Gibara


Leyber G√≥mez: ¬ęSer locutor es un compromiso para toda la vida¬Ľ

Ser locutor no es un juego, implica esfuerzo y much√≠sima preparaci√≥n para poder defender una profesi√≥n tan necesaria y √ļtil, como bella y seductora; eso bien lo sabe Leyber G√≥mez Caballero, un artista que desde la radio y la televisi√≥n defiende su amor por la locuci√≥n.

Escuchas su voz dulce, melódica y ortográficamente correcta y reconoces en él a una persona atenta y gentil, algo que compruebas cuando tienes la suerte de conocerle e intercambiar. 

Como es naturalmente de buen hablar, aunque se cataloga como t√≠mido, es f√°cil descubrir a Leyber como un joven tranquilo que le gusta disfrutar del calor de la familia y los amigos, leer, escuchar m√ļsica, ir al teatro y hacer ejercicios f√≠sicos; pero sus pasiones realmente se desatan cuando le preguntas por la locuci√≥n.¬†

Su historia es la de un profesional que ha luchado por crecer, un enamorado de lo que hace, un artista que sin mutar la afabilidad y naturalidad que lo caracteriza desde sus inicios, ha sabido ganarse espacios cada vez más visibles en la radio y la televisión cubana.

Leyber Gómez en sus inicios en Radio Gibara
Leyber Gómez en sus inicios en la emisora Radio Gibara.

La génesis 

‚ÄúPr√°cticamente toda mi familia se dedica a la agricultura, mi pap√° es campesino y mi madre ama de casa, no hab√≠a¬† v√≠nculo alguno con la cultura.¬† Cuando era un ni√Īo en Gibara, mi pueblo holguinero natal, no exist√≠an la emisora de radio o el canal de televisi√≥n, que llegar√≠an luego, ya siendo un adolescente.¬†¬†

‚ÄúNo obstante, debo admitir que mis abuelos maternos me inculcaron el amor hacia la lectura y siempre tuvimos radio en casa. Mi familia era amante de este medio y crec√≠ escuchando a Eduardo Rosillo, Franco Carb√≥n, Julio Alberto Casanova, Ana Margarita Gil, Gladys Gouzueta y muchas otras grandes voces. Recuerdo con nostalgia como me pon√≠a a imitar voces y a imaginar que entrevistaba a grandes artistas o presentaba espect√°culos. En ese momento solo era un sue√Īo pr√°cticamente imposible de cumplir. Imagino que ah√≠ comenz√≥ todo.

‚ÄúSiento que soy un hombre muy afortunado, pues siempre he contado con el apoyo incondicional de mi familia. Imagino que al principio creer√≠an que era solo un juego de adolescente, pero luego comprobaron que iba en serio y no parar√≠a hasta alcanzar mis sue√Īos‚ÄĚ.

‚ÄúPrecisamente escuchado radio conoc√≠ que exist√≠a en la Uneac (Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba)¬† de Holgu√≠n un taller de locuci√≥n, actuaci√≥n y sonido, y decid√≠ matricular en el mismo. En ese primer encuentro tuve la suerte de contar con excelentes profesores como Alicia Gonz√°lez Di√©guez y Carlos Roseau, que motivaron a√ļn m√°s mi pasi√≥n por la radio y la televisi√≥n. Pero ah√≠ solo comenz√≥ un largo camino, pues seguidamente matricul√© en todos los cursos o talleres que aparecieron. Fueron varios y con distintos profesores.¬†

“En uno de esos cursos que ofrecía la emisora provincial Radio Angulo tuve la oportunidad de habilitarme como locutor, lo que me dio la posibilidad de comenzar como colaborador en la emisora municipal Radio Gibara. Más tarde tendría la suerte de conducir varios espacios de esta emisora como De Cuba son, Sintonía, La Clave del Mediodía y 107.9 Joven, por solo mencionar algunos.

‚ÄúPoco tiempo despu√©s mediante un casting comenc√© en el telecentro Gibaravisi√≥n. All√≠ tambi√©n tuve la suerte de transitar por varios espacios como Dejando Huellas, que marcaron mi vida y me permitieron crecer profesionalmente y ganarme el cari√Īo del p√ļblico televidente.¬†

‚ÄúEn Radio Gibara y Gibaravisi√≥n alternaba pr√°cticamente de lunes a lunes, lo que me permiti√≥ transitar por diferentes espacios juveniles, variados e informativos. En mi formaci√≥n le debo much√≠simo a estas dos instituciones. Es dif√≠cil llegar a los medios nacionales si no tienes una buena base y siento que la adquir√≠ en mi Gibara natal. Agradezco infinitamente el apoyo de los t√©cnicos, directores y colegas con los que trabaj√© en aquella etapa; recuerdo con especial inter√©s a Lissete Piferrer, Dalgis Fonseca, Siria D√≠az y Yocelis Ram√≠rez‚ÄĚ.¬†

Leyber Gómez en la cabina de Radio Rebelde
Leyber Gómez en la cabina de Radio Rebelde.

De Gibara a la capital

‚ÄúEstaba a punto de cumplir los 30 a√Īos cuando sent√≠ que all√° en Gibara, desde el plano profesional, hab√≠a conseguido en poco tiempo todo lo que me hab√≠a propuesto. Ten√≠a aspiraciones y sue√Īos que quer√≠a materializar y sobre todas las cosas mucha sed de disfrutar de esos grandes espect√°culos y acontecimientos culturales del pa√≠s que existen en la capital y tristemente, por la fatalidad geogr√°fica, muchas veces no vivimos en el interior. Fue as√≠ como empaqu√© mi mochila y sal√≠ sin mirar atr√°s, dispuesto a cumplir mis sue√Īos.¬†

“Todos los inicios son difíciles y en mi caso no fue diferente. En La Habana no tengo familia y en ese momento tenía unos pocos amigos. El tema de la vivienda y la adaptación fue tremendo. Vengo de un pueblo muy tranquilo, donde todo el mundo se conoce o es familia. Fue bien traumático llegar a la capital y verme solo en una ciudad tan cosmopolita. 

“El estar lejos de mis seres queridos siempre ha sido lo más difícil. Soy muy familiar, muy apegado a mis padres y abuelos y por eso me costaba muchísimo estar alejados de ellos. Tengo que admitir que la distancia me afectó bastante y fue una etapa bien compleja para mí. 

“No obstante, gracias a DIOS y a gente buena que confiaron en mí, a la semana de haber llegado a predios habaneros logré comenzar a trabajar en Radio Cadena Habana en un espacio maravilloso llamado 7 y 30 Juventud, por donde antes habían transitado otros locutores que admiro como Magdiel Pérez y Pedro Pablo Cruz. Luego llegó en esa misma emisora el programa Cantalo pero bailalo, junto a la carismática Vivian Loyola. Más tarde llegaron Visión y Sorpresa, en Radio Rebelde. 

‚ÄúA la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, de la cual soy miembro, y en particular a su equipo de comunicaci√≥n, tambi√©n le debo bastante desde el comienzo. Con esa organizaci√≥n he conocido y me he mantenido muy cercano a la nueva vanguardia art√≠stica del pa√≠s. La AHS es una gran familia en donde todos aportamos y de la que todos nos nutrimos‚ÄĚ.

Leyber Gómez y Elizabeth Cánova en el programa Paréntesis de la Asociación Hermanos Saíz
Leyber G√≥mez en el programa ¬ęPar√©ntesis¬Ľ de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.

El salto a la pantalla chica

“Una gran amiga y colega a quien también le debo mis inicios en Gibaravisión, Yanela Bauza, me avisó de un casting en el Canal Educativo para un programa nuevo que saldría en el verano y que buscaba homenajear al canal en su aniversario 17. Allí me presenté y así comencé a trabajar bajo las órdenes de un ser increíble y maravilloso como Rafael González en el programa Tres Veces Más. 

‚ÄúSon muchas las oportunidades que he recibo en este canal, desde Tres Veces M√°s hasta el curricular Ciencia y Vida, sin olvidar Desde el lugar, que regres√≥ este verano gracias a la buena aceptaci√≥n del p√ļblico. Y para completar mi alegr√≠a ahora estoy en De Tarde en Casa, junto a la inigualable Raquel Mayedo; un espacio con m√°s de 17 a√Īos en pantalla‚ÄĚ.¬†

Leyber Gómez y Rakel Mayedo en el programa De Tarde En Casa
Leyber Gómez y Rakel Mayedo en el programa De Tarde En Casa.

De todo se aprende

“Cada espacio de Radio Rebelde es diferente y en cada uno de ellos he podido aprender y crecer profesionalmente. En Visión y Sorpresa tengo la suerte de trabajar con un equipo maravilloso que dirige Luis Ríos Vega. En tanto, en MB Caribe estoy bajo las órdenes de Ramón Espigul, un maestro de la radio y quien me ha ayudado muchísimo.

En la radio actualmente tengo la dicha tambi√©n de formar parte de los equipos de Parada de √©xitos, Todo M√ļsica y En Clave, este √ļltimo gestado y coordinado por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. En el Noticiero Nacional de Radio y M√ļsica Viva he alternado en algunas ocasiones cuando ha faltado alg√ļn colega.¬†

Por su parte, en televisi√≥n Conexi√≥n Cuba me ha permitido conocer m√°s de cerca el proceso de informatizaci√≥n que vive Cuba, incluso a manejar mejor mis redes sociales, que ahora mismo son vitales para las personas que trabajamos en los medios. Por su parte, De Tarde en Casa es mi primera experiencia en un programa de televisi√≥n en vivo y estar al lado de Rakel Mayedo, una excelente profesional que siempre he admirado, es un sue√Īo convertido en realidad que agradezco sobre todo a su director Yeidel Hern√°ndez.

“Además, en el caso de la televisión, ahora mismo tengo la oportunidad de conducir Sorpresa XL, por Cubavisión, y Estación Caribe, del Canal Caribe.

‚ÄúEstos espacios me han hecho merecedor del cari√Īo del p√ļblico y permitido crecer profesionalmente al tener la oportunidad de coincidir con colegas que admiro y con directores incre√≠bles que se han convertido en mis maestros y m√°s que eso, en mi familia.¬†

“No sabría escoger entre un medio y otro. Comencé en la radio, donde actualmente estoy de lunes a lunes, y es lo que más hago. ¡Por algo será! Ahí comenzó todo; en una cabina de radio espero estar por el resto de mi vida. La televisión tiene su magia y encanto, te hace más popular y se disfruta muchísimo también. 

‚ÄúEn el caso de la conducci√≥n de eventos, es un momento de mucha adrenalina donde tienes que tratar de complacer al p√ļblico que tienes delante. Sabes que no puedes cometer un error y lo tratas de hacer bien todo el tiempo porque si te equivocas no lo puedes repetir.¬†

‚ÄúMe cost√≥ mucho trabajo al inicio, pues aunque parezca raro, soy bastante t√≠mido. No obstante, he logrado transitar tambi√©n por esta modalidad. Gracias al maestro Efra√≠n Sab√°s he podido conducir eventos muy importantes en vivo como los Premios Esperanza, los Carnavales de La Habana y el Jazz Plaza, por solo mencionar algunos‚ÄĚ.¬†

Leyber Gómez en la conducción del Jazz Plaza 2022
Leyber Gómez en la conducción del Festival Jazz Plaza 2022.

El arte de hablar

‚ÄúCreo que como locutor me define la naturalidad y el respeto; no me gusta fingir quien no soy, lo que ves es lo que soy y me gusta mucho respetar al p√ļblico que me ve o escucha. Estos dos aspectos siempre est√°n presentes en mi desempe√Īo profesional. Trato tambi√©n de cuidar mucho la dicci√≥n y la t√©cnica, que siempre son importantes.¬†

‚ÄúDe la locuci√≥n me gusta todo, desde la constante superaci√≥n a la que pr√°cticamente estas obligado, hasta la adrenalina que sientes en el momento en que sabes que te est√°n escuchando o viendo miles de personas, pasando por la satisfacci√≥n que se siente cuando sabes que lo que haces resulta √ļtil para mucha gente.¬†

‚ÄúEl p√ļblico viene siendo para m√≠ el mejor aliado y el m√°s exigente juez. Es el que est√° ah√≠ para aplaudirte cuando siente que lo has hecho bien y para juzgarte cuando te equivocas. Me nutro mucho de las opiniones que recibo mediante las redes sociales y tambi√©n en la calle, porque el p√ļblico cubano es muy sincero y directo. Una de las cosas que m√°s valoro de mi profesi√≥n es ese v√≠nculo que se logra entre el artista y su p√ļblico‚ÄĚ.

“Tristemente no tuve la dicha de conocer a Cepero Brito, Germán Pinelli o Consuelito Vidal, pero sí de nutrirme del ejemplo y la profesionalidad de grandes referentes de la locución como Franco Carbón, Luis Alberto Casanova, Eduardo Rosillo y  otros colegas más cercanos en el tiempo como Marino Luzardo, Raquel Mayedo, Edith Massola, Eduardo Ferrer, Magdiel Pérez, Pedro Martínez Arcos y Jorge Luis Ríos, por solo mencionar algunos. 

‚ÄúUna escuela de locuci√≥n en Cuba ser√≠a un sue√Īo hecho realidad para colegas y profesionales del medio; muchos somos los que consideramos que deber√≠a existir desde hace rato. Como carrera ser√≠a lo ideal, porque la gran mayor√≠a de los locutores somos graduados de otras especialidades, aun sabiendo que lo que nos gusta o interesa profesionalmente es la locuci√≥n. Es un reclamo de muchas voces que lamentablemente a√ļn no termina de concretarse.

¬ęSin duda son muchos los retos de la locuci√≥n en Cuba, comenzando porque debe parecerse m√°s a las nuevas generaciones sin abandonar a las anteriores. Es necesario que nuestro trabajo se convierta en plataforma para la participaci√≥n ciudadana, donde todos se vean reflejados. Las nuevas tecnolog√≠as han abierto una gran brecha entre los medios de comunicaci√≥n digitales y los tradicionales. Es importante intentar ir a la par si no queremos perder a los nuevos¬† p√ļblicos; no obstante, soy del criterio de que cada medio tiene su p√ļblico y en el caso de la radio siempre ha tenido seguidores fieles.
“Algo que considero afecta actualmente al gremio es el gran intrusismo profesional que existe. Locutor no es cualquiera. Considero que se ha ido desvalorizando poco a poco nuestro trabajo. Algo que me entristece mucho.
‚ÄúExiste una mala selecci√≥n de profesionales del lenguaje para programas de televisi√≥n y de radio, responsabilidad que recae en los directores. No siempre, por ejemplo, los mejores actores o cantantes conocen las t√©cnicas de la locuci√≥n o el c√≥mo proyectarse en un espect√°culo. Ser locutor va m√°s all√° de la buena imagen y est√° muy lejos de aquellas grandes voces¬† que nuestros abuelos disfrutaron en los a√Īos cuarenta y cincuenta.
‚ÄúSer locutor es un gran compromiso para toda la vida, por tanto debe valorarse un poco m√°s nuestro trabajo. Muchas veces ante un suceso extraordinario mientras todos est√°n con su familia, somos nosotros los que estamos ah√≠ en una cabina o estudio informando o entreteniendo al pueblo. Eso tiene un valor agregado que casi nunca se reconoce. Falta mucho a√ļn por hacer desde y para el gremio‚ÄĚ.

Leyber Gómez y Dunia Silva en el programa Visión de Radio Rebelde.
Leyber Gómez y Dunia Silva en el programa Visión de Radio Rebelde.

Horizontes
‚ÄúMi meta siempre ser√° ser feliz haciendo lo que disfruto y estando al lado de las personas que m√°s amo. En eso se resume todo. Retos tengo muchos: quiero seguir super√°ndome, poder ayudar un poco m√°s a mi familia y crecer profesionalmente en el medio. Me gustar√≠a realizar un gran proyecto televisivo o radial y quiero estudiar m√°s idiomas, tener m√°s tiempo para poder hacer yoga, en fin son muchos los retos¬† que ahora mismo rondan mi cabeza, pero casi todos tienen a la locuci√≥n como base; es lo que amo‚ÄĚ.

Agradezco a mi familia, colegas y amigos, a los directores que han confiado en mi trabajo y al p√ļblico maravilloso que me sigue y me apoya en cada uno de los proyectos que asumo. Les debo lo que soy actualmente.


Teatro del Mar, online desde Gibara

El Festival Nacional Teatro del Mar, que se realiza en el municipio costero de Gibara, en la provincia Holgu√≠n, retomar√° sus espacios este a√Īo, luego de varios a√Īos sin desarrollarse, pero con la particularidad de hacerlo desde las plataformas digitales, del 10 al 13 de septiembre.¬†¬†

¡Este certamen, que llega a su cuarta edición, tiene como propósito revitalizar esta manifestación artística en el territorio y en esta ocasión lo hará a través de las diferentes redes sociales, debido a la actual situación epidemiológica causada por la propagación de la Covid-19 en el país!, explicó el joven actor Jaroguy Fraga Méndez, organizador del mismo.

‚ÄúLas puestas en escena en vivo no se realizar√°n, precis√≥, para evitar innecesarias aglomeraciones, pero la meta es crear una plataforma para el intercambio, la sensibilidad y la cercan√≠a de las personas al teatro, y convertir esta edici√≥n en un puente para otra cita, en 2021.‚ÄĚ

Un variado programa de actividades pretende rememorar las tres jornadas anteriores, donde se incluir√°n charlas, programas de televisi√≥n, paneles y conferencias, dedicando especialmente este encuentro a los ni√Īos con enfermedades oncol√≥gicas y al aniversario 130 de la fundaci√≥n del Teatro Colonial de Gibara, importante instituci√≥n cultural, a√Īadi√≥.

Surgido en 2012, el Festival Nacional Teatro del Mar tiene como finalidad el rescate del arte de las tablas en la Villa Blanca ‚Äďcomo tambi√©n se conoce esta localidad costera, anfitriona del Festival Internacional de Cine de Gibara‚Äď e impulsarlo, adem√°s, al resto del pa√≠s.

‚ÄúCon la realizaci√≥n de tres cert√°menes hasta el 2014, coment√≥ Jaroguy Fraga, en Teatro del Mar se han presentado varias compa√Ī√≠as y artistas de todo el pa√≠s, entre ellos Roberto Sala, Norma Arencibia, Oasis Teatro, de Guant√°namo, y Teatro Lazos de Papel, de Matanzas.‚ÄĚ


Un coloso para las artes decorativas en Gibara

‚ÄúEl Museo de Artes Decorativas de Gibara y sus colecciones son fieles evidencias y testimonios de valor incalculable, del contexto hist√≥rico donde surgieron y sus diferentes utilidades‚ÄĚ, as√≠, a grandes rasgos y por v√≠a telef√≥nica, define Mar√≠a de Jes√ļs Chac√≥n, directora del mismo, la impronta de esta instituci√≥n, orgullo de los gibare√Īos y de todo el p√ļblico que se acerque a sus salas.

A pocos metros de la plaza principal de esta ciudad costera, en medio de la transitada calle Independencia, se erige este majestuoso edificio con estilo neocl√°sico, que adem√°s es Monumento Local. El inmueble fue construido en 1866 por orden del comerciante espa√Īol radicado en Gibara, Atanasio Calder√≥n Villa; y en 1910 pas√≥ a manos del millonario gibare√Īo Jos√© Beola y Valenzuela, hasta 1961, cuando fue nacionalizado por la Revoluci√≥n. Me comenta Mar√≠a, con seguridad de muse√≥loga apasionada (se nota en su conversaci√≥n y en los detalles de cada uno de los datos que me ofrece) que la familia Beola y Valenzuela era descendiente de espa√Īoles y venezolanos; y Jos√© fue propietario del 80.9% de las acciones del Ferrocarril Gibara-Holgu√≠n.

cortes√≠a de Mar√≠a de Jes√ļs Chac√≥n

Mar√≠a se conoce cada historia que habita las paredes del Museo, entre ellas que la edificaci√≥n aloj√≥ por varios d√≠as, en 1898, al Mayor General Calixto Garc√≠a, y me pone al tanto del repertorio de celebraciones, fiestas y otras actividades sociales de la familia Beola, donde sobresale la recepci√≥n ofrecida al primer presidente de la Rep√ļblica de Cuba, Tom√°s Estrada Palma, en abril de 1902, cuando llega a Cuba procedente de Estados Unidos, por el puerto gibare√Īo, lo que denota la gran influencia socio-econ√≥mica de la familia Beola, lo cual influye en las colecciones de mobiliario y piezas dom√©sticas que hoy se exhiben en las salas de la instituci√≥n. Aunque, me explica, que la cena propiamente en s√≠ no fue ofrecida en este inmueble, sino en una engalanada vivienda, propiedad de la acaudalada familia, convertida despu√©s del triunfo de la Revoluci√≥n en cuarter√≠a, y conocida por los gibare√Īos como ‚Äúla casona‚ÄĚ.

***

El puerto de Gibara, entre 1860 y 1930, fue uno de los atracaderos preferidos del litoral norte de Holguín para el comercio marítimo con firmas consignatarias tanto locales, nacionales y extranjeras.

Este tr√°fico comercial posibilit√≥ que los descendientes de espa√Īoles, principalmente, se enriquecieran e hicieran una cuantiosa fortuna para levantar muchas de las construcciones coloniales que se alzaron en el peque√Īo poblado; de este modo se requer√≠an mobiliarios, objetos utilitarios y decorativos para ambientar y ser utilizados en los diferentes espacios de dichas casas.

cortes√≠a de Mar√≠a de Jes√ļs Chac√≥n

Por tanto, Gibara tuvo un fecundo desarrollo de las artes decorativas, con gran variedad de objetos utilitarios y decorativos, que poseen un valor excepcional para la cultura local. Por otro lado, fue una de las ciudades cubanas por donde penetró el estilo art nouveau, principalmente en piezas del ámbito doméstico, no así en otras como Cienfuegos, donde la arquitectura sobresale con rasgos de esta corriente artística, distinguida por la elegancia y las formas curvas que realzan las calidades de los materiales, en perfectas unidades de estructura y decoración.

***

Luego del triunfo de la Revoluci√≥n Cubana, en enero de 1959, el gobierno comenz√≥ a nacionalizar toda una serie de negocios y propiedades de las familias ricas en la isla y con ello, pasan a mano del pueblo, enti√©ndase a instituciones con fines p√ļblicos que iban surgiendo, diversos objetos que compon√≠an estas edificaciones.

De esta manera entre 1961 y 1962, aproximadamente, surge la idea de fundar un museo en lo que había sido la casa de la familia Beola y Valenzuela, dado los elementos arquitectónicos, artísticos e históricos del inmueble, y los objetos que poseía la casa. Sin embargo, no es hasta el 25 de julio de 1972 que se inaugura oficialmente como Museo de Artes Decorativas, impulsados por la idea de Antonio Lemus Nicolau, reconocido historiador de Gibara. Este fue instalado en la parte alta de este edificio de estilo neoclásico, convertido en una de las construcciones más significativas de la segunda mitad del siglo XIX en la Villa Blanca.

cortes√≠a de Mar√≠a de Jes√ļs Chac√≥n

En sus inicios se catalogaron para su exposici√≥n m√°s de mil piezas de las artes decorativas y mobiliario, y fueron donadas otras de las instituciones de Instrucci√≥n y recreo, de la antigua Colonia Espa√Īola de Gibara y de la Uni√≥n Club. ‚ÄúEste proceso de recuperaci√≥n de piezas patrimoniales se extendi√≥ hasta mediados de la d√©cada del 70, incluso una vez abierto el museo‚ÄĚ, comenta Mar√≠a con exactitud.

A partir de 1972 y hasta la actualidad, ‚Äúel museo ha salvaguardado, cuidado, gestionado e interpretado de diferentes maneras, las riquezas de ese patrimonio que con el transcurso de los a√Īos hemos obtenido a trav√©s del concepto, fundamentalmente, de transferencia de piezas de La Habana y donaciones de los gibare√Īos, adem√°s mediante la compra-venta, por el cual se completaron las colecciones que hoy se exhiben en el Museo‚ÄĚ. Pero lo m√°s notorio, destaca, es que el 95 por ciento de los objetos museables han sido recuperados en la propia Gibara.

Uno de los primeros directores y gestores del patrimonio de la instituci√≥n fue Lemus, cerca de 20 a√Īos cuidando celosamente el Museo, destaca, haciendo √©nfasis en el papel de este sabio historiador a la cultura de Gibara. Tambi√©n sobresale el trabajo de rehabilitaci√≥n del acuarelista Luis Catal√° Maldonado, quien tuvo a su cargo la restauraci√≥n de cada recinto del edificio: paredes, muros y falso techos de cada espacio, as√≠ como la labor de la pintora y muse√≥loga Liliana Caballero (en este momento hace una pausa, Mar√≠a piensa para decirme el nombre de cada uno de los trabajadores que han pasado por sus salas y han dejado una huella importante, pero se rinde, dice que su memoria a veces falla y no quiere dejar de mencionar a todos los que han contribuido a la impronta del Museo, y adem√°s agradece al equipo que actualmente le acompa√Īa).

En el a√Īo 2008 el Museo fue cerrado al p√ļblico por acciones constructivas, hasta el 2017 que se reinaugur√≥, para suerte de sus pobladores y de los for√°neos que agradecen su existencia. En su reapertura estuvieron presentes, entre otros, del escritor y etn√≥logo Miguel Barnet, entonces al frente de la Uneac y hoy su presidente de Honor, y Gladis Collazo, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural. ‚ÄúYo vine aqu√≠ hace muchos a√Īos y siempre admir√© esta ciudad, este pueblo y esta villa maravillosa. Aqu√≠ tuve algunos amigos que ya no est√°n, porque han pasado los a√Īos, pero siguen los monumentos presentes con colores radiantes. Esta ciudad era la villa blanca, ahora es la ciudad crom√°tica, la ciudad de colores‚ÄĚ, coment√≥ Barnet.

cortes√≠a de Mar√≠a de Jes√ļs Chac√≥n

El autor de Biograf√≠a de un cimarr√≥n, Oficio de √°ngel y Canci√≥n de Rachel expres√≥ adem√°s: ‚ÄúEstoy muy feliz de haber venido. Desde que llegu√© sent√≠ un calor humano con cierto olor marino muy agradable y muy sensual que lo hace a uno enamorarse de nuevo de esta ciudad. Este es un viejo amor que yo ten√≠a que cumplir y dicen que un viejo amor nunca se olvida ni se deja‚ÄĚ.

‚ÄúTodas sus salas y colecciones se desactivaron y en esos momentos fue un reto para sus especialistas proteger y conservar cada una de las piezas. Fueron casi 10 a√Īos de trabajo intenso‚ÄĚ, a√Īade Mar√≠a. Hoy esta instituci√≥n es su orgullo, de sus trabajadores y de los gibare√Īos, que observan su pasado tangible en cada espacio de esta renovada y hermosa edificaci√≥n.

***

El Museo de Artes Decorativas de Gibara figura entre las instituciones culturales más importantes del país, pues atesora una gran colección de obras del siglo XIX y XX, entre los que destacan piezas de cerámica, cristal, esculturas y muebles de estilo, oriundos principalmente de Francia, Inglaterra y Alemania.

Una visita al majestuoso edificio es como revivir la vida dom√©stica de la √©poca de esplendor gibare√Īo, entre 1870 y 1930. En sus 14 salas de exposici√≥n y cinco almacenes se conservan m√°s de dos mil 500 objetos de las artes decorativas de esta √©poca, con gran valor patrimonial y de conservaci√≥n. Dentro de las colecciones m√°s importantes se encuentran la de cer√°mica francesa, integrada por m√°s de 700 objetos, donde sobresalen los conjuntos de servicio de manufactura Limoges, otras de manufactura inglesa, resaltando los servicios de mesa.

cortes√≠a de Mar√≠a de Jes√ļs Chac√≥n

Al otro lado de la l√≠nea Mar√≠a insiste y me pasea por cada uno de los espacios que componen el Museo; aunque lo he frecuentado en otras ocasiones, esta, su visita dirigida v√≠a telef√≥nica, fue √ļnica, pues destaca, entre otros sitios, el sal√≥n principal, ambientado con muebles estilo medall√≥n, un piano de cola estilo Pleyel, pasando por un sill√≥n de enamorados, expresi√≥n de los c√°nones del per√≠odo, piezas de cer√°mica alemana, austriaca y francesa y arcos de medio punto, que aporta singular belleza a un inmueble bien estructurado.

Muebles cubanos de las primeras décadas del siglo XX, esculturas de bronce y mamparas predominan en la decoración. Las paredes con motivos florales expresan la corriente art nouveau, asentada en la Gibara del siglo XIX, al punto que varios muros del recinto, desde el vestíbulo, la escalera, hasta el sócalo, están rematados con elementos vegetales que son reminiscencia de esta corriente europea.

Se exhiben, además, juegos de salas estilo perillita, lámparas de techo de cristal veneciano, jarrones, pedestales de exótica decoración y motivos mitológicos que realzan la armonía entre la forma y ornamentación de estas piezas Art Nouveau. Allí también se encuentran objetos de estilo rococó, y muebles de firma austriaca Thonet, así como un curioso florero trabajado con la técnica desdorado y decoración floral realizada a mano.

Otra colecci√≥n importante es la de libros, con m√°s de 300 ejemplares de las sesiones de las Cortes Constituyentes de Espa√Īa y del Congreso espa√Īol, entre ellas las de Castilla, Bayona y legislaturas que pertenecieron al vicec√≥nsul de Espa√Īa en Gibara, Javier Gonz√°lez Longoria.

***

Lamentablemente hoy el Museo permanece cerrado al p√ļblico, como todas las instituciones culturales del pa√≠s, de manera preventiva ante la propagaci√≥n de la Covid-19. La misma raz√≥n que me llev√≥ a la conversaci√≥n v√≠a telef√≥nica con Mar√≠a, de no haber sido por este virus que te aleja de tus semejantes por miedo a la muerte habr√≠a llegado yo hasta el Museo para recorrerlo con ella (que en su trato me pareci√≥ orgullosa de su gente y afable, como todo ser humano que habita ese poblado), mientras me acercaba en su conversaci√≥n a la historia del Museo.

cortes√≠a de Mar√≠a de Jes√ļs Chac√≥n

Mar√≠a, ahora v√≠a Facebook, me dice que est√°n preocupados por la situaci√≥n que vive Gibara, donde hace solo decretaron recientemente fin de la cuarentena, sin embargo, mantienen su trabajo interno en el Museo, a partir de la documentaci√≥n e investigaci√≥n de las piezas, pues a veces se completan datos de √©poca que no se conoc√≠an. Adem√°s, se verifica el estado de conservaci√≥n de cada una. Una vez a la semana, precisa, acuden all√≠ para realizar acciones de limpieza, mientras que otros especialistas trabajan desde la casa en otras actividades dirigidas al Museo, que ha trascendido la curiosidad de los apasionados para convertirse en un coloso del arte y la cultura gibare√Īa y cubana, durante 48 a√Īos de labor dedicada al rescate de la memoria.

cortes√≠a de Mar√≠a de Jes√ļs Chac√≥n

 


Las Voces del Audiovisual se escuchan en Gibara

Gibara es conocida por ser una ciudad de pescadores, de gente buena y sencilla, y por sus paisajes cinematogr√°ficos. Es como si el cine cubano la hubiera escogido para filmar all√≠ algunos de sus emblem√°ticos momentos. Este fue el poblado de Humberto Sol√°s y de tantos otros directores cinematogr√°ficos cubanos para inmortalizar escenas √ļnicas e irrepetibles de la filmograf√≠a nacional, pero sobre todo, de Sol√°s y de su Cine Pobre, hoy reconocido como Festival Internacional de Cine de Gibara, que extiende sus fronteras m√°s all√° del s√©ptimo arte para convertirse en un mar de artes en ebullici√≥n cada a√Īo.

Fotos cortesía de Voces del Audiovisual de Gibara

Como semilla de la realizaci√≥n joven en la isla y con g√©nesis, hace 10 a√Īos, en los talleres que se impart√≠an en el Festival de Cine Pobre surgi√≥ all√≠, el 19 de abril de 2010, el proyecto comunitario Voces del Audiovisual, integrado por ni√Īos, adolescentes y j√≥venes con intereses en la creaci√≥n cinematogr√°fica. ‚ÄúActualmente 17 ni√Īos y adolescentes de varias generaciones integran este grupo de creaci√≥n cinematogr√°fica, siendo protagonistas de sus propias historias y potenciando la no exclusi√≥n, el respeto al derecho de cada uno y los espacios que ofrecen las comunidades para su desenvolvimiento profesional‚ÄĚ, dice B√°rbara L√≥pez Hern√°ndez, coordinadora del proyecto.

Fotos cortesía de Voces del Audiovisual de Gibara

Durante estos a√Īos han realizado varios materiales, en los diversos g√©neros del audiovisual: stop motion, documentales, mini documentales, cortometrajes de ficci√≥n, noticieros de televisi√≥n, lo cuales se visibilizan en las comunidades, en diferentes eventos nacionales e internacionales, y a trav√©s de Gibaravisi√≥n. ‚ÄúEl objetivo fundamental es que sus integrantes tomen empoderamiento profesional y que como grupo, explic√≥ B√°rbara L√≥pez, realicen sus propios productos, a partir de guiones originales y otras t√©cnicas del audiovisual, como la producci√≥n, edici√≥n y postproducci√≥n.‚ÄĚ

Fotos cortesía de Voces del Audiovisual de Gibara

Como proyecto comunitario han transitado tambi√©n por espacios socioculturales de conjunto con instituciones como las Direcciones Municipales de Educaci√≥n y Cultura, Centro Memorial Martin Luther King y la red de Educadores Populares, y se han insertado en la Federaci√≥n Nacional de Cineclubes, la red C√°mara Chica y la red Unial (Universo Latinoamericano para la Infancia y la Adolescencia), patrocinados por el Instituto Cubano de Investigaci√≥n Cultural Juan Marinello, convirti√©ndose en un espacio de confluencias art√≠sticas, de encuentro con las diferentes t√©cnicas de esta modalidad de la creaci√≥n, para lograr un empoderamiento de la ni√Īez y la adolescencia de cara al futuro.

Este 19 de abril arribaron a su décimo aniversario desprovistos de toda tristeza, pues a pesar de la situación sanitaria por la propagación del Covid-19 que vive Gibara, uno de los territorios de Holguín declarados en cuarentena, sus miembros se mantienen activos y esperanzados, colaborando desde casa en esta lucha constante contra el virus.

Fotos cortesía de Voces del Audiovisual de Gibara

Entre las v√≠as para que los integrantes de Voces del Audiovisual socialicen su trabajo en estos d√≠as se encuentra la realizaci√≥n de diversos materiales que, desde la pantalla de los gibare√Īos, han llevado mensajes de aliento y responsabilidad, como una manera de acompa√Īarlos desde la casa. Estos j√≥venes realizadores han creado diversas c√°psulas, a modo de informativos, que difunden esperanzas, consejos sobre qu√© hacer en el hogar y las medidas higi√©nico-sanitarias a partir de herramientas alternativas de grabaci√≥n, para luego transmitirlas a trav√©s de las redes sociales y los telecentros Gibaravisi√≥n y Telecristal.

‚ÄúCon esta situaci√≥n se han buscado opciones para no dejar de crear. Estar en cuarentena no es una limitante para Voces, es una forma de fortalecimiento ante diversos retos que puedan surgir de la cotidianidad, y tambi√©n la manera de expresar las potencialidades de cada integrante con diversas herramientas‚ÄĚ, asegura L√°zaro Garc√≠a, estudiante de Periodismo y uno de los miembros de este necesario proyecto en Gibara.

Fotos cortesía de Voces del Audiovisual de Gibara

Aunque el Covid-19 imposibilit√≥ el Festival Internacional de Cine Gibara y el Festival Nacional de la Ni√Īez y la Adolescencia este a√Īo, con la presencia de estos peque√Īos creadores, Voces del audiovisual reafirma desde su cotidianidad m√°s prominente que a√ļn hay espacio para creaci√≥n audiovisual, pues Gibara sigue siendo ‚Äúun pueblo de pel√≠cula‚ÄĚ.

Fotos cortesía de Voces del Audiovisual de Gibara

Funk Cimarrón (+ audio)

Un ‚ÄúDios, negro, americano‚ÄĚ, como lo llamase Fito P√°ez en Festival Internacional de Cine Pobre Gibara 2018. No pudimos tenerlo en 2019, en el evento de m√ļsica alternativa m√°s grande que vive la provincia Ciego de √Āvila cada a√Īo; incluso puedo sincerarme, pens√©, despu√©s que creciese lo suficiente su est√°ndar art√≠stico, jam√°s podr√≠amos verlo. Muy mal juzgu√© el poder de convocatoria que tiene nuestro Pi√Īa Colada y su organizador, Arnaldo Rodr√≠guez. Pero incluso, lo mejor planificado, comprende margen de error, nadie previ√≥ una pandemia, y s√≠, pareciese en otra realidad una comedia negra.

Este 2020, despu√©s de intentar seguirle a Romer√≠as de Mayo, al Festival Internacional de Cine Pobre en Gibara en su edici√≥n 2019; y pensar que no sentir√≠a m√°s angustia, el Covid-19 no permiti√≥ la celebraci√≥n del Pi√Īa Colada 2020 y con √©l, tampoco su apertura, en voz de CimaFunk. Sigue la provincia m√°s al centro de la isla careciendo de un buen funk cubano. Nos conformaremos por ahora con una vista digital de su obra y la esperanza de que la AHS en Ciego de √Āvila, como la de Holgu√≠n en sus Romer√≠as, nos acerque en un futuro pr√≥ximo, posible, al cimarr√≥n que ha demostrado compromiso con la instituci√≥n, a la cual se asocia.

En 2018 no exist√≠a m√°s que de Los Boys y ¬ęMe Voy‚Ķ pa‚Äô mi casa¬Ľ no era una frase tan popular entre el cubano com√ļn como ¬°Ay, dios m√≠o!, efecto adverso al de los dos a√Īos siguientes, el fen√≥meno del funk cimarr√≥n hab√≠a electrificado no solo La Habana, sino desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Mais√≠. Destacando en sus siguientes audiovisuales, una saga de Daniel Ar√©valo conectada por la direcci√≥n de arte y la aparici√≥n de personajes recurrentes, con una selecci√≥n de vestuario acorde con la tendencia de su m√ļsica. Dicha saga comprende las canciones ¬ęMe voy pa‚Äô mi casa¬Ľ, ¬ęPonte pa‚Äô lo tuyo¬Ľ y ¬ęEl potaje¬Ľ.

El Caf√© Barquito de la sede avile√Īa ‚Äďa prop√≥sito, ser√≠a un buen lugar donde podr√≠a replicarse la presentaci√≥n favorecida por NPR Music en su modalidad audiovisual llamada Tiny Desk Concert‚Äď, donde tuvo la posibilidad de estar el artista junto a su grupo, con el estreno de futuros sencillos como ¬ęCocinarte¬Ľ. En un espacio que han compartido Sting, exvocalista de The Police; el rapero Shaggy y la brit√°nica Adele. Con el proyecto de patio que labora la Asociaci√≥n en Ciego de √Āvila, o, la no primeriza coordinaci√≥n con el Hotel Rueda o Patio de Artex, tomar√≠a la ciudad dos bocanadas del int√©rprete, con la posibilidad de dos presentaciones de distinto formatos.

En el ¬ęnegocio¬Ľ de un amigo emprendedor, negocio de esos que pluralizan la audiencia de nuestra cultura, copiando informaci√≥n a memorias flash, discos duros y CD; puedo recordar a un se√Īor de avanzada edad, que aparte del reguet√≥n quer√≠a copiar, a pedido de su nieto, esa canci√≥n ¬ę‚Ķy si t√ļ quieres me voy pa‚Äô la tuya¬Ľ. El se√Īor era del municipio Florencia. Para que sepan, este municipio no tiene ni discoteca y cuenta con una sola entrada a Ciego de √Āvila y otra a Sancti Sp√≠ritus, mediante carreteras que conectan con otros municipios, adem√°s, no comprende v√≠as directas a ninguna de las cabeceras municipales, ni a la Carretera Central, ni Autopista, ni Circuito Norte. Y hasta ah√≠ ha llegado la m√ļsica de Cimafunk.

El cantante ya es internacional y Billboard lo recomend√≥ como m√ļsica para ser m√ļsica escuchada en 2019. Al primer trimestre de 2020 ha colaborado con figuras de los m√°s altos est√°ndares de la cultura musical cubana como Omara Portuondo, Chucho Vald√©s, La Orquesta Arag√≥n, Juana Bacallao, ‚ÄúEl tosco‚ÄĚ, Pancho Amat, Roberto Carcass√©s, director de Interactivo; Alexander Abreu; y con otros de la cultura internacional, como el Lat√≠n Grammy, peruano-americano, Tony Succar, la banda soul de New Orleands The Soul Rebels, Tarriona Tank Ball y el argentino Fito P√°ez.

Han sido tres Trov√°ndote, pe√Īas de ocasiones especiales. Y recuerdo, desde el concierto de Kamankola en marzo de 2019, motivo de su gira nacional, que Michel P√©rez Abreu, conductor habitual de los eventos de la Asociaci√≥n, rifaba el CD ¬ęAntes que lo proh√≠ban¬Ľ a quien adivinase que Cimafunk era el artista alterativo m√°s promocionado del momento.

Muchos los estábamos esperando, pensando que ese momento… ya venía llegando.


De Gibara al mundo: Un mar de artes (+Fotos)

Este ocho de julio quedó oficialmente inaugurada la 15 edición del Festival Internacional de Cine (FIC) de Gibara. Hasta el sábado 13 de julio, este espacio multicultural tendrá propuestas cinematográficas en concursos, presentaciones escénicas y danzarias, exposiciones de artes visuales, paneles, talleres y los concurridos conciertos nocturnos.

Desfile inaugural del Festival Internacional de Cine de Gibara. Foto: Juan Pablo Carreras/ ACN.

El tradicional desfile popular por la calle Independencia, que sumó a varios unidades artísticas de la provincia de Holguín y a los invitados de esta gran fiesta de la artes, fue el aviso de que la aventura del cineasta Humberto Solás, creador fundador de este festival, ya se vive en la también conocida como la Villa Blanca de los Cangrejos.

‚ÄúLos gibare√Īos son los protagonistas. Este a√Īo nuestro gran objetivo es que vayan al cine. Ya las calles de Gibara est√°n llenas de arte.¬†Solo en la cultura est√° la libertad y en la cultura est√° el desarrollo. Esto es para ustedes, y sobre todos, para los j√≥venes de las provincias orientales, porque es un privilegio tener ac√°, una muestra tan importantre de lo que es el arte contempor√°neo‚ÄĚ, afirm√≥ en las palabras de apertura el presidente de su Comit√© Organizador,¬†Jorge Perugorr√≠a.

Jorge Perugorría, presidente del comité organizador del Festival Internacional de Cine de Gibara (FICGibara) pronuncia las palabras de apertura del certamen cinematográfico. Foto: Juan Pablo Carreras/ ACN.

Las jornadas continuaron en el Cine Jib√°, donde se entregaron dos de los premios Luc√≠a de Honor en esta edici√≥n. Por su impronta en el s√©ptimo arte le fueron conferidos al director de cine Fernando P√©rez y la actriz Daisy Granados, a ellos se sumar√° el actor y productor puertorrique√Īo Benicio del¬†Toro, quien lo recibir√° en la noche de clausura del Festival.

La actriz cubana Daysi Granados luego de recibir el Premio Lucía, otorgado por el Festival Internacional de Cine de Gibara (FICGibara), durante la jornada inaugural del certamen cinematográfico. Foto: Juan Pablo Carreras/ ACN.

El cineasta cubano Fernando Pérez recibió de manos de Laura de la Uz el Premio Lucía, otorgado por el Festival Internacional de Cine de Gibara (FICGibara), durante la jornada inaugural del certamen. Foto: Juan Pablo Carreras/ ACN.

En esta gala tambi√©n¬†se reconoci√≥ al actor Rub√©n Dar√≠o Salazar, por su trabajo durante 25 a√Īos con Teatro de las Estaciones, grupo que regal√≥, en el programa dedicado a la ni√Īez y adolescencia, la puesta¬†Ni√Īa con alas, acompa√Īados por la cantautora Rochy Ameneiro.

Jorge Perugorr√≠a entreg√≥ un reconociendo especial a Rub√©n Dar√≠o Salazar, director del grupo Teatro de las Estaciones, de Matanzas, por los 25 a√Īos de fundada la compa√Ī√≠a. Foto: Juan Pablo Carreras/ ACN.

Más de 50 propuestas cinematográficas y 15 guiones optan porpremios Lucía en las categorías de Largometraje y Cortometraje de Ficción, Largometraje y Cortometraje documental, Cortometraje Animado, Cine en Construcción y Guion inédito.

Nido de mantis, por Arturo Soto, El juego de la silla, de Ana Katz y Los días que vendrán, por Carlos Marqués-Marcet son algunos de los largometajes en competencia. El filme cubano Insumisas se presentará de manera especial dentro de las actividades y como un clásico restaurado la gustada Fresa y Chocolate.

Artistas invitados y participantes al desfile inaugural del Festival Internacional de Cine de Gibara. Foto: Juan Pablo Carreras/ ACN.

El primer d√≠a del Festival cerr√≥ con la actuaci√≥n, en la Plaza da Silva, de los cantautores Kelvis Ochoa y David Torrens, acompa√Īado por el pianista Rolando Luna, en una presentaci√≥n homenaje a Silvio Rodr√≠guez y Pablo Milan√©s y al Grupo de Experimentaci√≥n Sonora del ICAIC. Seguidamente subi√≥ al escenario Isacc Delgado, en una presentaci√≥n que llen√≥ de energ√≠a y salsa la madrugada.

Para las pr√≥ximas noches se tiene previsto conciertos del espa√Īol Ferm√≠n Mugurza, N√łgen, Zeus, Telmary y Habanasana, Toques de R√≠o, Cuc√ļ Diamantes, Kba Libre, Nube Roja, Santiago Auser√≥n (Juan Perro), Pancho C√©spedes, Eliades Ochoa y el grupo Patria. En la clausura actuar√°n Habana Abierta y Cimafunk.