Vanessa Pernía Arias


Desafíos de la producción cinematográfica: hacer un cine genuino

Sobre los desafíos de la producción cinematográfica en Cuba dialogó Inti Herrera, de la productora i4films, en el Festival Nacional del Audiovisual “Por primera vez”, un espacio de retroalimentación entre las nuevas generaciones de cineastas y realizadores audiovisuales, donde se abordó el papel del productor más allá de un simple gestor de fondos.

El encuentro, moderado por el periodista y crítico Rafael Grillo, propuso nuevas miradas a los modos de producir el cine (sobre todo para los creadores más jóvenes) y los caminos arduos de la realización, distribución y comercialización de un producto audiovisual, así como hacer un recuento necesario de cómo han sido estos procesos a la par de las transformaciones del país, su desenvolvimiento económico y sus relaciones sociales.

De entre todas las artes, el sector audiovisual, probablemente sea el que más haya cambiado su escenario de trabajo en los últimos años, y dentro de este, el rol del productor se ha expandido en proporciones vertiginosas. “Considero que los años 90 en Cuba supusieron un giro importante en la labor del productor, momento de grandes retos, donde surgen puntos de vista diferentes y otras variantes a la hora de trabajar”, precisó Inti Herrera.

A partir del 2000 la digitalización ayudó en parte la labor cinematográfica en el país, aunque en el mundo la industria cinematográfica ya iba a un ritmo acelerado. “La producción de cine se hace más íntima, en grupos de trabajo más pequeños y surge el concepto de realizador independiente, lo que de algún modo influyó tanto en lo estético como en la mentalidad productiva. Aunque para mí la producción independiente es un impulso y una forma de hacer”.

Actualmente las nuevas prácticas influyen en nuevas necesidades. Entre los retos que impone la contemporaneidad en la producción del cine se encuentra encontrar formas de apoyo a los realizadores para participación en eventos internacionales, buscar soluciones a la hora de recaudar y manejar los presupuestos para el rodaje, venta y distribución de las obras.

“El desafío principal es hacer un cine genuino, que no pierda su valor autoral y creativo. El productor debe tener un impulso importante de criterio dentro del equipo. Igual de necesaria es la lectura del guion para los desgloses posteriores, pues la producción va mucho más allá de la gestión de fondos”, destacó.

El comprometimiento con la obra del director también es importante, pues es la persona con quien el productor converge durante mucho tiempo. “Hay que tener una fe ciega en los proyectos y analizar cuál es la mirada del director para ciertos temas, sin perder de vista que la principal línea de trabajo del productor es generar una industria que debe ser diferente y auténtica”, subrayó. Para todo esto es necesario seguir expandiendo y haciendo más sólida la visión que tenemos en Cuba de los productores, superando la idea de que su función está limitada a la gestión logística, para verlos en toda su dimensión como lo que son: columna vertebral del sistema de la creación cinematográfica y audiovisual.



Premios al audiovisual “por primera vez”

El Festival Nacional del Audiovisual Por primera vez –realizado en Holguín del 21 al 24 de febrero y dedicado a la dirección cinematográfica en Cuba– entregó los premios de su XVI edición, reafirmándose como un necesario evento para la confluencia de jóvenes realizadores y reconocidos maestros del cine cubano, con un programa que contó con proyecciones, talleres, conversatorios y paneles.

Este año se convocó nuevamente a la realización de un Pitch para apoyar la creación audiovisual joven. Nueve proyectos, de los que fueron seleccionados seis, de la autoría de realizadores inscritos en el Registro del Creador Audiovisual y Cinematográfico, e interesados en obtener financiamiento para iniciar o culminar una obra cinematográfica, optaron por este lauro. El jurado del Pitch estuvo integrado por Reymel Delgado e Inti Herrera, ambos de la productora i4films; la productora Yamila Marrero; la directora Rosa María Rodríguez y el especialista del Centro Provincial del Cine de Holguín, Enrique Betancourt, quienes decidieron entregar, además, varios premios colaterales.

El Premio para pitch, por decisión del jurado, fue repartido entre El milagro de la vida, de Melissa Sánchez del Valle, con premio neto, asesoría de producción de i4films y apoyo de iluminación de Wildesigners; Inanis, de Dayana Araujo, con premio neto, asesoría de guion, producción y fotografía por GatoRosafilms; y Un domingo de fiesta, de Damián Pérez y la productora Rosse Mary Suárez, con premio neto de 100 mil pesos, además de asesoría de guion y producción de GatoRosafilms, asesoría de producción de i4films, supervisión de efectos visuales de Wildesigners y edición de i4films.  

Por su parte, el jurado compuesto por los realizadores audiovisuales Alejandra Rodríguez Segura y Lázaro Lorenzo Alderete, presidente de la Federación de Cineclubes de Cuba, además del Dr. José Rojas Bez, crítico de cine y profesor universitario, otorgó el Tercer Premio a la obra ¿A dónde van los hijos, del realizador Rafael Díaz Gregory, por “sintetizar a través de secuencias de fotos fijas con notables valores visuales y expresivos que conllevan a una sentida historia”; el Segundo Premio a Sueños, de Ricardo de la Paz Fernández, “por la correcta vinculación de los conceptos formales y conceptuales en el mundo de las imágenes en el audiovisual”; y el Primer Premio del Por Primera Vez, “por su eficacia dramatúrgica al construir tres personajes y contar una historia con gran sensibilidad sobre los valores familiares”, a la obra Para Esteban del director Héctor Almeida.

Mientras que el Gran Premio del Festival Por Primera Vez, “por el uso correcto de los recursos expresivos del audiovisual, donde destacan la fotografía, la dirección actoral y la dirección de arte y contar una historia coherente, tomando como referente a un personaje solitario que asume su detenimiento en el tiempo desde toda su vida”, lo recibió Levedad, de Cristhian Menéndez Altunaga.

Como colofón de la gala de entrega de premios –con dirección artística y general del Oreste Saavedra y guion de Erian Peña Pupo, así como las actuaciones de Bella Voice y Norberto Leyva– la directora provincial de Cultura de Holguín, Yakelin Tapia Aguilera, lanzó la convocatoria para la edición XVII del Festival Nacional del Audiovisual Por primera vez, a desarrollarse el próximo año.



Premios para editoriales de la AHS en la Feria del Libro

En la reciente XXXII Feria Internacional del Libro de La Habana, realizada del 14 al 24 de febrero, los sellos editoriales de la AHS protagonizaron importantes jornadas del programa, donde presentaron las novedades de sus catálogos, principalmente en el Pabellón Cuba, la fortaleza San Carlos de la Cabaña y la Casa de la Poesía, en la Habana Vieja, esta última sede del XII Encuentro de Jóvenes Escritores de Iberoamérica y del VII Encuentro Internacional de Promotores de la Poesía.

Títulos de poesía, narrativa, ensayo y teatro, sobre todo, fueron presentados por sus autores e invitados, como muestra del trabajo de Ediciones La Luz (Holguín), Sed de Belleza (Villa Clara), Ancoras (Isla de la Juventud), Reina del Mar (Cienfuegos) y Aldabón (Matanzas). A ello se suma, en el caso de La Luz, el lanzamiento de la campaña de promoción literaria “La claridad avanzada”, dos capítulos de la serie documental homónima y la convocatoria del 25 Premio Celestino de Cuento.

Precisamente La Luz recibió, en la Sala Nicolás Guillén de La Cabaña, el Gran Premio del Lector con el poemario Consejos para no acatar, del también narrador, ensayista y etnólogo Miguel Barnet, Premio Nacional de Literatura y Maestro de Juventudes de la AHS. “Siempre he tenido en mi mente y en mi corazón la palpitación, la vibración de la poesía. Al saber de este premio me doy cuenta de que la gente la ama. ¡Qué peligro vivir sin poesía, qué riesgo! Este es un triunfo de la poesía”, afirmó Barnet poco antes de recibir el Premio. Consejos para no acatar cuenta con la edición de Luis Yuseff, diseño de Frank Alejandro Cuesta e imagen de cubierta de Ernesto Rancaño.

Esta es, además, la primera vez que un poemario obtiene el Gran Premio del Lector, reconocimiento que se otorga a aquellos títulos con mayor índice de ventas o de más rápida circulación, tras consultar las estadísticas comerciales y las preferencias de los lectores en el año, obtenidas a través de la red de librerías y el Observatorio Cubano del Libro. El Premio del Lector implica, también, la reimpresión de los libros en el plan editorial del año 2025, como expresan sus bases.

Además, La Luz mereció el reconocimiento La Puerta de Papel con la antología El árbol del mundo. Selección de poetas de Holguín, compilada por el joven poeta Norge Luis Labrada y con prólogo del intelectual holguinero Manuel García Verdecia. Este es un libro que destaca por su calidad artística, edición y diseño, al reunir la obra de 23 jóvenes con una calidad indiscutible y además por su coherencia generacional que resulta un aporte a la crítica literaria en la actualidad, resaltó el jurado presidido por Elizabeth Díaz e integrado por Darling Reyes y Jesús David Curbelo. El árbol del mundo. Selección de poetas de Holguín cuenta con edición de los poetas Luis Yuseff y Elisabeth Soto, y diseño de cubierta e interiores del escritor y artista gráfico Robert Ráez.

Aldabón, de Matanzas, también sello de la AHS, recibió otro de los premios La Puerta de Papel, con la antología personal de poesía para niños y jóvenes de José Manuel Espino, Rosa de los vientos.

El premio La Puerta de Papel es entregado cada año a casas del Sistema de Ediciones Territoriales (SET). El Gran Premio, este año, lo recibió Horario abierto, de Marta Valdés, por Ediciones Matanzas.



Aprender una y otra vez: retos en la asistencia de dirección en el cine

Generalmente cuando vemos un producto audiovisual: una película, una serie o un programa de televisión… no nos percatamos de la cantidad de personas que trabajan en función de ese material. Dirección, cámaras, equipos de iluminación, sonido, guionistas, vestuaristas, productores… pero entre ellos existe uno imprescindible para que un rodaje tenga éxito, lo que no resta importancia a los demás, y es el asistente de dirección. Precisamente los retos en la asistencia de dirección en el cine fueron aristas abordadas como parte del taller dedicado a este tema, impartido por Kareline Pérez a jóvenes realizadores, un espacio de intercambio necesario para estos noveles creadores en formación en el Festival Nacional del Audiovisual “Por primera vez”, realizado en Holguín.

Kareline Pérez comentó de su experiencia en varios materiales audiovisuales, como series, largometrajes y cortometrajes, entre otros, de los cuales explicó con ejemplos puntuales las herramientas y aspectos a tener en cuenta en determinados rodajes, subrayando que el asistente de dirección es la mano derecha del director y actúa como nexo entre este y el resto del equipo de trabajo. En este sentido, enfocó su diálogo sobre la elaboración y manejo del plan de rodaje durante cada fase de realización de un material audiovisual.

“Muy importante es el desglose del guion y las categorías que conlleva, entre ellas el número de secuencias, la cronología, personajes, extras, figurantes, vestuario, maquillaje, vehículos, efectos especiales, utilería, notas de producción, seguridad, entre otros”, subrayó.

Expuso, en este sentido, sus vivencias en el rodaje de la serie LCB: La otra guerra y los elementos a tener en cuenta en una producción así, donde fue importante, sobre todo, la seguridad al trabajar con armas. “De este tipo de trabajos aprendí a señalar sobre el guion los elementos que no se pueden pasar por alto en el rodaje y las necesidades puntuales en cada escena”.

Los asistentes de dirección toman partido en cada material, aunque no influyan directamente en la terminación del producto, pero es muy importante que estén al tanto de cada detalle. “Es imprescindible tener el acompañamiento de un buen equipo de trabajo, donde se entiendan las ideas y todo fluya de la mejor manera, donde además se lleguen a consensos y cada cual asuma su rol”.

“Para mí lo más difícil como asistente es trabajar con niños y animales, pero es una experiencia a tener en cuenta y que es fundamental por los riesgos que conlleva”. Todo se aprende sobre la marcha, señaló: “Al set no se llega sabiendo, se aprende una y otra vez”.



La crítica cinematográfica: ni impresionismo, ni método

Formar un receptor inteligente y capaz de consumir cultura críticamente constituye una de las prioridades de cualquier empeño cultural. La crítica de arte se considera necesaria en medio de un torrente informativo y es también, como escribió Cintio Vitier, “en principio, dos cosas: iluminación de la obra desde la obra misma, y, después, toma de partido frente a ella”.

Entre todas las manifestaciones el cine llama la atención por ser arte, técnica, vehículo portador de ideología y mensajes que circulan en la sociedad y por ser industria y mercado. Sobre estas cuatro miradas o maneras de acercarnos al cine y la creación audiovisual desde la comunicación, el periodismo y la crítica cinematográfica dialogó en un conversatorio el periodista y crítico Rafael Grillo, como parte del Festival Nacional del Audiovisual “Por primera vez”, realizado en la ciudad de Holguín del 21 al 24 de febrero.

El también miembro de la revista cultural El Caimán Barbudo profundizó en la capacidad del crítico como mediador, “esa persona encargada de mirar y escudriñar desde todos los ángulos y hacerlo desde todos los géneros posibles”, porque los públicos necesitan ser orientados y el crítico juega un papel importante, sobre todo en los niveles de comercialización y distribución del cine. “Debe ser ese farolito que se prende entre tanta información”, alertó.

Criticar significa, en tanto, pensar, razonar, poner toda teoría o pensamiento en tela de juicio. Pensar es juzgar; la crítica por tanto es una actitud activa en la conformación de ideas. Asumir la crítica desde la hermenéutica, propone Rafael Grillo, con un criterio que ayude a construir determinados horizontes, no así desde las opiniones valorativas. “No es destruir ni ensalzar a nadie, es ayudar a entender determinado producto desde todas las miradas, porque de las malas películas también se aprende, y de los conflictos también, pues es parte de la naturaleza y de la evolución natural de las cosas, de la propia vida”.

Para Grillo, también narrador y presidente de la Asociación Cubana de la Crítica Cinematográfica (ACPC), no hay nada mejor que una mala crítica o la censura para un material audiovisual, ese criterio que llame la atención por encima de estereotipos, pues al final logra poner un foco de atención sobre algo que también es importante, aunque reconoce que en la isla la crítica es paternalista con el cine cubano. Enfatizó, asimismo, que la producción nacional está necesitada de una crítica sólida, pues como alertaba Rufo Caballero: “En Cuba tenemos buenos críticos, pero no hay una crítica como sistema, sólida”.

En este contexto también abordó las capacidades de un periodista para ejercer la crítica con tenacidad y responsabilidad, especialmente en los medios y a través de todos los géneros posibles, observando la necesidad de interpretación que demanda el periodismo contemporáneo, cuando muchos creen que la crítica de arte debe ser prioridad y terreno casi absoluto de los medios especializados. Y lo que sucede es que en este acto del genio, como diría Alfonso Reyes, no todos la alcanzan: “Ni todo es impresionismo, ni todo es método”.



Premio Memoria Nuestra: oportunidad para los jóvenes investigadores

La Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Holguín y el Comité Organizador de las Romerías de Mayo convocan al Premio y Congreso Memoria Nuestra 2024, la columna vertebral del Festival Mundial de Juventudes Artísticas, a realizarse del 3 al 7 de ese mes.

El evento estará dedicado a los 65 años de Casa de las Américas y del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), instituciones creadas en el primer año de la Revolución e imprescindibles en la conformación sociocultural de Cuba y América Latina.

“El rescate de la memoria histórica regional y el reconocimiento de los valores endógenos fortalecen a los pueblos en momentos de despersonalización cultural. Se es Identidad, entre otras cosas, porque se es Memoria”, expresa la convocatoria. “De este principio parte el interés por el rescate de lo local y nacional, como forma eficaz de fortalecer la identidad, propuesto desde sus inicios por la Casa de las Américas y el Icaic”.

La contribución al desarrollo de las culturas nacionales, la determinación de perspectivas continentales integradoras, el reto al colonialismo cultural, la unidad del movimiento intelectual y el incremento de la conciencia popular a la par del compromiso con los ideales de la izquierda y las prácticas históricamente marginadas, han caracterizado también las búsquedas de ambas instituciones paradigmáticas en la historia de la región y mueven las búsquedas de esta edición del Congreso Memoria Nuestra.

Para abordar estos temas el Congreso proponen los siguientes ejes: “Culturas regionales e identidad”, que acogerá investigaciones sobre tradiciones, costumbres, manifestaciones artísticas, identidad local y regional, historia, procesos culturales, campo religioso y realidades que identifican la multiplicidad de las regiones del mundo; “Casa de las Américas e Icaic, 65 años de impronta y vigencia”, con investigaciones que aborden, desde diversas perspectivas, la historia, importancia y actualidad de ambas instituciones; y “Experiencias comunitarias”, con proyectos que contribuyan al desarrollo, rescate y conservación de las tradiciones locales y regionales, así como la aportación de experiencias alternativas, ante el influjo globalizador del presente mundial.

Además, Memoria Nuestra incluye conferencias y mesas diálogos con la asistencia de participantes extranjeros invitados a otros espacios de las Romerías de Mayo, que constituyen momentos de intercambio académico y experiencias desde distintas realidades socioculturales aportadas por las diversas regiones del mundo que estarán presentes en el Festival Mundial de las Juventudes Artísticas que cada año se realiza en Holguín.

Podrán optar por el Premio todos los jóvenes investigadores del país hasta 35 años de edad. Para el proceso de selección es necesario enviar una ficha con los siguientes datos: nombres y apellidos del autor; carné de identidad; provincia; título del trabajo y un resumen de la ponencia de 2 a 5 cuartillas. Los resúmenes y trabajos se presentarán en formato 8½ x 11 cuartillas (carta), con fuente Arial 12, a 1,5 espacios entre líneas y justificado. La extensión será de 15 a 20 cuartillas. Un jurado de admisión decidirá las investigaciones a concursar y los autores seleccionados serán notificados a través de sus vías de contacto. Se otorgarán dos premios en metálico, en las categorías de Investigación y Proyectos Comunitarios. El jurado otorgará las menciones que crea necesarias. Las instituciones que colaboran podrán entregar también premios colaterales.

Hasta el 20 de marzo se recibirán las propuestas (investigaciones o ponencias) por el correo: ahsholguin@gmail.com Para más información pueden escribir al anterior correo y a comiteromerias@gmail.com o llamar a la Secretaría Ejecutiva, Casa del Joven Creador de Holguín: 24 453556 y a través de los números de celular 59878059 y 59877335.

Cada año, en las Romerías de Mayo se realiza este certamen de pensamiento, que por su importancia y aportes al conocimiento y a las tradiciones de los pueblos se ha convertido en “columna vertebral” de este megaevento que es el Festival de Juventudes Artísticas.

Reconocidos investigadores, académicos y creadores han realizado su conferencia inaugural y sido miembros del jurado, entre ellos Natalia Bolívar, Eduardo Torres Cuevas, Fernando Martínez Heredia, José María Vitier, Abel Prieto y Virgilio López Lemus.



Alejandro Zaldívar, desde el imaginario de la rareza

Alejandro Zaldívar ha creado sus mundos a partir de micromundos que expresan la rareza de las formas. Rompecabezas. Puzzle dentro de un lienzo digital, conforman un imaginario de sentimientos que alude a la nostalgia de lo onírico. Esa es la manera en que representa sus inquietudes en una dimensión virtual y visual. “Vivo donde se desdibuja el límite entre los sueños y el insomnio, la realidad, la ilusión de estar despierto”.

Fotos cortesía del entrevistado

Alex es un dreamcore, artista visual “por gracia de la naturaleza” que construye en su lienzo infinito una arquitectura de textos, flores, hongos, aves, microorganismos, cuerpos, seres desfigurados, hilarantes, alucinados y genuinos, sin abandonar la belleza que los contiene en pequeños espacios que forman parte de un todo más amplio y profundo. Es como la vida vista a través de lo pequeño, de lo lejano. “No tengo una técnica definida, pero siempre trabajo lo bizarro, un poco oscuro; es lo que me atrapa más, ese imaginario de la rareza”.

Sus inicios en las artes visuales se remontan a los dibujos en las libretas escolares, de eso se dio cuenta cuando leyó su expediente de estudiante y vio que todos los profesores escribían: “Alejandro no atiende y pasa mucho tiempo dibujando en las libretas”. Por ahí comenzó su curiosidad. “Son dibujos que aún conservo, desde el primero que hice en tercer grado hasta el que hice ayer, y desde entonces no he parado ni un día, siempre estoy creando, aprendiendo y buscando una manera de expresar mediante la visualidad, lo que me ha llevado a tener un estilo tan variado, pero aun así el predominio es lo que determina el trabajo de un artista”.

Su lista de referentes visuales es casi infinita, dice; artistas a los que debe, en parte, lo que es hoy. “Me dedico a estudiarlos, a observarlos. Tengo un poco de cada uno. Primero empiezas tomando de ellos hasta que creas un estilo. He bebido mucho de El Bosco, está presente en la etapa de collage que trabajo con Ediciones La Luz, a partir de diseños tupidos de objetos e información en una misma composición, son obras para observar pacientemente”.

Fotos cortesía del entrevistado

En su lienzo encontramos pastiches, referencias, analogías, estéticas y poéticas, submundos llenos de vida y color. “Me interesa que aprecien la obra completa, pero cada detalle en ella, por muy pequeño que sea. Piezas donde intervienen dibujos, textos, simbolismos que he tomado también del cubano Wifredo Lam, de Basquiat, de quien me fascina mucho su manera de crear a partir del neoexpresionismo. También está Picasso, del que tomo los colores, las líneas y esa textura que deja siempre en los brochazos con mucha pintura, porque aunque mi arte sea digital siempre trato de mantener esa visualidad de la textura, sobre todo, por encima de los planos, de los marcos de la pieza”.

Le interesa el juego de las obras dentro de las obras, por lo que pueden aparecer en varias partes de su composición digital. El cómic americano y el grunge cómic es otro de los recursos presentes en sus creaciones, ya sean las historietas con sus texturas y color, escribir sobre las obras, eso le resulta bastante curioso, sobre todo el efecto de texto encima de una pintura. Después de lo visual e ilustrativo, le influyen mucho en su labor el cine y la música, dos de sus grandes pasiones.

En su proceso creativo, puro divertimento según cuenta, hay mucho de distracción, lo que le lleva en mitad de su trabajo a ver una película o jugar videojuegos; de ahí pasará nuevamente al lienzo… La prueba, el experimento, tratar de imitar otros artistas, escoger objetos al azar y darles expresión en la pieza es parte de su itinerario. “Por eso a veces te puedes encontrar los mismos objetos en diferentes espacios, posiciones, texturas, colores, logrando un truco al observar cada pieza y creer que es nuevo”.

Fotos cortesía del entrevistado

La mezcla de diferentes elementos enrumbados hacia lo posmoderno es punto de partida hacia otros mundos posibles en la obra de Alejandro Zaldívar. “No intento ponerle límites a la creatividad. Yo dejo que todo fluya, así que no me limito a nada. A veces me gusta mezclar arquitectura con flores, hongos, microorganismos, y todo juega un papel diferente. No me gusta limitarme a la hora de utilizar cosas naturales para que adquieran una reinterpretación diferente. Me interesa el uso de flores y plantas para crear animales nuevos, y así voy trabajando hasta que siento la satisfacción de que está bien para mí. Muchas veces no intento decir nada con ello, simplemente sacar algo dentro de mí, desde un pensamiento muy abstracto y difícil de decir”. No busca con sus obras necesariamente que el espectador entienda su mensaje sino hacer una reinterpretación del mismo.

Alejandro se aferra al lienzo digital como formato de sus creaciones, supone para él “un recurso infinito”. “Me gustaría trabajar las obras físicas, tener pinturas, hacer esculturas, intentar el performance, la instalación; no le pongo límites a la creación. Realicé varios trabajos de pintura física y escultura, pero la escasez de recursos me llevó a abandonarlo. El lienzo digital siempre estará ahí de manera infinita y me permite deshacer las cosas cuando quiera, repetir, hacer variaciones, sin tener que gastar materiales reales, lo que también me ahorra tiempo. Es trabajar sin límites de recursos”.

Actualmente con parte de su obra se ilustra “La luz te pertenece”, campaña de promoción del libro y la lectura de Ediciones La Luz, casa editora de la AHS en Holguín; un viaje trasgresor hacia la visualidad editorial de un sello que apuesta por lo novedoso, funcional y atractivo para todos los públicos desde diferentes formatos y plataformas.

Fotos cortesía del entrevistado

“Trabajar con La Luz ha sido un tesoro. La primera vez que trabajé con ellos tenía 15 años y fue como modelo para las fotografías de portada de varios de sus libros. Luego Robert Raez, diseñador de la editorial, se interesa en mi trabajo y me propone ser colaborador frecuente. A Luis Yuseff, editor jefe, le cautivó mi trabajo con el collage y me propuso que mi obra fuera parte de la visualidad permanente de La Luz. Se interesaron mucho por mis «fondos negros con polvo cósmico», esa sensación de profundidad que hay en mi obra, y así trabajamos para la visualidad de la campaña La luz te pertenece hasta crear el personaje del «Ícaro» de la misma, y con eso me divertí muchísimo porque no ponen límites a tu trabajo, y también me ayudan mucho con las ideas. Me gusta porque comprenden el trabajo que hago y cuanto significa para mí y para ellos”.

“Lejos de ser un mero reproductor de Celestino antes del alba a través de figuraciones más proclives a colocar un espejo frente a las páginas, Alejandro Zaldívar se adentra en lo temerario de otras vías a través de su personal elección para convertir la lectura figurativa del texto en la reconstrucción imaginativa del mismo, y en ese rumbo, adentrarse en la novela no con los ojos del lector, sino con los del artista que se apropia de todo lo refulgente –aves, flores, cuerpos, centelleos, pálpitos– para entregar su Celestino personal, desde lo viable del arte digital”, escribió el escritor Eugenio Marrón en las palabras de presentación de la muestra personal Pedazos de nube, su primera exposición y pórtico del XXIV Premio Celestino de Cuento.

Pedazos de nube fue una evocación al libro de Reinaldo Arenas en el 80 aniversario del escritor holguinero, fue la remembranza de Alejandro sobre un Celestino muy personal. ¿Acaso un Alejandro-Celestino?

“No imaginé que pudiera tener tanta repercusión, sobre todo en redes sociales. Luego de ello me llegaron muchísimas ofertas de trabajo. Un paso muy importante en mi carrera, especialmente porque es mi interpretación de Celestino antes del alba. Estoy súper feliz del resultado”.

Para Alejandro no es tan larga la distancia que separa al hombre de su destino: “El camino aunque difícil y lleno de retos será nuestro mejor maestro. La osadía de ser uno mismo, de defender la locura es lo que nos identifica como seres únicos”. Aun traza mapas mentales de sus últimos insomnios, busca en retazos de sueños simples las formas más complejas, aquellas que cumplen con todas las reglas para hacer arte del olvido.



Entrega sus premios “el árbol que silba y canta”

Con la entrega de los premios del concurso El árbol que silba y canta, en trova y poesía, concluyó en el municipio holguinero de Báguanos el XXIII evento Del verso y de la miel, organizado por la AHS y dedicado al trovador Raúl Prieto y al poeta Rolando Bellido.

En la gala de clausura del encuentro se realizó un homenaje a Bellido, investigador, promotor y profesor, creador en 1993, en el central López Peña, del proyecto sociocultural del que parte el evento, con el objetivo de elevar, con gestión participativa y equidad, la calidad de vida de los vecinos del central azucarero.

Fotos cortesía del evento

El jurado de trova, integrado por Ivette María Rodríguez, Freddy Laffita y Amaury del Río, entregó el Premio El árbol que silba y canta a Yanco León, de la provincia Granma.

Mientras que en poesía, el jurado integrado por Alfredo Zaldívar, Senén Orlando Pupo y Erian Peña, decidió por unanimidad «celebrar la realización de esta nueva convocatoria de un concurso necesario que estimula la creación poética entre las nuevas generaciones de autores de diversos intereses y estilos; agradecer a los organizadores del mismo y subrayar la necesidad de su fomento y preservación; y destacar la calidad de gran parte de las obras presentadas, lo que demuestra el interés por el Premio y resulta una sui generis cartografía de las búsquedas y miradas de los jóvenes autores», leemos en el acta.

Fotos cortesía del evento

Así como entregó una Mención al cuaderno «El lado convexo», de la poeta holguinera Idania Salazar, por «moverse con facilidad en los terrenos de la prosa poética y el verso libre, logrando un discurso coherente donde el yo asume búsquedas, diálogos y dudas; y por reafirmarnos, además, “la sospecha de mirar al cielo y pensar en si nunca más nos llueve”». El pasado viernes, Idania recibió, por su cuaderno «Foramen», el Premio Nuevas Voces de la Poesía 2023, certamen organizado por la sección la AHS en Holguín, la emisora provincial Radio Angulo y el Centro Provincial del Libro y la Literatura.

Fotos cortesía del evento

Finalmente el Premio El árbol que silba y canta 2023 fue para el poemario “Los límites de la cicatriz”, del joven Tomás Eugenio Escobar Ávila, de Las Tunas, por «lograr, a través del manejo de diferentes recursos poéticos asumidos, una voz original que se (nos) sumerge entre pasillos de hospitales e instrumentos del dolor, entre pérdidas y cicatrices, y que hace de su cuerpo (¿acaso el cuerpo poético?) un sitio para el corte, la interrogante y la sobrevida; por mostrarnos “constantes signos” por los que el poeta camina para convencerse de que, aún, posee (poseemos) humanidad», nos asegura el jurado.

Fotos cortesía del evento

El evento contó con recitales de poesía; conferencias; intervenciones artística-literarias en las comunidades La curva y La pelota; una gala homenaje, en el cine de la localidad, a Raúl Prieto, recientemente fallecido, con Ivette María Rodríguez, Freddy Laffita y Amaury del Río; la presentación del poemario Traducción apócrifa de Mailín Castro ganador del pasado concurso, publicado en la colección Analekta de La Luz, entre otras acciones que acercaron a esta comunidad azucarera de Holguín la trova y la joven poesía.



Una convocatoria para el audiovisual Por Primera Vez

El Centro Provincial del Cine de Holguín convoca a la XVI edición del Festival Nacional del Audiovisual Por Primera Vez, que se realizará del 21 al 24 de febrero de 2024 en esa ciudad, con el objetivo de fomentar la realización cinematográfica, sobre todo de óperas primas.

El evento estará dedicado a la dirección cinematográfica en Cuba y se convoca a participar con cortometrajes (hasta 24 minutos) en los siguientes géneros: Ficción, Documental, Animación; Video Arte y Videoclips. Las obras presentadas no podrán haber participado en ediciones anteriores del Festival y deben tener una fecha de producción límite entre 2020 y 2024.

Estas serán enviadas o entregadas en formato digital (FullHD 1920×1080 o MP4 H-264), identificadas, junto a la planilla de inscripción y un cartel vertical en formato digital para utilizarlo en la promoción. Las obras deben ser habladas o subtituladas al español, y luego de ser seleccionadas por el comité organizador para que participen en el Festival, serán exhibidas en cines y salas de video de la provincia de Holguín durante esta fecha y pasarán a formar parte del archivo audiovisual del CPC de Holguín. Se podrá participar con una sola obra en cada una de las categorías y la participación implicará la total aceptación de las bases.

Se convoca, además, a un Pitch para apoyar la creación audiovisual. Todos los realizadores inscriptos en el Registro del Creador Audiovisual y Cinematográfico interesados en obtener financiamiento para iniciar o culminar una obra cinematográfica, pueden presentar el proyecto de la misma durante esos días. Los mismos serán valorados por un jurado compuesto por realizadores y miembros del CPC en Holguín, que seleccionará un proyecto ganador.

La inscripción de las obras es gratuita y el plazo de admisión vence el 31 de diciembre de 2023.

Durante el Festival –aseguran sus organizadores en la convocatoria– se desarrollarán los siguientes espacios: Concurso Por Primera Vez, donde podrán competir obras que se ajusten a las bases del Festival y que sean ópera prima de sus directores; el jurado, integrado por realizadores y especialistas del ámbito audiovisual, otorgará un Gran Premio y su decisión será inapelable. Pitch: Al CPC Holguín le interesa apoyar a proyectos cinematográficos que se encuentren en desarrollo, preproducción o postproducción. Se hará una selección de los proyectos que opten a participar para que se presenten a un pitch valorado por un jurado. Muestra paralela: Se exhibirá en cines y salas de video una muestra paralela de obras que no entrarán en competencia. Las mismas no tienen necesariamente que ser óperas primas. El equipo de organización del Festival hará una selección de las obras presentadas para que participen y su decisión será inapelable. Además se realizarán conversatorios y talleres sobre la dirección de cine, entre otros temas, con la presencia de realizadores e investigadores del cine.

Las obras, los carteles y las planillas deberán ser remitidos por correo postal, o entregados en la calle Frexes # 156, e/ Morales Lemus y Narciso López, ciudad de Holguín, código postal 80100, Holguín. También se podrán enviar por Vimeo mandando el link y la contraseña al correo electrónico cineholqu0@gmail.com. Cualquier duda o información, pueden contactar a través de los siguientes canales: Al teléfono 24 423085, con el Departamento de Promoción del CPC Holguín, y al 52173808 o, incluso a través de WhatsApp o de Telegram. Además, en la página web www.cineholguin.xutil.net y en las plataformas digitales “Cine Holguín” en Facebook y Telegram, donde estarán disponibles la convocatoria, la planilla de inscripción y se estará brindando información del Por Primera Vez.



Entregan en Holguín Premio Nuevas Voces de la Poesía

El Premio Nuevas Voces de la Poesía 2023, organizado por la AHS en Holguín, Ediciones La Luz, la emisora provincial Radio Angulo y el Centro Provincial del Libro y la Literatura, fue entregado este viernes al cuaderno «Foramen», de la joven poeta holguinera Idania Salazar.

En su 28 edición, el concurso fundado por el promotor Joaquín Osorio en 1992, tuvo como jurado a los poetas Alberto Peraza (Pinar del Río), Maylan Álvarez (Matanzas) y Reynaldo Zaldívar (Holguín), quienes valoraron cerca de treinta cuadernos presentados a concurso y otorgaron, por unanimidad, el Nuevas Voces al libro de Idania por ser un «poemario con un alto vuelo poético desde lo cotidiano. Alta poesía, golpe certero hacia las cosas comunes, como para dar fe de que el acto de la creación poética encuentra en ellas una fuente vívida de universalidad; espontaneidad en el discurso, y una honda necesidad de ser, por sobre todo».

El jurado decidió otorgar menciones a los cuadernos «Metástasis de un poeta», de Eduardo Daniel Rosell Herrera, «por la unidad temática de sus textos, lo bien pensado y escrito, el equilibrio formal y de contenido, y el ánimo de rendir homenaje a la poesía y a la cultura en general, desde un discurso referencial que conduce a las esencias humanas» y a «Kalashnikov», de Erick Gálvez, «libro de décimas con una variedad en su hechura, ambiciones palpables de trascendencia de la poesía desde una modalidad que ha despertado gran interés en los escritores jóvenes, el deseo de abarcar, desde un universo sonoro con métrica y rima, en la mayoría de los casos, pero nada apegado a la estrofa tradicional, un mundo que trasciende el mero paisaje natural, para adentrarse en la naturaleza del ser», añade.

Fotos Ediciones La Luz

Además, el jurado quiso «destacar la alta calidad de varios de los cuadernos presentados, la diversidad formal y estilística, la valiosa cantera de poetas jóvenes que se han venido desplegando a lo largo y ancho de la isla» y que sumaron sus voces a este concurso en Holguín.

Idania Salazar recibió de manos de Joaquín Osorio, el diploma acreditativo del Premio Nuevas Voces de la Poesía, diseñado a partir de una pieza del artista visual Alejandro Zaldívar.

La peña «Abrirse las constelaciones», donde ocurrió la premiación, esta vez realizada en el lobby del Cine Martí, acogió también la presentación del audiolibro Corte angosto, de Rebeca Torres Serrano. El cuaderno, merecedor el pasado año del Premio Nuevas Voces de la Poesía, ahora podrá ser escuchado en una versión sonora, que conforma volumen 15 de la colección QuemaPalabras, en la que participaron el Dj Acid Seduction y el realizador Amalio Carralero, este último en la grabación y mezcla de sonidos en los estudios de Radio Angulo.

La editora Liset Prego hizo las palabras de presentación y aseguró que «este libro podría ser la crónica del oprobio, o del agobio del sujeto lírico, de la autora, sus memorias, las memorias ajenas, la desmemoria; podría ser un libro sobre la avidez, el hambre de ciertas palabras, el apetito por decir ciertas verdades; ya lo sabrá el lector-oyente, este pudiera ser un libro escrito a voces, como en una acrobacia, un clavado con giro que provoca otro big bang».

Asimismo, refiriéndose al trabajo sonoro, destacó que esta producción «cuenta otra vez con DJ Acid Seduction, el joven creador se ha vuelto experto en este otro acto de traducción. Lleva a los códigos de su lenguaje propio el discurso de otros. Las máquinas traducen la poesía, o son el canal para un mensaje diseñado por el hombre que hila estos versos electrónicos de sonidos mezclados. La poesía y la música siempre se han buscado, aquí se encuentran».

Con el trabajo de diseño de Robert Ráez, a partir de una fotografía realizada por la propia autora del libro, Prego percibe en su cubierta «un grito amordazado, ojos que exclaman, un ejercicio intelectual, atrevimiento, apretar el obturador y codificar desde la imagen el poema ya escrito. Rebeca Torres Serrano ensaya un tríptico basado en su poesía, la asisten mujeres que se encontraron en el verso para este acto de traducción intersemiótica, así lo llama ella. Aquí se muestra la foto de igual nombre que el cuaderno. Es elocuente, poderosa y definitivamente una traducción muy precisa de lo que clama el texto», leyó en la presentación.

El audiolibro puede ser escuchado en el siguiente enlace: https://go.ivoox.com/sq/2343475

La peña culminó con una lectura de los jóvenes poetas de la sección de Literatura de la AHS: Idania Salazar, Ana Ramos, Liset Prego, Erian Peña, Andrés Cabrera y José Luis Laguarda.