cultura


El ingeniero autom√°tico que arma canciones (+ Video)

Entre proyectos de desarrollo y soluciones tecnol√≥gicas transcurren los d√≠as laborales de Mario. Tiene 28 a√Īos y trabaja en la empresa¬†Copextel, en La Habana. A ese sitio lleg√≥ hace cuatro primaveras y desde entonces no ha parado de crecer. Carga consigo conocimientos, oportunidades y experiencias diversas. Sin embargo, no est√° ‚Äúcompleto‚ÄĚ del todo.¬†

Mientras gestiona el dise√Īo, la¬† programaci√≥n, montaje y mantenimiento de sistemas autom√°ticos para instalaciones de peque√Īa y gran magnitud, piensa en tener ese peque√Īo espacio de tiempo en el que pueda sacar acordes a su guitarra.¬†

Mario Sergio Mora Rodríguez es ingeniero automático, pero también trovador. 

***

Mario aprendió a tocar la guitarra de manera autodidacta. Foto: Areté.

‚ÄúCuando era ni√Īo, mis padres no pod√≠an comprarme un instrumento musical. Mi mam√° me confes√≥ que ellos notaban mis aptitudes, pero no pod√≠an permitirse un gasto as√≠. Tampoco me llevaron a una escuela de m√ļsica.

‚ÄúEn el preuniversitario hice una gran amistad con un muchacho que tocaba la guitarra y ten√≠a buen o√≠do. Era capaz de acompa√Īarme en la canci√≥n que yo quisiera. Con √©l aprend√≠ acordes y otras cosas muy elementales.

“Empezando en la carrera de Automática, para sorpresa mía, también había un guitarrista en el aula. Hicimos dupla y participamos en festivales. En una semana de vacaciones me prestó la guitarra. Estuve tocando sin parar todo el tiempo, sentí que podía, logré tocar acordes básicos y cambiarlos fluidamente.

‚ÄúDurante la universidad, vinieron otros amigos que me prestaban la guitarra para practicar, hasta que en cuarto a√Īo de la carrera, la novia de uno de ellos me vendi√≥ una vieja que ten√≠a guardada en su casa. Le faltaban varias cuerdas. Ah√≠ empez√≥ la verdadera etapa de aprendizaje, de manera autodidacta por YouTube, libros y manuales. Al d√≠a de hoy sigo estudiando todo lo que puedo, porque se ha vuelto una necesidad‚ÄĚ.

Mario Serio Mora es miembro de la Asociación Hermanos Saíz y se ha presentado en varios espacios. Foto: Areté.

Mario Sergio naci√≥ en la provincia de Villa Clara, pero fue en Ciego de √Āvila donde creci√≥ y comenz√≥ a jugar a ser m√ļsico desde temprano. Su madre le recuerda que, con apenas tres a√Īos, andaba con un palo de escoba cargado, a modo de guitarra, entonando una canci√≥n muy popular por aquellos d√≠as:¬†Sentimientos ajenos, de¬†David Torrens.

A Villa Clara regresó cuando decidió estudiar Ingeniería Automática en la Universidad Central Marta Abreu. Intercaló los aprendizajes con sesiones en el coro de la institución, con visitas a El Mejunje y el adictivo consumo de la Trovuntivitis. Para entonces, ya creaba sus propias composiciones, pero no se atrevía a mostrarlas. 

Hasta que perdió el temor. Comenzó a tocarlas dondequiera que iba.

Luego le puso ‚Äúseriedad‚ÄĚ a la cuesti√≥n cuando decidi√≥ ingresar a la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z tras mudarse a la capital del pa√≠s. Aqu√≠ ‚Äúse fueron abriendo puertas y encontr√© a personas que me han hecho parte de su espacio‚ÄĚ, dice.

¬ŅC√≥mo es el proceso para la creaci√≥n de tus canciones?

‚ąíPor lo general, las canciones salen de un juego con la guitarra. Intento explorar con el ritmo y la armon√≠a. Mi mente va creando melod√≠as, a veces con letra y a veces con sonidos raros a los que despu√©s debo poner texto. Cuando aparecen ideas que pueden ‚Äúllegar a algo‚ÄĚ, las grabo en el celular, previendo que no pueda desarrollarlas en el momento.¬†

‚ÄúAlgunas canciones han venido directamente con la melod√≠a, sin usar el instrumento. Despu√©s se hace un acompa√Īamiento y el resultado es distinto. Es bueno imponerse un cambio de m√©todo de vez en cuando. Unas salen de un tir√≥n, otras me toman mucho tiempo y debates con mi esposa, que tiene puntos de vista que son muy importantes para m√≠, aunque la composici√≥n es algo que me gusta hacer en soledad.

‚ÄúTengo unas 20 canciones. No desarrollo ideas que s√© que no van a ir a ning√ļn lado. A veces guardo cosas que empezaron muy¬† bien, pero no he sabido c√≥mo darles continuidad. Intento buscar tem√°ticas poco usuales o un enfoque distinto de las cosas. Lo que m√°s disfruto¬†‚ąíy siempre me sucede‚ąí¬†es el momento en que termino la canci√≥n. Me entra una alegr√≠a enorme y la canto una y otra vez. La grabo y escucho muchas veces seguidas. Me da mucho placer‚ÄĚ.

¬ŅC√≥mo compaginas las dos facetas? Autom√°tica y m√ļsica‚Ķ

‚ąíSiento que la carrera y mi formaci√≥n del preuniversitario me dieron muchas herramientas para buscar soluciones y enfrentar problemas de todo tipo. Mis m√©todos de estudio me han ayudado a aprender r√°pido elementos de m√ļsica. He ido creando herramientas y mecanismos que me ayudan a componer, tener mi propia visi√≥n de los elementos art√≠sticos que investigo y desarrollo.

“La carrera que estudié me gusta. Mi empleo me mantiene creativo y me da una formación integral. Trabajamos en equipo y hacemos una cadena de valor completa: desde el proyecto hasta la programación y la puesta en marcha de soluciones de automatización. Cuando me gradué, yo tenía claro que quería dedicarme a algo que demandara de mi creatividad. 

“En Copextel, además, siempre tengo momentos para hacer algo con la guitarra. Ya no hay evento o espacio cultural, dentro de la empresa, para el que no me llamen. En estos tiempos en los que hay tanta emigración en Cuba, creo que es importante que las personas encuentren en el centro de trabajo otras actividades que aporten a su calidad de vida. 

‚ÄúAdem√°s, en la sala de casa est√° colgada una guitarra que toco todos los d√≠as a cualquier hora, por mero h√°bito. Es la manera de mantenerme siempre estudiando. Los fines de semana son para la m√ļsica, siempre aparece alg√ļn espacio para tocar, interactuar con p√ļblico, compartir con amigos y trovadores.

‚ÄúCreo que el reto est√° en buscar los espacios para la creaci√≥n musical, hacer de la casa un lugar para aislarme un poco y desarrollar ideas, dejar d√≠as para la lectura‚ÄĚ.

Mario tiene la aspiración de continuar preparándose para desarrollar su carrera musical. Foto: Areté.

¬ŅQu√© es la m√ļsica para ti?

‚ąíAunque soy ateo, siento que la m√ļsica es una especie de destino y que las cosas van a ir sucediendo. No s√© si es optimismo o demasiada fe. No s√© si llegue el momento de decidir entre una carrera o la otra cuando las cosas se pongan un poco m√°s serias. Para m√≠, ser√≠a muy satisfactorio poder vivir de la m√ļsica, para vivir para ella.¬†

‚ÄúEl amor por la m√ļsica es algo m√°s fuerte que yo. Me ha terminado persiguiendo en todas las facetas de mi vida. Cuando he intentado apartarme de ella, siempre aparece algo o alguien que me anima a retomarla.

‚ÄúCreo que te permite acercarte a las personas sin que se sientan invadidas. Te conecta fraternalmente con la gente sin barreras de idioma o cultura. Te permite ser escuchado, incluso, antes de comenzar a cantar‚ÄĚ.

En video, La m√ļsica de Mario


Indagaciones al olvido

En Santa Clara, ciudad sin mar, todos los d√≠as se multiplican los acontecimientos art√≠sticos. Cada ma√Īana, cada tarde y cada noche tropezamos con avalanchas de informes que demuestran la efervescencia creativa de una urbe que se desvive por las artes. Las noticias de hoy sustituyen a las de ayer, como las de ayer sustituyeron a las de antier y las de ma√Īana lo har√°n con las de hoy. Pero, ¬Ņd√≥nde encontrar un periodismo cultural que articule elementos, historias, fuentes en apariencia inconexos?, ¬Ņd√≥nde uno que rescate el pasado? Hasta con eso cuenta la m√°s letrada de las ciudades del centro del pa√≠s.

Villa Clara, espec√≠ficamente Santa Clara, acoge revistas que abordan lo cultural desde concepciones nada superficiales o limitadas. Tambi√©n puedo nombrar una interesante p√°gina de la editora Vanguardia donde j√≥venes periodistas intentan, con audacia y rigor, la cr√≠tica de arte; as√≠ como el periodismo que se publica en libros, aunque m√°s bien debo decir: los libros que re√ļnen textos de g√©nero period√≠stico.

Los premios Fundaci√≥n de la Ciudad de Santa Clara en el apartado de Periodismo dan buena cuenta de la salud de esta modalidad literaria (s√≠, dije literaria) en la provincia. Hace poco le√≠ uno (otro) de ellos: Introspecci√≥n detr√°s del olvido (Editorial Capiro, 2019), del poeta, cr√≠tico y ensayista Alexis Casta√Īeda P√©rez de Alejo y, como agradecimiento al buen rato que pas√© consultando sus casi 130 p√°ginas, me propuse escribir esta rese√Īa.

Casta√Īeda, graduado de Historia y Ciencias Sociales por el Instituto Superior Pedag√≥gico F√©lix Varela, se ha dedicado a historiar los peque√Īos grandes acontecimientos de la Villa Clara de otros tiempos, y un poquito m√°s ac√°. Su trabajo como promotor del Centro Cultural El Mejunje le ha permitido convertirse en una suerte de cronista del lugar y sus alrededores. As√≠ lo demuestra en Yo simplemente hago o La Aventura de El Mejunje (Sed de Belleza, 2001) y La vena del centro. Trova santaclare√Īa (Sed de Belleza, 2010).

Premio Fundaci√≥n de la Ciudad de Santa Clara en 2018, Introspecci√≥n detr√°s del olvido llama la atenci√≥n desde la cubierta. Y lo hace con una obra de Susana Trueba Veit√≠a que recrea el centro neur√°lgico de la urbe santaclare√Īa: el parque Leoncio Vidal. Aunque dif√≠cilmente podr√≠a pensarse en una ilustraci√≥n m√°s apropiada si se pretende reflejar la cultura santaclare√Īa en todo su dinamismo, hay que decir que la idea no es del todo original, pues ya existe un t√≠tulo (al menos, que yo conozca) con similar dise√Īo de cubierta: Despu√©s del hurac√°n (Sed de Belleza, 2007), de Yamil D√≠az G√≥mez.

‚ÄúDe todos los libros que ha escrito Alexis Casta√Īeda, tal vez este sea el m√°s √≠ntimo, el m√°s enfebrecido‚ÄĚ, asegura el poeta y narrador Geovanny Manso en su rese√Īa ‚ÄúMemoria y m√°s memoria en Introspecci√≥n detr√°s del olvido‚ÄĚ. Se trata de un volumen asim√©trico, con una primera parte breve, personal, integrada por cr√≥nicas que funcionan como cuchillas que van abriendo la carne donde habita el olvido, y otra de car√°cter testimonial, m√°s extensa, que podemos identificar como la esencia de las intenciones del volumen.

Sobre la primera parte, ‚ÄúHistorias de pasi√≥n y credo‚ÄĚ, dir√© que me impresionaron las cr√≥nicas ‚ÄúElena Burke en El Mejunje cantando, cantando‚ÄĚ, ‚ÄúAlcides y Silverio cabalgan en un caballo de palo‚ÄĚ y ‚ÄúMeme Sol√≠s: la dicha de poder so√Īar y amar‚ÄĚ. Los textos que menciono tienen en com√ļn ‚ÄĒadem√°s de la batalla contra la desmemoria, presente en todo el volumen‚ÄĒ la capacidad de concentrar la energ√≠a evocadora en un peque√Īo punto del recuerdo, para de esa manera transmitirnos un relato con sabor a bolero de victrola, copa rota y mucha, much√≠sima nostalgia.

La curva de intensidad dram√°tica de la primera secci√≥n est√° correctamente dise√Īada: va subiendo en ‚ÄúLos villare√Īos siempre cumplen su parte‚ÄĚ y ‚ÄúEl valor de una ma√Īanita de enero‚ÄĚ, llega a un pre-estribillo/pre-cl√≠max con el trabajo sobre Luis Carbonell, explota en un coro integrado por Elena Burke, Rafael Alcides y Ram√≥n Silverio, desciende con el trabajo sobre el Centro Experimental de Teatro de Las Villas y vuelve a ascender con El Pamperito y Meme Sol√≠s, para entonces terminar arriba, muy arriba:

Perdona este destilar, pero aqu√≠ en Santa Clara las ma√Īanas de domingo son demoledoramente lentas, y nos vamos arrimando a ese rinconcito llamado nostalgia. Esp√©ranos, Meme, que con muchos otros nos encontraremos en un ‚Äúnuevo amanecer‚ÄĚ y tendremos ‚Äúotra vida para darla nuevamente‚ÄĚ, pues a m√≠ tambi√©n ‚Äúme ha crecido el coraz√≥n para anidar las ilusiones que anhelaba‚ÄĚ y no dejaremos que muera ‚Äúla dicha de poder so√Īar y amar‚ÄĚ.

La segunda secci√≥n de la obra se me antoja f√°cil de entender y dif√≠cil de explicar. Intentar√© aproximarme diciendo que se trata de la historia de alguien o algo a partir de la voz de un testigo privilegiado. En el caso de ‚ÄúJuanito Sarmiento. Pasiones en la arena‚ÄĚ, el entrevistado narra √ļnicamente su vida, pero en realidad est√° hablando de lo mismo que todos los testimoniantes del libro: de las injusticias del olvido.¬†

Qu√©, si no eso, nos revela Osiris Aguiar Vald√©s cuando recuerda al invisibilizado Meme Sol√≠s; Mar√≠a de los √Āngeles Garc√≠a cuando evoca al maestro Ra√ļl Ferrer; Juan Campos cuando nos refiere los pormenores de un tiempo en que Fernando Borrego todav√≠a no era Polo Monta√Īez; Juan Manuel O¬īFarril cuando extra√Īa sus tragos compartidos con grandes de la m√ļsica cubana; Eusebio Guerra cuando rescata los a√Īos perdidos del cabaret Venecia; Roberto P√©rez Elesgaray cuando dibuja el boceto de lo que fue y pudo ser el grupo Ra√≠ces Nuevas, de Pucho L√≥pez; Elena O¬īFarril cuando dice, justo al final del libro: ‚ÄúDoris [de la Torre] era mi hermana‚ÄĚ; Valent√≠n D√≠az Contreras, El Diablo, cuando asegura que ‚Äúen el entierro del Benny, el 20 de febrero de 1963‚ÄĚ hizo un compromiso ‚Äúall√≠ en su tumba, que iba a seguir su legado, cantando sus canciones‚ÄĚ, y eso lo ha cumplido.

No creo que pueda ser justamente valorado en el breve espacio de una rese√Īa cu√°nto contribuye al rescate de la historia cultural de Santa Clara un libro como Introspecci√≥n detr√°s del olvido. ‚ÄúQuiz√°s la motivaci√≥n de fondo sea intentar corregir un error del pasado, hacer justicia. Acaso una pulsi√≥n justiciera sea lo m√°s caracter√≠stico de estos textos diversos‚ÄĚ, explica en el pr√≥logo el cr√≠tico Dean Luis Reyes.

Por eso agradezco esta obra, que transita silenciosa, sin llamar la atenci√≥n sobre s√≠ misma, por una autopista de eventos culturales que seguramente olvidaremos ma√Īana. Una autopista que espera por que los Alexis Casta√Īeda del futuro realicen el trabajo que hoy algunos (no los suficientes) se deciden a emprender: el de rescatar el pasado con nuevas e imprescindibles indagaciones al olvido.


Galardonado Delfín Prats con el Premio Nacional de Literatura 2022

En la ma√Īana de este jueves en el Centro Cultural Dulce Mar√≠a Loynaz, el jurado encargado de otorgar¬†el Premio Nacional de Literatura 2022¬†dio a conocer que¬†el galard√≥n m√°s importante de las letras cubanas¬†fue conferido por unanimidad al escritor holguinero Delf√≠n Prats.

El jurado estuvo presidido por el reconocido escritor e intelectual Abel Prieto Jiménez e integrado por el escritor Julio Travieso, Premio Nacional de Literatura 2021; el escritor y editor Rigoberto Rodríguez Entenza; el escritor y director del Observatorio Cubano del Libro, Enrique Pérez Díaz; y la investigadora y crítica literaria Cira Romero.

El Premio se entregará de manera oficial durante la 31 Feria Internacional del Libro de La Habana, a celebrarse entre el 9 y el 19 de febrero próximos.

Fundado en 1982 por el Ministerio de Cultura,¬†el Premio Nacional de Literatura que otorga anualmente el¬†Instituto Cubano del Libro¬†es el galard√≥n m√°s importante de las letras cubanas¬†y da testimonio del reconocimiento p√ļblico a la obra de aquellos escritores que han enriquecido el legado de la cultura cubana en general y de su literatura en particular con el aporte de una obra literaria trascendente.

Natividad Alfaro Pena recibe el Premio de Edición 2022

 

Natividad Alfaro Pena recibe el premio de Edición 2022. Foto: Facebook de Teresa Melo.

El Premio Nacional de Edición 2022 le fue otorgado a la santiaguera Natividad Alfaro Pena, de Santiago de Cuba, quien ya ha prestigiado con numerosos reconocimientos y premios de la Crítica al universo del libro cubano y a la Editorial Oriente.

El jurado, integrado por el destacado intelectual Omar Vali√Īo e integrado por el reconocido editor Rinaldo Acosta; la editora Lourdes Gonz√°lez, directora de la Editorial Gente Nueva; la destacada editora Neyda Izquierdo Premio Nacional de Edici√≥n 2013; y la poetisa e investigadora Caridad Atencio, tras evaluar 16 propuestas, se decidi√≥ por Natividad:

Por su larga trayectoria profesional de casi medio siglo en la Editorial Oriente con una extensa lista de títulos de destacados autores cubanos, en particular de historiadores, muchos de ellos galardonados con Premios de la Crítica Científico-Técnica y Premios de la Crítica Histórica Ramiro Guerra. Ha hecho de su especialización en la temática historica una obra de amplia resonancia cultural.

Licenciada en Filolog√≠a por la Universidad de Oriente en 1981, comenz√≥ a trabajar en la Editorial Oriente en 1974, hace 47 a√Īos; los primeros seis como correctora de estilo y el resto como editora. Se ha especializado en la edici√≥n de libros de tem√°tica hist√≥rica.

He editado varios libros a prestigiosas figuras a quienes se ha dedicado la Feria Internacional del Libro de La Habana, entre ellos: Jorge Ibarra Cuesta, Mar√≠a del Carmen Barcia Zequeira, Fernando Mart√≠nez Heredia y Olga Portuondo Z√ļ√Īiga, de los cuales ha recibido la felicitaci√≥n por su profesionalidad y cuidadoso trabajo.

Su labor como editora de libros ha recibido el reconocimiento de sus autores, tanto nacionales como extranjeros.¬†Entre estos √ļltimos: Volker¬†Mollin (Guerra peque√Īa, guerra olvidada), Christine Hatzky (Julio Antonio Mella: Una biograf√≠a), de Matt D. Childs (La¬†rebeli√≥n¬†de Aponte¬†de 1812 en Cuba y la lucha contra la esclavitud), de Steve Cushion (Movimiento obrero revolucionario), de Manuel Hern√°ndez Gonz√°lez (Liberalismo, masoner√¨a y cuesti√≤n nacional en Cuba. 1808- 1823). Por su sostenida labor en el campo de la edici√≥n de libros se le han otorgado Premios, Diplomas y Reconocimientos.

El Premio se entregará de manera oficial durante la 31 Feria Internacional del Libro de La Habana, a celebrarse entre el 9 y el 19 de febrero próximos.

Convocado desde 1998 por el Instituto Cubano del Libro, el galard√≥n se otorga para reconocer la obra de connotados editores que, de forma sobresaliente, han contribuido con su talento y desempe√Īo profesional a prestigiar el¬†universo editorial cubano.


Solidaridad desde la cultura, tras el paso de Ian

La organizaci√≥n que integran los j√≥venes creadores de nuestro pa√≠s, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), expres√≥ su solidaridad con los habitantes de los territorios impactados, especialmente Isla de la Juventud, Pinar del R√≠o y Artemisa. ¬ęManifestamos nuestra disposici√≥n de ayudar de todas las formas posibles. Aqu√≠ est√°n nuestro arte, nuestras manos y nuestros corazones de hermanos¬Ľ.

Asimismo, el primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, public√≥ en Twitter que el pa√≠s se alista para iniciar la recuperaci√≥n luego del impacto del hurac√°n. ¬ęTras los da√Īos considerables por el evento meteorol√≥gico, con mayor impacto en la provincia de Pinar del R√≠o, saldremos adelante en el menor tiempo posible¬Ľ, escribi√≥ el Jefe de Gobierno.

El viceministro de Cultura, Fernando Le√≥n Jacomino, ratific√≥ en un tuit la voluntad del pa√≠s para recuperarse de los da√Īos. ¬ęA las brigadas de linieros que ya se trasladan a la provincia, se sumar√° la acci√≥n solidaria de todo el pueblo de Cuba y de otros pueblos hermanos¬Ľ, inform√≥ Prensa Latina.

Por su parte, la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba expres√≥ en la misma red: ¬ęCon la certeza de que nos recuperaremos, transmitimos nuestro mensaje de solidaridad a todas las personas, familias e instituciones afectadas por el hurac√°n Ian. La faena es grande, la voluntad inmensa¬Ľ.


Una salva de porvenir

(Algunos apuntes sobre una brigada artística)

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Santiago de Cuba desplaz√≥ el mayor n√ļmero de sus acciones de la programaci√≥n de verano para algunas comunidades del Plan Turquino. En esta ocasi√≥n el municipio de Guam√° acogi√≥ a una treintena de j√≥venes miembros de la vanguardia art√≠stica de la provincia. Sin el af√°n de imponer modos ni pr√°cticas en el orden de la creaci√≥n, se lleg√≥ a comunidades y a distintas generaciones de espectadores, con el objetivo de dialogar y compartir.

foto: rubén aja

No es casual que sea este territorio el seleccionado; se trata del municipio más largo de Cuba, donde las propuestas culturales y la fuerza técnica/especializada del sistema institucional de la cultura escasean. El Consejo Provincial de las Artes Escénicas, la Unión de Jóvenes Comunista, La Dirección Provincial de Cultura y la Dirección Municipal de Cultura del municipio, y el Centro Provincial de Casas de Cultura, se sumaron a la AHS para que el proyecto pudiera concretarse. El programa incluyó talleres, conciertos, obras de teatro, presentaciones de libros y lecturas de narrativa y poesía.

foto: rubén aja

La propuesta fue integrada por los artistas Renier Fernández Font, Rubén Aja Garí y su proyecto Buena Luz Producciones, Ricardo Martínez Benavides, Lisbeth Lima Hechavarría, el Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA, Edel Leandro Front, y Lázaro Alejandro Del Valle Frómeta. Nada resultó más importante (profesionalmente) para cada uno de ellos que llegar a aquellas zonas, donde por lo general no pasa absolutamente nada en materia de recreación.

foto: rubén aja

Las comunidades visitadas fueron Ocujal del Turquino, Uvero, Chivirico, la Calabaza, el Mara√Ī√≥n, Bah√≠a Larga, Calet√≥n Blanco y Ca√Īizo. En cada una de ellas el p√ļblico encontr√≥ la oportunidad de comunicarse con expresiones art√≠sticas que le son ajenas a su cotidianeidad. Los ni√Īos no perd√≠an la sonrisa de su rostro, sus padres no perd√≠an el asombro de verlos jugar sin necesidad de payasos u otros elementos que por lo general se asocia con la ni√Īez.

foto: rubén aja

foto: rubén aja

Ante la adversidad que supone el propio contexto, esta gira evidencia que los m√°s necesitados pueden no estar ante nuestra vista. Que ellos son los que no tienen un teatro cerca ni una librer√≠a, ni siquiera una biblioteca. Hay espacios que no puede llenar la televisi√≥n (por muchas razones), tampoco la familia, y menos la escuela, una vez terminado el curso escolar. Hay que dise√Īar desde nuestras instituciones culturales un sistema de acciones que refuercen el quehacer de las casas de cultura en estas comunidades. No se puede quedar todo en la capital provincial; nuestros grupos m√°s representativos deben llegar all√≠ donde un joven tocando un saxof√≥n es algo raro.

foto: rubén aja

foto: rubén aja

Próximamente la brigada estará llegando a los poblados del Cobre, Boniato, El Cristo, Siboney, Verraco, Baconao, el Caney, el Escandel, y el Ramón de las Yaguas. 

foto: rubén aja

foto: rubén aja

La comunidad es un escenario ineludible hoy para el artista cubano. Hay que respirar desde ese espacio, convertir en arte esa respiración y hacer que la experiencia obtenida en el lugar nos impulse. El porvenir está en juego todos los días, el porvenir ya es un disparo al viento.

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

 


Comunicación cultural: Retos para las instituciones del sector

Por concepto, la comunicaci√≥n cultural es una rama de la comunicaci√≥n que trata de englobar o aunar todos los medios, c√≥digos, canales y mensajes que forman parte del sector cultural, con la finalidad de difundir la misi√≥n de los diferentes entes, al p√ļblico.

Aunque engloba a la promoción, la comunicación es una disciplina más amplia y muchas veces se confunden la una con la otra, de ahí que se incurra en errores en sus prácticas, si los límites entre la promoción y la comunicación no quedan claros por sus ejecutores y directivos.

Existen tres mitos en torno a esta disciplina definido por especialistas en el tema. Se piensa que la comunicaci√≥n no est√° vinculada a la fase final del producto cultural. Muy por el contrario, la comunicaci√≥n es una herramienta clave en la gesti√≥n de las relaciones entre las organizaciones y las personas que las conforman. Como consecuencia, est√° presente en todas las fases del marketing, desde el dise√Īo del producto cultural, hasta que √©ste llega al p√ļblico.

Asimismo, algunos aseguran que la gesti√≥n de la comunicaci√≥n se limita a la gesti√≥n de sus instrumentos (publicidad, relaciones p√ļblicas, etc.). Sin embargo, para conseguir una comunicaci√≥n eficiente, es necesario completar todos los instrumentos en una misma visi√≥n estrat√©gica, en la que esos instrumentos y las decisiones de la organizaci√≥n sobre el precio, la distribuci√≥n, la marca, etc., est√©n integrados.

Por otra parte, los objetivos de comunicaci√≥n no siempre son objetivos de ventas, porque la comunicaci√≥n puede enfocarse exclusivamente en la imagen de un producto en el mercado, informar sobre cambios y alcanzar a p√ļblicos de inter√©s estrat√©gico y/o social.

En nuestro país, en cada municipio, centro, consejo y empresa existe una persona capacitada que cumple la función de promotor cultural, y que afortunadamente está probando que promover es más que actualizar las carteleras promocionales y socializar la programación cultural con los medios de comunicación.

Pero no perdamos de vista que, aunque un promotor debe conocer las estrategias de comunicaci√≥n, nuestras instituciones culturales necesitan comunicadores, graduados en perfiles de Comunicaci√≥n social; que trabajen al un√≠sono con los promotores o necesiten, al menos, asesor√≠a profesional de los comunicadores cuando lanzan grandes campa√Īas para sus servicios y productos culturales.

Es una necesidad del país hoy actualizar estrategias de comunicación, desde todos los sectores, en especial en el de la cultura, porque la guerra que hoy se libra en las redes sociales también es una guerra cultural, y la comunicación tiene que ser escudo para la cultura.

 


La √ļltima cena en matriz radiogr√°fica

El escritor italiano √ćtalo Calvino dijo en una ocasi√≥n que un cl√°sico nunca termina lo que tiene que decir. Esto es lo que sucede, precisamente, con la ic√≥nica obra La √ļltima cena, de Leonardo Da Vinci. Y es que esta ha sido analizada y reinterpretada incalculables veces a lo largo de la Historia del Arte. Punta de lanza, a su vez, que le ha servido al fot√≥grafo cubano Yomer Montejo (Camag√ľey, 1983) para articular conceptualmente su m√°s reciente proyecto, concebido, madurado y producido bajo los efectos y consecuencias de una pandemia. ¬†

La √ļltima cena, no ya la de Da Vinci, sino esta interpretaci√≥n en clave contempor√°nea que nos presenta Yomer, viene a trastocar todo sentido religioso y representacional. El artista parte del sentido simb√≥lico de los doce ap√≥stoles y una figura central para entablar un paralelismo con las trece partes en las que se divide el cuerpo humano; cuyo elemento nuclear, a partir del cual se diagrama el resto de la composici√≥n viene a ser la cabeza, encarnada simb√≥licamente en la imagen de Jes√ļs. Por tanto, el artista subvierte aqu√≠ la representaci√≥n ic√≥nico-religiosa, as√≠ como tambi√©n el tratamiento instalativo y el medio que asume para articular su obra.

Esta suerte de ‚Äú√ļltima cena‚ÄĚ, m√°s que un homenaje ic√≥nico a su precedente est√©tico, resulta un gesto manifiesto de Yomer Montejo por reinterpretar, desde su horizonte de acci√≥n, un discurso transversal a la historia de la Humanidad. Cada una de las trece cajas que conforman la obra-instalaci√≥n comporta en su representaci√≥n visual una parte esencial del cuerpo humano. Cada imagen, cada caja, incluso la propia disposici√≥n compositiva sobre la mesa-testigo de esa suerte de ‚Äú√ļltima cena‚ÄĚ que nos ofrece el artista, comporta una pluralidad de sentidos. Ah√≠ radica, esencialmente, el alcance art√≠stico y su importancia cultural en este minuto de modernidad.

Yomer vuelve al principio de todo: rememora La √ļltima cena, propone un giro sobre su representaci√≥n y discurso, y nos ofrece, entonces, su propia ‚Äú√ļltima cena‚ÄĚ, donde mezcla los rituales de una cultura popular tradicional con la ritualidad de creencias contrastantes que coexisten y que forman parte de su (nuestra) experiencia vital cultural. Son cajas de comida r√°pida, de cumplea√Īos o de eventos festivos que en la cultura popular cubana se han utilizado generaci√≥n tras generaci√≥n. Ello da pie a cuestionarnos ¬ŅPor qu√© el cuerpo fragmentado en trece partes? ¬ŅPor qu√© la ‚Äúcajita de cumplea√Īos‚ÄĚ como recurso objetual empleado? ¬ŅPor qu√© el uso de la radiograf√≠a como soporte t√©cnico-est√©tico para esta obra? ¬ŅCu√°l es la postura del artista ante esta situaci√≥n? Una obra, en mi opini√≥n, que genere m√°s preguntas que respuestas, que invite al cuestionamiento m√°s que a la complacencia (retiniana y/o conceptual) es una obra certera en este camino complejo y subjetivo del arte, sobre todo, del arte contempor√°neo. ¬†

¬ŅSer√° acaso una suerte de ‚Äú√ļltima cena‚ÄĚ que nos propone mirar desde la introspecci√≥n corporal y espiritual de una cultura que se extas√≠a entre la tradici√≥n religiosa y popular, entre el sincretismo resultante de confluencias culturales y trascendencias hist√≥ricas? ¬ŅEn ello radica el inter√©s por la radiograf√≠a cual met√°fora t√©cnica para develar ante los ojos humanos las esencias interiores, cuasi imperceptibles, de nuestros cuerpos?

El artista recurre aqu√≠ al sentido simb√≥lico de la tradicional ‚Äú√ļltima cena‚ÄĚ a partir de las acciones humanas que se derivan, de manera diversa, de cada uno de los fragmentos corporales que conforman esta instalaci√≥n fotogr√°fica. Y llama la atenci√≥n, especialmente, la exquisita manera en la que mixtura esa esencia simb√≥lico-religiosa que emana de un episodio evang√©lico con un aliento fresco de contemporaneidad y rejuego aleg√≥rico de la sociedad actual, amparado en una necesaria participaci√≥n, casi perform√°tica, del espectador sobre la obra.

La √ļltima cena de Yomer Montejo se regodea en la intervenci√≥n deconstructiva de quien observa, en la exaltaci√≥n de detalles, en la factura el√°stica entre el buen acabado y la materialidad visible del objeto intervenido; y todo ello le otorga a la obra esa cualidad de gesto y signo est√©tico. Gesto porque subvierte un √≠cono tatuado con tinta hist√≥rica. Signo porque encuentra su posible desciframiento ‚Äďsiempre certero y bienvenido‚Äď en la conciencia y experiencia cultural de la sociedad, del sujeto de hoy: de ese sujeto que, la mayor√≠a de las veces, olvida regresar al inicio, mirar al interior, encontrar una imagen de s√≠ mismo en matriz radiogr√°fica y a conciencia.

La √ļltima cena, de Yomer Montejo, invita a todo ello y a m√°s. Ella es, apenas, la punta de lanza, para, una vez m√°s, lanzarnos a reinterpretar un cl√°sico y que, tal como lo dijo √ćtalo Calvino, diga todo lo que tenga que decir y m√°s.


Periodismo, cultura y un coloquio para repensar (nos)

Periodismo y cultura confluir√°n desde el 8 al 10 de junio pr√≥ximos, cuando se inaugure la quinta edici√≥n del¬†Coloquio Nacional de Periodismo Cultural¬†en la provincia de Camag√ľey, en el cual participar√° una representaci√≥n de j√≥venes artistas y periodistas de todo el pa√≠s.

Despu√©s de dos a√Īos interrumpidos por la pandemia de la COVID-19, el evento retomar√° su car√°cter presencial con la voluntad de encontrar-seg√ļn explic√≥ en conferencia de prensa, la periodista Yanetsy Le√≥n Gonz√°lez, miembro del comit√© organizador-un espacio donde compartir experiencias en funci√≥n del periodismo cultural cubano, ‚Äúque contribuya a transformar las realidades sociales a trav√©s de las interpretaci√≥n y profundidad de sus contenidos‚ÄĚ.

Tras ese propósito se presenta un nutrido programa de actividades que incluye conferencias, conversatorios, presentaciones de libros y conciertos.

El encuentro ser√° un tributo a la memoria de dos de sus fundadores, Jos√© Aurelio Paz Jim√©nez y Jos√© Luis Estrada Betancourt,¬† fallecidos en 2021 como consecuencia de la COVID-19 y contar√° con la presencia- de acuerdo con Gonz√°lez L√©on- del camag√ľeyano Jorge Rivas Rodr√≠guez, periodista de Trabajadores Cuba y Premio Nacional de Periodismo Cultural¬†Jos√© Antonio Fern√°ndez de Castro¬†2022, y de figuras relevantes del panorama cultural cubano como Yuris N√≥rido Ruiz, Reinaldo Cede√Īo Pineda y Yunier Riquenes Garc√≠a.

Durante el Coloquio se dar√°n a conocer los resultados del¬†concurso¬†Criticar es querer, enfocado este a√Īo hacia una visi√≥n cr√≠tica de la m√ļsica.

Adem√°s de los perfiles en redes de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Camag√ľey, el evento ser√° transmitido a trav√©s de los perfiles en Facebook y en YouTube de Cubaperiodistas.


Poemas, poetas y poéticas en Holguín

Alpidio Alonso Grau, Ministro de Cultura de Cuba, present√≥ este viernes, en el espacio La Hora Tercia Especial de la Feria del Libro de Holgu√≠n, el n√ļmero 21 de la revista Amnios.

Junto al poeta villaclare√Īo Yamil D√≠az, jefe de redacci√≥n de la revista, Alpidio repas√≥ parte del contenido que aborda esta edici√≥n de Amnios, donde devela zonas poco conocidas de bardos cubanos, mostrando adem√°s textos contempor√°neos en materia po√©tica.

La publicaci√≥n presenta al lector autores importantes de la poes√≠a universal, entrevistas, rese√Īas de libros, ensayos y textos cr√≠ticos sobre autores del g√©nero l√≠rico, coment√≥.

Fotos Eliecer Pe√Īa

Desde 2009, cuando surge la revista, la intenci√≥n fue exhibir al p√ļblico cubano la l√≠rica de la isla y de otras naciones; y presentar fuera de Cuba la poes√≠a insular de manera general; por eso Amnios no pretendi√≥, ni pretende ser una revista de textos in√©ditos, a√Īadi√≥.

Este se trata de un n√ļmero exclusivo dedicado de manera especial a la traducci√≥n po√©tica, por lo que re√ļne traducciones de poetas cubanos a importantes autores mundiales.

En este sentido se encuentran reconocidas figuras de las letras cubanas: José Martí, Julián del Casal, José Lezama Lima, Eliseo Diego, Nicolás Guillén y Cintio Vitier, entre otros.

Fotos Eliecer Pe√Īa

Como parte de este espacio fue presentado el texto Apuntes en torno a la guerra cultural, de Abel Prieto, publicado por Ediciones La Luz, sello de la AHS en Holguín. Presentado por el historiador Ernesto Limia junto a Abel y Luis Yuseff, editor jefe de La Luz, Apuntes… se conforma de entrevistas, artículos, presentaciones de libros e intervenciones de su autor; formando una especie de compendio de ideas en torno a símbolos, sucesos y frases que patentizan, en muchas ocasiones, la guerra mediática e ideológica.

El escritor y presidente de la Casa de las Am√©ricas reiter√≥ la necesidad de una mejor formaci√≥n de los p√ļblicos que permita identificar estos fen√≥menos y adoptar posiciones cr√≠ticas ante las tergiversaciones o bombardeos de contenidos, en un entramado de m√≥viles, pantallas, tabletas electr√≥nicas, redes sociales, televisores, libros, medios de prensa y las complicaciones de la cotidianidad.

Fotos Eliecer Pe√Īa

Publicado por la editorial Ocean Sur en 2017 y por La Luz en 2018, este texto ofrece conocimientos, argumentos y visiones que motivan el pensamiento crítico, en medio de una realidad con retos constantes que se redimensionan, destacó Limia en sus palabras.

Como parte de su visita a la Feria del Libro holguinera, el Ministro de Cultura, junto a Abel Prieto, Juan Rodríguez, presidente del Instituto Cubano del Libro, y otros autores de la literatura cubana, recorrieron espacios de expoventa de libros, presentaciones y paneles, así como una visita a la filial de la Universidad de las Artes en esta provincia.


Romerías reconoce a instituciones y personalidades de la cultura cubana

Personalidades e instituciones de la cultura cubana que han contribuido al desarrollo sociocultural del país fueron reconocidas en la XXIX edición de las Romerías de Mayo, que, del 2 al 8, convirtió nuevamente a la ciudad de Holguín en la capital del arte joven.

Ediciones La Luz, sello de la AHS en la provincia, fue distinguida, por su amplia labor editorial, reconocida entre los mejores sello del país, y vinculada a numerosos procesos culturales, con el Hacha de Holguín, máxima distinción que otorga el Gobierno.

Mientras que el Escudo de Holgu√≠n, reconocimiento que entrega el Gobierno Provincial, distingui√≥ la obra del m√ļsico Joaqu√≠n Betancourt, Premio Nacional de M√ļsica y Maestro de Juventudes de la AHS; as√≠ como la del fot√≥grafo Gabriel D√°valos, quien muestra desde su lente el arte danzario incorporado al paisaje p√ļblico, especialmente por su reciente trabajo con la Compa√Ī√≠a de Danza Contempor√°nea Codanza.

Por otra parte, a solicitud de la AHS en Holgu√≠n, la Direcci√≥n Provincial de Cultura y el Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas, se entreg√≥ el Aldab√≥n de La Periquera, m√°xima distinci√≥n que otorga la Asamblea Municipal del Poder Popular en el territorio, al actor Yasser Vel√°zquez, fundador del Festival Nacional de Teatro Joven y el de Humor para J√≥venes Satiric√≥n, ambos eventos realizados cada a√Īo en la ciudad de Holgu√≠n.

Adem√°s, recibi√≥ id√©ntico galard√≥n Karell Maldonado, artista visual y dise√Īador del Teatro Gui√Īol de Holgu√≠n, instituci√≥n que celebra este 2022 sus 50 a√Īos, por su contribuci√≥n al desarrollo de la escena no solo holguinera, lo que le propici√≥, entre otros reconocimientos, un Premio de Dise√Īo en el Festival Nacional de Teatro de Camag√ľey.