Arte


La AHS constantemente nos enamora

La Asociación Hermanos Saíz es indudablemente una organización con alma y corazón. Me gusta imaginarla como una especie de ser vivo capaz de saltar, correr, criticar, enamorar, seducir y, sobre todo, crear.
 
AHS para ser j√≥venes todo el tiempo, para unirnos con toda nuestra diversidad, para ir siempre hacia adelante y vencer cualquier obst√°culo. Un grupo de amigos para re√≠r y so√Īar, para experimentar y ser m√°s fuertes. Una familia para nunca estar solos, para polemizar y, a pesar, de todo amarnos. Una vanguardia para demostrar que las utop√≠as son posibles, para tratar que nuestra obra sea cada vez mejor, para sabernos todo lo importante que somos, para transformar nuestras realidades a favor de nosotros y, en especial, de los dem√°s.
 
AHS para la creación transgresora, que motive el pensamiento; para nunca detenernos, para abrazarnos y estar siempre iluminados, aunque sea con velas o un poema, con una canción o una obra de teatro, con la confrontación de ideas o una cruzada a las comunidades.
 
El coraz√≥n de la AHS, su cuerpo, sus venas, su mente‚Ķ somos todos nosotros, los j√≥venes creadores que a lo largo y ancho del pa√≠s y en otras partes del mundo les somos √ļtiles, formamos parte de su palpitar y la queremos, a veces, casi con ¬ęlocura¬Ľ.
 
Debemos sentirnos orgullosos de ella y las generaciones anteriores, de todo lo conseguido. Somos fieles a aquello que llamaron Pensamiento AHS, siempre con coherencia, valor e inteligencia, el compromiso principal es con el arte joven, con los creadores y la cultura, con Cuba.
 
Uno de los desafíos es hacer más grande esta organización, y crecer también junto a ella. Ojalá quienes nos acerquemos lo hagamos con el afán de encontrar un impulso para nuestras obras individuales, pero, esencialmente, nos sintamos seducidos por la posibilidad de compartir con algunas de las personas más talentosas de nuestra generación, con escritores, actores, dramaturgos, investigadores, realizadores radiales y televisivos, artistas visuales…, todos unidos por la pasión del arte y su espíritu indescriptible, gente que hablamos mucho o no, pero que sobre todo hacemos.
 
Podemos aprovechar más ese talento colectivo a favor de la cultura y nuestro país. Confío en la fuerza tremenda del arte, no solamente en galerías y escenarios, en pantallas y la literatura. Hay muchos versos en el esfuerzo diario, en la sonrisa de cada uno y en el afán de no rendirnos jamás, a pesar de las dificultades.
 
La AHS nos ayuda, nos brinda becas y premios, eventos y jornada de programación, espacios para la promoción y el debate, editoriales y algunas tacitas de café… Muchas veces nos salva. Es refugio ante conflictos o tristezas.
 
Nos saca de las zonas de confort y nos lleva al riesgo de mostrar lo que hacemos. Cada sede nuestra en todo el país debe ser cada vez más una verdadera casa, un hogar para los miembros de la organización y para todos los jóvenes que amen el arte.
 
Este Cuarto Congreso fue apenas un punto inicial para todo lo que debemos seguir haciendo. Vamos a experimentar, a so√Īar, a ser m√°s √ļtiles. Debemos lograr que todo joven escritor, promotor, investigador y artista aspire a ser miembro de la AHS, que eso constituya una de sus metas m√°s anheladas.
 
Que esta sea una organizaci√≥n siempre digna de Luis y Sergio Sa√≠z Montes de Oca, los dos j√≥venes poetas que la inspiraron, que se parezca a nosotros, a nuestros anhelos m√°s nobles. Que el entusiasmo nunca cese. Aspiremos a poner la belleza de moda en todas partes. Como escribi√≥, Luis Sa√≠z, ‚Äútenemos una obra inmensa que realizar‚ÄĚ.

Baracoa sigue apostando por las artes visuales en septiembre

Exposiciones, conversatorios, visitas especializadas y el intercambio con proyectos socioculturales para la promoci√≥n de lo mejor de las artes visuales en el municipio de¬†Baracoa, centran las actividades de la Galer√≠a Eliseo Osorio de ese territorio guantanamero que durante septiembre contin√ļa apostando por la defensa de los mejores valores de la cultura local y nacional.

Seg√ļn precisa su perfil de redes sociales, la instituci√≥n para el noveno mes del a√Īo previ√≥ una programaci√≥n que conmemora el aniversario 115 del natalicio del fot√≥grafo Eugenio Jim√©nez, los 95 del pintor naif Jos√© Ren√© Fr√≥meta, los 90 del artista Jos√© √Āngel Est√©vez, los 80 del escultor Ram√≥n Dom√≠nguez y los 111 del reconocido paisajista Mariano Urgell√©s.

Como principales atractivos para estos d√≠as llama la atenci√≥n la inauguraci√≥n de dos muestras personales:¬†Desde el antiguo espig√≥n, del joven acuarelista Lionel Romero Sab√≥, ganador de la beca de creaci√≥n de paisaje tradicional Mariano Urgell√©s in memoriam 2022; as√≠ como la expo del mes¬†Lo √ļltimo que se pierde,¬†del pintor surrealista Alexei Osorio Blet, miembro de la¬†Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS)¬†en¬†Im√≠as, galardonado en salones territoriales y nacionales.

Ni√Īos, j√≥venes y adultos est√°n invitados a los usuales recorridos que realiza la Galer√≠a Eliseo Osorio para mostrar sus valiosos fondos museables que atesoran y revelan parte de lo mejor de la creaci√≥n pl√°stica de esta regi√≥n, cuna de grandes exponentes de la manifestaci√≥n como el maestro Guillermo Orlando Piedra.

También llegará hasta la sede de la entidad cultural el proyecto sociocultural Colores de mi ciudad, que convida al desarrollo de habilidades apreciativas en torno a las artes visuales, además de estimular a quienes desde temprana edad muestran inquietudes y talento en este importante campo de la creación.

Este a√Īo, por causas ajenas a los organizadores, no se realizar√° el sal√≥n regional de paisaje tradicional que deb√≠a desarrollarse en septiembre, en su lugar se visibilizar√°n piezas emblem√°ticas de autores locales, miembros de la¬†Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba¬†en Baracoa, de la AHS y la¬†Brigada de Instructores de Arte Jos√© Mart√≠.


Modo Split y los Museos viajan a Marte

El espacio es un √°mbito de esplendor para el ser humano donde los escenarios surrealistas deslumbran a los simples mortales que aspiran a tocar una galaxia cercana. En el pasado siglo el hombre logr√≥ alunizar, no solo en el plano f√≠sico; la mente abri√≥ sus puertas a un espacio extra terrestre. Este periodo fue el boom de la psicodelia y los grandes eventos que, m√°s all√° de ser sue√Īos, fueron realidades concretadas surgidas en noches surrealistas.

Modo Split y los Museos lograron llegar a Marte creando realidades psicod√©licas y nuevas experiencias en el p√ļblico santiaguero el pasado diciembre a trav√©s de una nueva visi√≥n de la museolog√≠a. Los seres humanos podemos aterrizar en la tierra cuando bajamos de nuestros sue√Īos. Pero, ¬Ņc√≥mo hacemos para llegar a Marte? La Real Academia de la Lengua Espa√Īola define como ‚Äúamarterizar‚ÄĚ la acci√≥n de entrar en contacto f√≠sico con la superficie de ese planeta. Santiago de Cuba no consigui√≥ poner los pies de forma f√≠sica en dicho planeta, pero la mente, ¬°logr√≥ volar!

La experiencia titulada Modo Split y los Museos viajan a Marte comenz√≥ con la organizaci√≥n de la Orquesta de C√°mara Esteban Salas en el parque C√©spedes mientras que la m√ļsica estuvo a cargo del compositor y guitarrista Aquiles Jorge. Este performance atrajo publico inquieto y curioso, que decidi√≥ parar su tr√°nsito para ver la inusual situaci√≥n.

Bajo la direcci√≥n de Marco Tulio Ni√Īo Wong los artistas demostraron que no solo la experiencia musical se logra trasmitir dentro de una sala de concierto. Hay que lograr involucrar a los espectadores con el arte y atraerlos hacia la luz de la cultura.

Un flautista de Hamelin atrajo a los mortales que, siguiendo los gritos de Preg√≥n ‚Äďpoema del artista y director del Museo de la Imagen y el Sonido Demian Rabilero‚Äď fueron guiados hacia la Sala de Arte Extensi√≥n del Museo Provincial Emilio Bacard√≠ Moreau conocido popularmente como Club San Carlos. La acci√≥n m√°s que un discurso predeterminado fue un hecho de improvisaci√≥n; el azar y las condiciones favorecieron a que el evento deslumbrara de forma sui g√©neris.

Esperanza en la red, obra de Yuri Seoane.

El espacio galer√≠stico qued√≥ roto cuando la curadur√≠a demostr√≥ que no hacen falta decenas de obras para llenar las salas de arte, solo es necesario un concepto curatorial diferente que ajuste las obras al espacio. No puede existir una brecha entre la curadur√≠a, el artista, las obras y el p√ļblico, todos son una unidad indivisible de lenguaje-interpretaci√≥n, donde la hermen√©utica media entre el sujeto y el objeto.

Solo tres piezas se presentaron dentro de la edificación neocolonial que representa la Sala de Arte Extensión del Museo Provincial de Santiago de Cuba. En el centro de la institución artística se encontraba la pieza Esperanza en la red.

El environment de Seoane fue presentado al Sal√≥n Artes Visuales y Experimentaci√≥n (SAVE) ‚Äďdonde gan√≥ el gran premio‚Äď y retomado en esta exposici√≥n con un aire renovador. El trabajo art√≠stico estaba situado en el centro de la galer√≠a por lo que obligaba al p√ļbico a ser parte de ella en el intento de continuar observando el resto de la exposici√≥n. La re-contextualizaci√≥n de la obra le dio un aire diferente a la pieza ya exhibida con anterioridad; al incluir juego de luces, y utilizar mayor espacio dentro de la galer√≠a.

Al evento se presentaron dos videoartes ‚ÄúEsperanza en la red‚ÄĚ, que era un trabajo audiovisual con una visualidad experimental y fue la documentaci√≥n f√≠lmica de la pieza hom√≥nima de Yuri Seoane, y ‚ÄúDomingo de invierno‚ÄĚ de Demian Rabilero. Ambos audiovisuales se exhibieron en el SAVE, pero no pudieron ser visualizados por el p√ļblico debido la falta de fluido el√©ctrico que acompa√Ī√≥ el acto de inauguraci√≥n del sal√≥n.

Unas peque√Īas palabras inaugurales de Suitberto Frutos, director del Centro Provincial de Patrimonio Cultural de Santiago de Cuba, rompieron la espera del p√ļblico cuando las siete campanadas de la catedral de Santiago de Cuba se√Īalaron la hora. La elocuencia no viene de recursos rebuscados y ‚Äúmetatrancosos‚ÄĚ como muchos creen, el arte de la ret√≥rica es convencer a las personas con la menor cantidad de palabras, lo cual se logr√≥ en la presentaci√≥n del gran environment que fue el viaje a Marte de los museos. Todo un acto de pantomima floreci√≥ con la acci√≥n de incluir una int√©rprete de se√Īas que, m√°s que tratar de llegar a un p√ļblico con una determinada discapacidad se convirti√≥ en una suerte de performance.

Se proyectaron los videoartes de Yuri Seoane y Demian Rabilero.

A esas alturas de la noche, el viaje a Marte ya hab√≠a comenzado y la nave del arte estuvo en gravedad cero y fluyendo hacia su destino. Es en ese momento donde se entiende que la traves√≠a interestelar y la idea de la construcci√≥n de la infraestructura espacial comenz√≥ con el evento astron√≥mico de la oposici√≥n del planeta Marte, este suceso ocurre cuando el astro alcanza la m√≠nima distancia con la Tierra en todo el a√Īo y forma una l√≠nea recta con el Sol y nuestro planeta. Este tema fue analizado por especialistas que explicaron a los execradores el suceso c√≥smico a la vez que se realiz√≥ una observaci√≥n astron√≥mica guiada por Raudel Hubert.

No solo el cielo fue excusa para guiar al espectador. Al mirar el suelo una larga alfombra roja alineada con la puerta de Museo de Ambiente Histórico (Casa de Diego Velásquez) guiaba al espectador hacia su próxima experiencia. Ver el planetario dentro de un museo fue la justificación para hablar de astrología y dilucidar experiencias entre especialistas y espectadores.

A trav√©s del slogan ‚ÄúLa museolog√≠a como arte vuela‚ÄĚ se unieron tres museos, el de la Imagen y el Sonido Bernab√© Mu√Īiz Guibernau, el Emilio Bacard√≠ Moreau y el de Ambiente Hist√≥rico Cubano. Estas tres instituciones crearon una nueva visualidad en la curadur√≠a espacial santiaguera e intentaron ense√Īar un concepto nuevo de ‚Äúcuradur√≠a conceptual ambiental‚ÄĚ.

La museolog√≠a como ciencia estudia el conjunto de pr√°cticas, t√©cnicas y saberes relacionados con los museos. Esta ciencia debe ampliar su concepto para incluir esta experiencia totalmente diferente, donde la curadur√≠a espacial sobrevol√≥ el dise√Īo convencional de las exposiciones art√≠sticas. Realmente lo que vol√≥ fue la museograf√≠a, que renov√≥ su discurso al vincular la visi√≥n convencional del museo a una nueva experiencia ambiental.

Lograr que el p√ļbico asista a eventos art√≠sticos en el panorama cultural santiaguero se hace cada vez m√°s dif√≠cil. Debido a la situaci√≥n econ√≥mico-social las personas se sienten cada vez m√°s alejadas de la vida cultural y de las instituciones.

El arte como manifestaci√≥n no puede existir sin p√ļblico. Si bien el aumento del desarrollo tecnol√≥gico ha abierto nuevas brechas que deben ser exploradas, no se debe ignorar el arte como experiencia vivencial. Analizar la praxis art√≠stica es complejo, y m√°s en un pa√≠s donde se hacen obras de arte indistintamente a la situaci√≥n econ√≥mica-pol√≠tica y social que existe.

Cabe preguntarse por qu√© los artistas siguen realizando sus obras cuando se supone que las condiciones objetivas est√°n por encima de las subjetivas. Partiendo de la premisa de que s√≠ se hace arte en Cuba e ignorando la situaci√≥n antes planteada, podemos cuestionarnos por qu√© el p√ļblico asiste con menos frecuencia a los espacios art√≠sticos.

No es necesario un estudio sociol√≥gico sobre el fen√≥meno de la ‚Äúasistencia del p√ļblico‚ÄĚ ‚Äďa galer√≠as, teatros y salas de conciertos‚Äď no especializado a eventos art√≠sticos para llegar a la conclusi√≥n de que los cubanos en ocasiones est√°n m√°s interesados en c√≥mo sobrevivir que en la parte hedonista de la humanidad. En este sentido estar vivos es el primer paso de alegr√≠a que con frecuencia se vuelve amargo con cada carencia. Tenemos ox√≠geno en abundancia y problemas de sobras. Entonces, ¬Ņpor qu√© voy a ver arte cuando tengo que buscar dinero para sobrevivir?

La crisis econ√≥mica y pol√≠tica en la que vivimos y la inserci√≥n de las nuevas tecnolog√≠as en la isla son algunas de los factores que influyen en la participaci√≥n del p√ļblico en los eventos art√≠sticos. Eso sin contar que el pueblo cubano tiene instrucci√≥n, pero adolece de cultura de consumo art√≠stico.

Palabras inaugurales de Suitberto Frutos, director del Centro Provincial de Patrimonio.

Estos motivos antes expuestos ‚Äďque no son los √ļnicos‚Äď requieren de mayor profundidad de estudio, siempre desde un posicionamiento cr√≠tico. Pero la pregunta es: ¬ŅSi las personas no consumen arte, qu√© podemos hacer al respecto para cambiar esta situaci√≥n? Hay un viejo proverbio que asevera, ‚Äúsi la monta√Īa no va a Mahoma‚Ķ‚ÄĚ entonces, por qu√© no llevar el arte al p√ļblico. Los parques, calles, terminales, y centros de trabajos son lugares habituales donde las personas transitan o hacen estancias por un tiempo determinado. Entonces, por qu√© no utilizar estos lugares como grandes galer√≠as donde los espectadores sean parte de la obra de arte.

El arte tiene que evolucionar para adaptarse al contexto social en el cual se exhibe, y para ello hay que cambiar el paradigma de la galer√≠a como caja de f√≥sforo donde los artistas esconden sus obras con el objetivo de que el espectador vaya a buscarla para hacer un incendio. Hay que llevar el arte a otros espacios como lo logr√≥ hacer Modo Split y los Museos viajan a Marte. Hay que hacer que la vida sea una obra de arte y la mente del trabajador com√ļn ‚Äďque no tiene tiempo de ir a galer√≠as‚Äď logre involucrarse con la praxis art√≠stica.

La historia del Arte a grosso modo no es m√°s que un cuento donde se habla de las rupturas y cambios de paradigmas. Cada estilo o movimiento art√≠stico que se analiza es el resultado de la ‚Äúnegaci√≥n de la negaci√≥n art√≠stica‚ÄĚ. Esto es lo que tenemos que lograr; apropiarnos de lo bueno del pasado y crear ideas nuevas que involucren al p√ļblico en el proceso art√≠stico.

No estamos hablando de algo que carezca de antecedentes. Cambiar los espacios donde se exhiben las obras art√≠sticas es un fen√≥meno que se lleva realizando hace m√°s de cincuenta a√Īos. Tenemos que apropiarnos de esas ideas para llegar al espectador. Hay que crear un environment espacial donde la museograf√≠a y la curadur√≠a sean las herramientas para introducir la obra de arte, y la pieza sea el happening nacido entre el p√ļblico y el fen√≥meno art√≠stico.


Concurso Escaramujo, vitrina para los instructores de arte en Cuba

La VII Jornada de presentación del Concurso Escaramujo regresa hoy a la agenda cultural cubana como una plataforma para exhibir los logros de la labor de los instructores de arte en centros culturales, comunidades y escuelas.

Con una edición híbrida, que intentará emular el amplio alcance de la cita precedente (2021) en redes sociales, el evento pondera el trabajo con la defensa de las expresiones del patrimonio cultural inmaterial de la nación y de lo más autóctono de nuestra identidad cubana, explicó Emilio Toledo, presidente de la Brigada de Instructores de Arte José Martí .

‚ÄúEl escaramujo regresa a la presencialidad, tras una sexta edici√≥n en condiciones bien complicadas por la pandemia que se desarroll√≥ de manera virtual, la cual marc√≥ un antes y un despu√©s en nuestras din√°micas de trabajo, sin embargo logramos reunir en la cita nacional a m√°s de 800 unidades art√≠sticas‚ÄĚ, record√≥ Toledo.

Espacio de confluencias del arte aficionado en Cuba, el certamen promueve, además, la función social de la profesión, identificar, promocionar y reconocer los resultados artísticos y pedagógicos de los instructores y enriquecer la programación en las comunidades.

De acuerdo con Toledo, el concurso conjugar√° un programa de actividades relacionadas con la m√ļsica, danza teatro, literatura y artes visuales, esta √ļltima expresi√≥n con un mayor protagonismo, en aras de potenciar de desarrollo y que sirva de documento gr√°fico de la obra desplegada en todo el pa√≠s.

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), el Consejo Nacional de Casas de Cultura, el Sistema de la ense√Īanza art√≠stica y centros educativos, se suman a esta articulaci√≥n nacional enfocada en demostrar la relevancia de art√≠stico-pedag√≥gica de los instructores de arte y su impacto en la preservaci√≥n de las tradiciones.

Con la misión de salir de los espacios de presentación tradicionales (teatros, galerías), el concurso conjuga el trabajo de los 11 mil instructores desplegados a lo largo de la isla, que no solo ejercen en escuelas y centros culturales, sino conjuntos artísticos y otras entidades, puntualizó Toledo.

En estos casi 15 a√Īos hemos logrado concretar un escenario m√ļltiple para que el instructor de arte pueda mostrar su creaci√≥n y el movimiento de artistas aficionados pueda tener una salida en la programaci√≥n cultural de los territorios‚ÄĚ, dijo el presidente de la Brigada.

A lo largo de todo el a√Īo el evento desarrollar√° las diferentes etapas de presentaciones, desde los barrios hasta terminar en el mes de noviembre con una representaci√≥n de las unidades seleccionadas por un jurado nacional, para integrar las jornadas de clausura de esta fiesta de las diversas expresiones est√©ticas.

En el mes de febrero iniciamos con esas presentaciones del Escaramujo en las más de 600 estructuras de base que desde los barrios estarán haciendo acciones en función del concurso y en los meses siguientes serían los eventos municipales, provinciales y el nacional. 


Distrito de las Artes y la Moda

Entre el 15 y el 17 de noviembre, el Pabellón Cuba se convertió en escenario para el Distrito de las artes y la moda, evento que cuenta con el auspicio de la Dirección de Cultura de Plaza y el apoyo de la Asociación Hermanos Saíz, por el aniversario 503 de la Villa de San Cristóbal de La Habana.

Foto: Cartel

La programaci√≥n del evento comprendi√≥ m√ļsica electr√≥nica, cl√°sica, World music, desfiles de modas y una expo feria comercial. El d√≠a 15, entre 4:30 p.m. y 5:30 p.m. estar√°n DJ Reitt & Shanara ft CarloSax y VJ; entre 5:30 p.m. y 6:00 p.m., el Cuarteto de cuerdas Caturla y de 6:00 p.m. a 6:30 p.m. la Colecci√≥n Vibra Beyond, con dise√Īos de la marca Beyond Roots y accesorios de Johannia Cabrera; de 6:30 p.m. a 7:00 p.m. estar√° la colecci√≥n Helechos, para Telarte, del dise√Īador Yosvany Mart√≠nez y el artista Gilberto Fr√≥meta. Para concluir, de 7:00 p.m. a 8:00 p.m., concierto del grupo ‚ÄúLa Vald√©s‚ÄĚ.

El 16 de noviembre, entre 4.30 p.m. y 5.30 p.m. estuvieron DJ Reitt & Shanara ft CarloSax y VJ y de 6.00 p.m. a 6.30 p.m., se present√≥ la colecci√≥n identidad, de los dise√Īadores Aimee y Jos√© Luis Gonz√°lez, artista para Telarte Manuel Mendive y de 7:00 p.m. a 8:00 p.m., concierto de Toques de R√≠o.

Como parte del evento el mi√©rcoles 16 de noviembre, a las 5:30 p.m, en el sal√≥n principal del Pabell√≥n Cuba, se present√≥ el documental ‚ÄúLa Habana Elegante¬Ľ, dirigido por Rolando Almirante, con su equipo D’Alma Films Producciones.

El 17, nuevamente entre 4.30 p.m. y 5.30 p.m. estar√°n DJ Reitt & Shanara ft CarloSax y VJ; 6:30 p.m. a 7:00 p.m., se present√≥ la colecci√≥n BarbarA¬īs, con dise√Īos de la marca BarbarA¬īs y m√ļsica incidental de La Reina y la Real. En tanto, el 18, en la jornada de cierre, entre 4:30 p.m. y 5:30 p.m. estar√°n DJ Reitt & Shanara ft CarloSax y VJ; entre 5:30 p.m. y 6:00 p.m., el Cuarteto de cuerdas Caturla y de 6:00 p.m. a 6:30 p.m., colecci√≥n Calendary 2022, dise√Īos de la marca Carenas y colecci√≥n de dise√Īo alternativo sueco, creaci√≥n colectiva, en la Semana de la cultura sueca. De 6.00 p.m. a 6.30 p.m., la Colecci√≥n Mademoiselle, del dise√Īador Michel DSu√°rez y de 7:00 p.m. a 8:00 p.m., concierto de Isis Flores.


La importancia de llamarse Todo x el arte

LO √öLTIMO SER√Ā LO PRIMERO

Con la voluntariedad que caracteriza a Yoanys Soriano Cabrera (miembro de Honor de la AHS); con el impulso y el aché, más la contaminante motivación de la AHS canalizados en el binomio Santa Massiel Rueda y Cleilys Aurora Benítez; con el mismo espíritu creativo de nuestra juventud, hoy y siempre, en la sangre de los productores, promotores, director, sonidistas, de la Casa del Joven Creador, se cierran las cortinas de la edición XIV de Todo X el Arte este 17 de octubre.

La noche es mágica desde su inicio. Nos visitaría Livan Izquierdo Alonso, primer secretario del  PCC en la provincia, y Tomás Alexis Martín Venegas, gobernador, más otros funcionarios. 

Había fluido eléctrico.

Había más de un motivo para estar felices, para consagrar la virtud de ser artistas jóvenes de la vanguardia en el territorio. Había libertad para honrar lo que nos honra: la libertad de alma clara.

El patio de la Casa queda abordado enseguida. Las caras jóvenes están en abundancia y eso reconforta.

Se hizo la oscuridad cuando ya todos pensábamos en un apagón. Pero el comienzo de Yanoski Suárez, de Santiago de Cuba, con su danza multi espacial nos hizo volar con cada paso. Hermoso, cargado de emociones, cuerpo tenso que nos dice que el arte salva y que no detiene su creatividad.

Caminos teatro, que dirige el amigo Juan Germ√°n Jones, hizo gala de su poder declamativo y nos regal√≥ el poema que nos inspira a seguir amando, cultivando ese sentimiento necesario y que arma o desarma a la humanidad. En tiempos complejos como los que vivimos, amar pudiera ser la √ļnica salida al tedio, a la sinraz√≥n.

Y también el arte. También la AHS. También Cuba.

Después, Santa Massiel Rueda y Motivos Personales llenaron al auditorio de más cubanidad sin pedantería. Los acordes de Conga pa ti, arrancaron recuerdos e hicieron mover rítmicamente nuestras manos. Ya estábamos en sintonía.

Cuando subieron al proscenio los trovadores de Santa Clara, Leonardo Garc√≠a y Michel Portela, la noche bat√≠a alas hasta el porvenir y regresaba pre√Īada de anhelos y positivismos. Porque las canciones de Leo suelen ser melanc√≥licas, pero son constructivas, reconfortantes. Y Michel tiene el don de hacernos separar el alma del cuerpo sin perder la esencia.

Llega el momento de rendirle tributo a un maestro de la escena teatral avile√Īa, √ďliver de Jes√ļs, director de la compa√Ī√≠a Teatro Primero, cumplea√Īera en sus 33 primaveras.

As√≠ se pas√≥ a los reconocimientos a Yoanys Soriano por sus 25 a√Īos de vida art√≠stica. A la brigada Jos√© Mart√≠ en su 18 cumplea√Īos. A la propia AHS en sus 36, y de las manos del primer secretario y del gobernador.

No se está solo cuando se trata de reconocer el papel desarrollador de la AHS en el territorio, y su química para hacer estallar los espacios infructuosos.

36 a√Īos batallando por la conquista de un mejor ma√Īana creativo.

36 a√Īos como 36 pelda√Īos de arte joven y de vanguardia.

Entonces se agradece, en la clara y n√≠tida voz de Santa Massiel, el acompa√Īamiento de las instituciones del sistema de la Cultura, el Libro, el consejo de las Artes Esc√©nicas y el de las Artes Visuales, Cultura municipal, la M√ļsica, la Casa de la trova que se convirti√≥ en el epicentro de las actividades en estas jornadas de Todo x el Arte.

A prop√≥sito del D√≠a de la Cultura cubana, le o√≠mos al joven estudiante de viol√≠n en la escuela de arte √Ďola Sahig, Samuel Cabrera Rueda, La Bayamesa. Y todas las palmas, en cerrada ovaci√≥n, dijeron lo mismo: ¬°Bravo!

La cultura cubana es la forma en que hacemos patria, tambi√©n. Y nos llega con el sabor del primer caf√© del d√≠a, y con el √ļltimo grano de arroz al acostarnos. La patria se reconstruye, adem√°s, desde nuestro arte juvenil y con terciopelo.

El arte es la patria de todos los cubanos.

M√°s que un caim√°n dormido, es un caim√°n en tropel que no esconde la cabeza ni se amedentra. Reconstruye y sana. Acepta y abraza.

¬°VAMOS A ANDAR CON EL ARTE!

No hubo manera de parar al arte. No, ni se intent√≥ siquiera. Con fluido el√©ctrico o sin √©l. Con lluvia torrencial y con alg√ļn que otro desajuste. No se detuvo.

No nos amedrentaron las propuestas no consumadas. Las ausencias indeseadas.

Le pregunto al equipo realizador de estas jornadas Todo x el arte que concluye su vida √ļtil, pero no se extingue, si fueron colmados los objetivos y expectativas de esta XIV edici√≥n.

Dice Yoanys Soriano Cabrera, gestora del evento:

Estoy feliz de lograr cada objetivo. Se consigui√≥ agrupar varias manifestaciones del arte, despu√©s de dos a√Īos de pandemia.

Alejandro Qui√Īones, actor, vicepresidente de la AHS avile√Īa, opina:

Básicamente los objetivos artísticos se cumplieron. Los logísticos, no tanto, por los problemas que sabemos, la electricidad, combustible, etc. Lo esencial es que pudimos llegar a esas comunidades como Santo Tomás, y otras; a las escuelas primarias a las que siempre se accede en eventos como este.

Arlenys Pardo Pérez, comunicadora, promotora de la Casa del Joven Creador, nos comenta:

El principal objetivo era el encuentro Juventud y Experiencia. Regresar y recordar las ediciones pasadas del evento. Y eso se cumplió.

Cleilys Aurora Ben√≠tez Castro, m√ļsica, vicepresidenta de la AHS avile√Īa:

Cumplimos los objetivos. Y los que no, pues quedaron como asignaturas pendientes. Ah√≠ est√°n grabadas las caras del p√ļblico en cada actividad. Eso lo dice todo.

Santa Massiel Rueda, m√ļsica y presidenta de esta instituci√≥n que re√ļne a la joven vanguardia, sentencia que el arte no para, no puede parar.

Soy de los que creen que cuando se hacen eventos que ponen feliz a mucha gente se ha cumplido el objetivo primigenio. Porque la felicidad también es asunto del arte. Y es su deber reconfortar.

En esta XIV edición del Todo x el arte, no se le perdió pies ni pisada a la felicidad del prójimo.

Las caritas risue√Īas de los ni√Īos de las escuelas primarias a las que se les llev√≥ el mejor producto art√≠stico del Gui√Īol Polichinela, son testigos del deber cumplido.

El aplauso de los espectadores ante cada intervención danzaria de Yanoski Suárez de Santiago de Cuba fue antídoto contra la chapucería social.

El reconocimiento a la consagraci√≥n de los primigenios miembros de la AHS en Ciego de √Āvila, qued√≥ convertido en rotundo abrazo.

Los conciertos de Nelson Valdés, Ariel Barreiros, Leo García, Michel Portela y Motivos Personales, fueron sentido pésame a la desunión y a la cobardía. El aceptar de todo lo posible. El asumir el fuego que transforma para bien aquello que trastoca la alegría.

La trova tuvo, también, su mesa de análisis y discusión en el museo de historia. Y se homenajeó al Movimiento de la Nueva Trova en su 50 aniversario con las cantatas de Héctor Luis de Posada y Richard Gómez de Las Tunas.

Ejemplarmente, la presencia de Larry Morales puso en alto a la Fundación Nicolás Guillén en su aporte en pos de la trova.

Cada caf√©, vino, ron y hasta el t√© de los consabidos abrazos, tra√≠dos por un TCP desde Camag√ľey, fueron ung√ľento contra par√°sitos y moribundos.

La poesía hizo zafra. La poesía unió a las almas. La poesía no permitió que los espacios quedaran desolados.

La Luz y ediciones √Ācana vendieron sus esencias literarias convertidas en libros, hermosas y pertinentes.

Hubo presentación de cortos audiovisuales que produjera Yoanys Soriano a lo largo de su fructífera carrera. Hubo recuerdos hermosos.

Hubo aplausos.

Y después, hubo más aplausos.

En cada jornada desde el 13 y hasta el 17 de octubre, los avile√Īos pudieron anotar que Todo x el arte sigue siendo el suceso cultural que a√ļna y prepara el porvenir. ¬ŅSer√° su despedida para entrar a dormir el sue√Īo de los eternos? ¬ŅHabr√° futuras ediciones? Esperemos, por el bien de nuestro arte, que las respuestas sean positivas.


Desde el arte llega la solidaridad a Pinar del Río (+ Video)

Como parte de la solidaridad con el pueblo pinare√Īo, hasta el territorio m√°s occidental de Cuba lleg√≥ la presidencia nacional de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z y otros j√≥venes creadores, que regalaron a los pobladores del municipio San Juan y Mart√≠nez su arte y donaciones que han recibido durante m√°s de una semana en la sede del Pabell√≥n Cuba.

Mientras tanto, el ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, visitó el seminternado Enrique Hart Dávalos e intercambió con los pioneros sobre las experiencias vividas durante el paso del fenómeno natural y la etapa de recuperación. Ese centro sufrió los embates del huracán Ian y hoy sus estudiantes reciben clases en las áreas recuperadas.

El ministro de Transporte y otros funcionarios visitan escuela afectada por el hurac√°n Ian. Foto: Telepinar.

 

(Con información de Tele Pinar y ACN)


Una salva de porvenir

(Algunos apuntes sobre una brigada artística)

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Santiago de Cuba desplaz√≥ el mayor n√ļmero de sus acciones de la programaci√≥n de verano para algunas comunidades del Plan Turquino. En esta ocasi√≥n el municipio de Guam√° acogi√≥ a una treintena de j√≥venes miembros de la vanguardia art√≠stica de la provincia. Sin el af√°n de imponer modos ni pr√°cticas en el orden de la creaci√≥n, se lleg√≥ a comunidades y a distintas generaciones de espectadores, con el objetivo de dialogar y compartir.

foto: rubén aja

No es casual que sea este territorio el seleccionado; se trata del municipio más largo de Cuba, donde las propuestas culturales y la fuerza técnica/especializada del sistema institucional de la cultura escasean. El Consejo Provincial de las Artes Escénicas, la Unión de Jóvenes Comunista, La Dirección Provincial de Cultura y la Dirección Municipal de Cultura del municipio, y el Centro Provincial de Casas de Cultura, se sumaron a la AHS para que el proyecto pudiera concretarse. El programa incluyó talleres, conciertos, obras de teatro, presentaciones de libros y lecturas de narrativa y poesía.

foto: rubén aja

La propuesta fue integrada por los artistas Renier Fernández Font, Rubén Aja Garí y su proyecto Buena Luz Producciones, Ricardo Martínez Benavides, Lisbeth Lima Hechavarría, el Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA, Edel Leandro Front, y Lázaro Alejandro Del Valle Frómeta. Nada resultó más importante (profesionalmente) para cada uno de ellos que llegar a aquellas zonas, donde por lo general no pasa absolutamente nada en materia de recreación.

foto: rubén aja

Las comunidades visitadas fueron Ocujal del Turquino, Uvero, Chivirico, la Calabaza, el Mara√Ī√≥n, Bah√≠a Larga, Calet√≥n Blanco y Ca√Īizo. En cada una de ellas el p√ļblico encontr√≥ la oportunidad de comunicarse con expresiones art√≠sticas que le son ajenas a su cotidianeidad. Los ni√Īos no perd√≠an la sonrisa de su rostro, sus padres no perd√≠an el asombro de verlos jugar sin necesidad de payasos u otros elementos que por lo general se asocia con la ni√Īez.

foto: rubén aja

foto: rubén aja

Ante la adversidad que supone el propio contexto, esta gira evidencia que los m√°s necesitados pueden no estar ante nuestra vista. Que ellos son los que no tienen un teatro cerca ni una librer√≠a, ni siquiera una biblioteca. Hay espacios que no puede llenar la televisi√≥n (por muchas razones), tampoco la familia, y menos la escuela, una vez terminado el curso escolar. Hay que dise√Īar desde nuestras instituciones culturales un sistema de acciones que refuercen el quehacer de las casas de cultura en estas comunidades. No se puede quedar todo en la capital provincial; nuestros grupos m√°s representativos deben llegar all√≠ donde un joven tocando un saxof√≥n es algo raro.

foto: rubén aja

foto: rubén aja

Próximamente la brigada estará llegando a los poblados del Cobre, Boniato, El Cristo, Siboney, Verraco, Baconao, el Caney, el Escandel, y el Ramón de las Yaguas. 

foto: rubén aja

foto: rubén aja

La comunidad es un escenario ineludible hoy para el artista cubano. Hay que respirar desde ese espacio, convertir en arte esa respiración y hacer que la experiencia obtenida en el lugar nos impulse. El porvenir está en juego todos los días, el porvenir ya es un disparo al viento.

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

foto: rubén aja

 


Ya comenzó edición XXIV de la Cruzada de la AHS en Cienfuegos

Habitantes de m√°s de 25 poblados del macizo monta√Īoso de Guamuhaya, en la provincia de Cienfuegos, reciben desde este lunes la edici√≥n XXIV de la Cruzada Art√≠stica Literaria, organizada por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en el territorio.

Alcides Portal Alfonso, presidente de la AHS en el territorio, declar√≥ a la Agencia Cubana de Noticias que participar√°n el trovador Nelson Vald√©s, la cantante Danaysi Brito, los grupos de teatro Ca√Īa Brava y Gui√Īol ‚ĒÄeste a√Īo arriba a sus seis d√©cadas de fundado‚ĒÄ, el payaso Panetela, interpretado por Miguel P√©rez Vald√©s, y el clown L√°zaro P√©rez Vald√©s, entre otros.

Expresó que contarán además con la presencia de tres alumnos destacados de la carrera de Artes Visuales de la Escuela de Arte Benny Moré, a quienes por sus resultados integrales la dirección del centro docente decidió integrarlos para que vivan la experiencia del trabajo comunitario.

Dijo que también tendrán invitados de la Universidad de Cienfuegos Carlos Rafael Rodríguez y de la Sociedad Cultural José Martí, encargados de aproximar la obra del Héroe Nacional a los habitantes de la serranía con libros y algunos souvenirs.

Asimismo, destacó, se incorporarán a la Cruzada escritores de la provincia de Sancti Spíritus como Ariel Fonseca, miembro de la AHS, y Dalila León, Yolanda Felicita, ambas integrantes de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, con lo cual promovemos que estos creadores hagan actividades diferentes a las de sus espacios tradicionales en la ciudad.

Portal Alfonso apunt√≥ que durante los primeros dos d√≠as se asentar√°n en El Jovero, sede de Teatro Los Elementos, desde donde se acercar√°n a sitios aleda√Īos como Barajagua, Crucecitas, El Nicho y Entronque de Minas.

Agreg√≥ que luego se trasladar√°n a la zona de Cuatro Vientos, donde se presentar√°n en comunidades habituales desde hace 14 a√Īos, por ejemplo, El Naranjo, El Mamey, Charco Azul, Cien Rosas, El Sopapo, entre otros.

Explicó que también llegarán a Topes de Collantes, perteneciente a la vecina provincia espirituana, así como El Chorrito y La Chispa, de Villa Clara.

Cerraremos la Cruzada el domingo siete por el Circuito Sur, con presentaciones en las localidades de Camilo Cienfuegos, San Juan, y la clausura en la playa Yaguanabo, concluyó.

Hasta el pr√≥ximo siete de agosto ni√Īos, j√≥venes y adultos de las zonas m√°s intrincadas del lomer√≠o podr√°n disfrutar del arte joven cienfueguero y del quehacer de artistas invitados, quienes regalar√°n una refrescante mezcla de artes pl√°sticas, teatro, m√ļsica, literatura y danza.

(Con información de ACN)


La √ļltima cena en matriz radiogr√°fica

El escritor italiano √ćtalo Calvino dijo en una ocasi√≥n que un cl√°sico nunca termina lo que tiene que decir. Esto es lo que sucede, precisamente, con la ic√≥nica obra La √ļltima cena, de Leonardo Da Vinci. Y es que esta ha sido analizada y reinterpretada incalculables veces a lo largo de la Historia del Arte. Punta de lanza, a su vez, que le ha servido al fot√≥grafo cubano Yomer Montejo (Camag√ľey, 1983) para articular conceptualmente su m√°s reciente proyecto, concebido, madurado y producido bajo los efectos y consecuencias de una pandemia. ¬†

La √ļltima cena, no ya la de Da Vinci, sino esta interpretaci√≥n en clave contempor√°nea que nos presenta Yomer, viene a trastocar todo sentido religioso y representacional. El artista parte del sentido simb√≥lico de los doce ap√≥stoles y una figura central para entablar un paralelismo con las trece partes en las que se divide el cuerpo humano; cuyo elemento nuclear, a partir del cual se diagrama el resto de la composici√≥n viene a ser la cabeza, encarnada simb√≥licamente en la imagen de Jes√ļs. Por tanto, el artista subvierte aqu√≠ la representaci√≥n ic√≥nico-religiosa, as√≠ como tambi√©n el tratamiento instalativo y el medio que asume para articular su obra.

Esta suerte de ‚Äú√ļltima cena‚ÄĚ, m√°s que un homenaje ic√≥nico a su precedente est√©tico, resulta un gesto manifiesto de Yomer Montejo por reinterpretar, desde su horizonte de acci√≥n, un discurso transversal a la historia de la Humanidad. Cada una de las trece cajas que conforman la obra-instalaci√≥n comporta en su representaci√≥n visual una parte esencial del cuerpo humano. Cada imagen, cada caja, incluso la propia disposici√≥n compositiva sobre la mesa-testigo de esa suerte de ‚Äú√ļltima cena‚ÄĚ que nos ofrece el artista, comporta una pluralidad de sentidos. Ah√≠ radica, esencialmente, el alcance art√≠stico y su importancia cultural en este minuto de modernidad.

Yomer vuelve al principio de todo: rememora La √ļltima cena, propone un giro sobre su representaci√≥n y discurso, y nos ofrece, entonces, su propia ‚Äú√ļltima cena‚ÄĚ, donde mezcla los rituales de una cultura popular tradicional con la ritualidad de creencias contrastantes que coexisten y que forman parte de su (nuestra) experiencia vital cultural. Son cajas de comida r√°pida, de cumplea√Īos o de eventos festivos que en la cultura popular cubana se han utilizado generaci√≥n tras generaci√≥n. Ello da pie a cuestionarnos ¬ŅPor qu√© el cuerpo fragmentado en trece partes? ¬ŅPor qu√© la ‚Äúcajita de cumplea√Īos‚ÄĚ como recurso objetual empleado? ¬ŅPor qu√© el uso de la radiograf√≠a como soporte t√©cnico-est√©tico para esta obra? ¬ŅCu√°l es la postura del artista ante esta situaci√≥n? Una obra, en mi opini√≥n, que genere m√°s preguntas que respuestas, que invite al cuestionamiento m√°s que a la complacencia (retiniana y/o conceptual) es una obra certera en este camino complejo y subjetivo del arte, sobre todo, del arte contempor√°neo. ¬†

¬ŅSer√° acaso una suerte de ‚Äú√ļltima cena‚ÄĚ que nos propone mirar desde la introspecci√≥n corporal y espiritual de una cultura que se extas√≠a entre la tradici√≥n religiosa y popular, entre el sincretismo resultante de confluencias culturales y trascendencias hist√≥ricas? ¬ŅEn ello radica el inter√©s por la radiograf√≠a cual met√°fora t√©cnica para develar ante los ojos humanos las esencias interiores, cuasi imperceptibles, de nuestros cuerpos?

El artista recurre aqu√≠ al sentido simb√≥lico de la tradicional ‚Äú√ļltima cena‚ÄĚ a partir de las acciones humanas que se derivan, de manera diversa, de cada uno de los fragmentos corporales que conforman esta instalaci√≥n fotogr√°fica. Y llama la atenci√≥n, especialmente, la exquisita manera en la que mixtura esa esencia simb√≥lico-religiosa que emana de un episodio evang√©lico con un aliento fresco de contemporaneidad y rejuego aleg√≥rico de la sociedad actual, amparado en una necesaria participaci√≥n, casi perform√°tica, del espectador sobre la obra.

La √ļltima cena de Yomer Montejo se regodea en la intervenci√≥n deconstructiva de quien observa, en la exaltaci√≥n de detalles, en la factura el√°stica entre el buen acabado y la materialidad visible del objeto intervenido; y todo ello le otorga a la obra esa cualidad de gesto y signo est√©tico. Gesto porque subvierte un √≠cono tatuado con tinta hist√≥rica. Signo porque encuentra su posible desciframiento ‚Äďsiempre certero y bienvenido‚Äď en la conciencia y experiencia cultural de la sociedad, del sujeto de hoy: de ese sujeto que, la mayor√≠a de las veces, olvida regresar al inicio, mirar al interior, encontrar una imagen de s√≠ mismo en matriz radiogr√°fica y a conciencia.

La √ļltima cena, de Yomer Montejo, invita a todo ello y a m√°s. Ella es, apenas, la punta de lanza, para, una vez m√°s, lanzarnos a reinterpretar un cl√°sico y que, tal como lo dijo √ćtalo Calvino, diga todo lo que tenga que decir y m√°s.