Martí


Más de un siglo de iconografía martiana

Recuerdo cuando ni√Īa el cuadro de Mart√≠ que hab√≠a al fondo del aula. Un retrato solemne, en el que se nos presentaba como ya nos hab√≠a ense√Īado la maestra, siempre vestido de negro y con la mirada fija. Al lado, unos zapatos rosa que hab√≠amos hecho entre todos, la mariposa de papel y unos versos que imaginaba sencillos. Demasiado serio pensaba. ¬ŅY este hombre escribi√≥ La Edad de Oro? No puede ser. ¬°Ese cuadro necesita colores!

Pasar√≠an a√Īos hasta que otra vez en un aula, ya estudiante de Historia del Arte, descubriera que aquel retrato era una copia del pintado por Menocal en 1902, uno de los primeros que se acercar√≠an a la figura del Maestro. Descubr√≠ tambi√©n que despu√©s llegar√≠an muchos m√°s, con diversos estilos y t√©cnicas. Encontr√© varios retratos de Mart√≠, cuya visi√≥n pl√°stica era como la que mi imaginaci√≥n de ni√Īa me hizo sospechar. Aunque admito que el cuadro de Menocal no necesitaba m√°s colores.

Y es que Mart√≠ es la figura revolucionario de mayor protagonismo en la iconograf√≠a pl√°stica cubana. Pero ¬ę¬Ņc√≥mo habr√≠a de ser pintado √©l mismo, de qu√© modo sutil, moderno, esencial, podr√≠a hallar su iconograf√≠a una correspondencia m√≠nima con el hombre que se quer√≠a todo pincel y todo luz?¬Ľ[1] En los primeros cuadros, como en el caso de Menocal, el h√©roe es representado desde el tecnicismo acad√©mico y la b√ļsqueda de un realismo casi siempre estricto. Con la llegada de las vanguardias art√≠sticas y su b√ļsqueda incesante de la identidad, la figura de Jos√© Mart√≠ ser√≠a, junto al paisaje, la forma ideal de vindicar la nacionalidad. As√≠, Arche nos regala un Mart√≠ noble, tan cercano y natural como el paisaje que lo cubre al fondo. Sereno, vestido de blanco, con una mano en el pecho y otra sujetando su propio cuadro, en un gesto misterioso pero sublime. En tanto, la pintura de Carlos Enr√≠quez no solo se aparta de la solemnidad de Menocal o de lo subliminal en Arche. Carlos Enr√≠quez muestra a un Mart√≠ en apariencia fr√°gil. Herido, envuelto en una agitaci√≥n de luces y transparencias est√° el hombre intr√©pido que se lanz√≥ al combate, acaso a la muerte.

El triunfo de la Revoluci√≥n provocar√≠a un profundo cambio en todos los estratos de la sociedad cubana. La historia, vista como actitud y replanteo se convirti√≥ en uno de los temas m√°s singulares de la cultura cubana. Lo cierto es que a partir de entonces Mart√≠ ser√° un tema recurrente y lo veremos a veces insolente, travieso en otras formas, dogm√°tico, pero cada d√≠a m√°s humano, m√°s cerca de sus artistas y su pueblo. Los a√Īos 60 y su fervor y jubileo popular aportaron una de sus visiones m√°s espont√°neas y aleg√≥ricas. Del pincel de Ra√ļl Mart√≠nez brota un Mart√≠ todo luz y color. Desde la asimilaci√≥n del arte pop el creador muestra al h√©roe seriado, pero en el que cada contraste de luces y colores deja entrever tambi√©n distintas fases y expresiones del hombre.

En la d√©cada de los setentas, entre grisuras y desencantos, ¬ęMart√≠ suele aparecer ¬†como un hombre sin conflictos, que ha de ser tocado con enga√Īosas manos de seda; p√°tina fetichista contra la que reaccionar√° la escandalosa sinceridad de los a√Īos venideros¬Ľ[2]. Los a√Īos ochenta, conocidos por el renacer en las artes, mostraron una fort√≠sima desacralizaci√≥n de los h√©roes. Mart√≠ es representado alejado de himnos y consignas, pero desde el homenaje sincero. Juan Francisco Elso, en su obra: Por Am√©rica, esculpe un Mart√≠ m√°rtir, con el cuerpo perforado. Pero el de Elso no es un Mart√≠ d√©bil, avanzando entre dardos machete en mano, el de Elso es un Mart√≠ guerrero, irreverente. ¬ęHay una imagen de Mart√≠ antes de Elso y otra despu√©s¬Ľ.[3]¬† En los a√Īos siguientes la iconograf√≠a martiana seguir√≠a en ascenso y cada vez se muestra m√°s aut√©ntica. Mart√≠ compa√Īero, cederista, comandante, de blanco o de negro o desnudo. Mart√≠ vivo.

Nelson Villalobos, Kamil Bullaudy, Alexis Esquivel, Tom√°s S√°nchez, Alejandro Aguilera, Agust√≠n Bejarano, Sandra Ramos, Alicia Leal, entre otros. Cada artista, como cada cubano, tiene su Mart√≠. Los tuneros tambi√©n se han acercado a la representaci√≥n pict√≥rica del Maestro y no pocas veces le han dedicado jornadas expositivas y salones de arte. Desde las diferentes maneras de hacer y soportes, la imagen del m√°s universal de todos los cubanos ha llegado a las galer√≠as tuneras. Leonardo Fuentes, Alexander Lecusay, Rogelio Ricardo, Jes√ļs Vega Faura, Lester McCollin, Gustavo Polanco, junto a otros j√≥venes que han encontrado en los Salones 19 de Mayo y Homagno una oportunidad de expresi√≥n desde la vis√≥n martiana. Entre ellos Baire Cartaya, Fernando Estrada, Ra√ļl Leyva y Yahiron Villalobos, que con su obra Solo va al alma lo que es del alma, muestra un Mart√≠ espiritual, donde el color se diluye, se opaca, y el di√°logo con el espectador se vuelve m√°s √≠ntimo. Daim√≠ Silva, en su obra El fruto de Mart√≠, dibuja al Ap√≥stol en una g√ľira, material alternativo que no solo simboliza cuban√≠a sino resistencia. En el Mart√≠ de Yamila Coma, los rasgos del personaje-mujer, caracter√≠stico de su obra, se funden con los del H√©roe.

Mart√≠, al decir de Lezama, es ese misterio que nos acompa√Īa. A 171 a√Īos de su natalicio se transmuta en el imaginario de un pueblo que lo ha hecho suyo seg√ļn sus experiencias. Y es que a Jos√© Mart√≠ la mayor√≠a de los cubanos lo conocemos H√©roe. Desde ni√Īos su imagen nos acompa√Īa en el cuadro del aula o en la imagen de un libro. Pero a quien se acerca un poco m√°s no tarda en revel√°rsele poeta, cr√≠tico de arte, periodista, amigo, confesor, hombre, luz. Captar la esencia de un ser humano excepcional, m√°s all√° de sus rasgos faciales, no es tarea f√°cil, y nuestros artistas han creado una iconograf√≠a martiana tan amplia como diversa.

 

Notas:

[1] Rufo Caballero. Agua bendita, p. 123. Editorial Letras Cubanas, 2009.

[2] Ibidem.

[3] Ibidem.

 


Memoria Nuestra: Mart√≠ en la patria so√Īada

Con la conferencia magistral ‚ÄúJos√© Mart√≠: la patria so√Īada‚ÄĚ, por el investigador Eliel G√≥mez Mart√≠nez, comenz√≥ el Congreso de Pensamiento y Premio para J√≥venes Investigadores Memoria Nuestra 2023, como parte de la 30 edici√≥n de las Romer√≠as de Mayo.

En la apertura, realizada en la sala Patria del Museo Provincial La Periquera, el tambi√©n presidente de la filial holguinera de la Sociedad Cultural Jos√© Mart√≠ destac√≥ el pensamiento del H√©roe Nacional de Cuba a favor de los ni√Īos y j√≥venes, y cu√°nto abog√≥ en su obra por su educaci√≥n social en pos de forjar lo bello. Insisti√≥ en sus preocupaciones por mejorar la condici√≥n humana desde la utilidad y la belleza, as√≠ como las asociaciones culturales que realiz√≥ desde otras perspectivas, pero siempre pensando en su Cuba amada y su identidad, lo que aporta un amplio contenido patri√≥tico a su obra.

Fotos Facebook de Memoria Nuestra

Seg√ļn el Ap√≥stol era necesaria la visi√≥n del bien en busca de la felicidad, y por tanto dirige su mirada, en varios escritos, hacia este valor, y es por ello que muchos cubanos abrazan, por encima de todo, las ideas de Mart√≠ como bandera, a√Īadi√≥ Eliel G√≥mez.

Por su parte Luis Felipe Maldonado, presidente del comité organizador del Memoria, en sus palabras de bienvenida subrayó la importancia del evento como columna vertebral de las Romerías, un espacio para construir ideas y experiencias con proyección de futuro.

Esta cita de pensamiento que se extiende hasta el día 7, incluye conferencias y mesas diálogo, con la asistencia de participantes de varias provincias cubanas, así como momentos de intercambio académico y experiencias desde distintas realidades socioculturales aportadas por las diversas regiones del mundo presentes en este Festival.

Fotos Facebook de Memoria Nuestra

Entre los momentos más relevantes de su programa se encuentran las conferencias magistrales de varios investigadores que son referenciales para los jóvenes: Francisca López Civeira, Premio Nacional de Historia y de Ciencias Sociales; María Luisa Pérez López de Queralta, directora de Investigación y Posgrado de la Universidad de las Artes-ISA; y Fabio Fernández Batista, vicepresidente primero de la Unión de Historiadores de Cuba.

El Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra parte del interés por el rescate de lo nacional y local, como forma eficaz de fortalecer los valores, y su finalidad es la salvaguarda de la memoria regional, histórica y artística; además la detección y reconocimiento de valores endógenos que fortalecen a las naciones.

Fotos Facebook de Memoria Nuestra

Por su parte, el Premio promueve la discusión sobre las identidades y culturas regionales en su más extensa acepción, a partir del debate del quehacer de los intelectuales en la sociedad actual y la presentación de los proyectos comunitarios que defiendan estos valores. En esta ocasión el Memoria Nuestra dedica sus jornadas a la interculturalidad entre los pueblos de Cuba y México, y al aniversario 170 del natalicio del Apóstol José Martí.

Fotos Facebook de Memoria Nuestra

Escenas avile√Īas

Queridos lectores del Portal del Arte Joven Cubano:

Tuvo Ciego de √Āvila, ciudad famosa por sus portales y poetas, una gira de poetas y trovadores, Estrofa Nueva, dedicada a celebrar el 170 aniversario del natalicio del Ap√≥stol de la libertad de Cuba, Jos√© Mart√≠.

El evento surge desde el mismo vientre de la AHS, bajo la idea del ya fallecido poeta, promotor, librero y amigo, Arlen Regueiro Mas.

Si bien la idea original no se pudo concretar, por razones lógicas de transportaciones y otras gestiones, y la poesía martiana, contemporánea, febril y necesaria no pudo llegar a los rincones del territorio, sí que se leyó poesía para todos los que quisieron oírla y ya lo ansiaban.

Recuerden ustedes que se trata de un suceso totalmente poético que consiguió su objetivo primigenio una vez que se convocaron a varios poetas del país y se regaron por toda la provincia, cual pólvora poética para llevar la lírica martiana, a buen recaudo, y con voces actuales.

Todo, desde un principio, bajo la impronta de otra hermosa gira del 2003 llamada Estrella de Cuba, que rendía tributo al poeta José María Heredia en su bicentenario, en la que Arlen participara y se sintiera más que motivado para concebir su propia estrella, que ilumine y reactive.

A√Īo tras a√Īo, desde entonces, Estrofa Nueva se ha ido edificando sobre terreno firme. Y solo dej√≥ de hacerse cuando era imposible, en tiempos de COVID-19, y otros instantes desorbitantes. Pero no falleci√≥.

2

En este 2023, con la ausencia del poeta demiurgo, qued√≥ para la historia de la cultura avile√Īa bajo el cuidado del tambi√©n poeta y jefe de la secci√≥n de Literatura en la provincia, Leo Buquet. Quien, adem√°s, ha sido crecido en las filas de la Uneac en este mismo a√Īo.

El apoyo incondicional de la AHS, de su propia presidenta en el territorio, la trovadora Santa Massiel Ruedas, de su equipo de trabajo con Cleylis Aurora Ben√≠tez, Alejandro Qui√Īones, como vicepresidentes; Arlenys Pardo P√©rez, como promotora, y Michel Guerra Mart√≠n, m√°s todos los productores de la Casa del Joven Creador, su director Jorge; hicieron posible que la ciudad de los portales tuviera un verso tama√Īo colosal, para darle luz a nuestro Arlen y al Mart√≠ que todos llevamos dentro.

Es tradicional que tambi√©n trovadores de otras provincias sean convocados. As√≠ tuvimos la suerte hermosa de contar con lo mejor de la cancion√≠stica juvenil, gestada desde la esencia misma de la AHS, en la voz de Jes√ļs Ricardo P√©rez Cecilia, de Las Tunas, ante quien me quito el sombrero y lo abrazo como el m√°s fiel de los hermanos.

El p√ļblico avile√Īo pudo constatar que su voz es tan cristalina como la de los querubines, y su l√≠rica, tan fresca y di√°fana, consigue transmitir el trasiego de los d√≠as y las noches de su autor. Es una entrada feliz a la nocturnidad de una vida a√ļn en desarrollo.

De la hermana Camag√ľey nos lleg√≥, con su poderosa voz, el talentoso y visceral Juan Pablo Palmero Vald√©s. A veces sus canciones nos remite a la d√©cada prodigiosa de la m√ļsica pop espa√Īola, y es que tiene ese dejo nost√°lgico en algunos compases, y hasta con toques rancheros que fueron muy bien acogidos por los asistentes.

También la lírica intimista de Leo CH fue aplaudida y aceptada con beneplácito. Y la poesía de la joven y recientemente crecida en la AHS Laura Ortega

Uno de los escenarios escogidos para trovar fue la Casa de la Trova Miguel √Āngel Luna, recientemente asumida por el poeta y devenido TCP, Eduardo Pino. Espec√≠ficamente, el espacio ideal fue el jueves donde se realiza, cada semana, la pe√Īa de Santa Massiel Ruedas y Motivos Personales.

3

A mi parecer, hubo tres cosas hermosas y paradigm√°ticas que marcaron el evento. Y se trata de la Continuidad, la Continuidad y la Continuidad. Me explico:

  1. El evento renace despu√©s de la pandemia y a√ļn en crisis econ√≥mica de por medio.

  2. Se retoma pero sin su creador Arlen Regueiro.

  3. En medio del evento, Santa Massiel tuvo que salir para la capital a formar parte de una trovada martiana con trovadores del país.

 

Pero no se detuvo Estrofa Nueva.

Los que ten√≠an que crecerse, lo hicieron y con m√°s br√≠os que antes, como verdaderos pinos nuevos de la cultura. Por ello se llevaron el reconocimiento de todos, Cleilys Aurora y Alejandro Qui√Īones, quienes tuvieron alma clara y coraz√≥n contento para que el evento mantuviera atinada marcha.

Los objetivos se cumplieron y tuvimos trova y poesía, Martí, y nuevas razones para seguir hinchando el alma con arte contemporáneo.

Se implicaron la distintas secciones de la AHS en dis√≠miles espacios. Desde Teatro se dramatiz√≥ fragmentos del drama Abdala en la voz de Yanelis Vel√°zquez Olivares, y los integrantes de Caminos Teatro, y se hizo presentaciones del gui√Īol Polichinela.

4

La Casa del Joven Creador renovó su café Barquito la misma primera noche del evento, después de inaugurar en su galería Nexus, la expo personal del también escritor y artista visual Yasmani Rodríguez Alfaro, Plurales.

Grata fue la presencia de la escritora santiaguera Lisbeth Lima Hechavarr√≠a, quien pareci√≥ tomarse por asalto literario a esta ciudad, pues no solo dej√≥ su impronta en la sede avile√Īa de la AHS sino, tambi√©n, en el programa Matices de Radio Surco, en la televisi√≥n avile√Īa, en varios restaurantes y en cada una de las almas que tuvieron, a bien, el placer de escucharla.

Fue el momento ideal para que nos trajera y presentara, algunos ejemplares de Ediciones Oriente y Ed. Santiago, lo que agradecimos mucho los que leemos a sol y canto.

Tambi√©n fue el momento id√≥neo para escucharla leer, con esa voz enigm√°tica y profunda, sus propios textos. Para ello se produjo varios espacios como El Escriba, Es-Trova, que bastante aceptaci√≥n tuvieron por parte del p√ļblico y los invitados en el caf√© Barquito y otros lares.

Hubo caf√© y numerosas propuestas bebestibles en este recinto de la joven vanguardia art√≠stica. A precios asequibles, con preferencia y consideraci√≥n a la membres√≠a. M√ļsica ambiental a tono, con volumen de dispersi√≥n dado a la conversaci√≥n intimista, y cierta asistencia feliz de todo aquel, artista o no, que deseara pasar por la sede.

Bien por el servicio en este caf√© que tanto tiene de √Āngel L√°zaro S√°nchez, ‚ÄúBarquito‚ÄĚ, de quien se toma su nombre y su impronta en la AHS, al ser el primer presidente que tuvo la c√©lula provincial en a√Īos fundacionales. Y a √©l, y a su obra, le fuera dedicado un espacio en la primera noche de la Estrofa‚Ķ

Somos los agradecidos. Somos los seguidores de esa m√°xima martiana que nos ense√Īa: Honrar, honra.

Tambi√©n tuvimos la visita de Reineris Betancourt, poeta, quien adem√°s de su poes√≠a, nos agenci√≥ y present√≥ libros del cat√°logo po√©tico del Mar y la Monta√Īa, de su tierra guantanamera.

5

Y esta tropa poética, encabezada por Leo Buquet y Yasmani Rodríguez, también visitaron lugares en el exterior citadino, poesía en ristre. Así fueron asaltadas con metáforas y lirismo del bueno la sede universitaria Manuel Ascunce Domenech, de donde provengo como psicólogo, y la de Ciencias Médicas.

All√≠ la aceptaci√≥n fue may√ļscula.

Es evidente que se espera cada a√Īo la visita de los trovadores y poetas. Por eso la acogida es c√°lida y agenciada desde el cari√Īo, el respeto por el futuro. Porque la poes√≠a no es solo del presente o del pasado. La poes√≠a es futuro. Seguir√° conmoviendo a todos por igual sea de la tierra que sea y en el lugar que se le necesite. La poes√≠a se vive.

Y se regala. Como el amor. Como la vida misma.

6

Un espacio de conferencias fue preparado por este corresponsal, el 28 de enero, a instancias del mismo Leo Buquet, y con el tema de ‚ÄúLa actitud ante la poes√≠a: Mart√≠ poeta‚ÄĚ. Donde trat√© de esclarecer el por qu√© considero que Mart√≠ no se proyectaba como poeta, a pesar de ser un poeta fundacional, y doy las razones psicol√≥gicas-sociales-personales, para que desde√Īara un tanto su producci√≥n.

Me las agenci√© para dejar en el aire la inc√≥gnita que nunca ser√° respondida a cabalidad: ¬Ņqu√© habr√≠a sido de la Historia de Cuba si a Mart√≠ le hubiese bastado el presidio, las miradas lastimeras de su padre en cada visita, para escarmentar y dedicarse por entero a la poes√≠a y la manutenci√≥n de su familia?

Ese mismo d√≠a leyeron en proscenio Masiel Mateo, Carmen Hern√°ndez Pe√Īa, Eduardo Pino, y un servidor. Bajo la mirada pl√°cida de Barquito, la presencia martiana, y un caf√© que sonaba como el mismo delirio, fuimos felices. Y lo seguiremos siendo aqu√≠, en este recinto. En este pa√≠s, tr√°s el dulce amparo de la Revoluci√≥n.

Una jornada de clausura profunda, y antecedida por una marcha de las antorchas plural y bien concebida. Pero con una acampada en v√≠speras del 28 de enero que no se logr√≥ salvo, porque la AHS hizo lo que ten√≠a que hacerse y pernoct√≥ hasta bien entrada la ma√Īana, guitarra en mano, a viva voz, y el coraz√≥n a pulso, en el lugar previsto.

La sección de audiovisuales, bajo la conducción de Arletty White Morales, también tuvo su momento con la proyección y posterior charla, siempre beneficiosa, de unos cortos del joven realizador Yasmany Castro, quien, de manera magistral, hizo gala de su sapiencia y defensa a la cultura nacional.

Pero no todo fue delicia en esta Estrofa‚Ķ A mi juicio, falt√≥ hacer con m√°s profundidad, gala de la impronta de Arlen, al darle espacio para alzar sus voces, a las cuatro aspirantes del crecimiento a la AHS. Escritoras muy j√≥venes con todo un mundo de posibilidades a su alcance y que, al amparo de la organizaci√≥n, podr√°n crecer y lograr sus sue√Īos. Talento les sobra. Creo que Ellen Cuebas, Rosaxna Batista, Daniuska Viera y Liuma Rodr√≠guez, debieron tener su espacio para leer y ser aplaudidos. As√≠ se hubieran integrado mucho m√°s al mundo literario. As√≠ se lo expres√©, desde el inicio, al conformador del evento.

7

En la clausura tuvimos el espacio tan querido como lo es D√©cima cuerda, donde se volvi√≥ a sentir el principio de la continuidad y que est√° en muy buenas manos. Al no poder presentarse los anfitriones de la pe√Īa, Rainer Nodal y Yeinier Delgado, los muchachos del proyecto tuvieron que hacerlo todo ellos mismos. Les confieso, que apenas se sintieron las ausencias.

Hubo d√©cima y contralecturas, hubo poes√≠a y trova, hubo tonadas y hasta algo de humor. Hubo Mart√≠ para todos desde la tradici√≥n y el orgullo de ser avile√Īos.

Hubo un p√ļblico asistente totalmente joven.

Final

D√≠as de trabajo fuerte y poes√≠a, como le gustaba al Maestro, tuvieron presencia en estos d√≠as del 25 al 28 de enero en la Casa del Joven Creador avile√Īa. La AHS supo jugar su papel de vanguardia y lo hizo con sobriedad y domino amplio del concepto de continuidad. Fueron irremediablemente contempor√°neos, como dec√≠a Borges, pero tambi√©n honraron la tradici√≥n. Y eso, es digno de elogios.


Tributo a Martí desde las artes (+post)

¬†Mart√≠ no cabe en un mes del calendario, pero decir enero en Cuba es hablar de honores, homenaje, colorido, inmensidad. De m√ļltiples maneras, estudiantes y trabajadores honran al Ap√≥stol ante el advenimiento de su cumplea√Īos 170 y los artistas, por supuesto, lo hacen tambi√©n.

Solo usted y la luna es el título de la exposición colectiva, recién inaugurada, en la galería La Jungla, perteneciente a la Filial Provincial de la Fundación Nicolás Guillén (FNG). Más de una veintena de artistas comparten desde el lienzo su visión de El Maestro, en un multiplicidad de técnicas y estilos.

¬ęTodo tiene su tiempo, todos tienen su manera particular de ver la humanidad, y el actuar del hombre en ella (‚Ķ). Pero se dejan ver los que tuvieron, tienen y tendr√°n un pensamiento, una visi√≥n, fuera de esquemas, una visi√≥n alternativa, o perif√©rica. Ese es Mart√≠, Mart√≠ el que dijo: ‘Con todos y para el bien de todos'¬Ľ, as√≠ resumi√≥ su sentir el joven escritor y artista de la pl√°stica Ra√ļl Leyva Pupo.

En la muestra se aprecian caricaturas, pinturas, dibujos y otras expresiones pict√≥ricas, que vislumbran la belleza que emana de esa figura patri√≥tica, de su alma y cosmovisi√≥n. Pepe en el pecho de un ni√Īo, con la rosa blanca en mano, con la bandera cubana en el pecho, cerca de la luz y las palmas, cerca.

Las narradoras orales Ver√≥nica Hinojosa y Lesbia de la Fe, el trovador Richard G√≥mez y otros creadores se sumaron al tributo durante la inauguraci√≥n. Como sembrar su legado en las nuevas generaciones constituye derrotero imprescindible, all√≠ estaban infantes del proyecto Un largo lagarto verde, alumnos de la escuela primaria Israel Santos que contaron al p√ļblico¬†La Cucarachita¬†Martina¬†a trav√©s de un¬†kamishibai¬†o teatrico de papel.

expomarti3Otras entidades también desarrollan acciones en saludo al onomástico. La biblioteca provincial José Martí, por ejemplo, se ha destacado en la realización de conferencias, paneles y conversatorios, con la participación de doctores como José Ignacio Reyes González y Frank Arteaga Pupo.

Asimismo, las actividades caracterizadoras de instituciones como el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), las sedes de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC) y la Asociación Hermanos Saíz (AHS), durante este mes han intencionado su agenda en agasajo al autor de La edad de oro.

En el programa de la Jornada De Vicente García a José Martí, que comenzó el 19 de enero y se extenderá hasta el 28 (fecha del natalicio del Héroe Nacional), constan la inauguración este viernes del XXVIII Salón Provincial De Donde Crece la Palma, en la galería taller Rita Longa; la premiación del Concurso Leer a Martí, en la biblioteca provincial y variadas iniciativas.

Adem√°s de las tradicionales citas, figuran otras como el concierto¬†Estoy seguro, del cantautor Amaury del R√≠o, que se acometer√° en la noche sabatina, en la Casa del Joven Creador, justo el d√≠a del cumplea√Īos del M√°s Universal de los Cubanos. A ello se suma el cuarteto Sultasto y el tr√≠o Trovarro, que tambi√©n estar√°n homenajeando los 50 a√Īos del Movimiento de la Nueva Trova y dedicar√°n sus interpretaciones, igualmente, al IV Congreso de la AHS.

anuncio amaury

 


Poesía joven para el Apóstol

Con una ofrenda floral a José Martí en el parque que lleva su nombre, en la ciudad cabecera, comenzó la XIX Gira de Poetas y Trovadores Estrofa Nueva, que hasta este 28 de enero transformó la ciudad en fiesta con un apretado programa cultural, que hace de la poesía y la trova plato fuerte indiscutible.

Rompieron el hielo de las presentaciones los escritores Yasmani Rodr√≠guez Alfaro, Leo Buquet y el guantanamero Reineris Betancourt, quienes hicieron de la lectura de sus textos un espacio ameno para el di√°logo y el intercambio, matizado por la voz y los acordes de guitarra del trovador tunero Jes√ļs Ricardo P√©rez Cecilia.

A esto se sum√≥ la declamaci√≥n de poemas por parte de la compa√Ī√≠a Caminos Teatros y la visita a la filial avile√Īa de la Universidad de Ciencias M√©dicas, lo cual confirm√≥ la intenci√≥n de la cita de descentralizar las actividades y llegar a la mayor cantidad de lugares posibles.

Para la noche quedó reservada la apertura del Café Barquito, ese sitio que en lo adelante será de obligada visita si lo que se quiere es beber café al calor del arte joven, así como la inauguración de la exposición Plurales, de Yasmani Rodríguez Alfaro, quien lo mismo sorprende con la magia de sus narraciones que con el simbolismo de su obra plástica.

En esta oportunidad la muestra incluy√≥ nueve piezas que, seg√ļn las palabras del cat√°logo, ‚Äúpluralizan sentidos, miedos, m√°scaras y s√≠mbolos. Ocho rostros que van del ind√≥mito monte cimarr√≥n a √°ngeles y demonios, paleros, rumberos y abakuas a trav√©s de formas y trazos‚ÄĚ.

La primera jornada cerró con el evento Es-trova Nueva, que echa mano a esta suerte de juego de palabras para nombrar al espacio que cada noche reunirá trova y poesía en un espectáculo mayor, para descargar hasta entrada la media noche.

Este s√°bado, a las 9:00 de la noche, ser√° la clausura y a los pies del Ap√≥stol volver√°n los poetas a recitarle versos, mientas que los m√ļsicos invitados se unir√°n al proyecto D√©cima Cuerda para deslumbrar con arte del bueno.

 

Homenaje a Mart√≠ desde el arte joven en Ciego de √Āvila (+Fotos)

Con un¬†homenaje a Jos√© Mart√≠¬†en el parque que lleva su nombre comenz√≥ en¬†Ciego de √Āvila¬†la¬†XIX Gira de poetas y trovadores Estrofa Nueva, evento que desde este mi√©rcoles y hasta el pr√≥ximo d√≠a 28 promover√° el arte joven en diferentes espacios de la ciudad.

Como parte de la inauguraci√≥n, se present√≥ en el centro cultural Caf√© Barquito la obra ‚ÄúVierte, coraz√≥n, tu pena‚ÄĚ, dramatizaci√≥n de poemas hecha por la compa√Ī√≠a Caminos Teatro, y posteriormente tuvo lugar una descarga de trova y poes√≠a.

Organizado por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en el territorio desde el 2004, Estrofa Nueva contar√° este a√Īo con una exposici√≥n de artes pl√°sticas, conciertos, descargas, lecturas dramatizadas, recitales de poes√≠a y presentaciones de libros, a cargo de artistas de Ciego de √Āvila e invitados de otras provincias.

Para el 28 de enero, se prev√© un momento te√≥rico, con la impartici√≥n de la conferencia ‚ÄúLa actitud ante la poes√≠a: Jos√© Mart√≠, poeta‚ÄĚ, del ensayista y narrador Vasily Mendoza P√©rez, miembro de honor de la Asociaci√≥n.

La joven poeta avile√Īa Laura Ortega G√°mez considera que este ser√° un espacio propicio para que los miembros de la vanguardia juvenil art√≠stica se integren m√°s y desempe√Īen un papel activo, as√≠ como para conocer a creadores de otras provincias e intercambiar criterios.

Leo Buquet, jefe de la secci√≥n de Literatura de la AHS en Ciego de √Āvila, se√Īal√≥ el compromiso que tiene el espacio con el legado martiano, al punto de tomar como nombre el t√≠tulo de un poema escrito por el m√°s universal de los cubanos.

A pesar de que en esta ocasi√≥n no ser√° posible extender el evento hacia los dem√°s municipios de Ciego de √Āvila, los organizadores de Estrofa Nueva tienen previsto realizar actividades en la Universidad de Ciego de √Āvila ‚ÄúM√°ximo G√≥mez B√°ez‚ÄĚ y la Universidad de Ciencias M√©dicas de Ciego de √Āvila.

La presente edici√≥n est√° dedicada al IV Congreso de la AHS, a los 37 a√Īos de esta organizaci√≥n, al aniversario 170 del nacimiento de Jos√© Mart√≠ y a la memoria del poeta Arlen Regueiro Mas, impulsor de este evento.

0-25-homenaje-marti-ca-2.jpg

0-25-homenaje-marti-ca-3.jpg

0-25-homenaje-marti-ca-4.jpg


Instructores de artes intercambian experiencias

Este s√°bado comenz√≥ el 11no. Taller Nacional de Intercambio de Experiencias de la Brigada de Instructores de Arte Jos√© Mart√≠, un espacio que ¬ęune y enaltece nuestra profesi√≥n¬Ľ, como asegur√≥ Emilio Toledo Mirabal, presidente de este movimiento juvenil, quien invit√≥ a que ¬ęestas jornadas consoliden nuestros conocimientos y garantice la unidad de todos los que desde cada barrio a Cuba, le ponen coraz√≥n¬Ľ.

Precisamente, esta edici√≥n de encuentro ‚ÄĒque sesiona en el Pabell√≥n Cuba‚ÄĒ se dedica a la dimensi√≥n sociocultural del trabajo cultural comunitario integrado. Sobre ello y la labor de la Brigada en la comunidad, se refiri√≥ en la inauguraci√≥n la Doctora en Ciencias Pedag√≥gicas Lesbia Gertrudis C√°novas Fabelo, presidenta del comit√© acad√©mico.

En esta primera jornada, los participantes intercambiaron con el intelectual Abel Prieto Jim√©nez, presidente de Casas de las Am√©ricas, quien present√≥ el programa Sembrar ideas, sembrar conciencia, que busca enfrentar la colonizaci√≥n cultural en la naci√≥n. En este espacio, estuvieron acompa√Īados por Ayl√≠n √Ālvarez Garc√≠a, primera secretaria del Comit√© Nacional de la UJC.

Durante el trabajo en comisiones se abordaron temas como la investigación sociocultural, trabajo creativo y comunitario, labor social, educativa y las nuevas tecnologías. Para este domingo, el encuentro reserva varios paneles, talleres demostrativos, foros debates, exposiciones de proyectos, presentaciones de unidades artísticas, entre otras, sorpresas.

Además de instructores de arte, asisten a esta edición del Taller, actores comunitarios, promotores culturales, miembros de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba y de la Asociación Hermanos Saíz, así como representantes del Gobierno, de Educación, del Inder y de Cultura.


Jilma Madera: Un Cristo y un Martí en vigilia eterna de la Patria

En el punto más alto de Cuba, a 1974 metros sobre el nivel del mar, se erige un Martí en bronce, de frente altiva y mirada lejana, como quien vela por su Patria desde la cima, allí donde comienza el cielo y se siente la gloria.

La escultura fue fruto de la creaci√≥n de Jilma Madera Valiente, una de las artistas de la pl√°stica cubana m√°s valiosas por sus obras de notable trascendencia. A la luz de un nuevo a√Īo, se conmemora otro aniversario del fallecimiento de la c√©lebre escultora, el 21 de febrero de 2000. M√°s de dos d√©cadas han transcurrido desde la fecha, pero un legado art√≠stico imperecedero y tangible queda como vestigio de sus creaciones.

Jilma Madera es considerada ‚Äďa benepl√°cito de los cubanos‚Äď la primera mujer en cincelar en m√°rmol blanco de Carrara una obra de tama√Īas dimensiones: el Cristo de La Habana. Si bien el monumento de 20 metros de alto es colosal y admirable a la vista de quien lo contemple in situ, a√ļn m√°s gigantesca fue la destreza art√≠stica de la escultora, que precis√≥ de un intenso trabajo que incluy√≥ el traslado desde Italia, de 600 toneladas de m√°rmol blanco de Carrara, y la direcci√≥n a los obreros que ejecutaron el proceso de montaje.

Inspirada en un ideal de belleza masculina, Jilma concibi√≥ al Cristo en imagen de perfecci√≥n f√≠sica, no en tanto simetr√≠a rostral como en percepci√≥n de paz visual, a lo que dej√≥ ojos vac√≠os como para sugerir una mirada omnipresente, como ella misma expresara: ‚Äú‚Ķle imprim√≠ serenidad y entereza como alguien que tiene la certidumbre de sus ideas‚ÄĚ.

La artista es también autora de emblemáticas piezas entre las que destacan los monumentos al General Francisco Peraza, en El Cacahual; a Martí en el parque de San Nicolás, Mayabeque; a Adolfo del Castillo, en Managua, La Habana; y el frontispicio de la Fragua Martiana.

De todas sus creaciones, las m√°s conocidas y de mayor relevancia forman parte de nuestros tesoros patrimoniales por su excepcional valor art√≠stico. El Cristo ha sido declarado Monumento Nacional, y el busto martiano ubicado en el Pico Turquino forma parte del Patrimonio Cultural de la Naci√≥n. Uno es s√≠mbolo en el paisaje citadino de La Habana, otro es c√ļspide en el paisaje monta√Īoso de la Sierra Maestra. Uno abre los brazos y bendice la ciudad a la entrada de la Bah√≠a, el otro permanece incansable en tutela sempiterna.

Quien ha tenido la dicha de regodearse en ambas presencias percibe el mármol y bronce en sinonimia metafórica de ébano y marfil, y la antonimia alegórica de historia y religión; nos descubre un binomio de ensamble en el magnificente virtuosismo estético. Jilma Madera nos dejó un legado conceptual traducido en arte, nos dejó el lenguaje de sus manos cincelados en monumentos, nos dejó a un Cristo y a un Martí, en vigilia eterna de la Patria.


‚ÄúEn todas partes soy‚ÄĚ martiano

Desde el dise√Īo gr√°fico, tambi√©n se honra a Mart√≠. Trazos, siluetas y sombras les dan formas visuales a versos, valores e ideales del H√©roe Nacional de Cuba en la expo colectiva ‚ÄúMartianos de hoy‚ÄĚ, abierta en la galer√≠a Fayad Jam√≠s de la comunidad capitalina de Alamar.

En la muestra se incluyen carteles del Proyecto Martiano del Instituto Superior de Dise√Īo (ISDi) ¬ęEn todas partes soy¬Ľ, que durante una d√©cada han corporeizado la obra y el esp√≠ritu del Ap√≥stol.¬†¬†¬†

Arte soy entre las artes

¬†Este proyecto se fund√≥ el 28 de enero de 2011 con la primera exposici√≥n en el museo Casa Natal Jos√© Mart√≠, que present√≥ 16 carteles dise√Īados por estudiantes y profesores del ISDi.

‚ÄúSu objetivo esencial es contribuir al conocimiento de la vida y obra de Mart√≠ desde los preceptos de la profesi√≥n del dise√Īo. Su impacto social es amplio, al llegar desde la Universidad a otras instituciones y territorios, desde un parque, a prisiones, hasta la Ci√©naga de Zapata. Constituye un ejemplo de la idea rectora de la educaci√≥n superior de educar desde la instrucci√≥n. Se han construido piezas de comunicaci√≥n y dise√Īo para reflejar la obra del Ap√≥stol. De esta fecundidad colectiva han nacido 250 carteles que acompa√Īan 15 series y m√°s de 60 exposiciones expuestas en diferentes espacios‚ÄĚ, explica Yoamna Peguero Escandell, vicedecana de trabajo educativo de la universidad de dise√Īo cubana.

El proyecto sociocultural ha desarrollado una intensa labor comunitaria, cuenta con variadas publicaciones en diferentes soportes y tiene a su cargo la preparaci√≥n del libro ‚ÄúHistoria del cartel martiano en Cuba‚ÄĚ. Ha obtenido premios en eventos cient√≠ficos a nivel nacional e internacional, entre otros, como la ‚ÄúUtilidad de la Virtud‚ÄĚ, ‚ÄúEl Tabaco Libertador‚ÄĚ, ‚ÄúHonrar, honra‚ÄĚ, ‚ÄúMedalla Jos√© Mart√≠ in Tampa 1891-1894‚ÄĚ, ‚ÄúEl Torre√≥n de San L√°zaro‚ÄĚ y ‚ÄúHabana del Centro‚ÄĚ. Recientemente, en noviembre de 2021, recibi√≥ el premio Abdala, otorgado por el Movimiento Juvenil Martiano.

Este proyecto expuso sus resultados en la edici√≥n 46 del Seminario Juvenil de Estudios Martianos, que sesion√≥ a finales de enero de este a√Īo, en el Centro de Convenciones de la Universidad de La Habana.

En ese contexto, Ernesto Fern√°ndez, vicedecano docente del ISDi, enfatiz√≥ en el amplio impacto social de esta iniciativa, ‚Äúcuyo objetivo es ampliar la formaci√≥n cultural de los estudiantes con una mirada martiana a trav√©s del cartel como instrumento de comunicaci√≥n visual‚ÄĚ.

 

 


La ensayística martiana: asir la luz desde su pensamiento

…y sólo quedan de la magnífica batalla sobre los lienzos esos regueros de color ardiente que parecen la sangre viva que echa por sus heridas la luz rota: ¡ya es digno del cielo quien intenta escalarlo!

‚ÄúNueva exhibici√≥n de los pintores impresionistas‚ÄĚ (1886). Jos√© Mart√≠.

El acercamiento a la vasta obra de Jos√© Mart√≠ supone explorar aristas tan diversas como sorprendentemente enriquecedoras. Justo cuando el primer mes del a√Īo trae a la memoria la evocaci√≥n de tan magnificente figura en el aniversario 169 de su nacimiento, resulta meritorio honrar la fecha desde la trascendental y siempre necesaria referencia a su obra.

Dentro su profunda arquitectura de pensamiento, existe un amplio corpus de literatura ensayística sobre artes plásticas. Su crítica en este campo es justamente una de las zonas más fascinantes de su prosa, y va más allá de la intertextualidad en el diálogo artístico.

Conocedor del ambiente plástico-literario de su tiempo Martí alcanzó un alto grado de erudición desde muy joven, lo que le permitió armarse de una aguda destreza crítica. La base de su temprana inclinación y sensibilidad hacia el mundo del arte parte de su inscripción en la Academia de San Alejandro y la literatura ilustrada de la época fue biblia de estudio en la solidez de su intelecto.

Durante su primera estancia en Espa√Īa experiment√≥ una conexi√≥n directa con las artes, lo que le vali√≥ el enriquecimiento de su apreciaci√≥n pict√≥rica y nutri√≥ su posterior labor en la prensa period√≠stica. Al respecto, Adelaida de Juan se√Īala en sus investigaciones, la asiduidad de Mart√≠ a museos y talleres de artistas espa√Īoles. Desarroll√≥ tambi√©n la cr√≠tica de arte en M√©xico entre 1875 y 1876 en la Revista Universal, y hacia 1880 fue analista de pintura espa√Īola para el peri√≥dico neoyorkino The Hour.

Es solo ello un esbozo de la inicial actividad ensay√≠stica del Ap√≥stol, antecedentes de una de sus m√°s conocidas cr√≠ticas de arte y de particular significaci√≥n en los predios del arte moderno. Se trata de Nueva exhibici√≥n de los pintores impresionistas, escrito en Nueva York el 2 de julio de 1886 y publicado en La Naci√≥n de Buenos Aires, el 17 de agosto del mismo a√Īo. Es la pintura impresionista el alimento de sus juicios est√©ticos durante varios meses de corresponsal√≠a.

¡Cuánto acierto y habilidad existió siempre en la observadora y perspicaz mirada martiana! Reconoció la destreza en el arte y vislumbró la huella que dejarían los ingeniosos del pincel.

Jos√© Mart√≠ apostaba por la concepci√≥n est√©tica de equilibrar la Academia con las nuevas formas de arte moderno, lo opuesto a caducidades can√≥nicas, el desaf√≠o a los preceptos tradicionalistas, a las ataduras hist√≥ricas que hacen los pintores fuertes, cansados ya de un fr√≠o ideal. Mucho de vigencia tiene a√ļn en nuestros d√≠as lo que por entonces eran lecturas de aquellos tiempos: ‚ÄúSon culpables las vidas empleadas en la repetici√≥n c√≥moda de las verdades descubiertas‚ÄĚ. Cada movimiento art√≠stico, cada generaci√≥n, debe alejarse de los caminos trillados y el facilismo desechando ep√≠gonos, y en conocimiento de las exigencias y el imperativo del siempre necesario nuevo arte.

Solo una visión aguda y certera como la del Apóstol fue capaz de crear un sabio juicio estético del buen arte, desde una analogía poética en la que mezclaba un marcado acento de lirismo y un audaz lenguaje visual creando una percepción sensorial ilustrada en el verbo. Su crítica armonizaba en un perfecto equilibrio de juicio y una exacta apreciación pictórica. Su prosa nunca se detuvo en facilismos ni sirvió a complacencias, pero hacía ostensible la apoteosis del crítico, rendido ante la belleza.

Tuvo la certeza de avizorar triunfos en el arte como avizoró los peligros que suponía el fenómeno antiimperialista, y esto hizo de él un hombre universal más que académico, escritor, político, pensador, filósofo, periodista o poeta.

Lezama Lima hablaba de la trascendencia martiana como esa magnitud intelectual que le adjudica la grandeza en su posteridad. Se presenta bajo el aspecto de la tradici√≥n, que se compone a su vez de un antes ‚Äďque es la herencia recogida por Mart√≠‚Äď un durante y un despu√©s, y es en ello donde reside esa trascendencia.

Las recepciones de la obra martiana sobre arte y literatura, nos acercan a los modos universales de cultura desde una mirada pluridimensional y como es característica de su obra intertextual. Se construye su legado a partir del néctar de sus ideas expuestas en sus obras, de la sabiduría de su verbo que alcanzan un significado vital en la historia.

Sus preferencias por un arte épico y vital, capaz de comprometerse, convocar y denunciar las miserias humanas y lo negativo del mundo, corresponde con los ideales que defendió y con la obra a la que dedicó su vida. Tenía un compromiso con la libertad de su patria y de América Latina, de modo que no podía exigirle menos al arte.