Yasel Toledo Garnache


Lo m√°s importante es lo que hagamos

Todav√≠a me parece escuchar las intervenciones, ver a cientos de j√≥venes compartir, analizar y so√Īar. √Čramos muchachos y muchachas de todas las provincias y los diferentes sectores de la sociedad, con el af√°n de ser √ļtiles y hacer en el menor tiempo posible.

Al escuchar las anécdotas, las historias de vida de algunos, la profundidad de los debates y las propuestas, uno siente orgullo de esta generación. Allí estábamos campesinos, ingenieros, científicos, médicos, maestros, militares, artistas, intelectuales…, todos seducidos por el afán de ayudar, de contribuir al bienestar del pueblo.

El XII Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, realizado del 2 al 4 de abril, fue inspirador, fuente de amistades y tal vez hasta de nuevos amores, pero sobre todo constituyó una plataforma vital de pensamiento y proyecciones de trabajo, para lograr la Cuba mejor que todos deseamos. Junto a nosotros también estaban el Presidente Miguel Díaz-Canel, otros integrantes de la dirección del país, los Comandantes de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y Guillermo García Frías y el Comandante del Ejército Rebelde José Ramón Machado Ventura.

Hablamos con sinceridad sobre los problemas, la necesidad de eliminar deficiencias y aprovechar la inteligencia colectiva de todas las generaciones para vencer los obst√°culos de cualquier tipo, en un contexto nacional e internacional muy complejo.

Lo más importante será lo que hagamos en el futuro inmediato, como convirtamos las palabras en hechos a favor de toda la sociedad. Resulta esencial elevar la producción y la economía, y también alimentar la espiritualidad de la gente, conscientes de que en esto no existen botones mágicos ni basta con la voluntad.

Necesitamos proyectos mucho más abarcadores, que también inspiren, fortalezcan el orgullo nacional y nuestra identidad como cubanos, como parte de una plataforma descolonizadora, que debe incluir también avances en la solución de dificultades materiales.

Nuestras organizaciones, instituciones y otras entidades deben funcionar como el mejor reloj y proyectar de manera integradora propuestas, que sean cada vez m√°s √ļtiles al pa√≠s. Los dirigentes, en los diferentes niveles, deben mantener siempre una conducta ejemplar, conscientes de la alta responsabilidad de ser servidores p√ļblicos, con todo lo que eso significa en cuanto a valores, superaci√≥n, creatividad y voluntad de aprovechar las diferencias para tener propuestas cada vez m√°s inclusivas desde el amor al pa√≠s y su gente.¬†Es preciso eliminar totalmente la corrupci√≥n, la indecencia, la burocracia y la lentitud en la atenci√≥n a las personas.

La UJC y los jóvenes que la integramos tenemos el desafío de ser siempre vanguardia, lo cual implica superarnos en todo momento y tener la capacidad de motivar a otros, en cualquier lugar donde estemos. La UJC debe ser una especie de ser vivo, que impulse, salte, enamore, critique, contribuya a la unidad y haga para bien de todos.

En ese sentido otras organizaciones y movimientos juveniles, como la Federaci√≥n Estudiantil Universitaria, la Federaci√≥n de Estudiantes de la Ense√Īanza Media, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, la Brigada de Instructores de Arte Jos√© Mart√≠, el Movimiento Juvenil Martiano y las Brigadas T√©cnicas Juveniles tenemos mucho por hacer, readaptarnos a cada contexto y representar verdaderamente a los j√≥venes que agrupamos, con fidelidad a las esencias, como parte de un entramado en el que tambi√©n son vitales el peri√≥dico Juventud Rebelde y la Casa Editora Abril, con sus seis revistas y los libros.

El conocimiento profundo de la historia siempre ser√° fuente indispensable de inspiraci√≥n y fortaleza para todos los hijos de esta naci√≥n.¬†Entre nuestros referentes tambi√©n debemos incluir a los j√≥venes poetas Luis y Sergio Sa√≠z Montes de Oca, profundamente martianos y fidelistas, quienes fueron asesinados el 13 de agosto de 1957 en el poblado pinare√Īo de San Juan y Mart√≠nez. Sus versos, los cuentos y art√≠culos pol√≠ticos revelan el compromiso de dos creadores que se mantienen palpitantes dentro de la actual Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.

Nos ha tocado vivir una √©poca de transformaciones, de grandes preguntas. Habitamos un planeta cada vez m√°s complejo, en el que a las dificultades del mundo f√≠sico se suman las del virtual.¬†La pasividad, el caminar con los ojos cerrados, el preferir el silencio antes que se√Īalar un problema no son alternativas. Tenemos que ser protagonistas, Quijotes de este tiempo si fuese necesario, sin pesimismo jam√°s.

Creo en el poder de la poesía, y en la fuerza tremenda del arte, no solamente en galerías y escenarios, también en la vida cotidiana. Hay muchos versos en el esfuerzo diario, en la sonrisa de cada uno y en el afán de no rendirnos jamás. Eso también forma parte de ser cubano.

Las palabras del Primer Secretario del Comit√© Central del Partido y Presidente de la Rep√ļblica Miguel D√≠az-Canel merecen ser analizadas y debatidas por la claridad con que expuso elementos de los tiempos actuales, la confianza en los j√≥venes y los retos que mencion√≥.

Como √©l expres√≥:¬†‚Äú¬°Ser vanguardia es ser los primeros en todo: los primeros en hacer y los primeros en exigir que se haga!¬†Una organizaci√≥n juvenil de vanguardia, en Cuba, tiene que llevar consigo los s√≠mbolos y la historia que los trajo hasta aqu√≠; pero tambi√©n tiene el deber ineludible de sumar nuevos cap√≠tulos a esa historia y nuevos s√≠mbolos a la comunicaci√≥n con sus bases‚Ķ‚ÄĚ

Son muchos los motivos para sentir orgullo de nuestro pa√≠s y de nosotros mismos.¬†Estamos escribiendo tambi√©n p√°ginas de historia y resistencia. Alg√ļn d√≠a los libros tendr√°n que hablar de este pueblo de hoy, de lo que estamos haciendo, pero sobre todo de c√≥mo vamos a salir adelante. Ese ser√° quiz√°s el mejor poema de nuestras vidas.

*Publicado originalmente en Cubadebate.



Cuentos de la abuela, una APK con alma (+ Fotos y video)

Casi todos alguna vez escuchamos cuentos de nuestras abuelas o deseamos sentarnos en sus piernas mientras oímos la melodía de su voz. Es casi imposible que todas tengan la posibilidad de escribir relatos o poesía con la magia, por ejemplo, de Nersys Felipe, ganadora del emblemático Premio Casa de las Américas en 1975 por el libro Cuentos de Guane y en 1976 por Román Elé. Como si fuera poco, obtuvo en 2011 el Premio Nacional de Literatura.

Seguramente, todos coincidimos en que hablamos de una de las autoras m√°s importantes de la literatura para ni√Īos y j√≥venes y de todo el panorama de las letras en Cuba. No es casualidad que obras suyas hayan pasado a la vida de papel en varios pa√≠ses, o que aparezcan en libros de textos de la Ense√Īanza Primaria.

Con frecuencia, gracias a la memoria, vuelvo una y otra vez a las noches en el portal de la casa cuando mi abuela Ofelia me contaba historias, que hablaban de duendes y tambi√©n de g√ľijes, de leyendas y de su etapa cuando viv√≠a en las monta√Īas. Mi abuela no era buena escribiendo, y ahora que lo pienso tal vez nunca ley√≥ a Nersys Felipe. Mi abuela solo ten√≠a cuarto grado, y casi no le√≠a, ella sembraba y andaba en el campo, como quiz√°s un personaje.

A¬†Nersys¬†la conoc√≠ primero por sus libros, por lo peculiar de sus historias y esa capacidad para lograr cercan√≠a. Imaginaba sus personajes, los ve√≠a en alg√ļn amigo o compa√Īero de la escuela. A ella quise conocerla siempre, tal vez hasta deseaba que me cargara y narrara algunos de sus relatos, aunque a veces pasara por la l√≠nea del ferrocarril una locomotora con vagones y ese ruido, que casi no dejaba escuchar, pero no, a ella solo pod√≠a leerla.

 

En ese entonces no sab√≠a que tambi√©n trabajaba en la radio. Cuando aquello no recuerdo haber escuchado ning√ļn dramatizado radial para infantes. Solo encend√≠a el aparato para oir la narraci√≥n de juegos de pelota. En ocasiones, por casualidad, llegaba hasta m√≠ alg√ļn cap√≠tulo de novela, que mi abuela pon√≠a.

Luego lo supe: Nersys también trabajó en la radio, y sus melodías hechizaban a miles de personas. Lo hizo tan bien, le dedicó tanto esfuerzo y talento a ese medio de comunicación, que en 2023 recibió además el Premio Nacional de la Radio. Indudablemente, desde sus libros y el alma radial, se convirtió en abuela cuenta cuentos de muchos.

Uno de los encantos de¬†esta aplicaci√≥n, que presentamos hoy, es brindarnos cinco de sus historias en voz de esa mujer, nacida el 31 de agosto de 1935, que con casi 90 a√Īos de edad mantiene la dulzura, capaz de cautivar, no solamente a los ni√Īos.

Presentación de la APK Cuentos de la abuela en el Salón de Mayo, del Pabellón Cuba

Aplaudimos este proyecto, dirigido por el radialista y promotor Yusley Izquierdo Sierra, actual presidente de la AHS en Pinar del Río y miembro de la Dirección Nacional de la organización, por el cual obtuvo la beca El reino de este mundo. Se unen aquí la literatura de una autora imprescindible y su pasión por la radio, específicamente por el dramatizado. Las habilidades y la maestría narrativa de Nersys con la voz enriquecen esta propuesta, que ojalá se extienda a otros escritores, experimentados y jóvenes.

El título, Cuentos de la abuela, nos parece el más atinado posible, porque así uno siente a Nersys en esta aplicación para móviles, y casi sin darnos cuenta podemos descubrir también a las madres de nuestros padres. Tal vez se podía nombrar Cuentos de Nersys, pero no: Cuentos de la abuela es lo mejor.

En esta propuesta todo se entrelaza como rayos de luces: el texto y voz de quien ha escrito otras obras, como Maísa y El duende pintor; la grabación y edición de Alfredo Rojas Fernández, la coordinación de Yusley y las ilustraciones de Yancarlos Perugorría, imágenes que con estilo limpio y belleza en lo aparentemente simple transmiten cierta suavidad, un espíritu apacible, que todo junto hace disfrutar cada detalle. 

Resaltamos tambi√©n la colaboraci√≥n de la editorial Cauce, donde se public√≥ el libro¬†Solo un humito¬†(Del cual se extrajeron los relatos), y de Radio Guam√°, casa creativa de Nersys durante varios a√Īos y aliada de la AHS para m√°s anhelos.

Otro de los elementos positivos es que no solamente nos propone los cuentos en voz de su autora, sino que Nersys todo el tiempo establece un estilo coloquial, como si quisiera una conversaci√≥n, m√°s all√° de narrar, por eso nos dice, por ejemplo: ‚ÄúHola, ¬°que bueno que est√°s ah√≠!. ¬°Cuanto me alegro! ¬ŅY sabes por qu√©?, porque sent√≠ deseos de contar algunos de mis cuentos, y t√ļ vez: ya tengo quien me escuche, t√ļ.

Tambi√©n nos dice: ‚Äúy voy a empezar a contarte. ¬°Qu√© contenta estoy!. Bueno, son cinco los cuentos y el primero se titula¬†Sus√ļ. Tambi√©n puede preguntar: ¬ŅQuieres que te diga algo que nadie sabe?

Los otros relatos son Fefa y fifo; Pocholo y el Nana; Solo un humito; y El gallo que se mudó para la luna. En la despedida Nersys agradece por escucharla y desea otros encuentros en ese maravilloso espacio digital, sin que importe la distancia.

De Nersys, su literatura y aportes a la radio, podr√≠amos escribir muchas m√°s p√°ginas. Su profunda cuban√≠a, la bondad y humildad sin l√≠mites deben ser un ejemplo permanente para nosotros. En su literatura y en su manera de ser, en su preferencia por los mamoncillos maduros y el agua de coco dulce, o en el deseo de ba√Īarse en el Cuyaguateje, en esa mujer que nos recibe en su casa con total naturalidad, palpita una persona admirable, un ser de luz, fuente de ense√Īanzas y buenas sensaciones.

 

Para esta aplicaci√≥n Nersys volvi√≥ a los estudios de Radio Guam√°. En una entrevista publicada hace varios a√Īos, ella asegur√≥ que ‚Äútodo sali√≥ de la radio, de aquellos libretos infantiles. Despu√©s, con el tiempo, muchos me dijeron que mis libretos eran literatura. Yo fui una mujer de la radio, y a este medio le debo mucho‚ÄĚ. Esa es otra raz√≥n para agradecer este proyecto, nacido desde la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z: el favorecer el reencuentro creativo con micr√≥fonos y el ambiente radial.

En 1975, cuando Nersys obtuvo por primera vez el Premio Casa, Yusley todavía estaba lejos de nacer, tal vez sus padres ni siquiera se habían conocido. Ninguno de los miembros actuales de la AHS habíamos comenzado nuestras vidas. Ella tiene a su hija y a su nieta lejos, lo cual tal vez no le permita sonreír con toda la frecuencia que merece, pero somos muchos los que la queremos y admiramos, los que escuchamos sus cuentos con la misma atención que a nuestras abuelas de sangre.

Ella define a la ni√Īez como esperanza; a la familia como cubierta y protecci√≥n; y a Pinar del R√≠o como inabandonable.

Ojalá nos encontremos muchas veces, en plataformas digitales, mediante libros, la radio y también en su casa, donde siempre habla de recuerdos. Gracias a Nersys y a todos los que hacen la belleza.

DESCARGAR LA APK CUENTOS DE LA ABUELA

Luego de la presentación de la aplicación Cuentos de la abuela, en el Salón de Mayo, del Pabellón Cuba.


La AHS constantemente nos enamora

La Asociación Hermanos Saíz es indudablemente una organización con alma y corazón. Me gusta imaginarla como una especie de ser vivo capaz de saltar, correr, criticar, enamorar, seducir y, sobre todo, crear.
 
AHS para ser j√≥venes todo el tiempo, para unirnos con toda nuestra diversidad, para ir siempre hacia adelante y vencer cualquier obst√°culo. Un grupo de amigos para re√≠r y so√Īar, para experimentar y ser m√°s fuertes. Una familia para nunca estar solos, para polemizar y, a pesar, de todo amarnos. Una vanguardia para demostrar que las utop√≠as son posibles, para tratar que nuestra obra sea cada vez mejor, para sabernos todo lo importante que somos, para transformar nuestras realidades a favor de nosotros y, en especial, de los dem√°s.
 
AHS para la creación transgresora, que motive el pensamiento; para nunca detenernos, para abrazarnos y estar siempre iluminados, aunque sea con velas o un poema, con una canción o una obra de teatro, con la confrontación de ideas o una cruzada a las comunidades.
 
El coraz√≥n de la AHS, su cuerpo, sus venas, su mente‚Ķ somos todos nosotros, los j√≥venes creadores que a lo largo y ancho del pa√≠s y en otras partes del mundo les somos √ļtiles, formamos parte de su palpitar y la queremos, a veces, casi con ¬ęlocura¬Ľ.
 
Debemos sentirnos orgullosos de ella y las generaciones anteriores, de todo lo conseguido. Somos fieles a aquello que llamaron Pensamiento AHS, siempre con coherencia, valor e inteligencia, el compromiso principal es con el arte joven, con los creadores y la cultura, con Cuba.
 
Uno de los desafíos es hacer más grande esta organización, y crecer también junto a ella. Ojalá quienes nos acerquemos lo hagamos con el afán de encontrar un impulso para nuestras obras individuales, pero, esencialmente, nos sintamos seducidos por la posibilidad de compartir con algunas de las personas más talentosas de nuestra generación, con escritores, actores, dramaturgos, investigadores, realizadores radiales y televisivos, artistas visuales…, todos unidos por la pasión del arte y su espíritu indescriptible, gente que hablamos mucho o no, pero que sobre todo hacemos.
 
Podemos aprovechar más ese talento colectivo a favor de la cultura y nuestro país. Confío en la fuerza tremenda del arte, no solamente en galerías y escenarios, en pantallas y la literatura. Hay muchos versos en el esfuerzo diario, en la sonrisa de cada uno y en el afán de no rendirnos jamás, a pesar de las dificultades.
 
La AHS nos ayuda, nos brinda becas y premios, eventos y jornada de programación, espacios para la promoción y el debate, editoriales y algunas tacitas de café… Muchas veces nos salva. Es refugio ante conflictos o tristezas.
 
Nos saca de las zonas de confort y nos lleva al riesgo de mostrar lo que hacemos. Cada sede nuestra en todo el país debe ser cada vez más una verdadera casa, un hogar para los miembros de la organización y para todos los jóvenes que amen el arte.
 
Este Cuarto Congreso fue apenas un punto inicial para todo lo que debemos seguir haciendo. Vamos a experimentar, a so√Īar, a ser m√°s √ļtiles. Debemos lograr que todo joven escritor, promotor, investigador y artista aspire a ser miembro de la AHS, que eso constituya una de sus metas m√°s anheladas.
 
Que esta sea una organizaci√≥n siempre digna de Luis y Sergio Sa√≠z Montes de Oca, los dos j√≥venes poetas que la inspiraron, que se parezca a nosotros, a nuestros anhelos m√°s nobles. Que el entusiasmo nunca cese. Aspiremos a poner la belleza de moda en todas partes. Como escribi√≥, Luis Sa√≠z, ‚Äútenemos una obra inmensa que realizar‚ÄĚ.


¬ęEstamos escribiendo tambi√©n p√°ginas de historia y resistencia¬Ľ

Palabras de Yasel Toledo Garnache, vicepresidente de la AHS nacional, en la gala por el Día de la Cultura Cubana en Bayamo.

Muchas veces he imaginado el 20 de octubre de 1868. Siempre me ha parecido admirable la manera en que aquel d√≠a se entremezclaron las balas, el valor, las heridas y tambi√©n el entusiasmo y los sue√Īos, el sacrificio y la canci√≥n.

Quiero que pensemos en aquellos patriotas enormes, sin dimensiones, pero sobre todo en sus caracter√≠sticas como seres humanos, en esa capacidad tremenda para saber que Cuba siempre es lo esencial. Aqu√≠ estaba justamente el pueblo, hace 155 a√Īos, aqu√≠ se interpret√≥ la marcha guerrera, convertida luego en Himno Nacional. Aqu√≠ el coraz√≥n de Cuba alcanz√≥ m√°s fuerza. Este es indudablemente un lugar con alma especial.

Hay mucho de belleza y de poes√≠a en los sucesos de aquella jornada, versos en las acciones de mujeres y hombres, que colocaron a la Patria y el af√°n de un pa√≠s m√°s justo en el centro de sus esfuerzos. Me parece ver a Perucho sobre su caballo, sentir el j√ļbilo del pueblo luego de unas 40 horas de combate. Veo a Carlos Manuel, a Francisco Vicente Aguilera y a miles de rostros, que incrementan el orgullo de ser cubano.

Cuentan que aquel d√≠a pr√°cticamente no se durmi√≥ en Bayamo. ¬°C√≥mo hacerlo entre tantas emociones y anhelos! Llegaban personas de lugares cercanos. Todos quer√≠an ser parte de algo tan singular y tambi√©n saludar a esos iniciadores de una gesta que todav√≠a despierta emoci√≥n. Luego, vinieron jornadas tambi√©n intensas, en las que no falt√≥ la poes√≠a, la m√ļsica, ni tampoco un peri√≥dico mamb√≠, en el que hab√≠a informaciones y arte.

Estar hoy aqu√≠, donde palpita parte de las esencias de la naci√≥n, donde el coraz√≥n del pa√≠s y los sue√Īos son m√°s fuertes, tiene un significado peculiar. ¬°Cu√°nto simbolismo hay en este sitio, apenas a unos metros de la primera plaza denominada de la Revoluci√≥n en Cuba y de las casas natales del Padre de la Patria, de Perucho y de Francisco Vicente, a quien Mart√≠ llam√≥ el Millonario Heroico, el Caballero Intachable!

Estamos cerca tambi√©n del lugar donde comenz√≥ la quema por sus habitantes de la ciudad en enero de 1869. Desde aqu√≠ uno imagina las llamas consumiendo las edificaciones, los bayameses hacia el monte, el asombro de los espa√Īoles colonialistas ante ese acto gigantesco de coraje. Los techos ca√≠an, las construcciones se volv√≠an oscuras. D√≠a triste y grande, de gloria y amor a un sue√Īo. Una ciudad antorcha, todo un ideal iluminado desde Bayamo.

Tenemos la suerte tremenda de que varios iniciadores de nuestras gestas independentistas fueron tambi√©n hombres de cultura. Algunos escrib√≠an poes√≠a, tocaban m√ļsica de piano o compon√≠an canciones. En la manigua, casi con los disparos de banda sonora, se improvisaban d√©cimas. Junto al valor y al arrojo casi de ciencia ficci√≥n estaba tambi√©n la sensibilidad art√≠stica. Luego vinieron otros como Jos√© Mart√≠, Juan Almeida Bosque y sus canciones, El Che con sus poes√≠as y la pasi√≥n por la fotograf√≠a; Fidel y su capacidad de intelectual total, que siempre mostr√≥ gran inter√©s por la cultura.

Ahí están sus intercambios con escritores y artistas en junio de 1961, sus palabras en los congresos de la UNEAC, los debates con jóvenes de la AHS en marzo de 1988 y el primer congreso de esa organización, que le concedió la condición de Miembro de Honor y también de Maestro de Juventudes.

Aquí está con nosotros el Quinteto Rebelde, cuyos integrantes fueron esenciales con sus canciones en la Sierra Maestra. El abrazo para ellos.

¬ŅC√≥mo podemos ser verdaderamente fieles a tanto legado? Nos ha tocado vivir una √©poca de transformaciones, de grandes preguntas. El pa√≠s se actualiza no solo en lo econ√≥mico. Habitamos un planeta cada vez m√°s complejo, en el que a las dificultades del mundo f√≠sico se suman las del virtual.

Eso nos confiere una responsabilidad adicional con el presente, con la historia de nuestra nación, con nuestros abuelos y padres, y sobre todo con nosotros mismos, con nuestra moral de cubanos. Una responsabilidad enorme con el futuro.

 

La pasividad, el caminar con los ojos cerrados, el preferir el silencio antes que se√Īalar un problema no son alternativas. Tenemos que ser protagonistas, Quijotes de este tiempo, sin pesimismo jam√°s y aspirando siempre a la belleza.

Creo en el poder de la poes√≠a, y en la fuerza tremenda del arte, no solamente en galer√≠as y escenarios, tambi√©n en la vida cotidiana. Hay muchos versos en el esfuerzo diario, en la sonrisa de cada uno y en el af√°n de no rendirnos jam√°s, a pesar de las dificultades. Eso nos debe acompa√Īar. Voy por la calle y digo un piropo, saludo con entusiasmo, trato de evitar la rutina,¬† porque con un simple gesto o un chiste podemos mejorar el d√≠a a alguien. Eso tambi√©n forma parte de ser cubano.

Una intensa jornada literaria y art√≠stica se ha desarrollado en todo el pa√≠s durante los √ļltimos d√≠as, dedicada de manera especial a los j√≥venes. Las nuevas generaciones de creadores no cesamos en el empe√Īo de hacer crecer nuestra impronta. Brindamos nuestra obra en comunidades, llegamos a grandes centros, pero tambi√©n a monta√Īas, a hospitales y escuelas.

En esta propia provincia cada agosto visitamos sitios de gran relevancia hist√≥rica, como La Demajagua, e iniciamos el camino hacia lo m√°s alto, a la cima del Pico Real del Turquino, al encuentro del busto de Mart√≠, un ascenso que ya tambi√©n para nosotros constituye un s√≠mbolo. Desde la AHS impulsamos, adem√°s, espacios de an√°lisis, debatimos casi con fiereza y hacemos propuestas a favor de nuestra cultura y el pa√≠s, siempre acompa√Īados por la savia de nuestros Maestros.

Quizá en el futuro nunca naveguemos por un río apacible. Debemos imponernos retos cada vez mayores y, encontrar en la inteligencia colectiva, la sabiduría suficiente para vencerlos, por eso resulta vital la superación, evitar el sedentarismo intelectual, para ser también mejores seres humanos, mejores cubanos.

 

Hagamos de la belleza, entendida como bondad y b√ļsqueda de perfecci√≥n una especie de puente interminable, de motor que impulse cada gesto, cada palabra, cada acci√≥n nuestra y nos gu√≠e en el camino de los anhelos.

Hace poco alguien nos preguntaba qué debemos salvar de la cultura. Indudablemente la cultura es siempre la que nos salva. Ahí están las esencias, la energía, el espíritu desafiante, el afán de alcanzar lo que parece imposible, el propósito de enamorar… Ahí palpita también nuestra identidad como nación y pueblo.

Ojalá Cuba sea siempre una familia enorme a favor del bien, sin importar donde estemos sus hijos. La solidaridad, el afán de ayudar y el amor hacia la Patria es también parte de nuestra cultura. En las bellas artes, en lo popular, en las tradiciones, en el orgullo de ser cubanos y en la voluntad de conquistar aparentes utopías radica la mayor plataforma descolonizadora a la que debemos aspirar como nación.

Desde aqu√≠, desde este lugar con tanto simbolismo, ratificamos tambi√©n nuestra solidaridad con el pueblo palestino, que sufre una escalada de agresiones y muertes. Defender la dignidad y la justicia en cualquier parte del mundo es otra ense√Īanza que nos debe acompa√Īar siempre.

Son muchos los motivos para sentir orgullo de Cuba, de Bayamo y de nosotros mismos. Estamos escribiendo tambi√©n p√°ginas de historia y resistencia. Alg√ļn d√≠a los libros tendr√°n que hablar de este pueblo de hoy, de lo que estamos haciendo, pero sobre todo de c√≥mo vamos a salir adelante. Ese ser√° quiz√°s el mejor poema de nuestras vidas.

Gracias siempre a nuestros antepasados, a esta Granma que tanto amamos, a los creadores cubanos, a los que nunca dejamos de so√Īar. Que el arte y la belleza nos acompa√Īen siempre.

¬°Viva la Cultura Cubana!

¬°Viva Bayamo!

¬°Viva la Patria!



Que el arte y el amor nos acompa√Īen siempre

Es imposible no sentir indignaci√≥n por la suspensi√≥n de conciertos del d√ļo cubano Buena Fe en Espa√Īa. Pareciera casi ciencia ficci√≥n que bajo el pretexto de una supuesta defensa de la democracia se est√© realizando esta campa√Īa que incluye presiones y amenazas a due√Īos de los locales donde estaban previstas las presentaciones, pero todo es muy real.

Vuelve a pulular el odio, la indecencia y la anti√©tica, sin apenas maquillaje. ¬ŅQu√© tipo de actitud es esa? ¬ŅAcaso es posible comprenderla? ¬ŅAlguien con un m√≠nimo de sentido com√ļn, respeto a los dem√°s y decencia podr√≠a apoyarla? ¬ŅC√≥mo es posible tanto nivel de incoherencia, y enarbolar la ‚Äúdemocracia‚ÄĚ para prohibir y hostigar?

Llama la atenci√≥n, aunque no sorprende, que eso lo hagan los mismos ‚Äúactivistas‚ÄĚ que fingen defender la libertad de expresi√≥n, los mismos que supuestamente desean una Cuba mejor, que hablan de inclusi√≥n, pero que solo destilan odio y van por ah√≠ excluyendo, acosando y pidiendo violencia, lo cual provoca hasta verg√ľenza.

Ah√≠ est√°n las publicaciones en varias redes sociales, exhortando a tirar huevos y excrementos, tratando de sembrar miedo y lograr m√°s cancelaciones, como si se tratase de un juego maquiav√©lico o un show de los peores. ¬ŅEsas son en verdad actitudes de personas dignas, de seres humanos que quieren a su pa√≠s?…

Los cubanos, en cualquier lugar donde estemos, debemos ser verdaderamente inclusivos, amar profundamente nuestra naci√≥n y su cultura, y ser respetuosos de todos los hijos de esa madre grande, que es Cuba, la cual debe recibir siempre todo el cari√Īo, sin importar c√≥mo pensemos. Ojal√° podamos ser hermanos, aunque pensemos diferente, solo el respeto es indispensable. Y si en verdad deseamos que nuestra Patria sea mejor, debemos contribuir a eso desde la solidaridad, la eliminaci√≥n del odio, las presiones y todas las acciones que la bloquean no solamente en lo econ√≥mico.

Hay una estrategia despiadada en contra de este archipiélago, su sistema social y todos los que decidimos ayudarlo desde adentro. Buena Fe, y en especial Israel Rojas y Yoel Martínez están recibiendo una especie de castigo por el compromiso social en su tierra natal. Eso, sin dudas, constituye otro capítulo en el afán de intimidar a todos los creadores que apoyan el proceso revolucionario en este país, o que al menos tienen una relación visible con sus instituciones.

Como expresaron en conferencia de prensa este 18 de mayo Indira Fajardo, Presidenta del Instituto Cubano de la M√ļsica, y Alexis Triana, Director del Estudio Multimedial del Ministerio de Cultura, esto no comienza con Buena Fe ni es un caso aislado. Son varios los artistas y agrupaciones que ya han sufrido acciones de ese tipo, incluidos Los Van Van y Alexander Abreu y Havana D’Primera. Todo forma parte de una escalada que pretende tambi√©n el aislamiento cultural.

Buena Fe es uno de los objetivos preferidos por su popularidad desde hace m√°s de una d√©cada dentro del p√ļblico aqu√≠ y en otros pa√≠ses. Varias generaciones hemos disfrutado sus conciertos en universidades y plazas, en parques y grandes salas. Hace poco hicieron una gira, junto a otros artistas, por todas las provincias, y tambi√©n obtuvieron Premio en la fiesta del disco cubano, Cubadisco.

Esa agrupación ha estado también, por ejemplo, con una canción dedicada a los científicos y a propósito de las vacunas, que permitieron a esta nación sobrevivir a la covid-19 con esfuerzos propios. En los momentos más difíciles no han renunciado a sus ideas, a expresar lo que sienten y en lo que creen, como lo hacen con críticas sociales en varias de sus canciones.

Es muy favorable que en Cuba y otros países muchas personas denunciemos estas cancelaciones y cualquier manifestación de acoso y amenaza. Esto se trata del más elemental derecho a cantar y a brindar la obra creativa de cada quien.

Ya la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba manifest√≥ su solidaridad con Buena Fe, as√≠ como ‚Äúel agradecimiento a tant√≠simos espa√Īoles y compatriotas residentes en Espa√Īa y otras partes del mundo que los han apoyado y se han pronunciado contra esta injusticia porque, como nosotros, creen en el poder de la poes√≠a, de la canci√≥n y de la cultura como plataformas para el crecimiento espiritual y el entendimiento humano‚ÄĚ.

Desde la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, organizaci√≥n que agrupa a la vanguardia de j√≥venes creadores, tambi√©n se expres√≥ indignaci√≥n ante tales sucesos, con la certeza de que ‚Äúel arte de los m√ļsicos y otros creadores cubanos debe llegar a todo el mundo como expresi√≥n de una riqueza cultural reconocida a nivel internacional y de un pa√≠s que nunca renuncia a los sue√Īos ni a la belleza‚ÄĚ.

Silvio Rodr√≠guez, s√≠mbolo de la canci√≥n trovadoresca en el panorama internacional, tambi√©n apoy√≥ a los integrantes del d√ļo: ‚Äú¬ŅSer√° que algunos hacen uso de un respetable derecho a irse, pero no pueden soportar a los que se queden a luchar por un pa√≠s mejor? ¬ŅSer√° por verg√ľenza de ellos mismos los que piden invasiones y bloqueos contra su propio pueblo? Insoportable para algunos el ejemplo moral de Buena Fe. Es comprensible‚ÄĚ, escribi√≥ el autor de varias canciones antol√≥gicas en la banda sonora del pa√≠s caribe√Īo.

Son tiempos complejos, de mucha dificultad más allá de lo aparente. En circunstancias así se deben enarbolar con más fuerza nuestras esencias como cubanos y ciudadanos en cualquier geografía. El arte, el amor y el decoro deben prevalecer siempre, no solamente por Buena Fe, sino por nosotros como individuos, como pueblo y por la humanidad toda.



Carlos Manuel de Céspedes, el iniciador (+Videos, audio y fotos)

Cuentan que llegó al mundo un domingo en la noche, cuando arreciaba un aguacero, con truenos y relámpagos, cual presagio de su vida tormentosa, de grandes decisiones, golpes y tiros.

En la aristocr√°tica casa, la n√ļmero 4, del callej√≥n de la Burruchaga, en Bayamo, hab√≠a tremendo ajetreo aquel 18 de abril de 1819, pues estaba a punto de nacer el hijo primog√©nito de Jes√ļs Mar√≠a de C√©spedes y Luque y Francisca de Borja del Castillo y Ram√≠rez de Aguilar, dama de excelente educaci√≥n, inteligencia y bondad.

Momento singular aquel: la lluvia que aumentaba, el sonido de los truenos, la comadrona Gertrudis Fornaris, m√°s conocida como do√Īa Tula, y el m√©dico Jos√© Mar√≠a Izaguirre, de origen venezolano, empe√Īados en que todo saliera bien, el nerviosismo de los familiares‚Ķ

Por fin, a las 11 de la noche, aproximadamente, se escuch√≥ el llanto del peque√Īo Carlos Manuel Perfecto del Carmen de C√©spedes y L√≥pez del Castillo.

LA INFANCIA DEL PADRE DE LA PATRIA

Poco se habla de esa etapa de su vida. El historiador Aldo Daniel Naranjo, quien trabaja en varios vol√ļmenes sobre el quehacer y la obra del patricio, dijo que su infancia fue caracter√≠stica de ni√Īo rico, con muchas comodidades, y juegos como ponerle la cola al burro.

Le gustaban los ajiacos, las viandas y ba√Īarse en el r√≠o, lo cual hizo con frecuencia cuando la familia se traslad√≥ a la hacienda Santa Rosa, propiedad del abuelo materno Francisco del Castillo y Miranda, en el actual municipio granmense de¬†Buey Arriba.

Hab√≠a ocurrido un ataque de corsarios en la zona de¬†Manzanillo¬†y se especulaba sobre la posibilidad de otro y el avance hasta la Villa de San Salvador de Bayamo, por eso la familia de C√©spedes estuvo alg√ļn tiempo en aquel sitio rural.

Casi nunca se menciona a su primera maestra Isabel Cisneros, quien lo recibi√≥ en la escuela a los cinco a√Īos de edad y seguramente cal√≥ muy hondo en √©l, pues, adem√°s de ense√Īarle a leer, escribir, y aspectos elementales del catolicismo, tambi√©n le narraba leyendas de g√ľijes y hadas del monte.

No encontramos referencias a una amistad desde la ni√Īez, con otros infantes que se convirtieron en grandes patriotas, como¬†Francisco Vicente Aguilera¬†y Perucho Figueredo, pero no es descabellado pensar en esa posibilidad, pues viv√≠an muy cerca y ten√≠an edades y costumbres sociales similares. La historia demostr√≥ luego que tambi√©n pose√≠an maneras parecidas de pensar y comportarse.

De ese per√≠odo, hay una an√©cdota que revela el profundo humanismo, valor y solidaridad del futuro Padre de la Patria, pues en una ocasi√≥n cuando sali√≥ de las clases vio como un ni√Īo m√°s grande maltrataba a otro en el colegio, y le dijo ‚Äúabusa conmigo, ven‚ÄĚ. Minutos despu√©s, comenz√≥ la pelea en la cual venci√≥.

M√°s tarde, citaron al padre a la escuela, y el director lo felicit√≥ por la gallard√≠a y sentido de la justicia del hijo, quien tuvo cuatro hermanos, y, pasados algunos a√Īos, empez√≥ los estudios del bachillerato en La Habana, los cuales termin√≥ un semestre antes de lo habitual, gracias a su inteligencia elevada, reconocida por los profesores.

Museo Casa Natal de Céspedes

Foto: Tomada de CNC TV

El historiador Miguel Antonio Mu√Īoz L√≥pez, especialista del¬†Museo Casa Natal de C√©spedes, resalta que la madre fue muy importante en su formaci√≥n, quien tuvo la capacidad y mesura para mediar entre √©l y su padre, el cual tambi√©n ten√≠a un car√°cter fuerte y una manera de pensar muy diferente a la de quien se convirti√≥ en el Primer Presidente de la Rep√ļblica en Armas.

Aquel muchacho lleno de virtudes, amante del arte y los bailes, que ganaba con facilidad el agrado de las damas y sab√≠a tocar m√ļsica de piano, dej√≥ la tranquilidad y los lujos por empu√Īar las armas e irse a la manigua en busca de un sue√Īo para su pa√≠s, y esa fue una de sus mejores ense√Īanzas.

LA DEMAJAGUA Y EL 10 DE OCTUBRE

El 10 de octubre de 1868, en La Demajagua, cerca del mar y a unos 13 kilómetros de la ciudad de Manzanillo, Céspedes, el abogado, el ser humano de ideales independentistas, el patriota cabal, alcanzó una estatura sin límites, cuando liberó a sus esclavos  y convocó a todos los presentes a la lucha.

D√≠a de gloria aquel, cientos de hombres aguardaban desde la tarde anterior. La joven Candelaria Acosta, m√°s conocida como Cambula, ya hab√≠a elaborado la bandera que presidir√≠a el momento, para la cual no encontraron la tela adecuada y emplearon entonces la √ļnica disponible, incluidos trozos de un vestido y un mosquitero.

Aquella ma√Īana de coraje y decisi√≥n, la muchacha de piel blanca y pelo rubio platinado, entreg√≥ el estandarte al abanderado Emiliano Tamayo, quien ten√≠a entre 20 y 22 a√Īos, y expres√≥ ‚ÄúPrimero mueran antes que verla deshonrada‚ÄĚ, tremendas palabras de quien apenas ten√≠a 17 a√Īos de edad.

C√©spedes procedi√≥ a realizar el juramento a la bandera, a lo que todos respondieron ¬°Juramos!, y el Padre agreg√≥: ‚ÄúPor mi parte, juro que os acompa√Īar√© hasta el fin de mi vida, y que si tengo la gloria de sucumbir antes que vosotros, saldr√© de la tumba para recordaros vuestros deberes patrios y el odio que todos debemos al gobierno espa√Īol, venganza, pues, y confiemos en que el cielo proteger√° nuestra causa ¬ę.

En ese momento también se dio a conocer el Manifiesto de la Junta Revolucionaria de la Isla de Cuba, prueba de que el alzamiento y la voluntad de luchar, tenían un profundo basamento en las ideas, con objetivos definidos más allá de lograr el triunfo.

Momentos en el Museo de Céspedes

Momentos en el Museo de Céspedes, en Bayamo/Imagen: Tomada de CubaDebate.

C√ČSPEDES, SIEMPRE VIVO

Su vida en lo adelante fue difícil, salpicada por contradicciones, tragos amargos y envidias hasta la muerte física el 27 de febrero de 1874 disparando su revolver contra los soldados enemigos en San Lorenzo, zona oriental. Sin embargo, tiene asegurada la inmortalidad, como parte de las esencias fundamentales de la nación.

En la primera plaza denominada de la Revolución en el país, ubicada en el Centro Histórico Urbano de Bayamo, su figura esbelta y segura, en forma de estatua, parece observar con su serenidad de siempre.

Ahora, cuando se cumple el aniversario 150 del alzamiento en La Demajagua, inicio de las guerras en Cuba, su ejemplo permanece fuerte, cual br√ļjula de victoria y dignidad.

 

Plaza de la Revolución de Bayamo 2

Plaza de la Revolución de Bayamo/Foto: AECT.

Campana de La Demajagua

Campana original, empleada el 10 de octubre de 1868/Foto: Rosa María Rodríguez



Una bestia de papel y los posibles nacimientos

Un ser reflexivo anda por las páginas de papel, deja sus preguntas, algunas respuestas, sus preocupaciones… Usa versos, formas clásicas, en rimas nos deja sus miradas, sus pensamientos. Comparte con nosotros, los lectores, un mapa individual y a la vez colectivo de su país, de la vida más cercana.

Se llama Bestia contextual, un título llamativo, que tal vez define a cada ser humano en sus batallas personales, con sus retos y miedos, con sus impulsos y obstáculos, esos que impone la sociedad y el alma individual, que muchas veces prefiere adaptarse o luchar, que anda por ahí con sus pasos lentos o apresurados, que puede cultivar la belleza, incluso desde lo aparentemente simple o tremendo.

Este es un libro del joven poeta trinitario Dari√©n Pe√Īa Prada, ganador del premio Calendario de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en 2022, gracias a los aplausos del jurado integrado por la premio nacional de Literatura Nancy Morej√≥n, Ar√≠stides Vega Chap√ļ y Jos√© Luis Serrano.

Hay aqu√≠ una bestia singular, cuyo cuerpo tiene tres especies de partes generales, tituladas Muro de contenci√≥n, La silueta en el portal y Acta de advertencia. Desde el propio inicio nos adentramos en versos con claro tono reflexivo, que nos hacen recordar vivencias personales, con la certeza de que¬†¬ęNo te puedes curar de los lamentos/ de las sombras que habitan la memoria:/ te persiguen (no hay escapatoria)/ sin rostros, pedestales, monumentos/‚ĶHombre y humanidad no son lo mismo/ ¬ŅQui√©n te ampara y se calla la sentencia/ que derrumba un absurdo mecanismo?/ Como estandarte se alza la inocencia/ El para√≠so es solo un tecnicismo/ para quien lleva el mundo en la conciencia¬Ľ.

Son 61 p√°ginas, 32 poemas como c√©lulas o latidos de un ser vivo, una sociedad desde La suerte del que escucha hasta Carteles, que en sus dos √ļltimos versos nos dice¬†¬ęModernismo, expansi√≥n, ardid, ind√≠genas/ Si no entendiste, empieza por el t√≠tulo¬Ľ.

En ese cuerpo general otros de los poemas son Silencios, Fe de errata, Estado de confort, Desde la ecuanimidad del centro, Ciclos, Anatom√≠a, La sombra del vencido, Olvido, Sentencia, La verg√ľenza, Oficio, Fuga, El destierro de las horas, A cualquier costo, Fe, Suicidas o transe√ļntes, Fuego a discreci√≥n y Elogio de la antropofagia.

Llama la atención el apego del autor a la tradición de las formas, preferida por encima de los versos libres. Algunos podrían pedir más atrevimiento en cuanto a las estructuras, pero el corazón de este libro y todas sus venas van más allá, el verdadero interés parece radicar en hacernos pensar, muchas veces a través de preguntas y un tono coloquial.

En las palabras de contracubierta, Yamil D√≠az G√≥mez asegura que ¬ęinquietante y sincero, eficaz y human√≠simo, el poeta nos lleva de la segunda persona del singular a la primera del plural, y viceversa, para curarnos de apat√≠a, tomando bravo tambi√©n el ejercicio de lectura‚Ķ Lo que singulariza el poemario es la tensi√≥n permanente entre la √©tica del cuestionamiento y el hedonismo de la forma¬Ľ.

Hay versos que se graban en mi mente:¬†¬ęLo extra√Īo de la muerte es que regresa/ a veces como un templo o una cura/ No se entiende el exhausto con la fe./ Aunque quiera el vencido, no descansa./ Lo inmortal del tambor es un clich√©, ¬Ņen verdad su repique da confianza?/ Pero el alma precisa estar en pie/ A√ļn necesitamos esperanza/¬Ľ.

Otros como Demanda, oferta y A cualquier costo miran fen√≥menos sociales, pero con la voz de que ¬ęhabr√° que ser feliz contra pron√≥sticos¬Ľ.

Publicado por la Casa Editora Abril en 2023, con edici√≥n de Kar√≠n Morej√≥n Nellar, dise√Īo de Carlos Javier Sol√≠s y correcci√≥n de A. Li Cabrera,¬†Bestia contextual¬†es la primera obra del poeta y promotor cultural Dari√©n Pe√Īa, miembro de la AHS y cofundador del proyecto cultural editorial Callejas, donde edita y manufactura libros para regalar, una buena manera de ser consecuente con el af√°n de construir la belleza y cambiar nuestras realidades.

Hay bestias con un corazón diferente, que pueden contribuir a que otras se transformen para bien. Me adentro una vez más en las páginas, en los versos. Miro la cubierta. Siempre hay posibles nacimientos, y ojalá que sea siempre para mejor.



Duende del agua o versos de las esencias (+ Fotos y video)

La magia de las hadas y los duendes ser√° siempre muy necesaria. El encanto de esos seres y su simbolismo nos hace m√°s falta cuan m√°s despiadada se vuelve la sociedad contempor√°nea. Muchos de nosotros deseamos no crecer jam√°s, seguir en el abrazo de las abuelas, en sus tonos para contarnos historias y la bondad de cada gesto. Tal vez ellas son hadas de estos tiempos, sentimos sus presencias incluso cuando sus cuerpos ya no est√°n.

Hay maravilla en lo aparentemente simple, en lo cotidiano, en la lluvia que cae con suavidad o fuerza, en las gotas contra el asfalto o la tierra, en el mar y sus olas, en la sonrisa y los sue√Īos.

Cada persona suele tener un mundo íntimo, con personajes de la realidad a nuestro alrededor, con experiencias que despiertan lágrimas o alegría, con olas muy propias y el refugio en seres especiales. El libro Duende del agua, del escritor tunero Armando López Carralero, ganador del Premio Calendario de la Asociación Hermanos Saíz por esa obra en 2022, nos adentra en sensaciones aparentemente comunes, pero que despiertan también lo más interno, lo más nuestro.

Pudiera parecer una propuesta para ni√Īos al obtener el aplauso del jurado en la categor√≠a de Poes√≠a para infantes, pero sus p√°ginas brindan un viaje atractivo para lectores de cualquier edad, es un paseo por las sensaciones, un viaje a etapas anteriores de nuestras vidas. Publicado por la Casa Editora Abril en 2023, con edici√≥n de Tiurka Prieto Hern√°ndez y correcci√≥n de Adriana Daniel Aneiros, el libro brinda 30 poemas en un ambiente imaginativo, pero con mucho de realidad.

En cuanto a la estructura posee tres especies de partes, con los t√≠tulos¬†Un dibujo de familia¬†(que nos recuerda ‚ÄúLa familia es el pa√≠s del coraz√≥n‚ÄĚ),¬†Puentes azules¬†(‚ÄúHay muros que solo la paciencia derrumba y puentes que solo el amor construye‚ÄĚ) y¬†Un cuento que no termina¬†(‚ÄúTodos los cuentos son ciertos‚ÄĚ).

Armando L√≥pez, o Mandi, como lo llaman cari√Īosamente los amigos, tal vez escribi√≥ estos versos, este ser de papel, en primer lugar para su hijo y sus padres, a quienes menciona en la dedicatoria. Desde el primer poema,¬†B√ļsqueda; hasta el √ļltimo,¬†Peque√Īo valiente; uno siente la presencia del cari√Īo, el deseo de volver siempre a esos momentos y personas que tienen mucho de m√≠sticos, aunque est√©n cerca y ante los ojos de los otros parezcan muy normales.

Me llama la atenci√≥n la profundidad reflexiva que se siente en los poemas y la fuerza de las im√°genes, a pesar de la suavidad de sus tonos. Ojal√° cada ser humano buscara la luna que flota, para aprender a nadar de manera permanente, como nos sugieren dos de sus versos, pues cada problema, cada situaci√≥n, es una especie de oc√©ano diferente. Sin dudas los pa√Īuelos bordados por la abuela son los mejores, para secar l√°grimas, superar dolores.

La madre palpita una y otra vez en estas p√°ginas. Hay referencias a los juguetes, al padre, al mar, a los √°rboles, la luna, al zapatero, a las botas, las gaviotas, a los barcos‚Ķ, hay un Se√Īor Disparate, que asegura ‚Äúhoy el mundo es una cueva‚ÄĚ. El libro termina con versos, que son tambi√©n ense√Īanzas: ‚ÄúNo le temo a la alabarda/ que se interpone en mi sue√Īo/ ni al cocotazo hogare√Īo/ ni al futuro porque tarda.

Los poemas, que parecen peque√Īas historias del presente o la memoria, son enriquecidos por las ilustraciones de Hanna G. Chomenko en este libro, que verdaderamente puede convertirse en una especie de duende de papel, que nos hace el bien y nos recuerda cuales deben ser siempre algunas de las esencias. Tecleo en la noche y por primera vez en mucho tiempo siento a seres peque√Īos, intranquilos, que entran y salen. Los busco, los miro. Ojal√° est√©n junto a nosotros siempre.



‚ÄúLos cielos desiertos‚ÄĚ, incitaci√≥n para acercarnos a la obra de Luis y Sergio Sa√≠z (+ Fotos y video)

Era agosto de 1957 cuando los disparos apagaron la vida de aquellos dos j√≥venes de apenas 18 y 17 a√Īos de edad, Luis y Sergio, dos hermanos que mor√≠an uno defendiendo al otro. Segundos despu√©s, la madre sal√≠a desesperada de la casa e iba entre llantos. Present√≠a lo sucedido, algo le aseguraba que esos sonidos eran provocados por balas contra sus hijos. All√≠, frente al cine del poblado, estaban los cuerpos. El dolor e indignaci√≥n por lo sucedido caminaban por las calles de San Juan chocaban contra las paredes, y sub√≠an a lo alto. Hay mucho de tristeza y tambi√©n de poes√≠a en las √ļltimas horas de los hermanos Sa√≠z, en el beso que le dieron a su madre antes de salir del hogar, en el saludo a los amigos aquella noche, en el cari√Īo y el valor de ambos‚Ķ.

La obra de Luis y Sergio debiera inspirarnos siempre. Cuando Norge Luis Labrada, entonces Presidente de la AHS en Holguín, y la periodista y escritora Liset Prego nos dijeron que Ediciones La Luz deseaba hacer un audiolibro con parte de la obra de ellos y en voces de jóvenes del presente nos alegramos infinitamente. La luz, con Luis Yusef al frente es, sin dudas, manantial de proyectos y belleza, que nos enorgullece siempre. Sabíamos que sería una propuesta interesante por el contenido y también por la forma.

Palpitan aqu√≠ once poemas, versos con m√°s de 65 a√Īos de existencia. Dos almas o muchas que gravitan, que laten entre emociones, deseos, golpes, llantos, pasi√≥n‚Ķ Voces diversas, j√≥venes de hoy, que le confieren otros matices a las letras aquellas, tonos m√°s actuales, con efectos radiof√≥nicos‚Ķ, mezclas de sensaciones que recorren nuestra mente, que circulan por las mareas de nuestra alma.

La primera vez que escuch√© este audiolibro fue una tarde de mi√©rcoles en una soledad aparente. Mientras lo o√≠a, imaginaba aquellos muchachos repletos de sue√Īos, enamorados de la literatura y el arte en general. Me parec√≠a verlos escribiendo con el √≠mpetu que caracteriz√≥ sus vidas. Entre las im√°genes estaba tambi√©n su madre Esther, maestra de profesi√≥n, quien aprendi√≥ de memoria varios poemas de sus hijos y en ocasiones, los dec√≠a a quienes llegaban a su casa en el actual municipio pinare√Īo de San Juan ¬†y Mart√≠nez.

Los cielos desiertos. Poemas de Luis y Sergio Sa√≠z¬†es una obra necesaria. Nos permite revisitar las entra√Īas de dos seres humanos m√°s conocidos por su labor revolucionaria y una organizaci√≥n (la AHS), que por su obra literaria.

Ese es, quiz√°s el primer valor de este audiolibro: poner a disposici√≥n del p√ļblico parte de la obra creativa de dos autores poco conocidos en el √°mbito po√©tico cubano. Que sea en voces de j√≥venes actuales le confiere matices especiales a esta propuesta, que ojal√° reciba miles de reproducciones en plataformas digitales y nos acompa√Īe en tel√©fonos celulares y otros dispositivos.

Poemas, como¬†Definiciones,¬†Llanto de sal,¬†Mi vida es,¬†D√©jame llevarte en ansias,¬†Sexo en presente,¬†Cansancio,¬†Incitaci√≥n al descamisado Jes√ļs,¬†Un verso me piden,¬†Senda para un tiempo¬†y¬†Canto a la muerte¬†son ventanas al esp√≠ritu de dos j√≥venes que escribieron tambi√©n narrativa y ensayos.

Resaltamos la buena selección de los poemas, a cargo de Liset Prego, no solamente por sus valores literarios dentro de la obra de Luis y Sergio, sino por mostrarnos variedad de temas y sensaciones que los inquietaron. Lo social y lo político solían motivar versos, relatos y reflexiones en ellos, y también los amores y desamores, lo sensual y el dolor.

Fue especial escuchar los versos con el estilo expresivo de j√≥venes creadores de varias manifestaciones, quienes integran hoy la AHS, incluidos los escritores Reynaldo Zald√≠var, Norge Luis Labrada, Liset Prego, Jos√© Luis Laguarda e Idania Salazar; el artista visual Armando Ruiz, los realizadores audiovisuales Alicia Dura√Īona, Yailyn Ojeda, Aniel Santiesteban y Eylin Abreu; y el m√ļsico y artista esc√©nico Lay Verdecia.

Con la asesor√≠a de Ferm√≠n L√≥pez, director de la compa√Ī√≠a de narraci√≥n oral Palabras al viento; y Yordanis Sera, director del Centro Cultural Casa del cuento, sus lecturas interpretativas enriquecen una propuesta, que ojal√° tenga otras partes, m√°s extensiones.

Los cielos desiertos¬†es una incitaci√≥n para acercarnos m√°s a Luis y Sergio.¬† Con dise√Īo de Robert R√°ez y grabaci√≥n y edici√≥n de voces de Amalio Carralero, esta obra merece ser escuchada no solamente por el valor hist√≥rico que representa revisitar a los versos de aquellos autores, tambi√©n por la calidad de la realizaci√≥n, con m√ļsica original para cada uno de los poemas.

En tiempos de retos para presentar las propuestas literarias cada vez de forma m√°s atractiva y aprovechar las plataformas digitales en funci√≥n de la promoci√≥n, esta entrega de Ediciones La Luz es un buen ejemplo de lo que se puede hacer con profesionalidad y la pasi√≥n que, todos sabemos, caracteriza a esta casa editora que, como √ćcaro de belleza y persistencia, ¬†¬†seguramente seguir√° volando con mucha fuerza y estilo en el panorama creativo cubano.

En la AHS durante los a√Īos m√°s recientes hemos impulsado varios proyectos editoriales, relacionados con Luis y Sergio, incluidos los libros¬†Juventudes,¬†compilaci√≥n de art√≠culos ensay√≠sticos publicada por¬†Sed de Belleza¬†en Villa Clara; y¬†Los antepasados, selecci√≥n de diez cuentos por¬†Aldab√≥n en Matanzas.

Deseamos que los acercamientos sigan creciendo. So√Īamos, por ejemplo, con varios cortometrajes que recreen escenas de sus vidas y cuentos que perfectamente pudieran ser adaptados al lenguaje audiovisual, videoartes; y, algunas veces, hemos hablado hasta de la posibilidad de un filme que muestre los conflictos, sue√Īos y la riqueza de la vida de aquellos muchachos y tambi√©n de sus padres, quienes nunca superaron la p√©rdida de sus hijos. Esther con m√°s de cien a√Īos de edad todav√≠a intentaba mantenerlos vivos diciendo sus poemas o teniendo su cuarto tal cual ellos lo dejaron aquel d√≠a de sangre.

Gracias a La Luz por¬†Los cielos desiertos, y el encanto de siempre. Que la poes√≠a nos acompa√Īe en todo momento

 


El simbolismo de Los antepasados

Diez cuentos pueden ser tambi√©n ventanas a las entra√Īas de su autor y una √©poca, a sus contextos, dolores, prejuicios y a la sensibilidad que palpita tambi√©n en los campos y poblados.

As√≠ me sucede con el libro¬†Los antepasados, de Luis Sa√≠z Montes de Oca, escritor que fue asesinado con apenas 18 a√Īos de edad en el terru√Īo pinare√Īo de San Juan y Mart√≠nez. Mucho le falt√≥ por escribir a quien tambi√©n cultivaba la poes√≠a y el ensayo.

Este es un libro de valores, m√°s all√° de la literatura. Tal vez el m√°s visible es que pone a disposici√≥n de los lectores parte de la obra creativa de un autor, que es conocido sobre todo por haber sido miembro de Movimiento 26 de Julio y ser asesinado, junto a su hermano de 17 a√Īos, frente al cine de su pueblo el 13 de agosto de 1957. Muchas personas escuchan Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), organizaci√≥n de j√≥venes escritores y artistas que fue inspirada en ellos, pero pocas se han adentrado en su literatura.

Con selecci√≥n y pr√≥logo del escritor Eldys Baratute, ganador de algunos de los premios literarios m√°s importantes del pa√≠s, esta obra comienza con el cuento¬†Deshonra, escrito en marzo de 1954, y termina con¬†Los antepasados,¬†de agosto de 1957, este √ļltimo apenas d√≠as antes de aquel disparo que apag√≥ su vida.

En el primero hay sufrimiento, una familia que se rompi√≥ y hasta la muerte que impidi√≥ la llegada del perd√≥n, lo cual se convirti√≥ en una culpa capaz de asfixiar la vida propia. En el √ļltimo tambi√©n hay dolor, diferencias sociales, religi√≥n, constantes inferencias a los abuelos, ancestros, a una realidad que se muestra de diversas maneras, hay derrotas, due√Īos o patrones y venganza. Llama la atenci√≥n la riqueza narrativa y aparente suavidad con que se narra tanta dureza, muestra de que el autor recorr√≠a ya un camino con m√°s recursos t√©cnicos y libertades.

Ser√≠a muy arriesgado hablar de evoluci√≥n de un escritor en apenas tres a√Īos y cuatro meses a partir del an√°lisis de solo diez cuentos, pero leerlos con la conciencia de las fechas en que fueron concebidos nos permite establecer relaciones con la poes√≠a, los ensayos y acontecimientos de su vida. Hay temas recurrentes, como el amor, los prejuicios y ciertas denuncias sociales en forma de historias, tono ensay√≠stico y versos.

En el libro que analizamos en esta ocasi√≥n, especialmente en cuentos como¬†Mi amante la tierra, de diciembre de 1956, y el varias veces mencionado¬†Los antepasados¬†se percibe m√°s cuidado del lenguaje, mayor uso de t√©cnicas literarias y voluntad de riesgos en cuanto a lo formal y ling√ľ√≠stico.

Precisamos que Mi amante la tierra obtuvo una Mención Honorífica en un concurso del Liceum de Pinar del Río, realizado en abril de 1957. Es un relato diferente también por la similitud en la narración entre el amor que se puede sentir hacia la tierra y por una mujer, también la tristeza cuando la persona amada no es de uno o cuando la tierra que se anhela es de alguien más.

Otros de los cuentos son¬†R√≥mulo San Juan;¬†La pecadora con los ojos v√≠rgenes;¬†Mis cinco dedos del pie izquierdo;¬†Un extra√Īo de azul;¬†Y all√°, en los pinos verdes;¬†Los cielos desiertos de vida¬†y¬†Noticia p√≥stuma.¬†

De esta propuesta, publicada por Ediciones Aldabón en el 2021, resaltamos también el prólogo, que, en nuestra opinión, constituye el análisis más completo de la narrativa de Luis Saíz Montes de Oca, por la profundidad de las argumentaciones, la minuciosidad con que se detiene en los relatos, las referencias al medio histórico social de su autor, y cómo pudieron influir en su personalidad y concepciones creativas experiencias, como los primeros amores de juventud, estudiar en la universidad y entrar en contacto con un mundo artístico más grande y rico…

Eldys Baratute asegura que algunos de estos relatos pueden ser incluidos en cualquier antología de la vanguardia cubana, y expresa la existencia de lazos indisolubles de Luis con otros escritores de su generación:

¬ę‚Ķy mientras le√≠a sus historias pensaba yo en Luis Felipe Rodr√≠guez, Lino Nov√°s Calvo, Alcides Iznaga, Ernesto Garc√≠a Arzola, y en alguien que, aunque no publica su primer libro en Cuba hasta el a√Īo 1958, ya lo hab√≠a hecho en M√©xico en 1945: Onelio Jorge Cardoso.

¬ęDe quien mayor influencia se percibe en estas historias es precisamente de este √ļltimo. No solo por el abordaje de temas inherentes al medio rural, sino por el tratamiento sicol√≥gico de cada uno de ellos, la denuncia al maltrato y los prejuicios hacia la mujer, la insistencia en mostrar varias capas sociales‚Ķ, la construcci√≥n de personajes corales, representativos de cada una de las esferas de la sociedad, el reconocimiento de las costumbres, los vicios‚Ķ., tratado todo desde una perspectiva sicol√≥gica, alejada de las tendencias descriptivas, epid√©rmicas, menos viscerales, que marcaron algunos relatos de la √©poca¬Ľ.

Merece aplausos, adem√°s, la exquisita edici√≥n de este libro, a cargo de Jos√© Ra√ļl Fraguela Mart√≠nez, oriundo tambi√©n de San Juan y Mart√≠nez, aunque radicado en Guant√°namo.

Otro elemento positivo es que la cubierta sea del joven artista visual avile√Īo Liesther Amador, quien durante varios a√Īos fue miembro de la AHS, y que con una ilustraci√≥n de su serie¬†Tiempo muerto¬†logra mostrar parte del esp√≠ritu de esta obEl libro¬†Los antepasados¬†es del autor¬†Luis Sa√≠z Montes de Oca, escritor asesinado con apenas 18 a√Īos de edad en el terru√Īo pinare√Īo de San Juan y Mart√≠nezra.

Es un libro que sugerimos de manera especial, por los valores literarios y el simbolismo detrás de sus letras. Recomendamos también buscar la poesía y los ensayos de Luis Saíz, y de su hermano Sergio, dos creadores que siempre deben estar muy vivos entre los miembros de la AHS y la juventud cubana en general. Una de las mejores maneras de hacerlo es a través de su literatura.