Psicosis: un cuerpo hecho tragedia (+ videos)

No soy Sarah Kane, pero hoy juego a interpretarla.

Soy la actriz, o al menos juego a interpretarla…

Psicosis el √ļltimo espect√°culo que hemos estreno en el Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA. El hecho ocurri√≥ el 21 de diciembre de 2022 en el patio de la Casa del Joven Creador, sede de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Santiago de Cuba. Este fue un viaje que empezamos hace varios a√Īos, antes de la Covid-19, ya pens√°bamos en este proyecto. No fue hasta 2020, cuando se nos otorg√≥ la Beca Milan√©s de la AHS y el Consejo Nacional de las Artes Esc√©nicas para su posible ejecuci√≥n, que entendimos que era el momento. Ten√≠amos que llevar a escena, todo el material textual y simb√≥lico que hab√≠amos acumulado. √ćbamos a evocar a la gran Sarah Kane, o al menos valernos del car√°cter l√ļdico del teatro, para jugar a interpretarla. ¬†

fotos: Marlon René Aguilera Fleitas

Esta es una obra que parte del texto Psicosis 4.48 de Sarah Kane, pero que replantea la experiencia personal de la dramaturga, a través de otros cuerpos y voces.

¬ŅSarah Kane en Santiago de Cuba?

¬ŅDe d√≥nde son los cantantes?

Siempre nos pareci√≥ que Sarah Kane tambi√©n pod√≠a hablarnos a nosotros, que dentro de su po√©tica se nombraban elementos de nuestra naturaleza humana sin importar zonas geogr√°ficas. Que su escritura nos era familiar como grupo. Que su construcci√≥n simb√≥lica en el plano teatral, alimentaba nuestras b√ļsquedas.

…mi nombre es Sarah/ Sarah Kane

un ciempiés de otro tiempo

donde la densidad golpea

para obligarte a existir…

Cuando subimos a escena con los primeros ensayos en agosto del 2022, decidimos que fuera un monologo, o que al menos, solo Sarah fuera el centro. Empecé a rescribir la obra y a producir un texto completamente nuevo, lo cual varío ideas iniciales del proyecto. Desde el texto debía nacer la investigación actoral y ubicarse el centro de nuestra construcción. Así fue como todo el material escritural, musical y de investigación adyacente se modificó. Buscábamos crear una puesta que fuera desde lo cubano hasta lo universal, desde Sarah Kane al cuerpo de la actriz.

    …hubo una noche en la que todo fue posible

                       oxígeno

           una revelación

                       oxígeno

           el cadáver de un ciempiés sobre la voluntad

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬Ņc√≥mo volver?

                       oxígeno

            todas las Sarah necesitamos oxígeno

            todas las Sarah necesitamos volver…

fotos: Marlon René Aguilera Fleitas

Nuestro espectáculo constituye la carta de despedida de Sarah, mujer sumergida en la depresión. La autora inglesa es evocada una y otra vez, lo cual sirvió de puente para encontrar a otras mujeres en busca de un final antinatural.

La psicosis que padece el personaje termina siendo compleja, al punto de perderse la l√≠nea entre realidad y sue√Īo. La obra se mueve entre la depresi√≥n del personaje, su asistencia al tratamiento psiqui√°trico, sus sue√Īos y las tentativas por ser una persona ‚Äúnormal‚ÄĚ. Como dir√≠a Sarah, eso que llaman ser normal.

Este espectáculo muestra fragmentos de una vida que agoniza desde lo físico, lo espiritual y lo emocional. Ni la psicoterapia, ni el tratamiento farmacológico, calman el dolor del ser expuesto. Por el contrario, Sarah después de cuatro intentos suicidas, termina de escribir/cantar, y mientras su novia dormía, se ahorca.

fotos: Marlon René Aguilera Fleitas

Maibel del Rio Salazar (Premio Adolfo Llauradó 2022) encarna a Sarah desde un manifiesto contra la soledad, la dependencia y el miedo a vivir. La problemática del suicidio como un fenómeno antihumano, fue la primicia para llegar a la escena desde una tragedia anunciada desde el primer parlamento. Una tragedia imposible de evitar.

…si es la verdadera realidad

en la madrugada despierto

como una ni√Īa que olvid√≥ el mundo

la rotación de los seres celestes…

fotos: Marlon René Aguilera Fleitas

El tema de la puesta transporta al espectador por distintos parajes, donde es posible valorar el fen√≥meno a diversas escalas. Sin embargo, pretendemos que el espectador vea toda la acci√≥n desde los ojos de Sarah y su distorsi√≥n de la realidad. Mientras la actriz habite esa distorsi√≥n como realidad absoluta del personaje, la realidad ser√° subvertida seg√ļn la acci√≥n y el discurso esc√©nico. Los niveles de realidad en la puesta se manejan desde: la realidad del personaje, la realidad del Coro, la realidad de la actriz, y la realidad del espectador. Todas en funci√≥n de una teatralidad que descansa en la iluminaci√≥n, la escenograf√≠a, el vestuario, los video-arte e interinfluencias esc√©nicas del personaje con los elementos esc√©nicos y el texto espectacular.¬†

fotos: Marlon René Aguilera Fleitas

Uno de los espacios tem√°ticos de la puesta es la intersexualidad de Sarah. Este es un espacio que se traduce en el conflicto que quiz√°s m√°s lo atormenta. Es de lo que menos se habla, pero de lo que m√°s se padece. Sarah es un ser en el cuerpo equivocado, cuerpo y alma van por caminos diferentes. Cuando aparece el tema, se hace un parteaguas, haciendo al p√ļblico replantearse todo lo esc√©nico. Desde ah√≠ se establecen y se entrelazan (luego) elementos de la ficci√≥n que crean paralelismos con situaciones reales de Sarah Kane (la dramaturga), el personaje, y a la vez, con otras mujeres conocidas o no. La Sara,h del Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA, es la imagen de muchos seres que han padecido y otros que a√ļn lo sufren esperando el final. ¬†

…cuerpo y alma jamás pueden unirse

necesito convertirme en quien ya soy y someter

mi voluntad a esta incongruencia /mentira que no puede sostenerme

me ahogaré

            en las frías aguas de mi ser

            en el abismo de mi mente

¬Ņc√≥mo puedo regresar

ahora que mi pensamiento se ha ido?…

fotos: Marlon René Aguilera Fleitas

La obra (como texto), muestra qu√© es lo que pasa por la mente de una persona cuando ya no distingue lo real de lo imaginario. Casi al terminar su viaje entre recuerdos, sue√Īos, miedos, fabulaciones y estados depresivos, el personaje al igual que la dramaturga inglesa, ingiere 150 pastillas antidepresivas y 50 somn√≠feros. Luego es encontrada y llevada al hospital, tres d√≠as m√°s tarde la encontraron ahorcada en el ba√Īo con los cordones de sus zapatos.

En la historia, Sarah lucha contra su pasado, sus ancestros, la memoria personal y colectiva, el desamor, el poder, la ausencia y la pérdida de la identidad. La historia pudiera ser el recuento/la representación de una mujer trágica. Una mujer que no despierta, que no tiene como ir a la guerra contra sí misma. 

fotos: Marlon René Aguilera Fleitas

En la puesta, el Coro aparenta cierta neutralidad, pero su poder es tal, que parece controlar a Sarah. Ella lucha también contra el coro, que es su imaginación, su otra realidad. De ahí sale una partitura adyacente a la construcción ficcional que posee el texto donde habita Sarah.

¬ŅC√≥mo se construye una tragedia?

¬ŅC√≥mo vas a la guerra contra ti misma?

¬ŅPor qu√© el espectador necesita escuchar esta historia?

Esta es la historia de una mujer que, al empezar la puesta, ya ha tomado su decisión.

fotos: Marlon René Aguilera Fleitas

Las escenas se mueven entre el flujo de la conciencia y la voz del inconsciente, sin aludir a cosas cotidianas u objetos personales. En esa din√°mica entra el Coro como un cuerpo de muchos rostros. El Coro se transforma en todos los cuerpos con los que el personaje tiene que lidiar en sus √ļltimos d√≠as. En ocasiones podr√≠a parecer que la Sarah que nos presenta el Coro, es una mujer ya fallecida. Se trata de un elemento esc√©nico que adem√°s de todo lo antes dicho, realiza en vivo toda la m√ļsica de la obra, completando as√≠ la banda sonora, donde intervienen algunos sonidos desconocidos para el espectador. Sonidos que son las frecuencias radiales de los seres celestes de nuestra galaxia. El Coro dinamita la acci√≥n, construye atm√≥sfera, y dialoga con Sarah.¬†

fotos: Marlon René Aguilera Fleitas

La acci√≥n progresa a trav√©s de: Sarah y el Coro, Sarah y los espectadores, la actriz y Sarah, la actriz y los espectadores. De ah√≠ nace otra met√°fora, la utilizaci√≥n del concepto de la mente como espacio (donde tambi√©n act√ļa el personaje), o como versi√≥n corporal (sin importar edad, sexo, o posici√≥n social). Esto hace que el espectador pueda adentrase en un viaje abstracto y on√≠rico, por donde se filtra tanto la realidad de Sarah como la del espectador.

El Coro posee una condición omnisciente, es como si narrara la vida de Sarah, y por otro lado es, como si ella se lo inventara como parte de su realidad distorsionada. El Coro significa ante el espectador: la familia, los médicos, el amante de Sarah, la muerte, los demonios u otra proyección simbólica del personaje.

…se abre una ventana/obstinada luz

la casa habla/las paredes llenas de ojos/rostros para un espectáculo / tengo miedo/veo cosas/escucho cosas/no sé quién soy/mi mente está hecha pedazos …

En cuanto al lenguaje teatral, hay muchas referencias formales con el sentido de la est√©tica del performance o de b√ļsquedas semejantes como praxis de lo real. El espect√°culo est√° concebido para ser actuado por una actriz y un Coro integrado por cinco m√ļsicos/actores. Todos andr√≥ginos buscando una sinton√≠a con la condici√≥n intersexual de esta mente que yace en pena.¬†

El espectáculo tiene una duración aproximada de 1 hora y 10 minutos. Está ideado para ser presenciado solo para 50 personas por puesta, en un espacio donde la actriz pueda dialogar de manera más íntima con el espectador; pero también podría adecuarse a un foro más grande y de otras condiciones.

Se busca crear cierta atm√≥sfera de familiaridad que luego caer√° en una ruptura (aparentemente inexplicable), a donde tambi√©n se pretende arrastrar al p√ļblico, y para eso algunas de las soluciones son: la distribuci√≥n no convencional del p√ļblico, el n√ļmero de espectadores, la duraci√≥n del espect√°culo, y la desconstrucci√≥n del espacio esc√©nico convencional en uno no-convencional. Se quiere que el p√ļblico encuentre en la puesta, el reflejo de sus incertidumbres y que se replantee su visi√≥n del fen√≥meno desde un plano m√°s cercano, m√°s personal.

Psicosis es una visi√≥n sobre una textualidad atravesada por la oscuridad y la violencia al que han sido sometidos un cuerpo y un alma. ¬ŅCuerpo femenino? Re-simbolizar los conceptos, m√©todos y conductas que rigen la resistencia de los cuerpos frente a la depresi√≥n y poder social ejercido dentro de la contemporaneidad, es una de las urgencias del Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA. Para este colectivo, la mujer como eslab√≥n de vida y desarrollo en los procesos socio-pol√≠ticos, culturales y psicol√≥gicos actuales, es uno de sus ejes investigativos donde el espectador siempre puede depositar, el ejercicio de la interpretaci√≥n y el autoan√°lisis.

El elenco y equipo de realización que hizo posible el estreno de la obra en diciembre y posteriormente la temporada en el Cabildo Teatral Santiago en enero fue:

Coro РThalía Martínez Arias/Lisandra Hechavarría Hurtado/ Talía Vega Cabrera/ Lázaro Alejandro Del Valle Frómeta/ Fabio Santino/

Sarah – Maibel del Rio Salazar/

Producci√≥n ejecutiva – Clara Betsy √Āvila Hechavarria/

Dise√Īo gr√°fico – Alejandro Ca√Īer/

Dise√Īo escenogr√°fico – Yordy Mart√≠n Amiot/

Dise√Īo de vestuario, maquillaje y peluquer√≠a – Clara Betsy Avila Hechavarria/

Video Arte – Carlos Javier Alvares/ Yuri Seoane/

Campa√Īa de Comunicaci√≥n: Buena Luz Producciones/

Dirección musical: Lisandra Hechavarría Hurtado/

Equipo de apoyo a la t√©cnica (luces, sonido, proyecci√≥n) ‚Äď Ricell Rivero Rivera/ Jos√© Alfredo Pe√Īa Ortiz/ Erasmo Leornard Gri√Ī√°n Labadie/ trabajadores del Cabildo Teatral Santiago y equipo de producci√≥n de la AHS en Santiago de Cuba/

Dirección texto, artística y general: Juan Edilberto Sosa Torres/

Producción: Consejo Nacional de las Artes Escénicas en Cuba/ Consejo Provincial de las Artes Escénicas en Santiago de Cuba/ Asociación Hermanos Saíz/

Psicosis es la historia de una mujer que se qued√≥ sin fuerzas para luchar por su vida. Es la historia de Sarah, pero tambi√©n de miles de mujeres cubiertas bajo el manto de la soledad y la depresi√≥n. Sarah representa la toma del poder de una mente sobre el cuerpo y sobre todas las relaciones generadas a partir de este. Tras varios intentos suicidas, Sarah decide dejar su testimonio y luego no fallar en su b√ļsqueda por darle fin a su historia. Ella ha renunciado a todo, ha intentado todo lo que humanamente le sugirieron, pero nada result√≥. Necesita ser libre. Atraviesa distintos parajes y circunstancias para conquistar esa libertad, o para mostrarle al espectador que semejante libertad no existe. Su grito de guerra llega como m√ļsica, con voces ajenas, pero con el mismo dolor. ¬†En las madrugadas la muerte vine a visitarla, siente su conexi√≥n.

¬ŅRebeli√≥n?

¬ŅRendici√≥n?

Soy yo misma la que nunca conocí, cuyo rostro está pintado en la cara oculta

de mi mente/

                        por favor levanten el telón/

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ