Yasel Toledo Garnache


Que el arte y el amor nos acompa√Īen siempre

Es imposible no sentir indignaci√≥n por la suspensi√≥n de conciertos del d√ļo cubano Buena Fe en Espa√Īa. Pareciera casi ciencia ficci√≥n que bajo el pretexto de una supuesta defensa de la democracia se est√© realizando esta campa√Īa que incluye presiones y amenazas a due√Īos de los locales donde estaban previstas las presentaciones, pero todo es muy real.

Vuelve a pulular el odio, la indecencia y la anti√©tica, sin apenas maquillaje. ¬ŅQu√© tipo de actitud es esa? ¬ŅAcaso es posible comprenderla? ¬ŅAlguien con un m√≠nimo de sentido com√ļn, respeto a los dem√°s y decencia podr√≠a apoyarla? ¬ŅC√≥mo es posible tanto nivel de incoherencia, y enarbolar la ‚Äúdemocracia‚ÄĚ para prohibir y hostigar?

Llama la atenci√≥n, aunque no sorprende, que eso lo hagan los mismos ‚Äúactivistas‚ÄĚ que fingen defender la libertad de expresi√≥n, los mismos que supuestamente desean una Cuba mejor, que hablan de inclusi√≥n, pero que solo destilan odio y van por ah√≠ excluyendo, acosando y pidiendo violencia, lo cual provoca hasta verg√ľenza.

Ah√≠ est√°n las publicaciones en varias redes sociales, exhortando a tirar huevos y excrementos, tratando de sembrar miedo y lograr m√°s cancelaciones, como si se tratase de un juego maquiav√©lico o un show de los peores. ¬ŅEsas son en verdad actitudes de personas dignas, de seres humanos que quieren a su pa√≠s?…

Los cubanos, en cualquier lugar donde estemos, debemos ser verdaderamente inclusivos, amar profundamente nuestra naci√≥n y su cultura, y ser respetuosos de todos los hijos de esa madre grande, que es Cuba, la cual debe recibir siempre todo el cari√Īo, sin importar c√≥mo pensemos. Ojal√° podamos ser hermanos, aunque pensemos diferente, solo el respeto es indispensable. Y si en verdad deseamos que nuestra Patria sea mejor, debemos contribuir a eso desde la solidaridad, la eliminaci√≥n del odio, las presiones y todas las acciones que la bloquean no solamente en lo econ√≥mico.

Hay una estrategia despiadada en contra de este archipiélago, su sistema social y todos los que decidimos ayudarlo desde adentro. Buena Fe, y en especial Israel Rojas y Yoel Martínez están recibiendo una especie de castigo por el compromiso social en su tierra natal. Eso, sin dudas, constituye otro capítulo en el afán de intimidar a todos los creadores que apoyan el proceso revolucionario en este país, o que al menos tienen una relación visible con sus instituciones.

Como expresaron en conferencia de prensa este 18 de mayo Indira Fajardo, Presidenta del Instituto Cubano de la M√ļsica, y Alexis Triana, Director del Estudio Multimedial del Ministerio de Cultura, esto no comienza con Buena Fe ni es un caso aislado. Son varios los artistas y agrupaciones que ya han sufrido acciones de ese tipo, incluidos Los Van Van y Alexander Abreu y Havana D’Primera. Todo forma parte de una escalada que pretende tambi√©n el aislamiento cultural.

Buena Fe es uno de los objetivos preferidos por su popularidad desde hace m√°s de una d√©cada dentro del p√ļblico aqu√≠ y en otros pa√≠ses. Varias generaciones hemos disfrutado sus conciertos en universidades y plazas, en parques y grandes salas. Hace poco hicieron una gira, junto a otros artistas, por todas las provincias, y tambi√©n obtuvieron Premio en la fiesta del disco cubano, Cubadisco.

Esa agrupación ha estado también, por ejemplo, con una canción dedicada a los científicos y a propósito de las vacunas, que permitieron a esta nación sobrevivir a la covid-19 con esfuerzos propios. En los momentos más difíciles no han renunciado a sus ideas, a expresar lo que sienten y en lo que creen, como lo hacen con críticas sociales en varias de sus canciones.

Es muy favorable que en Cuba y otros países muchas personas denunciemos estas cancelaciones y cualquier manifestación de acoso y amenaza. Esto se trata del más elemental derecho a cantar y a brindar la obra creativa de cada quien.

Ya la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba manifest√≥ su solidaridad con Buena Fe, as√≠ como ‚Äúel agradecimiento a tant√≠simos espa√Īoles y compatriotas residentes en Espa√Īa y otras partes del mundo que los han apoyado y se han pronunciado contra esta injusticia porque, como nosotros, creen en el poder de la poes√≠a, de la canci√≥n y de la cultura como plataformas para el crecimiento espiritual y el entendimiento humano‚ÄĚ.

Desde la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, organizaci√≥n que agrupa a la vanguardia de j√≥venes creadores, tambi√©n se expres√≥ indignaci√≥n ante tales sucesos, con la certeza de que ‚Äúel arte de los m√ļsicos y otros creadores cubanos debe llegar a todo el mundo como expresi√≥n de una riqueza cultural reconocida a nivel internacional y de un pa√≠s que nunca renuncia a los sue√Īos ni a la belleza‚ÄĚ.

Silvio Rodr√≠guez, s√≠mbolo de la canci√≥n trovadoresca en el panorama internacional, tambi√©n apoy√≥ a los integrantes del d√ļo: ‚Äú¬ŅSer√° que algunos hacen uso de un respetable derecho a irse, pero no pueden soportar a los que se queden a luchar por un pa√≠s mejor? ¬ŅSer√° por verg√ľenza de ellos mismos los que piden invasiones y bloqueos contra su propio pueblo? Insoportable para algunos el ejemplo moral de Buena Fe. Es comprensible‚ÄĚ, escribi√≥ el autor de varias canciones antol√≥gicas en la banda sonora del pa√≠s caribe√Īo.

Son tiempos complejos, de mucha dificultad más allá de lo aparente. En circunstancias así se deben enarbolar con más fuerza nuestras esencias como cubanos y ciudadanos en cualquier geografía. El arte, el amor y el decoro deben prevalecer siempre, no solamente por Buena Fe, sino por nosotros como individuos, como pueblo y por la humanidad toda.



Carlos Manuel de Céspedes, el iniciador (+Videos, audio y fotos)

Cuentan que llegó al mundo un domingo en la noche, cuando arreciaba un aguacero, con truenos y relámpagos, cual presagio de su vida tormentosa, de grandes decisiones, golpes y tiros.

En la aristocr√°tica casa, la n√ļmero 4, del callej√≥n de la Burruchaga, en Bayamo, hab√≠a tremendo ajetreo aquel 18 de abril de 1819, pues estaba a punto de nacer el hijo primog√©nito de Jes√ļs Mar√≠a de C√©spedes y Luque y Francisca de Borja del Castillo y Ram√≠rez de Aguilar, dama de excelente educaci√≥n, inteligencia y bondad.

Momento singular aquel: la lluvia que aumentaba, el sonido de los truenos, la comadrona Gertrudis Fornaris, m√°s conocida como do√Īa Tula, y el m√©dico Jos√© Mar√≠a Izaguirre, de origen venezolano, empe√Īados en que todo saliera bien, el nerviosismo de los familiares‚Ķ

Por fin, a las 11 de la noche, aproximadamente, se escuch√≥ el llanto del peque√Īo Carlos Manuel Perfecto del Carmen de C√©spedes y L√≥pez del Castillo.

LA INFANCIA DEL PADRE DE LA PATRIA

Poco se habla de esa etapa de su vida. El historiador Aldo Daniel Naranjo, quien trabaja en varios vol√ļmenes sobre el quehacer y la obra del patricio, dijo que su infancia fue caracter√≠stica de ni√Īo rico, con muchas comodidades, y juegos como ponerle la cola al burro.

Le gustaban los ajiacos, las viandas y ba√Īarse en el r√≠o, lo cual hizo con frecuencia cuando la familia se traslad√≥ a la hacienda Santa Rosa, propiedad del abuelo materno Francisco del Castillo y Miranda, en el actual municipio granmense de¬†Buey Arriba.

Hab√≠a ocurrido un ataque de corsarios en la zona de¬†Manzanillo¬†y se especulaba sobre la posibilidad de otro y el avance hasta la Villa de San Salvador de Bayamo, por eso la familia de C√©spedes estuvo alg√ļn tiempo en aquel sitio rural.

Casi nunca se menciona a su primera maestra Isabel Cisneros, quien lo recibi√≥ en la escuela a los cinco a√Īos de edad y seguramente cal√≥ muy hondo en √©l, pues, adem√°s de ense√Īarle a leer, escribir, y aspectos elementales del catolicismo, tambi√©n le narraba leyendas de g√ľijes y hadas del monte.

No encontramos referencias a una amistad desde la ni√Īez, con otros infantes que se convirtieron en grandes patriotas, como¬†Francisco Vicente Aguilera¬†y Perucho Figueredo, pero no es descabellado pensar en esa posibilidad, pues viv√≠an muy cerca y ten√≠an edades y costumbres sociales similares. La historia demostr√≥ luego que tambi√©n pose√≠an maneras parecidas de pensar y comportarse.

De ese per√≠odo, hay una an√©cdota que revela el profundo humanismo, valor y solidaridad del futuro Padre de la Patria, pues en una ocasi√≥n cuando sali√≥ de las clases vio como un ni√Īo m√°s grande maltrataba a otro en el colegio, y le dijo ‚Äúabusa conmigo, ven‚ÄĚ. Minutos despu√©s, comenz√≥ la pelea en la cual venci√≥.

M√°s tarde, citaron al padre a la escuela, y el director lo felicit√≥ por la gallard√≠a y sentido de la justicia del hijo, quien tuvo cuatro hermanos, y, pasados algunos a√Īos, empez√≥ los estudios del bachillerato en La Habana, los cuales termin√≥ un semestre antes de lo habitual, gracias a su inteligencia elevada, reconocida por los profesores.

Museo Casa Natal de Céspedes

Foto: Tomada de CNC TV

El historiador Miguel Antonio Mu√Īoz L√≥pez, especialista del¬†Museo Casa Natal de C√©spedes, resalta que la madre fue muy importante en su formaci√≥n, quien tuvo la capacidad y mesura para mediar entre √©l y su padre, el cual tambi√©n ten√≠a un car√°cter fuerte y una manera de pensar muy diferente a la de quien se convirti√≥ en el Primer Presidente de la Rep√ļblica en Armas.

Aquel muchacho lleno de virtudes, amante del arte y los bailes, que ganaba con facilidad el agrado de las damas y sab√≠a tocar m√ļsica de piano, dej√≥ la tranquilidad y los lujos por empu√Īar las armas e irse a la manigua en busca de un sue√Īo para su pa√≠s, y esa fue una de sus mejores ense√Īanzas.

LA DEMAJAGUA Y EL 10 DE OCTUBRE

El 10 de octubre de 1868, en La Demajagua, cerca del mar y a unos 13 kilómetros de la ciudad de Manzanillo, Céspedes, el abogado, el ser humano de ideales independentistas, el patriota cabal, alcanzó una estatura sin límites, cuando liberó a sus esclavos  y convocó a todos los presentes a la lucha.

D√≠a de gloria aquel, cientos de hombres aguardaban desde la tarde anterior. La joven Candelaria Acosta, m√°s conocida como Cambula, ya hab√≠a elaborado la bandera que presidir√≠a el momento, para la cual no encontraron la tela adecuada y emplearon entonces la √ļnica disponible, incluidos trozos de un vestido y un mosquitero.

Aquella ma√Īana de coraje y decisi√≥n, la muchacha de piel blanca y pelo rubio platinado, entreg√≥ el estandarte al abanderado Emiliano Tamayo, quien ten√≠a entre 20 y 22 a√Īos, y expres√≥ ‚ÄúPrimero mueran antes que verla deshonrada‚ÄĚ, tremendas palabras de quien apenas ten√≠a 17 a√Īos de edad.

C√©spedes procedi√≥ a realizar el juramento a la bandera, a lo que todos respondieron ¬°Juramos!, y el Padre agreg√≥: ‚ÄúPor mi parte, juro que os acompa√Īar√© hasta el fin de mi vida, y que si tengo la gloria de sucumbir antes que vosotros, saldr√© de la tumba para recordaros vuestros deberes patrios y el odio que todos debemos al gobierno espa√Īol, venganza, pues, y confiemos en que el cielo proteger√° nuestra causa ¬ę.

En ese momento también se dio a conocer el Manifiesto de la Junta Revolucionaria de la Isla de Cuba, prueba de que el alzamiento y la voluntad de luchar, tenían un profundo basamento en las ideas, con objetivos definidos más allá de lograr el triunfo.

Momentos en el Museo de Céspedes

Momentos en el Museo de Céspedes, en Bayamo/Imagen: Tomada de CubaDebate.

C√ČSPEDES, SIEMPRE VIVO

Su vida en lo adelante fue difícil, salpicada por contradicciones, tragos amargos y envidias hasta la muerte física el 27 de febrero de 1874 disparando su revolver contra los soldados enemigos en San Lorenzo, zona oriental. Sin embargo, tiene asegurada la inmortalidad, como parte de las esencias fundamentales de la nación.

En la primera plaza denominada de la Revolución en el país, ubicada en el Centro Histórico Urbano de Bayamo, su figura esbelta y segura, en forma de estatua, parece observar con su serenidad de siempre.

Ahora, cuando se cumple el aniversario 150 del alzamiento en La Demajagua, inicio de las guerras en Cuba, su ejemplo permanece fuerte, cual br√ļjula de victoria y dignidad.

 

Plaza de la Revolución de Bayamo 2

Plaza de la Revolución de Bayamo/Foto: AECT.

Campana de La Demajagua

Campana original, empleada el 10 de octubre de 1868/Foto: Rosa María Rodríguez



Una bestia de papel y los posibles nacimientos

Un ser reflexivo anda por las páginas de papel, deja sus preguntas, algunas respuestas, sus preocupaciones… Usa versos, formas clásicas, en rimas nos deja sus miradas, sus pensamientos. Comparte con nosotros, los lectores, un mapa individual y a la vez colectivo de su país, de la vida más cercana.

Se llama Bestia contextual, un título llamativo, que tal vez define a cada ser humano en sus batallas personales, con sus retos y miedos, con sus impulsos y obstáculos, esos que impone la sociedad y el alma individual, que muchas veces prefiere adaptarse o luchar, que anda por ahí con sus pasos lentos o apresurados, que puede cultivar la belleza, incluso desde lo aparentemente simple o tremendo.

Este es un libro del joven poeta trinitario Dari√©n Pe√Īa Prada, ganador del premio Calendario de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en 2022, gracias a los aplausos del jurado integrado por la premio nacional de Literatura Nancy Morej√≥n, Ar√≠stides Vega Chap√ļ y Jos√© Luis Serrano.

Hay aqu√≠ una bestia singular, cuyo cuerpo tiene tres especies de partes generales, tituladas Muro de contenci√≥n, La silueta en el portal y Acta de advertencia. Desde el propio inicio nos adentramos en versos con claro tono reflexivo, que nos hacen recordar vivencias personales, con la certeza de que¬†¬ęNo te puedes curar de los lamentos/ de las sombras que habitan la memoria:/ te persiguen (no hay escapatoria)/ sin rostros, pedestales, monumentos/‚ĶHombre y humanidad no son lo mismo/ ¬ŅQui√©n te ampara y se calla la sentencia/ que derrumba un absurdo mecanismo?/ Como estandarte se alza la inocencia/ El para√≠so es solo un tecnicismo/ para quien lleva el mundo en la conciencia¬Ľ.

Son 61 p√°ginas, 32 poemas como c√©lulas o latidos de un ser vivo, una sociedad desde La suerte del que escucha hasta Carteles, que en sus dos √ļltimos versos nos dice¬†¬ęModernismo, expansi√≥n, ardid, ind√≠genas/ Si no entendiste, empieza por el t√≠tulo¬Ľ.

En ese cuerpo general otros de los poemas son Silencios, Fe de errata, Estado de confort, Desde la ecuanimidad del centro, Ciclos, Anatom√≠a, La sombra del vencido, Olvido, Sentencia, La verg√ľenza, Oficio, Fuga, El destierro de las horas, A cualquier costo, Fe, Suicidas o transe√ļntes, Fuego a discreci√≥n y Elogio de la antropofagia.

Llama la atención el apego del autor a la tradición de las formas, preferida por encima de los versos libres. Algunos podrían pedir más atrevimiento en cuanto a las estructuras, pero el corazón de este libro y todas sus venas van más allá, el verdadero interés parece radicar en hacernos pensar, muchas veces a través de preguntas y un tono coloquial.

En las palabras de contracubierta, Yamil D√≠az G√≥mez asegura que ¬ęinquietante y sincero, eficaz y human√≠simo, el poeta nos lleva de la segunda persona del singular a la primera del plural, y viceversa, para curarnos de apat√≠a, tomando bravo tambi√©n el ejercicio de lectura‚Ķ Lo que singulariza el poemario es la tensi√≥n permanente entre la √©tica del cuestionamiento y el hedonismo de la forma¬Ľ.

Hay versos que se graban en mi mente:¬†¬ęLo extra√Īo de la muerte es que regresa/ a veces como un templo o una cura/ No se entiende el exhausto con la fe./ Aunque quiera el vencido, no descansa./ Lo inmortal del tambor es un clich√©, ¬Ņen verdad su repique da confianza?/ Pero el alma precisa estar en pie/ A√ļn necesitamos esperanza/¬Ľ.

Otros como Demanda, oferta y A cualquier costo miran fen√≥menos sociales, pero con la voz de que ¬ęhabr√° que ser feliz contra pron√≥sticos¬Ľ.

Publicado por la Casa Editora Abril en 2023, con edici√≥n de Kar√≠n Morej√≥n Nellar, dise√Īo de Carlos Javier Sol√≠s y correcci√≥n de A. Li Cabrera,¬†Bestia contextual¬†es la primera obra del poeta y promotor cultural Dari√©n Pe√Īa, miembro de la AHS y cofundador del proyecto cultural editorial Callejas, donde edita y manufactura libros para regalar, una buena manera de ser consecuente con el af√°n de construir la belleza y cambiar nuestras realidades.

Hay bestias con un corazón diferente, que pueden contribuir a que otras se transformen para bien. Me adentro una vez más en las páginas, en los versos. Miro la cubierta. Siempre hay posibles nacimientos, y ojalá que sea siempre para mejor.



Duende del agua o versos de las esencias (+ Fotos y video)

La magia de las hadas y los duendes ser√° siempre muy necesaria. El encanto de esos seres y su simbolismo nos hace m√°s falta cuan m√°s despiadada se vuelve la sociedad contempor√°nea. Muchos de nosotros deseamos no crecer jam√°s, seguir en el abrazo de las abuelas, en sus tonos para contarnos historias y la bondad de cada gesto. Tal vez ellas son hadas de estos tiempos, sentimos sus presencias incluso cuando sus cuerpos ya no est√°n.

Hay maravilla en lo aparentemente simple, en lo cotidiano, en la lluvia que cae con suavidad o fuerza, en las gotas contra el asfalto o la tierra, en el mar y sus olas, en la sonrisa y los sue√Īos.

Cada persona suele tener un mundo íntimo, con personajes de la realidad a nuestro alrededor, con experiencias que despiertan lágrimas o alegría, con olas muy propias y el refugio en seres especiales. El libro Duende del agua, del escritor tunero Armando López Carralero, ganador del Premio Calendario de la Asociación Hermanos Saíz por esa obra en 2022, nos adentra en sensaciones aparentemente comunes, pero que despiertan también lo más interno, lo más nuestro.

Pudiera parecer una propuesta para ni√Īos al obtener el aplauso del jurado en la categor√≠a de Poes√≠a para infantes, pero sus p√°ginas brindan un viaje atractivo para lectores de cualquier edad, es un paseo por las sensaciones, un viaje a etapas anteriores de nuestras vidas. Publicado por la Casa Editora Abril en 2023, con edici√≥n de Tiurka Prieto Hern√°ndez y correcci√≥n de Adriana Daniel Aneiros, el libro brinda 30 poemas en un ambiente imaginativo, pero con mucho de realidad.

En cuanto a la estructura posee tres especies de partes, con los t√≠tulos¬†Un dibujo de familia¬†(que nos recuerda ‚ÄúLa familia es el pa√≠s del coraz√≥n‚ÄĚ),¬†Puentes azules¬†(‚ÄúHay muros que solo la paciencia derrumba y puentes que solo el amor construye‚ÄĚ) y¬†Un cuento que no termina¬†(‚ÄúTodos los cuentos son ciertos‚ÄĚ).

Armando L√≥pez, o Mandi, como lo llaman cari√Īosamente los amigos, tal vez escribi√≥ estos versos, este ser de papel, en primer lugar para su hijo y sus padres, a quienes menciona en la dedicatoria. Desde el primer poema,¬†B√ļsqueda; hasta el √ļltimo,¬†Peque√Īo valiente; uno siente la presencia del cari√Īo, el deseo de volver siempre a esos momentos y personas que tienen mucho de m√≠sticos, aunque est√©n cerca y ante los ojos de los otros parezcan muy normales.

Me llama la atenci√≥n la profundidad reflexiva que se siente en los poemas y la fuerza de las im√°genes, a pesar de la suavidad de sus tonos. Ojal√° cada ser humano buscara la luna que flota, para aprender a nadar de manera permanente, como nos sugieren dos de sus versos, pues cada problema, cada situaci√≥n, es una especie de oc√©ano diferente. Sin dudas los pa√Īuelos bordados por la abuela son los mejores, para secar l√°grimas, superar dolores.

La madre palpita una y otra vez en estas p√°ginas. Hay referencias a los juguetes, al padre, al mar, a los √°rboles, la luna, al zapatero, a las botas, las gaviotas, a los barcos‚Ķ, hay un Se√Īor Disparate, que asegura ‚Äúhoy el mundo es una cueva‚ÄĚ. El libro termina con versos, que son tambi√©n ense√Īanzas: ‚ÄúNo le temo a la alabarda/ que se interpone en mi sue√Īo/ ni al cocotazo hogare√Īo/ ni al futuro porque tarda.

Los poemas, que parecen peque√Īas historias del presente o la memoria, son enriquecidos por las ilustraciones de Hanna G. Chomenko en este libro, que verdaderamente puede convertirse en una especie de duende de papel, que nos hace el bien y nos recuerda cuales deben ser siempre algunas de las esencias. Tecleo en la noche y por primera vez en mucho tiempo siento a seres peque√Īos, intranquilos, que entran y salen. Los busco, los miro. Ojal√° est√©n junto a nosotros siempre.



‚ÄúLos cielos desiertos‚ÄĚ, incitaci√≥n para acercarnos a la obra de Luis y Sergio Sa√≠z (+ Fotos y video)

Era agosto de 1957 cuando los disparos apagaron la vida de aquellos dos j√≥venes de apenas 18 y 17 a√Īos de edad, Luis y Sergio, dos hermanos que mor√≠an uno defendiendo al otro. Segundos despu√©s, la madre sal√≠a desesperada de la casa e iba entre llantos. Present√≠a lo sucedido, algo le aseguraba que esos sonidos eran provocados por balas contra sus hijos. All√≠, frente al cine del poblado, estaban los cuerpos. El dolor e indignaci√≥n por lo sucedido caminaban por las calles de San Juan chocaban contra las paredes, y sub√≠an a lo alto. Hay mucho de tristeza y tambi√©n de poes√≠a en las √ļltimas horas de los hermanos Sa√≠z, en el beso que le dieron a su madre antes de salir del hogar, en el saludo a los amigos aquella noche, en el cari√Īo y el valor de ambos‚Ķ.

La obra de Luis y Sergio debiera inspirarnos siempre. Cuando Norge Luis Labrada, entonces Presidente de la AHS en Holguín, y la periodista y escritora Liset Prego nos dijeron que Ediciones La Luz deseaba hacer un audiolibro con parte de la obra de ellos y en voces de jóvenes del presente nos alegramos infinitamente. La luz, con Luis Yusef al frente es, sin dudas, manantial de proyectos y belleza, que nos enorgullece siempre. Sabíamos que sería una propuesta interesante por el contenido y también por la forma.

Palpitan aqu√≠ once poemas, versos con m√°s de 65 a√Īos de existencia. Dos almas o muchas que gravitan, que laten entre emociones, deseos, golpes, llantos, pasi√≥n‚Ķ Voces diversas, j√≥venes de hoy, que le confieren otros matices a las letras aquellas, tonos m√°s actuales, con efectos radiof√≥nicos‚Ķ, mezclas de sensaciones que recorren nuestra mente, que circulan por las mareas de nuestra alma.

La primera vez que escuch√© este audiolibro fue una tarde de mi√©rcoles en una soledad aparente. Mientras lo o√≠a, imaginaba aquellos muchachos repletos de sue√Īos, enamorados de la literatura y el arte en general. Me parec√≠a verlos escribiendo con el √≠mpetu que caracteriz√≥ sus vidas. Entre las im√°genes estaba tambi√©n su madre Esther, maestra de profesi√≥n, quien aprendi√≥ de memoria varios poemas de sus hijos y en ocasiones, los dec√≠a a quienes llegaban a su casa en el actual municipio pinare√Īo de San Juan ¬†y Mart√≠nez.

Los cielos desiertos. Poemas de Luis y Sergio Sa√≠z¬†es una obra necesaria. Nos permite revisitar las entra√Īas de dos seres humanos m√°s conocidos por su labor revolucionaria y una organizaci√≥n (la AHS), que por su obra literaria.

Ese es, quiz√°s el primer valor de este audiolibro: poner a disposici√≥n del p√ļblico parte de la obra creativa de dos autores poco conocidos en el √°mbito po√©tico cubano. Que sea en voces de j√≥venes actuales le confiere matices especiales a esta propuesta, que ojal√° reciba miles de reproducciones en plataformas digitales y nos acompa√Īe en tel√©fonos celulares y otros dispositivos.

Poemas, como¬†Definiciones,¬†Llanto de sal,¬†Mi vida es,¬†D√©jame llevarte en ansias,¬†Sexo en presente,¬†Cansancio,¬†Incitaci√≥n al descamisado Jes√ļs,¬†Un verso me piden,¬†Senda para un tiempo¬†y¬†Canto a la muerte¬†son ventanas al esp√≠ritu de dos j√≥venes que escribieron tambi√©n narrativa y ensayos.

Resaltamos la buena selección de los poemas, a cargo de Liset Prego, no solamente por sus valores literarios dentro de la obra de Luis y Sergio, sino por mostrarnos variedad de temas y sensaciones que los inquietaron. Lo social y lo político solían motivar versos, relatos y reflexiones en ellos, y también los amores y desamores, lo sensual y el dolor.

Fue especial escuchar los versos con el estilo expresivo de j√≥venes creadores de varias manifestaciones, quienes integran hoy la AHS, incluidos los escritores Reynaldo Zald√≠var, Norge Luis Labrada, Liset Prego, Jos√© Luis Laguarda e Idania Salazar; el artista visual Armando Ruiz, los realizadores audiovisuales Alicia Dura√Īona, Yailyn Ojeda, Aniel Santiesteban y Eylin Abreu; y el m√ļsico y artista esc√©nico Lay Verdecia.

Con la asesor√≠a de Ferm√≠n L√≥pez, director de la compa√Ī√≠a de narraci√≥n oral Palabras al viento; y Yordanis Sera, director del Centro Cultural Casa del cuento, sus lecturas interpretativas enriquecen una propuesta, que ojal√° tenga otras partes, m√°s extensiones.

Los cielos desiertos¬†es una incitaci√≥n para acercarnos m√°s a Luis y Sergio.¬† Con dise√Īo de Robert R√°ez y grabaci√≥n y edici√≥n de voces de Amalio Carralero, esta obra merece ser escuchada no solamente por el valor hist√≥rico que representa revisitar a los versos de aquellos autores, tambi√©n por la calidad de la realizaci√≥n, con m√ļsica original para cada uno de los poemas.

En tiempos de retos para presentar las propuestas literarias cada vez de forma m√°s atractiva y aprovechar las plataformas digitales en funci√≥n de la promoci√≥n, esta entrega de Ediciones La Luz es un buen ejemplo de lo que se puede hacer con profesionalidad y la pasi√≥n que, todos sabemos, caracteriza a esta casa editora que, como √ćcaro de belleza y persistencia, ¬†¬†seguramente seguir√° volando con mucha fuerza y estilo en el panorama creativo cubano.

En la AHS durante los a√Īos m√°s recientes hemos impulsado varios proyectos editoriales, relacionados con Luis y Sergio, incluidos los libros¬†Juventudes,¬†compilaci√≥n de art√≠culos ensay√≠sticos publicada por¬†Sed de Belleza¬†en Villa Clara; y¬†Los antepasados, selecci√≥n de diez cuentos por¬†Aldab√≥n en Matanzas.

Deseamos que los acercamientos sigan creciendo. So√Īamos, por ejemplo, con varios cortometrajes que recreen escenas de sus vidas y cuentos que perfectamente pudieran ser adaptados al lenguaje audiovisual, videoartes; y, algunas veces, hemos hablado hasta de la posibilidad de un filme que muestre los conflictos, sue√Īos y la riqueza de la vida de aquellos muchachos y tambi√©n de sus padres, quienes nunca superaron la p√©rdida de sus hijos. Esther con m√°s de cien a√Īos de edad todav√≠a intentaba mantenerlos vivos diciendo sus poemas o teniendo su cuarto tal cual ellos lo dejaron aquel d√≠a de sangre.

Gracias a La Luz por¬†Los cielos desiertos, y el encanto de siempre. Que la poes√≠a nos acompa√Īe en todo momento

 


El simbolismo de Los antepasados

Diez cuentos pueden ser tambi√©n ventanas a las entra√Īas de su autor y una √©poca, a sus contextos, dolores, prejuicios y a la sensibilidad que palpita tambi√©n en los campos y poblados.

As√≠ me sucede con el libro¬†Los antepasados, de Luis Sa√≠z Montes de Oca, escritor que fue asesinado con apenas 18 a√Īos de edad en el terru√Īo pinare√Īo de San Juan y Mart√≠nez. Mucho le falt√≥ por escribir a quien tambi√©n cultivaba la poes√≠a y el ensayo.

Este es un libro de valores, m√°s all√° de la literatura. Tal vez el m√°s visible es que pone a disposici√≥n de los lectores parte de la obra creativa de un autor, que es conocido sobre todo por haber sido miembro de Movimiento 26 de Julio y ser asesinado, junto a su hermano de 17 a√Īos, frente al cine de su pueblo el 13 de agosto de 1957. Muchas personas escuchan Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), organizaci√≥n de j√≥venes escritores y artistas que fue inspirada en ellos, pero pocas se han adentrado en su literatura.

Con selecci√≥n y pr√≥logo del escritor Eldys Baratute, ganador de algunos de los premios literarios m√°s importantes del pa√≠s, esta obra comienza con el cuento¬†Deshonra, escrito en marzo de 1954, y termina con¬†Los antepasados,¬†de agosto de 1957, este √ļltimo apenas d√≠as antes de aquel disparo que apag√≥ su vida.

En el primero hay sufrimiento, una familia que se rompi√≥ y hasta la muerte que impidi√≥ la llegada del perd√≥n, lo cual se convirti√≥ en una culpa capaz de asfixiar la vida propia. En el √ļltimo tambi√©n hay dolor, diferencias sociales, religi√≥n, constantes inferencias a los abuelos, ancestros, a una realidad que se muestra de diversas maneras, hay derrotas, due√Īos o patrones y venganza. Llama la atenci√≥n la riqueza narrativa y aparente suavidad con que se narra tanta dureza, muestra de que el autor recorr√≠a ya un camino con m√°s recursos t√©cnicos y libertades.

Ser√≠a muy arriesgado hablar de evoluci√≥n de un escritor en apenas tres a√Īos y cuatro meses a partir del an√°lisis de solo diez cuentos, pero leerlos con la conciencia de las fechas en que fueron concebidos nos permite establecer relaciones con la poes√≠a, los ensayos y acontecimientos de su vida. Hay temas recurrentes, como el amor, los prejuicios y ciertas denuncias sociales en forma de historias, tono ensay√≠stico y versos.

En el libro que analizamos en esta ocasi√≥n, especialmente en cuentos como¬†Mi amante la tierra, de diciembre de 1956, y el varias veces mencionado¬†Los antepasados¬†se percibe m√°s cuidado del lenguaje, mayor uso de t√©cnicas literarias y voluntad de riesgos en cuanto a lo formal y ling√ľ√≠stico.

Precisamos que Mi amante la tierra obtuvo una Mención Honorífica en un concurso del Liceum de Pinar del Río, realizado en abril de 1957. Es un relato diferente también por la similitud en la narración entre el amor que se puede sentir hacia la tierra y por una mujer, también la tristeza cuando la persona amada no es de uno o cuando la tierra que se anhela es de alguien más.

Otros de los cuentos son¬†R√≥mulo San Juan;¬†La pecadora con los ojos v√≠rgenes;¬†Mis cinco dedos del pie izquierdo;¬†Un extra√Īo de azul;¬†Y all√°, en los pinos verdes;¬†Los cielos desiertos de vida¬†y¬†Noticia p√≥stuma.¬†

De esta propuesta, publicada por Ediciones Aldabón en el 2021, resaltamos también el prólogo, que, en nuestra opinión, constituye el análisis más completo de la narrativa de Luis Saíz Montes de Oca, por la profundidad de las argumentaciones, la minuciosidad con que se detiene en los relatos, las referencias al medio histórico social de su autor, y cómo pudieron influir en su personalidad y concepciones creativas experiencias, como los primeros amores de juventud, estudiar en la universidad y entrar en contacto con un mundo artístico más grande y rico…

Eldys Baratute asegura que algunos de estos relatos pueden ser incluidos en cualquier antología de la vanguardia cubana, y expresa la existencia de lazos indisolubles de Luis con otros escritores de su generación:

¬ę‚Ķy mientras le√≠a sus historias pensaba yo en Luis Felipe Rodr√≠guez, Lino Nov√°s Calvo, Alcides Iznaga, Ernesto Garc√≠a Arzola, y en alguien que, aunque no publica su primer libro en Cuba hasta el a√Īo 1958, ya lo hab√≠a hecho en M√©xico en 1945: Onelio Jorge Cardoso.

¬ęDe quien mayor influencia se percibe en estas historias es precisamente de este √ļltimo. No solo por el abordaje de temas inherentes al medio rural, sino por el tratamiento sicol√≥gico de cada uno de ellos, la denuncia al maltrato y los prejuicios hacia la mujer, la insistencia en mostrar varias capas sociales‚Ķ, la construcci√≥n de personajes corales, representativos de cada una de las esferas de la sociedad, el reconocimiento de las costumbres, los vicios‚Ķ., tratado todo desde una perspectiva sicol√≥gica, alejada de las tendencias descriptivas, epid√©rmicas, menos viscerales, que marcaron algunos relatos de la √©poca¬Ľ.

Merece aplausos, adem√°s, la exquisita edici√≥n de este libro, a cargo de Jos√© Ra√ļl Fraguela Mart√≠nez, oriundo tambi√©n de San Juan y Mart√≠nez, aunque radicado en Guant√°namo.

Otro elemento positivo es que la cubierta sea del joven artista visual avile√Īo Liesther Amador, quien durante varios a√Īos fue miembro de la AHS, y que con una ilustraci√≥n de su serie¬†Tiempo muerto¬†logra mostrar parte del esp√≠ritu de esta obEl libro¬†Los antepasados¬†es del autor¬†Luis Sa√≠z Montes de Oca, escritor asesinado con apenas 18 a√Īos de edad en el terru√Īo pinare√Īo de San Juan y Mart√≠nezra.

Es un libro que sugerimos de manera especial, por los valores literarios y el simbolismo detrás de sus letras. Recomendamos también buscar la poesía y los ensayos de Luis Saíz, y de su hermano Sergio, dos creadores que siempre deben estar muy vivos entre los miembros de la AHS y la juventud cubana en general. Una de las mejores maneras de hacerlo es a través de su literatura.



L√°zaro Prieto: ¬ęJam√°s dejar de crear¬Ľ

Todo comenz√≥ cuando cog√≠a las libretas como especie de lienzo, y las llenaba de im√°genes muy suyas, pero fue a partir del a√Īo 2002, en la Escuela de Instructores de Arte, cuando todo fue adquiriendo matices m√°s fuertes, y decidi√≥ dedicarse completamente a la creaci√≥n.

No se atreve a llamar aquellos primeros impulsos como obras, ¬ęno fueron m√°s que un acto de pura ingenuidad, de lanzamiento hacia lo desconocido y la confrontaci√≥n con el p√ļblico como aliciente principal que para nada ten√≠a que ver con la vida ‚Äúrom√°ntica‚ÄĚ de estudiante. Tambi√©n se pudiera denominar como una etapa de desprendimiento, pero a la vez de much√≠sima atracci√≥n hacia lo desconocido, y algo experimental, que dentro de la escuela siempre fue una asignatura pendiente¬Ľ.

Narra que el t√≥pico de las primeras piezas ¬ęfue la mujer y las supuestas posibilidades que poseen para obtener m√°s ‚Äúf√°cil‚ÄĚ las cosas que los hombres. La propia tem√°tica hizo verter y focalizar determinados asuntos como la marginalizaci√≥n, subvaloraci√≥n y autodestrucci√≥n de las mujeres, todas realizadas en blanco y negro, como una especie de ‚Äúafianzamiento‚ÄĚ del problema en cuesti√≥n¬Ľ.

Este muchacho de pelo largo anda por las calles de su Pinar del R√≠o repleto de proyectos y sue√Īos en el mundo del arte. Ha obtenido varios reconocimientos, como la beca El reino de este mundo, de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. Actualmente se desempe√Īa como vicepresidente de esa organizaci√≥n en el territorio, impulsor de diversos proyectos colectivos y autor de art√≠culos cr√≠ticos.

Entre sus otros aplausos se incluyen una beca de creación en el Salón Provincial 20 de Octubre, y la Tiburcio Lorenzo Sánchez, ambas en Pinar. Como jefe de la sección de Artes Visuales de la AHS favoreció el surgimiento de la distinción Carlos Hernández Alcocer para reconocer la obra de destacados artistas-pedagogos, y la Nueces, para agasajar a creadores visuales, de obligada referencia para los jóvenes. 

Ha participado en más de 70  exposiciones. Es colaborador del boletín de crítica cultural Puntal, que coordina la poeta e investigadora Yanetsy Ariste.

A Lázaro Prieto González lo he visto reír a carcajadas o estar tranquilo, como si meditara o esbozara en la mente su próxima obra. Esta es una entrevista detenida en el tiempo por varias razones, pero que retomamos luego de algunos meses.

La primera exposición y otros caminos

¬ęLa primera fue muy emocionante por un lado, pero estaba temeroso por diferentes motivos: en primer lugar porque se puede descomponer en fracciones de segundos todo el tiempo de pensamiento y dedicaci√≥n en funci√≥n de la obra. La voz, ideas y actitudes de cada espectador frente a la propuesta se convierten en pruebas fehacientes de que has hecho o no lo correcto como creador, en el adem√°n de transmitir lo que deseas.

¬ęEsa tan llevada y tra√≠da palabra ‚Äúretroalimentaci√≥n‚ÄĚ no es letra muerta ni canon manido. En mi caso, se convirti√≥ en el eslab√≥n necesario para entender y comprender que sin la opini√≥n del espectador la obra queda en un alto porciento amputada, descolocada de su significado natural¬Ľ, manifiesta quien asegura proponerse siempre comunicar, establecer un di√°logo permanente, algo que lo diferencia de muchos otros artistas visuales.

Para √©l la relaci√≥n con sus obras es de ¬ęamor-odio¬Ľ, porque ¬ęa veces, lo que significa mucho en un tiempo determinado y que en algunos casos se convierte en ‚Äúreferente evolutivo‚ÄĚ deja de serlo, y se vuelve ese punto de partida o continuidad de un determinado proceso que en muchas ocasiones no deseas repetir, se reduce literalmente a ese componente de estudio para discernir y crecer¬Ľ.

Atreverse es sinónimo de libertad creativa

¬ęEl atrevimiento es fundamental, una de las herramientas primarias para no perder la creatividad, sin importar los a√Īos, clasificaciones ni pactos con el mercado, el atreverse en el campo del arte es sin√≥nimo de libertad y elevaci√≥n, un peso y valor insuperables. El arte es riesgoso desde su concepci√≥n, m√°s si tenemos en cuenta que el destino final de cada obra no depende de nosotros en la mayor parte de los casos, pero el hecho de asumirlo estoicamente sin percibir a corto, mediano o largo plazos, un posible desenlace final es una de las motivaciones m√°s importantes para no dejar de hacer lo que con riesgo he asumido.

¬ęTodo depende de la idea que uno desea transmitir, y ese sentimiento comienza a fluctuar en la medida en que voy encontrando las v√≠as necesarias para comunicarme. A veces se dan cita el amor y el dolor, pero todo desde la convicci√≥n de generar un acto de sinceridad visceral¬Ľ, refiere quien tambi√©n ha tenido experiencia en la radio mediante la secci√≥n Bit√°cora, para el programa¬†Hecho en casa, de la emisora provincial de Pinar del R√≠o.

¬ęEso ha sido algo maravilloso, sobre todo por la reacci√≥n y aceptaci√≥n de los oyentes, no solo del √°mbito art√≠stico. Bit√°cora se convirti√≥ en ese acercamiento, an√°lisis y deconstrucci√≥n necesaria por medio de rese√Īas cr√≠ticas sobre la producci√≥n simb√≥lica de 35 artistas visuales de Pinar del R√≠o, que tienen propuestas de referencia, no solo para los creadores del territorio sino a todo lo largo y ancho de nuestro pa√≠s¬Ľ, a√Īade quien en 2021 obtuvo la beca El reino de este mundo, con un proyecto de cat√°logo titulado ZOOM: Una d√©cada de Arte Contempor√°neo en Pinar del R√≠o 2010-2020.

¬ęEsa propuesta funcion√≥ como una especie de mapeo y registro est√©tico de una peque√Īa parte de la producci√≥n simb√≥lica de la √ļltima d√©cada del presente siglo. Un hecho que me permiti√≥ adem√°s tomarle el pulso de cerca al comportamiento, evoluci√≥n y proyecci√≥n de una peque√Īa parte del gran c√ļmulo de artistas visuales del territorio, no solo como pretexto para visibilizar, promocionar y legitimar como condici√≥n necesaria que hoy exige, requiere y estandariza el llamado Arte Contempor√°neo, sino que certifica y apuesta por algunos creadores y obras que, en el tiempo comprendido para tal investigaci√≥n, han merecido un lugar privilegiado dentro del contexto del arte pinare√Īo y cubano¬Ľ.

La crítica esencial en los procesos creativos

Lázaro Prieto también ha compartido sus miradas reflexivas y críticas mediante las letras, a partir de su necesidad de opinar y alertar en torno a fenómenos de la creación. El boletín Puntal ha sido plataforma favorable para eso.

¬ęDentro de la AHS en Pinar no exist√≠a una publicaci√≥n de este tipo y con estas caracter√≠sticas, para colocar sobre la mesa de an√°lisis los asuntos m√°s enconados en relaci√≥n con las problem√°ticas fundamentales en torno al arte, la instituci√≥n y sus protagonistas.

¬ęPara eso tambi√©n es convocado el artista, no solo para exhibir su obra, sino adem√°s por poseer de forma natural la capacidad perceptiva e intelectual para alertar y trazar las posibles estrategias y senderos donde pueden existir y permanecer las m√°s arraigadas deficiencias dentro de la instituci√≥n-arte.

¬ęLa mirada cr√≠tica resulta esencial, sobre todo si viene bajo la coraza constructiva y educativa, pero en el caso de que no posea ambas, tambi√©n habr√° que prestarle un detenido, riguroso y detallado cuidado, no solo dentro del campo art√≠stico, sino en su concepci√≥n m√°s hol√≠stica, para identificar errores, trabajar sobre ellos y proyectar aciertos.

¬ęExisten determinadas din√°micas dentro de la instituci√≥n-arte que la atraviesan de manera transversal en casi todo su sistema interno y que inevitablemente se reflejan en su gesti√≥n para con la obra y sus hacedores, una suerte de riesgo permanente que no se puede dar el lujo de evadir si se desea ganar espacio en aceptaci√≥n y credibilidad, tales como: legitimaci√≥n o no de la obra y el creador; solvencia y aparato tecnol√≥gico de primera; papel de la cr√≠tica; promoci√≥n; mercado y¬† especialistas.¬†

¬ęEstos elementos, entre otros, conforman todo un h√≠brido sustancial que ensalza y pondera o lacera contundentemente el papel de la institucionalidad cubana¬Ľ, expresa quien sue√Īa con que cada propuesta se convierta en una ventana para el debate y la reflexi√≥n, seg√ļn dice este muchacho que en 2022 volvi√≥ a obtener la beca El reino de este mundo, por el proyecto de exposici√≥n Kamikases.

Explica que el n√ļcleo central discursivo de esa propuesta se enfoca en la representaci√≥n fotogr√°fica en blanco y negro, sobre c√≥mo es visualizado el hombre de raza negra por el propio hombre de su raza, coloc√°ndolo todo el tiempo en una posici√≥n de deterioro e inferioridad. ¬ęEso se ha convertido en una de las radiograf√≠as m√°s transparentes de mi vida en relaci√≥n con mis semejantes¬Ľ, a√Īade quien sigue repleto de anhelos.

Tal vez en estos momentos L√°zaro va con tranquilidad por las calles de su Pinar, saluda a los amigos o est√° inmerso en alg√ļn proceso creativo. Suele encontrar inspiraci√≥n en todo lo que le rodea y motiva, ¬ęsolo hay que incorporales sentimiento y pensamiento¬Ľ, seg√ļn sus propias palabras. En su opini√≥n, los j√≥venes creadores cubanos ¬ędeben mantenerse actualizados, ser inconformes y absolutamente experimentales con la propuesta est√©tica que defienden, jam√°s dejar de crear bajo ning√ļn concepto o circunstancia¬Ľ. Una m√°xima que seguramente lo acompa√Īar√° siempre.



Cuba debiera ser siempre una sola familia

Son tiempos complejos, difíciles. Los embates de Ian agudizaron una realidad repleta de retos para un pueblo, que parece de ciencia ficción, por su capacidad de salir adelante, incluso cuando otros han pronosticado la debacle total.

La resistencia de Cuba, el alma hermosa de esta nación y su gente nos llena de un orgullo noble, como el que sentimos al ser aprobado recientemente el Código de las familias por inmensa mayoría, en un contexto complicadísimo.

Tuvimos la suficiente inteligencia y sensibilidad para votar por la esperanza, aunque eso significara superar prejuicios y apartar diferencias hasta políticas, porque no se trataba de castigar a nadie ni protestar por escaseces, sino de amor y reconocer los derechos de todos.

Ya desde hac√≠a meses se sufr√≠a d√©ficit de electricidad, de alimentos, transporte, medicamentos… Y verdad que es complicado mantener as√≠ la sonrisa, el √≠mpetu y los sue√Īos, que es una de las formas m√°s puras de la belleza.

Vino Ian, con su fuerza descomunal y la suficiente maldad de arrasar sobre todo en Pinar, causar da√Īos tambi√©n en Artemisa, Mayabeque, La Isla, La Habana, y dejar sin fluido el√©ctrico a todo el pa√≠s. No solamente La Habana, toda Cuba…

Miles de personas, incluidos muchos j√≥venes hemos tratado de ayudar de cualquier v√≠a, lo mismo organizando donaciones, recogiendo escombros, ayudando a restablecer el fluido el√©ctrico…, aunque tambi√©n hemos sufrido da√Īos, aunque tambi√©n se nos ha hechado a perder la comida, s√© de algunos en Pinar que han perdido hasta sus casas y est√°n ayudando…

Otros, en ejercicio de todo su derecho, han salido a protestar. Ojalá todos saliéramos con la misma fuerza y bondad para ayudar. Cuba debiera ser siempre una familia enorme a favor del bien.

Ya casi La Habana completa tiene electricidad. Muchas personas en Pinar tardar√°n semanas en tenerla, algunas con el sufrimiento de haber perdido todo, menos la solidaridad y el apoyo de otros.

Nuestros hermanos de Guant√°namo, Santiago, Granma, Holgu√≠n…, La Isla y el propio Pinar llevaban varios meses apenas con unos alumbrones. Y en los d√≠as recientes, al igual que la capital, sufrieron el apag√≥n.

Hay necesidades muchas, que debemos resolver lo antes posible, y, sobre todo las vitales. La falta de electricidad es la que m√°s lacera la gente, la que m√°s duele por las din√°micas que impone en los hogares y la sociedad en general.

Esta Revolución se hizo para la resistencia, pero sobre todo para el bien de su pueblo, para también disfrutar y cultivar la alegría. Los fenómenos externos seguirán, y verdad que suelen provocar sensaciones fuertes.

¬ŅPor qu√© tanta maldad, por qu√© seguir impidiendo que este pa√≠s intente lograr el desarrollo en mejores condiciones? Ni siquiera en situaciones como estas quitan o disminuyen las medidas contra Cuba, que es hacerlo contra nosotros, contra la gente.

Ojalá todos los cubanos, los de aquí y los de todas partes, nos unamos más que nunca, a pesar de las diferencias, para hacer el bien, para ayudarnos.

Es preciso seguir so√Īando con unicornios azules, y necesitamos tambi√©n un barredor de tristezas -como en la canci√≥n de Silvio-, la construcci√≥n constante de la esperanza a favor de la vida, de Cuba y la Patria, que debe ser siempre de todos.




Los hermanos Saíz, jóvenes que son esencias (+Video)

Tal vez Esther, cuando ve√≠a a sus ni√Īos jugar en la casa, leer o escribir los primeros versos, nunca imagin√≥ la dimensi√≥n que alcanzar√≠an esos dos peque√Īos. Seguramente durante la adolescencia ya se sent√≠a orgullosa de ellos, y quiz√° hasta preocupada por la fuerza de sus ideas y el valor con que las defend√≠an en un contexto tan peligroso.¬†Aquel 13 de agosto de 1957 fregaba en la cocina de su casa, cuando sinti√≥ algunos disparos a lo lejos, y su alma, su mente, su coraz√≥n‚Ķ lo supieron:¬†‚ÄúMe mataron a los muchachos‚ÄĚ.¬†

L√°grimas, dolor, impotencia‚Ķ debe haber sentido aquella maestra de instrucci√≥n p√ļblica, que perdi√≥ en cuesti√≥n de segundos a sus dos √ļnicos hijos. Ah√≠, frente al cine, fueron baleados, dos hermanos mor√≠an defendiendo uno al otro. Ese debe ser siempre el esp√≠ritu que acompa√Īe a los miembros de la¬†Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS)¬†en toda Cuba, una familia grande que se ayude siempre, con fidelidad a sus esencias, que nos vienen de aquellos dos j√≥venes y de la tradici√≥n art√≠stica y heroica de este pueblo. ¬ŅCu√°nto debe haber sufrido tambi√©n el padre, el juez Luis Rodolfo Sa√≠z?

Casi nunca se dice, pero hac√≠an apenas seis d√≠as del cumplea√Īos de la madre. Aquel 7 de agosto, cuando la felicitaban, ella no pod√≠a imaginar lo que suceder√≠a poco despu√©s.

Me sumerjo en el documental¬†¬ŅPor qu√© luchamos?, que indaga en las vidas de Luis y Sergio, con direcci√≥n de Danny Gonz√°lez Lucena e idea original de Bladimir Zamora. Escucho y veo a Esther, a la entonces novia de Luis, a vecinos‚Ķ, a personas que los conocieron. Los imagino siempre activos, leen a Mart√≠, a Marx, escriben, polemizan, caminan por su San Juan, sue√Īan con una Cuba mejor y conf√≠an en la inteligencia y el coraje de Fidel y otros barbudos, que desde la Sierra Maestra eran motivaci√≥n importante.

A mí lado están también los libros Los antepasados, selección de 10 cuentos de Luis Saíz Montes de Oca, con selección y prólogo de Eldys Baratute; y Juventudes, artículos y ensayos de los dos hermanos, recopilados por el investigador y profesor Luis Figueroa. 

Impresionan la profundidad y proyecci√≥n de sus pensamientos, a pesar de las edades, en textos, como¬†Las razas, el problema racial en Cuba; Juventud, fuerza salvadora; Juventudes, La Generaci√≥n del Centenario; M√°rtir de Dos R√≠os; ¬ŅPor qu√© luchamos‚Ķ?, ¬ŅPor qu√© no vamos a clases?, con una preocupaci√≥n social constante que los llev√≥ a escribir tambi√©n notas sobre Pol√≠tica agraria y Econom√≠a Pol√≠tica.

Manantial de ideas y aprendizajes

Familia Saiz. Foto: Archivo

Su pensamiento ideol√≥gico merece revisitas constantes, para comprender mejor las particularidades de aquella etapa y de una generaci√≥n que desde centros escolares y tambi√©n el activismo revolucionario so√Īaba con una Cuba sin dominios neocoloniales.¬†

Sergio, por ejemplo, en su texto¬†¬ŅPor qu√© no vamos a clases?, expres√≥:

‚ÄúSer estudiante no es s√≥lo repetir en un examen materias, la mayor parte de las veces aprendidas ligeramente, ni asistir todos los d√≠as a clases y hacer de vez en cuando una trastada. Hay mucho de comercial en el estudiante solo preocupado por la obtenci√≥n de un t√≠tulo: para √©l, el instituto o la universidad, ser√°n graciosamente estanques de juegos. Ser estudiante es algo m√°s que eso, es llevar en su frente joven las preocupaciones del presente y el futuro de su pa√≠s, es sentirse vejado cuando se veja al m√°s humilde de los campesinos o se apalea a un ciudadano.¬†Es sentir muy dentro un latir de patria, es cargar bien pronto con las responsabilidades de un futuro m√°s justo y digno, es guiar al ciego y llevarlo al porvenir‚ÄĚ.¬†

Luis, quien a la edad de 12 a√Īos represent√≥ el papel de Abdala, obra escrita por el Ap√≥stol Jos√© Mart√≠, manifest√≥ en su art√≠culo¬†Juventudes, que ‚Äúla hora es nuestra, porque nuestra es la soluci√≥n y el af√°n de lucha que nos invade. No morir√° en el cuerpo de ning√ļn combatiente, ni podr√°n ahogar el esp√≠ritu de rebeld√≠a de ning√ļn compa√Īero ca√≠do pues las ideas no se matan. Por eso estamos seguros del triunfo y luchamos con la esperanza del d√≠a grande en que podamos, rifle en mano y coraz√≥n limpio, levantar la bandera, que guarda desde el 19 de mayo de 1895, la llama de la Revoluci√≥n Cubana, porque esta qued√≥ trunca en la ca√≠da de Dos R√≠os, con Jos√© muri√≥, pero como ni √©l ha muerto, pues es cosa viva y presente, ella tampoco. Y los dos esperan, y los dos siguen vivos. Jos√© Mart√≠, la idea revolucionaria grande, justa y digna.¬†Ser joven hoy en d√≠a, lo sabemos bien, es algo m√°s que tener de 15 a√Īos en adelante es, ante todo, estar ocupando el puesto en la lucha por la Libertad, es vivir conscientes del deber generacional. Es estar dispuesto a empu√Īar el rifle y raz√≥n en aras de la Revoluci√≥n necesaria‚ÄĚ.

En su texto¬†¬ŅPor qu√© luchamos?, de mayo de 1957, escribir√≠a Luis:¬†‚ÄúNo tenemos m√°s que nuestras vidas avaladas con la honradez de un pensamiento justo y una obra inmensa que realizar, y como ofrenda de devoci√≥n y desprendimiento los hemos depositado en los brazos de la Revoluci√≥n Cubana -justa, grande, renovadora, honrada, socialista-, sin m√°s esperanzas que ver alg√ļn d√≠a cumplidos estos sue√Īos que hoy, en plena juventud y calor de lucha, llevamos a estas cuartillas.

La lucha que nos espera, la obra que tenemos por delante, y el recuerdo imborrable de los hermanos ca√≠dos,¬†abrazados a este mismo ideal que sentimos, no permitir√° que quede trunca o incumplida, y la obra revolucionaria ser√° alg√ļn d√≠a orgullo de todos‚Ķ‚ÄĚ

Apuntes breves sobre la obra literaria

La poes√≠a de aquellos dos muchachos apasionados del arte y la cultura en general, tiene innegables valores literarios. Hay en sus versos amor, romance, incluidos algunos tal vez para muchachas que los hac√≠an suspirar, como¬†Ayer y hoy, Tu recuerdo, Aunque quieras volver y Vendr√°s, en¬†el que se puede leer:¬†¬°Vendr√°s alg√ļn d√≠a/ en busca de mi amor!/¬†¬†Llegar√°s anhelante/ de las caricias mias/ Volver√°s a tratar/ de que te ame otra vez/ ¬°Vendr√°s‚Ķ! lo s√© y te espero/ Te espero ansioso/ porque s√© que vendr√°s / y entonces te saludar√©/ con la misma frialdad/ de una amiga de ayer.

Cuentos como Deshonra, La pecadora con los ojos vírgenes, Los antepasados, Mi amante: la tierra, Mis cinco dedos del pie izquierdo y Sangre en los surcos muestran la capacidad narrativa de Luis y la preocupación constante por los prejuicios y las dificultades de los campesinos y otros pobladores de su etapa, reflejado con sagacidad en sus letras. Leídos de manera cronológica, se percibe también en los relatos la madurez literaria, que iba alcanzando el autor, con mayor voluntad de atrevimiento y experimentación en cuanto a las formas, como expresa el escritor guantanamero Eldys Baratute en el prólogo del libro Los antepasados, publicado en 2021 por Ediciones Aldabón, de Matanzas.

La AHS y el homenaje permanente

Monumento a los hermanos Sergio y Luis Saíz Montes de Oca. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Luis y Sergio deben vivir siempre en las venas y el corazón de la AHS y los jóvenes creadores cubanos. A nosotros nos llena de orgullo que su madre Esther en cierta ocasión expresara que si ellos estuvieran vivos les gustaría pertenecer a la AHS, por lo que es y representa. 

A veces los imagino entre nosotros, simbolizan lo que somos y a lo que aspiramos siempre: esa dimensión de humanismo, sensibilidad, amor a la creación en general y a Cuba, el afán de superarnos, de compartir con la gente y hacer el bien desde el arte y las acciones.

Durante todo agosto realizamos dis√≠miles actividades a lo largo del pa√≠s, con Luis y Sergio en el pecho, y tambi√©n con Fidel, que siempre deber√° acompa√Īarnos. Ah√≠ est√°n la reapertura de la Casa-Museo -el lugar donde vivieron aquellos poetas y donde siempre se sentir√°n sus versos-, el ascenso de j√≥venes creadores al Pico Turquino, cruzadas literarias en Camag√ľey, Cienfuegos, Villa Clara y Sancti Sp√≠ritus, presentaciones art√≠sticas en barrios y las sedes de la AHS en cada provincia. Y¬†ha palpitado tambi√©n la solidaridad con nuestros hermanos de Matanzas, en el enfrentamiento al fuego y a favor de la vida y la esperanza, que son dos formas de poes√≠a.

Tambi√©n por Luis y Sergio, nuestra organizaci√≥n tiene el reto de ser eternamente joven, como una familia grande que se renueva de manera constante, fiel a su esp√≠ritu m√°s all√° del arte, con luces y herej√≠as, sue√Īos y ambiciones en el prop√≥sito que tiene cada generaci√≥n de construir su impronta.

Actualmente¬†somos m√°s de 3 500 miembros en el pa√≠s: escritores, actores, dramaturgos, investigadores, m√ļsicos, artistas visuales, realizadores, periodistas, promotores‚Ķ Contamos con una amplia plataforma de promoci√≥n, becas y premios, eventos y jornadas de programaci√≥n, todo lo cual favorece el protagonismo indiscutible dentro de la sociedad cubana, pero los desaf√≠os tambi√©n se actualizan y hasta crecen. Navegamos en un mar de retos, donde es importante conocer los inicios, la √©pica de una vanguardia que debe ser en todo momento consecuente con sus esencias.

En video, Mesa Redonda dedicada a los hermanos Saíz