Erian Pe√Īa Pupo


Codanza o el esplendor de las llamas del espíritu vivo del fuego

Palabras de apertura de la exposici√≥n ‚ÄúMemorias de un Festival‚ÄĚ, dedicada al aniversario 30 de la Compa√Ī√≠a de Danza Contempor√°nea Codanza, anfitriona del Concurso de Danza del Atl√°ntico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov, y que se exhibe, con obras de los fot√≥grafos Juan Pablo Carreras y Carlos Rafael D√≠az, en el lobby del Teatro Eddy Su√Īol de la ciudad de Holgu√≠n.

Codanza y yo nacimos el mismo a√Īo. Apenas separados por dos meses, ambos nacimos en 1992, que es tambi√©n el a√Īo pr√≠stino del germen: el a√Īo en que el esp√≠ritu-Codanza y su mito, el esp√≠ritu vivo del fuego, comenz√≥ a crecer hasta celebrar hoy sus tres d√©cadas. Por eso, y por otras tantas cosas, digo siempre que Codanza es mi compa√Ī√≠a. No solo porque marca mi edad, sino, sobre todo, porque Codanza me abri√≥ los ojos y los sentidos, por primera vez, a la danza contempor√°nea, a las expresiones del cuerpo en la escena, a los misterios de la creaci√≥n danzaria (que es, adem√°s, abrir ciertas puertas del coraz√≥n y la mente dif√≠ciles de volver a cerrar).

√Ārbol de fuego – Alexis del Toro

Despu√©s de aquella ‚Äúrevelaci√≥n‚ÄĚ vendr√≠an otras compa√Ī√≠as, reconocidas puestas, grandes int√©rpretes, pero Codanza fue la inicial, la m√°s persistente y necesaria, y por tanto la m√°s esperada, y como dec√≠a antes, mi compa√Ī√≠a. Los he visto crecer, rozar la perfecci√≥n, tantear b√ļsquedas creativas. Madurar en cada puesta. Incluso levantarse y rearmarse m√°s de una vez, para volver al escenario con id√©nticos br√≠os, con la consabida exigencia que caracteriza a la maestra Maricel Godoy y que hace suya toda la compa√Ī√≠a desde aquel d√≠a fundacional de 1992. As√≠ Codanza fue creciendo hasta hacerse vital en mi memoria afectiva, como lo ha sido para much√≠simas personas en Holgu√≠n y el mundo: una escuela, la casa, el horizonte, el misterio.

√Ārbol de fuego – Alexis del Toro

Con Codanza lleg√≥ la bendici√≥n y la magia de Vladimir Malakhov y su primera presentaci√≥n en la ciudad, en 2013, cuando obsequi√≥ su ‚ÄúRegalo de Malakhov para Cuba‚ÄĚ. Poco despu√©s ‚ÄúUn regalo a Malakhov de bailarines cubanos‚ÄĚ fue el agradecimiento para el gran bailar√≠n ucraniano, y result√≥ la piedra fundacional, la primera de un templo mayor que la compa√Ī√≠a ha ido edificando: el Concurso de Danza del Atl√°ntico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov, en 2014. Desde entonces cada certamen convierta a Holgu√≠n en la capital cubana de la danza, plataforma para el intercambio y el desarrollo esc√©nico, para el crecimiento y la creaci√≥n que, adem√°s de estimular a j√≥venes bailarines cubanos y de varias partes del mundo, re√ļne a core√≥grafos, int√©rpretes, investigadores, cr√≠ticos y especialistas en una ciudad √°vida de buen arte.

√Ārbol de fuego – Carlos Rafael

Llega Codanza a una especie de mayor√≠a de edad sobre el escenario; aunque sabemos bien que la fuerza, la vitalidad y la destreza que preconiza desde su g√©nesis nos la reafirma, desde hace mucho, como una de las principales compa√Ī√≠as esc√©nicas del pa√≠s. Ninguna de sus obras ‚Äďherederas del estilo cubano de danza moderna, unido a conceptos abanderados por Pina Bausch, entre otros maestros, y enriquecidos mediante los aportes del trabajo con reconocidos core√≥grafos cubanos y extranjeros‚Äď busca ser complaciente, ni con el p√ļblico ni con la cr√≠tica, ni mucho menos con un colectivo que ha sabido reinventarse y crecer, asumiendo los riesgos como parte de su concepci√≥n fundacional, pues saben que solo lo dif√≠cil resulta estimulante. Pertrechados por la osad√≠a conceptual en la que articulan sus discursos, Codanza nos ofrece una mezcla de m√ļltiples significados y aleaciones culturales: la complejidad con que asumen la belleza para entreg√°rnosla hace posible cada una de las obras. Esta jornada por el 30 aniversario nos permitir√°, una vez m√°s, ser testigos agradecidos de vivir la era Codanza y ver avivarse en la escena y arder en llamas al verdadero esp√≠ritu vivo del fuego.

√Ārbol de fuego – Carlos Rafael

En Holguín, 25 de septiembre de 2022



Paquidermos y otros textos poéticos abren las constelaciones

El 7 de mayo de 1997, en el Sal√≥n de √ļltima espera del aeropuerto Frank Pa√≠s de Holgu√≠n, un joven autor, Jos√© Luis Serrano, con su libro Buf√≥n de Dios, inici√≥ el trayecto de Ediciones La Luz por el mapa editorial cubano, un camino lleno de obst√°culos, alegr√≠as y de libros que hoy conforman el corpus literario nacional y de apuestas, como aquel d√≠a pr√≠stino, por los noveles autores.

Veinticinco a√Īos despu√©s, cerrando de alguna manera un ciclo y como una especie de homenaje bien ganado a un autor referencial dentro de la d√©cima y la estructura cl√°sica, merecedor entre otros del Premio Nicol√°s Guill√©n de Poes√≠a, y cercano amigo de este sello de la AHS en Holgu√≠n, La Luz publica Paquidermos, de Serrano, en formato Epub. La primera presentaci√≥n fue en Romer√≠as de Mayo, y ahora regresa en las andanzas de la 30 Feria del Libro.

Jos√© Luis Serrano presenta otro libro que, aunque lleno de sentencias, se abre en m√ļltiples preguntas‚Ķ En las p√°ginas de Paquidermos contin√ļa construyendo su universo en forma de sonetos. Esa es la urdimbre de un tapiz al que a√Īadir√° las dis√≠miles tramas, mezcla de preocupaciones conocidas de sus obras anteriores con obsesiones m√°s desarrolladas y nuevos matices. La forma estr√≥fica sigue siendo la columna vertebral del cuerpo fragmentado que es su poes√≠a; espejo de la contemporaneidad refractada y expuesta en peque√Īos sintagmas, concisos y mortales como pu√Īales bien dispuestos, escribe Cecilia Garc√©s en el pr√≥logo.

Foto cortesía de Ediciones La Luz

En este libro ‚Äďpresentado por Ronel Gonz√°lez en el espacio Abrirse las constelaciones, de La Luz‚Äď ‚Äúla objetividad seca y corrosiva que lo caracteriza se ha contaminado de una subjetividad cargada del ¬ęsentimentalismo que desparrama /un l√≠quido viscoso¬Ľ. Se siente en el lirismo que aflora, instantes que se desmarcan del resto por la propia belleza que los caracteriza, por la melancol√≠a que llega a ellos como gotas de lluvia o por el dolor subyacente, a√Īade y subraya que Paquidermos tiene, otra vez, el af√°n de J.L. Serrano por capturar en sonetos el mundo cual fotograf√≠a, y la intenci√≥n de comprender en el proceso algo que funcione como sedante ante todo lo visto. Busca la belleza, la vive, la reconstruye; se redefine, √©l y su po√©tica, con ella‚ÄĚ.

En la jornada fueron tambi√©n presentados otros t√≠tulos de la colecci√≥n de poes√≠a: Est√°tica milagrosa. Listas para vencer y no para ser vencidas, de Isabel Cristina L√≥pez Hansen, por Liset Prego; En el √ļltimo d√≠a del mundo, antolog√≠a del Premio Cervantes mexicano Jos√© Emilio Pacheco, por Erian Pe√Īa; Instrucciones para dibujar un p√°jaro, de Jacques Pr√©vert, por sus traductoras Irina Chaveco y Elizabeth Soto; las analektas 40 y 41, Contumaces, de Susel Leg√≥n, y Notas al margen de la lluvia, de Jos√© Miguel Santiesteban, respectivamente, por Reinaldo Zald√≠var, Yo es otro, de Frank Alejandro Cuesta, y Carne roja, de Reinaldo Zald√≠var, por Luis Yuseff.



Poetas sorprendidos en la noche de los siglos por un cono de luz

A los escritores Manuel Garc√≠a Verdecia y Eugenio Marr√≥n dedica sus jornadas la 30 edici√≥n de la Feria Internacional del Libro en Holgu√≠n. Los dos nacieron en 1953: Verdecia en Marcan√©, y Marr√≥n en Baracoa, y ambos prestigian con su obra ‚Äďcomo narradores, poetas, editores, ensayistas, profesores, y traductor, en el caso de Verdecia‚Äď esta ‚Äúprovincia del universo‚ÄĚ para anclarse en el mapa cultural de la Naci√≥n como claros referentes para los m√°s j√≥venes autores.

Fotos Rocío Carballosa (cortesía de Ediciones La Luz)

Precisamente los noveles escritores, representados por Ediciones La Luz, sello de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n, rindieron homenaje a ambos autores, fieles amigos de la editorial, con la publicaci√≥n de los n√ļmeros 42 y 43 de la colecci√≥n Analekta: los poemarios Romeo & Julieta en Manhattan, de Marr√≥n, y Ramas de √°lamo y otros poemas, de Garc√≠a Verdecia, tambi√©n presentados en formato audiolibro, con el valor a√Īadido de recoger la voz de los autores leyendo, en los estudios de Radio Angulo, los textos incluidos en sus libros.

‚ÄúAunque ambos autores han incursionado con acierto en el amplio espectro de los g√©neros literarios, traslad√°ndose del art√≠culo al ensayo, del cuento a la novela, optaron en este caso, por encomendarse una vez m√°s al ejercicio inefable de la poes√≠a. Cavaron en su obra en busca de poemas cardinales, objetos imantados, piedras volc√°nicas, espejos de azogue, donde acaso se muestran en su totalidad y fulgor los dif√≠ciles v√©rtigos de la palabra‚ÄĚ, coment√≥ Mois√©s May√°n en las palabras de presentaci√≥n, en el espacio La hora tercia especial, en la sede de la AHS.

Fotos Rocío Carballosa (cortesía de Ediciones La Luz)

‚ÄúMarr√≥n dialoga con motivos cl√°sicos, desde ¬ęlas voces que traen el sitio de Troya¬Ľ hasta ¬ęlos campamentos en la noche de Cartago¬Ľ. Manuel explora la primitiva forma de la palabra y tensa el arco en el poema inicial: ¬ęvida es la flecha en su curso¬Ľ, asegura. Se advierte en los versos de Marr√≥n el misterio c√≥mplice que conecta a los amantes; Manhattan o Damasco son solo pretextos para ese amor que llega en ¬ęa√Īo terrible¬Ľ. Manuel sopla los rescoldos de los Cantares de Salom√≥n, y jura amar en el minuto preciso y desear un minuto despu√©s‚ÄĚ, a√Īadi√≥ May√°n. ¬†¬†¬†¬†¬†

Ambos textos, realizados en una de las colecciones m√°s modestas, y al mismo tiempo hermosas de La Luz, fueron creadas con el objetivo de agasajar a estos autores, y poseen el dise√Īo de Robert R√°ez, y edici√≥n y correcci√≥n de Elizabeth Soto, quien en la presentaci√≥n coment√≥ sobre el trabajo editorial con los poemarios, y en especial con la grabaci√≥n del audiolibro.

Fotos Rocío Carballosa (cortesía de Ediciones La Luz)

Con anterioridad, Garc√≠a Verdecia realiz√≥ las palabras de inauguraci√≥n de la exposici√≥n colectiva L√ļmenes, 25 a√Īos de luz, dedicada al 25 aniversario de Ediciones La Luz, donde resalt√≥ que ‚Äúel libro es, adem√°s, un producto cultural que va reflejando las √©pocas. La Luz ofrece un libro hermoso que, desde la cubierta y el dise√Īo interior, se gana al lector‚Ķ Esta exposici√≥n nos habla de un colectivo que sabe que leer no es solamente descifrar palabras, sino inscribirse en un contexto cultural. Confieso que hemos trabajado, esa puede ser la frase que resuma una muestra‚ÄĚ que expone gigantograf√≠as, portadas y carteles de campa√Īas de promoci√≥n literaria, que visualizan parte del recorrido de esta casa por todo un cuarto de siglo.

Fotos Rocío Carballosa (cortesía de Ediciones La Luz)

¬ŅQu√© son Marr√≥n y Manuel sino dos autores sorprendidos en la noche de los siglos por un cono de luz‚Ķ?‚ÄĚ, se pregunta Mois√©s May√°n. ‚ÄúHoy Marr√≥n y Manuel ‚Äďasegura el joven poeta holguinero‚Äď vuelven a ser por obra y gracia de la palabra, los autores de Los pedidos de la lluvia y de La consagraci√≥n de los contextos. En esta hora coagulada dejan de ser dos de los intelectuales cubanos m√°s activos y prestigiosos de su generaci√≥n; el tiempo es enga√Īoso, f√≠jense bien, son los mismos muchachos de anta√Īo, los protagonistas del boom literario de los ochenta, el joven director de la revista Cayajabo, el presidente de la Brigada Hermanos Sa√≠z en los umbrales de los arduos setenta. Est√°n con nosotros, ocultando su timidez tras las cubiertas de Romeo & Julieta en Manhattan y Ramas de √°lamo y otros poemas‚ÄĚ. Gracias a ambos.

Fotos Rocío Carballosa (cortesía de Ediciones La Luz)


Diálogos en Romerías con Caridad Martínez

El 10 de octubre de 1922 ‚Äďaseguran los investigadores‚Äď la Cuban Telephone Company establece la primera emisora de radio que opera oficialmente en la isla: la PWX. Esa fecha marca el inicio oficial de la radiodifusi√≥n en Cuba. Poco despu√©s, Luis Casas Romero comenz√≥ la programaci√≥n radial ya de una forma estable y sistem√°tica en el pa√≠s.

Al centenario de la radio cubana dedica sus sesiones C√°mara Azul, evento dedicado al audiovisual en las Romer√≠as de Mayo, adem√°s de los treinta a√Īos de la Televisi√≥n Serrana.

Para hablar del siglo de una la radio que insiste en renovarse y parecerse, cada vez más, a sus protagonistas, al mismo tiempo que es reflejo de la cotidianidad del pueblo cubano, y hacerlo desde la experiencia de varias décadas de trabajo, es inevitable conversar con Caridad Martínez González, uno de los nombres imprescindibles del medio.

La Premio Nacional de Radio 2008 intercambi√≥ en el conversatorio ‚ÄúLa centenaria Radio Cubana‚ÄĚ, en el lobby del Cine Mart√≠, junto a las j√≥venes periodistas y realizadoras Alicia Dura√Īona y Gretel Cuenca, con conducci√≥n de Rosana Rivero, sobre su quehacer como directora de programas desde que en 1961, comenz√≥ como copista de libretos en Radio Progreso, y luego como productora en enero de 1964, tambi√©n en Progreso, emisora en cuyos pasillos y estudios, desde entonces, se puede rastrear su impronta.

Varios programas campesinos, como Por nuestros campos y ciudades y Fiesta Guajira, y sobre todo los dramatizados, en los cuales comenz√≥ a trabajar en 1973, como Novela cubana y Agente Especial, tienen el sello de la Caridad realizadora y tambi√©n la maestra. Justamente la AHS le entreg√≥ la Distinci√≥n Maestro de Juventudes el pasado a√Īo.

El trabajo del director de programas, desde sus inicios en el medio y desde su experiencia en el dramatizado, la dirección de actores, los retos de la realización y el periodismo radial, fueron temas del diálogo que, entre anécdotas, se sostuvo en el evento.

Como parte de C√°mara Azul se realiz√≥ el lanzamiento de la convocatoria de la edici√≥n XXXII del evento El almac√©n de la imagen, en Camag√ľey, por Alberto Santos, presidente de su Comit√© Organizador, y se proyectaron materiales a prop√≥sito de los sus 30 a√Īos; adem√°s se present√≥ el proyecto audiovisual En el aire, por Altinay Mart√≠nez.

 

 



Romerías escénicas

La magia del teatro y la danza se apropia de calles y parques. El p√ļblico ‚Äďtodo aquel que pase en ese momento por las cercan√≠as‚Äď se acerca, al principio sigilosamente; luego el espect√°culo los va atrapando. El teatro callejero invade, como es costumbre en Romer√≠as de Mayo, varias plazas de la ciudad, principalmente el parque Calixto Garc√≠a. Igual sucede con el evento Danza en paisajes p√ļblicos.

Desde diferentes provincias llegaron a Romer√≠as colectivos esc√©nicos para celebrar los 50 a√Īos del Teatro Gui√Īol de Holgu√≠n y los 30 a√Īos de la Compa√Ī√≠a de Danza Contempor√°nea Codanza: Teatro Gui√Īol Polichinela, de Ciego de √Āvila con las obras La familia de los Papotes y Narices rojas; NC Dance, de Artemisa, con Ella, t√ļ, √©l y yo; Teatro Andante, de Granma, con La modelo; las compa√Ī√≠as Mejunje, de Villa Clara, con No importa, y Tiempo, de Granma, con Persistencia; y el Ballet Folcl√≥rico de Oriente, de Santiago de Cuba.

Adem√°s comparti√≥ su trabajo en el Festival el proyecto Juntarte, de la AHS nacional, con los proyectos Sweet Candy (Pinar del R√≠o) con I am bird now; The Concept (La Habana) con Working Progress; Danza Libre (Guant√°namo) con Los hijos de Bernarda, y Transferencia, de Santiago de Cuba, con ‚ÄúTransferencia‚ÄĚ. De Holgu√≠n, Palabras al Viento con F√°bulas de Cuba, D¬īOkokan y La Campana con un espect√°culo folcl√≥rico; Fantas√≠a e Ilusiones con El Circo; el Teatro Gui√Īol de Holgu√≠n con La cucarachita; AlasBuenas, con espect√°culo de variedades, y alumnos de la Escuela Elemental de Arte. Su propuesta se integra a las calles, principal escenario. La gente lo agradece. Eso es Romer√≠as de Mayo: arte para todos y con todos, fiesta constante de la expresi√≥n en todo su sentido.

 

 



Ramón Legón en la multiplicidad dialógica de Babel

Fundador de Babel, investigador y cr√≠tico de arte, Ram√≥n Leg√≥n ha dejado huellas en varias generaciones de artistas holguineros. No solo de creadores visuales: escritores, investigadores y realizadores audiovisuales, entre muchos otros, han bebido de las ense√Īanzas de El Perro, como le apodan, cari√Īosamente, los amigos, desde que, a inicios de los 90, o quiz√° un poco antes, empezaron sus andanzas en el mundo curatorial y en la promoci√≥n y cr√≠tica de arte, a la par de una generaci√≥n que irrumpi√≥ con fuerza en el mapa pl√°stico local, con creadores como Magaly S√°nchez y N√©stor Arenas.

Desde las aulas de la Academia Regional de Artes Pl√°sticas El Alba y despu√©s de la Facultad de los Medios Audiovisuales (Famca) del ISA en Holgu√≠n, Leg√≥n revitaliz√≥ la ense√Īanza de asignaturas te√≥ricas importantes. Lo mismo desde la curadur√≠a en el Centro Provincial de Artes Pl√°sticas y otras instituciones, como desde el periodismo y la cr√≠tica, en las p√°ginas de publicaciones como El Periquero y La Luz, o desde el impulso inicial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, y el torbellino creador y arduo de los 90.

De alguna manera, el pensamiento cr√≠tico contempor√°neo, la posmodernidad, entr√≥ al ejercicio pl√°stico local y a su an√°lisis gracias al empuje de personas como Leg√≥n. El arte de inicios de los 80 no ser√≠a el mismo, ni por asomo, en la siguiente d√©cada. El cine, sabemos, es otra de sus grandes pasiones, al igual que la literatura. All√≠, confiesa, le acompa√Īa particularmente la poes√≠a del cubano √Āngel Escobar y el mexicano Jos√© Emilio Pacheco. A su lado, Mariela Varona, La Perra, ha dado cuerpo a una obra narrativa que la distingue entre las principales autoras de su generaci√≥n en nuestro pa√≠s.

Justamente el evento Babel, en su 27 edici√≥n, reconoci√≥ a Ram√≥n Leg√≥n con la Distinci√≥n Electa Arenal Huerta que entrega el Centro Provincial de Arte y la Direcci√≥n Provincial de Cultura a personalidades sobresalientes en la creaci√≥n, promoci√≥n y preservaci√≥n del arte holguinero y cubano, como homenaje a la artista mexicana que trabaj√≥ en la provincia en la d√©cada del 60, dejando valiosos murales y esculturas en instituciones y espacios p√ļblicos. En las palabras de elogio, Manuel Arias, director del sello editorial Papiro, rememor√≥ el quehacer de El Perro durante varias d√©cadas y c√≥mo su impronta ‚Äďaunque a √©l le parezca que no ha sido nada meritoria‚Äď ha acompa√Īado la creaci√≥n no solo art√≠stica, sino de varias instituciones y proyectos creativos.

Con anterioridad, Leg√≥n comparti√≥ con el p√ļblico sus experiencias en el ejercicio de la cr√≠tica, el periodismo y la docencia en el panel ‚ÄúLa cr√≠tica de arte en Cuba‚ÄĚ, junto al artista Rafael Zarza, Premio Nacional de Artes Pl√°sticas 2020, y de quien el Centro de Arte exhibe la muestra de grabados Piel de toro, y el escritor y periodista Erian Pe√Īa Pupo.

Como parte del evento Babel, dedicado a la crítica de arte, quedaron inauguradas las exposiciones A dos caras, fotografías de Selena Ferrer y Alcides Portal Alfonso, de Cienfuegos, en la Galería Holguín; y El hombre, el tiempo y el destino, de jóvenes exponentes de las artes visuales en el territorio, en la galería de la Casa del Joven Creador.



Rafael Zarza, fuerza de piel de toro

Rafael Zarza expone por primera vez en Romer√≠as de Mayo. Como parte de Babel, evento de las artes visuales del Festival Mundial de las Juventudes Art√≠sticas, el Premio Nacional de Artes Pl√°sticas 2020 inaugur√≥, en la sala principal del Centro Provincial de Arte, la exposici√≥n personal Piel de toro, compuesta mayormente por litograf√≠as ‚Äďen muchas utiliza el acr√≠lico y el collage‚Äď, adem√°s de algunas serigraf√≠as, donde el tema taurino, recurrente en la mayor gran de su obra, transita como hilo conductor la muestra.

Su trabajo, con el empuje de un toro brioso que no ha perdido la lozan√≠a de los a√Īos mozos, sino al contrario, ganado en agilidad, en perspicacia, lo coloca entre los principales exponentes del grabado contempor√°neo en Cuba, desde que en la d√©cada del 60 cre√≥ la serie Tauroman√≠a, asociada al pop y la obra de Humberto Pe√Īa (‚ÄúCon el rayo, buuf‚ÄĚ, homenaje a Humberto, maestro de su generaci√≥n, se incluye en esta muestra).

‚ÄúYa entonces aparec√≠a ‚Äďdesde luego‚Äď el animal que ha identificado por excelencia su producci√≥n art√≠stica. Brav√≠o o amansado, viril o castrado, musculoso o esquel√©tico, vivo o desollado, libre o sojuzgado, l√≠der o crucificado, solitario o enyuntado, de cuernos agudos o mutilados, se prodig√≥ de forma serial o unitaria en Animales‚Ķ Demostr√≥ ser peligroso por su embestida potencial y por su carga de significados hist√≥ricos, sociales, art√≠sticos‚Ķ‚ÄĚ, escribi√≥ Israel Castellanos en Juventud Rebelde a prop√≥sito de Animales peligrosos, la antol√≥gica muestra con la que el Museo Nacional de Bellas Artes celebr√≥ su Premio Nacional de Artes Pl√°sticas, entregado por sus aportes no solo como fiel defensor de la litograf√≠a en el contexto nacional y del grabado en general, sino tambi√©n por su trabajo en la pintura, ilustraciones, dibujos, instalaciones, carteles y portadas de discos.

Zarza, fundador de ese crisol de renovación del grabado insular que es el Taller Experimental de Gráfica de La Habana, reinterpreta creaciones y temas clásicos de la historia del arte. La apropiación y la cita son frecuentes en su obra, como lo es la ironía. A través de ella revisita y se sumerge críticamente en la cotidianidad nacional. Sus aportaciones formales y conceptuales en materia de representación, cuestionamiento y recreación personal de la realidad social y cultural cubana, como maestro de generaciones, fueron subrayadas en el acta del jurado que le concedió el galardón.

Piel de toro ‚Äďexposici√≥n con direcci√≥n general de Yuricel Moreno Zald√≠var y curadur√≠a de Yosvel V√°zquez Prats y Bertha Beltr√°n Ordo√Īez‚Äď nos muestra a un Zarza provocativo, l√ļcido, atrevido, l√ļdico ‚Äďsu obra, producto de una serie de incomprensiones de otras d√©cadas, fue tildada de falocentrista y por tanto, machista‚Äď; al artista que construye s√≠mbolos, artefactos, conceptos y los rearma a su manera, ir√≥nicamente, como en un juego, con una l√≠nea de colores c√°lidos, agresivos, que nos pone frente a un toro rebelde, √°gil, un semental inhiesto y potente, listo para la embestida.

‚ÄúZarza oye bramidos donde nadie los oye, los traduce, los pone en largos textos al pie de sus grabados que luego lanza a correr por los San Fermines del mundo a precios razonables. Rafael Zarza, viejo singular, refunfu√Īa, patalea, dibuja, pinta, padece de modestia, vive, pero brilla siempre‚ÄĚ, escribe √Āngel Ram√≠rez en las palabras de la muestra que nos trae a este necesario artista a Romer√≠as de Mayo. ‚ÄúZarza es mucho maestro‚ÄĚ, concluye Ram√≠rez. Cada pieza de Piel de toro nos reafirma su perenne maestr√≠a, su apuesta, a pesar de los riesgos, por el brioso empuje de este animal de raza.

 

 

 



Diálogos de Aníbal De la Torre

Palabras del cat√°logo de la exposici√≥n ‚ÄúDi√°logos‚ÄĚ, del joven artista visual holguinero An√≠bal De la Torre, inaugurada en la Sala peque√Īa del Centro Provincial de Arte de Holgu√≠n como parte del evento Babel en la edici√≥n XXIX de las Romer√≠as de Mayo.

En la religi√≥n yoruba el Or√°culo del Diloggun es la ‚Äúboca‚ÄĚ de los orishas. A trav√©s de los caracoles y los igbos, estos hablan y nos ense√Īan de humildad, caridad y amor al pr√≥jimo. Nos ayudan a vencer los obst√°culos en la vida. Hablan y explican, expresan, describen‚Ķ estados de desarrollo de cualquier proceso, fen√≥meno o circunstancia de la vida. Integran el Or√°culo del Diloggun veinti√ļn caracoles cauris; de ellos se utilizan solo diecis√©is con una de sus partes abiertas ‚Äďcada uno con diecis√©is signos m√°s‚Äď para pronosticar el futuro. Cuando en la estera la parte abierta cae bocarriba, habla uno o varios orishas. Las combinaciones pueden poseer dis√≠miles significados. Estos signos se recogen en el libro de los Odu, manual utilizado por el santero en el proceso de consulta; y cada uno de ellos est√° encabezado por un refr√°n que resume una sabidur√≠a ancestral. ¬†

An√≠bal De la Torre Cruz, en sus di√°logos entre la religi√≥n yoruba y el arte ‚Äďintercambios que dan cuerpo a una po√©tica que, como creador particular√≠simo, lo ha hecho due√Īo de una cosmovisi√≥n reconocible no solo en el contexto holguinero‚Äď, parte de estos refranes del Or√°culo del Diloggun para establecer un conversaci√≥n entre lo terrenal y lo espiritual y al mismo tiempo, consigo mismo; y que se expande al espectador y la pieza. Notamos ‚Äďcomo si estuvi√©ramos escudri√Īando, buscando algo m√°s all√° en su obra‚Äď como cada refr√°n se abre a las multiplicidades de la interpretaci√≥n, de la polisemia. Cada persona encuentra en ellos y tambi√©n en estas piezas, m√ļltiples sentidos.

An√≠bal explora nuevas b√ļsquedas, es cierto, pero sus rostros ‚Äďaqu√≠ autorretratos y recordemos que literalmente las deidades yorubas, los Orishas, son ‚Äúdue√Īos de la cabeza‚ÄĚ‚Äď son reflejos del ser, una especie de puente entre quien nos observa desde el lienzo y quienes, desde este lado del umbral, intentamos comprendernos. √Čl ha ido consolidando su mirada ‚Äďfragu√°ndola, mir√°ndose a s√≠ y encontr√°ndose en las posibilidades de esta mixtura‚Äď luego de las indagaciones que han reforzado su estilo: esta simbiosis fe/arte, los colores y tonalidades (sienas, sepia, negro y blanco), las posibilidades de la abstracci√≥n, la utilizaci√≥n de diferentes elementos yorubas incorporados a las piezas (clavos de l√≠nea, garabatos, herraduras, caracoles y girasoles) que cobran fuerza en una muestra que aprovecha m√°s lo manual, lo instalativo, el collage y sus posibilidades, para darle cuerpo a la investigaci√≥n sobre la que sostiene su mirada.

El culto sincr√©tico no es excusa en su trabajo, es asunci√≥n de fe, marca po√©tica, reuni√≥n de elementos de la cultura yoruba. Es identidad, y m√°s que crisol, ajiaco ortiziano. Esta muestra busca miradas abiertas, p√ļblicos activos que se arriesguen a explorar m√°s all√°, a interactuar con las posibles sincron√≠as de mundos paralelos. ‚ÄúNo tengas pena de mirarte a ti mismo‚ÄĚ, dicen los orishas. Y lo reafirma este joven artista. Di√°logos a trav√©s del Diloggun, del arte y de nosotros, intercambios con contextos y realidades, con Cuba; y todo como posibilidad y realidad en la obra de An√≠bal De la Torre.



Cámara Azul, miradas al audiovisual en Romerías

A los 30 a√Īos de la Televisi√≥n Serrana y al centenario de la Radio Cubana dedica sus espacios C√°mara Azul, evento que explora el audiovisual en las XXIX Romer√≠as de Mayo.

Con sedes, principalmente, en el cine Martí, el Café Tres Lucías y el Teatro Ismaelillo, el espacio tiene de invitados a Caridad Martínez González, Premio Nacional de Radio 2008; Amílcar Salatti, guionista de cine y televisión; y Carlos Rodríguez, realizador de TV Serrana.

Esta XX edici√≥n de C√°mara Azul inici√≥ con un conversatorio sobre la Televisi√≥n Serrana, con Carlos Rodr√≠guez, Kenia Rodr√≠guez Jim√©nez y Alejandra Rodr√≠guez Segura, en el lobby del Cine Mart√≠, sitio donde Am√≠lcar Salatti, guionista de la reciente serie de televisi√≥n Calendario, impartir√° un taller de guion cinematogr√°fico, en coordinaci√≥n con el Centro Provincial del Cine. Salatti realizar√° tambi√©n un intercambio con el p√ļblico interesado en las particularidades de la escritura para cine y televisi√≥n; y junto con Caridad Mart√≠nez, se reunir√° con los estudiantes de la Facultad de Arte de los Medios de Comunicaci√≥n Audiovisual (Famca) de la Universidad de las Artes-ISA en Holgu√≠n.

Cámara Azul, miradas al audiovisual en Romerías
Fotos Kevin Manuel Noya y Eli√©cer Pe√Īa

‚ÄúLa TV Serrana dej√≥ de ser un canal comunitario para convertirse en una comunidad audiovisual‚ÄĚ, coment√≥ Carlos, quien por veinte a√Īos se ha desempe√Īado all√≠ como realizador. Enfocada al rescate de la cultura local y al reflejo de los intereses de la comunidad, este proyecto de producci√≥n y difusi√≥n de video en las monta√Īas de la Sierra Maestra, fundado en 1993 a partir de una idea de Daniel Diez, retomando el trabajo de Santiago √Ālvarez, ha puesto la realizaci√≥n en funci√≥n de la comunidad. No es solo mostrarla, sino convivir con todos, a√Īadi√≥ Kenia. Mientras que para Alejandra, ‚Äúsi no hubiera pasado por la TV Serrana no ser√≠a ni la persona ni la realizadora que soy hoy‚ÄĚ.

El almac√©n de la imagen, evento de la AHS realizado en Camag√ľey, se suma a C√°mara Azul con la proyecci√≥n de materiales audiovisuales y el lanzamiento de la convocatoria de su edici√≥n XXXII, por el presidente de su Comit√© organizador, Alberto Santos Casas. Asimismo se realizar√°n los conversatorios: ‚ÄúLa centenaria Radio Cubana‚ÄĚ, con Caridad Mart√≠nez y j√≥venes realizadores de la radio holguinera; y ‚ÄúTreinta a√Īos de la Televisi√≥n Serrana‚ÄĚ, con Kenia Rodr√≠guez, Raisel Pompa, Carlos Rodr√≠guez y Alejandra Rodr√≠guez Segura.

Se presentar√°n los documentales √ďrgano, de Rosa Mar√≠a Rodr√≠guez, y Romer√≠as, la utop√≠a, de Carlos G√≥mez y Manuel Alejandro Rodr√≠guez Yong, adem√°s de una muestra por los 15 a√Īos de la Agencia Cubana del Rock, con los documentales El camino y Switch XV a√Īos: Una carrera de fuego, de Erick Garc√≠a, y Los √ļltimos frikis, de Nicholas Bremman.

El programa incluye la proyecci√≥n de los documentales Mujeres en dos tiempos (I y II) de Yasmany Castro; Piel de burd√©gano, de Juan Carlos Dom√≠nguez Diez; A Camag√ľey, mi globo rojo, de Marianne Portuondo y V√≠ctor Pando, y Con Silverio hasta el Turquino, de Arletty White Morales; as√≠ como una muestra especial por los 30 a√Īos de Televisi√≥n Serrana. Las proyecciones se realizar√°n en el cine Mart√≠, el Ismaelillo y el Caf√© Tres Luc√≠as.

Cámara Azul, miradas al audiovisual en Romerías
Fotos Kevin Manuel Noya y Eli√©cer Pe√Īa

Un momento especial ser√° el homenaje al Dj y productor Ernesto Hidalgo Mari√Īo (Tiko SK8), recientemente fallecido, con la presentaci√≥n del St√©reo G. La pel√≠cula, de Jimmy Ochoa.

El evento C√°mara Azul tambi√©n realizar√° diariamente la transmisi√≥n del programa ‚ÄúDe Romer√≠as‚ÄĚ, por Radio Angulo, con streaming a trav√©s de la p√°gina de Facebook AHS Holgu√≠n.

Veinte a√Īos han transcurrido desde que Jorge Riba√≠l, entonces jefe de la Secci√≥n de Audiovisuales de la AHS en Holgu√≠n, organiz√≥ por primera vez el evento audiovisual en las Romer√≠as de Mayo: C√°mara Azul, por el nombre de un proceso cinematogr√°fico (Blue Screen) utilizado para que varios elementos fotografiados por separados sean reunidos en una sola imagen. ‚ÄúLa met√°fora era hermosa: el evento ten√≠a que ser capaz de reunir en una sola imagen a j√≥venes realizadores y cin√©filos de muchas latitudes‚ÄĚ, recuerda.

 

 



Centenaria y joven, la radio cubana

El 10 de octubre de 1922 ‚Äďaseguran los investigadores‚Äď la Cuban Telephone Company establece la primera emisora de radio que opera oficialmente en la isla: la PWX. Esa fecha marca el inicio oficial de la radiodifusi√≥n en Cuba. Poco despu√©s, Luis Casas Romero comenz√≥ la programaci√≥n radial ya de una forma estable y sistem√°tica en el pa√≠s.

Al centenario de la radio cubana dedica sus sesiones C√°mara Azul, evento dedicado al audiovisual en las Romer√≠as de Mayo, adem√°s de los treinta a√Īos de la Televisi√≥n Serrana.

Para hablar del siglo de una la radio que insiste en renovarse y parecerse, cada vez más, a sus protagonistas, al mismo tiempo que es reflejo de la cotidianidad del pueblo cubano, y hacerlo desde la experiencia de varias décadas de trabajo, es inevitable conversar con Caridad Martínez González, uno de los nombres imprescindibles del medio.

La Premio Nacional de Radio 2008 intercambi√≥ en el conversatorio ‚ÄúLa centenaria Radio Cubana‚ÄĚ, en el lobby del Cine Mart√≠, junto a las j√≥venes periodistas y realizadoras Alicia Dura√Īona y Gretel Cuenca, con conducci√≥n de Rosana Rivero, sobre su quehacer como directora de programas desde que en 1961, comenz√≥ como copista de libretos en Radio Progreso, y luego como productora en enero de 1964, tambi√©n en Progreso, emisora en cuyos pasillos y estudios, desde entonces, se puede rastrear su impronta.

Varios programas campesinos, como Por nuestros campos y ciudades y Fiesta Guajira, y sobre todo los dramatizados, en los cuales comenz√≥ a trabajar en 1973, como Novela cubana y Agente Especial, tienen el sello de la Caridad realizadora y tambi√©n la maestra. Justamente la AHS le entreg√≥ la Distinci√≥n Maestro de Juventudes el pasado a√Īo.

El trabajo del director de programas, desde sus inicios en el medio y desde su experiencia en el dramatizado, la dirección de actores, los retos de la realización y el periodismo radial, fueron temas del diálogo que, entre anécdotas, se sostuvo en el evento.

Como parte de C√°mara Azul se realiz√≥ el lanzamiento de la convocatoria de la edici√≥n XXXII del evento El almac√©n de la imagen, en Camag√ľey, por Alberto Santos, presidente de su Comit√© Organizador, y se proyectaron materiales a prop√≥sito de los sus 30 a√Īos; adem√°s se present√≥ el proyecto audiovisual En el aire, por Altinay Mart√≠nez.