Vasily M. P.


Tarde para no creérselo

Como quien entra a una sala de Historia Universal, uno se adentra a la muestra escultórica Tarde para no creérselo, de Luis Enrique Milán Boza, con la misma necesidad de conocimiento con la que se va a esos santuarios del devenir humano que son los museos.

Se trata de una exposición compuesta por seis piezas de gran formato que, más allá de ser representaciones de su imaginario personal, son símbolos tomados de varias religiones y escuelas filosóficas, y forman parte de la exposición Zona sagrada, serie que estuvo expuesta por un buen tiempo en la galería Collage Habana, durante 2019.

Zona sagrada, a su vez, es el resultado del premio alcanzado en la IV Edición del Evento Nacional Post-it y la beca de investigación sobre artes visuales Juan Francisco Elso, de la Asociación Hermanos Saíz (AHS). O sea, es una obra conocida por el público, pero no por ello menos interesante.

¿Qué se pretende con este juego retórico entre forma y contenido? Pues, entre otras cosas, sacar a la luz los fantasmas de la razón que produjeron esos “monstruos” hermosos en la vida del artista.

Lo consigue Milán con una maestría que supera toda credibilidad. Moviéndose entre el realismo y las figuraciones surrealistas, y empleando la resina y el barro como materiales de soporte.

Así, domina tanto este arte milenario que pareciera un escultor de los tiempos de antes de Cristo, al entablar porfías con los dioses desde lo tridimensional. Y sale airoso, porque sorprende y engalana, con su arte también arquitectónico, ornamental, cualquier salón en el que se presenta, como el de la galería Azagaya del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Pareciera cuestionar todo lo que ha sido pan de la fe. Pareciera decirnos, desde su arte, que si existen Cristo, Eleggua, Buda, Medusa, entonces somos los insignificantes que contemplan y luego escogen a quién adorar.

Y es, también, como si a este artista no le bastara el universo para tener fe. Porque si cree en algo, dejaría de creer en lo otro; y si se fiara en lo otro, se perdería la fe en todo lo demás. En fin, también la serpiente que se muerde la cola está entre sus figuraciones.

BudaCon este busto de Buda, Milán demuestra que es un perfeccionista con el acabado de sus piezas

Por otro lado, Boza es perfeccionista con el acabado de cada pieza y no termina hasta que no está convencido de que lo ha dado todo. Con un equilibrio casi perfecto entre la forma y el contenido, nos regala bustos, rostros, manos, cabezas, con toda la carga semántica concentrada en el gnosticismo del mundo.

El escultor no se afana en descifrar la condición del universo, pero sí nos dice que el arte consigue lo que los libros y la noche permiten a los hombres: reinterpretar la realidad.

Si una de sus preocupaciones en el plano artístico es no llover sobre mojado con sus obras, sí habría que mencionar que Ciego de Ávila tiene varios exponentes, sobre todo, en la Literatura, que han anclado una parte de su obra en estas temáticas. Me viene a la memoria, verbigracia, el libro Kármicas, de Ibrahím Doblado del Rosario, publicado por Ediciones Ávila y que juega con este universo místico filosófico, reinterpretando la realidad cubana.

En cuanto a la forma, en la cuerda de las artes plásticas, solo recuerdo el cuadro de Elías Henoc Permut, Yahvéh es el ojo de los cien mil dioses. Sin embargo, la manera en que Milán Boza juega con el simbolismo y la escultura es sui generis.

Acompañan la muestra unos dibujos en aguadas que también recrean la representación escultórica, pero que, además, parecieran detalles sacados de las mismas.

En su juego creativo, Milán cuenta desde el plano dimensional algunas cosas que se le quedaron por decir. Por ello la Medusa y el Cristo se presentan con elementos numéricos y con otra visión.

iconoLos íconos universales se reinventan en esta muestra

Milán es un artista visual con un currículo aún en desarrollo, con mucho potencial. Es egresado de la academia Raúl Corrales de Ciego de Ávila, y de nivel superior en Arquitectura de la Universidad de Camagüey. Tiene doble membresía, en la UNEAC y la AHS; aboga por los espacios expositivos y por serle fiel a su obra, a su manera de pensar.

Bienvenida esta representación filosófica y materialista de Luis Enrique y ojalá sus esculturas sigan dialogando, para siempre, desde los salones de todos los museos del mundo. Soy de los que creen que no es tarde para creérselo.



Cuando la décima tiene talla

A solo unos días de que comience el 1er. Encuentro Nacional Décima Cuerda, la Asociación Hermanos Saíz (AHS) prepara y mueve sus alianzas de trabajo para que todo salga al dedillo.

Con el apoyo del sistema de la cultura, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la Casa de la Décima Raúl Rondón, el proyecto Oralitura Habana, el INDER y el Gobierno provincial, este evento ya es todo un suceso desde su misma concepción.

Está previsto desde el 23 al 25 de febrero en distintos lugares de la geografía avileña como el Patio de la UNEAC, la Casa del Joven Creador, la Casa de la Décima, y hasta el estadio José Ramón Cepero con un juego especial de béisbol entre los equipos Décima y Cuerda como colofón del encuentro el día 25 a las dos y media de la tarde.

La inauguración está prevista como Noche de la guayabera a las 9 y 30 de la noche, en la sede de la AHS y ya, desde entonces, se tiene concebido la improvisación como plato fuerte.

Como invitados, además de los alumnos del taller Raúl Rondón, los improvisadores del patio, están, entre otros, Reiber Nodal, campeón mundial del pie forzado en varias oportunidades; Yanni Suárez, de Mayabeque; Zahily García, La margarita; Alex Díaz, Leidys Hernández, Rolando Ávalos, del proyecto Oralitura Habana; el escritor Alejandro González, de Camagüey; y el poeta Luis Paz Ezquivel, Papillo, director del Centro Iberoaméricano de la Décima y el Verso improvisado.

Los espacios de pensamiento son pensados como talleres en la Casa de la Décima, con el maestro repentista Armando Andrés López Rondón, y en el complejo cultural Café Barquito, con Yeinier Delgado y Jorge Félix López.

También se va a proyectar el documental Fenómeno del universo, de las manos de Oralitura Habana, el domingo 25 a las 9 y 30 de la mañana en la Casa del Joven Creador, sede de la AHS avileña.

Este 1er. Encuentro Nacional Décima Cuerda está dedicado a los poetas Armando Alfonso Padilla, y Alejo Alfonso; al 2do. aniversario del proyecto Décima Cuerda; y al aniversario 60 de creado el grupo Campo Lindo.



Alejandro Quiñones: hacer realidad los sueños

A las puertas de sus primeros 30 años de vida, Alejandro Quiñones Almanza no tiene un horario laboral fijo. Ahora, como presidente de la AHS en Ciego de Ávila, su sentido de la responsabilidad se vuelve más un reto que un deber, y que es capaz de asumir con sobrada valentía.

De algo le sirvieron los cinco años como vicepresidente, al lado de Santa Massiel Rueda, “que me enseñó, prácticamente, todo lo que puedo hacer ahora en esta tarea de llevar adelante esta gran familia”, nos dice.

Confía en el trabajo de equipo y sabe que tiene uno “con el que puedo contar para todo. Ahora mismo, con Nodailin Granado Delisle, como vicepresidenta, y el resto del ejecutivo provincial, sentimos que no hay imposibles. Y ese es el lema que nos acompaña en nuestro día a día”.

Está convencido de que sin ese equipo unido, no podrían llevar a acabo la programación cultural que tiene la Casa del Joven Creador; se regocija de tenerlos, pues “es el casi el mismo equipo que ya venía de la otra presidencia”.

Su fuerte no es la oratoria, pero no la descarta porque sabe que una parte de su labor es convencer, “yo soy más de carretera. No tanto de hablar. Más de hacer. A veces temo que la gente se quede en el aire por tanto hablarles. Y cuando digo voy a hacer algo, lo hago. Y no soy de tantas reuniones. Creo que no se puede estar todos los días en una reunión distinta. Mas, por suerte o por desgracia, es así”.

Tiene una claridad meridiana en el reto de no dejar caer el magnífico trabajo que viene realizando la AHS en la provincia, con todo y las crisis, los problemas personales; la emigración y la falta de sentido de pertenencia de una parte de la membresía que, en ocasiones, no aprovecha los espacios que se les brinda para hacer arte con visibilidad.

 

Además, asume el peligroso reto de dejar los méritos en esa zona de confort, colgándolos de la pared como recordatorios para mantener el ritmo y la pegada. Y seguir adelante, en la construcción del futuro.

Con todo el apoyo de la presidencia nacional de la AHS, con la colaboración de los Miembros de Honor en Ciego de Ávila, Alejandro tiene claro que el trabajo se vuelve más sostenible. Pero no, por ello, fácil ni desconcertante por momentos.

Como persona ansiosa que es, no descarta la posibilidad de asumir hasta el desafío de tomarse las cosas con más calma, y dejar que las horas pasen en la simple contemplación de una taza de café o en la conversación más trivial con los amigos.

familiaTomada de Alejandro Quiñones/FacebookSiempre habrá tiempo para estar en familia y para actuar

Alejandro acepta responder esta entrevista, e Invasor no escatima el escrudiñar algunas zonas de su vida con tal de presentar un retrato, a la medida, de este joven que todavía sueña y le teme al fin de todas las cosas.

—¿Cómo llegas al mundo del arte?

—Siempre tuve la vocación de actuar. Pero estudié en la vida militar, Escuela Interarmas General Antonio Maceo, y me formé como “camilitos”. Un día, regresé de La Habana, y me inscribí en un curso de teatro, que daba Yosvany Abril. Y ahí me quedé. Ya, para siempre.

—¿Y a la AHS?

—En el guiñol Polichinela casi todos eran miembros de la asociación. Y ese bichito de pertenecer a ella me fue picando, hasta que por fin entré junto a esa tropa de “locos” que hacían las cosas más hermosas del mundo, y asumí como jefe de sección de Artes Escénicas por un tiempo.

—¿De la vida militar tienes el apego por la disciplina?

—Sí, claro, y la pasión por ser responsable de mis propios pensamientos y actos. De llevar a cabo lo que soy y aquello que me parece estar del lado de la justicia. Cuando asumí la vicepresidencia de la AHS, en el 2018, y a propuesta de la Santa, sabía que tendría la oportunidad de asumir retos y de tratar de hacerlo bien.

—Entonces, ¿consideras que también tienes la vocación de dirigir?

—No sé si la vocación de dirigir puramente, pero lo que sí sé, es que me encanta hacer que los sueños se hagan realidad, y si son los sueños de los asociados, pues mejor. Sobre todo, en este proceso artístico donde yo también soy artista y sé lo que es soñar con algo y no poder materializarlo por las razones que sean.

—¿Cómo digeriste el hecho de ser elegido como presidente de la AHS en el territorio?

—Al principio, no lo creía y pensé que no iba a estar preparado. Luego, con el apoyo de todos, las cosas fueron cogiendo cierto nivel de aceptación en mí. Y estoy convencido de que no voy a defraudar a nadie.

—¿Qué se siente cuando ves que los artistas conquistan sus sueños dentro de la AHS?

—Bueno mira, te cuento que cuando se acabó esta XX gira de poetas y trovadores Estrofa Nueva, yo me eché a llorar. Porque a pesar de que era mi octava edición de la que formaba parte, quedó muy bien y cada espacio realizado fue un verdadero triunfo de nuestros miembros. Además, era la primera donde yo estoy en otro cargo.

—¿Cómo es un día en la vida de Alejandro?

—De reunión en reunión. Apenas tengo tiempo para los amigos, pero siempre hay un café y una buena charla. Comparto con mi mujer y su niña, que ya es mía, y todos nos apoyamos mutuamente.

—Ahora hay eventos nuevos, ¿queda tiempo para tu arte?

—Sí, siempre queda tiempo para actuar, aunque ya no sea parte del guiñol Polichinela. Sigo actuando en las distintas actividades de la AHS y otras. Estamos preparando la 1ra. Edición del encuentro nacional Décima cuerda, y después viene el Trovándote, la feria del libro, y toda una programación por cumplir.

—Pero tienen un buen equipo de producción y promoción.

—Sí, y eso nos facilita mucho las cosas. Los eventos se visualizan en todos los medios de comunicación. Y en las plataformas digitales en Internet. Los asociados se enteran de lo que ocurre en su sede. El pueblo puede comprobar, a diario, que la AHS existe y hace arte joven, para todos.

—El nombre de “vanguardia juvenil artística” lo tienen bien puesto, ¿te lo han dicho?

—Sí. Yo creo que sí. Y no por gusto fuimos reconocidos en el recién finalizado balance de cultura. Somos frontales. Verticales. Auténticos. Rebeldes. Tradicionalistas. Actualizados.

—¿No temes equivocarte en la toma de decisiones?

—Claro que sí. Por eso me gusta escuchar la opinión de todos y llegar a un consenso. Pero mi mayor temor, es que me dejen solo cuando estoy equivocado, que nadie me lo haga saber, como he visto que casi siempre ocurre. Prefiero la verdad y de frente.

—En estos dos meses como presidente de la AHS avileña, ¿qué ha sido lo más complejo?

—Para mí, delegar. Estaba tan acostumbrado a hacer las cosas por mí mismo, que ahora me cuesta mucho trabajo ver cómo otros lo hacen.

—¿Qué les pedirías a tus asociados?

—Que no dejen de soñar, que sigan en ese modo joven, pero con más sentido de pertenencia. Y que se acerquen a la AHS que es también parte de su familia.

—¿La AHS?

—Lo abarca casi todo.

PREGUNTAS



Y se hizo la Estrofa Nueva para nuestro Martí

Una vez más, la Asociación Hermanos Saíz le puso la tapa al pomo de la inamovilidad cultural en Ciego de Ávila al demostrar que sigue apostando por la historicidad de sus eventos y la tradición cultural.

En esta oportunidad, con la 20 Gira de poetas y trovadores, Estrofa Nueva, finalizada justo en el 171 cumpleaños del natalicio del Apóstol, la joven vanguardia artística siguió adelante con el legado del poeta y librero Arlen Regueiro Mas, artífice de estas jornadas, y celebró el aniversario 65 del triunfo de la Revolución cubana.

Aunque no se pudo cumplir con cada uno de los objetivos esenciales del evento, llegar a los 10 municipios avileños ofreciendo el arte joven, entre otros, sí se logró el acercamiento de obra martiana a distintos lugares de nuestra ciudad; además de la obra genuina de estos artistas de la palabra.

Y se complementó el programa, además, con otras actividades en la parte de pensamiento.

Me refiero al espacio de reflexión, En confianza, con el periodista José Alemán Mesa que trató sobre la visión que tuvo Martí, al menos en su obra, del rol femenino en la sociedad.

Asunto atractivo para aquellos que idolatran o no, la figura del Héroe Nacional.

Se puso en evidencia que no por pertenecer a su época, Martí dejó de actuar como un hombre de pensamiento avanzado. 

Por otro lado, el Calibaneando, otro espacio de reflexión cultural que conducen el periodista Damián Betanzos Hernández y la musicóloga Miraima García, consiguió llevar hasta el podio a un representante de esa generación novel, que no ha dejado de admirar al más universal de los cubanos, y que puja por continuar su legado.

En esta oportunidad, el también joven periodista Neylan Vera, del semanario Invasor, fue el invitado, y supo evocar no solo la poesía de José Martí, sino, también, su influencia en la vocación periodística de este egresado de la escuela cubana de periodismo.

Ya casi en los minutos finales de esta tertulia, otro de los invitados de lujo, el escritor y Premio Nacional de Literatura en 2003, Reynaldo González, evocó sus encuentros profundos y sempiternos, con la obra y figura del extraordinario hombre.

La Sociedad Cultural José Martí en la ciudad de los portales también tuvo su momento de reflexión en la Casa del Joven Creador. En esa charla se habló de la vigencia del texto Nuestra América, así como de las pautas que todavía marca en la contemporaneidad latinoamericana. Además, se debatió sobre cómo se hace necesario que en nuestras universidades este discurso sea una y otra vez estudiado o, al menos, analizado.

Los poetas y trovadores avileños y de otras provincias como Villa Clara y Camagüey, dieron un recorrido literario, poético, tan necesario como la vida misma, por distintos lugares de importancia social como lo fue la UEB Tabaco torcido, en donde ofrecieron un recital de una hora de duración y se unieron, en un solo cuerpo, la trova cubana y la poesía.

Los tabaqueros, con sus chavetas contra las tablas, agradecieron este momento de ensanchamiento espiritual, donde los poetas ofrecieron la mejor de sus artes.

Otro lugar de visita obligada, fue la escuela pedagógica Raúl Corrales, donde los jóvenes y los no tanto, se unieron en el regocijo de la cancionística de Adrián Cancino Roswell, camagüeyano; de la poesía de Daniuska Viera Azcuy, quien además, opta por la pertenecer a las filas de la AHS en este crecimiento.

La presentación de los últimos títulos de la editorial Sed de belleza, de la AHS villaclareña, fue un momento hermoso y más, porque lo hiciera la presidenta de la organización en esa ciudad, la también martiana, Elizabeth Casanova Castillo.

Un encuentro fraternal, necesario, entre la joven y la más vieja generación literaria avileña tuvo lugar en la penúltima actividad de esta Estrofa Nueva. Allí contamos con la presencia de parte de la presidencia nacional de la AHS en las figuras de Yasel Toledo, presidente, y Santa Massiel Rueda, vicepresidente, así como su secretaria ejecutiva y otros invitados.

Alguno de los fundadores del evento estuvieron presentes en el complejo cultural Café Barquito, Eduardo Pino González y Massiel Mateos Trujillo que ofrecieron no solo parte de sus experiencias en varias de las ediciones de la Estrofa, sino, también, su poesía.

A la lectura se le sumaron Yasmani Rodríguez Alfaro, Leo Buquet, Lázaro Delgado Valencia, actual jefe de la sección de Literatura, y quien les escribe.

Ya en la noche, y como clausura de lujo, Nelson Valdés preparó un concierto que si bien no duró todo lo esperado por un público que lo ama, supo conectar con él y demostrar, una vez más, que es un trovador que conmueve, sensibiliza, atrapa, y luego, lo enamora.

Sus canciones como en el caso de Olivia, de su nueva producción discográfica, fue aclamada con vehemencia y tuvo que repetir ya en el colofón de este concierto. Además, interpretó Voy cruzando el río, dedicada a sus amigos y familiares que han emigrado, y otros temas cautivadores.

A su vez, los trovadores Santa Massiel Rueda, Daiver Mirabal,Yatsel Rodríguez y Leo CH, fueron los encargados de amontiguar el peso de la noche que comenzaba a declinar.

La AHS en Ciego de Ávila da muestras, con esta edición 20 de Estrofa Nueva 2024, que los eventos se pueden volver institucionales y continuar con lozanía y sentido común.



Estrofa Nueva: A punto de arranque

Con la mirada en el aniversario 171 del nacimiento de José Martí, y para rendirle tributo a su vida y obra, la Asociación Hermanos Saíz (AHS) prepara la gira de poetas y trovadores Estrofa Nueva, del 25 al 28 de enero.

Lo que empezó como un sueño del poeta y librero Arlen Regueiro Mas, en aquel 2004, sin imaginarse que inauguraba un evento necesario y vitalicio, ya cumple sus dos décadas de poemas y canciones.

 

Por eso su figura sigue siendo de alusión obligada en la conferencia de prensa, a solo una semana de comenzar la Estrofa. Tras las palabras de bienvenida del presidente de la AHS avileña, Alejandro Quiñones, Invasor constató la presencia de los medios de comunicación, especialistas de Cultura provincial, para divulgar las premisas de un cita que, además de martiana, evoca los 65 años del triunfo de la Revolución cubana; y los 30 de la Cruzada Cultural Cruzando La Trocha, el evento más longevo de esta novel organización.

 

El 25, a las 9:00 de la mañana, con una ofrenda floral al Apóstol en el parque que lleva su nombre, y tras una breve lectura poética, se dará inicio a estas jornadas líricas.

El comité organizador ha concebido una Estrofa que sigue las pautas iniciáticas, pero ajustadas al nuevo contexto impuesto por las crisis, el bloqueo y una pandemia que lo cambió todo.

Habrá lecturas poéticas en diferentes lugares de la geografía avileña, como la UEB Tabaco torcido, el Museo de Historia Simón Reyes, la escuela pedagógica Raúl Corrales. Majagua también tendrá su “asalto poético” el día 27.

La trova llegará de la mano del villaclareño Yatsel Rodríguez, que tendrá varios escenarios donde ofrecer su lírica. Además del actual jefe de la sección de Música, Daiver Mirabal, que será el portavoz de lo más novedoso de la trova en nuestro territorio; y Leo CH, junto al camagüeyano Adrián Cancino Rossell.

Tres espacios de reflexión tendrán lugar en el complejo cultural café Barquito: En confianza, con José Alemán Mesa; Calibaneando, desde la conducción de Damián Betanzos y Miraima García, y como invitado nuestro periodista Neilán Vera; y la charla La resistencia cultural desde la perspectiva del texto martiano Nuestra América, a cargo de Mayslett Sánchez Clemente, de la Sociedad Cultural José Martí.

Un momento dedicado a la confabulación poética entre generaciones ocurrirá el día 28, a las 3:00 de la tarde, en el mismo café Barquito, con los poetas Carmen Hernández Peña, Eduardo Pino, Masiel Mateo, Leo Buquet, Yasmani Rodríguez Alfaro, Lázaro Delgado Valencia y otros.

La tropa de poetas estará compuesta, además, por los escritores Ilieva Rodríguez, Liuma Rodríguez, Daniuska Viera, Elizabeth Casanova y Yadián Tiza Carbonell.

Dos momentos expositivos de la labor de editoriales nacionales de la AHS se realizarán el día 26, a las 9:00 de la mañana, con la presentación de libros del sello editorial Áncora, a cargo de Yadián Tiza Carbonell. Y el 28, a las 10:00 de la mañana, ediciones Sed de Belleza, de Santa Clara, en la figura de Elizabeth Casanova, hará sus presentaciones.

Para el 27, por la noche, se prevé la participación de la brigada en la marcha de las antorchas y el 28 un concierto clausura en el bulevar, frente a la Casa del Joven Creador, del trovador Nelson Valdés y sus invitados.



Incrementa sus espacios culturales la Asociación Hermanos Saíz en Ciego de Ávila

Como le toca a toda vanguardia artística, la Asociación Hermanos Saíz (AHS) avileña sigue generando espacios culturales para la divulgación del quehacer artístico de su membresía.

Este 2024, con una presidencia provincial renovada, se promete una programación más a tono con los tiempos que corren y cargada de propuestas variadas, luego de un 2023 con espacios que fueron desde talleres en varias manifestaciones, hasta peñas y presentaciones.

Ante su ejecutivo provincial y otros invitados, la Asociación Hermanos Saíz (AHS) avileña presentó y aprobó este sábado, las propuestas a la nueva presidencia y vicepresidencia de la organización en el territorio.
 

El espacio de pensamiento y crítica como A Rajatabla —con la reminiscencia de aquel boletín homónimo que se gestara en el 2001 y que luego pasaría a ser el sitio web de la AHS—, se estará generando los segundos viernes de cada mes a las 2:00 de la tarde en el café Barquito, de la Casa del Joven Creador, y su objetivo es sensibilizar a todos los decisores sobre asuntos importantes de la cultura en Ciego de Ávila y en el país.

Las artes visuales tendrán un nuevo taller, pero esta vez, de fotografía. A equilibrium, del joven fotógrafo y escritor Lázaro Delgado Valencia, jefe de la sección de Literatura. Sus encuentros, con una frecuencia bimensual, tendrán como meta propiciar los conocimientos fotográficos y compositivos a todos los amantes de este arte.

Además de ser Lázaro su principal artífice, contará con la presencia de destacados exponentes de la fotografía hecha por jóvenes en toda la Isla. Por lo que pretenderá ser el espacio ideal donde la instrucción tendrá la hondura necesaria.

En confianza es la peña, también de pensamiento, que desde la sapiencia del joven periodista José Aleman Mesa, se realizará los últimos jueves de cada mes. Como invitados, entre otros según el tema a debatir, estarán los jóvenes de la Red de Articulación Juvenil. Se busca concientizar al público en la equidad social en tiempos de tanta complejidad.

Este año se retoma el taller de escritura creativa Brisa nueva, que creara el escritor y librero, Arlen Regueiro Mas, fallecido recientemente. Taller que siguió su vitalidad, en una segunda etapa, de la mano de Leo Buquet.

Así, los noveles inquietos rescatan este año, también, un suceso intervencionista cultural que viene de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y, ahora, con un nombre rejuvenecido, Tendedera joven.

Se trata de acercar la creación artística joven a los barrios menos favorecidos de la ciudad. Y hacer uso de tendederas para colgar obras de artes visuales, poemas, afiches. Al mismo tiempo, titiriteros, poetas, músicos, estarán interviniendo con sus obras para la comunidad.

Este suceso tendrá una incidencia bimensual y ya para el mes de marzo se prevé que arranque en la parte sur de la Ciudad de los Portales.

 

De esta manera se ha organizado la programación de la Casa del Joven Creador, que mantiene espacios ya tradicionales como las peñas Calibaneando (Debate y reflexión); D’Cine (Audiovisuales), Décima cuerda, recitales y conciertos (Música); Caminos a casa, Re-creo, Cuentan cantan tanto (Artes Escénicas); Con sabor a café (variedades).

Todo esto articulado desde el trabajo divulgativo en las redes sociales de Internet, por los medios tradicionales como la revista Ponle corazón, de la Televisión Avileña; secciones fijas en la programación de la emisora provincial Radio Surco; la creación de afiches, plegables y spots.

Por supuesto, en 2024 se realizarán las ediciones de eventos muy esperados como la Cruzada Cultural Siguiendo La Trocha, que llega a su aniversario 30; la XX edición de la Gira de poetas y trovadores Estrofa Nueva; Títeres al centro; los imprescindibles Juegos Florales; la Llave pública, de narrativa. Esta joven organización sigue pujando por crear y consolidar, desde el patio, el arte más contemporáneo.



D’Cine despide el 2023 con peña de animación

La peña D’Cine despidió el año cultural de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Ciego de Ávila, con un diálogo sobre la animación y la entrevista a dos jóvenes realizadores camagüeyanos.

Arletty White Morales, jefa de la Sección de Audiovisuales de esta organización, preparó un programa dedicado a la animación hecha en Cuba, con dos invitados especiales de la provincia de Camagüey: el joven realizador Keiter Castillo y el artista visual Yanier Vázquez. Ambos son artífices de la muestra pictórica Cerdos, que hoy se exhibe en la galería Nexus, de la AHS.

Muestra del story board del animado CerdosMuestra del story board del animado Cerdos en DCine, de la AHS

Se trata del story board realizado en el proceso de producción del animado de igual nombre, de la autoría de este binomio creador.

Con la proyección de dicho corto quedó en evidencia la buena salud de la animación hecha con productoras independientes.

Cerdos refleja un mundo imaginario, pero tangible, donde prima la lucha de clases y el ser humano es como una máquina de reunir inmundicias.

Antes de su proyección en el Café Barquito, ambos realizadores discursaron sobre las técnicas de animación empleadas y de los avatares en cada proyecto.

El history boardEl story board también puede ser una obra de arte digna de ser expuesta

Asimismo, ofrecieron un taller para la concreción de carpetas de trabajos previo a la búsqueda de financiamientos para los proyectos audiovisuales.

Hablaron, además, de como el Almacén de la Imagen, uno de los eventos más importantes de la AHS en Cuba, ha contribuido al desarrollo de la animación en Camagüey, y a potenciar el trabajo de los jóvenes realizadores.

 

La peña D’Cine ya lleva poco más de un año como espacio fijo en la Casa del Joven Creador, y su anfitriona pretende convertirlo en un evento para impulsar el quehacer cinematográfico de la Ciudad de los Portales.

El cierre del encuentro sirvió, además, para reconocer a Arletty White por haber obtenido la beca del audiovisual, El reino de este mundo, que otorga cada año la AHS nacional. Así quedará respaldada la producción de su animado, La pared, que podrá ser visto en esta misma sede.

 


Confluencia: Una mirada a la cultura avileña

Confluencia es un evento convocado por la Sociedad Cultural José Martí en Ciego de Ávila; un espacio en el que confluyen miradas diferentes, profundas, invitadoras a la reflexión acerca de los sucesos y procesos de la cultura.

Loable es la labor de Odalys M. Sánchez Méndez, presidenta de la filial avileña, que consigue aunar esfuerzos y motiva a muchos en el empeño de visibilizar el acervo martiano.

En esta ocasión de finales de diciembre, Confluencia se movió por distintos escenarios, siempre hallando mentes y cuerpos sanos para dialogar y establecer discursos que engrandecen la obra y los artistas.

La vimos por la Casa del Joven Creador, sede de la Asociación Hermanos Saíz (AHS); por la galería del Consejo Provincial de las Artes Visuales; por la “guarida” de la vanguardia artística de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC); y en la sala Abdala, habitáculo del guiñol Polichinela.

En el intercambio en la sede de la AHS avileña los participantes se vieron profundamente motivados y sus intervenciones fueron certeras. Así, Rafael González Álvarez, director de Polichinela, sostuvo críticas muy bien fundamentadas sobre el panorama teatral avileño y lo que se podría hacer en pos de reanimarlo. Además, del cuidado y conservación de todo lo que nos representa como cubanos.

Se puso en evidencia, en los casos de Liudmila Fonseca, ahora con membresía en la UNEAC, y Jorge Luis Neyra, miembro de honor de la AHS, que el audiovisual avileño necesita ir más por los caminos descolonizadores, e imbricar más a las nuevas generaciones de artistas para que defiendan la cubanía con seriedad y sentido ético.

Siempre dispuesta a compartir información, Odalys Sánchez le ofreció a Invasor los detalles de esta 12 edición del evento.

—Además de no dejar morir la sabiduría martiana, de enseñar y discursar sobre las cosas, ¿qué otros objetivos motivaron esta edición de Confluencia?

—Te puedo decir que homenajear a una entidad artística que cumplió su aniversario 60 de creado, como es el caso del guiñol Polichinela. A la memoria de Yosvany Abril Figueroa, que como siempre digo, y ustedes lo saben, para mí es el ángel negro del teatro avileño. Por todo lo que alumbró en la escena teatral en esta ciudad y sus aportes invaluables al desarrollo de las artes escénicas.

“En el marco de la puesta en escena de Bebé, se hizo un taller posterior a la función de esa versión que ellos han actualizado, y que trajo de vuelta, la obra martiana, pero aterrizada en esa cara de la cruda realidad en la que estamos viviendo, como lo es la emigración. Además, fíjate que esta convocatoria es para artistas y creadores, con la función de evaluar qué se hace y qué deseamos hacer para profundizar y concretar las acciones desde la cultura y el arte en el territorio, a tenor de la política cultural del país”.

— Una búsqueda de las insatisfacciones en este sector del arte y proponer solución a una buena parte de ellas…

—Así mismo. Tuvimos propuestas interesantes como la del arquitecto Hernando Hernández para la intervención en la plaza central, nuestro parque José Martí, las miradas de la arquitectura y la necesidad de salvar a la Ciudad de los Portales como patrimonio.

—¿Cuáles criterios se manejaron?

—Por ejemplo, se habló de que Holguín es la Ciudad de los Parques, Matanzas la de los Puentes, y a nadie se le ocurre derrumbar los parques y los puentes en esas ciudades, ¿verdad? Y entonces nosotros, la Ciudad de los Portales, tenemos bastantes derrumbes en portales. Ya es preocupante. Entonces, ahí hubo una crítica para aportar una solución de salvar eso que también nos identifica, porque, ¿qué le vamos a legar a los habitantes del siglo XXII si no hemos salvado el patrimonio del siglo XIX?

—Estoy pensando en los jóvenes artistas de la AHS, ¿qué les dirías?

—A los jóvenes de la Asociación Hermanos Saíz quiero agradecerles todo lo que ellos hacen desde la Casa del Joven Creador y en las nuevas plataformas de la comunicación. Que sigan teniendo ese liderazgo, también, en el mundo digital, en el mundo virtual, en los que saben ocupar los espacios para promocionar, divulgar y hacer labor de descolonización cultural.

 


Calibaneando en la AHS de Ciego de Ávila

Un miércoles a la hora que mataron a Lola, y en medio de un frugal apagón, se daba la peña Calibaneando en la Casa del Joven Creador, sede de la AHS en Ciego de Ávila. Pero más especificamente en el café Barquito, donde ni café pudimos degustar.

Esta es una peña que desde la creatividad de Miraima García, musicóloga, y Damián Betanzos, periodista y Miembro de Honor de la Asociación, se propone catapultar el debate cultural y darle agua al dominó de lo artístico con argumentos de peso.

Por eso, en esta tarde de septiembre, aunque la ausencia de Miraima por contratos laborales, se hizo sentir, se le dedicó por entero a desmembrar la realidad cultural de la ciudad de los portales.

El momento era más que oportuno para saber del pensamiento cultural de los tres invitados, delegados al 4to. Congreso de la AHS a celebrarse en el mes de noviembre. Santa Massiel Rueda, trovadora y presidenta de la organización avileña; Cleilys Aurora Benítez, músico y vicepresidenta; y José Ángel Guevara Tamarit, realizador audiovisual.

Desde la sinceridad oportuna de Damián, y con el carisma de los invitados, la peña fue discursiva y colmada de buenas intervenciones.

Aquello tenía la pinta de una asamblea provincial de miembros. Y con nada que envidiarle a los debates que se suscriben a un congreso. Aunque faltaban los que no debían faltar, los decisores, los de la cultura. Y una buena parte de la membresía.

Con parafraseos de nuestro Fidel, sobre el arte de la libertad y la invitación siempre oportuna de revisitar a los grande de la literatura cubana como José Martí y Fernández Retamar, la tarde se fue volviendo intensa.

Es importante entender que la peña quiere ser ese puente discursivo entre artistas y funcionarios de la cultura. Pero, por desgracia, no se ha logrado que la invitación pase al plano físico y lograr, así, la presencia de todos. Mas servirá para mucho que esa peña nunca muera.

Siempre se consigue que los miembros asistentes puedan transmitir sus ideas y opiniones, y los gestores de varias manifestaciones artísticas expresen más de una genialidad.

Peñas como esta hay que tomarlas en serio. No deberían faltar en la agenda de todo trabajador del sistema de la cultura porque se habla de lo mal hecho, de lo perfectible y hasta soluciones se escuchan, como tambores de guerra.

Se habla del papel del intelectual en la gestión cultural, en el mantenimiento de la sociedad, en la construcción de un país.

Se habla de las formas de defender la identidad del avileño, y de no permitir que la juventud sea el corcho a la merced de las tormentas.

Se habla y se respira cubanidad artística. Amor por la canción de autor, por las instituciones que tienen o deben intervenir en ese proceso arduo y bello que es el de generar saberes. También, de alguna forma, se empuja a un país.

Los jóvenes creadores de la AHS avileña están seriamente comprometidos con el arte y la cultura que son, que los identifica, y por las que son capaces de perder el sueño. Siempre ansían llegar a la meta suprema de todo creador: el público.

Se habla de la familia cubana como célula de la sociedad y que en estos momentos vive un desquebrajamiento más que visible y que, por ello, se corre el riesgo de perder el arte, de trascender culturalmente.

Se habla, también, de nuestros miembros, que han decidio marchar de Cuba para lograr sus sueños. Asunto que duele. Y preocupa.

Calibaneando, más que una peña, se podría volver como el coliseo para las soluciones, desde la juventud comprometida con el momento histórico que les toca vivir.



De compromiso y otros retos: asamblea de la AHS avileña

Qué firme tu esperanza.

José María Vitier

 

Una vez más, estoy en una Asamblea pre Congreso de la AHS en Ciego de Ávila. En esta ocasion no puedo dejar de sentirme un tanto insatisfecho con la misma, pues creo que el contenido fue repetitivo en alguna medida, respecto a su antecesora, y con solo algunas luces que brillaron en aquel cielo rejuvenecido y vital

Nos acompañan Liván Izquierdo Alonso, miembro del Comité Central del PCC, y primer secretario del partido en la provincia; Alfre Menéndez Pérez, Gobernador del territorio; Lizette Martínez Luzardo, directora de.politicas culturales del MINCULT; Juan Germán Jones Pedroso, director provincial de Cultura; la Uneac, la CTC, y otros.

Uno se queda mirando esta nueva ola de miembros de la AHS avileña, sin dejar de pensar en los que ya no están y que también hicieron lo suyo en el empeño de fundar y cambiar; de fundar y cambiar. Como parte de un proceso revolucionario que no descansa.

En este ambiente discursivo he pasado una buena parte de mi vida. Ahora, como Miembro de Honor, lo seguiré haciendo. Me preocupan demasiadas cosas dentro de esta organización y tiene que ver con:

 ➡ El concepto de Sentido de pertenencia.

 ➡ Amor a la Patria.

 ➡ Respeto a la cultura que somos.

Y me preocupación va por todos los miembros de la organización que andan desde afuera, y algunos desde adentro, también, queriendo confundir y destruir el honor de un país que ha querido hacer una revolución a toda costa, para el bien de todos.

La suerte, ahora mismo, nos coloca frente a un micrófono, para decir lo que pensamos de nuestra sociedad; soltar ese cúmulo de inquietudes propias, sobre los procesos culturales y de lo que creemos podríamos mejorar golpe a golpe, paso a paso.

Verdadero ejercicio de democracia donde la mayoría dice lo que la minoría debe anotar y corregir de un proceso que, a la larga y a la corta, es de todos.

Pero no todos entienden que se trata de expresarse, de ser coherentes con la historicidad en los debates que se iniciaron con la anterior asamblea hace ya cuatro años y que analizó a camisa quitada, una labor cultural deficiente en la Ciudad de los Portales.

En aquella ocasión el panorama era bien complejo. Y las críticas llovieron desde la vanguardia juvenil artística.

Ahora, al cabo de cuatro años, algo cambió y para bien, aunque esa transformación no haya podido ser todo lo profunda y constante que se necesitaba. Pero hay un cambio innegable. Me resulta penoso ver algunos miembros discursando sobre casi las mismas palabras de sus otroras intervenciones. Como si no tuvieran los pies bien puestos sobre la tierra.

Lo cierto es que sí se ha avanzado, pero no con toda precisión necesaria. Es cierto que hay chapucerías que corregir en la reparación de los teatros. Pero nadie está de brazos cruzados. Santa Massiel Rueda, la actual presidenta, señaló que «la preocupación mayor será cómo llenar una programación teatral una vez terminadas todas las obras». Y no le sobra razón.

Los ejemplos del avance están, sobre todo, en el orden creativo, como bien mencionara Rafael González, presidente nacional de la AHS. Pongo testigos: Arletty White Morales, la jefa de sección de Audiovisuales y Plástica, pidió espacios para la divulgación de cine y su apreciación. Hoy ya cuenta con varios sitios en el municipio de Morón y Ciego de Ávila para ello. José Guevara Tamarit también reclamaba espacios para divulgar su obra audiovisual, y ya está elaborando tertulias, creando documentales y haciendo, de Morón, una plaza del audiovisual diferente.

Otro tanto debo decir de Rainer Nodal y Yeinier Delgado, con el proyecto Décima cuerda, de repentismo infanto-juvenil, que tanto placer y orgullo le ha traído al territorio a nivel nacional.

Pero no dejo de reconocer que todos los discursos son importantes por muy desentonados que pudieran estar.

Una asamblea es el lugar ideal para que la comunicación cumpla sus objetivos esenciales que son informar, expresar emociones y, sobre todo, regular actitudes.

Por eso nos convocan aquí, a “puerta cerrada”, para decir lo que pensamos, como sabe hacer un artista, desde su ejemplo creador y sus inquietudes.

En ese tono respetuoso y franco, fue la crítica certera del escritor y artista visual Yasmany Rodríguez Alfaro sobre un «monstruoso» mural que dejaron a medio hacer en una pared lateral del cine Carmen, en el centro de la ciudad. Pero la respuesta a su planteamiento no llegó a tiempo, al menos, allí. Veremos qué nos depara el futuro

Propicia fue la jornada para despedir a los integrantes de la agrupación de hip hop, DCero, que ya cumplen la edad límite de la membresía de la AHS. Así como para pasar al proceso eleccionario donde fue ratificado el ejecutivo en pleno de esta Asociación que ha sabido hacer familia con su membresía y darlo todo, hasta los sueños, por una mejor expresión artística avileña.

Los escritores Yasmany Rodríguez Alfaro y Lioneski Buquet, fueron reconocidos en quorum por su entrega a la labor creadora, sumar eventos y contribuir al desarrollo cultural de esta urbe rica en poetas y portales.

De compromiso con el arte y la cultura, y otros retos, se trató en esta asamblea previa al IV Congreso de la organización, a celebrar en La Habana en el mes de octubre.