©cnicos (sobre calcograf√≠a) proyectados por el taller en 2022.

Como prioridad, es urgente aprovechar el taller de grabado en Pinar del Río, enriquecer sus condiciones técnicas y materiales; y desde la institución atraer a los artistas con eficientes estrategias de comunicación, para que allí trabajen y luego expongan.

El grabado, por tendencia, se tasa con cifras inferiores en comparación a la pintura, y otras expresiones de las artes visuales. Su carácter seriado es la causa. Por tanto, es una carrera venerada por pocos debido también a la exigencia artesanal, esforzada e imprevista de su materialización. Quien hace grabado es porque realmente ama el esfuerzo que demanda.

El Centro Provincial de las Artes Pl√°sticas y la direcci√≥n del taller de grabado en la provincia deber√≠an tener entre sus prioridades este a√Īo el impulso a la manifestaci√≥n. A√ļn falta mucho por hacer, para tomar el cauce que el grabado pinare√Īo merece.


Rogert Gómez Ocano y las luces de la ciudad

La Asociación Hermanos Saíz en estos predios acoge la primera exposición de Rogert Gómez Ocano, titulada Luces de la Ciudad, donde pobladores y escenas citadinas confluyen para regalar a los espectadores una propuesta agradable.

Al decir de la cr√≠tica de arte Ana Margarita Arada Claver√≠a, la muestra ‚Äúnos llega con la fuerza de una ciudad que vive a pesar de sus sombras. Vive en los rostros de sus artistas, en la magia de los peque√Īos detalles, en sus lugares comunes que son patrimonio de todos‚ÄĚ.

Cultura Expo fotograf√≠a AHS R√≥gert G√≥mez Ocano Las Tunas1¬ęSe trata de im√°genes tomadas en diferentes momentos, por ejemplo, al salir de una actividad cultural, en la madrugada, y quedar sorprendido con el reflejo calmado del agua en la¬†Fuente de las Antillas¬ę, comenta el autor, quien se desempe√Īa como profesor de Apreciaci√≥n Audiovisual en la Universidad de Las Tunas.

Sin amarrarse a ninguna tem√°tica, Rogert profundiza en el universo de Daguerre, a partir de que varios amigos percibieran su instinto art√≠stico y le alentaran a seguir esa ruta. En la pe√Īa Trova sin Traba, que dirige el m√ļsico Oberto Calder√≥n el primer s√°bado de cada mes, el lente de G√≥mez Ocano ha dejado testimonio desde el 2018.

¬ęVes algo que te atrapa y lo capturas al instante. Despu√©s las personas te dicen si tienen determinada calidad o requisitos est√©ticos¬Ľ, apunta.

Mientras tanto, el docente de la casa de altos estudios de la provincia trata de atraer a los j√≥venes hacia propuestas art√≠sticas que eleven su cultura general integral. ¬ęMe gusta enfatizar en mis clases en el reflejo de la realidad social que se muestra en las pel√≠culas cubanas. Al un√≠sono, trato de acercar a los estudiantes al arte y la literatura.

¬ęMi tesis de maestr√≠a en Desarrollo Cultural Comunitario fue, precisamente, sobre c√≥mo llegar a ellos a trav√©s del audiovisual. Hay que trabajar en el mensaje que los impacte, pues viven en un mundo din√°mico, frecuentemente conectados a Internet y si haces un discurso largo no lo consumen¬Ľ, expresa.

Feliz de que se estrechen los lazos entre las instituciones culturales y la Universidad, Rogert intenta -asimismo- impulsar desde el aula cortos audiovisuales y ya hasta ha realizado peque√Īos videos que comparte en redes sociales. Igualmente, trabaja en un cuaderno de cuentos que ratifica su amor por el arte.

Este debut fotogr√°fico en la Casa del Joven Creador le abre oficialmente las puertas al panorama cultural tunero. Esperemos por esas nuevas luces que con certeza marcar√°n su camino.

 


Beca ¬ęEl Reino de este mundo¬Ľ para el artista Miguel Yaimel Cosme

¬ęDesde que escuch√© de esa beca, hace ya varios a√Īos, siempre so√Ī√© con alg√ļn d√≠a poder alcanzarla¬Ľ; as√≠ dijo el joven artista visual santiaguero Miguel Yaimel Cosme P√©rez luego de enterarse de que le hab√≠a sido otorgada la Beca ¬ęEl Reino de este mundo¬Ľ de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z para la producci√≥n de la exposici√≥n ¬ęDiscurso necesario de un Goliardo¬Ľ.

Luego coment√≥: ¬ęEs una oportunidad para que mi trabajo se visibilice en varias de las provincias del pa√≠s. El proyecto consiste en una expo itinerante donde se muestra parte de mi producci√≥n art√≠stica, desde el momento en el que ingres√© al Taller Aguilera, bajo la gu√≠a de mi maestro Carlos Ren√© Aguilera, y a dedicarme al arte de manera profesional¬Ľ.

En otro momento afirm√≥: ¬ęMucho ha sido el sacrificio. Se cumple de esta manera otro de los logros de mi lista profesional. Ser√° una oportunidad para retroalimentarme, conocer otros espacios, otros colegas. A√ļn falta mucho por recorrer, mientras, sigo produciendo y a la vez disfruto de los logros y del reconocimiento¬Ľ.

La obra de Cosme refleja un nuevo modo de visualizar al arte cubano contemporáneo; con piezas realizadas desde las diferentes técnicas, estilos y materiales que buscan a través de lo irracional y la imaginación, manifestarse más allá del entorno.

Esto lo refleja a partir de diversas temáticas que han sido fundamentales en el arte pictórico y por lo tanto en el ámbito social: el erotismo, el éxodo, el amor, la angustia, la soledad y la violencia.

La pintura, el grabado, el dibujo, la fotograf√≠a, el videoarte, la escultura y la instalaci√≥n, acrecientan esa potencia expresiva del artista en cuesti√≥n convirti√©ndolo en un creador prol√≠fero, que est√° en constante cambio, aventur√°ndose en el mundo de la experimentaci√≥n, seguro de s√≠ mismo y de su trabajo. Poseedor de un lenguaje propio desde sus inicios, Cosme nos ense√Īa ver nuestra realidad con una visi√≥n diferente, personal y √ļnica.

Cosme manifestó el agradecimiento a Dios, a la Asociación Hermanos Saíz, a su familia, a su esposa y familia, a la historiadora de arte y curadora de este proyecto Anisleydi Claramunt, por su apoyo y profesionalismo, al Taller Aguilera y todos sus integrantes.


Fotografías Eróticas y Body Heat, erotismo sin tapujos

Cuerpos desnudos en poses desafiantes provocan al espectador de una manera ¬Ņdescarada? Nuestras galer√≠as lo exhiben, lo legitiman y‚Ķ ¬Ņpor qu√© no? ¬ŅD√≥nde est√° el l√≠mite del erotismo? ¬ŅSe puede hacer arte sin excitar, sin insinuar? ¬ŅSe puede provocar siendo sutiles? ¬ŅSi mostramos la sexualidad sin tapujos somos vulgares?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estas preguntas rondan mi cabeza desde que se inaugur√≥ la exposici√≥n, Fotograf√≠as Er√≥ticas, en la sede de la Uneac. Fot√≥grafos del proyecto Sx Fotos (Diana Santiesteban y Reyler √Āvalo) y Yoandri Sardi√Īas Mart√≠nez se unen en una exposici√≥n cuya tem√°tica central es el erotismo. Erotismo que b√°sicamente apunta al amor y el deseo sexual. Este es un tema caracter√≠stico de la historia del arte y particularmente en la fotograf√≠a es un campo tan explorado que conceptualmente a menudo se queda en lo superfluo. Pero como anota Leonardo Fuentes, uno de los curadores de la expo junto a Carlos Tamayo, en las palabras al cat√°logo: su contenido suele sobresaltar a manera de inmoralidad (‚Ķ) se considera pervertido la incitaci√≥n a algo tan natural como hacer sexo.

No hab√≠a terminado de cavilar posibles respuestas cuando se expuso Body Heat en la galer√≠a Guernica de la AHS. Y ah√≠ si se calent√≥ mi mente. Imposible no detenerse a mirar los hombres desnudos que nos invitan a pecar, a dejarnos llevar por ese ambiente lujurioso en que el √ļnico final posible es el placer. Pero historiadora del arte al fin, despu√©s de la primera impresi√≥n record√© la expo de la Uneac, salvando las distancias est√©ticas y hasta conceptuales, volv√≠ al mismo punto. ¬ŅCu√°l es el l√≠mite del arte er√≥tico? ¬ŅD√≥nde se salta la l√≠nea y comienza la vulgaridad?

Pienso en el David de Miguel √Āngel, en la Maja Desnuda de Goya o en Courbet y su Origen del mundo. Pienso m√°s ac√° en las fotograf√≠as de Robert Mapplethorpe que alborotaron una sociedad que se esconde de s√≠ misma. Definitivamente estas exposiciones no me escandalizan, no son pervertidas. No es un cuerpo desnudo por m√°s profana que sea su pose quien define la vulgaridad o el erotismo. Porque los misterios est√°n m√°s all√°, est√°n en lo que se insin√ļa, lo que provoca. Y es ah√≠ donde est√° mi recelo con estas exposiciones.

Pero vamos por partes. Fotograf√≠as Er√≥ticas es solo eso: fotograf√≠as er√≥ticas en las que se apela a posiciones, desnudos y √°ngulos grandilocuentes para sustentar un discurso. Y no es que esto no funcione o que no sea importante, tanto, como los contrastes, el encuadre, la escenograf√≠a, que en mayor o menor medida se logran en cada una de las im√°genes. Pero una exposici√≥n es un discurso que hilvana las historias contadas individualmente en cada obra. Es un todo que a√ļna, que organiza, m√°s all√° de una misma tem√°tica o est√©tica. Este punto creo que pudo solventarse en la curadur√≠a. Yoandri Sardi√Īas es un fot√≥grafo del que es imposible no reconocer su creatividad y calidad art√≠stica. Sus fotos se reconocen a penas entramos en la galer√≠a. El uso de la luz y el color, las escenas que recrea y las que sugiere. Su est√©tica evidentemente m√°s consolidada que la del proyecto Sx Fotos (asunto l√≥gico si se tiene en cuenta que solo llevan un a√Īo trabajando de conjunto) nunca lleg√≥ a integrarse org√°nicamente a la otra. No se logr√≥ el necesario equilibrio en el que ambos estilos brillaran sin opacarse. Y es que el hecho de que la tem√°tica sea la misma no implica que como muestra empasten. Es innegable que los tres fot√≥grafos tienen inquietudes art√≠sticas que encuentran en el erotismo su medio de expresi√≥n. Ahora la b√ļsqueda creativa y el estudio de referentes ha de ser constante y garantizar√≠an un necesario crecimiento conceptual que le otorgue solidez a la obra.

Body Heat llega por la misma l√≠nea del erotismo pero mucho m√°s atrevida desde su concepci√≥n curatorial (gracias al ingenio y soluciones creativas de Lisbet Avil√©s y Luis Antonio Gonz√°lez) y la exploraci√≥n de tem√°ticas homo er√≥ticas. Esta, la primera exposici√≥n de Aram y Almir Mestre, es toda una provocaci√≥n al p√ļblico que para apreciarla de frente, completamente, primero debe despojarse de prejuicios. Aunque siempre hay quien la mira de reojo. Pero la mira. Porque la cuesti√≥n es que Body Heat tiene el gancho del homo erotismo donde la sigue un uso del color preciso, contrastado, que realza cada pieza y las vuelve m√°s llamativas. Hombres de cuerpos esculturales cual efebos griegos nos miran, nos desaf√≠an, se dan placer sin pudor, porque se saben bellos, deseados, j√≥venes, y no necesitan ocultar lo que son. No les importa si los miramos de frente o de reojo porque lo que les complace es que los miremos.

Y no es que Aram o Almir propongan un tema nuevo, ya lo dije, el arte est√° desbordado de sexualidad y erotismo, pero las llamadas orientaciones disidentes siguen siendo de los temas menos visibles en nuestras galer√≠as y en el caso de Las Tunas es todo un suceso. Tal vez por eso Body Heat ha suscitado tanta pol√©mica. Por prejuicios o falsa moral. Admiro la valent√≠a de los artistas. La capacidad de defender su obra desde el arte digital, de conformar ambientes s√≥rdidos, violentos, que envuelven y embullen al espectador en cada imagen. Aunque creo que si las obras se acompa√Īaran de conceptos m√°s s√≥lidos que exploraran desde la sexualidad la relaci√≥n social y la psicolog√≠a de los personajes, se volver√≠a m√°s firme y aguda. Porque a ratos sentimos vac√≠os conceptuales, ideas inconexas.

Voy respondiendo las preguntas a medida que escribo. Compruebo que el arte no tiene límites como no los tiene la creación. Al final el límite está en el ser humano, artista-espectador. En su imaginación, en su creatividad, en la capacidad de decir, de tejer historias y subtextos más allá de lo invisible o evidente.


Modo Split y los Museos viajan a Marte

El espacio es un √°mbito de esplendor para el ser humano donde los escenarios surrealistas deslumbran a los simples mortales que aspiran a tocar una galaxia cercana. En el pasado siglo el hombre logr√≥ alunizar, no solo en el plano f√≠sico; la mente abri√≥ sus puertas a un espacio extra terrestre. Este periodo fue el boom de la psicodelia y los grandes eventos que, m√°s all√° de ser sue√Īos, fueron realidades concretadas surgidas en noches surrealistas.

Modo Split y los Museos lograron llegar a Marte creando realidades psicod√©licas y nuevas experiencias en el p√ļblico santiaguero el pasado diciembre a trav√©s de una nueva visi√≥n de la museolog√≠a. Los seres humanos podemos aterrizar en la tierra cuando bajamos de nuestros sue√Īos. Pero, ¬Ņc√≥mo hacemos para llegar a Marte? La Real Academia de la Lengua Espa√Īola define como ‚Äúamarterizar‚ÄĚ la acci√≥n de entrar en contacto f√≠sico con la superficie de ese planeta. Santiago de Cuba no consigui√≥ poner los pies de forma f√≠sica en dicho planeta, pero la mente, ¬°logr√≥ volar!

La experiencia titulada Modo Split y los Museos viajan a Marte comenz√≥ con la organizaci√≥n de la Orquesta de C√°mara Esteban Salas en el parque C√©spedes mientras que la m√ļsica estuvo a cargo del compositor y guitarrista Aquiles Jorge. Este performance atrajo publico inquieto y curioso, que decidi√≥ parar su tr√°nsito para ver la inusual situaci√≥n.

Bajo la direcci√≥n de Marco Tulio Ni√Īo Wong los artistas demostraron que no solo la experiencia musical se logra trasmitir dentro de una sala de concierto. Hay que lograr involucrar a los espectadores con el arte y atraerlos hacia la luz de la cultura.

Un flautista de Hamelin atrajo a los mortales que, siguiendo los gritos de Preg√≥n ‚Äďpoema del artista y director del Museo de la Imagen y el Sonido Demian Rabilero‚Äď fueron guiados hacia la Sala de Arte Extensi√≥n del Museo Provincial Emilio Bacard√≠ Moreau conocido popularmente como Club San Carlos. La acci√≥n m√°s que un discurso predeterminado fue un hecho de improvisaci√≥n; el azar y las condiciones favorecieron a que el evento deslumbrara de forma sui g√©neris.

Esperanza en la red, obra de Yuri Seoane.

El espacio galer√≠stico qued√≥ roto cuando la curadur√≠a demostr√≥ que no hacen falta decenas de obras para llenar las salas de arte, solo es necesario un concepto curatorial diferente que ajuste las obras al espacio. No puede existir una brecha entre la curadur√≠a, el artista, las obras y el p√ļblico, todos son una unidad indivisible de lenguaje-interpretaci√≥n, donde la hermen√©utica media entre el sujeto y el objeto.

Solo tres piezas se presentaron dentro de la edificación neocolonial que representa la Sala de Arte Extensión del Museo Provincial de Santiago de Cuba. En el centro de la institución artística se encontraba la pieza Esperanza en la red.

El environment de Seoane fue presentado al Sal√≥n Artes Visuales y Experimentaci√≥n (SAVE) ‚Äďdonde gan√≥ el gran premio‚Äď y retomado en esta exposici√≥n con un aire renovador. El trabajo art√≠stico estaba situado en el centro de la galer√≠a por lo que obligaba al p√ļbico a ser parte de ella en el intento de continuar observando el resto de la exposici√≥n. La re-contextualizaci√≥n de la obra le dio un aire diferente a la pieza ya exhibida con anterioridad; al incluir juego de luces, y utilizar mayor espacio dentro de la galer√≠a.

Al evento se presentaron dos videoartes ‚ÄúEsperanza en la red‚ÄĚ, que era un trabajo audiovisual con una visualidad experimental y fue la documentaci√≥n f√≠lmica de la pieza hom√≥nima de Yuri Seoane, y ‚ÄúDomingo de invierno‚ÄĚ de Demian Rabilero. Ambos audiovisuales se exhibieron en el SAVE, pero no pudieron ser visualizados por el p√ļblico debido la falta de fluido el√©ctrico que acompa√Ī√≥ el acto de inauguraci√≥n del sal√≥n.

Unas peque√Īas palabras inaugurales de Suitberto Frutos, director del Centro Provincial de Patrimonio Cultural de Santiago de Cuba, rompieron la espera del p√ļblico cuando las siete campanadas de la catedral de Santiago de Cuba se√Īalaron la hora. La elocuencia no viene de recursos rebuscados y ‚Äúmetatrancosos‚ÄĚ como muchos creen, el arte de la ret√≥rica es convencer a las personas con la menor cantidad de palabras, lo cual se logr√≥ en la presentaci√≥n del gran environment que fue el viaje a Marte de los museos. Todo un acto de pantomima floreci√≥ con la acci√≥n de incluir una int√©rprete de se√Īas que, m√°s que tratar de llegar a un p√ļblico con una determinada discapacidad se convirti√≥ en una suerte de performance.

Se proyectaron los videoartes de Yuri Seoane y Demian Rabilero.

A esas alturas de la noche, el viaje a Marte ya hab√≠a comenzado y la nave del arte estuvo en gravedad cero y fluyendo hacia su destino. Es en ese momento donde se entiende que la traves√≠a interestelar y la idea de la construcci√≥n de la infraestructura espacial comenz√≥ con el evento astron√≥mico de la oposici√≥n del planeta Marte, este suceso ocurre cuando el astro alcanza la m√≠nima distancia con la Tierra en todo el a√Īo y forma una l√≠nea recta con el Sol y nuestro planeta. Este tema fue analizado por especialistas que explicaron a los execradores el suceso c√≥smico a la vez que se realiz√≥ una observaci√≥n astron√≥mica guiada por Raudel Hubert.

No solo el cielo fue excusa para guiar al espectador. Al mirar el suelo una larga alfombra roja alineada con la puerta de Museo de Ambiente Histórico (Casa de Diego Velásquez) guiaba al espectador hacia su próxima experiencia. Ver el planetario dentro de un museo fue la justificación para hablar de astrología y dilucidar experiencias entre especialistas y espectadores.

A trav√©s del slogan ‚ÄúLa museolog√≠a como arte vuela‚ÄĚ se unieron tres museos, el de la Imagen y el Sonido Bernab√© Mu√Īiz Guibernau, el Emilio Bacard√≠ Moreau y el de Ambiente Hist√≥rico Cubano. Estas tres instituciones crearon una nueva visualidad en la curadur√≠a espacial santiaguera e intentaron ense√Īar un concepto nuevo de ‚Äúcuradur√≠a conceptual ambiental‚ÄĚ.

La museolog√≠a como ciencia estudia el conjunto de pr√°cticas, t√©cnicas y saberes relacionados con los museos. Esta ciencia debe ampliar su concepto para incluir esta experiencia totalmente diferente, donde la curadur√≠a espacial sobrevol√≥ el dise√Īo convencional de las exposiciones art√≠sticas. Realmente lo que vol√≥ fue la museograf√≠a, que renov√≥ su discurso al vincular la visi√≥n convencional del museo a una nueva experiencia ambiental.

Lograr que el p√ļbico asista a eventos art√≠sticos en el panorama cultural santiaguero se hace cada vez m√°s dif√≠cil. Debido a la situaci√≥n econ√≥mico-social las personas se sienten cada vez m√°s alejadas de la vida cultural y de las instituciones.

El arte como manifestaci√≥n no puede existir sin p√ļblico. Si bien el aumento del desarrollo tecnol√≥gico ha abierto nuevas brechas que deben ser exploradas, no se debe ignorar el arte como experiencia vivencial. Analizar la praxis art√≠stica es complejo, y m√°s en un pa√≠s donde se hacen obras de arte indistintamente a la situaci√≥n econ√≥mica-pol√≠tica y social que existe.

Cabe preguntarse por qu√© los artistas siguen realizando sus obras cuando se supone que las condiciones objetivas est√°n por encima de las subjetivas. Partiendo de la premisa de que s√≠ se hace arte en Cuba e ignorando la situaci√≥n antes planteada, podemos cuestionarnos por qu√© el p√ļblico asiste con menos frecuencia a los espacios art√≠sticos.

No es necesario un estudio sociol√≥gico sobre el fen√≥meno de la ‚Äúasistencia del p√ļblico‚ÄĚ ‚Äďa galer√≠as, teatros y salas de conciertos‚Äď no especializado a eventos art√≠sticos para llegar a la conclusi√≥n de que los cubanos en ocasiones est√°n m√°s interesados en c√≥mo sobrevivir que en la parte hedonista de la humanidad. En este sentido estar vivos es el primer paso de alegr√≠a que con frecuencia se vuelve amargo con cada carencia. Tenemos ox√≠geno en abundancia y problemas de sobras. Entonces, ¬Ņpor qu√© voy a ver arte cuando tengo que buscar dinero para sobrevivir?

La crisis econ√≥mica y pol√≠tica en la que vivimos y la inserci√≥n de las nuevas tecnolog√≠as en la isla son algunas de los factores que influyen en la participaci√≥n del p√ļblico en los eventos art√≠sticos. Eso sin contar que el pueblo cubano tiene instrucci√≥n, pero adolece de cultura de consumo art√≠stico.

Palabras inaugurales de Suitberto Frutos, director del Centro Provincial de Patrimonio.

Estos motivos antes expuestos ‚Äďque no son los √ļnicos‚Äď requieren de mayor profundidad de estudio, siempre desde un posicionamiento cr√≠tico. Pero la pregunta es: ¬ŅSi las personas no consumen arte, qu√© podemos hacer al respecto para cambiar esta situaci√≥n? Hay un viejo proverbio que asevera, ‚Äúsi la monta√Īa no va a Mahoma‚Ķ‚ÄĚ entonces, por qu√© no llevar el arte al p√ļblico. Los parques, calles, terminales, y centros de trabajos son lugares habituales donde las personas transitan o hacen estancias por un tiempo determinado. Entonces, por qu√© no utilizar estos lugares como grandes galer√≠as donde los espectadores sean parte de la obra de arte.

El arte tiene que evolucionar para adaptarse al contexto social en el cual se exhibe, y para ello hay que cambiar el paradigma de la galer√≠a como caja de f√≥sforo donde los artistas esconden sus obras con el objetivo de que el espectador vaya a buscarla para hacer un incendio. Hay que llevar el arte a otros espacios como lo logr√≥ hacer Modo Split y los Museos viajan a Marte. Hay que hacer que la vida sea una obra de arte y la mente del trabajador com√ļn ‚Äďque no tiene tiempo de ir a galer√≠as‚Äď logre involucrarse con la praxis art√≠stica.

La historia del Arte a grosso modo no es m√°s que un cuento donde se habla de las rupturas y cambios de paradigmas. Cada estilo o movimiento art√≠stico que se analiza es el resultado de la ‚Äúnegaci√≥n de la negaci√≥n art√≠stica‚ÄĚ. Esto es lo que tenemos que lograr; apropiarnos de lo bueno del pasado y crear ideas nuevas que involucren al p√ļblico en el proceso art√≠stico.

No estamos hablando de algo que carezca de antecedentes. Cambiar los espacios donde se exhiben las obras art√≠sticas es un fen√≥meno que se lleva realizando hace m√°s de cincuenta a√Īos. Tenemos que apropiarnos de esas ideas para llegar al espectador. Hay que crear un environment espacial donde la museograf√≠a y la curadur√≠a sean las herramientas para introducir la obra de arte, y la pieza sea el happening nacido entre el p√ļblico y el fen√≥meno art√≠stico.


Kamikazes: el negro visto por el negro

Centrar la atención en el sujeto de raza negra, desde la mirada de sus iguales, es el objetivo del artista visual
Lázaro Prieto González en su exposición personal Kamikazes, proyecto financiado por la beca de creación el Reino de este mundo, de la Asociación Hermanos Saíz.

El negro visto como ser inferior y en deterioro por los de su propia raza es el leitmotiv con que discursa el artista, quien se asume como protagonista de la puesta para poner en el debate p√ļblico elementos como la marginalidad, la vulnerabilidad y la discriminaci√≥n.

No es casual encontrar entre las nueve piezas que componen la muestra materiales como el papel reciclado, trozos de cable o cuero u otros objetos, hechos a mano por L√°zaro a partir de desechos, que aislados pueden parecer inservibles, pero que en el contexto de la muestra son utilizados como apoyatura para construir el discurso.

Quienes asistan a la inauguración de Kamikazes el 31 de marzo próximo podrán adentrarse un mundo construido a partir de la fotografía digital, la instalación y el videoarte.

La muestra estar√° abierta al p√ļblico los meses de marzo y abril en el Consejo Provincial de las Artes Pl√°sticas de Pinar del R√≠o.

Lazaro Prieto Gonz√°lez es miembro de la UNEAC y la AHS. Ha participado en m√°s de 85 exposiciones, varias de ellas colectivas y otras personales.

Destaca en su curr√≠culum adem√°s, la obtenci√≥n de varias becas, premios y menciones dentro de los que figuran: Menci√≥n en Curadur√≠a en el Concurso Nacional Guy P√©rez Cisneros, la Beca de Creaci√≥n Viridian del Centro Provincial de Artes Visuales y el Consejo Provincial de las Artes Pl√°sticas, as√≠ como las becas de creaci√≥n de los salones 20 de octubre y Tuburcio Lorenzo, y la Menci√≥n en las ediciones XXIX y XXXI del ¬ę20 de octubre¬Ľ.

Actualmente Prieto González es especialista del Consejo Provincial de las Artes Plásticas, vicepresidente de la AHS y jefe de su sección de Artes Visuales en Pinar del Río.


Homoerotismo en la pl√°stica, con ojos de equidad

Almir Ulises y Aram Joao Mestre León son gemelos que comparten la misma pasión por las artes plásticas y similares derroteros en la creación. Recientemente se convirtieron en miembros de la Asociación Hermanos Saíz, institución que abrió las puertas también a su exposición bipersonal Body Heat, que exhibe actualmente la Casa del Joven Creador.

Desde el contenido, la muestra deviene un canto contra la homofobia, una lucha por la aceptación de la diversidad en cuanto a orientación de género, con obras cargadas de erotismo, unas veces más sutiles y otras más osadas, pero todas tocadas por el mismo hilo conductor que rompe las cadenas de los prejuicios y la discriminación.Almir Aram

Al decir de la cr√≠tica de arte Lisbeth M√©ndez Cede√Īo, ¬ędentro del panorama cultural, la tem√°tica homoer√≥tica ha sido expuesta en su condici√≥n m√°s pura y natural, revelando desde el arte los rasgos y detalles de la singularidad que la compone¬Ľ. Y menciona po√©ticas como las emanadas en Cuba, a finales del siglo XX, de cuadros de Roc√≠o Garc√≠a, Alexis √Ālvarez y Eduardo Hern√°ndez Santos.

La figura masculina desnuda es el eje esencial de las 16 piezas que conforman la expo, donde a veces aparecen seres fant√°sticos, impregnando al producto final una mezcla de modernidad y tradici√≥n. En ese sentido, explica Aram: ¬ęSe aprecian vestigios de la influencia de la animaci√≥n manga, principalmente por la forma en la que dibujo los ojos y tambi√©n porque desde ni√Īo he tenido una especie de adoraci√≥n por criaturas mitol√≥gicas como las sirenas¬Ľ.

expo ahs homoeroticaOtro de los rasgos que llama la atenci√≥n del espectador es el empleo de tonalidades intensas en varias de las obras. A prop√≥sito comenta Almir: ¬ęEs notable el uso de colores muy saturados para dotar de vida a las creaciones. Mi hermano fue el principal impulsor en este apartado. En cuanto a m√≠, el amor que siento por la naturaleza se abre paso en muchas de las ilustraciones, desde representar solo una flor en el suelo o un peque√Īo colibr√≠, hasta mezclar al ser humano con la flora y la fauna. Todo ser vivo posee una belleza √ļnica, nos entrelazamos de una manera u otra, y mi arte habla de esa conexi√≥n¬Ľ.

Ellos abrazan el arte digital para dar vida a las ilustraciones, con el empleo del¬†software¬†Photoshop, sin desde√Īar en el proceso los bocetos realizados a l√°piz. Sin embargo, y aunque poseen puntos de contacto entre s√≠, ¬ęuna vez que el p√ļblico se familiariza con nuestro arte es f√°cil diferenciar qui√©n es el autor de cada pieza¬Ľ, apunta Almir.

√Čl narra que desde temprana edad a ambos les interesaron las artes pl√°sticas, que incluso participaron en diferentes concursos y hoy, aunque son autodidactas, invierten ¬ęincontables horas para conseguir que nuestra visi√≥n quede plasmada en la pantalla¬Ľ. Adem√°s, aclara, ¬ęsiempre realizamos nuestros bocetos en papel y los escaneamos luego. El medio digital no es una carencia, sino la herramienta apropiada para consolidar lo que aparece en nuestra imaginaci√≥n¬Ľ.

Agradecidos de todos los que hicieron posible la muestra (desde el actor Matthew Pippin que sugiri√≥ el t√≠tulo), los creadores conminan al p√ļblico a llegarse hasta la sede tunera de la AHS durante este mes, en el que estar√° expuesta. Coinciden en la importancia de educar a la poblaci√≥n sobre el respeto a las diferencias, el papel fundamental del C√≥digo de las Familias para ese entendimiento y la importancia de visibilizar la tem√°tica en los medios de comunicaci√≥n.

¬ęEs nuestro aporte a la batalla por eliminar prejuicios que son heredados de otras generaciones y que deber√≠an permanecer en el pasado¬Ľ, destaca Aram. ¬ęSe trata de ese paso para normalizar algo que forma parte de la cotidianidad y no deber√≠a ser tab√ļ. Obviamente, no estamos siendo revolucionarios o innovadores en cuanto a la representaci√≥n del homoerotismo en las artes pl√°sticas, sencillamente esta es nuestra manera de sentir¬Ľ, agrega Almir.

Dos exposiciones colectivas como parte del Sal√≥n de artes pl√°sticas Guernica y otra compartida en el centro cultural Huellas sirven de antesala a la actual propuesta de estos j√≥venes, para quienes el arte es ¬ęuna actividad que permite embellecer el d√≠a a d√≠a, una v√≠a para explorar sentimientos y unir a las personas¬Ľ (Aram); ¬ęuna manera de ver la vida, de entablar relaciones con las personas; una forma de convertir lo que nos ocurre, sea negativo o positivo, en combustible para seguir creando¬Ľ (Almir).


A ritmo de rock se tat√ļa en Bayamo

Como antesala de la XVIII edición del evento Rock de la Loma, se realiza desde este 27 de febrero una Feria de Tatuajes y Artesanía en la sede de la filial de la Asociación Hermanos Saíz de Bayamo.

En la Casa del Joven Creador del territorio, jóvenes tatuadores brindan su talento a quienes para impregnar en su piel dibujos con simbolismo propio del heavy metal.

Jailer P√©rez L√≥pez termina el primer dise√Īo de la Feria.

‚ÄúComo tatuador, el metal me conecta con el trabajo, y para el cliente se convierte en algo emotivo. En el arte, la m√ļsica y la pintura van estrechamente ligadas. Por tanto, el rock y el tatuaje siempre deben andar juntos‚ÄĚ, declara Jailer P√©rez L√≥pez.

Yudisleidis Guerra Sosa, primera persona en ser tatuada, descubre un arte en esta pr√°ctica ancestral, que acompa√Īada de heavy metal otorga un nuevo sentido a los dise√Īos.

Adri√°n Calcedo de la Torre realiza uno de sus trabajos en la sede de la AHS en Bayamo.

Entre otras actividades preevento del Rock de la Loma, se encuentran conferencias sobre la historia de este género musical, proyección de audiovisuales, venta de artesanías e intercambios en las comunidades.

La actual edición del evento nacional de promotores de rock se desarrollará en Bayamo del 3 al 5 de marzo. En su programa contempla visitas a sitios históricos, presentación de libros, paneles y conciertos de las agrupaciones Eskortey, Metástasis, Spíritu Libre y Sex By Manipulation.