Juan Edilberto Sosa Torres


Orígenes: El deber de persistir

(En busca del hombre/isla)

¬ŅC√≥mo olvidar los or√≠genes? ¬ŅPor qu√© volver al Ap√≥stol? Hay sin dudas, muchas respuestas para estas preguntas. Algunas, tal vez se extiendan en el campo de la realidad inmediata de la isla. Otras, aparecer√°n ante el individuo seg√ļn sus urgencias. Lo ideal es que las respuestas est√©n siempre, o al menos la necesidad de encontrarlas. La institucionalidad cubana (sobre todo aquella que se responsabiliza de los procesos culturales), deber√≠a ser un im√°n para potenciar los viejos paradigmas desde los acontecimientos actuales. Volver a Mart√≠ siempre ser√° una soluci√≥n. Aunque la figura de nuestro h√©roe no se gasta con el paso del tiempo, su impronta demanda otras pr√°cticas para no ser olvidado. Su luz debe permanecer encendida ante la vista de todos. ¬ŅC√≥mo no perder su luz en √©poca de ap√°ganos?

Cada a√Īo la filial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z de Santiago de Cuba, desde su c√©lula en Contramaestre, busca encontrarse con el Maestro. A veces desde el mito que hay sobre su coraz√≥n enterado en la zona, pero siempre desde la clarividencia de su pensamiento.

La jornada Or√≠genes, que este a√Īo lleg√≥ a su XIV edici√≥n y que por primera vez se hace presencial despu√©s de los a√Īos m√°s agudos de la pandemia, nos trae al hombre/isla como bit√°cora para resistir/permanecer. Dos rutas se recorren durante los d√≠as 18, 19 y 20 de Mayo. La primera hasta Remanganaguas, lugar donde ocurri√≥ el primer entierro de nuestro Jos√© Mart√≠. La segunda ruta es igual de simb√≥lica, porque va desde su producci√≥n intelectual y literaria hasta la trascendencia de su legado, visto desde la obra de los nuevos creadores cubanos.

En esta edici√≥n, tambi√©n se hizo √©nfasis en el sistema editorial cubano y la crisis del lector en nuestra isla. De ah√≠ los paneles y las distintas presentaciones de libros. Esta es una jornada que se ha caracterizado siempre por explorar las distintas comunidades que integran el territorio de Contramaestre. Su v√≠nculo con la historia y con el movimiento art√≠stico del municipio. Or√≠genes como jornada no solo ha salvado el quehacer literario y un v√≠nculo m√°s emocional de los j√≥venes con el Ap√≥stol, tambi√©n ha sido (y es), una br√ļjula gremial, una tabla de salvaci√≥n ante las circunstancias.

Es imposible hablar de Orígenes y no mencionar a su creador: Eduard Encina Ramirez, poeta, pintor, promotor cultural y amigo. Hombre capaz de plantar la bandera del arte en los rincones más oscuro como una espada de luz. Cuidar a Orígenes es también cuidar a la memoria de un hombre necesario como Eduard Encina.  

En esta ocasi√≥n los invitados de otras provincias no pudieron llegar, ni siquiera los de la ciudad cabecera. Ir a Contramaestre siempre hace mucha ilusi√≥n, all√≠ se respira un aire extra√Īo, algo con otro peso. Fueron los j√≥venes artistas (y los no tan j√≥venes) del municipio los que cubrieron un programa bastante amplio. La AHS y las entidades involucradas volvieron a los escenarios indispensables, aquellos que siempre esperan al poeta, al trovador, a Mart√≠ en el rostro de muchos j√≥venes. ¬†¬†

Mucho hay del Grupo Literario Caf√© Bonaparte en la concepci√≥n del evento. Ellos en la actualidad son el coraz√≥n y los pulmones de cada una de las acciones. Sin un trabajo constante durante todo el a√Īo, esta fecha de seguro tendr√≠a otro sabor.

En medio de la crisis econ√≥mica que atraviesa el pa√≠s y que no favorece a la gesti√≥n, producci√≥n y puesta en escena de muchos espacios culturales; la AHS en Contramaestre nos da una lecci√≥n de vida: ‚ÄúHay que permanecer‚ÄĚ, ‚ÄúHay que encontrarse con el hombre/isla‚ÄĚ. Todos nuestros h√°bitos se simplifican ante las voces de quienes construyen un pa√≠s por dentro. Defender estos (mal llamados) peque√Īos espacios, es no olvidar. Es el deber de persistir.



Los cuerpos en movimiento

(Apuntes sobre una AHS que no cesa)

Hay que seguir apostando por la integración. Por aquellos proyectos que irrumpen en un contexto y le cambian la vida a las personas. En esos hombres y mujeres que no se paralizan, porque solo piensan en sanar las heridas de la cotidianeidad.

Durante la segunda quincena de mayo se ha estado realizando en la c√©lula de la AHS en Palma Soriano, varios encuentros, presentaciones y talleres cuyos ejes principales est√°n visto desde la escena teatral/danzaria. El grupo de teatro √Ānima Teatro, de apenas unos meses de fundaci√≥n, dirigido por el actor Jos√© Antonio Fern√°ndez Miranda, ya dinamita la programaci√≥n cultural del municipio.

En esta ocasi√≥n, el bailar√≠n y core√≥grafo Yanoski Suarez, quien es tambi√©n el director de la compa√Ī√≠a profesional Ad Livintum, fue el principal invitado. Yanoski imparti√≥ los talleres: Teor√≠a para un an√°lisis, La memoria filos√≥fica y consciente del cuerpo en movimiento, y Estudio y b√ļsqueda (el gesto y el movimiento en la escritura dram√°tica y coreogr√°fica). Los tres talleres fueron impartidos a miembros del movimiento de artistas aficionados y de la AHS en el municipio. Al grupo √Ānima Teatro se le sumaron Nueva Generaci√≥n y Street Dance. La propuesta intenta dar herramientas para la expresi√≥n esc√©nica desde la danza y la palabra.

Otra ganancia de estos talleres fue la cantidad de adolecentes vinculados a cada uno de los encuentros. Aspecto a considerar si de formaci√≥n de p√ļblicos se trata.

Otros de los invitados, el fot√≥grafo Marvin Rodr√≠guez Torres, ayud√≥ a documentar parte del proceso. Acci√≥n que tambi√©n le sirvi√≥ para su investigaci√≥n sobre el performance y las intervenciones p√ļblicas. En una publicaci√≥n de Facebook, el artista dice: Trabajar donde sea m√°s necesario. Palma Soriano nos recibe desde su humildad. Desde su coraz√≥n abierto. La AHS no cesa, no nos deja solos, se anticipa. A la comunidad vamos.

La calle 26 de Julio, bajo amenazas de lluvia y con la presencia de familiares y amigos, los participantes mostraron sus ejercicios de culminaci√≥n. Peque√Īos performance donde cada uno mostraba cuanto aprendi√≥ de los encuentros. No con el fin de alcanzar una connotaci√≥n est√©tica y acad√©mica profesional, pero s√≠ como ejercicio de aprendizajes. Ejercicio de investigaci√≥n corporal para quienes ser√°n mejores espectadores en lo adelante.

Yanoski Suarez estimuló a los bailarines y actores desde sus vivencias, sentimientos para abordar temas urgentes. Fórmula que es esencia del trabajo de Ad Livintum y que de alguna manera podemos apreciar en cada una de sus obras.

Como parte del programa tambi√©n se present√≥ Zona 0. Obra que forma parte del repertorio activo de la compa√Ī√≠a danzaria que dirige Yanoski Suarez. Esta puesta es un ejemplo muy bien logrado sobre su investigaci√≥n f√≠sica y conceptual sobre el espacio y las vivencias de quien interpreta un papel sobre el escenario.

¬ŅC√≥mo ser √ļtil? Tal vez siendo un poco como estos so√Īadores. Quienes estuvieron por encima de las carencias y la poca mira institucional. Hay que llegar a la gente, hay que hacer del arte un espacio de di√°logo y aprendizaje real.

Palma Soriano encontr√≥ un espacio responsable para colocar la mirada de sus ciudadanos sobre lo bello de la vida. ¬ŅNo ser√° √©ste el mayor prop√≥sito de un artista?

Mucho hay que seguir construyendo para que la maleza no se expanda por la tierra f√©rtil. ¬ŅNo ser√° est√© el mayor prop√≥sito de un artista?



El √ļltimo o la rutina del mal (El Ciervo Encantado y la utop√≠a √©tica de la sobrevivencia)

Amanece. Cuerpos yacen sobre el suelo como carne sin nombre. Carne que respira destinada a sobrevivir o sobre-morir tras las pr√≥ximas 24 horas. Como zombis olvidan su voluntad creadora. Los cuerpos (ahora) pertenecen al silencio y a la contradicci√≥n de existir. Amanece y el pavimento pierde la dureza de la piedra para adquirir otro tama√Īo. Se trata de la multitud posada en la fatiga y el estr√©s tras la necesidad de existir.

El Ciervo Encantado es m√°s que un grupo de teatro, es un As de luz que funge como espacio de resistencia. Los que asistimos a cada puesta en escena de la maestra Nelda Castillo y sus actores nunca estamos solo frente a un paisaje est√©tico, sino que tambi√©n ponemos la mirada sobre algo m√°s aterrador: la realidad. El mundo de ‚Äúlo posible‚ÄĚ est√° en las obras de El Ciervo Encantado como un martillo golpeando una roca que no quiere ceder su estatus. En esta √ļltima imagen nosotros somos la roca y Nelda el martillo cuya mayor fuerza est√° en la verdad que nos invita a presenciar.

Fotografía de Leonardo Tarrero
Fotografía de Leonardo Tarrero

El √ļltimo fue el espect√°culo estrenado por El Ciervo Encantado durante el mes de noviembre en su sede de calle 18 entre L√≠nea y 11. Un performance esc√©nico con la voluntad de mostrarnos una realidad donde la violencia est√° normalizada ante nuestras escaseces. El desasosiego de tres cuerpos apilado sobre el temblorcillo/la calle/el parque, nos confronta. Los cuerpos desnudos llevan un nasobuco de tela blanco, de esa manera la expresi√≥n se concentra en los ojos y en la desnudez. ¬ŅTela protectora? ¬ŅTela de la enfermedad? ¬ŅTela para el silencio? Parece que los tres actores no sienten, no necesitan hablar ni entender lo que hay a su alrededor. Son carne innombrable, carne rota ante la desidia que significa vivir por norma. ¬†

¬ŅC√≥mo resistir a un cuerpo normado por sus necesidades b√°sicas? ¬ŅC√≥mo no doblegarse ante el poder de la realidad? ¬ŅC√≥mo no sentir/hablar/imaginar? ¬ŅD√≥nde termina la cola? ¬ŅD√≥nde comienza lo nefasto? Amanece y la realidad es un absurdo indescriptible. El Ciervo Encantado no busca complacer nuestra mirada, aunque las im√°genes en escena resultan m√°s que atractivas. La mirada pierde la curiosidad para inventarse la poes√≠a. La mirada es subvertida por el o√≠do. El performance trae la barbarie a trav√©s del ruido de una ciudad que se desprende del humanismo, una ciudad colapsada por nuevos fantasmas. Esos fantasmas est√°n en el desgarrador paisaje sonoro que durante toda la puesta, evoca las colas y las aglomeraciones provocada por la falta de abastecimiento durante el tiempo m√°s crudo de la pandemia. ¬ŅCu√°l pandemia?

Fotografía de Leonardo Tarrero
Fotografía de Leonardo Tarrero

Yindra Reg√ľeiferos, David Valera y Am√©rica Medina hacen del cuerpo un material simb√≥lico. Cuerpos que representan a la multitud, cuerpos ciudad, cuerpos sin opciones para contradecir al movimiento. ¬ŅSer√° esto el libre albedr√≠o? La angustia se respira. La imagen superpuesta al sonido se agranda hasta que nuestra imaginaci√≥n se confunde. La ficci√≥n, el teatro y el arte desaparecen ante nuestra experiencia. El paisaje sonoro es tan familiar que parece arrancado de un fragmento de nuestras vivencias. Es imposible negar que todos hemos sido parte de la enfermedad. La angustia se respira. Todo se hace m√°s lento, m√°s espeso. Amanece. ¬†¬†

Fotografía de Leonardo Tarrero
Fotografía de Leonardo Tarrero

La iluminación, el sonido y los cuerpos que construyen el espectáculo nos permiten adentrarnos en las fronteras de la reflexión, más allá de cualquier configuración poética. Se trata de un proceso artístico no dramático/no representacional; las constituciones poéticas que emanan de esta obra, sugieren un corpus abierto que expresa una postura existencial (circunstancial y temporal).

Es habitual ver c√≥mo El Ciervo Encantado propone espect√°culos de un car√°cter perform√°tico cuya finalidad es un cuerpo cr√≠tico sobre el escenario. Para ello hemos visto c√≥mo a veces el texto nace del propio cuerpo del actuante y solo puede leerse en los desplazamientos energ√©ticos que se generan a trav√©s de ese cuerpo cr√≠tico. El √ļltimo es un espejo humano donde el cuerpo es sujeto, objeto y espacio vivo. Todo acontece en su dimensi√≥n cotidiana y en su relaci√≥n con otros cuerpos. Despojados de accesorios, los actores ofrecen un cuerpo en estado de perdida. All√≠ nos plantean una relaci√≥n compleja con lo moral al exhibir nuestra fragilidad. ¬ŅAmanece?

La carne expuesta sobre el escenario tambi√©n conjura el dolor. Im√°genes que nos muestran algunos de los s√≠ntomas de la enfermedad: el sinsentido de permanecer en lo abyecto, la po√©tica del sobreviviente, o la moralidad como residuo de la manipulaci√≥n. La acci√≥n de habitar el espacio desde la rutina/la resistencia, implica una transgresi√≥n consciente de los l√≠mites entendidos dentro de la realidad para que la met√°fora gane vivencia. ¬ŅSer√° esta la rutina del mal? ¬ŅC√≥mo se construye una utop√≠a √©tica?

El discurso de esta puesta es desgarrador, sobre todo porque no necesita de atrezo para comunicar. La amalgama no está en las obras de El Ciervo Encantado, en ellas todo es sencillo y fuerte. Al oído nos llega la desesperación, lo que nos suele suceder a la vista e ignoramos, o peor, participamos de ella. Así se alimenta la rutina del mal, no hay antídoto cuando las urgencias se confunden con la utopía ética de sobrevivir.

Fotografía de Leonardo Tarrero
Fotografía de Leonardo Tarrero

Amanece. Cuerpos se desplazan como carne sin nombre. Carne sin refugio. Carne sin v√≠sceras ni voz. Permanecer es un privilegio como si la enfermedad tambi√©n lo fuera. Amanece y la herida no sana. La herida nos define. ¬ŅPuede el teatro ser tan prof√©tico? ¬°Gracias Nelda Castillo por ilustrarnos que la utop√≠a √©tica de la sobrevivencia es un ciervo encantado!



Dar ca√Īa tocando metal

¬†(Entrevista al m√ļsico Carlos Rafael Rosario √Ālvarez)

El arte siempre ha sido un modelo para la resistencia de las distintas comunidades donde se practica. Se convierte en una necesidad para la poblaci√≥n, porque forma parte de las respuestas que se generan a partir de las urgencias colectivas y personales. La lucha por sostener la trinchera del arte se hace m√°s intensa en aquellos territorios alejados de las grandes ciudades y grupos poblacionales. All√≠, en ausencia de las campa√Īas comunicacionales y los proyectos art√≠sticos m√°s sobresalientes, los creadores se convierten en s√≠mbolos de identidad.

Buscando como conectar con artistas radicados dentro de comunidades semejantes, contact√© v√≠a WhatsApp con el m√ļsico Carlos Rafael Rosario √Ālvarez. Carlitos, como muchos le decimos, es el director de la agrupaci√≥n Metastasys. Proyecto radicado en el municipio santiaguero de Contramaestre y desde el cual han permanecido por m√°s de una d√©cada cultivando el rock.

¬ŅC√≥mo recuerdas tu infancia?

Nac√≠ entre pianos, guitarras, bater√≠a y buena m√ļsica. A√ļn recuerdo como sonaron por primera vez en mis o√≠dos: The Beatles, Queen, Man√°, etc. Adoro mi ni√Īez en gran parte porque me hizo amar esa m√ļsica. Creo que eso hizo que mi m√ļsica preferida sea el rock y que me haya profesionalizado en la bater√≠a. Siempre me llam√≥ la atenci√≥n ese bello instrumento, su complejidad, su integralidad. Recuerdo que vi un video de Man√° y sent√≠ por vez primera qu√© cosa era la inspiraci√≥n. Alex, su baterista, hac√≠a algo que parec√≠a imposible, fue exactamente cuando supe que el rock y la bater√≠a era lo m√≠o.¬†

No todos los creadores pueden desarrollarse desde su comunidad. Algunos alzan el vuelo temprano buscando una experiencia que les permitan crecer. Permanecer en una zona rural para un artista es un acto de valent√≠a. ¬ŅPor qu√© persistir en Contramaestre?

Nac√≠ en Contramaestre, tierra de una cultura musical vasta. Esta es una tierra rockera por naturaleza y por ello es el espacio ideal para mi obra. Ser m√ļsico en Contramaestre no es dif√≠cil y menos en el rock, aqu√≠ el p√ļblico est√° asegurado. Este pueblo da vida a muchos artistas, no solo a m√ļsicos, y eso ayuda a la creaci√≥n. Lo dif√≠cil de persistir es no tener razones para hacerlo, y a m√≠ me sobran. ¬†¬†

Estudiaste m√ļsica, lo cual te hace tener un despliegue sonoro amplio. ¬ŅQu√© g√©neros musicales prefieres practicar y por qu√©?

Bueno, el rock y el metal para ser m√°s espec√≠fico son mi pasi√≥n, pero existen otros g√©neros que disfruto mucho. El jazz, el blues, la m√ļsica electr√≥nica, la timba cubana y el flamenco componen mi pentagrama.

Aparte de tu carrera, tambi√©n llevas una labor importante en la promoci√≥n del rock como alternativa cultural. Ver el arte como un potencial para seguir expandiendo ideas, pr√°cticas y espacios de socializaci√≥n es vital para la Cuba de hoy. En ocasiones me han preguntado para qu√© crear una jornada de rock en Contramaestre. Hoy quisiera que fueras t√ļ, quien respondieras.

El Rockevoluci√≥n fue una necesidad. Contramaestre ten√≠a que tener una jornada por la cantidad de p√ļblico que siempre ha tenido este g√©nero. La comunidad que circula y consume esta m√ļsica siempre ha sido grande. El arte debe estar en funci√≥n de las necesidades del contexto y no a la inversa. ¬†

Recuerdo que se le dio ese nombre para el evento porque quer√≠amos trascender a una simple programaci√≥n de bandas. Pretendemos evolucionar la cultura del rock no solo en nuestro territorio sino expandirnos por el oriente del pa√≠s. Ser influencia, ser ejemplo de buenos h√°bitos culturales. Ah√≠ est√° la pertinencia de crear este evento, que no solo responde a la √ļnica banda de rock de la provincia, sino que tambi√©n es para la gente.¬†

El Rockevoluci√≥n es un buen ejemplo a considerar para replicar en otros espacios similares. A m√≠ me gustar√≠a que tuviera para todos los involucrados en su gestaci√≥n la misma significaci√≥n que tiene para el p√ļblico y para ustedes. ¬ŅQu√© se pudiera hacer para fomentar el desarrollo del rock en Santiago de Cuba?

Creo que para promoverlo en las provincias se deber√≠an hacer m√°s eventos, pe√Īas, conciertos, giras de las principales agrupaciones del pa√≠s por nuestros escenarios. En cada uno de esos espacios se podr√≠a realizar de manera paralela: clases demostrativas y conversatorios. Ense√Īar nuestras experiencias a las nuevas generaciones del rock cubano y a quienes consumen nuestra m√ļsica nos har√≠a ser parte de algo mayor: la cultura cubana.

Hay que colocar la mirada sobre expresiones como el roc, porque ahí hay una parte importante de nuestra cultura. Hay que programar a las agrupaciones de este género como mismo se programa a los demás. El rock cubano tiene mucho que decir y que aportar.

¬ŅC√≥mo funciona la programaci√≥n cultural en un municipio como Contramaestre?

Creo que hoy es bastante cr√≠tica. Estamos en medio de una crisis en el territorio, las instituciones se alejan de sus esencias y quienes deben dirigirlas no encuentran la br√ļjula. Es la AHS de Contramaestre, la √ļnica instituci√≥n fuerte y activa en el municipio. Claro que me refiero a elementos que son cualitativos y no cuantitativos para dar mi percepci√≥n. La calidad, el riesgo, el an√°lisis cr√≠tico del contexto, el valor est√©tico y la salvaguarda del patrimonio y lo genuino de nuestra cultura, no elementos que no se puede encontrar en acciones sin profundidad especializada. La pol√≠tica cultural no es cualquier cosa.

Desde ese an√°lisis, ¬Ņcu√°nto puede aportar la AHS a la vitalidad art√≠stica de un territorio como el tuyo?

La AHS es el alma y el corazón de la cultura en Contramaestre, al menos así lo siento. No se puede hablar de este municipio sin pensar en la Asociación y todo lo que ha aportado al movimiento cultural. Creo que la mirada debería posarse mucho más en esa terraza donde un grupo de jóvenes buscamos cambiar el mundo desde el arte. 

¬ŅQu√© representa la AHS para ti?

La AHS representa para m√≠ una trinchera cultural. Es mi casa, mi madre, un lugar para so√Īar y enfocarte. En esta organizaci√≥n los sue√Īos se hacen realidad y mi generaci√≥n le debe mucho.

¬ŅQu√© esperas de este nuevo a√Īo?

Quisiera que la obra de Metastasys sea m√°s promocionada y reconocida en el municipio y en la provincia. Quisiera que la radio, la tv y los grandes eventos nos programen. Nuestra misi√≥n seguir√° siendo dar ca√Īa tocando metal. ¬°Viva la m√ļsica!

 



¬ęSoy una amante fiel de mis imperfecciones¬Ľ

(Una conversación con la actriz Maibel del Rio Salazar)

El teatro es un espacio para construir(se). Un lugar donde todo es real, incluso la espera o la magia. Los que practicamos este arte sabemos que en el escenario nada es casual, que todo lo utilizado genera consecuencias para el cuerpo. Elegir la actuaci√≥n como modo de vida es como elegir alg√ļn deporte de riesgo, donde la vida est√° en juego; la diferencia es que en el teatro la vida es una noci√≥n distinta. La vida en el teatro es la uni√≥n de varios ojos que observan: p√ļblico, actor y personaje. La vida en el teatro es una noci√≥n cuyo significado var√≠a seg√ļn el contexto.

Maibel del Rio Salazar (Santiago de Cuba, 1990) es una equilibrista de la vida que yace en el terreno de lo teatral. Con su talento ha podido interpretar otras biograf√≠as, transformarse en historias e ideas, todo para hacernos ver distintas alternativas de un mismo fen√≥meno. Todo para hacernos creer. Su lenguaje se ha perfeccionado hasta alcanzar cierta madurez que la hace diferente. Graduada de la Escuela Profesional de Arte Jos√© Joaqu√≠n Tejada en su nivel medio, y luego en la Universidad de las Artes de la filial santiaguera, en el perfil de actuaci√≥n, ya deja personajes memorables para el teatro de la ciudad. Tal es el caso del mon√≥logo Estrella Negra o Ani√Īa, de la obra Leviat√°n.

Hoy, la hija del ya desaparecido grupo La Guerrilla del Golem acepta este di√°logo. Ella se encuentra expectante, como si hubiera olvidado alg√ļn bocadillo, pero firme, segura de que lo solucionar√° desde su verdad. Yo la observo. Ambos sabemos que la funci√≥n acaba de empezar.¬† ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†

¬ŅPor qu√© el teatro?

Yo bien quer√≠a ser m√ļsico, cantante, bailarina, artista de la pl√°stica o actriz. Mi vocaci√≥n estuvo siempre muy clara desde ni√Īa, y claro est√°, incursion√© en cada una de ellas como aficionada. Gracias a mi madre que siempre me apoy√≥ en todo, ella cre√≠a que si ten√≠a el talento deb√≠a ayudarme a desarrollarlo.

Aunque me dediqu√© a ser aplicada para tener oportunidades de otras carreras no afines al arte, d√≠gase periodismo y derecho, estudi√© teatro porque seg√ļn me dec√≠an en aquellos momentos, era la manifestaci√≥n del arte m√°s completa. Estando en la secundaria, en noveno grado, llega la convocatoria de captaci√≥n para la Escuela Profesional de Arte Jos√© Joaqu√≠n Tejada, una filial de la ENA, exactamente lo que yo quer√≠a y aprob√©.

Durante esta etapa el teatro era un deseo, una ilusi√≥n de ni√Īa con aptitud y vocaci√≥n. En la academia el teatro se transform√≥ en descubrimiento, pasi√≥n, esnobismo y certeza. Recuerdo a mi madre decirme en su regreso a casa despu√©s de la primera reuni√≥n de padres: ‚Äúoye, t√ļ no est√°s en una escuela cualquiera, en la reuni√≥n estaban Lescay y Joel James; parece que tienen familiares ah√≠, porque fueron en calidad de padres‚ÄĚ. Y muy cierto, el hijo de Lescay estudiaba en la escuela y el nieto de James era uno de mis compa√Īeros de aula, este al final no se gradu√≥, pero a ella le impact√≥ much√≠simo que en la escuela en que estudiaban familiares de estas personalidades de la cultura cubana, estudiara su hija, fue muy c√≥mico.

Luego de graduada en pleno enfrentamiento con la vida laboral, el teatro se vuelve mi vida, mi presente, mi canalización, mi exaltación del yo, mi exploración interior-exterior… Es tan indescriptible el poder que uno experimenta cuando habita otras pieles, y como se habitan, es decir, los disímiles procesos por los que se transita para habitar, la cosmovisión es otra.

La profesi√≥n siempre necesita de gu√≠as, algunas espirituales/simb√≥licas, otras m√°s terrenales. La b√ļsqueda del referente y del consejo preciso son tan vitales como el talento. ¬ŅQui√©nes fueron esos maestros?

De la existencia muchos, empezando por mi madre que ha sido mi principal maestra. En carrera los que mencionar√© a continuaci√≥n, que no solo fueron los formadores en la especialidad que estudiaba, sino tambi√©n en amistad, en inclusi√≥n, en multiplicidad, en perspicacia. Quiz√°s no fueron los mejores, pero aprecio mucho la autenticidad, y ellos eran verdaderamente aut√©nticos. Ellos fueron Ruperto P√©rez, Odalis Ferrer y Harold Fern√°ndez. El tiempo ha pasado y los caminos se han bifurcado, pero recordarlos me hace respetarlos y quererlos igual o m√°s que el primer d√≠a que los conoc√≠. Ellos me guiaron a la b√ļsqueda de los maestros que yo necesitaba en la posteridad. En la actualidad, el Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA est√° ejerciendo como un maestro excepcional.

Me dices que ellos te impulsaron en la b√ļsqueda de esos maestros que necesitabas. En gran medida eso hace grande a quien porte la palabra MAESTRO. ¬ŅCu√°les fueron esos referentes que encontraste?

La vida, la naturaleza, la sociedad son mis referentes principales, porque me alimento de ellos. Soy aprehensiva, por eso disfruto y me duelen las sensaciones, las emociones, los detalles, lo visceral.

En cuanto al teatro supe que la l√≠nea que me hac√≠a vibrar ten√≠a que venir muy de adentro, y me pas√≥ con Charenton del Buend√≠a, en un festival de Camag√ľey, aun siendo estudiante, ese es el camino, me dije. La academia te crea referentes de cabecera que te quedan para siempre, escuela al fin, te dota de herramientas conexas con tu futura actividad profesional y la experiencia laboral te conduce hacia otros.

En Santiago de Cuba las estéticas de trabajo existentes no me provocaban o me movían el piso popularmente hablando, excepto La Guerrilla del Golem de Marcial Lorenzo Escudero, que me ofrecía una vibración bastante parecida a la que sentí cuando vi al Buendía. Es que manejaban códigos que tenían que ver entre sí o que tenían que ver con lo que yo buscaba. Luego aparecen Nelda y el Ciervo Encantado, y de los foráneos, el teatro de Rodrigo García. Cada uno tiene una verdad especial, que me hace recurrir a ellos de alguna u otra manera. Y la aterrizada Uta Hagen, que vuelvo a ella una y otra vez.

Cuando hac√≠a la introducci√≥n para esta entrevista, anunci√© que eras hija de la Guerrilla del Golem. ¬ŅQu√© representa para ti dicho grupo?

En mis tiempos de estudiante, La Guerrilla del Golem era el grupo problematizador, indómito, de estética opuesta al teatro popular tradicional santiaguero. Se movía entre lo absurdo, la comedia negra y un teatro contemporáneo-reflexivo desde situaciones límites. Un teatro parecido a mis intereses profesionales; es que me gusta aun el teatro que dialogue con mi tiempo, con mi presente, y así era la Guerrilla. Además, era el grupo del boom y del swing en Santiago de Cuba, marcaban la diferencia, en todos los aspectos. Mis aspiraciones eran estudiar Teatrología luego de terminar el nivel medio y quedarme en La Habana, pero no pudo ser, entonces fui por la Guerrilla que no era el grupo que me tocó en boleta, pero luché y luché hasta ir directamente para allá. Estoy hablando de 2009.

La Guerrilla del Golem y Marcial me mostraron de qu√© iba verdaderamente el mundo del teatro y me lo mostraron sin pa√Īos tibios. Recuerdo mi primer d√≠a, como si fuera hoy, en lo que era la sede en aquel momento, las ruinas del cine Am√©rica; me dan a leer una escena de lo que iba a ser m√°s tarde un montaje, lo primero que me dijeron con mucho sarcasmo fue: t√ļ vas a dar guerra en este grupo, y as√≠ mismo fue, pero confieso que la guerra me encant√≥.

Agrego a la lista de maestros que han dejado su huella y sabiduría a Marcial Lorenzo Escudero y a la Guerrilla del Golem. Ello representa el inicio sin fin, mi morir o no morir. La Guerrilla del Golem fue el verdadero proceso de gestación y alumbramiento. Le debo lo que soy y se lo agradezco de todo corazón.

Voy hacer un salto enorme. Recuerdo que un d√≠a te invit√© a ver un ensayo de mi grupo, mi intenci√≥n era que te quedaras trabajando con nosotros y lo logr√©. Desde entonces han pasado casi cinco a√Īos, ahora das guerra en y desde el grupo. ¬ŅQu√© ha significado El Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA para ti?

LA CAJA NEGRA si bien es mi perturbaci√≥n emocional, an√≠mica, sentimental, es tambi√©n un diario examen de conciencia, una exploraci√≥n de mi vida en presente, pasado y futuro. En ella he podido certificar que soy una amante fiel de mis imperfecciones, de mis obsesiones, y que son ellas precisamente las que me llevan a crear, porque me vuelven fr√°gil, me desnudan, me hacen √ļnica como ser, y esa propiedad justamente fue lo que me hizo apreciar de un modo revelador al grupo.

¬ŅQu√© hace diferente al Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA de tus otras experiencias?

Los procesos de trabajo destacan al grupo. Los procesos de trabajo para mí son las verdaderas obras de LA CAJA NEGRA. Son extraordinarios y punzantes a la vez. Te conducen por zonas inesperadas y eso te obliga a vivir expectante. Son muy ricos. Es una experiencia que solo la he saboreado aquí.

Desde tu condici√≥n de actriz vinculada a una praxis diaria y extensa en Santiago de Cuba, puede ser tal vez muy dif√≠cil definir el estado de la creaci√≥n teatral en la ciudad. Esa edad dorada de nuestro teatro, para muchos, parece un mito o un camino que no se termin√≥ de hacer. ¬ŅQu√© le falta al teatro santiaguero de hoy?

Vida, diversidad, energía, proyección, solidaridad, diálogo. El teatro santiaguero está inmóvil e inseguro. Disfruta con beneplácito el progreso fuera de sus posesiones, más se resiste al progreso interno.

¬ŅC√≥mo se pudiera desarrollar en Santiago de Cuba un teatro m√°s inclusivo?

Para desarrollar un teatro más inclusivo en Santiago de Cuba debe existir respeto sobre todas las formas de pensar y hacer el teatro. Coherencia entre los creadores y las instituciones que los respaldan, comunicación real, armonía.

Aun en medio de tantas disonancias, ¬Ņpor qu√© tener fe en el teatro?

Porque el teatro es la representación de la naturaleza humana, tiene muchos caminos y todos son un ser en sustancia. Si tienes la capacidad de sentir afecto, sensibilizarte con las fragilidades, deslices, resistencias, y eliges como yo, el teatro para enmendar, entregar, comprender y fraternizar, entonces estamos ante un acto de correspondencia con nuestra esencia, un acto de fe, esperanza y caridad.



El teatro es el piano del presente

(Aproximaciones a las cuerdas percutidas Ra√ļl M. Bonachea)

Un cuerpo, tres rostros y un piano viejo. La ciudad como trampol√≠n de afectos, la ciudad como teatro de lo cotidiano. ¬ŅPuede un piano sonar tan violento? ¬ŅPueden sus teclas rotas percutir desde el presente? ¬ŅC√≥mo se teje la esperanza en el piano de la vida?

El teatro posee el peso de cada generaci√≥n que lo practica. Todo cuanto conforma el hecho esc√©nico integra tambi√©n la voluntad de so√Īar y crear fuera de las tablas. El teatro para algunos es un laboratorio donde se construyen s√≠mbolos ausentes en la realidad. Sin embargo, para otros, es el lugar para desconstruir los s√≠mbolos de la realidad. El teatro es el lugar para TODOS y TODO, nada le es inalcanzable. Cada d√≠a, el espectador frente a la obra, se da la oportunidad de pensar(se) diferente. ¬†

Durante el mes de noviembre asist√≠ al Caf√© Teatro del Complejo Cultural Bertolt Brecht en busca del teatro que se nos fue negado por la pandemia. Fui invitado para ver el estreno de Cuerdas percutidas, un espect√°culo dirigido por Ra√ļl Miguel Bonachea Miqueli a partir del texto hom√≥nimo de la dramaturga Elaine Vilar Madruga. Se trata de una propuesta donde la escena es zona de conflicto para la memoria. Un espacio donde el desamor, la frustraci√≥n, el miedo y los sue√Īos imposibles, son las cuerdas que percuten ante la experiencia y la necesidad por encontrar algo en lo cual creer.

Cuerdas percutidas propone al espectador un mundo cargado de trastos emotivos y desencuentros. Voces superpuestas al poder de la edad y la locura. Voces condenadas por la tragedia del infortunio y la necedad del cuerpo. Voces sentenciadas a desaparecer. Esta es una obra donde Claustrofobia, Jana y la Mujer Basura representan a seres marginados, cuerdas de un piano roto, la feminidad como objeto para el deseo o, a la locura como un camino hacia un entendimiento otro.

El Laboratorio Fractal Teatro nos propone un discurso donde la actriz Ana Patricia Pomares juega a interpretar la m√ļsica del sobreviviente. Un basurero guarda los espejos de una ciudad demencial ante el ojo que observa. El ojo sarc√°stico de la vida que expone las carencias individuales y colectivas de las personas. La basura hace del escenario un lugar donde habitar es la √ļnica opci√≥n como circunstancia pero tambi√©n como met√°fora. En medio de tanto, la obra encuentra su valor: el peso de nuestras acciones es el peso del destino. ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†

Hay cierta musicalidad en la obra, una que es impuesta por las tres voces a la que el director recurre para contarnos la verdad de esas mujeres que buscan la esperanza como recipiente, como tabla de salvaci√≥n. La construcci√≥n espectacular descansa en las entradas y salida de las voces/cuerpo para habitar una historia sobre el fracaso com√ļn. Ana Patricia se desdobla entre varios registros para albergar la contradicci√≥n de cada cuerda. Percutir un piano de tres vidas es dif√≠cil para cualquiera, son tres rostros, tres culpas, tres melod√≠as dispuestas a desafinar solo por sentirse presente. El teatro es el piano del presente.¬†

Tambi√©n el dise√Īo esc√©nico a cargo de Massiel Teresa Borges ayuda a la armon√≠a del espect√°culo. La escena a√ļna basura, objetos fragmentados, objetos teatrales, un piano roto y una distribuci√≥n puntual para equilibrar la presencia de la actriz. El vestuario simboliza lo que esas tres voces/cuerpos son en la realidad de su interior. No es un vestuario para vestir a la actriz ante el espectador, es una construcci√≥n de lo que significa cada personaje y su comportamiento psicol√≥gico. En estos aspectos recae tal vez, los grandes aciertos de la dise√Īadora. Borges procur√≥ argumentar su labor desde la improvisaci√≥n, la adaptaci√≥n y la simplicidad seg√ļn el espacio. Ser√≠a bueno ver esta propuesta en un lugar no dise√Īado para el teatro. Un lugar alternativo, donde la dise√Īadora y el director pudieran re-dise√Īar las estructuras, las esquinas, el techo, los escalones o las paredes. Un lugar que se aleje de nuestras salas tradicionales y donde la creatividad de este equipo le indujera mayor performatividad a la puesta.¬†¬†¬†¬†

Ra√ļl M. Bonachea desarrolla una mirada perturbadora sobre la soledad. La historia termina siendo una aproximaci√≥n a mundos paralelos donde estas voces/cuerpos (Claustrofobia, Jana y la Mujer Basura) est√°n necesitadas de alguna presencia real. La idea de que sea una actriz interpretando a las tres, hace que esa presencia que reclaman sea imposible, est√°n y siempre estar√°n solas.

La plantea parece distante, el espectador observa como mismo la ciudad observa a seres semejantes. No hay pretensi√≥n porque el p√ļblico tenga otra activaci√≥n que no sea la mirada end√≥gena hacia su comportamiento. El teatro le recuerda el caos, la basura, el piano y los espejos que yacen en el suelo que pisan a diario, sin participar de un cambio de mirada colectiva hacia esas disonancias.

El teatro de Ra√ļl M. Bonachea Miqueli irrumpe en nuestro contexto para naturalizar contenidos y materiales contempor√°neos que permiten aunar distintos modos de abordar la escena. Su praxis nace del ecosistema del actor y regresa como un boomerang a ese territorio marcado por ‚Äúlo sensible‚ÄĚ, ‚Äúlo simb√≥lico‚ÄĚ, y ‚Äúlo conceptual‚ÄĚ. Estamos en presencia de un teatro imperfecto/impertinente/inexacto. Un teatro en construcci√≥n constante y cuya virtud m√°s necesaria es la capacidad de adaptaci√≥n. Como dir√≠a la actriz/personaje: el piano es tuyo, pero s√© inteligente y b√≥talo. ¬†

Con el proyecto de esta puesta en escena, su director gan√≥ la Beca Milan√©s en 2019, otorgada por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, lo que demuestra su val√≠a desde la concepci√≥n de las ideas iniciales. Ahora empieza el trabajo m√°s duro, hacer llegar la obra a todos los p√ļblicos posibles y hacer que crezca en ese trayecto. El teatro tambi√©n es como un piano que hay que afinar. ¬†¬†

 



Los Premios El Creador: la fiesta del arte joven en Santiago de Cuba

La II Edici√≥n de los Premios El Creador se celebr√≥ en Santiago de Cuba entre los d√≠as 15 y 18 de diciembre. Esta es la fiesta del arte joven santiaguero que desde la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en el territorio se celebra cada a√Īo. En esta ocasi√≥n, la filial provincial tom√≥ los espacios culturales de la ciudad para mostrar el quehacer de su membres√≠a. Fue el patio de la Biblioteca Provincial Elvira Cape el lugar para los conciertos nocturnos, mientras que en otras √°reas al interior del edificio se realizaron expo ventas de libros, donaciones al fonde de la biblioteca, presentaciones de proyectos y lecturas de poemas o textos narrativos.

Desde su concepci√≥n, la jornada busca promocionar la obra de todos los miembros de la organizaci√≥n creando espacios multidisciplinarios, la revitalizaci√≥n de edificaciones y plazas en desusos, el di√°logo intergeneracional y el reconocimiento a aquellos creadores y proyectos que m√°s han aportado al desarrollo del arte joven en la provincia durante el a√Īo en curso.

Durante estos d√≠as la organizaci√≥n involucr√≥ a antiguos miembros, maestros y aristas que aun no son parte oficial de la vanguardia art√≠stica juvenil. Celebrando los 35 a√Īos de la AHS, el programa inici√≥ con la expo colectiva Memorias, la cual convoc√≥ a m√°s de una docena de creadores y a un p√ļblico extenso que colm√≥ la galer√≠a del Centro Cultural Francisco Prat Puig. Fue una muestra que respald√≥ la unidad como gremio alrededor de la AHS y patentiz√≥ la variedad est√©tica de una generaci√≥n que sigue transitando hacia ‚Äúlo experimental‚ÄĚ, ‚Äúlo perform√°tico‚ÄĚ, y ‚Äúlo interactivo‚ÄĚ.

Las secciones de literatura y cr√≠tica e investigaci√≥n, convocaron a escritores como: Carlos Gil Calder√≥n, Ahmed Espino Daudinot, Onel P√©rez Izaguirre, Mar√≠a de Jes√ļs Ch√°vez Vilorio, Tamayo Castellanos, Oscar Cruz, Lisbeth Lima Hechavarr√≠a, Sahay Fajardo Videaux y Roberto Fournier Kindel√°n. Todos ellos insertados en un programa bien concreto en funci√≥n de promover los valores literarios de la ciudad. Ese programa tambi√©n sirvi√≥ para pensar la AHS y el dise√Īo de la pol√≠tica cultural de la naci√≥n. De ah√≠ vale resaltar el panel: AHS: 35 a√Īos de arte joven y compromiso social, con los investigadores: Ada Lescay Gonz√°lez, Carlos LLoga Sanz, Edna Sanz P√©rez, Odalis Bel√©n y la conducci√≥n del periodista Eduardo Pinto. ¬†

El proyecto Diversas tuvo dos acciones importantes. La primera en la C√°tedra de g√©nero de la Universidad de Oriente, con el estreno del video-documental Sombras sobre los cuerpos que dan luz. La segunda acci√≥n fue: Diversas, un a√Īo desmitificando cuestiones de g√©nero. Esta cont√≥ con la presencia de: Proyecto de activistas Las Isabelas, Proyecto de tatuadoras L√≠nea a l√≠nea, Giselle Lage (cantante), Yorisel Andino (investigadora), y Ros√≠o Cruz (promotora cultural). Este fue un encuentro que devino en taller sobre las nuevas visiones acerca de la lucha de g√©nero en Cuba, cuya l√≠nea de debate parti√≥ desde una cultura del acoso a la cultura del consentimiento.

La pe√Īa El Escriba realizada en el patio de la Biblioteca Provincial Elvira Cape fue un ejemplo de c√≥mo deben ser los espacios interactivos e inclusivos dentro de la programaci√≥n cultural. Su anfitriona, la escritora y vicepresidenta de la AHS Lisbeth Lima Hechavarr√≠a, convid√≥ a la integraci√≥n desde la obra art√≠stica de cada invitado, siempre buscando la cohesi√≥n entre el p√ļblico, la obra y la mirada cr√≠tica especializada.

Los conciertos Al filo, nos regalaron las presentaciones de los grupos: D‚ÄôNova, Yerba Buena, AKM Squad, Quantum Proyect, Di√°stoles, D√ļo Clepsa, D‚ÄôJazzVi, Confluencias Sax, y Met√°stasis. Tambi√©n estuvieron los m√ļsicos: Rodulfo Mendoza, Renier Fern√°ndez Font, Nelo Gonz√°lez Hern√°ndez, Dj Ninety Seven y Giselle Lage.

El sábado 18, en el Café Cantante del Teatro Heredia, se llevó acabo la gala de Los Premios El Creador. Este siempre es el momento más esperado por artistas e invitados, pues no solo se otorgan los premios por categoría convocada, sino también los nuevos miembros de honor, y se les entrega el carné a los nuevos asociados. En esta ocasión también se entregó el sello 35 aniversario de la Asociación Hermanos Saíz a instituciones y artistas de la ciudad. 

La gala nos dejó muchos momentos trascendentales, la entrega del carné a los nuevos miembros de honor: al actor Alexander Legrón Castillo, la periodista y realizadora radial Katiuska Ramos Moreira, la profesora e investigadora Etna Cecilia Sanz Pérez y a la artista visual Grettel Arrate Hechavarría. Todos antiguos dirigentes de la organización y algunos fundadores. Todos indispensables en el desarrollo del arte joven desde sus particulares zonas de creación. Todos miembros eternos de esta gran familia.

El sello 35 aniversario de la AHS se le fue entregado a: EGREM Santiago de Cuba, Centro de Estudio Antonio Maceo, Claustrofobias Promociones Literarias, Conservatorio Esteban Salas, Rubén Aja Garí (artista visual), Yunier Riquenes (escritor), la familia Antonio Lloga, Carmen Montalvo Suarez (historiadora), y Reynier Rodríguez (escritor).

Tambi√©n fue reconocido el equipo de #AyudasSantiago. Se trata de un colectivo de j√≥venes que durante la pandemia desde la AHS en Santiago de Cub, articularon un grupo de ayuda a familias, hospitales, centros de aislamientos y zonas vulnerables. Ellos fueron: Maibel del R√≠o Salazar, Ricell Rivero Rivera, Yilian Rond√≥n N√ļ√Īez, Erick Jes√ļs P√©rez Mart√≠n y Javier Le√≥n Lamoglea.

El final de la noche nos depar√≥ la parte m√°s esperada, la entrega de los Premios El Creador 2021. En la categor√≠a Artistas mayor de 35 a√Īos, el premio fue para el maestro de juventudes Alberto Lescay Merencio. En el apartado Instituci√≥n cultural, el premio fue para La Fundaci√≥n Cag√ľayo. El premio al Artista menor de 35 a√Īos no miembro de la AHS, fue para el actor Ricell Rivero Rivera. Una de las categor√≠as que siempre resulta entre las m√°s esperadas, es la que premia a proyectos art√≠sticos o socioculturales, la cual en esta ocasi√≥n fue para el Proyecto Diversas, dirigido por la investigadora y promotora cultural Sahay Fajardo Videaux. El momento m√°s esperado fue el premio al asociado cuya obra y trabajo con la organizaci√≥n en este 2021 ten√≠a mayor relevancia. Este galard√≥n fue para la cantante Giselle Lage. ¬†¬†¬†¬†

La jornada cumplió con las expectativas, la nueva normalidad exige a la AHS nuevos modos para promocionar el arte joven. Las plataformas digitales ya no están ausentes a la programación cultural, no es casual que en este mismo evento se desarrollara un programa alternativo desde los siguientes sitios: Facebook (@AHSStgo), Telegram (t.me/ahssantiagodecuba), Youtube (ahssantiagodecuba), Instagram (AHSStgo),  Twitter (@AhsStgo). El 2022 traerá nuevos motivos para crear y creer. El arte seguirá siendo reflejo del ahora hiriente y sanador. Los jóvenes deberán construir la Patria desde sus espacios, para no solo imaginar el país, sino también para serlo.



Desconectados a 969: una experiencia teatral en tiempos de pandemia

La IV Edici√≥n del Festival de Teatro Experimental Desconectado a 969 demostr√≥ qu√© tan necesario es seguir creando espacios en funci√≥n de la diversidad esc√©nica. Este festival deviene en plataforma promocional para aquellos creadores y obras que no suelen circular dentro del ecosistema esc√©nico nacional. Las propuestas que este evento acoge cada a√Īo poseen la particularidad de ser pensadas para un espectador m√°s consciente frente al hecho esc√©nico. Un espectador que asume el rol de dialogar como iguales porque la ficci√≥n es una convenci√≥n para el di√°logo, pero el convivio es lo esencial.

Crear este festival desde Santiago de Cuba a 969 kil√≥metros de distancia del principal circuito teatral del pa√≠s tambi√©n es un gesto en favor de la integraci√≥n y la visualizaci√≥n de toda una geograf√≠a teatral, que demanda la especializaci√≥n de algunos procesos frente al p√ļblico contempor√°neo.

El teatro ha mutado en los √ļltimos treinta a√Īos hacia una escena abierta y terrenal. Una escena como espejo de los problemas m√°s inmediatos y personales. Donde lo teatral es un puente, una mirada, un relieve simb√≥lico. A lo anterior, hay que sumarle la intervenci√≥n de las nuevas tecnolog√≠as y los medios audiovisuales dentro de la escena. Una escena que se expande en el ciber-mundo y descoloca el lenguaje tradicional, una escena que ha evolucionado de la mano del espectador.

La ausencia de estrenos en la cartelera teatral cubana y el estado de excepci√≥n provocado y prolongado por la pandemia, hizo que el comit√© organizador del evento, dise√Īara una edici√≥n online del festival. Para muchos creadores e investigadores, este tipo de iniciativas no les son funcionales ni org√°nicas. Para muchos, la brecha que se est√° creando entre lo virtual y la presencialidad no es justa ni saludable para el teatro. Pero no es la primera vez que el teatro se somete a una prueba por la supervivencia, y al igual que los humanos estar√° obligado a mutar y a permanecer.

Otros creadores ven en los nuevos medios un sinf√≠n de posibilidades expresivas y comunicativas. Ven en las bondades tecnol√≥gicas, otras herramientas para llegar a diversos p√ļblicos y re-simbolizar la escena para hacerla permanecer viva. Esta edici√≥n del evento provoc√≥ a los participantes en aras de crear otras resonancias desde la virtualidad. ¬ŅC√≥mo expandir mi contenido? ¬ŅA d√≥nde coloca el espectador la mirada desde un dispositivo m√≥vil? ¬ŅTeatro para internet? ¬ŅLa escena, el hombre o la interacci√≥n?

La idea fue hacer que los creadores pensaran en el contexto inmediato del p√ļblico que estaba situado tras el tel√©fono m√≥vil u otro dispositivo. Que cada uno buscara la manera de que su obra pudiera ser entendida y compartida desde distintas plataformas y formatos. ¬ŅC√≥mo hacer circular la obra por estos nuevos escenarios? Los materiales que integraron el programa oficial se caracterizaron por un dise√Īo flexible, experimental, arriesgado, interdiscipliario y teatral. Aun cuando los creadores invitados pose√≠an distintas formaciones, la escena teatral fue el epicentro de la b√ļsqueda. El escenario fue visto desde su multiplicidad m√°s amplia e inclusiva y permiti√≥ que se produjeran materiales acordes con las b√ļsquedas est√©ticas de cada artista. La nueva realidad no fue obst√°culo sino prop√≥sito; en ella empieza a reorganizarse la producci√≥n art√≠stica y el ojo del espectador.¬† ¬†

Esta IV Edici√≥n del Festival de Teatro Experimental Desconectado a 969 estuvo dedicada al actor y director santiaguero Dagoberto Gainza, quien fuera merecedor del Premio Nacional de Teatro 2021. Tambi√©n a los 60 a√Īos del movimiento teatral santiaguero y a los 35 a√Īos de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. Tres pretextos que validan los objetivos de este encuentro: el dialogo intergeneracional, el rescate de la memoria y el papel de la vanguardia.

Colectivos como Fracturas (Santiago de Cuba), Proyecto Adentro (Santa Clara) y Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA (Santiago de Cuba); protagonizaron cada jornada. Tambi√©n es v√°lido resaltar la exposici√≥n fotogr√°fica Reflexiones para no decir ‚Ķ del artista multidisciplinar Frank Lahera O ¬īCallaghan. Esta propuesta nace de una b√ļsqueda en soledad, a la temperatura de la pandemia, y aparece como reloj de bolsillo para recordarnos que el tiempo existe. El individuo est√° sobre el plato donde come, en la esquina donde estaba el mueble roto, en la cuchara al rev√©s que sale por la boca, o en el sart√©n sobre el ojo cuando la mirada est√° perdida. Para Frank, el cuerpo es un recipiente donde todo cabe, como en la casa o en teatro.

Esta edici√≥n tambi√©n sirvi√≥ para cambiar la imagen visual del festival. El dise√Īador Carlos Lloga Sanz nos regal√≥ desde su hacer un concepto m√°s acorde con las ideas que defiende la jornada. A √©l se le debe el acierto visual de toda la campa√Īa comunicaci√≥n del evento.

La conferencia inaugural El teatro Experimental en Santiago de Cuba, estuvo a cargo de la maestra Norah Hamze Guilart, quien atesora una experiencia muy singular sobre el teatro en la ciudad. Norah sostuvo una praxis esc√©nica dentro del movimiento teatral santiaguero que le permite conocer desde adentro las particularidades de la creaci√≥n teatral en nuestra urbe. Tambi√©n se estren√≥ la serie El ladrillo verde del artista visual y poeta Carlos Gil; el performer Yuri Seoane estren√≥ varias de sus obras, y Yanoski Su√°rez (core√≥grafo y bailar√≠n de la compa√Ī√≠a Ad Livintum) estren√≥ su obra La Cosecha.

Todos los materiales programados en el festival pueden verse en las siguientes direcciones:¬† Facebook (@AHSStgo), Telegram (t.me/ahssantiagodecuba), Youtube (ahssantiagodecuba), Instagram (AHSStgo) y (desconectadoa969), Twitter (@AhsStgo). En cada uno de estos sitios permanecer√°n de manera gratuita para todos los p√ļblicos, sirviendo adem√°s de repositorio como memoria del evento.

Muchos son los caminos para transitar en lo adelante, para nuclear y promocionar un teatro inclusivo, multidisciplinario y experimental. Un teatro que funge como puente entre distintas expresiones y cuya valía no siempre es bien apreciado desde las miradas más tradicionales. La escena cubana necesita revitalizar estas zonas de la creación y permitir la actualización de nuestros modelos creativos. Hay que conectar nuestras realidades y exponerlas como conquista humana, como conquista del teatro.    



Volver al teatro, volver al país

(Charlotte Corday en el gimnasio interpreta a Haydée Rosa Hart)

Una mujer habla de revolución, de sangre y cuchillos afilados en la garganta enemiga. Una mujer se dice llamar Charlotte Corday la salvadora de la causa. Una mujer carga con los zapatos de su vida para contarnos la historia de su abuelo.

Volver al teatro a significado para muchos, volver al país. Durante los días 5,6 y 7 de noviembre, Lizette Silverio Valdés, maestra de varias generaciones de actores cubanos y directora del grupo teatral La Chinche, presentó Charlotte Corday (poema dramático). El texto de Nara Mansur Cao vuelve a escena para hablarnos de algunas de nuestras urgencias. El espectáculo que también sirviera como ejercicio de culminación de estudios de la actriz Haydeé Rosa Hart Hernández, llega para hablarnos del país que todos llevamos dentro. Un país de carne/frustraciones/ esfuerzos/poesía/locura/amor. Un país hecho teatro en el Museo Orgánico Romeillo.

foto: Maite Fern√°ndez Barroso

 

Nara Mansur regal√≥ al teatro cubano un texto que parece que nunca ser√° viejo. Un texto para todos los tiempos y para todas las generaciones. ¬ŅUn texto para todos los debates? Charlotte Corday es una oda a la sobrevivencia, un canto de libertad, un escenario en el texto. Mansur escondi√≥ entre las palabras un escenario infinito lleno de caminos para la interpretaci√≥n/interpelaci√≥n.

foto: Maite Fern√°ndez Barroso

 

Una mujer decide salvar a la verdadera revolución, la revolución donde será mártir de una causa perdida. Una mujer que creyó que con la violencia podría restaurar el orden. Corday accedió al hogar parisiense de Marat bajo la máscara de que ella tenía información fidedigna con respecto a las sublevaciones. Allí ocurre la catástrofe, allí nace otro poder.

foto: Maite Fern√°ndez Barroso

 

La historia tambi√©n se desarrolla en un gimnasio teatral. En un teatro junto a otros actores que en principio la animan a involucrarse con los jueces en platea. Hayde√© desarrolla su rutina diaria hasta que entiende que debe aceptar el juego de representar/nos desde la p√©rdida y el sacrificio. Su urgencia es posicionar/se y sensibilizar/nos con el cuerpo agonizante que apu√Īal√≥ a Marat. Su urgencia est√° en las huellas dejadas por sus zapatos en el devenir de su biograf√≠a que tambi√©n es la historia de todos.

Entre palabras/referencias/versos, Lizette Silverio encuentra la poes√≠a suficiente para regalarnos un montaje audaz, contempor√°neo y sutil. El gimnasio est√° en el teatro y se transforma en met√°fora viva ante la llegada del espectador. El p√ļblico llega a un espacio donde se fortalece el cuerpo y termina encontr√°ndose en medio de un ejercicio mental. ¬ŅLa palabra como esfuerzo? ¬ŅLa palabra como estelas y pesas?

foto: Maite Fern√°ndez Barroso

 

Cuando los otros actores dejan el lugar de manera consciente para adoptar una postura política desde la observación, el poema dramático empieza a filtrarse en la Patria colectiva de los espectadores. Un ejercicio de construcción pautado desde el teatro como representación consiente de una historia.    

Al fondo, una pantalla sincroniza con la actriz en escena, para diversificar el contenido y sus significados. Restos de otro montaje realizado por el cr√≠tico e investigador teatral Jaime G√≥mez Triana, polarizan el hecho esc√©nico. Desde una voluntad simb√≥lica, la directora encuentra c√≥mo posicionar los contenidos ante el imaginario de quien observa. Desde su minimalismo compromete a la actriz con el discurso pero tambi√©n con la recepci√≥n del mismo. El juego consiste en nunca desconocer/nos, el juego propone la movilizaci√≥n en la cadena de afectos entre la actriz, su historia y el o√≠do expectante. No es inter√©s de la directora, que el espectador simpatice con la tragedia que expone la actriz/personaje. Su intenci√≥n abarca otras consonancias en la relaci√≥n p√ļblico-obra. ¬ŅC√≥mo desistir del poder? ¬ŅPuede el poder dejar de existir en su forma social y pol√≠tica? ¬ŅC√≥mo se construye una revoluci√≥n? ¬ŅEs la Patria un acertijo con una √ļnica respuesta? ¬ŅPuede el teatro desnaturalizar al poder? ¬†¬†¬†

foto: Maite Fern√°ndez Barroso

 

Haydée Rosa Hart es una actriz con muchas posibilidades histriónicas. Si bien puede y debe seguir trabajando su personaje, logra mostrar sus habilidades para darle voz a una textualidad tan compleja como la de Charlotte Corday. No es un personaje sencillo, no se trata de construir una figura de acción escénica, también se trata de una figura eminentemente simbólica. Charlotte es el rostro del fracaso y la resolución ante los efectos de este.   

La puesta no es pretenciosa. No se busca con ella engolosinar visualmente al espectador. Se trata de un trabajo sencillo y cómplice. Un abordaje de la realidad sensorial y simbólica de la actriz, la directora y el espectador. Un realidad otra que solo puede ser evocada desde el teatro.

foto: Damien Barroso Vega

 

Esta es una obra para poner sobre la mesa la contradicción del poder y su violencia normalizada por las causas comunes de los hombres. El poder como eje de confrontación colectiva, vista desde la daga que Nara Mansur Corday, puso en manos de Haydée Corday y Lizette Corday.

foto: Maite Fern√°ndez Barroso

 

Me gusta pensar que este es un texto en contra de la obediencia. ¬ŅPuede Charlotte Corday imaginar un escenario mejor? ¬ŅPodr√° calzar sus antiguos zapatos? ¬ŅPodremos calzar sus zapatos? Me gusta pensar que este es un montaje para que el espectador encuentre sus zapatos. Andar sobre la memoria representa andar sobre un cuerpo imperecedero. Aqu√≠ el h√©roe es una idea, una conclusi√≥n, una daga en el cuello obediente. Me gusta pensar que tal vez Charlotte Corday es una actriz que juega a interpretar Hayd√©e Rosa Hart. Una mujer que sue√Īa con la intrascendencia y con el futuro, una mujer que hecha idea y acci√≥n. ¬ŅPodr√° Charlotte cargar sobre sus hombros todo el peso de un personaje como Hayd√©e Rosa Hart? ¬ŅLa Patria radica en Charlotte o en Hayd√©e?

Ser√≠a bueno que el p√ļblico pueda reencontrase con esta puesta. Que circulara hacia el interior de la isla. Que pudiera dialogar con todas las Charlotte o con todas las Hayd√©e. Tiene Lizette Silverio el encargo de construir otra mirada sobre la hero√≠na hecha ideas. Tiene el encargo de poner/nos la daga en nuestras manos.

foto: Maite Fern√°ndez Barroso

 



Los premios de la radio joven

La XXXI Edici√≥n del Taller y Concurso de la Radio Joven Antonio Lloga in Memoriam nos dej√≥ una serie de interrogantes. ¬ŅPor qu√© tan pocas propuestas en el concurso? ¬ŅD√≥nde est√°n las propuestas experimentales y arriesgadas de la radio joven? ¬ŅC√≥mo movilizar a los radialistas para hacerlos salir de sus zonas de confort?

En las √ļltimas ediciones ha existido un descrecimiento en las obras en concurso tanto en la cantidad como en la calidad. Este a√Īo el jurado estuvo integrado por Maikel Eduardo Santiago P√©rez (actor del cuadro dram√°tico emisora CMKC), Katiuska Ramos Moreira (periodista y directora de radio), Mar√≠a Adelaida P√©rez Hung (actriz del cuadro dram√°tico emisora CMKC), B√°rbara Boler√≠ Izquierdo (periodista) y quien fue el presidente del jurado de esta edici√≥n Gerardo Houdayer Lafaurie (locutor y director de radio), todos profesionales de distintas generaciones y con una legitimidad absoluta ante el gremio. Ellos notaron la necesidad de continuar insistiendo en que aquellos procesos creativos m√°s sobresaliente, sea expuestos y circulen a trav√©s de las distintas ediciones de este taller.

Esta edici√≥n del evento estuvo dedicada a la actuaci√≥n femenina dentro del espacio o dramatizado radial. Solo 16 obras llegaron a concurso para optar por el Premio Especial, el Gran Premio ‚ÄúAntonio LLoga In Memoriam‚ÄĚ y las especialidades de direcci√≥n, libreto o guion, grabaci√≥n y edici√≥n, dise√Īo sonoro o musicalizaci√≥n, locuci√≥n (masculina y femenina) y actuaci√≥n (masculina y femenina).

Luego de evaluar las 16 obras en concurso, el jurado del evento decidió otorgar los siguientes premios:

Premio en Direcci√≥n para Lys M√°riam Alfonso Berganti√Īo por su Conjunto de Podcast Zunzuncito, de la revista Zunz√ļn. Es v√°lido se√Īalar que esta obra posee valores que la hacen sobresalir por encima del resto. El jurado se√Īal√≥ que disco premio era por la correcta utilizaci√≥n de los recursos expresivos del medio, la excelente articulaci√≥n de la estructura dram√°tica del guion y por la valent√≠a de asumir el reto de hacer la radio desde una plataforma no convencional y hacerlo de manera experimental.

 

En Libreto o guion, el premio fue para las holguineras Karelia Fern√°ndez Molina y Mar√≠a Ballester Guerra. Su obra La casa de los mu√Īecos de CMKO Radio Angulo; es una excelente versi√≥n para la radio de la obra de Gerardo Fulleda Le√≥n Ruandi. En este trabajo se plantea a partir de los c√≥digos radiales, algunos puntos de vistas valiosos acerca de la utilidad de la voluntad humana para vencer obst√°culos y alcanzar los objetivos so√Īados.

El apartado de Grabaci√≥n y edici√≥n fue para el santiaguero Oscar Quintana Lluch. Dicho galard√≥n fue por el Conjunto de mensajes cortos seriados Las peque√Īas palabras. Se trata de un material de producido en Radio Siboney y que evidencia una explotaci√≥n notable de la tecnolog√≠a en disposici√≥n de dise√Īar, proponer y enriquecer un paisaje sonoro. Las im√°genes radiales alcanzadas resultan impactantes y efectivas, adem√°s de la limpieza a la hora de grabar y mezclar las voces y m√ļsica.

La Locuci√≥n masculina qued√≥ en manos de¬† Aniel Santiesteban Garc√≠a por la obra La casa de los mu√Īecos de CMKO Radio Angulo. El jurado destac√≥ la capacidad de asumir el rol de la narraci√≥n dram√°tica radial con recursos muy valiosos como: la limpieza de su timbre y la adecuada explotaci√≥n de su tono para lograr una inserci√≥n e integraci√≥n en los ambientes que plantea el conflicto central. Tambi√©n es admirable la ductilidad que demuestra al desdoblarse como actor seg√ļn la exigencia del guion.

La Locuci√≥n femenina fue para Lys M√°riam Alfonso Berganti√Īo por el Conjunto de Podcast Zunzuncito de revista Zunz√ļn. Por su trabajo desde los c√≥digos modernos de la trasmedialidad. ¬†

Dise√Īo sonoro o musicalizaci√≥n fue para Oscar Quintana Lluch por el conjunto de mensajes cortos seriados Las peque√Īas palabras de Radio Siboney. Es notable la exquisita selecci√≥n de la m√ļsica, el buen gusto a la hora de utilizar los planos sonoros, as√≠ como la intencionalidad de la m√ļsica que est√° todo el tiempo en funci√≥n de los mensajes comunicativos.

El Gran Premio ‚ÄúAntonio LLoga In Memoriam‚ÄĚ 2021 fue para Lys M√°riam Alfonso Berganti√Īo. En su Conjunto de Podcast Zunzuncito de la revista Zunz√ļn, Lys muestra su integralidad como realizadora al asumir varias de las especialidades de la radio a la hora de concretar una obra y en todas hacerlo excelente. Este trabajo demuestra la necesidad de los Podcast como modalidad contempor√°nea para desarrollar proceses dentro de la comunicaci√≥n. Los Podcast Zunzuncito son el reflejo de c√≥mo la radio se adapta a los nuevos tiempos y constituye una fortaleza para el medio.

Otras especiales quedaron desiertas, lo cual evidencia la falta de rigor a la hora de seleccionar los trabajos que deben concursar en el certamen. Estas fueron actuación masculina, actuación femenina y el premio especial. El jurado no pudo enfrentarse a obras capaces de resistir el rigor técnico. Hay que seguir ganando terreno en los dramatizados y las revistas.

El jurado tambi√©n reconoci√≥ el esfuerzo del colectivo de actores del Gui√Īol de Holgu√≠n, por llevar a la radio la obra de su repertorio: La casa de los mu√Īecos. Esta experiencia pudiera brindar jugosos frutos en aquellas emisoras donde pueden mezclase con alg√ļn colectivo teatral.

Otras instituciones de la ciudad premiaron seg√ļn sus afinidades. Tal es el caso de La Fundaci√≥n Caguayo que premi√≥ al programa Lo que grita mi pelo de Radio Cadena Agramonte. La Direcci√≥n Provincial de Cultura galardon√≥ La casa de los mu√Īecos, programa de CMKO Radio Angulo. El Centro Provincial del Libro y la Literatura y el Comit√© Provincial de la UJC premiaron, de Radio Siboney, al Conjunto de mensajes cortos seriados Las peque√Īas palabras. Por otra parte, el Museo de la imagen otorg√≥ su galard√≥n a Las cuatro Bayamesas de Nexos Radio‚ÄďUH/Revista Alma Mater. Claustrofobias Promociones Literarias entreg√≥ su premio a Los cuentos de mamidela, Podcast de Liset Prego D√≠az.

Uno de los premios m√°s esperados por los concursantes es el de la familia Lloga. La familia siempre premia a las propuestas que seg√ļn su criterio contienen las esencias que Antonio Lloga impulsaba desde la creaci√≥n radial. En esta edici√≥n, el premio fue para el conjunto de mensajes cortos seriados Las peque√Īas palabras de Radio Siboney.

Cerrando los telones de esta edición, queda hacer un análisis profundo sobre la creación radial joven en Cuba y sus desafíos hacia un escenario más amplio y diverso. Tiene la radio la responsabilidad de quedarse joven y seguir dándole armonía a los paisajes sonoros de nuestra existencia.