Vasily M. P.


Juventudes

Los ensue√Īos de la imaginaci√≥n no valen gran cosa cuando es preciso ejercitar el pensamiento.

José Martí.

Los jóvenes serán adictos a la irreverencia y ese acto de fe, los hará guerreros contra la hipocresía. Algo así, recuerdo, dijo Silvio Rodríguez en un documental que hace rato no revisito. Y creo en ello.

Por eso necesitan grandes ejemplos que seguir, para que terminen de formarse como seres de futuro bondadoso.

Y algo por el estilo parece decirnos en cada una de las páginas del libro Juventudes, de Luis Alberto Figueroa, y que me desvela hoy, sobre el pensamiento de Luis y Sergio Saíz Montes de Oca. Jóvenes de la vanguardia pre-revolucionaria.

Creadores por excelencia. No tan diferentes en pensamiento y asimilación de la cultura a lo jóvenes actuales que también pueden ser, y lo son en efecto, adictos al respeto por la tradición.

Pero ya desde una variante transgresora de la tradicional forma de ‚Äúrespeto‚Ä̬† y emergida desde el cari√Īo y el rompimiento¬† de los l√≠mites generacionales.

Ahora estaríamos hablando de la generación R, a decir de Carlos Freixas en su estudio Generación XX, Teorías sobre la juventud en la era contemporánea, cuando nos define:

                     Generación R (Rock)

¬ęEstos j√≥venes hablan otra lengua… que cada vez se diferencia m√°s de la que hablan el resto de los hablantes: la sociedad adolescente cada vez es m√°s fuerte en los suburbios de clase media (…) entre los padres se est√° extendiendo la sensaci√≥n que el mundo de los teenagers es un mundo aparte¬Ľ (Coleman, 1955).

Con la particularidad de que la juventud en Cuba es bastante especial, y se diferencia mucho de otras juventudes de cualquier época y otras latitudes.

Este es un libro publicado por Sed de Belleza en el a√Īo 2021. M√°s que una antolog√≠a, se trata de la presentaci√≥n al p√ļblico de apuntes, art√≠culos y lecturas comentadas de Luis y Sergio, perpetuados para la Historia de Cuba con la creaci√≥n en 1986, de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z que nos a√ļna en este tiempo.

Fecha importante. Aniversario 65 del asesinato de estos j√≥venes, y el cumplea√Īos 96 de nuestro l√≠der hist√≥rico Fidel Castro, y 36 aniversario de la creaci√≥n de la AHS.

Es un volumen que tiene todo el color de la juventud epocal. Sobre todo, esa juventud universitaria inmersa en la concatenación de hechos que desemboquen en una revolución totalitaria y justiciera. Una revolución martiana, con todos y para el bien de todos. Una revolución socialista.

Mas, libre y soberana no solo desde el concepto de Rep√ļblica, sino, tambi√©n, desde el adoctrinamiento pol√≠tico, y la independencia econ√≥mica. As√≠ lo plantean cada uno en su momento con una madurez que asombra. Y nosotros, los de ahora, nos damos cuenta de la vigencia de su pensar. De esa luz que tanto bien hace en la construcci√≥n del Hombre Nuevo.¬†

¬ŅEs el comunismo ruso o el imperialismo yanqui la salvaci√≥n de Am√©rica? Creemos que ni en una ni en otra doctrina encontrar√° Am√©rica el camino ancho que la llevar√° lejos y pronto.

Luis R. Saíz

De total inter√©s nos resultar√° la convicci√≥n de estos dos j√≥venes sobre el cambio total que deb√≠a ocurrir en la Cuba de finales de los a√Īos cincuenta, del pasado siglo. Y como deber√≠an plantearse las cosas en una nueva constituci√≥n de la rep√ļblica, con el antecedente de la constituci√≥n del 40.

Temas tan interesantes como el aborto, la educación, la producción y la economía, entre otros, marcan el juicio de estos artistas.

Pareciera escritos por jóvenes de esta generación.

foto: santa massiel

PROYECTO DE CONSTITUCI√ďN MUNICIPAL

La familia

(…)

  1. prohibido el aborto.
  2. a) Autorizado cuando peligra la madre.
  3. b) Amonestaci√≥n p√ļblica a los infringentes.

(…)

Y lo m√°s sorprendente, a mi juicio, es cuando nos encontramos a Sergio Sa√≠z que ense√Īa su propio proyecto de reforma agraria, tan so√Īada como posible en la actualidad y de la que no dudo su influencia de la Historia me absolver√°, un fiel espejo de los males de una √©poca.

POL√ćTICA AGRARIA

La tierra tiene que es cubana y se luchará por evitar lo contrario. En relación con los complejos problemas agrícolas cubanos se propone:

  1. Establecer un plan de reforma agraria eficaz.

Sergio Saíz.

Así también andamos en el pensamiento al desnudo de este joven desde sus apuntes de índole educativa, etapa tras etapa, y de la creación de la cátedra martiana. Asunto vigente en nuestros días y en el sistema educativo cubano.

Además, vemos apuntes y notas al margen que nos dejaron en disímiles libros, cada uno de los hermanos. Ahí están las saboreadas interpretaciones a Enrique Lumen, Luis Aranguieitan, Jacques Bainville, Mazzini y hasta Vladimir Ilich Lenin.

Las notas, discursos, artículos de Luis Rodolfo Saíz que abren este volumen de 125 páginas, son todo lo revolucionario, juvenil y de madurez absoluta que se pueda tener a tan poca edad.

Lo notamos no solo en el empleo de palabras de m√ļltiples significados, ideas muy bien asimiladas, sino, tambi√©n, en la sintaxis, presentaci√≥n de los teoremas y tesis, entre otros.¬† Y se nota, adem√°s, la pragmaticidad que dicho pensamiento profesa cuando trata de gestar a la revoluci√≥n libertaria y conseguir adeptos a su causa.

Es revelador la concepción de juventud que ambos hermanos profesan, y al que le atribuyen un rol preponderante, activo y reformador, en esta lucha generacional.

Recordemos que en el 1956 Luis se reincorpora al Movimiento 26 de julio y era el coordinador municipal; Sergio era el jefe de acción y sabotaje.

Y hay mucho m√°s para atraparnos en la filosof√≠a, el ideario, el pragmatismo de estos hermanos que fueron asesinados est√ļpidamente por una tiran√≠a que no consigui√≥ m√°s que elevarlos a la categor√≠a de m√°rtires, hijos predilectos de generaciones futuras. Aunque nos haya arrebatados sus vidas tan tempranamente.

Aquí también subyace la convicción martiana de ambos jóvenes que han de morir de cara al sol.

Con un hermoso pr√≥logo del genial Abel Prieto, donde se cuenta una simp√°tica an√©cdota con el protagonismo de Sergio y del propio Abel, ha de humanizarse a√ļn m√°s las figuras de Luis y Sergio, para siempre enlazados con la Historia de Cuba.

La editorial Sed de Belleza, insigne en el panorama literario y art√≠stico de la juventud vanguardista¬† revolucionaria, tuvo a bien la publicaci√≥n de este ejemplar de la mano del escritor y compilador Luis Alberto Figueroa, pinare√Īo con una vasta obra al servicio de la cultura cubana.

Este ejemplar, que no está exento de erratas que no terminan por manchar su honor, debería estar en las manos de todo miembro de nuestra querida organización. Además de la obra puramente literaria de los hermanos Saíz. Debería ser leído, saboreado, degustado, porque será como compartir un regalo hermoso que vuelve más hermosos a los mártires de la patria.

Los jóvenes podrán ser adictos a la irreverencia, pero este libro hará que caigan rendidos a los pies del más humano ejemplo de convicción martiana y revolucionaria.



La importancia de llamarse Todo x el arte

LO √öLTIMO SER√Ā LO PRIMERO

Con la voluntariedad que caracteriza a Yoanys Soriano Cabrera (miembro de Honor de la AHS); con el impulso y el aché, más la contaminante motivación de la AHS canalizados en el binomio Santa Massiel Rueda y Cleilys Aurora Benítez; con el mismo espíritu creativo de nuestra juventud, hoy y siempre, en la sangre de los productores, promotores, director, sonidistas, de la Casa del Joven Creador, se cierran las cortinas de la edición XIV de Todo X el Arte este 17 de octubre.

La noche es mágica desde su inicio. Nos visitaría Livan Izquierdo Alonso, primer secretario del  PCC en la provincia, y Tomás Alexis Martín Venegas, gobernador, más otros funcionarios. 

Había fluido eléctrico.

Había más de un motivo para estar felices, para consagrar la virtud de ser artistas jóvenes de la vanguardia en el territorio. Había libertad para honrar lo que nos honra: la libertad de alma clara.

El patio de la Casa queda abordado enseguida. Las caras jóvenes están en abundancia y eso reconforta.

Se hizo la oscuridad cuando ya todos pensábamos en un apagón. Pero el comienzo de Yanoski Suárez, de Santiago de Cuba, con su danza multi espacial nos hizo volar con cada paso. Hermoso, cargado de emociones, cuerpo tenso que nos dice que el arte salva y que no detiene su creatividad.

Caminos teatro, que dirige el amigo Juan Germ√°n Jones, hizo gala de su poder declamativo y nos regal√≥ el poema que nos inspira a seguir amando, cultivando ese sentimiento necesario y que arma o desarma a la humanidad. En tiempos complejos como los que vivimos, amar pudiera ser la √ļnica salida al tedio, a la sinraz√≥n.

Y también el arte. También la AHS. También Cuba.

Después, Santa Massiel Rueda y Motivos Personales llenaron al auditorio de más cubanidad sin pedantería. Los acordes de Conga pa ti, arrancaron recuerdos e hicieron mover rítmicamente nuestras manos. Ya estábamos en sintonía.

Cuando subieron al proscenio los trovadores de Santa Clara, Leonardo Garc√≠a y Michel Portela, la noche bat√≠a alas hasta el porvenir y regresaba pre√Īada de anhelos y positivismos. Porque las canciones de Leo suelen ser melanc√≥licas, pero son constructivas, reconfortantes. Y Michel tiene el don de hacernos separar el alma del cuerpo sin perder la esencia.

Llega el momento de rendirle tributo a un maestro de la escena teatral avile√Īa, √ďliver de Jes√ļs, director de la compa√Ī√≠a Teatro Primero, cumplea√Īera en sus 33 primaveras.

As√≠ se pas√≥ a los reconocimientos a Yoanys Soriano por sus 25 a√Īos de vida art√≠stica. A la brigada Jos√© Mart√≠ en su 18 cumplea√Īos. A la propia AHS en sus 36, y de las manos del primer secretario y del gobernador.

No se está solo cuando se trata de reconocer el papel desarrollador de la AHS en el territorio, y su química para hacer estallar los espacios infructuosos.

36 a√Īos batallando por la conquista de un mejor ma√Īana creativo.

36 a√Īos como 36 pelda√Īos de arte joven y de vanguardia.

Entonces se agradece, en la clara y n√≠tida voz de Santa Massiel, el acompa√Īamiento de las instituciones del sistema de la Cultura, el Libro, el consejo de las Artes Esc√©nicas y el de las Artes Visuales, Cultura municipal, la M√ļsica, la Casa de la trova que se convirti√≥ en el epicentro de las actividades en estas jornadas de Todo x el Arte.

A prop√≥sito del D√≠a de la Cultura cubana, le o√≠mos al joven estudiante de viol√≠n en la escuela de arte √Ďola Sahig, Samuel Cabrera Rueda, La Bayamesa. Y todas las palmas, en cerrada ovaci√≥n, dijeron lo mismo: ¬°Bravo!

La cultura cubana es la forma en que hacemos patria, tambi√©n. Y nos llega con el sabor del primer caf√© del d√≠a, y con el √ļltimo grano de arroz al acostarnos. La patria se reconstruye, adem√°s, desde nuestro arte juvenil y con terciopelo.

El arte es la patria de todos los cubanos.

M√°s que un caim√°n dormido, es un caim√°n en tropel que no esconde la cabeza ni se amedentra. Reconstruye y sana. Acepta y abraza.

¬°VAMOS A ANDAR CON EL ARTE!

No hubo manera de parar al arte. No, ni se intent√≥ siquiera. Con fluido el√©ctrico o sin √©l. Con lluvia torrencial y con alg√ļn que otro desajuste. No se detuvo.

No nos amedrentaron las propuestas no consumadas. Las ausencias indeseadas.

Le pregunto al equipo realizador de estas jornadas Todo x el arte que concluye su vida √ļtil, pero no se extingue, si fueron colmados los objetivos y expectativas de esta XIV edici√≥n.

Dice Yoanys Soriano Cabrera, gestora del evento:

Estoy feliz de lograr cada objetivo. Se consigui√≥ agrupar varias manifestaciones del arte, despu√©s de dos a√Īos de pandemia.

Alejandro Qui√Īones, actor, vicepresidente de la AHS avile√Īa, opina:

Básicamente los objetivos artísticos se cumplieron. Los logísticos, no tanto, por los problemas que sabemos, la electricidad, combustible, etc. Lo esencial es que pudimos llegar a esas comunidades como Santo Tomás, y otras; a las escuelas primarias a las que siempre se accede en eventos como este.

Arlenys Pardo Pérez, comunicadora, promotora de la Casa del Joven Creador, nos comenta:

El principal objetivo era el encuentro Juventud y Experiencia. Regresar y recordar las ediciones pasadas del evento. Y eso se cumplió.

Cleilys Aurora Ben√≠tez Castro, m√ļsica, vicepresidenta de la AHS avile√Īa:

Cumplimos los objetivos. Y los que no, pues quedaron como asignaturas pendientes. Ah√≠ est√°n grabadas las caras del p√ļblico en cada actividad. Eso lo dice todo.

Santa Massiel Rueda, m√ļsica y presidenta de esta instituci√≥n que re√ļne a la joven vanguardia, sentencia que el arte no para, no puede parar.

Soy de los que creen que cuando se hacen eventos que ponen feliz a mucha gente se ha cumplido el objetivo primigenio. Porque la felicidad también es asunto del arte. Y es su deber reconfortar.

En esta XIV edición del Todo x el arte, no se le perdió pies ni pisada a la felicidad del prójimo.

Las caritas risue√Īas de los ni√Īos de las escuelas primarias a las que se les llev√≥ el mejor producto art√≠stico del Gui√Īol Polichinela, son testigos del deber cumplido.

El aplauso de los espectadores ante cada intervención danzaria de Yanoski Suárez de Santiago de Cuba fue antídoto contra la chapucería social.

El reconocimiento a la consagraci√≥n de los primigenios miembros de la AHS en Ciego de √Āvila, qued√≥ convertido en rotundo abrazo.

Los conciertos de Nelson Valdés, Ariel Barreiros, Leo García, Michel Portela y Motivos Personales, fueron sentido pésame a la desunión y a la cobardía. El aceptar de todo lo posible. El asumir el fuego que transforma para bien aquello que trastoca la alegría.

La trova tuvo, también, su mesa de análisis y discusión en el museo de historia. Y se homenajeó al Movimiento de la Nueva Trova en su 50 aniversario con las cantatas de Héctor Luis de Posada y Richard Gómez de Las Tunas.

Ejemplarmente, la presencia de Larry Morales puso en alto a la Fundación Nicolás Guillén en su aporte en pos de la trova.

Cada caf√©, vino, ron y hasta el t√© de los consabidos abrazos, tra√≠dos por un TCP desde Camag√ľey, fueron ung√ľento contra par√°sitos y moribundos.

La poesía hizo zafra. La poesía unió a las almas. La poesía no permitió que los espacios quedaran desolados.

La Luz y ediciones √Ācana vendieron sus esencias literarias convertidas en libros, hermosas y pertinentes.

Hubo presentación de cortos audiovisuales que produjera Yoanys Soriano a lo largo de su fructífera carrera. Hubo recuerdos hermosos.

Hubo aplausos.

Y después, hubo más aplausos.

En cada jornada desde el 13 y hasta el 17 de octubre, los avile√Īos pudieron anotar que Todo x el arte sigue siendo el suceso cultural que a√ļna y prepara el porvenir. ¬ŅSer√° su despedida para entrar a dormir el sue√Īo de los eternos? ¬ŅHabr√° futuras ediciones? Esperemos, por el bien de nuestro arte, que las respuestas sean positivas.



No ser√° de las vacas la culpa

¬ŅEl arte es para entenderlo o no?

Israel Castellanos León

 

Confieso mi total ignorancia. La insensibilidad artística que cubre los sentidos físicos que me fueron dados.

Lo hago en la galer√≠a de arte Ra√ļl Mart√≠nez de Ciego de √Āvila, en silencio, apenas avergonzado, ante la expo personal de Jeosviel Abstengo, Cuesco cow (drawing), quien fuera miembro de la AHS y ahora, de la Uneac.

No tengo justificaciones. Solo soy lo que he podido construir en mi inamovilidad espiritual de cara a estos dibujos de 56 centímetros por 76, y realizados a grafito.

Ninguna sensación percibo a pesar de tenerlos tan cerca, olerlos, casi palparlos a través del vidrio. Estoy flotando en una nada existencial donde no consigo aterrizar para armarme un discurso más allá de lo que el Papi quiso decirnos con su obra.

Saboreo una y otra vez el título con el deseo de degustar alguna pista. Pero solo huesos (cuesco) y vacas (cow) es lo que consigo. Y de vacas ya están pobladas las paredes de esta galería. Impávidas y resueltas a dejarme mustio.

No es obligado el acto de desentra√Īar significados y encontrar lecturas. Ya lo dijo Israel Castellanos Le√≥n en una columna del peri√≥dico Juventud Rebelde de 2002, Recepci√≥n del arte: ‚Äúel arte s√≠ es para entenderlo; pero no hay que entenderlo‚ÄĚ.

Lo que m√°s me aterra es que s√© que el Papi nos deja, aqu√≠, un mensaje importante m√°s all√° de su confesi√≥n¬† al peri√≥dico Invasor: ‚Äúla vaca puede interpretarse como s√≠mbolo de poder, mientras m√°s cabezas de ganado, mayor riqueza. Los dibujos modelan superficialidades y pieles, adem√°s, forman parte de una serie de 70 piezas en la que trabajo desde hace dos a√Īos‚ÄĚ. Desentra√Īar modos y mensajes en las obras de arte siempre ha sido mi anhelo. Por ello escribo.

 

No todo acaba aquí, de lo contrario, la obra en cuestión sería baladí. Porque no empieza en este muestra, ya lo dijo el propio autor. Porque emplear tiempo y recursos en la realización de cada una de las piezas tiene que ser necesariamente una necesidad. No un simple acto mecánico de mover la mano y escalar y reproducir objetos.

La cosa también está en dotar de significados a esas ilustraciones. Y que, después, puedan significar algo para quien las revele. Es un juego, pero un juego comunicacional.

Sigo confesando mi incapacidad intelectual para redescubrir los argumentos o lecturas de una obra de arte en cualesquiera de las expresiones artísticas.

 

En las expo de Jeosviel, casi las he visto todas, juega con la polisemia y su propia concepción del mundo, sin dejar de ser crítico voraz. A veces con razón, a veces como un rebelde sin causa.

Es polémico. En ocasiones, sin misericordia.

Siempre he sido discursivo con él. Desde que lo conozco. Y su obra es grande y la admiro hasta con los ojos cerrados.

A pesar de tenerlo a solo unos metros de m√≠, de poder lanzarle un S.O.S. que me salve de la verg√ľenza que soy, no lo hago. Y me permito seguir flotando de cuadro en cuadro. Como un zombie a quien le han comido el cerebro.

Trato de asirme a alg√ļn recurso, a alguna de las im√°genes, un¬† n√ļmero, algo que me ayude que chispear la emoci√≥n y empezar a vivir esto que veo.

Reviso los trazos sobre cartulina, los claroscuros que apenas existen. Todo me confirma lo que ya sé, el Papi es un buen dibujante y lo del dibujo a líneas se le da bien. Sobre todo porque no sigue las pautas de la academia. Y sus rellenos son espontáneos, libres, resueltos a solo conquistar un espacio y no a atribuirles de una falsa tridimensionalidad a una imagen 2D.

Por supuesto, también da volumen y dibuja como todo un académico, para no perder el estilo, para mantener la forma.

Sus vacas parecen echas en litografía no solo por la textura, sino, también, por la casi homogeneidad en su realización. Copias de copias de copias. Como si ninguna fuera la original. Como si todas fueran la misma vaca. No importa que estén mutiladas o no.

Y creo que en esas mutilaciones reside la esencia de este trabajo. Porque no son mutiladas por la divinidad ni por naturalidad, sino, m√°s bien, por la naturaleza desesperada de los matarifes. Aunque eso no queda claro. En parte alguna se hace referencia a los nigromantes y homicidas.

Cada dibujo presenta un hermoso dise√Īo en su composici√≥n. Desprovistos de cualquier otro recurso que no sea el blanco de la hoja, el color negro del grafito, m√°s algunas figuras geom√©tricas que ornamenta, cada pieza resulta agradable a la vista. Tanto as√≠ que invitan a decorar con ellas cualquier habitaci√≥n de nuestra casa o un inmueble tur√≠stico.

Y es habitual en este artista el empleo de la virtualidad en la web como complemento. Por ello se aferra al Non-Fungible Taken, y sus piezas encriptadas. Juega con ello y te ofrece hasta el mercado digital para que accedas a alguna de ella. Claro, antes de navegar por el sitio que te muestra, opensea.io, hay que usar VPN o proxysite. Y ya eso podr√≠a ser impedimento en el espectador promedio. ¬ŅCu√°nta informaci√≥n aleda√Īa o vital no estar√≠a acumulada all√≠ para la total comprensi√≥n de esta exposici√≥n personal?

Y ya que la he visitado, puedo decir que nada me aporta. Sigo incólume a la comprensión y el disfrute.

Pareciera que las rumiantes nunca han sido animales que despiertan alg√ļn tipo de emoci√≥n en m√≠. O que no las valoro en su justa nobleza, en su posici√≥n jer√°rquica como animales de culto.

Más me ha emocionado las cuatro vacas destrozadas por el tren que cubre la ruta Santiago-Habana, y que presencié no hace mucho, a los lados de las líneas férreas a la entrada de Matanzas.

Esta expo no me devolvió a ese momento. Lo hago ahora por un simple ejercicio del juicio y la razón.

Extra√Īo o fascinante el asunto de los significados y los significantes. Lo que es para unos, no lo es tanto para otros. Y viceversa. Depende de las subjetividades, la historia personal. Depende de tantas cosas.



Para encender el alma

Las cualidades morales suben de precio cuando est√°n realizadas por las cualidades inteligentes.

José Martí

 

Frente a un p√ļblico juvenil, trabajadores de la Casa del Joven Creador y artistas, se llev√≥ a cabo la √ļltima de las jornadas de conversatorios sobre la c√©lula fundamental de la sociedad, a prop√≥sito del nuevo C√≥digo de las familias a refrendarse este 25 de septiembre.

El anfitrión y creador del suceso, José Alemán Mesa, periodista, tuvo a bien realizar el espacio de una manera amena y con especialistas en el tema.

En esta √ļltima ma√Īana de conversar y aprender, como es ya habitual en la sede de la vanguardia art√≠stica y juvenil, nos toc√≥ o√≠r y aplaudir al psic√≥logo Danis Rodr√≠guez Ceballos.

Su charla no pudo ser m√°s din√°mica.

Todos estábamos dispuestos en el orden más formal de los auditorios. Y Danis nos hizo ponernos de pie para realizar una dinámica de círculo humano, preguntas y proyecciones. Entrábamos en situación. Nos aclimatábamos para la exposición de un tema tan discursivo como necesario.

En el ejercicio, allí de pie, se puso de manifiesto la estructura y conformación de la familia cubana. Sus complejidades y características. Sus cualidades más visibles. Todo muy sintetizado. Más de lo que se aprende en una clase, dentro de un aula, y de una manera más que motivadora.

Acto seguido, José Alemán y Danis Rodríguez pusieron manos a la obra y el conversatorio comenzó ya con esa parte introductoria que benefició a todos.

El espíritu de la juventud creadora inundaba todos los espacios. Y era bueno estar ahí. Era para agradecerlo porque no era más de lo mismo. Para nada.

En tiempos tan complejos como en los que vivimos, explicar y con lujos de detalles siempre será la mejor opción. Sobre todo, cuando queremos que la gente entienda lo que es necesario entender.

Y eso estaba pasando en esta ma√Īana.

Danis contin√ļa explicando sobre la naturaleza altruista e inclusiva de este nuevo C√≥digo, y su voz poderosa, comunicativa, nos envolv√≠a para desear seguir escuch√°ndolo. Habl√≥ con fluidez y con palabras de alcance global. Pudo emplear t√©rminos cient√≠ficos, construcciones gramaticales diferentes, l√©xico le sobra, pero prefiere que se le entienda y que, por sobre todas las cosas, se comprenda lo que en esencia quiere decirnos el C√≥digo.

Puso ejemplos de sus propias experiencias y de amistades muy allegadas cuando necesitó ejemplificar sobre la Patria Potestad, la toma de decisiones, control parental, la autonomía progresiva, entre otros temas.

Todo de una manera muy visual, en concordancia con el método de Stanislavski, de actuación: me imagino la palabra antes de decirla y cuando la lanzo al aire, todos podrán  ver el objeto que nombro.

Danis es un verdadero maestro a la hora de dirigirse al p√ļblico porque sabe d√≥nde poner el verbo, el adjetivo; c√≥mo matizar una frase para que surta efecto inmediato en el oyente y lograr el objetivo.

Se enciende el alma.

Danis es un conversador por excelencia que predica con el ejemplo su amor por la educación.

Una hora y media bastó para que todos tuvieran una idea más clara de este nuevo Código que él mismo ayudó a confeccionar, como todos, en alguna de las dos etapas que ha tenido. Primero, cuando se estaba actualizando el vigente; y segundo, a la hora de exponer sus criterios en los distintos espacios creados para ello.

La ma√Īana avanz√≥ irremediable hacia el final de un encuentro que ya era memorable. Los all√≠ presentes mostraban su cara de satisfacci√≥n. Hab√≠an entendido. Era lo importante. Hab√≠an entendido de qu√© va el C√≥digo.

Estas jornadas de conversatorios, que organizara con tremendo tesón el también secretario ejecutivo de la Casa del Joven Creador, José Alemán Mesa, tuvo otros dos momentos anteriores con especialistas también de lujo, como la psicóloga Katia Roldán Contreras, que le dedicó espacio al estudio de la infancia y las juventudes.

Katia, de alguna manera, se ha especializado en el trabajo con j√≥venes y ni√Īos. Sus clases en la universidad de Ciego de √Āvila est√°n siempre dinamizadas con recursos motivacionales y un contenido que se digiere de manera espont√°nea y sin obst√°culos. Porque, adem√°s, es una excelente comunicadora. Y eso, vale por dos.

El abogado Edelso Pérez Fleites, presidente de la Unión de Juristas de Cuba, en un segundo conversatorio sobre el adulto mayor, sus derechos; y sobre la convivencia familiar. Asuntos medulares en toda agrupación social. Pero desde la óptica del nuevo Código de las familias.

Una conclusión sacamos todos los presentes: es genial que la AHS se preste para momentos de aprendizaje como estos. Está en su línea de vanguardia. Y a tono con lo que le corresponde como organización artística que aglutina a todos los jóvenes de buena voluntad.



Descansa en paz José Rolando Rivero

Pareciera que la muerte se ha ensa√Īado con la cultura en Ciego de √Āvila. Y m√°s con los miembros de Honor de la AHS.

En estos tres a√Īos nos ha quitado m√°s hijos ilustres que los que podemos darnos el lujo de perder.

Entre los que se nos han ido de la isla, para disfrutar de otras economías, y los que han pasado a mejor o peor vida, se reciente el vacío intelectual que van dejando a su paso.

No hace ni un mes que perdimos al poeta, librero, promotor cultural, miembro de la Uneac y de Honor de la AHS, Arlen Regueiro Mas. Apenas nos estamos quitando esa angustia. Y ya sobreviene otra, m√°s sorpresiva, tan dolorosa.

Pareciera que la muerte nos quiere arrebatar a todos los que le han puesto luz, color, sonido, letras, a esta ciudad de los portales y los poetas.

Ya extra√Īaremos al poeta, narrador, artista visual, maestro de muchos, dise√Īador, mel√≥mano, cin√©filo, taciturno‚Ķ Jos√© Rolando Rivero.

Son muchos los que le debemos un consejo a tiempo, un chiste, una crítica mordaz, un pescozón intelectual, una taza de té, la lectura de un buen libro o la grata conversación sobre cualquier película.

En mi caso, le debo lo que me supo ense√Īar en cuanto al dise√Īo de libros y revistas por all√° por el 1997, cuando √©l era el dise√Īador de Ediciones √Āvila e intentaba llevar a cabo el sue√Īo de la revista Videncia. Comenz√≥ a darme un norte sobre cuestiones de dise√Īo. Y aprend√≠ tanto, que al fin que me dedico al dise√Īo de todo tipo.

Siempre fue perspicaz y, cual arma de doble filo, te hablaba en tonos muy matizados en dependencia de cómo se sentía o lo que pensaba que merecía su interlocutor.

Conmigo tuvo palabras felices, palabras soeces; pero sus ense√Īanzas estaban por encima de todo.

Tengo la dicha de ser de los primeros en leer sus primeras narraciones. Textos breves que me parecieron muy bien y que nunca les vi un destino final. Me habl√≥ de un libro que iba a conformar con ellos. Pero ahora mismo no s√© si lo so√Ī√©.

Su tono de voz era confesional. Y el recuerdo de sus largas conversaciones a√ļn persiste. Es como si lo tuviera a mi lado. Como si no se hubiese ido. Aunque ya no eramos tan asiduos, hubo un tiempo que √©ramos bastante inseparables, siempre tuve ansias de verlo y que me sacara de dudas sobre cualquier asunto.

No olvido las veces que lloré en su hombro cuando alguna novia se convertía en tormento, espina, herida sangrante.

Cuando lo propusimos como Miembro de Honor de la AHS, pensé que era el que más lo merecía. Porque ayudaba en todo lo que tuviera que ver con la organización. Si a alguien se le ocurría un evento o un espacio promocional, ahí estaba él como el más entusiasta, participativo y locuaz. Se volvió el centro de cada suceso.

As√≠ continu√≥ y llev√≥ a planos hermosos el Espacio Cero de artes pl√°sticas que hab√≠amos creado en la presidencia de Natacha Cabrera. Y de ah√≠ salieron excelentes momentos visuales en toda la ciudad, a√Īo 2005, con las √ļltimas tendencias del arte visual¬† y que inclu√≠an performances e instalaciones p√ļblicas. Ciego de √Āvila se empezaba a vivir de esas tendencias. Y Roly fue uno de sus cabecillas.

Al mudarnos para la actual y definitiva Casa del Joven Creador, se pens√≥ en una galaer√≠a llamada Nexos, y el nombre de Roly para su direcci√≥n vino casi por inercia. Aunque no vio sus sue√Īos totalmente realizados en ella. Y es una pena.

Ya desde el claustro de la academia de Artes Pl√°sticas avile√Īa supo revolucionar todo ese mundo creativo y, como frutos, entre tantos, pueden verse los graduados con t√≠tulos de Oro Naivys P√©rez y Lainier D√≠az.

Pero muchos otros artistas jóvenes quedaron impregnados de su gracia y talento convocante. Muchos que ahora mismo están a la vanguardia del arte visual.

En la editorial √Āvila, a la que volvi√≥ a√Īos despu√©s, como editor y editor jefe de la revista Videncia, su legado se mantendr√° intacto. Su tes√≥n y su sentido de pertenencia son meritorios y, de seguro, echar√° ra√≠ces.

Muchas fueron las espacios laborales en los que dej√≥ su impronta, el taller de confecci√≥n y enseres menores de la industria b√°sica, los consejos provinciales de las Artes Pl√°sticas y de las Artes Esc√©nicas, la Casa del Joven Creador, ediciones √Āvila, la revista Videncia, as√≠ como la Academia de Artes Pl√°sticas.

Cada uno tiene algo de sí y, a su debido tiempo, podrá contar la historia de José Rolando Rivero, el poeta, el amigo.

En los perfiles de Facebook algunos de sus amigos le han dejado sus palabras:

 

VIRGINIO MEN√ČNDEZ MORO

De luto la Cultura Avile√Īa. Nos dej√≥ f√≠sicamente Jose Rolando Rivero ( Jose). Escritor, dramaturgo, artista pl√°stico, cr√≠tico y maestro de varias generaciones que de seguro hoy est√°n consternados. Fundador de dos de las etapas de Videncia. Hombre de luz y enamorado permanente de las artes, amigo de sus amigos. Miembro de la UNEAC y de Honor de nuestra AHS. Sin dudas una sensible p√©rdida que muchos no aceptamos pues parece inexplicable. Me consuela sabre que siempre nos acompa√Īar√° su espiritu creativo, su pasi√≥n e inteligencia. Mis condolencias a familiares y amigos. Que en gloria est√©.



Confesionales motivos

Tambi√©n las canciones de autor mienten, porque es de humanos, y de trovadores. A veces para bien, otras para mal. Pero mienten. Pongo el ejemplo de esta pe√Īa de Santa Massiel Rueda y Motivos Personales en el primer d√≠a de septiembre del a√Īo en curso.

No era de madrugada, si no, las cinco de una de las tardes m√°s calurosas del mundo. No hab√≠a fluido el√©ctrico, mas las voces y liras tuvieron el protagonismo necesario. Y gracias al respeto del p√ļblico, que pareciera reaparecer luego de dos a√Īos y algo de pandemia, no se necesit√≥ alcohol para que la trova fuera como las aguas del r√≠o que corren hacia el mar o hacia a puerta de tu casa.

Nadie se trabó a la entrada ni a la salida.

Hubo tragos después, cuando ya la alegría era el nido para nuestros corazones que empollaban el amor y la melancolía. Como debe ser. Los tragos más caros del mundo, verbigracia, un vaso con vino costaba lo mismo que una botella con el preciado líquido, pero en otro sitio.

¡Más increíble que tener los ojos color esperanza o de miel! Como no debe ser.

Pero se hizo la canci√≥n, y la candidez de Massiel, a viva voz, era el ‚Äúamigo‚ÄĚ necesario para la mejor de las confesiones. La trova tiene el don de acompa√Īar a los que tienen sed de confesiones o desahogos. Y en esta pe√Īa, sobran los motivos para confesarse.

foto: michel guerra martin

Y es que su anfitriona sabe comunicar. Aparece ante el micrófono, segundos antes de decir algo, y ya sus ojos comunican, crean el puente, sostienen la mano de quien necesite el sostén seguro.

También su pareja de banda, Cleilys Aurora Benítez Castro, quien desde la percusión te ofrece una sonrisa halagadora, es responsable del confort y de la puesta en escena.

As√≠ es f√°cil asistir a ese encuentro semanal, en la recientemente reinaugurada Casa de la trova Miguel √Āngel Luna, de Ciego de √Āvila, una ciudad famosa por sus portales y por los poetas que la habitan.

De la mano de Roberto Carlos de Armas D√≠az, joven escritor y miembro de la secci√≥n de Literatura de la AHS, qued√≥ presentado y vendido, el libro Pancho C√©spedes: sue√Īos que cuestan vidas, como parte de la secci√≥n Los motivos del poeta. Un cancionero necesario que Ediciones La Luz nos pone al alcance de todos, con fragmentos de entrevistas a Pancho, partituras de sus canciones y, por supuesto, su poemas mel√≥dicos.

Como en otros encuentros, Massiel concibe su espacio desde un tema central que pareciera hilvanar la sucesión de los momentos y canciones. Así se le ha dedicado el espacio a varias figuras de la cultura cubana, aunque no se trata de biografiarlo. Se le alude, se le rinde tributo en la sección Pa tu consumo, y la cosa fluye de manera casi mágica.

En esta oportunidad, Roberto Carlos De Armas le dedic√≥ atenci√≥n a una figura distintiva de la m√ļsica de concierto cubana, el paganini negro, como se le conoc√≠a al gran Brindis de Salas (1852-1911), violinista impetuoso. Y se hizo de manera din√°mica, con pregunta y una rifa que surtieron efecto entre el p√ļblico.

Tambi√©n se pens√≥ en Francisco C√©spedes, ese cantautor cubano que tanto nos ha puesto a so√Īar y amar, con sus poemas y canciones de amor, desde la cuerda de un jazz amanecido y febril.

El p√ļblico asistente no era tan numeroso como en otras oportunidades, pero era juvenil. Aqu√≠ es cuando uno que ya peina canas empieza a echarle de menos a los ‚Äúviejitos‚ÄĚ habituales en este recinto, con sus sonrisas y deseos de vivir.

foto: michel guerra martin

Pero tiempo al tiempo. La casa comienza un camino de reanimación que será lento y largo.

Un invitado especial tuvo la pe√Īa desde la provincia de Camag√ľey, Juan Pablo Palmero, con su voz fuerte, profunda, su cuerpo casi fantasmal de lo tan flaco, y la lucida timidez que lo llevaba a entrecortar sus frases en proscenio, y hacer chistes de manera casi silenciosa.

Canciones suyas inundaron el recinto de manera natural, espont√°nea con reminiscencias a Nino Bravo. Melod√≠as que ten√≠an de Serrat, y de Al√≠ Primera, ba√Īaban el rostro de todos. Y gust√≥. Ya para este 2 de septiembre tendremos la oportunidad de o√≠rlo, a plenitud, en un concierto en la Casa del Joven Creador, a las nueve de la noche.

Uno de los momentos de m√°s impacto en esta edici√≥n de la pe√Īa fue cuando Massiel anunci√≥ la canci√≥n siguiente y cont√≥ su g√©nesis. Era un poema de lsu madre Deisy Moreno G√≥mez, ahora convertido en bolero. ‚ÄúEl bolero de mami‚ÄĚ (t√≠tulo en construcci√≥n), nos dijo, y lo cant√≥ de manera hermosa.

Creo, entonces, que el bolero se le da a Santa Massiel. Podría ser de cosecha fácil en su repertorio. Si se le antoja.

No hizo falta la corriente eléctrica para que la melodía se pegara a nuestros oídos y nos llevara a volar por el recuerdo de esos amores perdidos, como todo buen bolero. La guitarra no se oía todo lo alto que merecía, pero se sintió y estaba siendo bien ejecutada. Ambas manos. Todas sus cuerdas. Cualquier alma vibra con semejante interpretación.

Siguió la tarde.

El boletín promocional Artefacto, de manera impresa, fue presentado por el periodista y Miembro de Honor de la AHS, Damián Betanzos Hernández. Y se le brindó el honor correspondiente porque era dedicado a la figura de nuestro  desaparecido físicamente, poeta y librero Arlen Regueiro Mas (1972-2022).

Este es un suelto que recoge las actividades que propone la Casa del Joven Creador desde cada una de sus secciones, y con el empe√Īo de llegar a todos y tributar al desarrollo cultural del territorio.

Una publicaci√≥n dual, que tambi√©n cohabita de manera digital y tiene el poder de ser estable y necesario. As√≠ lo dej√≥ en claro el periodista. Y as√≠ pareciera asumirse entre las instituciones de la cultura avile√Īa. Porque la AHS, desde hace bastante tiempo, est√° dando el ejemplo claro de c√≥mo hacer mejor las cosas en materia cultural.

Las canciones que acompa√Īaron el suceso fueron amplias en la cancion√≠stica, desde Nicol√°s hasta Benny Mor√©, y Motivos Personales estuvo a la altura de la estancia, del momento, de sus invitados. Como magn√≠fico anfitri√≥n, la banda logra fusionarse en un abrazo de cofrad√≠a y respeto, a pesar de que le falta una de sus voces.

Con todo y los tragos, con todo y la hora y media de vida, la pe√Īa lleg√≥ a su fin cuando todav√≠a no hab√≠a regresado la corriente el√©ctrica.

Todos est√°bamos m√°s embellecidos. Y yo me confes√©, ante Santa Massiel, entre sonrisas y miradas c√≥mplices. Como buenos amigos. Como debe ser. Motivos hay para sentirse bien desde la trova en Ciego de √Āvila. Lo confieso.



Por muchos a√Īos felices

Con un crecimiento en su membres√≠a y la entrega de los carn√©s concluyen las jornadas por el 13 de agosto en la Casa del Joven del Joven Creador avile√Īa. No todo est√° dicho. Hay mucho todav√≠a por hacer.

Se les dio la bienvenida en un patio rebozante en juventud a los j√≥venes de la vanguardia: Ren√© Rivas Hern√°ndez y B√°rbaro Toranzo Barrab√≠en, en Teatro; Carlos A. Beckford Alarc√≥n, en Danza; y Yeinier Delgado Abreu, en M√ļsica. Este √ļltimo, uno de los responsables de hacernos pasar bien en esta noche de repentismo e improvisaci√≥n.

Fue la noche de un 13 de agosto especial que no solo sirvi√≥ para respetar la tradici√≥n repentista con la pe√Īa D√©cima cuerda, de Rainer Nodal y sus compinches, sino, tambi√©n, para no olvidar que hace 65 a√Īos dos jovenes revolucionarios fueron asesinados bajo la dictadura de Batista, por el soldado Margarito D√≠az, apoyado por el cabo Pablo A. Zayas.

Nadie imaginaría que ese asesinato sería el detonante para que en 1986 se creara la Asociación Hermanos Saíz. Hogar la joven intelectualidad cubana. Asidero de obras de bien con el sello del amor por Cuba.

En esta pe√Īa se hace de todo lo que tiene que ver con el repentismo y la tonada de la tierra. Pero tambi√©n se aman los colores de la bandera y cada uno de los sabores de una luna en cuarto creciente.

En este sitio se agradece la tradici√≥n cultural y familiar. Porque desde el apego familiar Rainer Nodal hinch√≥ sus venas con la d√©cima improvisada y el olor a tierra mojada. Igual que Yeinier Delgado. Y muchos otros. Eso es tradici√≥n cultural. De la buena. Porque hay otras tradiciones que son da√Īinas y no espacio.

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Ciego de √Āvila tambi√©n es una familia con apegos culturales y que trasciende criterios personales, gustos est√©ticos, e idelismos. Como debe ser.

El arte es libre y soberano. Como nuestra bandera.

La jornada del 12 no estuvo menos tradicionalista que esta √ļltima.

Sin querer desencajar con el dolor de un pa√≠s que llora las v√≠ctimas del incendio en Matanzas y el recuerdo angustioso de esos dos j√≥venes asesinados en el pasado m√°s lejano, as√≠ como la ausencia de nuestro Fidel en su 96 cumplea√Īos, se puso a vibrar la cuerda de los corazones alegres.

Y todo vibró, entonces, con la magia y la sabiduría de la vanguardia artística.

A primera hora tuvimos a la periodista de Invasor y jefa de la secci√≥n de Audiovisuales, Arletty White Morales, a cargo de la presentaci√≥n de un documental ¬ŅPor qu√© luchamos?, de Danny Gonz√°lez Lucema, ante un p√ļblico no todo lo numeroso que quer√≠amos, pero s√≠ joven y dedicado, como fueron los alumnos del taller de creaci√≥n teatral que se imparte por estos d√≠as veraniegos en la Casa del Joven Creador por parte del gui√Īol Polichinela y otros artistas.

Hablar de ese hermoso documental de 32 minutos que nos acerca a la vida y obra de los hermanos Luis y Sergio Saíz mereciera más espacio. Y no tan noticioso.

Pero fue una tarde hermosa y cargada de cierto dolor que gravitaba en el ambiente, a pesar del tiempo y de las ausencias. Me contaba Arlenys Pardo P√©rez, la programadora de la Casa, una vez terminada la presentaci√≥n: ‚ÄúAunque ya se haya puesto otras veces, aqu√≠ produce siempre la misma sensaci√≥n y ese sentimiento de admiraci√≥n a los hermanos Sa√≠z. Es curioso que los muchachos que s√≠ lo ve√≠an por primera vez mostraron esa misma sensaci√≥n y lo atesoraron con deseo‚ÄĚ.

Ahí estaba la magia del sentido de la historicidad que denotaban Marx y Engels en su sistema filosófico genial.

Ahí está el sentido del momento histórico del que también nos hablaba Fidel.

Es la misma humanidad. Golpe a golpe. Arte con arte.

Uno de nuestros miembros de honor, Damián Betanzos Hernández, tuvo a bien presentar el libro Cuerpos que yacen dormidos, compilación de la obra de los hermanos Saíz, por Luis A. Figueroa Pagés, autor también del libro Juventudes.

Con el lenguaje fluído, característico en Damián, la invitación a la lectura fue lanzada vehementemente consiguiendo que algunos de los presentes poseyeran el libro ávidos por su lectura.

Versos que asum√≠an una dimensi√≥n otra desde la organicidad y el sentimiento, desde la pasi√≥n y el candor. Algunos en el p√ļblico echaron a llorar. A otros se nos hizo un nudo en la garganta.

Y al término de la jornada los actores del taller de creación teatral hicieron una lectura expresiva de algunos de los poemas de este libro.

Crecía la admiración por la vida y obra de estos jóvenes.

Hermosa labor.

Siempre se tuvo claro que no se podr√≠a hacer todo lo que se ambicionaba, y que cada acto estar√≠a cargado del sentir de la membres√≠a. Y as√≠ fue. Los j√≥venes artistas de la AHS en Ciego de √Āvila miraron este 13 de agosto con luz de gigante y la esperanza tatuada en la mejilla.

En este día de aniversarios hubo en nuestra Casa, arte del bueno, del joven.



A un poeta mayor

Un miembro de honor de nuestra AHS en Ciego de √Āvila ha muerto.

Sus poemas se han vuelto p√°ginas del agua. Ha partido Arlen Regueiro Mas y de su viaje no hay regreso.

Queda su obra y sus amigos que la perpetuarán. Quedan sus libros de papel y los mentales. La razón de muchos para seguir haciendo obra. Queda su recuerdo en el agradecimiento de muchos.

La Uneac lo recordará como el presidente de la filial de Literatura antes del 2010. Por sus tertulias y por estar al alcance de la mano en cada evento de poesía o de promoción literaria, por sus quehaceres en el Festival de poesía Palabras del mundo. Y mucho más.

Recuerdo aquellos a√Īos en que tuvimos la primera computadora en la Casa del Joven Creador y que nos turn√°bamos para dormir all√≠ por el temor a que se la robaran.

Por sus a√Īos como secretario ejecutivo, vicepresidente, jefe de la secci√≥n de Literatura y que por mucho tiempo nos la rotamos entre √©l y yo; por hacer junto a m√≠, la primera Feria del Libro Joven con editoriales de la AHS de todo el pa√≠s, y otras m√°s; por crear los eventos Estrofa Nueva y ser coautor de La Llave P√ļblica, Briza nueva, Mi√©rcoles de cenizas, El reino de todav√≠a, Espacio cero, y muchos otros.

Pero tambi√©n, por la creaci√≥n del bolet√≠n A Rajatabla que dirig√≠a el presidente de la AHS en la provincia, hablo del 2000, P√°vel Poveda. Y por el que te buscaste cierto rega√Īo al ejercer el criterio sobre la revista Videncia y que no cayeron en buenas manos.

Por hacer las páginas webs de la AHS y del Centro Provincial del Libro y la Literatura en el 2005, cuando me gradué de un curso de páginas webs en el Sectorial Provincial de Cultura.

Se le recuerda por dirigir el Centro de Promoci√≥n Literaria del 2006 al 2009, la editorial √Āvila, y crear tantos espacios necesarios como otro bolet√≠n, Heliograma, y darme la oportunidad de dise√Īarlo.

Por representar a Cuba, tu Cuba, en tantos eventos internacionales, sobre todo junto a importantes escritores cubanos como Reynaldo Gonz√°lez, Laidy Fern√°ndez, Eduardo Torres-Cuevas, Desiderio Navarro, Omar Bali√Īo, Senel Paz, y el entonces Ministro de Cultura Abel Prieto; por tus dos a√Īos de misi√≥n Cultura Coraz√≥n Adentro (Venezuela, 2010-2012). Y por todo lo que compartimos all√≠ en las muchas ferias del libro que participamos.

Juntos recibimos varios premios y reconocimientos. Pero recuerdo con mucho placer el Diploma y la Medalla XX Aniversario de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en el a√Īo 2006 y la Moneda Conmemorativa de la Ciudad por los aportes al desarrollo de la cultura en el territorio, en febrero del 2007, que otorga la Asamblea Provincial del Poder Popular, durante la XVI Feria Internacional del Libro en Ciego de √Āvila.

Juntos nos hicimos Miembros de Honor de nuestra organización.

Juntos participamos en la primera gira Por la ruta de Martí en el 2006.

Juntos jugamos ajedrez, cervezas y vinos, cafés y noticias de todos los amigos.

Juntos revisamos los libros propios.

Juntos ‚Äúrajamos‚ÄĚ de todos como si fuese el mundo un gran zool√≥gico.

Juntos nos reímos y hasta nos fajamos, como debe ser entre hermanos, los hermanos que fuimos, que seremos.

Juntos comimos miles de spaguettis, los m√°s ricos del mundo, en casa de Natacha Cabrera, con Yoanys Soriano.

Juntos vimos caerse la Editorial √Āvila a finales de los a√Īos 90 y vimos morir a tanta gente. Y le√≠mos tantos libros.

Pero se quedó con las Obras Completas de Jorge Luis Borges que yo juré robárselas y nunca pude.

Y así, tantas cosas por las que no han de morir sus actos y sus destellos.

Pero nunca se detuvo. Ni a√ļn cuando no ten√≠a las herramientas de locutor y presentaba alg√ļn show dentro de la caminata cultural Cruzando la trocha, o en cualquier otro evento, con su manera caracter√≠stica y hasta sus gritos de j√ļbilo.

Sus amigos y la horda de escritores de tantas generaciones no dejarán morir su legado. Ahora, de seguro, se crearán eventos o premios con su nombre. Ahora, de seguro, se venderán muchos más libros porque desde la eternidad estará empujando la gestión de ventas en cada librería. Porque Arlen era, también, el mejor librero.

Perd√≥name por no haberte ayudado en tus √ļltimos d√≠as.

SUS AMIGOS LE HABLAN DESDE EL FACEBOOK

 

NATACHA CABRERA: Mi hermano Arlen. No te vas de mi lado. No te dejar√©. Seguir√© hablando de ti y recordando cada minuto de estos a√Īos. Descansa t√ļ que yo sigo… Dicen que el tiempo nos leg√≥ la desmemoria… No va a sucederte eso con este coraz√≥n roto que llora tu partida.

 

YOANYS SORIANO: No sé qué decir, solo que ya nos los tengo a ninguno de los dos (su mamá), vuelven a estar juntos. Mucha luz para los dos.

 

CLEILYS AURORA BEN√ćTEZ: C√≥mo dueles. Qui√©n me dir√° Aurorita calma.

A quién le cantaré convergencia y la tarareará conmigo. Me haz dejado mi dinosaurio favorito. Mi escritor mayor. Me duele el pecho y se me entrecorta la respiración. Descansa en paz. Luz para ti siempre. No te olvidaré.

 

SANTA MASSIEL RUEDAS: Buen viaje poeta, amigo, padre. No encuentro palabras, te las has llevado todas. Sea la luz para ti.

 

EDUARDO PINO: Ciudad de rostro m√°s oscuro. Ahora puedo entender porque era gris la ma√Īana y un viento sin norte ni sur anidaba en los portales. Esta es la misma ciudad, tiene los mismos bancos del parque, la misma plaza. Pero le falta tu rostro en el tiempo, tu rostro demasiado serio. Esta es la misma ciudad pero ya no tiene ojos para buscar la luz. Si la muerte supiera que tenerte fue dejarnos aqu√≠ tan solos.

 

MASIEL MATEOS: Poeta. Me dijiste el √ļltimo d√≠a de vernos que yo hab√≠a vivido el amor como una pel√≠cula /Yo creo que T√ļ /Viviste la vida como un gran filme /Y como los personajes dijiste adi√≥s /Con un cierre de c√°mara que deja a oscuras la pantalla /A√ļn en tu √ļltima publicaci√≥n nos dejaba la moraleja de sobrevivir.

 

LIONESKY BUQUET RODR√ćGUEZ: Al principio no encontraba las palabras para decirte ahora, hermanito, y no creo encontrarlas nunca. ¬°GRACIAS POR TODO!

 

LEONEL DAIMEL GARC√ćA AGUILAR: Cualquier intento de escribir algo ser√° injusto. No hay palabras exactas para momentos como estos, m√°s bien resultan torpes e in√ļtiles ya. Por eso prefiero quedarme con los mejores recuerdos, esos que te har√°n mantener siempre cercano. Conmigo quedan tus recomendaciones desde el Rinc√≥n del Lector, donde coicidimos por primera vez, tus consejos literarios y el afecto, s√≠ el afecto que nunca dej√© de sentir de tu parte porque conmigo nunca fuiste el tipo de car√°cter complicado que muchos dec√≠an. Me quedo adem√°s con tu cercan√≠a a la AHS, esa casa que tanto cuidaste y protegiste siempre. Me quedo con las tardes en el taller ¬ęBrisa Nueva¬Ľ, la lectura del libro que me prestaste para que pudiese escribir aquel proyecto que no te gust√≥ ni un poco y no dudaste en darme el jal√≥n de orejas. Me quedo con las ganas de que presentaras ¬ęUn mundo para Fabio¬Ľ, esa propuesta que me hab√≠as dicho que s√≠ hab√≠as disfrutado leer.

Te vamos a extra√Īar y t√ļ obra nos permitir√° tenerte siempre cercano.

Eso sí, lo que no voy a perdonarte nunca es haberme dejado con la esperanza de un próximo abrazo, de pasar a saludarte por el rincón del lector y llevarme a casa un montón de libros. Entre ellos los de Frabetti que siempre me guardabas.

 

ROBERTO CARLOS DE ARMAS: Llevo horas intentando crear una publicaci√≥n a la altura que merecer√≠a una despedida tuya, pero ya era lo suficientemente dif√≠cil llegar hasta ti cuando caminabas entre nosotros como para aspirar siquiera a seguir intentando. Entonces recuerdo cuando me dijiste que la mejor forma de escribir lo que sientes es haci√©ndolo, no importa cuanto falles, cuantos errores cometas o si tienes que borrar y empezar cien veces. Quiz√°s nunca imaginaste que tendr√≠a que aplicar este mismo consejo cuando intentara despedirte, pero aqu√≠ estoy, recurriendo a ti incluso cuando ya no est√°s, necesit√°ndote una vez m√°s, aunque ya no corregir√°s mis errores, ni tachar√°s, borrar√°s o me echar√°s en cara mis animaladas gramaticales, ni siquiera me mirar√°s por encima de los espejuelos desde el otro lado de tu bur√≥ con esos peligros√≠simos ojos azules cuando quieras que note lo evidente… lo evidente ahora, amigo m√≠o, es que el viaje ser√° m√°s dif√≠cil, m√°s pesado, m√°s solitario; porque las horas de tertulia en El Rinc√≥n del Lector, en el Caf√© Barquito, en tu casa o sencillamente en la calle, ser√°n irremplazables… tu paciencia, tu sabidur√≠a y la confidencia que encontr√© en ti ser√°n un tesoro que lleve conmigo por el resto de mis d√≠as. Por eso te despido as√≠, tecleando estas palabras frente a la pc, bebi√©ndome las l√°grimas y record√°ndote entre amigos, celebrando tu cumplea√Īos, en esa gran familia que una vez compartimos y que hoy te dice adi√≥s definitivamente.

Hasta pronto escritor, gur√ļ, amigo, hermano, confidente…

 

YASEL TOLEDO GARNACHE:¬†Hoy conocimos la triste noticia de la muerte del poeta, narrador y promotor cultural Arlen Regueiro Mas, un alma buena que siempre debemos recordar. Busco alguno de sus versos y lo imagino. Hablamos algunas veces durante los √ļltimos meses, que estaban siendo extremadamente dif√≠ciles para √©l.

Arlen fue vicepresidente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Ciego de √Āvila y miembro de la UNEAC.

Recuerdo la primera vez que compartimos en Ciego, su alegr√≠a, amor a la poes√≠a y a la AHS, que tal vez para √©l eran lo mismo. Como secretario ejecutivo de la AHS en ese territorio segu√≠a siendo un joven m√°s, siempre repleto de sue√Īos.

Un abrazo grande donde estés, poeta.

Nuestro apoyo a la familia y los amigos. La vida suele dar golpes tremendos.



El destino de todos

Haz que se parezca a ti la tempestad.

Buena Fe

No importa es una obra teatral humanista. Repleta de cubanía y cubanidad. Nos remite a los ancestros que sedimentaron la cultura cubana: Félix Valera, José de la Luz y Caballero, José Martí, y tantos otros. En ella están, también, los que la erigieron después, sudor a sudor, lágrima a lágrima.

La compa√Ī√≠a teatral Mejunje, de Villa Clara, la present√≥ este fin de semana en Ciego de √Āvila.

Es alegre y profunda. Es tímida y, a la vez, temeraria. No dice palabras soeces, pero termina declarando alguna porque le es totalmente necesario. Si no, no fuera hija de esta tierra, en este instante.

Rompe con esa muletilla contestataria que ya estaba apuntalando, casi a la fuerza, la creaci√≥n teatral cubana de los √ļltimos veinte a√Īos. Pero, al mismo tiempo, no vacila en dejar su contesta a las cosas que siguen desvariadas por esta isla y hasta se va m√°s all√° al volverse libertina, l√ļdica, febril y delirante. Como todo lo cubano que se respete.

tomadas del perfil de FB de la ahs avile√Īa

Est√° tan actualizada, que pareciera uno estar en la calle y no en el patio de la casa del Joven Creador, sede de la AHS avile√Īa, donde fue presentada.

Ese es uno de los tantos méritos de la puesta en escena de manos de Adrián Hernández. El contenido se va por encima de la misma forma. Y más que un desmérito, me parece genial. Además de que viene con el sello del Maestro de juventudes Ramón Silverio Gómez, bien picante y con tinta fresca.

El principal atractivo de la puesta, a mi juicio, es su sinceridad. Luego, se le quiere por honesta. Y terminamos abrazando sus testimonios tan l√ļcidos y su objetividad social. Cumple, al dedillo, con esa funci√≥n social propia del teatro: ser reflejo de la realidad. De ah√≠ la cuban√≠a; de ah√≠ la cubanidad. Es revolucionaria siendo disidente. Es disidente siendo revolucionaria.

Nunca deja de decir las cosas, como por ejemplo, respetar al prójimo aunque piense diferente, que harán evolucionar al decisor más inteligente. Y lo dice de manera filosa, como si las palabras fueran imágenes de vidrio que laceran el alma y la carne. Por lo que nos hiere a todos.

tomadas del perfil de FB de la ahs avile√Īa

¬ŅQui√©n no ha irrespetado a alguien que piensa o vive diferente a nosotros mismos?

De ah√≠ las ‚Äúburlas‚ÄĚ al √ļnico de los cuatro amigos que decidi√≥ no irse y hacer realidad sus sue√Īos de escritor. Y es feliz, adem√°s, ante la sorpresa e incredulidad de los que s√≠ se fueron. Logr√≥ las peque√Īas y comunes cosas.

Y con esa ferocidad, la obra hace revolucionar el pensamiento y nos deja en claro que el principal beneficiario de toda obra humana debe ser siempre el mismo Ser Humano. Nada ni nadie m√°s. Y no le podemos legar las cenizas de nuestros sue√Īos, el espacio vac√≠o o la incompetencia familiar.

Pero tambi√©n nos dice que debemos parcializarnos y defender lo que amamos. Porque ser parcial es como la √ļnica forma de identificarnos con lo que nos resulta af√≠n, lo que se asemeja a lo que so√Īamos. A lo que queremos so√Īar, adem√°s.

Es curioso, la casi totalidad del p√ļblico no rebasaba los 30 a√Īos. Lo asimilaron todo con voracidad. Golosos. Incluso, hasta dijeron, ‚Äúes verdad‚ÄĚ, ‚Äúas√≠ mismo‚ÄĚ, y se rieron c√≥mplices tras el bocadillo escurridizo como si tuvieron tiempo de haber vivido lo que uno, despu√©s de los 40, ya ha vivido.

Se dan cuenta de todo. De lo bueno y de lo malo. De la alegría y el dolor. Sufren y gozan. Son parte de la vida. Están vivos y por ellos, también, trabajamos, porque siguen siendo la esperanza del mundo.

El discurso primigenio de No importa… pareciera ser la Amistad a toda costa. Y de costa a costa. Con emigración y todo. Sin olvidos. En deudas siempre con la otredad. Porque el ser humano vive para recordar. O recuerda para vivir, en fin, que la emigración también puede truncar lo bello. O hacerlo más bello y hasta sempiterno.

tomadas del perfil de FB de la ahs avile√Īa

Lo cierto es que la obra recorre tantos caminos que a uno le parece que no se quedar√° algo por decir. Que ver√° todas las carnes arder en el fuego. Y todas las heridas sangrar hasta la misma muerte.

Y a eso fuimos, nosotros, los de este lado del escenario. A atestiguar las heridas de cuatro jóvenes, tres emigrantes, ante nuestros ojos como en un gran filme.

No los curamos. Ellos tampoco a nosotros. Allí no estaban los verdugos. Solo éramos un grupo grande, heterogéneo, intergeneracional, mirándolo todo como si en cada ejercicio escénico estuviese la solución a los problemas.

Cada uno habr√° exorcizado sus fantasmas.

La literatura que sustenta el drama es el libro ¬ŅQui√©n le pone el cascabel al l√°tigo?, beca de la AHS ‚ÄúEl reino de este mundo‚ÄĚ, del joven Rodolfo Romero Reyes. Un autor productivo, enrolado en m√°s de un proyecto creativo.

La puesta en escena tiene lo mínimamente necesario para no entorpecer el libre fluir del contenido. Cuatro maletas de madera pintadas de cuatro colores distintos. En su interior guardan algunos elementos que cobrarán vida en la medida que el drama se desarrolla. Elementos que luego asumirán una función decorativa, pero nunca pasiva.

Ahí estarán, colgados ante la vista de todos. Como guardianes. Como trofeos.

Como mismo, en nuestras mu√Īecas, la tirilla de papel que nos pusieron antes de entrar y con una frase grabada. La m√≠a dec√≠a: Aqu√≠ nada cambia. Lo que no deja de ser pol√©mica porque, en verdad, aqu√≠ todo ha cambiado en los √ļltimos diez a√Īos. Y nadie puede decir que la inamovilidad ha sido inamovible.

Ser√° que esta frase ha sido puesta para crear discursos entre el papel y el espectador. Para ser asimilada o rebatida. Para crear una falsa expectativa entre todos porque se vuelve in√ļtil con respecto a la obra en s√≠. Pero no, con respecto a nosotros mismos.

Algo se mueve dentro de cada uno de nosotros cuando vamos a la escena teatral.

Los actores hacen gala de una variada expresi√≥n corporal y matizan cada bocadillo como si fuera lo √ļltimo que dir√°n a su paso por esta vida. Aunque a veces parecieran ahogarse, v√≠ctimas de la pasi√≥n, o de una mala ejecuci√≥n.

Ninguno intenta sobresalir del resto de las actuaciones. Pero el que nace para brillar… Están en una misma línea o estilo interpretativo. Son creíbles porque hablan como cada uno de nosotros. Y sudan, improvisan, se dan cuenta de cada pifia en escena y le buscan pronta solución a lo que está a su alcance.

Bailan y hacen coreograf√≠a m√°s como diversi√≥n que por aparentar ser bailarines. Beben el Habana Club 7 a√Īos con todo el sentido de la responsabilidad en escena, y terminan por no comerse un mantecado que luce apetitoso.

Un simple dulce que asume sobre su esencia, el peso de un concepto que es m√°s grande que el m√°s grande de todos nosotros.

As√≠ vemos lucirse a la carism√°tica Leisy Dom√≠nguez haciendo gala de un histrionismo contagioso, con una fuerza expresiva demoledora y un nivel de actuaci√≥n tan alto que, por momentos, ha de robarse la atenci√≥n de todos y hasta consigue arrancar expresiones p√ļblicas que van m√°s all√° de toda conmiseraci√≥n.

Uno llega a creerse lo de la enfermedad.

Uno llega a creerse cada una de aquellas historias.

Uno llega a olvidarse de que está ante una obra de teatro y sufre la condición humana.

Uno llega a creerse lo que pareciera decirnos desde el mismo afiche que acompa√Īa a la obra: Cuba es una isla que no importa, y poblada por seres a los que ya no les importa cosa alguna, ni la familia, el amor o la amistad, el respeto, el valor de la amistad, el amor, el decoro‚Ķ en fin.

La desilusi√≥n y el cansancio habr√≠an ganado la batalla. Pero de sobra sabemos que no es as√≠. El Ser Humano est√° hecho de sue√Īos. Y no pierde las esperanzas de un mejor ma√Īana aunque solo sea para so√Īarlo.

Porque sí importa el Ser Humano y sus historias de vida. Sí importa el destino de una amistad. El destino de todos nosotros.



70 a√Īos despu√©s: un simposio de altura

Este 19 Festival de m√ļsica fusi√≥n Pi√Īa Colada le trajo a la Casa del Joven Creador avile√Īa la oportunidad, no tan novedosa, porque ya se hab√≠a hecho en otras ediciones, de construir espacios discursivos y de tem√°tica sonora.

Los habitantes de esta ciudad popular por sus portales y poetas agradecen que exista una emisora provincial hecha a la medida de todos. Y tratando de satisfacer la mayoría de sus expectativas.

As√≠ lo dej√≥ en claro el primer expositor de la tarde de hoy, el presidente de la filial de Cine, Radio y Televisi√≥n de la Uneac avile√Īa, el director de programas de radio √Āngel Broche Ruedas.

Con una alocución de excelencia, repleta de matices exquisitos en la voz y una manera muy conversacional de encantar a la audiencia, Broche supo darnos la historia de la radiofonía en esta ciudad.

As√≠, entre asombros, murmullos, silencios interesados, supimos de la primera transmisi√≥n radial que se hiciera desde una farmacia en 1924; de c√≥mo la burocracia de entonces hizo posible que esto sucediera; del primer reporte de un radioescucha que se hiciera al n√ļmero telef√≥nico 7, de dicha farmacia; del primer espect√°culo que ofreciera la transmisi√≥n, cual cinemat√≥grafo, con poblaci√≥n expectantes al frente del inmueble, y hasta un fuego artificial lanzado al aire.

Y todo contado de manera amena. Avivando el interés y sin abusar de la paciencia de los más jóvenes, que no éramos pocos.

fotos: Vasily M.P

Imágenes tras imágenes, algunos de los presentes se veían ya en esa época, con la ciudad a medio construir, sin aceras ni asfalto en sus calles.

No importaba la edad ni los credos para tal viaje. Así de simple.

Eso fue una de las cosas m√°gicas de la tarde en simposio. La confluencia hermosa entre varias generaciones de artistas, en un ambiente adecuado para aprender y sacar muchas conclusiones.

Otra de las panelistas, tambi√©n miembro de la Uneac, de la filial de m√ļsica, Malena Corcho Vergara, guitarrista y directora de programas de radio, habl√≥ sobre su trabajo continuador al frente del guateque que se transmite en Radio Surco.

Fue el momento para saber de otros directores que han pasado por ese programa y de lo mucho que le aportaron al mismo. De la personalización de los proyectos cuando se hacen con amor y deseos. Y de cómo estos se van pareciendo a sus directores que para bien se comprometen.

Se supo de los avatares vividos y a√ļn por vivir, a la hora de grabar el programa. Y de la importancia de que sea un m√ļsico, en este caso Malena, el que lo dirija, porque le aporta en calidad musical y marca pautas importantes que van en pos de la perfecci√≥n.

Rainer Nodal, el repentista miembro de la AHS, recientemente premiado en la Jornada Cucalambeana de Las Tunas, tambi√©n aport√≥ sus experiencias en la radio avile√Īa y en el repentismo.

Algo que a muchos resultó impactante fue el reconocimiento que hiciera Nodal a la tradición. Y más que lo hiciera desde un punto de vista orgánico, personal, vivencial. Aclaró que sin su familia y el apego que tienen a las tradiciones, jamás hubiera sido repentista ni mucho menos, miembro de la AHS que le ha dado todos los espacios posibles para que se arte se escuchado.

Tambi√©n habl√≥ de la D√©cima cuerda, esa oportunidad de compartir todos los meses, en esa misma casa, con amigos, repentistas, m√ļsicos, poetas, j√≥venes como √©l, amantes del buen arte de la tierra y el candor.

Así se renuevan los talentos en las filas de la AHS. Así se mantiene viva la tradición del repentismo y el arte de encantar con el verso improvisado.

La tarde tambi√©n fue propicia para que el especialista en investigaci√≥n radial de la emisora avile√Īa, Yuni Guti√©rrez, diera su valoraci√≥n de los estudios de campo poblacional que se hacen a diario en dicho centro. As√≠ quedan registrados gustos y preferencias de los radioescuchas.

Pero las cosas que escuchamos no fueron del todo halague√Īas. Por ejemplo, ¬Ņc√≥mo se puede desechar tan puntualmente los reclamos del p√ļblico ante el deseo de que se reviva un programa tan escuchado como Ecos de M√©xico? O la desaparici√≥n de otros que eran preferencias indisolubles del p√ļblico.

Algo estuvo muy claro en ese apartado. El resultado de las investigaciones ha de quedar para una mejor praxis del diarismo radial, y no en el fondo de una gaveta, sin solución.

La tarde pas√≥ de prisa. Pero alentadoramente. Este primer simposio M√ļsica y Juventud, en el caf√© Barquito de la AHS avile√Īa, como parte de la programaci√≥n del Pi√Īa Colada 2022, es el mejor campo de batalla para artistas e intelectuales.

Para este 8 de julio, la jornada promete ser m√°s que interesante, estar√° dedicada a la M√ļsica, consumo y juventud.

Pero queda en el aire una necesaria invitaci√≥n. S√ļmanse, adem√°s, los dirigentes de la cultura y ser√° mucho mejor.