Ofelia: el cuerpo sobre la tierra partida (Parte I)

(un espectáculo del Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA)

yo soy Ofelia

el cuerpo sobre la tierra partida

las manos duras sobre hierro/

soy el coro infantil para el matrimonio

soy carne de matrimonio/

mi m√ļsica es el peso da la ausencia

mi voz el viento sobre la m√°scara/

 

¬ŅC√≥mo se reconstruye un mito?

¬ŅC√≥mo ha sido para el Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA?

¬ŅC√≥mo se construy√≥ el espect√°culo Ofelia?

Todo empez√≥ por la necesidad de hablar de nuestras madres, hermanas, amigas, conocidas. La pregunta siempre fue: ¬ŅD√≥nde estaba el pretexto? ¬ŅD√≥nde estaba la imagen con la fortaleza suficiente para hablar desde ella? Entonces dirigimos a mirada a los cl√°sicos, a los mitos. Todos llenos de mujeres heroicas, trascendentes. As√≠ llegamos a Shakespeare y su obra Hamlet, a Millais, y por √ļltimo, a M√ľller. As√≠ empez√≥ el camino.

La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca (The Tragedy of Hamlet, Prince of Denmark), o simplemente Hamlet, como se conoce, es la tragedia del autor inglés William Shakespeare. La obra transcurre en Dinamarca, y trata de los acontecimientos posteriores al asesinato del rey Hamlet (padre del príncipe Hamlet), a manos de su hermano Claudio. El fantasma del rey pide a su hijo que se vengue de su asesinato. La obra transcurre alrededor de la locura (real y fingida) y del dolor que se transforma en ira. Es un texto donde se explora temas como la traición, la venganza, el incesto y la corrupción moral.

También esta obra nos presenta a algunos personajes que por sí solos representan otra mirada a los hechos de la obra. Una mirada que puede hacer de esta tragedia un canto contemporáneo. Uno de esto personajes es Ofelia, hija de Polonio, hermana de Leartes y la cual es cortejada por el príncipe Hamlet.

las aguas del río Avon me tranquilizan

me hacen sentir de otra época

ese es el río de la fortuna

rodeado de girasoles y margaritas

sus aguas no llegan al molino

allí hay sobras que no son limpias

all√≠ hay osos y aves de rapi√Īa

¬†Adentrarnos en un personaje de la magnitud y trascendencia de Ofelia nos permiti√≥ encontrar un conducto para hablar sobre temas que nos interesaban mucho: La lucha del cuerpo femenino ante el poder. La violencia y los silencios provocados por el ejercicio del poder sobre los cuerpos femeninos, vistos desde un plano psicol√≥gico y corporal. La diversidad de matices e historias que yacen alrededor del concepto de la feminidad. La b√ļsqueda de la herencia tr√°gica de cada actuante para romper la normalizaci√≥n de la violencia patriarcal a la que son sometidos los cuerpos femeninos de sus familias. La construcci√≥n de una historia correspondiente a la biograf√≠a familiar de cada actuante que permita un juego entre realidad y ficci√≥n.¬†

Cuando en 2021 empezamos a investigar el mito de Ofelia, sab√≠amos que deb√≠amos dialogar con la infeliz imagen shakespeariana para dar un mensaje m√°s cercano a nuestros intereses. Se trata de una figura que ha sido inspiraci√≥n para literatos, artistas y fil√≥sofo. El pintor ingl√©s John Everett Millais, por ejemplo, lleg√≥ a nosotros con una Ofelia que desaparece bajo las aguas. Aguas di√°fanas que no ocultan a la vista del espectador sus brazos, torso y su hermoso rostro ausente, en un gesto que nos conmueve. ¬ŅPor qu√© las aguas?

 ser un cuerpo para otros cuerpos

me debilita/me contradice/me niega

nací completa

no soy un n√ļmero

la soga no pertenece a mi cuello

no seré motivo de fiesta

mi desnudez es una met√°fora

de cuanta hambre posee

El olio sobre lienzo de Millais fue hecho en 1851, y nos sirvi√≥ de mucho como imagen visual inmediata. La mirada hacia una princesa, una mujer delicada que hab√≠a cometido un acto antinatural. Aquella imagen ten√≠a los ojos inanimados, los labios entreabiertos, y las manos en actitud de ofrenda. De aquellas manos escapaban flores en una acci√≥n que parece continua, un mensaje perpetuo. ¬ŅQui√©n es Ofelia?

¬°soy la madre de todos!

¬°soy la puta de todos!

¬°soy el juego de todos!

¬†Ofelia es una invenci√≥n existencialista, una alojada en el inconsciente colectivo como censura. El personaje tropieza con resistencias que ella misma suscita. Por ello decidimos buscar en Heiner M√ľller y su texto M√°quinahamlet (Die Hamletmaschine). Una obra que surge por la obsesi√≥n que el dramaturgo alem√°n ten√≠a con Willian Shakespeare. M√ľller siempre quiso reducir a su esqueleto las complejidades dram√°ticas que ofrec√≠a la inmensa obra del ingl√©s. Nosotros quer√≠amos a Ofelia sin reducciones.

rompo las cadenas

que un día sujetaron mi voluntad/

rompo el papel

donde me escriben/

¬†En un ejercicio de interpretaci√≥n del texto de Heiner M√ľller, seleccionamos el cuadro nombrado Ofelia y junto a la actriz Yanisleidys Labor√≠ Cueva creamos el material audiovisual Ofelia. Un material creado gracias a la colaboraci√≥n de Renato Arza y su Estudio LUAR, Rub√©n Aja Gar√≠ y Buena Luz Producciones. Quer√≠amos ver a Ofelia desde la imagen del cine, aun desde una teatralidad impactante pero traducida por el lente. El texto nos remit√≠a a un lamento extendido, un llanto interminable, a un dolor colectivo. Ese sentido de ‚Äúlo colectivo‚ÄĚ en el resultado final, fue muy revelador. Ofelia se mostr√≥ ante nosotros con sus deudas y con sus m√ļltiples rostros.

De aquel ejercicio, trascendi√≥ hasta nuestro espect√°culo final, la m√ļsica incidental, as√≠ como una Ofelia que se presenta, porque tiene algo m√°s que decir. Algo que ‚Äúlas aguas‚ÄĚ y Hamlet ignoran.

En los meses venideros, nuestras lecturas continuaron, la idea era desarrollar un monólogo. Construirle a la actriz una Ofelia rebelde, sufrida pero emancipada. Descubrimos que teníamos que quitarle ingenuidad, que nuestra Ofelia tenía que tomar el control.

la mujer asfixiada soy yo

la mujer de seda y fango soy yo

la mujer que baila y excita soy yo

la mujer de flores secas soy yo

la mujer que renunció al castillo soy yo

La Ofelia shakespeariana nos parecía muy sola, de una voz cuyo mayor volumen fue el suicidio. Aquella mujer vivía en un mundo de hombres, no tenía poder ante ninguna decisión, no era libre. Aquella mujer no era parte del reino.  

M√ľller por otra parte, nos muestra una imagen fortalecida. Ofelia se sabe parte de la sociedad. Juega un rol y determina ciertas cosas. Puede tener deseos, sue√Īos y perversiones. Pero a√ļn no toma el poder. El suicidio, las aguas del r√≠o Avon, siguen siendo la soluci√≥n m√°s dulce. ¬ŅCu√°ntas ofelias han de caer?

¬Ņpuede una Ofelia pensar en el futuro?

¬Ņpuede una Ofelia construir algo?

 Tras la pandemia, el proyecto de colaboración Internacional JUNTARTE, nos propuso encontrarnos en La Habana. Allí desarrollaríamos distintas acciones, entre ellas, un proyecto escénico de interés personal. Tras la propuesta, decidimos llevar Ofelia (el posible monólogo), y construir bajo la mirada de colegas y maestros de otras geografías.

 yo soy Ofelia

camino sobre braza ardiente

para so√Īar/

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ