Ediciones La Luz


Los ‚ÄúRituales de la culpa‚ÄĚ de Jos√© Luis Laguarda

Se pondrá viejo el siglo y los investigadores preguntarán cómo eran las interioridades de la sociedad cubana en las primeras décadas del dos mil. Querrán detalles acerca de cómo fluían las noches, las transfiguraciones en algunos parques donde faltaba la luz, en qué parte hacían el amor esos seres sin casa ni dios que los soporte. La prensa carecerá de estos detalles, o los tratará de modo solapado. Para llenar ese vacío existirá Rituales de la culpa. Lejos de ser pensado como notas historiográficas, este libro representará un referente ineludible a la hora de describir las problemáticas de la sociedad actual.

Rituales de la culpa es el primer libro de Jos√© Luis Laguarda. Un autor que, de no haber nacido poeta, tenemos que mandarlo a hacer. Y esto lo digo porque, desde Vanessa Springora con ‚ÄúEl consentimiento‚ÄĚ o el franc√©s Jean Marie Roughol, no le√≠a (f√≠jense que esto es una afirmaci√≥n muy personal) sobre las tem√°ticas que este libro aborda. Con el valor a√Īadido de ser tratado √≠ntegramente desde la poes√≠a y describir situaciones que han sucedido (suceden) en la Cuba contempor√°nea.

Laguarda se adentra en el subsuelo de la sociedad para desmontar un entramado espiritual que escapa a los ojos de la mayor parte. En sus páginas mostrará escenas de la prostitución infantil, el apreciar de los que mendigan en la ciudad por pura costumbre o de aquellos que acuden a ella a intervalos para aplacar alguna que otra necesidad del cuerpo o del espíritu. Pondrá su poesía a relatar los deseos sexuales y la experimentación en ascenso propio de la juventud, pero en un maestro de escuela, en un director de empresa, en un extranjero.

El cuaderno consta de veintitr√©s poemas que el autor separa en dos secciones: ‚ÄúRituales‚ÄĚ y ‚ÄúPecados capitales‚ÄĚ. Al ir leyendo notar√°s un equilibrio interno y no precisamente por estar acomodados ateni√©ndose a un orden l√≥gico, sino por aparecer al mismo ritmo de cualquier conversaci√≥n secular, llena de ramificaciones, pero en este caso, sin alejarse del hilo conductor entre tem√°ticas.

CUCHILLAS DE AFEITAR

Este es un poema que muestra una sala de urgencias en un peque√Īo hospital de campo. El personaje que aqu√≠ se describe ha llegado con heridas auto-flageladas. Para √©l la sangre es un modo de estar sucio y limpia el cuerpo a trav√©s de las heridas. Cuchillas de afeitar que hace a√Īos conserva en sus bolsillos y acaricia en busca de un escape. Est√° el doctor suturando sus aberturas. Lo mira con detenimiento hacer su trabajo, para lo que estudi√≥ durante muchos a√Īos. Mira el hilo verde de la sutura, el ajetreo de sus manos. Y nota, ah√≠ donde limitan sus guantes, las marcas de viejas heridas similares a las suyas.

En este libro se va a repetir con acento la esencia de este texto: al frente de un aula, vestido de polic√≠a, ingeniero, intelectual, ministro, turista‚Ķ o lo que desees imaginar como lector, est√°n esos secretos, esas penas, deseos por los que t√ļ puedes estar transitando y esto, a su vez, afectar√° (o no) el ejercicio de sus funciones.

REMINISCENCIAS

Aparecen en este cuaderno dos textos que nos transportan específicamente a Buenaventura. Y este, Reminiscencias, es uno de esos. Aquí se habla de una tierra entre ríos donde la gente, venida desde el fondo de la isla para ocupar el lugar de los que se fueron, vive sus penas, su triste realidad. La gente ha olvidado las razones por las que en ese lugar fueron felices los jóvenes de la pasada generación. Prefieren negar y permanecer. Y permanecen como atados por una maldición.

En este texto se anota, para no morir jam√°s, una de las principales causas del deprimente estado emocional de una parte de nuestra sociedad: dejar de sentir como propio el suelo que se pisa, negar la identidad, porque la identidad se confunde con las causas de la pobreza.

ENGA√ĎEN, FINJAN, COBREN

Aqu√≠ se describe una de las escenas m√°s dif√≠ciles para sociedad: la prostituci√≥n infantil. Veremos una casa convertida en burdel, una madre que usa el cuerpo de sus hijos para mitigar el agujero econ√≥mico que ha dejado la partida del padre. La historia est√° contada en primera persona del singular: es el afectado, con toda la ni√Īez que puedas ser capaz de soportar, quien relata una a una las situaciones a las que se enfrenta. Por muy desgarradora que pueda representar este tipo de lecturas, es un texto necesario para la literatura de este siglo, a la que no deber√≠a escapar la m√°s baja condici√≥n humana.

RAMAS EN CRUZ

Aqu√≠ vemos al poeta detenerse en la miseria de la ciudad. Conversa con los mendigos, los que buscan debajo de la mesa de dios migajas para entretener el hambre. Se describe forastero. Y ya con forastero podemos entender a alguien desprovisto f√≠sicamente de su patria, con limitados derechos civiles. El t√©rmino forastero va a recoger el sentir del autor en la mayor parte de este libro. Veremos a alguien venido desde lejos, tan lejos como Buenaventura o alg√ļn rinc√≥n de la memoria, para buscar en la ciudad satisfacer alguna que otra necesidad que impone el cuerpo o la poes√≠a. Forastero en su propia casa, cuando los suyos pongan a un lado su condici√≥n de poeta. Forastero en el sentido b√≠blico del t√©rmino, como los pros√©litos, que muchas veces se acog√≠an al sistema de leyes jud√≠as, pero no asum√≠an la fe y los rituales que esto conllevaba. El poema hace evocaci√≥n a la emigraci√≥n del campo hacia las ciudades en busca de la supervivencia.

ROBOS

Jos√© Luis afirma: ‚ÄúSomos una especie que vive del hurto/ del robo sutil a otros.‚ÄĚ Aqu√≠ se describe una sociedad donde predomina el hurto: la lengua que roba los sabores de otras bocas, el transe√ļnte que esquiva el pago del transporte p√ļblico, la m√ļsica que se roba el aire. ¬†Al caminar el autor siente que tambi√©n es un ladr√≥n: roba la vida a las hormigas. Roba el olor a los otros. Es un profesor y ah√≠ est√° la pizarra robando su vida, fr√≠a como el mism√≠simo invierno.

‚ÄúPor estas tierras camin√≥ Ballagas buscando lavar sus culpas en la ca√Īada‚ÄĚ, sentencia. Y es la manera sutil que tiene Laguarda para hacernos notar que la situaci√≥n se ha extendido generaci√≥n tras generaci√≥n, poeta tras poeta. Emilio Ballagas, hoy prestigiosa figura de nuestras letras, en alg√ļn momento de su existencia, cuando no era m√°s que un transe√ļnte en las calles de Buenaventura, busca en los rezos, en la ca√Īada de Juana P√©rez (como describe en su poema Agua medicinal) lavar sus culpas porque tambi√©n se siente ladr√≥n o sencillamente porque le est√°n robando su vida. En una acotaci√≥n Jos√© Luis nos anuncia: ‚Äúyo no lo intento‚ÄĚ. Parece que el des√°nimo ha ganado la pelea. El poeta ha dejado de buscar una transformaci√≥n. Sin embargo, el final es otra vez inesperado: ‚ÄúUna vocecita inquieta me increpa:/ ¬ŅMaestro, por qu√© ha faltado hoy?‚ÄĚ.

Son m√ļltiples las razones que cada uno de nosotros encuentra para enfrentar la vida, con todas sus asperezas. Este texto no es m√°s que una reflexi√≥n muy √ļtil sobre el tema. Y me parece oportuno en estos tiempos donde sentimos robada nuestra estabilidad emocional. Es urgente encontrar qu√© nos motiva a seguir, qu√© nos mantiene vivos, cu√°les son los pilares de nuestra felicidad.

Mientras leía anoté muchísimo de lo que me pareció importante. Sin embargo, he procurado mostrarles una panorámica de lo que es Rituales de la culpa sin que esto represente leerles el libro. Queda a su encargo el disfrute, verso a verso, del constructo de esta obra que llena, con poesía, un vacío sustancial que la mayoría de las veces se deja a la narrativa o las notas historiográficas.


El impulso impetuoso de la claridad avanzada

En 1943 Virgilio Pi√Īera publica La isla en peso y ese mismo a√Īo nace en Holgu√≠n, Reinaldo Arenas. Apenas dos meses separan ambos momentos: en mayo, con edici√≥n del propio Virgilio, llega a la imprenta uno de nuestros poemas m√°s aut√©nticos y hermosos, un alarido en el mediod√≠a del tr√≥pico insular. Y en julio, Arenas lanza su primer grito, un grito que va a labrarse en el tronco del √°rbol m√°s cercano. El mismo √°rbol que resguarda durante el d√≠a a la luci√©rnaga, al cocuyo que carga su luz. Con La isla en peso hay un quiebre, una fisura luminosa en la cosmogon√≠a de lo cubano y de lo insular. Virgilio Pi√Īera trajo un cicl√≥n, escribi√≥ Lorenzo Garc√≠a Vega; una intensa bocanada de aire fresco e irreverencia. La maldita circunstancia del agua por todas partes sigue obligando a Virgilio a sentarse en la mesa del caf√©. D√©cadas despu√©s, Reinaldo Arenas escribe en un poema: Absolutamente cerrados / acorazados por las aguas / amurallados de sol y agua‚Ķ expandiendo as√≠ las ondas (y ecos) de aquella piedra lanzada en un pa√≠s demasiado joven que no sabe definir, un pa√≠s que no sabe ordenar. All√≠, mientras los hombres comen fragmentos de la isla, persiste la claridad avanzada.

En este 2023 ‚ÄĒcuando celebramos el 80 aniversario del nacimiento de Reinaldo y de la publicaci√≥n de La isla en peso‚ÄĒ, Ediciones La Luz abraza nuevamente ‚ÄĒporque ambas han estado estrechamente vinculadas a estos 25 a√Īos de recorrido editorial‚ÄĒ la fuerza de dos po√©ticas arborescentes y fecundas‚Ķ La de Virgilio y la de Arenas y su Celestino antes del alba. Quiso el azar lezamiano y la perspicacia de su equipo creativo (incansable como pocos) que ambas den cuerpo a las formas de la luz, tanto en la campa√Īa de promoci√≥n del libro y la lectura del 2024, como en la serie documental que nos acerca al primer cuarto de siglo del sello: La claridad avanzada (Gerardo Perdomo y Luis Yuseff, 2023). Esta serie, como el g√©nesis b√≠blico, empieza con los inicios de la luz: de los primeros pasos y el anhelo de contar con una editorial en la AHS holguinera, a la presentaci√≥n del primer cuaderno de un joven e in√©dito poeta, Jos√© Luis Serrano, hoy una de las voces m√°s reconocidas de su generaci√≥n y quien abri√≥, casi prof√©ticamente, con su Buf√≥n de Dios, la pr√≠stina luz y el destello de lo que a√Īos despu√©s ser√≠a uno de los hitos de la editorial: la recuperaci√≥n para la memoria de la Naci√≥n de la poes√≠a y la ensay√≠stica de Gast√≥n Baquero, ese otro poeta holguinero con caudal arb√≥reo y luminoso. Incluye ‚ÄĒcomo un momento significativo de este primer cap√≠tulo, ‚ÄúLa joven luz‚ÄĚ, un verso de ese origenista patriarcal que es Eliseo Diego‚ÄĒ la creaci√≥n en 1999 del Premio Celestino de Cuentos, homenaje a Celestino antes del alba, la primera novela de Reinaldo. Recorrer 25 a√Īos ‚ÄĒy no 25 a√Īos de reposo, sino de efervescencia, de voluntad agradecida por continuar viendo la luz del sol y no las manchas en su superficie‚ÄĒ es una tarea ardua que La Luz sigue so√Īando. Este primer cap√≠tulo, del que sus realizadores podr√°n darnos detalles del proceso creativo, posee un amplio valor testimonial y una cuidada realizaci√≥n art√≠stica; y nos reafirma que la literatura, como la vida, persiste a pesar de todo. Y como la luz, crece en su fuerza. Este primer material de la serie que presentamos hoy ‚ÄĒcon testimonios de Luis Yuseff, Alexis Triana, Erian Pe√Īa, Rub√©n Rodr√≠guez, Adalberto Santos, Katherine Perzant, Rafael Inza, Marvelis Marrero y Rafael Gonz√°lez‚ÄĒ nos demuestra como la claridad avanzada desborda la memoria y la poes√≠a en un acto de creaci√≥n y fe de vida; y como sigue, a trav√©s de diferentes plataformas digitales, expandiendo la luz para nuevos p√ļblicos.

Virgilio y Reinaldo est√°n ahora sentados sobre una gran piedra que parpadea como si fuera un cocuyo. Como si fuera un cocuyo de noche… La claridad avanzada, perpendicular y oblicua de Pi√Īera, y el cocuyo m√°gico y portador de almas de Arenas‚Ķ Ambos nos miran e interrogan, mientras llevan sobre sus espaldas el peso de la isla. Desgarbado e ir√≥nico, con algo de s√°tiro provocador, Pi√Īera lanza piedras candentes con su escritura poblada de un humor corrosivo. Frente a ellos las nubes caen y matan en avalanchas; las lluvias se convierten en tormentas de nieve y las personas se transforman en p√°jaros, insectos y √°rboles, pero ellos no se baja de la piedra que parpadea como si fuera un cocuyo. Los duendes, brujas y esp√≠ritus de los primos muertos les hablan, los tientan como las sirenas a Ulises. El hacha del abuelo les rodea, tirando al suelo cada √°rbol escrito, hasta convertir en una gran sabana al viejo bosque, pero ellos siguen all√≠, sin bajarse de la piedra que parpadea como si fuera un cocuyo, un cocuyo de noche. Ambos, desde aqu√≠, labran la claridad avanzada y lo cubano como un ritmo ondulante, tenue, leve, ingr√°vido, desolado y cambiante‚Ķ Con el o√≠do y los ojos en un rumor, un grito, una yagua pudri√©ndose al sol, una piedra a la intemperie, una matriz, un aleteo al oscurecer‚Ķ Frente al pozo, pero sin flores. El reverso. Lo grotesco. Una manera singular de anotar sus visiones, de abrazar el miedo, la furia, el desencanto y la memoria.

Ambos comparten una √©tica, una manera de enfrentar a los b√°rbaros. Y se sacuden el envilecimiento. La vida es riesgo o abstinencia, escribe Arenas en su poema Autoepitafio, con la convicci√≥n de que el lenguaje no solo es algo que damos sino algo que hacemos y que nos hace. Virgilio inclinado sobre los manuscritos de El mundo alucinante; Arenas llam√°ndolo su mentor m√°s preciado y dedic√°ndole Leprosorio. Virgilio, personaje en El color del verano, inmerso en ‚ÄúEl Jard√≠n de las delicias‚ÄĚ de El Bosco, como un ‚Äúacto de resistencia‚ÄĚ del escritor. Ambos comparten una soledad intransferible. Yo estoy solo. Es de noche, son las palabras finales de la autobiograf√≠a de Arenas. Irradian trasnochados rayos de luz, ese animal extra√Īo que enceguece. Arenas gritando en Nueva York. Virgilio gritando (para s√≠) en La Habana. Frente a una foto suya, Reinaldo trama una venganza literaria y bajo ‚Äúsu protecci√≥n‚ÄĚ escribe El color del verano, un libro sat√≠rico y carnavalesco que cierra una de las obras m√°s imaginativas de la literatura hispanoamericana. Escarbando en el horror es como Arenas encuentra una amoral y chispeante felicidad, repentina y sonora como una carcajada. La santidad se desinfla en una carcajada, dice Pi√Īera con un cigarro l√°nguido olvidado entre los labios. Ambos escriben para que no se desmoronen las descascaradas paredes de sus cuerpos. Escriben porque escribir es vivir y ellos tienen una fuert√≠sima voluntad de seguir manifest√°ndose. Hasta hoy, aqu√≠ y ahora. Yo he visto, yo he visto, repite Arenas como una letan√≠a, hay que decir, hay que decir. No hay escape: son las letras. Marcan, hunden, salvan. No hay escape: es la luz. Escribiendo. Escribiendo. Y cuando no queda ni una hoja de maguey para enmara√Īar. Ni el lomo de una yagua. Ni las libretas de anotaciones del abuelo: Celestino comienza a escribir entonces en los troncos de las matas, anota en su novela, con la que da un giro audaz hacia los terrenos de la fantas√≠a y el antirrealismo, com√ļn en la siguiente d√©cada. Porque: ¬ŅQu√© puede salvarnos o al menos servir de instrumento para dejar constancia de que hemos existido, si no es la invenci√≥n?, se pregunta Reinaldo. Ah√≠ est√°n ellos desatados, furiosos y estallando, como el mar. Como la luz, en su claridad avanzada. Sentados sobre la piedra enorme que parpadea como si fuera un cocuyo, como un cocuyo de noche, est√°n Virgilio Pi√Īera y Reinaldo Arenas. Sobre sus espaldas, mientras la claridad mueve los brazos y empieza a parir claridad, levantan el peso de la isla en el amor de un pueblo.

 

Palabras de presentaci√≥n del documental La claridad avanzada, dirigido por Gerardo Perdomo y Luis Yuseff (Ediciones La Luz y Wildesigner Productions, 2023), el 28 de diciembre de 2023, con el apoyo de la Beca de Creaci√≥n ‚ÄúEl reino de este mundo‚ÄĚ de la AHS.


Entregan en Holguín Premio Nuevas Voces de la Poesía

El Premio Nuevas Voces de la Poes√≠a 2023, organizado por la AHS en Holgu√≠n, Ediciones La Luz, la emisora provincial Radio Angulo y el Centro Provincial del Libro y la Literatura, fue entregado este viernes al cuaderno ¬ęForamen¬Ľ, de la joven poeta holguinera Idania Salazar.

En su 28 edici√≥n, el concurso fundado por el promotor Joaqu√≠n Osorio en 1992, tuvo como jurado a los poetas Alberto Peraza (Pinar del R√≠o), Maylan √Ālvarez (Matanzas) y Reynaldo Zald√≠var (Holgu√≠n), quienes valoraron cerca de treinta cuadernos presentados a concurso y otorgaron, por unanimidad, el Nuevas Voces al libro de Idania por ser un ¬ępoemario con un alto vuelo po√©tico desde lo cotidiano. Alta poes√≠a, golpe certero hacia las cosas comunes, como para dar fe de que el acto de la creaci√≥n po√©tica encuentra en ellas una fuente v√≠vida de universalidad; espontaneidad en el discurso, y una honda necesidad de ser, por sobre todo¬Ľ.

El jurado decidi√≥ otorgar menciones a los cuadernos ¬ęMet√°stasis de un poeta¬Ľ, de Eduardo Daniel Rosell Herrera, ¬ępor la unidad tem√°tica de sus textos, lo bien pensado y escrito, el equilibrio formal y de contenido, y el √°nimo de rendir homenaje a la poes√≠a y a la cultura en general, desde un discurso referencial que conduce a las esencias humanas¬Ľ y a ¬ęKalashnikov¬Ľ, de Erick G√°lvez, ¬ęlibro de d√©cimas con una variedad en su hechura, ambiciones palpables de trascendencia de la poes√≠a desde una modalidad que ha despertado gran inter√©s en los escritores j√≥venes, el deseo de abarcar, desde un universo sonoro con m√©trica y rima, en la mayor√≠a de los casos, pero nada apegado a la estrofa tradicional, un mundo que trasciende el mero paisaje natural, para adentrarse en la naturaleza del ser¬Ľ, a√Īade.

Fotos Ediciones La Luz

Adem√°s, el jurado quiso ¬ędestacar la alta calidad de varios de los cuadernos presentados, la diversidad formal y estil√≠stica, la valiosa cantera de poetas j√≥venes que se han venido desplegando a lo largo y ancho de la isla¬Ľ y que sumaron sus voces a este concurso en Holgu√≠n.

Idania Salazar recibi√≥ de manos de Joaqu√≠n Osorio, el diploma acreditativo del Premio Nuevas Voces de la Poes√≠a, dise√Īado a partir de una pieza del artista visual Alejandro Zald√≠var.

La pe√Īa ¬ęAbrirse las constelaciones¬Ľ, donde ocurri√≥ la premiaci√≥n, esta vez realizada en el lobby del Cine Mart√≠, acogi√≥ tambi√©n la presentaci√≥n del audiolibro Corte angosto, de Rebeca Torres Serrano. El cuaderno, merecedor el pasado a√Īo del Premio Nuevas Voces de la Poes√≠a, ahora podr√° ser escuchado en una versi√≥n sonora, que conforma volumen 15 de la colecci√≥n QuemaPalabras, en la que participaron el Dj Acid Seduction y el realizador Amalio Carralero, este √ļltimo en la grabaci√≥n y mezcla de sonidos en los estudios de Radio Angulo.

La editora Liset Prego hizo las palabras de presentaci√≥n y asegur√≥ que ¬ęeste libro podr√≠a ser la cr√≥nica del oprobio, o del agobio del sujeto l√≠rico, de la autora, sus memorias, las memorias ajenas, la desmemoria; podr√≠a ser un libro sobre la avidez, el hambre de ciertas palabras, el apetito por decir ciertas verdades; ya lo sabr√° el lector-oyente, este pudiera ser un libro escrito a voces, como en una acrobacia, un clavado con giro que provoca otro big bang¬Ľ.

Asimismo, refiri√©ndose al trabajo sonoro, destac√≥ que esta producci√≥n ¬ęcuenta otra vez con DJ Acid Seduction, el joven creador se ha vuelto experto en este otro acto de traducci√≥n. Lleva a los c√≥digos de su lenguaje propio el discurso de otros. Las m√°quinas traducen la poes√≠a, o son el canal para un mensaje dise√Īado por el hombre que hila estos versos electr√≥nicos de sonidos mezclados. La poes√≠a y la m√ļsica siempre se han buscado, aqu√≠ se encuentran¬Ľ.

Con el trabajo de dise√Īo de Robert R√°ez, a partir de una fotograf√≠a realizada por la propia autora del libro, Prego percibe en su cubierta ¬ęun grito amordazado, ojos que exclaman, un ejercicio intelectual, atrevimiento, apretar el obturador y codificar desde la imagen el poema ya escrito. Rebeca Torres Serrano ensaya un tr√≠ptico basado en su poes√≠a, la asisten mujeres que se encontraron en el verso para este acto de traducci√≥n intersemi√≥tica, as√≠ lo llama ella. Aqu√≠ se muestra la foto de igual nombre que el cuaderno. Es elocuente, poderosa y definitivamente una traducci√≥n muy precisa de lo que clama el texto¬Ľ, ley√≥ en la presentaci√≥n.

El audiolibro puede ser escuchado en el siguiente enlace: https://go.ivoox.com/sq/2343475

La pe√Īa culmin√≥ con una lectura de los j√≥venes poetas de la secci√≥n de Literatura de la AHS: Idania Salazar, Ana Ramos, Liset Prego, Erian Pe√Īa, Andr√©s Cabrera y Jos√© Luis Laguarda.


Del verso y de la miel arriba a su edición 23

La XXIII edici√≥n del evento Del verso y de la miel, organizado por la c√©lula de la AHS en el municipio holguinero de B√°guanos y dedicado a la trova y la poes√≠a, se realizar√° del 15 al 16 de diciembre y estar√° dedicado al trovador Ra√ļl Prieto y al poeta Rolando Bellido.

El evento se inaugurar√° en el central Ram√≥n L√≥pez Pe√Īa y tendr√°, en su primera jornada, un gran recital de poes√≠a y una intervenci√≥n art√≠stica-literaria en la comunidad La curva; as√≠ como una gala homenaje, en el cine de la localidad, a Ra√ļl Prieto, recientemente fallecido, y al tambi√©n investigador, promotor cultural y profesor Rolando Bellido, merecedor el pasado octubre del Premio Nacional de Poes√≠a Adelaida del M√°rmol. En esta participar√°n Ivette Mar√≠a Rodr√≠guez, Freddy Laffita y Amaury del R√≠o.

En el segundo día se acometerá una intervención artística-literaria en el central Fernando de Dios, en el poblado de Tacajó; se presentará el poemario de Mailín Castro ganador de la pasada edición del concurso El árbol que silva y canta, publicado en la colección Analekta de Ediciones La Luz, sello de la AHS en Holguín; el escritor Youre Merino impartirá una conferencia y se efectuará otra intervención en la comunidad La pelota.

En la noche se realizará la gala y la premiación de la actual edición del concurso El árbol que silva y canta, en trova y poesía, en el parque Locomotora de este municipio azucarero.

El evento parte en sus inicios del proyecto sociocultural ‚ÄúEl √°rbol que silba y canta‚ÄĚ, creado en 1993 en el central L√≥pez Pe√Īa por Rolando Bellido. Su objetivo era elevar la calidad de vida integral en los vecinos del central azucarero, con gesti√≥n participativa y equidad. Continuarlo es hacer que el verso y miel existan por mucho tiempo: el √°rbol en B√°guanos, alimentado por el arte joven en la provincia, sigue silbando y cantando para todos.


Ediciones La Luz en El Valle de la P√°jara Pinta

Ediciones La Luz, casa literaria de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n, es la invitada especial al encuentro de escritores, editores e ilustradores del libro infanto-juvenil ‚ÄúEn el Valle de la P√°jara Pinta‚ÄĚ, que sucede en Vi√Īales, Pinar del R√≠o, hasta el 30 de noviembre.

Seg√ļn rese√Īa la editorial en su p√°gina de Facebook, la primera acci√≥n del programa constituy√≥ la inauguraci√≥n de la exposici√≥n colectiva ‚ÄúReto√Īos de almendro‚ÄĚ, en la sede pinare√Īa de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac).

Allí, Nelson Simón, escritor y presidente de la Uneac en esa provincia, y Jenny Pérez, directora de Ediciones Cauce, tuvieron palabras de elogio para los miembros del equipo editorial de La Luz, quienes además fueron premiados con el abrazo de la poetisa y narradora cubana Nersys Felipe.

Ya en Vi√Īales, los poetas y editores Alfredo Zald√≠var y Luis Yuseff depositaron un ramo de rosas en nombre de los invitados a la memoria de Dora Alonso, cuyas cenizas se esparcieron en 2001 en el hermoso valle pinare√Īo, entre mogotes y vegas de tabaco, cumpliendo la voluntad de la autora de ‚ÄúPelus√≠n del Monte‚ÄĚ.

Coincidentemente, los versos que abren las p√°ginas de ‚ÄúReto√Īos de almendro‚ÄĚ, antolog√≠a insignia de Ediciones La Luz, pertenecen a ella: ‚ÄúDe parte del aguacero/ que cubran con un paraguas/ al reto√Īo del almendro‚ÄĚ.

 

En el Valle de la P√°jara Pinta tambi√©n propici√≥ la presentaci√≥n del cat√°logo infantil de La Luz, con verdaderas joyas de sus colecciones G√ľije y Espejo, as√≠ como las antolog√≠as ‚ÄúReto√Īos‚Ķ‚ÄĚ y ‚ÄúDice el musgo que brota‚ÄĚ, ambas compiladas por Eldys Baratute.

Adem√°s, se presentaron las versiones electr√≥nicas de esas ediciones compilatorias que incluyen los hiperv√≠nculos a las versiones audiovisuales y audiolibros, estos √ļltimos grabados por la Compa√Ī√≠a de Narraci√≥n Oral Palabras al Viento.

La novedad fue el lanzamiento de dos nuevos audiolibros, concebidos a partir de las versiones impresas de ‚Äú√Čl y yo sumamos dos‚ÄĚ y ‚ÄúEn busca de la piedra verde‚ÄĚ, de Nersys Felipe y Alice Walker, respectivamente, grabados en los estudios de Radio Angulo en la voz de Liset Prego y con la edici√≥n de Amalio Carralero.

Organizado por la Uneac en Pinar del R√≠o y su sello editorial Cauce, el evento literario ‚ÄúEn el Valle de la P√°jara Pinta‚ÄĚ tiene como invitados, tambi√©n, a Ediciones Matanzas, el proyecto Claustrofobias y la Fundaci√≥n Nicol√°s Guill√©n.

 
 

*Con información de Ediciones La Luz.


Convocan al Concurso Nuevas Voces de la Poesía 2023

La secci√≥n de Literatura de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) y su sello Ediciones La Luz el Centro Provincial del Libro y la Literatura en Holgu√≠n (CPLL) y la emisora provincial Radio Angulo, invitan a participar en el Concurso Nacional ‚ÄúNuevas Voces de la Poes√≠a‚ÄĚ 2023.

En el certamen, que se dedica en esta ocasi√≥n al 120 aniversario del nacimiento del Jos√© Mar√≠a Heredia y al 115 del camag√ľeyano Emilio Ballagas, pueden participar autores in√©ditos residentes en Cuba, menores de 35 a√Īos, sean miembros o no de la AHS. Para ello deber√°n enviar un poemario de tema libre que posea una extensi√≥n entre las diez y las quince cuartillas.

Los trabajos ser√°n enviados al correo electr√≥nico alaluzseleemejor@gmail.com y ser√° imprescindible a√Īadir el asunto ‚ÄúNuevas Voces 2023‚ÄĚ. Los participantes deber√°n usar seud√≥nimo, por lo que enviar√°n dos documentos independientes, uno con el cuaderno en concurso y otro a modo de plica con sus datos y modo de localizaci√≥n.

Un jurado, integrado por prestigiosas figuras de las letras cubanas, dar√° a conocer el fallo el d√≠a 1 de diciembre de este a√Īo. El plazo de admisi√≥n vence el 20 de noviembre pr√≥ximo. Un diploma acreditativo, una colecci√≥n de libros y la publicaci√≥n de la obra ganadora por el sello Ediciones La Luz, de la AHS en Holgu√≠n, en su colecci√≥n Analekta, adem√°s de su versi√≥n electr√≥nica y un audiolibro en la colecci√≥n Quemapalabras, constituye el premio del Concurso.

Fundado en 1992 como Concurso Nuevas Voces de la Poes√≠a en Holgu√≠n y coordinado por el promotor literario Joaqu√≠n Osorio, Premio Nacional de Promoci√≥n de la Lectura Ra√ļl Ferrer, este contribuye a la promoci√≥n de poetas que a√ļn no son visibles en el panorama literario.

Desde 2018 extendi√≥ su convocatoria al territorio nacional con el nombre de ‚ÄúNuevas Voces de la Poes√≠a Cubana‚ÄĚ, incorpor√°ndose al sistema de premios de la AHS en el pa√≠s. Lo han obtenido escritores como Jos√© Luis Serrano, Luis Yuseff, Mois√©s May√°n y Rubiel G. Labarta.


Los cielos desiertos en audiovisual

Ediciones La Luz, sello de la AHS en Holguín, trabaja en la realización de cápsulas audiovisuales a partir del audiolibro Los cielos desiertos. Poemas de Luis y Sergio Saíz en las voces de jóvenes artistas cubanos, una de las atractivas novedades de su amplio catálogo.

El equipo de Wildesigners Production, que dirige el asociado Gerardo Perdomo, se encarga de la producción audiovisual de las cápsulas, en la que participan los jóvenes escritores holguineros José Luis Laguarda, Liset Prego, Reynaldo Zaldívar e Idania Salazar.

El proyecto del audiolibro hom√≥nimo obtuvo la Beca de Creaci√≥n ‚ÄúEl Reino de este mundo‚ÄĚ que otorga la AHS, cont√≥ con la selecci√≥n de la periodista y escritora Liset Prego, y re√ļne a diez miembros de las diferentes secciones de la filial holguinera de la Asociaci√≥n para volver sobre la obra y pensamiento de los hermanos Sa√≠z Montes de Oca.

Prego coment√≥ que, desde su concepci√≥n, se pens√≥ como un proyecto que tuviera expresi√≥n en diferentes soportes para la promoci√≥n de la literatura, de ah√≠ que despu√©s del audiolibro surgieran materiales audiovisuales para acompa√Īar la promoci√≥n de este t√≠tulo.

En estas c√°psulas se recoge de manera sint√©tica las experiencias de acercarse de esta manera a la obra de los hermanos Sa√≠z, junto a fragmentos de los textos que declaman algunas de las voces que integran el audiolibro, material publicado en la colecci√≥n Quemapalabras, con la colaboraci√≥n musical de DJ Acid Seduction, realizaci√≥n de Amalio Carralero y la asesor√≠a de Ferm√≠n L√≥pez y Yordanis Sera, director y actor fundador, respectivamente, de la Compa√Ī√≠a de Narraci√≥n Oral Palabras al Viento.

A√Īadi√≥ que este es un homenaje con palabras que siguen siendo de los hermanos Sa√≠z y mantienen la autenticidad del primer d√≠a, para volver sobre su obra y pensamiento como una brisa fresca que sigue los pasos de estos j√≥venes rebeldes. Constituye, adem√°s, otra manera de acercarse La Luz al √°mbito digital y por tanto a los p√ļblicos que tienen como espacio natural las redes sociales y otras plataformas de socializaci√≥n de contenidos literarios.

En Los cielos desiertos participan artistas de varias manifestaciones, desde escritores, m√ļsicos, pintores, realizadores audiovisuales, lo que le aporta una riqueza de experiencias creativas propias del trabajo de la Asociaci√≥n. La beca ‚ÄúEl reino de este mundo‚ÄĚ es uno de los incentivos de la AHS para apoyar los procesos de creaci√≥n art√≠stica e investigaci√≥n sobre temas de la cultura desarrollados por sus miembros en las diferentes provincias.


Convoca Ediciones La Luz al II Concurso Nacional de BookTubers Atrapasue√Īos

Ediciones La Luz, casa editorial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n, vuelve a abrir las puertas a sus lectores con una invitaci√≥n. Por segunda vez convocan al Concurso Nacional de Booktubers Atrapasue√Īos.

El sello, junto a la C√°mara Cubana del Libro, la Direcci√≥n Provincial de Cultura, y el Centro Provincial del Libro en Holgu√≠n instan a participar a ni√Īas, ni√Īos, adolescentes y j√≥venes hasta 18 a√Īos. Solo deben realizar un video donde rese√Īen un t√≠tulo publicado por Ediciones La Luz.

Las categor√≠as se han establecido de acuerdo a tres grupos etarios fundamentales: de 5 a 9 a√Īos, de 10 a 13 y de 14 a 18 a√Īos. Se otorgar√° un premio √ļnico en cada categor√≠a. Igualmente, se ha dispuesto la direcci√≥n electr√≥nica alaluzseleemejor@gmail.com para recepcionar los videos que deber√°n enviarse con el asunto ‚ÄúAtrapasue√Īos‚ÄĚ en el mensaje. No obstante, los que residen en la ciudad de Holgu√≠n pueden dirigirse a la sede de la editorial a entregar su video de forma personal. ¬†¬†¬†

Hasta el 30 de octubre se recibir√°n los trabajos y el dictamen del jurado se informar√° el 17 de noviembre de 2023.

Los videos finalistas y ganadores ser√°n publicados en el canal de YouTube de Ediciones La Luz.

Este concurso toma su nombre del espacio de promoci√≥n que habitualmente conduce el escritor y editor Luis Yuseff y que se dedica al p√ļblico infanto-juvenil donde se presentan los t√≠tulos publicados por el sello que tienen a las infancias como destinatario.


Como un universo en expansión

Los primeros 25 a√Īos de Ediciones La Luz tambi√©n han sido caminos recorridos desde el dise√Īo gr√°fico. La literatura es el prop√≥sito, la gu√≠a, pero el dise√Īo y la creatividad han acompa√Īado (e impulsado) el viaje. Desde el arlequ√≠n en la cubierta de Buf√≥n de Dios de Jos√© Luis Serrano, pr√≠stina y sencilla edici√≥n que marca las andanzas editoriales del sello, hasta el t√≠tulo m√°s reciente, ese que todav√≠a est√° en la mesa de dise√Īo convertido en pixeles, hemos asistido, expectantes y maravillados, a todo un universo en expansi√≥n. A un escenario de posibilidades en el que el dise√Īo gr√°fico resulta primordial ‚Äďy no solo el del libro como objeto-arte; las ramificaciones en los √ļltimos a√Īos han sido m√ļltiples‚Äď para cartografiar La Luz.

Los libros de humildes portadas ‚Äďque custodiaban la obra de autores importantes de nuestra literatura, m√°s all√° de los l√≠mites holguineros‚Äď fueron ganando, a la par del desarrollo poligr√°fico del nuevo milenio, en posibilidades reales para materializar dis√≠miles soluciones visuales. En 2006 se publica el libro que trajo los ‚Äúcolores‚ÄĚ a La Luz: Striptease y eclipse de las almas de Delf√≠n Prats, con una hermos√≠sima obra de Armando G√≥mez en portada (algo que nos subraya la cercan√≠a del trabajo con pintores y fot√≥grafos, artistas visuales en su amplio sentido). Desde entonces el dise√Īo gr√°fico ha ido en constante crecimiento, pues para La Luz el libro es un objeto bello que respira en la conjugaci√≥n de arte y literatura; y adem√°s, cada nuevo t√≠tulo resulta constataci√≥n de lo posible, confirmaci√≥n de la virtuosa utilidad de lo creado.

Si bien es cierto que varios dise√Īadores han dejado su impronta en este tiempo, Frank Alejandro Cuesta aport√≥ una mirada inquieta y vibrante, en constante aprendizaje y b√ļsqueda. El libro gan√≥ una visualidad contempor√°nea y las campa√Īas, que se iniciaron con Todos buscan la luz desde la confluencia con los medios de comunicaci√≥n e Internet, posicionaron a la editorial a la vanguardia de la promoci√≥n del libro, no solo en los formatos tradicionales, sino en las redes sociales, expandi√©ndose en el ciberespacio y llegando a nuevos lectores y sitios.

La Luz se extiende y posibilita la experimentaci√≥n y el hervidero de ideas. Todo el colectivo acaba convirti√©ndose, con Luis Yuseff al frente, en un equipo de creaci√≥n. Por su parte, Robert R√°ez, actual l√≠der creativo, ha mantenido la coherencia de un quehacer org√°nico y supo aprovechar el trabajo con las formas y la tipograf√≠a, con la experimentaci√≥n. √ćconos, colores, tipolog√≠as, composiciones y dis√≠miles soluciones gr√°ficas ‚Äďcon influencia del dise√Īo de peri√≥dicos y revistas‚Äď vienen a acompa√Īar el viaje y la aventura por la letra, ya no solo impresa.

Fotos Olaph Johe Quiala

Varias exposiciones de estos productos comunicativos han ocupado las paredes de Ediciones La Luz, incluso en el Centro Provincial de Artes Pl√°sticas de Holgu√≠n se inaugur√≥ Pensar a La Luz, una gran exhibici√≥n que recorri√≥, a trav√©s de gigantograf√≠as de portadas de varios de los t√≠tulos, el quehacer de los primeros veinte a√Īos. El Premio Celestino de Cuento es otra apuesta por el dise√Īo y la creatividad, que ha sido reconocida con el Premio de la Ciudad en Comunicaci√≥n Promocional (por las campa√Īas Leer seduce y A la luz se lee mejor). La promoci√≥n literaria ha alcanzado nuevas cimas; la fotograf√≠a y las letras se conjugan en una jugada sensorial para promover y celebrar la lectura; y los rostros de autores j√≥venes y reconocidos aparecen en carteles en redes sociales, junto a la apuesta por los audiolibros y e-book.

Fotos Olaph Johe Quiala

La reciente campa√Īa de promoci√≥n de la lectura enarbola un √ćcaro virtual, cibern√©tico y posmoderno, que bebe del pastiche y el arte digital, autor√≠a de Alejandro Zald√≠var, creador tambi√©n de las im√°genes del 24 Premio Celestino de Cuento. Es un √ćcaro en di√°logo con la poes√≠a de Delf√≠n Prats, maestro en las cercan√≠as de La Luz desde los primeros tiempos, y en concordancia, desde las posibilidades del arte digital, con autores cuyas resonancias son universales.

Fotos Olaph Johe Quiala

De esta manera Ediciones La Luz ha logrado una identidad visual que enarbola como logro preciado. Esta muestra deja entrever el ingenio y la avidez de su equipo creativo, con una atractiva elaboraci√≥n en el plano art√≠stico y conceptual, promoviendo la lectura a trav√©s del arte. Y tambi√©n resulta constataci√≥n de c√≥mo lograr concebir utilidad y belleza para los dem√°s. A este recorrido de regreso al yo primordial a trav√©s del dise√Īo, nos invita La Luz. Agradezcamos la posibilidad del viaje visual y literario, pues la luz nos pertenece y hacia ella vamos.

Fotos Olaph Johe Quiala

 

Palabras del catálogo de la exposición La Luz nos pertenece, inaugurada el 4 de agosto de 2023, en la galería del Palacio Salcines, en Guantánamo, con curaduría de Geny Jarrosay y Dayamis Rodríguez La Cruz, como parte de la 47 edición de la Jornada de la Canción Política.


Anuncian en Holguín ganador de XXIV Premio Celestino de Cuentos

El Premio Celestino de Cuentos en su edición 24 ya tiene ganador. El jurado que preside Senel Paz e integran Atilio Caballero y Eugenio Marrón, ha seleccionado de entre los 23 cuadernos en concurso y de forma unánime, a tres títulos que merecen menciones. Se trata de Los iguales, de Reineris Betancourt, de Guantánamo; Gestalt, de Miguel Montero, de Holguín, y El Alondra, de Lisbeth Lima, de Santiago de Cuba.

El premio, seg√ļn se declara en el acta del jurado, se otorga al libro que logr√≥: ‚Äúun conjunto de siete cuentos que se distingue por su unidad, tan eficaz como precisa, no exenta de un aliento po√©tico que se asienta en su estilo, tanto en lo afectivo como en lo doliente de asuntos y personajes, para ofrecer un mosaico de historias en el que la memoria, el paisaje, la familia, el amor, la muerte y la escritura expanden sus querencias.‚ÄĚ Tales son las cualidades que han detectado en La figura en el puente, de la matancera N√°thaly Hern√°ndez Ch√°vez.¬†¬† ¬†

La joven narradora es también periodista y promotora literaria. En 2021 fue ganadora del Premio David de ciencia ficción con el libro Las azules colinas de Europa.

El Premio Celestino de Cuentos este a√Īo ha estado dedicado a √ćtalo Calvino, Sergio Pitol, Reinaldo Arenas y Roberto Bola√Īos en su 100, 90, 80 y 70 a√Īos respectivamente. El evento que se organiza desde Ediciones La Luz con el coauspicio del Centro Provincia del Libro y la Literatura de Holgu√≠n y la Direcci√≥n Provincial de Cultura, ha tenido un intenso programa de lecturas de narrativa, presentaciones de novedades editoriales de sellos invitados y del anfitri√≥n, paneles dedicados a la vida y obra de los autores homenajeados.

Igualmente, otras expresiones artísticas como las artes visuales y el audiovisual han encontrado espacio en la programación, con la inauguración de la muestra de carteles Pedazos de nube, de Alejandro Zaldívar, y la proyección del documental Cosme: un enorme juego con el tiempo, de Alejandra Rodríguez Segura.