Arturo Delgado Pruna


El temor a la muerte justifica la literatura de terror

√Čl podr√≠a estar cursando el doctorado en Monstruolog√≠a en la Universidad de Miskatonic, pero ese tiempo lo ha empleado en escribir novelas, bestiarios, cuentos, cr√≠tica de arte…

Sin embargo, Maikel Jos√© Rodr√≠guez Calvi√Īo nunca pens√≥ en dedicarse a tal oficio hasta que, leyendo la novela Alexandra Alpha, decidi√≥ encontrar su propia soluci√≥n al enigma que planteaba la existencia de una caja con huecos de cristal para ver lo que hab√≠a dentro, pero no se explicaba qu√©. ‚ÄúMe hice la pregunta y escrib√≠ mi primer cuento, La ventana de cristal‚ÄĚ, dice con una sonrisa de chiquillo.

Muchas otras historias de terror y misterio han llegado despu√©s en los vol√ļmenes Puertas de papel, Los enigmas de la rosa de marfil, Fantasmacrom√≠a, El extra√Īo crujir de las cosas mal dormidas, Monstruos. Peque√Īo inventario, D√≠as de √°ngel y Laberinto de papel.

No hay duda de la calidad de los textos de Maikel, pero sus m√ļltiples premios se deben, m√°s que todo, al temor de los jurados a ser perseguidos por los seres truculentos que el escritor manipula a su antojo.¬† Del terror y otros demonios hablaremos a continuaci√≥n.

¬ŅLa literatura de terror es atrayente?

Como el ser humano posiblemente no responda nunca esa gran interrogante, ¬Ņqu√© es la muerte?, le va a temer siempre y una forma de reflejar esos miedos, de reflexionar sobre esos miedos es a trav√©s de la literatura de terror, porque no conocemos la esencia de la muerte. Eso es lo que justifica la literatura de terror. Nos atrae porque necesitamos el miedo para sobrevivir, porque tampoco conocemos la esencia de la vida.

¬ŅSobrevivimos mejor si leemos libros de terror?

Lo mejor que tiene la literatura de terror no es que nos dice que los monstruos existen, es que nos dice que existen y pueden ser superados, pueden ser combatidos. Uno busca soluciones en la literatura y yo creo que la literatura de terror ayuda a superar problemas, dudas, miedos y a aprender a lidiar con ellos. Entonces, esa literatura nos ayuda a vencer el miedo. Son los padres quienes creen que sus hijos viven en burbujas de cristal y les agencian literatura centrada en la infancia que creen que tienen.

Una cosa es lidiar con el miedo literario y otra, combatir el real.

En Colombia estuve en un colegio donde los profesores se asombraban de que yo escribiera literatura de terror. Y yo le dec√≠a al director, ¬Ņc√≥mo usted se asombra de que yo escriba literatura de terror si aqu√≠ se acaba de suicidar un alumno porque otros ni√Īos se estaban burlando de √©l? ¬ŅQu√© puede ser m√°s horrible que un ni√Īo se quite la vida? ¬ŅC√≥mo ustedes se asombran del impacto que provoca mi literatura si ustedes tienen el horror aqu√≠?

¬ŅQu√© libros y autores cubanos relacionados con el tema recomiendas?

En Cuba no hay una tradición, pero sí hay determinados autores. Cuando escarbas por aquí y por allá, encuentras a Eliseo Diego, que tiene cuentos que son góticos, como el de un hombre que tiene un patio lleno de escaleras que no conducen a ninguna parte y un día baja una persona.

En Mitolog√≠a cubana, de Samuel Feij√≥o, hay un cap√≠tulo que √©l llama ‚ÄúMitolog√≠a cubana del misterio y del horror‚ÄĚ. Feij√≥o recopila un conjunto de mitos, de leyendas asociados con lo terror√≠fico. La mitolog√≠a cubana es muy terror√≠fica: el g√ľije, la madre de agua, la gritona, que es nuestra versi√≥n de la llorona.

Oscar Hurtado, del cual casi no se habla, escribió poesía de terror, de ciencia ficción. Daína Chaviano le hizo una compilación que se titula Los papeles de Valencia el mudo; es un gran antecedente de la literatura de terror, totalmente desconocido. Allí hay un relato sobre el vampirismo que es magistral.

Cuentos de guajiros para pasar la noche, de René Batista Moreno; Leyendas cubanas, una selección de Salvador Bueno; el Catauro de seres míticos y legendarios en Cuba; el Nuevo diccionario de mitología cubana.

Hay otros autores contempor√°neos que se han ido acercando al g√©nero, como Yoss, con La voz del abismo. Hay autores m√°s para ni√Īos que abordan lo terror√≠fico, lo fant√°stico en gran parte de su literatura, como Enrique P√©rez D√≠az con Monstruosi, Escuelita de los horrores‚Ķ Malena Salazar Maci√° tiene un conjunto de novelas para ni√Īos de las cuales se va a publicar una que tiene que ver con la mitolog√≠a cubana del misterio y del horror. Habr√≠a que hacer una antolog√≠a del cuento de terror.

Hay para escoger, pero los jóvenes prefieren una celebración foránea para festejar con el miedo.  

Siempre se arma chanchullo con Halloween, que si es una penetración. Mientras los jóvenes vean algo con lo que identificarse, cualquier cosa que a ellos les resulte atractivo, lo van a abrazar e incorporar. La cuestión está en por qué se identifican con eso y no con la mitología cubana. No lo hacen porque no les presentamos ese acervo cultural de la forma más atractiva e interesante posible.

Es seguro que tienes libros inéditos.

Gente Nueva publicar√° 100 preguntas sobre arte. La idea es presentar el arte a los j√≥venes de la manera m√°s divertida: ¬Ņpor qu√© en el arte griego los penes son tan peque√Īos? ¬ŅPor qu√© Goya pint√≥ dos majas? Tambi√©n hay cuadros terror√≠ficos: La pesadilla, de Johann Heinrich F√ľssli; La isla de los muertos, de Bocklin‚Ķ

Terminé una novela sobre vampiros, estilo europeo, que ocurre en Silvantrania, un país que ubico más allá de Transilvania. Cuentos de Boronilla está en proceso por la Editorial Oriente y la edición colombiana ya está lista.

Ediciones La Luz publicará un Bestiario cubano que tiene 75 monstruos mitológicos. Y dejé fuera. Nadie conoce a Opiyelguobirán, un perro con cabeza humana, era un cemí taíno; a Iguanaboína; a Caracaracol… Tal pareciera que Cuba no tiene prehistoria. Allí están las bases de la identidad nacional.

¬ŅEres un tipo divertido al que le encanta asustar?

Divertido, sí, pero respeto mucho los miedos ajenos. Lo terrorífico estimula la imaginación. Me gusta escribir libros que nos hagan pensar y que nos dejen llenos de preguntas y de dudas. Los mejores libros dejan más preguntas que respuestas.



Dos premios internacionales para estudiante del ISA

Cuando se dispuso a crear la pieza, buscaba ante todo experimentar con estructuras formales que hab√≠a venido estudiando. Y lo hizo bien el espirituano Joel de Jes√ļs D√≠az Rodr√≠guez, porque su Escena nocturna ha merecido par de premios internacionales: el tercer puesto en el certamen que convoc√≥ la Fundaci√≥n Mons. Sante Montanaro, en la ciudad italiana de Bari; e igual posici√≥n en la competici√≥n organizada por la World Piano Teachers Association Argentina.

El joven cursa la carrera de Composici√≥n en la Universidad de las Artes (ISA). Con la misma fluidez con que pulsa las teclas del piano, describe brevemente la obra: ‚ÄúEl comienzo es meditativo, luego se va animando hasta llegar a ser un tanto agresiva; despu√©s, de repente, vuelve a la calma inicial, con la cual concluye‚ÄĚ. El jurado italiano supo captar la esencia cuando la eligi√≥ entre las casi treinta piezas que compet√≠an de cinco pa√≠ses.

Joel recuerda que en su hogar siempre hab√≠a m√ļsica cl√°sica sonando en alg√ļn momento del d√≠a. A los 10 a√Īos se mud√≥ con sus padres a una casa m√°s grande, donde pasaba mucho tiempo solo con sus libros de m√ļsica y el piano. ‚ÄúFue ah√≠ donde descubr√≠ al compositor‚ÄĚ, asegura.

¬ŅCon tan poca edad pretend√≠as componer?

Siempre quer√≠a encontrar cosas nuevas. Cuando estaba en nivel elemental, estudiaba piano en un aula donde hab√≠a un estante lleno de libros de m√ļsica. Me pon√≠a a leer piezas de Shostakovich, Grechaninov, Aliabeiev, Kabalevski, Stravinski, Tchaikovsky… en vez de estudiar lo que me asignaban, que una vez que lo pod√≠a tocar me parec√≠a aburrid√≠simo.

Uno imita en primer lugar, luego se abre su propio camino. La curiosidad es lo m√°s importante. En todo el transcurso de un estudiante de m√ļsica desde el nivel elemental hasta el nivel superior, donde ya tiene la opci√≥n de elegir la Composici√≥n como especialidad, las veces que se le pide que haga una pieza de m√ļsica son escas√≠simas. Esto es escandalosamente err√≥neo. ¬ŅQu√© mejor forma hay de desarrollarte como int√©rprete que creando para tu instrumento?

¬†Si no abundan en el nivel elemental estudiantes que muestren inter√©s por la composici√≥n, ¬Ņqu√© se puede hacer para encontrar talentos?

Lo que se deber√≠a hacer es instar a los estudiantes a que hagan su propia m√ļsica desde edades tempranas, y no solo para descubrir estos talentos que mencionas, sino tambi√©n como un mero ejercicio, como una tarea m√°s de cualquier clase, sobre todo de las clases del instrumento. Hay ni√Īos que son m√°s imaginativos que otros, pero todos son creativos en esencia. Tambi√©n hay algunos que tienen la necesidad de crear y de exteriorizar su creatividad a toda costa. Estos √ļltimos son los compositores que no necesitan ser descubiertos.

¬ŅSe le da m√°s importancia a la interpretaci√≥n que a la composici√≥n?

La realidad es que en las escuelas se nos muestra la interpretaci√≥n como una cosa predefinida o estandarizada y completamente ajena a la composici√≥n-creaci√≥n. No hay una verdadera b√ļsqueda de la creatividad del estudiante-int√©rprete. Y si a eso se le suma que no te ense√Īan a que la m√ļsica cl√°sica forme parte de tu vida, y a amarla, y que en la gran mayor√≠a de los casos esta nunca pasa de ser ‚Äúla audici√≥n de la clase de Historia de la M√ļsica‚ÄĚ, estamos ante un terrible escenario.

¬ŅDe qu√© manera se puede despertar la creatividad?

En el breve per√≠odo en que trabaj√© en la escuela Ernesto Lecuona de Sancti Sp√≠ritus, a veces ped√≠a a mis alumnos m√°s peque√Īos, porque los m√°s grandes ya ten√≠an la creatividad atrofiada irremediablemente, que improvisaran algo al piano, que tocaran lo que quisieran, lo que primero les viniera a la mente. Era un experimento que me gustaba hacer. Algunos eran t√≠midos y tocaban par de teclas con el dedo √≠ndice para luego quedarse mir√°ndome; otros m√°s aventurados comenzaban a dar palmadas en el teclado (clusters) o tocaban sucesiones r√°pidas de notas, o glissandi, o utilizaban los pedales ruidosamente… Incluso a veces comenzaban a canturrear a la vez que tocaban. ¬°Todo esto era tan interesante!

Es una pena que en las escuelas no se les diga: ‚ÄėEso que acabas de inventar puedes hacerlo tuyo, y escribirlo, y puedes hablar a trav√©s de lo que sea que inventes‚Äô. En ese momento entender√≠an lo que la m√ļsica puede significar para ellos.

Con un profesor así se aprende divirtiéndose.

A algunos, estos momentos de creaci√≥n que yo les ped√≠a los emocionaba y los divert√≠a en gran manera. ¬ŅCu√°n interesante no ser√≠a que pudieran tocar sus propias creaciones en los ex√°menes? ¬ŅCu√°nto tiempo m√°s no pasar√≠an con el instrumento si la composici√≥n se volviera parte del estudio? En vez de que el profesor se vea forzado a decir: ‚Äė¬°Estudia 2, 4, 8 horas!‚Äô

Por el divorcio entre creaci√≥n e interpretaci√≥n se forma en las mentes de los estudiantes esa imagen de la obra que estudian como un f√≥sil y del compositor como un semidi√≥s de dotes inalcanzables que existi√≥ en alg√ļn tiempo remoto. La falta de dinamismo aburre, cansa, desencanta, entorpece y frena el estudio de un instrumento y de la m√ļsica.



La historieta se viste de verano

Con la muestra No tengo a Superm√°n, tengo a Elpidio Vald√©s surgi√≥ en Camag√ľey en 2010 el embri√≥n de lo que hoy se conoce como Jornadas ArteC√≥mic. Aquella exhibici√≥n buscaba traducir desde la apropiaci√≥n de los recursos gr√°fico-narrativos de la historieta las interesantes complejidades est√©ticas y estil√≠sticas que ese medio proporciona. No fue hasta 2014 que adquiri√≥ el formato que a√ļn hoy conserva mediante la participaci√≥n competitiva a trav√©s de una convocatoria para quienes residen en Cuba.

Las Jornadas ArteC√≥mic se realizan en el mes de julio bajo el auspicio del Consejo de las Artes Pl√°sticas de Camag√ľey. Este a√Īo se efect√ļan del 6 al 9 y, como es habitual, las actividades van m√°s all√° del sal√≥n porque incluyen adem√°s la exhibici√≥n de animados, pel√≠culas, documentales, cosplay, torneos de videojuegos; as√≠ como talleres de creaci√≥n, conferencias y charlas.

Alfredo Fuentes Fern√°ndez, principal organizador del certamen, aclara que aunque el evento siempre se ha dedicado a un pa√≠s o zona cultural extranjera, esta vez no ser√° as√≠. En ediciones anteriores pa√≠ses como Jap√≥n, Espa√Īa, B√©lgica, Francia, Italia y la regi√≥n de Quebec ocuparon la atenci√≥n; pero en igual medida, los dibujantes Juan Padr√≥n y Orestes Su√°rez fueron homenajeados.

ArteC√≥mic propicia el encuentro entre j√≥venes creadores, por lo que puede afirmarse que es hoy el √ļnico evento de este tipo que los hace verse cara a cara para intercambiar experiencias en medio de dis√≠miles actividades relacionadas con el noveno arte. Las provincias de La Habana, Sancti Sp√≠ritus, Pinar del R√≠o, Matanzas, Villa Clara y Holgu√≠n son las que habitualmente est√°n m√°s representadas en cada encuentro.

Artistas consagrados como Ivette √Āvila, H√©ctor Saroal, Arturo Palacios, Osvaldo Pestana (Montos), Alexander Izquierdo, Noel Cabrera, Ir√°n Hern√°ndez Castillo, √Āngel Velazco, entre otros, han impartido talleres de stop motion, guion, ilustraci√≥n digital, dise√Īo de arte‚Ķ

Lo l√≥gico ser√≠a que las presentaciones de libros fueran un momento distintivo de las Jornadas, pero la pobre producci√≥n editorial de historietas nacionales y el insuficiente inter√©s de las editoriales ‚ÄĒpese a las gestiones personales por tratar de comprometerlas‚ÄĒ ensombrecen esa zona del evento.

ArteCómic propicia el intercambio creativo entre jóvenes de varias provincias. Foto Arturo Delgado Pruna/archivo

Entre las instituciones que acuden regularmente están la Vitrina de Valonia (que alberga en La Habana una variada muestra de cómics y revistas, tanto cubanas como extranjeras), los Estudios de animación Anima, de Holguín y Ediciones Luminaria (casa editorial de Sancti Spíritus que tiene una colección dedicada a la historieta).

Momentos de significaci√≥n nost√°lgica para los veteranos y de curiosidad para los adolescentes son las exposiciones que muestran la envidiable colecci√≥n de revistas Pionero, Mu√Īequitos, ¬°Aventuras!, Din Don, Historietas MC, Fant√°sticos de David Jaime Saladrigas Viamonte. Es todo un banquete visual que puede resultar la envidia de cualquier fan√°tico de la historieta cubana.

Esperamos que dentro de unos días se puedan conocer en esta misma página los ganadores de la duodécima jornada de la joven narrativa gráfica.



Kpop a lo cubano

Como a menudo cantaba en la casa o en el coro de la escuela, sus padres estuvieron seguros de que esa era su vocaci√≥n y la inscribieron en el Conservatorio de Guanabacoa Guillermo Tom√°s. ‚ÄúSiempre he sido una fan√°tica de la m√ļsica ‚ÄĒconfiesa Leyda de las Mercedes Bravo Benavides‚ÄĒ; pero cerca de los 15 a√Īos fui completamente consciente de que quer√≠a especializarme en ella‚ÄĚ.

Sin embargo, hubo un obst√°culo. ‚ÄúEn tercer a√Īo de nivel medio del Conservatorio se me ocurri√≥ estudiar Musicolog√≠a. Sin preparaci√≥n ni nada me present√© al Instituto Superior de Arte por fagot, mi instrumento, que era lo que correspond√≠a, y tambi√©n por Musicolog√≠a. El instrumento lo aprob√©, pero no alcanc√© plazas; y en la Musicolog√≠a ni siquiera pas√© los primeros ex√°menes de Historia de la M√ļsica‚ÄĚ.

Le tom√≥ todo un a√Īo volver a presentarse. Durante el tiempo que estuvo prepar√°ndose para los ex√°menes hizo el servicio social como instrumentista en una banda. ‚ÄúNo me gust√≥ ese tipo de trabajo ‚ÄĒdice con sinceridad Leyda‚ÄĒ, me sent√≠a estancada; todos los d√≠as, tocar lo mismo, estudiar lo mismo. Una rutina total y yo no soy nada rutinaria. Me gusta experimentar nuevas cosas‚ÄĚ.

El √≠mpetu de sus 24 a√Īos le permiti√≥ conseguir la carrera, graduarse y alcanzar adem√°s el Premio Danilo Orozco al Mejor Trabajo Investigativo para los estudiantes de Musicolog√≠a del ISA, titulado ‚ÄúAproximaci√≥n al consumo del Kpop por sectores de la juventud habanera (2018-2020)‚ÄĚ.

Bastaría con buscarlo en Wikipedia, pero mejor explícales a los desconocedores qué es el Kpop.

Yo no estoy de acuerdo con la definici√≥n de Wikipedia sobre el Kpop. En mi opini√≥n, el Kpop no es un g√©nero musical en s√≠, es una etiqueta que utiliza la industria de m√ļsica popular surcoreana con el fin de recoger y agrupar a una serie de g√©neros musicales (pop, rock, R&B, dance, hip hop, trap, m√ļsica electr√≥nica, g√©neros latinos, entre otros) provenientes de influencias extranjeras.

No es un género musical, debido a que solamente el resultado musical no es suficiente para caracterizar y explicar el Kpop. Es necesario también tener en cuenta todos los elementos de vestuario, escenografía, marketing, coreografía, y otros, así como el manejo de la industria, de sus artistas y la cultura fan. Lo que vemos en pantalla, lo que llamamos Kpop, no es más que el resultado de la implementación de todos esos factores juntos.

Aseveras en tu investigaci√≥n que en Latinoam√©rica el Kpop se asimil√≥ en much√≠simo menor tiempo que en el resto del mundo. ¬ŅA qu√© se debe esto?

Es más una teoría que una razón verificada. Pero creo que tiene que ver con las sociedades latinoamericanas; todas tienen la capacidad de adaptase fácilmente a una nueva cultura. Son capaces de aceptarla y apropiarse de ella, no solo de lo bueno, también de lo malo. Somos una sociedad formada por la migración. Nuestro trasfondo histórico, el de la asimilación cultural, la transculturación y demás procesos que han sido explicados por personas mucho más sabias que yo, nos ha permitido poner a la cultura surcoreana dentro del grupo de culturas que conforman nuestras naciones.

Otra teoría también se basa en las migraciones coreanas que hubo hacia Latinoamérica después de que culminara la guerra de Corea en 1953. Existen asociaciones no gubernamentales de Corea del Sur que se encargan de los descendientes coreanos en los países latinoamericanos, incluida Cuba.

¬ŅQu√© hace tan popular al Kpop en Cuba?

M√°s que nada es una situaci√≥n espiritual. Los j√≥venes que participaron en las encuestas mencionaron su identificaci√≥n con los j√≥venes artistas del Kpop, en cuanto a las metas y sue√Īos en su vida. Dejaron claro que gracias a la m√ļsica tuvieron valor para explorar cosas nuevas, para seguir sus sue√Īos. Muchos afirmaban que eran introvertidos antes de conocer el Kpop, y aunque no dejan de serlo, sienten que pertenecen a un grupo y van a ser aceptados. Creo que se pueden lograr muchas cosas cuando a un adolescente le das libertad para expresarse tal como es y lo escuchas.

¬ŅQu√© sue√Īos tienen aqu√≠ sus seguidores?

Estos j√≥venes, que son estudiantes y trabajadores, tienen sue√Īos bastantes sencillos: graduarse, conocer m√°s amigos, enamorarse, tener una carrera profesional exitosa, viajar a Corea, algunos para vivir, otros solamente quieren conocerla.

La industria musical surcoreana nos vende a sus artistas con una doble intenci√≥n: los hace ver inalcanzables y perfectos; pero a la vez los hace ver como j√≥venes normales con sue√Īos de desarrollarse en la m√ļsica y ser famosos. ‚ÄúSi √©l fue capaz de cumplir sus sue√Īos, los fans tambi√©n pueden‚ÄĚ, ese es el mensaje subliminal que hace que no solamente se ame su m√ļsica, sino tambi√©n sus historias de vida, de superaci√≥n, sus sue√Īos cumplidos; que los admiren y los quieran imitar.

Dos grupos nacionales, Limitless y LTX, han participado en el Kpop World Festival. ¬ŅHay que ser agraciado f√≠sicamente para lograrlo o priman las aptitudes?

Seg√ļn los requisitos que se piden para el concurso, los elementos f√≠sicos no son tan importantes. Creo que los anunciantes y patrocinadores del Kpop World Festival solo intentan comprobar c√≥mo se ve el Kpop en el mundo a partir de estas actuaciones. Para participar hay dos categor√≠as: la de canto y baile, y la de canto. Entonces, en dependencia de la categor√≠a a la que se presenten, deben mostrar las aptitudes necesarias para ello.

¬ŅPor qu√© hiciste la investigaci√≥n sobre el Kpop?

Soy una fiel consumidora del g√©nero, aunque soy consciente del trabajo que realizan con nosotros las grandes industrias de la m√ļsica. Para ellos la m√ļsica es un producto; nosotros, los compradores y tienen que hacer que nos guste a toda costa. La carrera, aunque muy dif√≠cil, me dio pie a resolver curiosidades que ten√≠a en cuanto a m√ļsica, y, m√°s que nada, a buscar los m√©todos investigativos necesarios para satisfacerlas.

¬ŅEsperabas que tu investigaci√≥n llegara tan lejos?

Mi mayor sorpresa no fue siquiera que el tema se haya convertido en una tesis. Cuando comenc√© el estudio, obviamente de una forma ingenua, no entend√≠a las connotaciones pol√≠ticas y culturales que ten√≠a mi tema de investigaci√≥n. Me faltaba a√ļn mucho por leer y por estudiar. Lo entend√≠ cuando en segundo a√Īo de la carrera, la Dra. Mar√≠a de los √Āngeles C√≥rdoba escogi√≥ tutorar mi tesis, para mi sorpresa. Ella fue quien me explic√≥ y me adentr√≥ en el mundo de las industrias, las pol√≠ticas y las guerras culturales.

Luego se realizó la convocatoria para el Premio Danilo Orozco a todos los estudiantes de Musicología y le pregunté a mi tutora si la tesis estaba preparada para participar. Ella me ayudó a convertir la investigación en un ensayo y así fue como la entregué.

Entonces te tom√≥ por sorpresa el premio…

S√≠, fue una sorpresa la premiaci√≥n, s√≠ lo fue, una grande y maravillosa. Fue el final perfecto para un a√Īo con muchos altibajos y muchos sue√Īos cumplidos. Adem√°s, es la primera premiaci√≥n que recibo por mi carrera, a solo pocos d√≠as de graduarme. Es un honor enorme abrir mi estante de premios con el Danilo Orozco.

¬ŅDas por sentado que sumar√°s m√°s galardones?

Espero que s√≠. Creo que mi carrera acaba de comenzar y tengo miles de proyectos y sue√Īos que cumplir, as√≠ que s√≠, afirmo que obtendr√© m√°s premios en su momento. Adem√°s, que se reconozca mi trabajo con esta entrevista, tambi√©n es un premio.



Hablando con Gato… ¡perdón!, con Irán

S√≠, dibujaba mucho cuando ni√Īo; pero las suyas eran composiciones diferentes porque inclu√≠a sets donde estaban c√°maras filmando una escena de Parque Jur√°sico o de Tibur√≥n. En esa etapa, a Ir√°n Hern√°ndez Castillo lo apasionaba la historieta y la animaci√≥n, mas su inter√©s pareci√≥ cambiar una vez que ingres√≥ en la Universidad de las Artes de La Habana para estudiar Direcci√≥n. El corto Molotov (2013) ‚ÄĒcon el que obtuvo Premio especial de la Escuela Internacional de Cine y TV, y Premio Caracol de la Uneac‚ÄĒ es irreverente, como lo es hoy su historieta Hablando con Gato. Y volvemos al comienzo: el dibujo.

¬ŅInfluyeron las historietas en tus estudios profesionales?

Leía todo el cómic que podía conseguir, tanto los nacionales como extranjeros, ya fueran de Mickey Mouse, Spiderman, Mortadelo y Filemón o Elpidio Valdés. Fue bien temprano, en mi infancia, cuando descubrí que me podía dedicar profesionalmente a las artes visuales.

Tenía la influencia de mi papá, que es artista de la plástica, así que la referencia era muy cercana. Luego se abrieron varios caminos y tuve la posibilidad de tomar mi propia decisión. Después de San Alejandro, donde me gradué en la especialidad de Arte Digital, entré en la Facultad Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA), pues ya en ese punto sabía que me gustaba contar historias y se me daba bien.

Son tuyos los cortos Voluntad, Carne, El mar cambia, Un huevo de elefante, Molotov y Nosotros, la banda. ¬ŅPor qu√© desde 2015 no has vuelto a dirigir?

En breve voy a dirigir un telefilme. Es un guion en el que estoy trabajando desde 2017, destinado a jóvenes y adolescentes. Estuve una temporada actuando en teatro para aprender a dirigir actores, pues la preparación de la FAMCA no me era suficiente y no quería volver a enfrentarme a la dirección de ficción sin saber comunicarme con los actores. Trabajé en tres obras, eso incluye trabajos de mesa, procesos de ensayos, intercambio con profesionales de mucha más experiencia que yo; tengo nuevas herramientas que deseo poner en práctica.

P√°gina de Feedback

Antes de Hablando con Gato hiciste Feedback. ¬ŅQu√© sucedi√≥ que apenas se conoce?

Si tenemos en cuenta lo que se tiende a publicar por las editoriales, entonces Feedback es en extremo subversiva, pues hay violencia, sexo y drogas. Este proyecto de cómic tiene como protagonistas a jóvenes friquis de un universo delirante que conviven con animales antropomórficos, seres de otras dimensiones, extraterrestres; todo en tono de sátira, parodia y humor extravagante. Nada que me permitieran publicar las editoriales nacionales… y lo intenté. También busqué vías para publicarlo de manera independiente, pero entonces el acceso a Internet en Cuba era más difícil que ahora. 

De Feedback tengo monta√Īas de bocetos entre dise√Īo de personajes, b√ļsqueda de expresiones faciales, dise√Īo de utiler√≠a, pruebas de color, story boards de la historia completa, versiones del guion (versi√≥n seriada, versi√≥n de un solo libro); adem√°s de que llegu√© a terminar casi una veintena de p√°ginas. Todo eso est√° engavetado.

Hablando con Gato es muy seguido en Facebook y tambi√©n se puede encontrar en Instagram. ¬ŅNo retomas all√≠ Feedback porque te has acomodado con el felino?

Desde los primeros c√≥mics de Hablando con Gato supe que iba a funcionar, ll√°male corazonada si quieres, para tener un t√©rmino en com√ļn. Aunque no me imagin√© la respuesta de las personas que siguen el c√≥mic, ni las posibilidades que a cada rato descubro tiene esa obra. Lo que estoy haciendo es sacar provecho a ese personaje que lleg√≥ de manera espont√°nea, sin forzarlo y desarrollar todas sus posibilidades, enfocarme en ese Gato y todo lo que puede ofrecer. Intento fluir con los hechos, no forzar nada. No es comodidad, es ser pr√°ctico. Ya Feedback tendr√° su oportunidad. Pero todo en el momento justo.

¬ŅLos editores de historietas en Cuba salen a buscar las obras o deben llev√°rselas los autores en bandeja?

Me han contactado cuatro editores para incluir al felino en varios proyectos. Por otro lado, he incursionado en el periodismo en c√≥mic; la propuesta vino del editor Rafael Grillo, de El Caim√°n Barbudo. Tambi√©n he recibido propuestas de publicaciones independientes como la revista AMPM, donde hice un c√≥mic sobre un breve pasaje de la vida de Benny Mor√©. Al parecer la Editorial Oriente va a imprimir este a√Īo Hablando con Gato. He recibido propuestas de editores como mismo he ido yo a tocar sus puertas porque creo que como profesional debes saber venderte.



¬ęLas revistas acad√©micas le han dado el golpe de gracia al ensayo¬Ľ

Creci√≥ en Cabaigu√°n, entre los libros de sus padres y la finca del abuelo, donde le fascinaba montar a caballo. En el preuniversitario comenz√≥ a leer en serio; all√≠ se inscribi√≥ con un amigo en un programa de investigaci√≥n. Aunque ¬ęel incentivo verdadero era tener autorizaci√≥n para salir de la escuela¬Ľ, se plantaron en la biblioteca provincial de Sancti Sp√≠ritus y como resultado obtuvieron el primer lugar en un evento cient√≠fico del IPVC. ¬ęEsa fue mi primera rudimentaria investigaci√≥n¬Ľ, recuerda Hamlet Fern√°ndez D√≠az, con quien converso para conocer detalles sobre su libro in√©dito La acera del sol‚Ķ Impactos de la pol√≠tica cultural socialista en el arte cubano (1961-1981), que mereci√≥ el Premio de Ensayo Alejo Carpentier (2019).

¬ŅCu√°l fue la g√©nesis del libro?

No lo hubiera escrito si Desiderio Navarro no me hubiera pedido un ensayo sobre el quinquenio gris en las artes visuales. Me encontraba en el proceso de defensa de mi tesis de doctorado. Se lo hice saber, pero él insistió. El ensayo, que debió haber sido de unas cuarenta o cincuenta páginas, se convirtió en un libro de más de doscientas. Desiderio pudo leer más o menos la mitad. Cuando terminé de escribir y estuve listo para enviarle el manuscrito, justo en esos días, sobrevino su muerte.

El volumen cubre el periodo 1961-1981, el cual incluye el quinquenio gris. ¬ŅNo corr√≠as el riesgo de que el peso del ensayo se inclinara hacia esa etapa?

Me di cuenta de que no podía limitar el análisis al periodo 1971-1976, flanqueado en ambos extremos por el Primer Congreso Nacional de Educación y Cultura y por la creación del Ministerio de Cultura, respectivamente. Varios autores, empezando por Desiderio, ya habían cuestionado esa periodización, por ser más que gris y más que un quinquenio.

El pensamiento que se hace dominante en la política cultural en términos de institucionalización oficial a partir de 1971, ni siquiera tiene su origen en la propia Revolución, sino que viene de mucho más atrás, del seno del Partido Socialista Popular. A partir de 1976 ese pensamiento y sus políticas no desaparecen. Necesitaba mirar hacia atrás y hacia adelante, para que ese momento crítico que se enmarca entre 1971 y 1976 pudiera ser comprendido como parte de un proceso mucho más englobante y complejo: la lucha al interior del proceso revolucionario entre varias perspectivas intelectuales y políticas, para imponer un canon desde el cual trazar la política cultural.

En el caso de la pl√°stica, exist√≠a el lugar com√ļn de que como los artistas que adquieren protagonismo en los a√Īos 70 son los de la primera generaci√≥n formada por el sistema de ense√Īanza art√≠stica creado por la Revoluci√≥n ‚ÄĒque en su mayor√≠a hicieron en ese momento un arte bastante tradicional, figurativo, complaciente con los temas sociales, comprometidos con el proceso‚ÄĒ, entonces el efecto del quinquenio gris en las artes visuales nunca se percibi√≥ tan dram√°tico como en el caso del teatro, la narrativa, la poes√≠a, las ciencias sociales, etc. Da la impresi√≥n de haber sido la manifestaci√≥n m√°s alineada con la pol√≠tica oficial.¬†

El problema consiste en que las v√≠ctimas, en la pl√°stica, hab√≠an quedado atr√°s, en los a√Īos 60. El primer g√©nero art√≠stico fuertemente cuestionado desde el inicio de la Revoluci√≥n fue la abstracci√≥n. La primera discusi√≥n est√©tica permeada por lo pol√≠tico-ideol√≥gico que acontece en la Revoluci√≥n, pero que ven√≠a de atr√°s, tuvo como objeto una manifestaci√≥n visual: el arte abstracto.

En la medida en que avanzaron los 60, los artistas más significativos, los que desarrollaron el lenguaje más singular y revolucionario en términos estéticos, fueron incomprendidos, marginados y excluidos. Cuando se aprueba la nefasta Declaración del Congreso de Educación y Cultura, ya esos artistas estaban fuera de circulación. En los casos más dramáticos habían dejado de crear; abandonaron su oficio más visceral, sobre todo porque tuvieron la grandeza moral de sacrificar su talento y su obra en pos del ideal, de la utopía revolucionaria, y se hicieron a un lado ante la incomprensión y la hostilidad de algunos que ostentaron poder para vetar.        

Por eso, para que la historia estuviera completa, había que comenzar desde el origen mismo de las polémicas, para así hacer emerger las contradicciones, las relaciones de poder que subyacen en los procesos culturales, los aspectos progresistas y los retardatarios, que se expresan en un experimento social tan singular como el cubano. Por supuesto, para la plástica los conflictos no desaparecieron a partir de 1981, pero sí se comienza a configurar un contexto diferente, de otra complejidad, que ha sido hasta el momento bastante bien estudiado por la crítica y la historiografía.

¬ŅEn Cuba hay suficientes ensayistas j√≥venes dedicados a las artes visuales?

Hay suficientes jóvenes muy bien formados para dedicarse al ensayo, pero existen problemas que no favorecen que se desarrollen. El primero es el medio editorial. Resulta difícil publicar un ensayo con una extensión que exceda los estándares de las revistas culturales del país. Por ejemplo, Artecubano y Cine Cubano tienen una sección de ensayo, sin embargo, un texto de apenas 20 cuartillas no es publicable en ellas porque excede sus normas; uno termina escribiendo textos más breves, con menos fondo investigativo, con menos referencial teórico, menos densos.

Por otra parte, tenemos pocas revistas académicas y su fuerte es el artículo, que exige rigor investigativo y teórico; manejar bibliografía abundante y actualizada; profundidad en el análisis… Por ello, es mucho más rígido que el ensayo, no deja mucho espacio para la creatividad, la experimentación, el uso estético del lenguaje, la especulación arriesgada. Creo que se trata de un fenómeno global: el ensayo agoniza. Las revistas académicas le han dado el golpe de gracia al ensayo como género.



Cómic nacional en un fanzine

Una vez más la AHS en Sancti Spíritus apuesta por el cómic y sufraga la edición de un fanzine impreso a propósito de la Feria del Libro en este territorio. Si en entregas anteriores (2017, 2018 y 2019) se agrupaba a guionistas y dibujantes locales, ahora amplía la selección a diferentes provincias, aunque varios de ellos no radiquen en el sitio donde nacieron.

[+]




Dibujar manga no está mal: estancarse, sí

Poco ruido y muchas nueces es la m√°xima del Taller de historieta √Čramos 13. Desde su fundaci√≥n en Sancti Sp√≠ritus en el 2015 hasta ahora, varios de sus integrantes han alcanzado premios y menciones en las Jornadas ArteC√≥mic de Camag√ľey, el m√°s completo evento que en Cuba se dedica al noveno arte. Esta vez Beatriz Vald√©s G√≥mez, de 15 a√Īos de edad, fue reconocida¬†¬ępor oxigenar con su calidad gr√°fica las posibilidades de la historieta cubana, especialmente viniendo de una muy joven representante¬Ľ, seg√ļn consign√≥ el jurado. Aunque el futuro es impredecible, ella supone cu√°l es el suyo.

Beatriz Valdés Gómez/ Perfil de Facebook

[+]