Liset Prego


Benditos infieles

Ediciones La Luz, la Asociación Cubana de traductores e intérpretes y el departamento de Lengua Inglesa de la Universidad de Holguín gestaron una jornada de mirada plural al mundo literario que durante los días del 25 al 27 de este mes dedicó espacios de intercambio, paneles y presentaciones donde las traducciones literarias son tema central.

El primer d√≠a del evento estuvieron invitados Eugenio Marr√≥n, periodista y escritor; Kenia Leyva, autora y miembro del equipo de Ediciones Holgu√≠n; Erian Pe√Īa, periodista, escritor y cr√≠tico de arte; y las traductoras Elizabeth Soto, Rebeca Torres e Irina Chaveco.

Todos fueron convocados para presentar t√≠tulos de los cat√°logos de las ediciones Holgu√≠n y La Luz, traducciones o textos biling√ľes que han acercado al lector nacional a obras y autores muchas veces desconocidos y en otras casi inalcanzables en publicaciones nacionales.

El segundo d√≠a, la pe√Īa Abrirse las constelaciones, en la serie de entrevistas dedicadas a celebrar el 25 aniversario del sello holguinero de la AHS y las dos d√©cadas de este propio espacio que conduce e poeta y editor Luis Yuseff, tuvo como invitado al intelectual Manuel Garc√≠a Verdecia. El traductor de vasta experiencia ha sido, adem√°s, gestor de muchas de las publicaciones locales que buscan acercar a los lectores a piezas cimeras de la literatura en lenguas extranjeras.

Par el √ļltimo d√≠a se realiz√≥ un panel que bajo el t√≠tulo ‚ÄúLa voz del otro. Un acercamiento a la traducci√≥n literaria‚ÄĚ, reuni√≥ a Irela Casa√Īas, poeta y editora, Irina Chaveco y Manuel Garc√≠a Verdecia, quienes bajo la conducci√≥n de Rebeca Torres dialogaron sobre los avatares de un ejercicio que pone en las manos de los lectores una obra de autor√≠a colectiva, singular dependiendo de la mirada y contexto de cada persona que se aventura a entregar en otro idioma lo que originalmente naci√≥ en una lengua distinta.

De forma h√≠brida ha llegado al p√ļblico esta jornada cuya intenci√≥n ha sido visibilizar la labor de traductores y editores y resaltar el aporte de las traducciones a la cultura universal.



Entrega ediciones La Luz premio a ni√Īos booktubers

Atrapasue√Īos, el primer concurso nacional de booktubers ni√Īos y adolescentes, convocado por Ediciones La Luz y con el coauspicio de la C√°mara Cubana del Libro, ya tiene ganadoras y fueron dadas a conocer este 30 de septiembre en el sal√≥n Abrirse las constelaciones, ubicado en la sede del sello editorial.

El jurado, que integraron el narrador y periodista Rub√©n Rodr√≠guez, la poeta y editora Elizabeth Soto, y el escritor y periodista Erian Pe√Īa escogieron como ganadores a:¬†

Nilsy Bell Rodr√≠guez, de 9 a√Īos y estudiante de la escuela primaria Manuel Ascunce, quien rese√Ī√≥ la antolog√≠a de cuentos ‚ÄúReto√Īos de almendros‚ÄĚ, fue la galardonada en la primera categor√≠a (de 5 a 9 a√Īos).

En la segunda (de 10-13) result√≥ premiada Adela Luc√≠a Morales, de 12 a√Īos, alumna del seminternado Dalquis S√°nchez. Su video estuvo dedicado a varios t√≠tulos destinados a los adolescentes: ‚ÄúFantasmacrom√≠as‚ÄĚ, de Maikel Rodr√≠guez; ‚ÄúOros Nuevos‚ÄĚ, de Evelyn Queipo y ‚ÄúComo se escriben los cl√°sicos‚ÄĚ, de Idiel Garc√≠a.

En el tercer escaque (14-18) la ganadora result√≥ Aytana Gabriela L√≥pez, de 15 a√Īos, por su presentaci√≥n de la antolog√≠a po√©tica ‚ÄúDice el musgo que brota‚ÄĚ.

El jurado adem√°s otorg√≥ reconocimientos a Luis Estrada, Lilia Camila Caram√®s y Yanay Garc√©s ‚Äúpor saber atrapar con la magia de un sue√Īo el cotenido literario de los libros escogidos, por mostrar desenfado en las maneras de decir y recomendar siempre el camino de la literatura‚ÄĚ.

En el p√ļblico estaban los ni√Īos de la escuela primaria Manuel Ascunce, habituales de este espacio quienes regalaron una sorpresa basada en textos de los libros de la editorial.

El concurso cont√≥ con el acompa√Īamiento del Centro Provincial del Libro y la Literatura de Holgu√≠n, Artex, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z y el proyecto de creaci√≥n art√≠stica Virtuarte.

Desde el Centro Provincial del Libro y la Literatura llegó hasta La Luz un reconocimiento por el trabajo cotidiano que entregó Sarai Ferrer, directora del CPLL.

Atrapasue√Īos toma su nombre del espacio dedicado al p√ļblico infanto-juvenil que conduce el poeta y editor Luis Yuseff. Con su lanzamiento se intentaba promocionar el cat√°logo dedicado a los lectores m√°s j√≥venes y conocer qu√© t√≠tulos del cat√°logo calan m√°s hondo en los destinatarios del trabajo de Ediciones La Luz y los autores de su cat√°logo.



Metamorfósis del autor o cómo nacen las islas

En el a√Īo de su nacimiento se hundi√≥ el Titanic. La maldita circunstancia del agua por todas partes, dir√≠a. Un barco no es una isla. Virgilio no es una isla, pero quiere serlo.

Ha viajado, traducido a su amigo polaco Witold Gombrowicz, ha escrito, publicado, fundado revistas como Cicl√≥n, una herej√≠a junto a Rodr√≠guez Feo, ha polemizado, lo har√° toda su vida. Ha hecho amigos y enemigos. Ha regresado a su casa y a√ļn no es 1959.

Entonces el país da un vuelco sobre sí mismo y se sacude la sombra del norte, convulsiona, se desprende de la garra. Virgilio escribe. El filántropo y La sorpresa son parecidos a ese tiempo nuevo. Van a escena. Envuelto en la vorágine transformadora de la revolución crea, cree.

Luego Virgilio tiene miedo. Lo ha dicho. Pero sigue siendo Virgilio, el de los Cuentos fr√≠os, ir√≥nicos, absurdos, donde est√°n los ¬ępuros hechos¬Ľ y es suficiente; el de las Peque√Īas maniobras narrando vidas intrascendentes, tan normales, hechas de gestos nimios, tan parecidos a la realidad; el del mito griego reinventado con ingredientes cubanos en Electra Garrig√≥, el del absurdo en El flaco y el gordo. Virgilio-Oscar, el poeta de regreso de Argentina, algo cercano a vencido, el mismo hermano de Luz Marina, anhelante del Aire fr√≠o, protagonista del ciclo infinito de la pobreza de una clase media en perenne agon√≠a.

En √©l irradian el lenguaje aut√≥ctono, la iron√≠a como firma, el humor negro, una causticidad ontol√≥gica, la reinvenci√≥n del teatro cubano, la b√ļsqueda de desmarcarse del cu√≥rum, la vanguardia de la vanguardia. El hombre que ama a un hombre abiertamente en tiempos de puertas cerradas. Ese es Virgilio.

Busca constantemente la experimentaci√≥n. Prueba la f√≥rmula del teatro en el teatro. Reta al p√ļblico, procura la interacci√≥n, provoca. Con Dos viejos p√°nicos gana el premio Casa de las Am√©ricas y es publicado en 1968.

¬ŅSer√≠a la maldita circunstancia, la de su nacimiento, la misma de su vida? Virgilio tiene miedo. C√≥mo no temer. √Čl es la disonancia. A nadie parece gustarle la estridencia de su otredad. Virgilio escribe, escribe como un modo de oxigenarse el alma, aunque en esta √ļltima etapa de su vida nada vaya a escena, nada se publique. Virgilio Atlas. Virgilio carga su isla en peso, la de su apartamento donde n√°ufrago de su propia existencia crea un micromundo al que solo acceden unos pocos, elegidos acaso. Gente con menos miedo, menos grises que los a√Īos que viven.

Virgilio, hacia el final, como Rosa Cag√≠, quien fuera configurada en esa extra√Īa latitud que es ser muert[o] en vida, pensaba en la posteridad. 1979 fue a√Īo atroz, al menos para la literatura cubana a cuyo pante√≥n entraba el dramaturgo, el poeta, el narrador. ¬°Ah, la oscura cabeza negadora!

De Virgilio se podr√≠a decir que ha vivido y‚Ķ escrito infatigablemente, so√Īado lo suficiente para penetrar la realidad.

Tom√≥ a√Īos devolverlo de una injustificada ignominia. M√°s de cuatro d√©cadas han pasado desde su transformaci√≥n. Ahora vuelve a las estanter√≠as, al escenario, a los lectores.

Por eso como en un ciclo perpetuo Virgilio se convierte en isla. Virgilio, frontera del oleaje. Mis piernas se irán haciendo tierra y mar, y poco a poco, igual que un andante chopiniano, empezarán a salirme árboles de los brazos, rosas en los ojos y arena en el pecho. En la boca las palabras morirán para que el viento a su deseo pueda ulular. Después, tendido como suelen hacer las islas, miraré fijamente el horizonte…

  • ¬ŅAs√≠ que era verdad?

Indagar√° el poeta de vuelta eternamente a su √ćtaca. Y entonces las olas subir√°n efervescentes por la plataforma insular de su poes√≠a.



HISTORIAS DE VUELOS, MEMORIAS Y SUE√ĎOS

¬°Prohibido venir solos al teatro! Aqu√≠ hay que llegar en tribu, traer a la familia toda y observar, escuchar, sentir atentos c√≥mo se deshojan las margaritas en la escena cuando el Teatro Gui√Īol Guant√°namo trae estas Historias de muchachas complicadas.

Contemple la danza de los s√≠mbolos, cuelgan en el tel√≥n de fondo objetos, sustantivos abstractos que se concretan en el gesto, en el acto, pero remiten al vuelo, al sue√Īo, al recuerdo.

Desde la llegada a la sala vemos sobre las tablas a tres protagonistas femeninas, tres actrices que manipulan mu√Īecos y aprovechan los recursos que el ingenio de este talentoso equipo ha puesto en una escena que se transforma a la vista del espectador, y que se articula al relato basado en un texto de Eldys Baratute, Deshojando margaritas, para narrar lo que se resiste a pasar inadvertido, darle forma, colores, un sentido a las angustias, soledades, preocupaciones que, a veces, parecen solaparse ante la idea de que un ni√Īo o un adolescente no tiene ansiedades, que estas son patrimonio exclusivo de los mayores.

Ante nosotros aparece un actor que remarca las esencias, aquello que no debe perderse de vista, el √≠cono que irradia sentidos plurales al relato, si se quiere el hilo conductor, la br√ļjula: un atrapasue√Īos, un cohete de papel, un cuaderno‚Ķ

Palmira es son√°mbula y su historia es un canto a la libertad, a escuchar el silencio, a interpretarlo. Palmira insta a los adultos a respetar los desvelos de las infancias, a permitir el di√°logo, a desechar las jaulas que la sobreprotecci√≥n arma sobre la libertad individual de cada ni√Īo o ni√Īa.

Llama la atenci√≥n c√≥mo por el temor de la p√©rdida terminamos abandonando aquello que buscamos atesorar. Bien lo aprender√° la madre que, bajo su falda, intenta resguardar el sue√Īo inquieto de una hija que ha inventado un mundo m√°s all√° de la vigilia donde reencontrar a los ausentes, donde invocar afectos perdidos.

Cuando marcharse para velar el descanso de la madre es un s√≠mbolo demasiado fuerte para dejar de estremecerse, vuela Palmira y deja un regusto que invita a abrazar, a abrir la jaula, a respetar el sue√Īo.

Entonces llega Alicia, y se habla de identidad en su historia. Es un juego de espejos el suyo, el de ver un reflejo otro, el de reconocerse distinta a como quieren los dem√°s que sea. Alicia tambi√©n quiere escapar, y lo hace hacia el interior, en un viaje introspectivo, va como aquella otra Alicia, hacia el espejo, donde puede verse tal como quiere, asumirse, ser. ‚ÄúTe regalo el nombre que me gustar√≠a tener‚ÄĚ, le dice a quien desde el otro lado tiende un puente entre su realidad y su deseo, y lo llama √Ālex.

Ahora es Aitana la que entrega su historia. Su memoria se ha tomado el d√≠a libre y ella debe descifrar cu√°l de los ni√Īos del aula es su novio. Nada recuerda, y las margaritas, lo sabr√° tarde, pueden ser enga√Īosas. Aitana es rom√°ntica y sue√Īa con id√≠licos amores. A muchos adultos les vendr√≠a tan bien usar su memoria y recordar aquellos primer√≠simos amores, plat√≥nicas cuitas que emerg√≠an cuando florecer era el √ļnico encargo dado al alma, esos a√Īos puente entre la ni√Īez y la juventud: la pubertad convulsa y hermosa, intensa e inolvidable (aunque aqu√≠ Aitana no pudiese contar con sus recuerdos).

Hay una delicadeza en esta puesta, una forma de abordar temas tab√ļes, o poco frecuentados por las obras de teatro donde los ni√Īos son p√ļblico meta, especialmente memorables. Persiste en la representaci√≥n una voluntad est√©tica que remite a la belleza entendida como la transparencia en el abordaje tem√°tico, en la honestidad de los s√≠mbolos, que no espanta, sino que invita a replantearse miradas a lo cotidiano. Y otorga la m√ļsica un caudal de sensaciones que nutren el discurso visual; es sinestesia. En Historias… nada es gratuito.

Las soluciones esc√©nicas que propone el Gui√Īol Guant√°namo, bajo la direcci√≥n art√≠stica de Yosmel L√≥pez, dan valor plural a un mismo objeto para reconfigurar la escenograf√≠a y arman un eficaz texto (entendido como todo aquello de lo que se pueda realizar una lectura, en tanto c√≥digo impregnado de significados), que va calando, con sutileza y poniendo all√≠, en el espectador, una semillita que conduce a la reflexi√≥n, una simiente que puede germinar en margarita o en la comprensi√≥n de estas Historias de muchachas complicadas que lo son m√°s, acaso, por la incapacidad de algunos de ver, de entender o recordar cu√°nto necesitan las infancias o√≠do atento, abrazo seguro, acompa√Īamiento respetuoso, libertad, sustantivos abstractos que edifican amor.



EL COFRE DE LEYENDAS DE FERNAN Y DINA

Como los dragones y las brujas, los piratas parecen estar de moda entre los personajes favoritos de los ni√Īos de hoy. En animados y pel√≠culas live action los ladrones del mar dejan de ser fugitivos y timadores para volverse simp√°ticos aventureros que desaf√≠an el peligro del mar en busca de tesoros.

Tal vez por eso Fernan insiste en ser un pirata, un valiente marinero. Para ello Dina lo instruye: necesita un garfio, un parche en el ojo y pata de palo. Pero √©l, que solo cuenta con su fantas√≠a, √ļnicamente necesita activarla y se zambulle junto a su amiga en un viaje que puede ocurrir cualquier d√≠a, al salir de la escuela, a√ļn sin quitarse el uniforme, en un desv√°n o alguna habitaci√≥n olvidada de la casa.

Cuando estos ni√Īos miran por el ‚Äúojo de buey‚ÄĚ parece que pudieran viajar en el tiempo. Como vig√≠as atisban, su paisaje es la bicentenaria ciudad de Cienfuegos, f√©rtil suelo para las leyendas.

A la Perla del Sur dedica el grupo de teatro Ca√Īabrava la obra Fernandina de la que Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz es autor y asesor art√≠stico. Las peripecias de dos ni√Īos aventureros, Fernan (Dayli Morfi) y Dina (Esther Valladares), conducen al espectador por una suerte de tour por las maravillas que el imaginario popular ha creado para explicar sucesos singulares de la bella urbe.

Un cofre como caja de Pandora o portal a la enso√Īaci√≥n, al fant√°stico universo de los mitos se ubica en el centro de la escena. La pareja de infantes se dispone a la aventura solo con un catalejo, un pergamino y la m√°s rica imaginaci√≥n infantil.

T√≠teres y actrices alternan para divertimento de los ni√Īos en el p√ļblico, que descubre c√≥mo un desv√°n puede ser proa para la embarcaci√≥n inventada desde la que estos chicos visitan el Calet√≥n de Don Bruno, buscan la explicaci√≥n para el origen del nombre Pasacaballos, tienen un encuentro con Leonor de C√°rdenas, la Dama Azul, y enfrentan al Sur con sus tent√°culos gigantescos hasta someterlo.

Cada obst√°culo a vencer en esta b√ļsqueda es solo una forma de poner a prueba la amistad. Cualquier tarde volver√°n a juntarse Fernan y Dina a viajar por mundos irreales, acompa√Ī√°ndose en las batallas contra monstruos mitol√≥gicos o redescubriendo su ciudad, porque como todos los ni√Īos, ellos sin saberlo asumen el juego como ensayo de la vida.



XXIII Premio Celestino desde Holguín invoca a Virgilio

Con Virgilio Pi√Īera como figura central de un evento que ya se establece como imprescindible para la cuent√≠stica entre los noveles narradores cubanos fue liberada la convocatoria al XXIII Premio Celestino de Cuento.

La dedicatoria al escritor y dramaturgo cubano en el aniversario 110 de su nacimiento es un homenaje que promete intercambios y paneles, lecturas y presentaciones de libros. Adem√°s, el evento mantendr√° su desarrollo en las redes digitales, como lo ha hecho en los dos √ļltimos a√Īos, o sea que, si las condiciones epidemiol√≥gicas lo permiten, sesionar√° de manera h√≠brida, recuperando la presencialidad.

Como reza en la convocatoria, disponible en los distintos perfiles digitales de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z de Holgu√≠n y Ediciones La Luz, entidades convocantes, en este certamen podr√°n participar todos los escritores cubanos residentes en el pa√≠s no mayores de 35 a√Īos, sin importar si son miembros o no de la AHS. La participaci√≥n ser√° √ļnicamente a trav√©s del correo electr√≥nico 23premiocelestinodecuento@gmail.com, y se recepcionar√°n las obras hasta el 1 junio de 2022.

En la pe√Īa Abrirse las constelaciones del sello editorial holguinero ser√°n dados a conocer los resultados de este codiciado premio que ha impulsado la carrera de numerosos autores del panorama literario nacional y que implica la publicaci√≥n del cuaderno ganador por la editorial convocante.

 



La AHS en Gibara impulsa la poesía joven

Gibara no es solo una ciudad de cine, de historia y de mar. Nace entre sus calles tambi√©n la poes√≠a como se puede constatar al conocer los resultados del concurso literario convocado en el municipio que lleva el nombre de ‚ÄúFernando Cuesta Mora‚ÄĚ y que celebr√≥ este febrero su cuarta edici√≥n.

El certamen convocado desde la c√©lula de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z del municipio tuvo su premiaci√≥n en la Casa de Cultura ‚ÄúRa√ļl G√≥mez Garc√≠a‚ÄĚ. El jurado reconoci√≥ la calidad de las dos decenas de obras enviadas y su diversidad, lo cual es evidencia del movimiento literario juvenil de la localidad.

El primer lugar fue compartido para Transcursos, de Yosvany V√°zquez Pupo, y ‚ÄúSusurros‚ÄĚ, de Frank Jes√ļs Ramos Marrero. Igualmente se otorg√≥ el segundo lugar a ‚ÄúRequiem por la vida‚ÄĚ, de la autor√≠a de Enmanuel Sanfiel Jimenez; el tercer lugar fue a manos de la obra ‚ÄúDestino‚ÄĚ, escrito por Jorge Chen Z√ļ√Īiga. Adem√°s, se otorgaron menciones especiales.

El jurado exhortó a los participantes a unirse a un taller literario de la AHS con el fin de perfeccionar sus textos respectivos.

La Asociaci√≥n en Gibara mantiene una programaci√≥n diversa y lucha por establecer una sede propia para compartir con creadores y p√ļblico, tambi√©n intenta revitalizar su programaci√≥n y enriquecer su membres√≠a con lo mejor de la vanguardia art√≠stica del municipio, de ah√≠ que este tipo de cert√°menes sean fundamentales para revelar el potencial del territorio.¬†

 



AHS en Holguín: La voluntad de refundarse desde las esencias

Reunida por primera vez en varios meses, la joven vanguardia artística perteneciente a la Asociación Hermanos Saíz de Holguín celebró su asamblea de balance.

Asociados de diversos células y secciones analizaron el funcionamiento de la organización de 2018 hasta 2021 y debatieron sobre los logros y asuntos pendientes para una organización que es la de mayor membresía en el país, después de la capital, y que organiza el más importante evento de juventudes artísticas en Cuba: las Romerías de Mayo.

foto heidi calderón

Ernesto Santiesteban Vel√°zquez, primer secretario del Partido en la provincia; Fernando Rojas, viceministro de cultura; Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, presidente de la AHS; Rachel Garc√≠a Heredia, directora de Cultura en Holgu√≠n, junto a otros funcionarios de organizaciones de masas, y representantes de entidades en el territorio, acompa√Īaron a los miembros de la Asociaci√≥n en su jornada introspectiva que busc√≥ revelar las sombras, arrojando luces, buscando soluciones.

Como resultados de trabajo en el per√≠odo evaluad se muestran numerosos premios que hablan de la calidad art√≠stica que a√ļna la AHS holguinera, en manifestaciones como literatura, audiovisuales y m√ļsica; el trabajo constante y de elevada calidad de Ediciones La Luz que fue reconocido en varias intervenciones; el apoyo de j√≥venes realizadores en la promoci√≥n de la membres√≠a y su obra; el surgimiento de pe√Īas de distintas manifestaciones; la permanencia del sistema de eventos del territorio pese a las limitaciones innumerables que existen en Cuba y el mundo para el desarrollo de la cultura.

foto heidi calderón

Mereci√≥ encomio el acompa√Īamiento del programa radial La hora de los cabezones, dedicados a compartir las experiencias y obra de los m√°s biso√Īos artistas.

Fueron preocupaciones expresadas por los asistentes y contenidas en el informe sometido a discusión, la escasa presencia del quehacer de los integrantes de la AHS en medios locales y nacionales, con énfasis en la televisión; el éxodo creciente de actores y bailarines; la relación turismo-arte y los acuerdos comerciales poco favorables para los artistas; la necesidad de sostener los espacios digitales como otros escenarios, que fueron revelados por la pandemia en mayor medida y que no pueden abandonarse en la nueva normalidad.

La profesionalizaci√≥n; la necesidad de m√°s y mejor cr√≠tica de arte; la situaci√≥n constructiva de inmuebles como la Casa del Joven Creador y la sede de Ediciones La Luz; la adecuaci√≥n de los pagos de concursos, becas y premios a los dictados del reordenamiento econ√≥mico. Se llam√≥, adem√°s, a construir espacios para ganar un p√ļblico propio y fiel.

foto heidi calderón

Los crecimientos como fuente nutricia de la organizaci√≥n, y su manejo con tino sin precipitaciones y con el rigor indispensable fue otro t√≥pico debatido en el que hizo especial √©nfasis Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz.

Asimismo, se condujo el di√°logo acerca de que se asuma la Casa del Joven Creador de la cabecera provincial como el espacio por antonomasia de cada uno de los presentes, de dar vida con una variada programaci√≥n a este inmueble. El contacto frecuente y cercano de la presidencia y su ejecutivo con las c√©lulas fue otra demanda, as√≠ como mayor v√≠nculo entre las secciones y la implementaci√≥n de una estrategia de comunicaci√≥n para los p√ļblicos internos y externos.

También se sugirieron cambios para la página web de la asociación donde se explote en mayor medida la hipermedialidad y la existencia de una versión de esta para teléfonos móviles.

foto heidi calderón

Fue reconocida la entrega de creadores que acompa√Īaron el proceso de inmunizaci√≥n a la COVID-19, as√≠ como la participaci√≥n en actividades en barrios vulnerables y el trabajo en redes sociales para mantener la vitalidad de eventos y espacios,

Fernando Rojas reconoció la calidad de la asamblea y el afán de los asociados holguineros en seguir creando, en perfeccionar el trabajo de la AHS y en el reconocimiento de estos al apoyo de la institución a pesar de los aspectos negativos que en el intercambio se manifestaron.

foto heidi calderón

Por su parte, Rachel Garc√≠a Heredia enfatiz√≥ en el estrecho v√≠nculo que mantiene a√ļn con la Asociaci√≥n, y en el rol de sus miembros para evitar un apag√≥n cultural a pesar del rigor del confinamiento y la pandemia durante 2020 y 2021.

La asamblea incluyó también elecciones para renovar el ejecutivo que quedó encabezado por el escritor Norge Luis Labrada, escoltado en la vicepresidencia por la realizadora Yalín Ojeda y el artista visual Armando Ruiz.

foto heidi calderón

Durante esta ma√Īana se despidieron a varios asociados que llegaron a los 35 a√Īos y se reconocieron a las instituciones y organizaciones sin cuyo apoyo y compromiso hubiera sido imposible la obra cotidiana de la AHS en Holgu√≠n, entre ellos el PCC, la UJC, la direcci√≥n provincial de cultura y su sistema de instituciones.

El nuevo presidente agradeció en su intervención el elogio realizado desde la dirección del Centro Provincial del Libro y la Literatura a Ediciones La Luz, colectivo del que forma parte.

A esto a√Īadi√≥ una petici√≥n de disculpa por todo lo que hasta la fecha no se ha logrado, asegur√≥ que queda mucho por hacer, como acercarse m√°s a las c√©lulas y refundar la comunicaci√≥n institucional de la AHS provincial. Labrada pidi√≥ a los asociados aproximarse al ejecutivo ante cualquier dificultad.

norge luis labrada/ foto heidi calderón

foto heidi calderón

foto heidi calderón



Andr√©s Cabrera, entre lo real maravilloso y la b√ļsqueda individual del escritor

Andr√©s Cabrera ha tenido un a√Īo 2021 lleno de logros, a los premios literarios recibidos se a√Īade la culminaci√≥n de sus estudios de Derecho. De alguna manera el autor escribe con todo lo que es, lo que tiene, lo que sabe, lo vivido, y los lectores est√°n √°vidos de encontrar esos signos, las pistas de la vida otra, aunque las musas truequen lo real en maravilloso, lo irreal en veros√≠mil, el hecho en duda.
Recientemente el joven autor holguinero fue merecedor de la beca de creaci√≥n Fr√≥nesis que entrega la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, cada a√Īo, a un proyecto de novela, como est√≠mulo a la creaci√≥n. Con Cabrera conversamos, entre la curiosidad y la alegr√≠a de coincidir con alguien de imaginaci√≥n desenfrenada, de sentido del humor fin√≠simo y de exuberante creatividad.

¬ŅDe qu√© trata la novela ganadora de la beca Fr√≥nesis?
En esta nueva historia, titulada El d√≠a de los Santos Inocentes, encontraremos a una pareja de j√≥venes que deciden formar una familia a temprana edad. Y es el nacimiento del peque√Īo Alejandro el motor impulsor de la problem√°tica. La inexperiencia en la crianza de los hijos, la violencia intrafamiliar, el machismo, la sexualidad y la pobreza, ser√°n los temas principales que se aborden.

¬ŅEn qu√© se diferencia y en qu√© se parece a tus anteriores textos de narrativa ganadores de cert√°menes previos?
La principal diferencia de esta novela con mis anteriores trabajos es, en mi opini√≥n, la libertad creativa. Si bien en Al son de la calavera, ‚Äúcuentinovela‚ÄĚ que ser√° publicada por Ediciones La Luz, experimento la soltura a la hora de crear personajes controversiales y de poner palabras en sus bocas; para esta nueva novela no he tenido reparo en el uso de la imaginaci√≥n, la sexualidad y el lenguaje, algo que, debido a la inexperiencia, no hab√≠a explorado cuando escrib√≠ Musita, el muy maldito, ganadora del Premio de novela Bustos Domecq; obra en la cual puse un l√©xico moderado en la boca de sus protagonistas. Contrario a Musita‚Ķ, en esta nueva obra el narrador-personaje s√≠ tiene un nombre: Alejandro, un ni√Īo m√°s libre, quien se expresa como tal.
En cuanto a las similitudes, hay muchas. Entre ellas está el tema principal, la orientación sexual, el machismo, los personajes femeninos; aunque aquí introduzco un referente paterno, que no existe en Musita…, donde los personajes que rodean al protagonista son mujeres.

¬ŅReinaldo Arenas tambi√©n late aqu√≠?
Creo que, a lo largo de mi juventud, Arenas latirá en mi trabajo, aunque yo intente evitarlo. Y es que, precisamente, lo que hace que el nombre de ese gran escritor se relacione conmigo en más de una ocasión, no es solamente que seamos coterráneos, o que haya sido un claro referente en uno de mis primeros trabajos, y me refiero a Musita, el muy maldito, claro homenaje a Celestino antes del alba, sino la similitud imaginativa y la forma de narrar.
No puedo negar que de Reinaldo he aprendido mucho, much√≠simo, y que es un orgullo para m√≠ que se me relacione con alguien que es considerado uno de nuestros m√°s grandes y controversiales escritores; pero en esta nueva obra todo es m√≠o. Es una novela muy personal. Desde el t√≠tulo hasta el nombre de su protagonista tienen especial significado para m√≠. A esta novela la siento muy m√≠a, y as√≠ he de defenderla. Mi mayor similitud con Arenas es y ser√° el estilo, un estilo que creo poco a poco he ido haciendo m√≠o, con el cual me desenvuelvo a mi antojo y que ir√© perfeccionando con el tiempo. Y es este √ļltimo, precisamente, el que me har√° despegarme de Arenas, cuando logre yo convertirme en Andr√©s Cabrera, as√≠, a secas; y nadie m√°s.

¬ŅD√≥nde reside lo real maravilloso en una ciudad como Holgu√≠n? ¬ŅLate en cualquier esquina o lo conjuras para hacerlo emerger en tus textos?
Los holguineros sentimos un especial orgullo de serlo. A Holguín he querido homenajearla llevándola al centro de mi universo. Mis tres novelas se ambientan en esta urbe; si bien no siempre lo menciono directamente, hago referencias que así hacen creerlo. Y ahí hay una gran diferencia entre Arenas y yo, pues este autor, en su obra, si bien, e indiscutiblemente, no podía evitar volver una y otra vez a esta ciudad, lo hacía de mala manera, denigrándola, exponiendo sus debilidades y condenándola al abandono como todo un hijo rebelde. Y hay que recordar que él no nació aquí, nunca se consideró holguinero. Yo por Holguín siento una especial pertenencia, un apego que solo puedo describir como de sangre, un deseo de enaltecerla, de brindarle todo lo bueno de mí, como a una madre. El realismo mágico en Holguín yo lo encuentro en todo momento y a toda hora, en sus calles, sus parques, sus lomas, en su gente; especialmente en su gente. Y es la vida de los holguineros, real y maravillosa, lo que engrandece a esta urbe.

¬ŅEscribes con disciplina, con horarios y t√©rminos, o esperas a la famosa musa?
A la hora de escribir, simplemente espero a que me llegue la musa; pero esta musa llega con calma. Suelo pensar por varios d√≠as, incluso semanas, lo que suceder√° en mis historias para que, en el momento en que me sienta lo suficientemente preparado para sentarme ante la computadora, pueda liberar con facilidad toda esa carga creativa que he acumulado. Esto puede suceder en cualquier momento del d√≠a, puede ser tanto en la ma√Īana como en plena madrugada. Ahora bien, dentro de ese per√≠odo creativo, una vez que ya he comenzado un trabajo extenso, como es una novela, suelo imponerme horarios y t√©rminos. Intento utilizar la ma√Īana para escribir, respetando los horarios de las comidas y la noche. Estar sentado frente a una computadora conlleva un desgaste f√≠sico que, si no se respeta, puede tener serias consecuencias.

¬ŅQu√© otros proyectos te ocupan?
Hace un tiempo he estado tentado a retomar mi primera novela, a√ļn hoy inconclusa, titulada: Caf√© para la serpiente, la cual me abri√≥ las puertas del Centro Onelio. Una primera obra que, si bien est√° marcada por mi inexperiencia en el momento en que la escrib√≠, posee un nivel imaginativo que disfruto much√≠simo, y que s√© que en alg√ļn momento retomar√©. Tambi√©n tengo una deuda con la poes√≠a pues, si bien he escrito varios poemas, a√ļn no los he organizado en lo que pudiera convertirse en un futuro libro.



Ediciones La Luz buscando el libro justo

‚ÄúBuscando el libro justo‚ÄĚ es el eslogan que se enarbola en la nueva campa√Īa promocional del libro y la lectura de Ediciones La Luz. En el sal√≥n Abrirse las constelaciones de la propia sede de la editorial Robert R√°ez, dise√Īador del sello, coment√≥ a los asistentes los detalles del proceso creativo que entrega a las audiencias una visualidad diferente e ingeniosa que acompa√Īar√° en 2022 el trabajo del sello, cuando celebran un cuarto de siglo.

En esta campa√Īa prima la intertextualidad y juego con la idea de Di√≥genes buscando el hombre justo. Con la persistencia y permanente indagaci√≥n por alcanzar la obra bella, la expresi√≥n cabal de lo est√©tico y √©tico, entendidos en sus m√°s elevadas connotaciones como signo del trabajo de La Luz sintetizan m√°s de dos d√©cadas haciendo libros.

En numerosas aplicaciones se vuelca la nueva iniciativa que irrumpe en los medios con un spot realizado por Aldo Luberta con el dise√Īo de R√°ez como concepto y soporte.

Durante la presentaci√≥n de la nueva campa√Īa tambi√©n fue posible escuchar a los autores leyendo sus propios textos: Ana G. Ramos, Andr√©s Cabrera, Norge Luis Labrada, Jos√© Alberto P√©rez, Lilian Sarmiento, Elizabeth Soto; y DJ Racso acompa√Ī√≥ la celebraci√≥n que invoc√≥ un nuevo a√Īo de prosperidad y mucha luz.

El equipo creativo de La Luz llevar√° a cabo durante 2022 acciones que se suman a sus espacios habituales, y que buscan afianzarse en el v√≠nculo con el p√ļblico lector; conquistar a los m√°s j√≥venes desde sus propios escenarios: redes sociales y centros escolares; promover el cat√°logo en constante crecimiento de la editorial; visibilizar el trabajo de la secci√≥n de literatura de la AHS en Holgu√≠n y mantener la vitalidad de la sede de Maceo 121 altos como la habitaci√≥n propia de la joven literatura cubana y sus creadores.