Tomado de Periódico ¡ahora!


Premio Celestino de Cuentos 2022 para Katherine Perzant

La obra “Las mujeres que no amaban a los hombres” de la holguinera Katerine Perzant fue galardonada este sábado con el Premio Celestino de Cuentos, certamen literario que auspicia cada año Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz en la provincia de Holguín junto a los jóvenes miembros de la sección de Literatura.

El jurado integrado por el reconocido ensayista Alberto Garrandés, la joven escritora Elaine Vilar Madruga, una de las ganadoras del Celestino, y el editor holguinero Adalberto Santos, quien tiene a su cuidado esta colección valoraron en esta oportunidad unos 29 cuadernos inéditos de jóvenes autores representantes de la mayor parte de las provincias de Cuba.

Los evaluadores coincidieron que en “Las mujeres que no amaban a los hombres» más allá de la sugerencia de reorganizar los textos destacó la facturación del tipo de escritura que este libro defiende a través de una voz de elegante sobriedad que pone en práctica con cierto extrañamiento un mundo propio, cuyos personajes buscan explorar sin miedo su paisaje interior y hacer de la existencia cotidiana un territorio para la aventura del conocimiento.

Además de la posibilidad de ver su texto publicado al amparo de “La Luz”, Katerine Perzant recibió el correspondiente diploma acreditativo así como una obra original del maestro de las artes plásticas Cosme Proenza, asiduo colaborador del certamen.

celestino de cuentos premio 1

Sobre el texto ganador, la autora explicó a la prensa que el volumen recoge unos 10 relatos en los que se habla de desamor asi como de las angustias de su generación, cuentos que escribió entre sus 20 y 25 años y reescribió en tiempos de pandemia, labor a la cual le presta especial interés.

Significó su orgullo por obtener el Premio Celestino que otorga Ediciones La Luz, sello al que la une muchos afectos y ganarlo a diferencia de otros fue también una oportunidad de regresar a «casa», pues natural de Velazco muy cerca del poblado de Aguas Claras donde naciera Reynaldo Arenas tiene -justamente- en el Celestino su personaje literario favorito.

Asimismo se conoció que el cuaderno «Caras largas, huesos cansados” mereció Mención dado su doble sensibilidad, tanto en la prosa como en los personajes, en los que se evidencia cierta prudencia pero sin renunciar a la emoción ya que es moldeada en un tono que se torna tan diáfana como eficaz.

celestino de cuentos premio 4

Como antesala de la ceremonia de entrega, desde el propio salón Abrirse las Constelaciones se presentó de la colección Celestino de Cuentos, el volumen “Las fauces”, de Lourdes Mazorra, Premio 2019, el cual presentado por Adalberto Santos apuntó constituye una propuesta encaminada a la exploración interior, cuya prosa queda envuelta en una grumosa incertidumbre que la declara silenciosa y espectadora.

Mientras que de Robert Ráez se presentó «Bustrophilia», texto que de acuerdo con Miguel Montero entra con audacia a la escena literaria y lo hace a través de una arquitectura linguistica suigéneris. Ráez agradeció al colectivo editorial por el empeño y leyó un fragmento que practicamente impulsó al auditorio escaleras abajo para adquirirlo de inmediato en la libreria Celestino, en la propia sede de la editorial.

Dedicado a los 110 años del controversial y fascinante escritor cubano Virgilio Piñera, el Celestino de Cuentos que ya dejó abierta la convocatoria para su próxima edición en 2023 desarrolló un amplio programa de actividades desde el 15 de junio último entre las que se incluyó exposiciones, conversatorios, lecturas y novedades editoriales.



Erian Peña, otro holguinero con el “Paco Mir”

El joven escritor, poeta y periodista holguinero Erian Peña Pupo resultó el ganador en la categoria de Narrativa del Premio Paco Mir In Memorian 2022 que otorga cada año la filial de Literatura de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) de la Isla de la Juventud.

 “Esquina Propia” es el título del cuaderno ganador, el cual reunió seis cuentos que escritos en diferentes épocas conservan como hilo temático en común las relaciones de pareja y familiares que ubican al hombre en su propio contexto y muestran como los hechos pueden moldear las acciones de los protagonistas.

Peña Pupo, en entrevista concedida a ¡ahora! digital comentó que se considera un autor paciente, pues no es de los que buscan un tema de partida para comenzar a escribir el libro, tal vez por eso de que el ejercicio del periodismo y el ensayo demanda de él mucho tiempo, prefiere esperar que las historias vayan surgiendo.

Es por ello que en el cuaderno pueden leerse desde cuentos escritos en su etapa de estudiante universitario hasta algunos de tan solo algunos meses en los que resulta evidente, según sus palabras, un cambio sustancial respecto a las técnicas narrativas y puntos de giro.

ErianPeña2Fotos: Cortesía del entrevistado.

Fueron unas 30 las obras concursantes en el apartado de Narrativa en la XIV edición del Paco Mir, certamen que en esta oportunidad reunió en el jurado a los escritores Jesús Candelario, de Cienfuegos, Rafael Almaguer Inza, el holguinero ganador el pasado año y Nelton Pérez, por la Isla de la Juventud.

En una peculiar y jocosa acta de premiación, Nelton Pérez caracterizó lo que debió ser una competencia díficil por la calidad de los textos enviados, comparable con “una operación especial en trillo de marabuzar” y que finalmente los llevó a seleccionar los cuentos escritos bajo el seudónimo de Zaratustra, donde se habla de la vejez, un crimen por celos, el saxofonista que huye de sí mismo y la añoranza de una mujer por sus años universitarios.

El concurso literario Paco Mir In Memorian 2022 que auspicia la filial de la Uneac en la Isla de la Juventud con el apoyo de la Asociación Hermanos Saíz de ese territorio premia además de la categoría de Narrativa, los apartados de Poesía y Literatura infanto-juvenil que en esta edición reconoció a los escritores Yadián Carbonel por “Caja de Herramienta” y Maikel Rafael Paneques por “Adiós famosos volantes”, respectivamente.



Desde Banes, una mirada a las tradiciones

La búsqueda de lo cubano en la amplia diversidad de nuestras tradiciones es la motivación principal del Primer Simposio de Religiosidad Popular, Mitos, Leyendas y Tradiciones, Banes 2022 que se desarrolló del seis al ocho de junio en ese municipio, teniendo como temática «Cultura y Sociedad: Un Viaje a las Raíces»

Convocado por la Sociedad Religiosa Cabildo Afrocubano Kenecún, agrupación con sede en el territorio que desarrolla un amplio movimiento sociocultural,  y auspiciado por la Asociación Hermanos Saíz y la Dirección Municipal de Cultura, promueve profundizar en aspectos de la espiritualidad nacional a través de investigaciones y productos comunicativos.

Una veintena de trabajos en concurso recorrieron aristas de la Cuba que somos, a través de temáticas tan disímiles como   la presencia de la mujer en las reglas de origen africano, la tradición del lector de tabaquería, la herencia antillana en localidad, mitos y tradiciones campesinas, la rumba, las fiestas populares o el sincretismo entre deidades aborígenes y afrocubanas, entre otros.

Exposiciones de artes visuales y artesanía, conferencias, peñas culturales e intercambios comunitarios completaron un apretado programa que pretende una nueva mirada a la identidad desde las tradiciones nacionales.

 

Por Daniuska Álvarez



Vanessa escribía postcrítica

Su nombre es Vanessa. Dicen que lo creó el escritor Jonathan Swift, el de Los viajes de Gulliver. Quizá de ahí le viene la pasión por las letras. Aunque en realidad, cuenta que la bautizaron así por una tía a quien le gustaba mucho para una de sus hijas; pero nunca tuvo segunda oportunidad de tener una hembra. Entonces en la familia la próxima y última niña fue ella. Heredó el nombre y el exclusivo Pernías, de su papá y el Arias, de su mamá.

Vanessa es manzanillera, aplatanada en Holguín desde hace casi una década, cuando llegó a estudiar periodismo.

“El periodismo fue siempre mi deseo, mi plan, mi vocación, mi primera y única opción en la boleta del preuniversitario. No me imagino en otra carrera o profesión. El periodismo para mí es la manera de ver y asumir el mundo de una forma especial; una vía para canalizar sentimientos, preocupaciones y determinadas actitudes ante la vida. Con él, vienen emociones genuinas que no dependen de los resultados conseguidos, sino del proceso para llegar ahí”.

A ella le encantan la pizza y los espaguetis; pero más la sazón criolla con la genial combinación cubana de congrís, fricasé de pollo o cerdo, plátano maduro frito y ensalada de tomate. Muere por el chocolate. Le gusta inventar en la cocina. Más aún después de ver algún que otro programa del género que la inspira a sazonar con especias raras.

Quien la conoce bien sabe que Vanessa es muy “complicada” para la limpieza y la organización. Todo debe estar en su lugar justo y pulcro, incluidas las estructuras gramaticales y los signos de puntuación en cada uno de sus artículos y las respuestas de esta entrevista vía Whatsapp. Es algo consustancial a su carácter y a las exigentes normas de redacción periodística de la Agencia Cubana de Noticias, donde labora.

 

Vanessa 02Vanessa colabora también con la revista El Caimán Barbudo, el suplemento cultural Ámbito, el Centro de Comunicación Cultural La Luz, el boletín de Crítica Palco 13 y el sitio digital de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) .

A esta última organización que aglutina a la joven vanguardia artística cubana, pertenece desde el año 2017:

“Ingresé en la sección de Crítica e Investigación, la más afín a mis inquietudes y vocación. Recuerdo que el día de mi incorporación el periodista Ciro Bianchi me dio el carnet de asociada. Fue un lindo momento, teniendo en cuenta que él es de los grandes cronistas cubanos, un periodista excepcional que ha contado a Cuba de una manera diferente.

“Ser asociada me ha regalado momentos gratos, como compartir con artistas, creadores, promotores e intelectuales con motivaciones e intereses comunes. Es el privilegio de formar parte de la joven vanguardia artística en Cuba”.

Vanessa 03Junto a Rubén Darío Salazar (al centro), fundador y director de Teatro de las Estaciones, en el Festival de Teatro Joven, en Holguín.

Además de los girasoles, los libros, el cine y el café, Vanessa disfruta la crítica periodística, de la cual -comenta- carecen actualmente los medios de comunicación cubanos, especialmente en temas culturales:

“Cuando hablo de crítica, no me refiero absolutamente a lo que conocemos como crítica especializada; sino al hecho de analizar con fundamento y criterio sólido determinado suceso y que no se quede solo en el hecho noticioso.

Considero que la crítica no se encuentra solo en un género; pues se puede manifestar en cualquiera de los géneros periodísticos, solo que hay que analizar, interpretar, profundizar y volver de una manera distinta sobre la realidad.

“También el periodismo es un ejercicio continuo de investigación, no solo a la hora de desarrollar cierto suceso; sino en el aprendizaje diario que debe ocupar a cualquier periodista para su desarrollo profesional.

“Mi principal investigación ha sido en mucho tiempo el estudio de la vida y obra del periodista, crítico y promotor cultural Bladimir Zamora Céspedes, específicamente, el estudio de su periodismo cultural desde las páginas de la revista El Caimán Barbudo, publicación que lo acogió desde los años 70, hasta su fallecimiento en 2016. Fue un trabajo arduo y extenso, teniendo en cuenta que Bladimir tuvo una vida profesional abarcadora y que influyó en varios espacios y personalidades de la cultura cubana.

“Aunque, particularmente, mis trabajos e investigación han tenido visibilidad en varios medios, considero oportuno se amplíen los espacios y las publicaciones para la crítica y la investigación joven, no basta solo con las Becas y Premios que se ofertan. Se deben abrir posibilidades en nuevos formatos, peñas e intercambios”.

Vanessa es muy exigente consigo misma y con los demás. En el año en que la AHS arriba al aniversario 35 de su constitución en Holguín, se mira por dentro:

“Considero que actualmente la sección de Crítica e Investigación en Holguín debe fortalecer su trabajo. Los asociados debemos crear más sentido de pertenencia con la organización y sus espacios, y aportar todos al crecimiento conjunto, a partir de un trabajo que vincule todas las manifestaciones de la cultura”.

Vanessa 04Vanessa junto a Erian Peña (izquierda) y Bernardo Rodríguez, ganadores del Premio Nacional de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena, 2021.

 

Puede pasar horas frente a la computadora hasta que no termine un tema o la idea que tiene, tal vez, con la música de fondo de Sabina. Así debió haber escrito aquel artículo que le mereció la mención en el Taller y Concurso Nacional de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena en el 2021:

“Fue un reconocimiento muy especial, pues fue el primero como profesional. Además de sentirme muy realizada con el trabajo que obtuvo la mención: un perfil-entrevista al periodista y escritor Rubén Rodríguez, maestro de tantos periodistas holguineros. Además, porque esta resulta una manera atractiva y contemporánea de hacer periodismo; pues vincula técnicas narrativas, investigación, interpretación, análisis, crítica.

Vanessa 05Vanessa junto a Erian Peña (izquierda) y Bernardo Rodríguez, ganadores del Premio Nacional de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena, 2021. Fotos: Cortesía de la entrevistada.

 

“Es el tipo de periodismo que prefiero al estilo de los argentinos Leila Guerrero, Martín Caparrós, Federico Biachini… Un periodismo que bebe del llamado ‘Nuevo periodismo’, de Capote y su finísimo e inigualable estilo de combinar el cotidiano oficio de periodista y un depurado estilo de narrador, donde la ficción se mezcla con la realidad. Un mundo fascinante de personas, acontecimientos, espacio y tiempo”.



Celebran centenario de la Radio Cubana en Romerías

Caridad Martínez González, Premio Nacional de la Radio y Maestra de Juventudes, protagonizó este 4 de mayo la segunda jornada de Cámara Azul, evento de audiovisuales en Romerías de Mayo, dedicado en su edición 20 al centenario de la Radio Cubana, por celebrarse el 22 de agosto venidero.

La también Maestra de Radialistas realizó un recorrido por su experiencia profesional que inició con tan solo 16 años como copista en Radio Progreso, emisora de la cual se declaró “medio básico”; y donde ha sido directora de populares programas, como “Aventuras del mal” y “por nuestros campos y ciudades”.

Sobre las buenas prácticas de antaño que deben perdurar en la realización radial de hoy, Caruca o Cari, como muchos le llaman, resaltó la disciplina a la hora de entrar al aire o grabar, la pertinencia de los ensayos, sobre todo en los dramatizados, y la importancia del liderazgo de los directores de programas, la figura más prominente de una emisora, cuando sale al aire su espacio.

Recordó a su esposo Alberto Luberta, ya fallecido, quien escribiese el popular espacio humorístico “Alegrías de sobremesa” por más de medio siglo y con quien formó una familia con dos hijos, también relacionados con los medios de comunicación audiovisual y que crecieron en el edificio de Infanta 105, en el Vedado habanero, en los pasillos de la emisora de la familia cubana.

En el panel de Cámara Azul acompañaron a Caridad Martínez las jóvenes radialistas holguineras Alicia Durañona Fornet, asesora y guionista de la CMKO Radio Angulo y Grethell Cuenca Durán, corresponsal de Radio Progreso en Holguín, quienes disertaron sobre las buenas prácticas en la inserción de la radio en el contexto de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

Asimismo, resaltaron los retos que implica, desde la programación informativa, contar las historias que los oyentes desean escuchar para acercar la radio a sus públicos, a pesar de las aplastantes rutinas productivas del medio que a veces soslayan el empleo adecuado del lenguaje sonoro.

(Tomado del Periódico ¡ahora!, autora Rosana Rivero Ricardo)



Holguín: En Romerías novedades literarias

El cuaderno “Bordes” del guantanamero Reineris Betancourt y “Capitán en tierra”, del cantautor holguinero Raúl Prieto sobresalen entre las novedades literarias que propone Palabras Compartidas, espacio dedicado a la Literatura en las Romerías de Mayo.

Liset Prego, coordinadora del espacio y presidenta de la sección de Literatura de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) dio la bienvenida este miércoles al encuentro, el cual combina la presencialidad con la virtualidad desde sus perfiles en Facebook e Instagram.

Precisó que específicamente en el caso de Reineris Betancourt, el mismo se inserta en el catalogo de La Luz a través de la colección “Abrirse las constelaciones”, la cual agrupa a jóvenes escritores que como él se inician en el mundo editorial.

Mientras que contenido en la colección “Quiero una canción”, Raúl Prieto invita a la lectura de un cancionero que realiza un recorrido por gran parte de su repertorio en estas décadas de prolífera carrera en el pentagrama musical cubano, título que se suma a otros textos de reconocidos músicos como Liuba María Hevia y Fernando Cabreja.

Hasta el 7 de mayo presentaciones de libros, paneles y descargas con poetas y trovadores distinguirán este espacio que tiene entre sus invitados a los sellos El Aldabón, de Matanzas; Áncora, de la Isla de la Juventud, Set de belleza, de Santa Clara; Reina del Mar, de Cienfuegos y de la Ciudad de los Parques presentes además, Ediciones Holguín y Papiro.

En estos dias las plazas y parques son tomados por proyectos de danza y teatro callejero de toda Cuba como fue el caso del Teatro Guiñol Polichinela, de Ciego de Ávila, quienes jugaron y cantaron con los niños y sus familiares; al mismo tiempo que en la Casa de Iberoamérica la destacada intérprete Zunilda Remigio ofreció un gustado concierto por varios de los temas de su más reciente producción discográfica “Con permiso Ashé” , la cual es una suerte de homenaje a la gran Mercedita Valdés.

Para esta noche Ivette Cepeda deleitará a los holguineros desde la sala principal Raúl Camyd del complejo cultural Eddy Suñol con nuevas composiciones de su disco “La Rosa de Jericó”, el cual demuestra la versatilidad y talento vocal de la artista para interpretar múltiples géneros de la música cubana.

Al cierre del concierto, la Plaza del Arte Joven, en el parque Calixto García, propone a los romeros y romeras disfrutar de la propuesta sonora de Norberto Leyva y su grupo, Negrons, Punto Cero y Mentes Callejeras.

 

(Tomado de Periódico ¡ahora! por Claudia Patricia Domínguez)



Anel Perdomo: de la danza a la pantalla

El día en que Melisa le sonó -en buen cubano- una “galleta” a Orestes, sintió que se la merecía. A fin de cuentas, “la homofobia no se usa”. Pero a Anel, la actriz holguinera que interpreta este personaje en la serie cubana “Calendario”, le dolió más el golpe que al mismísimo muchacho.

“La escena de la galleta a Orestes no fue nada fácil. Tuvimos que repetirla dos o tres veces. Recuerdo que no sabía cómo hacerlo, porque tenía miedo a darle muy duro. Cuando hicimos la primera toma y no quedó, me puse a llorar: me costaba tener que repetirlo. Aunque el actor Ernesto Codner (Orestes) estaba muy adolorido, me tranquilizó y me dijo que no me preocupara y lo hiciera como lo sintiera”.

Melisa se despojó de Anel y así quedó una de las escenas de golpes más creíbles de la televisión cubana en los últimos tiempos; otro punto para el gustado dramatizado que detiene a la Isla frente a los televisores, cada domingo en la noche.

Melisa en el calendario de Anel…

-Hice el casting para el personaje de Amalia, la maestra. Finalmente, Magda González Grau -la directora de la serie- toma la decisión de ofrecerle el protagónico a Clarita García y me llama para decirme que tenía otro personaje pensado para mí. Así llegó a mis manos Melisa. Estoy más que agradecida y feliz de ser ella en la serie. Tenía que serlo.

“Calendario” ha representado un gran crecimiento profesional y personal. Es la producción más grande en la que he estado hasta ahora en la televisión. Son muchos meses de rodaje con un equipo grande. Requiere mucha concentración y estudio previo para aprovechar al máximo el tiempo en el set. Es un equipo muy talentoso, con actores consagrados. Eso merece un respeto a la hora de enfrentarse a la escena.

La serie me ha dado la oportunidad de llegar a muchas personas, con una historia muy real, representada con sensibilidad y amor. Estoy muy agradecida con ella por la oportunidad y muy feliz con el resultado. Todo lo que queríamos está reflejado en la pantalla.

Holguín, su tierra de encanto…

-De Holguín recuerdo especialmente mis clases en la Academia de Ballet, con los profesores Silvia y Alejandro Millán. Con ellos, siendo muy pequeñas, participamos en lo que sería nuestra primera presentación profesional con el espectáculo “La Muñeca Negra”. Hablo en plural, porque soy gemela y ambas sentíamos afición por la danza.

De la danza a la actuación…

-La Academia de Ballet fue la primera vía que encontró mi familia para canalizar esa inquietud que teníamos desde bien pequeñas. Cuando llegamos a la edad requerida nos presentamos a las pruebas de aptitud para la Escuela Vocacional de Arte (EVA) y aprobamos en Danza, cuestión que agradezco, en buena medida, a mi tía Bárbara, quien me acompañaría desde la academia y en las pruebas que vendrían después.

Fueron años de mucho sacrificio para mí y mi familia. Allí estuvimos de quinto a noveno grado. La especialidad era muy rigurosa y demandaba mucho tiempo y esfuerzo. Mi abuelo se encargaba de vigilar nuestra dieta, que no nos faltaran los vegetales. Mi abuela era maestra de Español-Literatura y Martiana, y siempre estuvo pendiente de nuestro nivel académico.

Siempre sentí curiosidad por actuar. Cuando llegué a noveno grado, decidí hacer las pruebas de actuación, pero sin mucha conciencia de lo que significaba. La parte física me fue muy fácil. El poema y la canción las elegí en el momento.

Aprobé y me fui a hacer el Taller Regional de Actuación en Bayamo, Granma; provincia donde me correspondía estudiar la especialidad. Allí había una representación de profesores de La Habana, entre los que estaba Corina Mestre. Recuerdo que días antes de ir, mi abuela me dijo: ¿Te imaginas que te escogen para ir a La Habana?.

Al mes llamaron de la Escuela Nacional de Arte (ENA)  para invitarme al Taller Nacional en la capital. Aunque las pruebas eran similares en cuanto a forma, el rigor era mucho mayor y la preparación por parte de los aspirantes también.

Regresé a Holguín. Más tarde supe que había aprobado las pruebas de teatro en La Habana. Me presenté al Pase de Nivel en Danza, más para acompañar a mi hermana que por contemplarlo como mi futuro, y lo aprobamos.

Solo me quedaba elegir y decidí irme a la ENA. Aunque sabía que iba a ser difícil, por la distancia con mi familia y mi hermana, era una gran oportunidad y un aprendizaje que no podía perder.

En la ENA conocí el significado de ACTUAR, lo complejo que podía llegar a ser, lo importante que es ser respetuoso con tu trabajo y el de tus compañeros.

Me gradué con la compañía de teatro El Público que dirige Carlos Díaz, mi primer contacto con el mundo profesional. Desde hace 5 años pertenezco a la compañía teatral La Montaña, dirigida por Jazz Martínez Gamboa, con la cual estamos presentando una adaptación del clásico “Medea”, de Eurípides.

Con esta misma compañía he trabajado en obras como “Ricardo III”, “Equus” y “Personas, lugares y cosas”. El teatro es muy complejo, pero a mi modo de ver es el medio más enriquecedor para el actor.

Por la puerta ancha de la pantalla…

-He incursionado poco en la televisión; pero con excelentes proyectos y directores a los que estoy muy agradecida. La primera vez fue en el telefime “OH”, dirigido por Yoel Infante, con el personaje de Susana, una joven que, para vencer sus inseguridades y ser aceptada por su novio, empieza a tener problemas con el alcohol. La actuación me valió el premio CARICATO en 2018, auspiciado por la Asociación de Artistas Escénicos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Anteriormente se había estrenado el mediometraje “Oculta”, de la directora Jessica Franca, en el que interpreto a María, una muchacha becada en una escuela en el campo que trata de esconder un embarazo no deseado.

“Oculta”, mediometraje protagonizado por Anel Perdomo

Justo durante el proceso de casting de Calendario, estaba en pre-producción el telefilme “El revólver”, dirigido por Charlie Medina. En él interpreto a Carmen, una joven bailarina que inicia un matrimonio con un hombre mayor, en el cual es abusada física y sicológicamente.

Hasta el momento solo he hecho una película: “Wasp Network” (“Red Avispa”). El filme fue dirigido por Olivier Assayas, reconocido cineasta francés, y está basado en el libro The Last Soldiers of the Cold War del escritor y periodista brasileño Fernando Morais.

Para mí fue un verdadero privilegio formar parte de esta producción internacional. Es una obra con un reparto eminentemente hollywoodense: Penélope Cruz, Edgar Ramírez, Warner Moura, Ana de Armas, Leonardo Sbaraglia y Gael García Bernal. En la cinta interpreto el personaje de Adriana, la esposa de Gerardo Hernánde Nordelo. Fue una experiencia única y enriquecedora.

Más allá de la actuación…

-El modelaje lo disfruto mucho. He trabajado en videos clips nacionales con directores como Joseph Ross. También tuve la oportunidad de participar en el videoclip “Empress”, de la banda de Irlanda del Norte y Escocia “Snow Patrol”

(Artículo de Rosana Rivero Ricardo tomado del Periódico Ahora!)

 



Teatro Joven mira por dentro

Una mirada por dentro a la escena cubana, los derroteros de la dirección escénica y la experiencia de noveles directores centró la segunda jornada teórica del XII Festival Nacional de Teatro Joven que se desarrolla en la ciudad de Holguín del 27 al 30 de marzo, dedicado al 110 aniversario del natalicio de Virgilio Piñera y a los 50 años del Guiñol de Holguín.

El dialógo que se produjo desde la intimidad y aires bohemios que genera el Café Abrevadero en la sede de la Asociación Hermanos Saíz tuvo entre los panelistas a los directores Heidy Almarales, de La Chimenea, Karelia Fernández, del Guiñol de Holguín, Juan Edilberto Sosa, de La Caja Negra, el dramaturgo Raúl Bonachea y Pedro Franco, de Teatro El Portazo.

Explorar nuevos caminos que logren una sostenibilidad de las producciones artísticas, los códigos que hoy se manejan desde las dramaturgia, las necesidades de consumo y nuevas estéticas fueron algunos de los temas objeto de reflexión por los artistas que asumen la responsabilidad de desarrollar el teatro cubano.

Pedro Franco, quien impactó a los holguineros hace apenas un mes con su propuesta “No puedo, tengo ensayo” comentó que cualquier búsqueda entorno a generar formas de financiamiento deben partir desde lo poético y es su responsabilidad, vista desde lo individual y colectivo, pensar y construir el teatro que se va a visualizar en Cuba en unos 20 años.

De igual modo Raúl Bonachea apuntó la importancia de generar espacios de intercambio entre directores, fuera del Festival incluso, que los ayude a nutrirse de las experiencias profesionales de cada uno más allá del simple disfrute como espectadores de ese quehacer escénico.

Mientras que Juan Edilberto Sosa destacó como otro aspecto a tener en cuenta en el sostenimiento del repertorio, la circulación de las obras más allá de los circuitos teatrales y la legitimación de la crítica, pues estas deben poder llevarse también a los barrios donde está ese público que comúnmente no tiene un intercambio directo con el Teatro.

El teatro de títeres ocupó otro de los momentos del debate y de la jornada de este martes ya que en el horario de la mañana fue repuesta la recién estrenada obra “El extraño caso de los espectadores que asesinaron a los títeres” con la cual el Guiñol de Holguín celebra medio siglo de arte titiritero y La Chimenea, de Camagüey realizó el work in progress “Secretos bajo la luna”.

Del proceso de montaje de estos espectáculos conversaron Karelia Fernández y Heidy Almarales, esta última precisó que la puesta dirigida a un público joven y adulto es coherente con su visión del títere ya que el encanto que tienen para ella los muñecos es, justamente, su capacidad para proyectar un mensaje al espectador.

 

Posteriormente se presentó la Revista “Tablas Alarcos” y los textos “Destino Cuba”, de Freddys Núñez, “Porno o fermentar la carne con más carne para que sepa mejor”, de Juan Edilberto Sosa, “La caída”, de Raúl Bonachea y “Primavera en vano” de Abel González Melo.

Para esta noche la invitación es a disfrutar de “Comedia a la antigua”, de Teatro A dos manos bajo la dirección general de Dagoberto Gaínza, Premio Nacional de Teatro 2021 en la sala Ismaelillo y en la Alberto Dávalos “Historias de muchachas complicadas”, del Guiñol de Guantánamo.



Festival de Teatro Joven, de la utopía a la realidad

Holguín recupera su esplendor como capital del arte joven y una vez más se complejizan las rutinas productivas y aumentan los deseos de poseer el don de la omniprescencia para disfrutar de cada uno de los espacios que propone a los holguineros el XII Festival Nacional de Teatro Joven.

El evento, entre los de mayor convocatoria, que auspicia la Asociación Hermanos Saíz en Cuba se desarrolla en la Ciudad de los Parques desde este 27 de marzo, Día Internacional del Teatro, y hasta el 30 próximo dedicado al 110 Aniversario del natalicio de Virgilio Piñera y los 50 años del Teatro Guiñol de Holguín.

El actor Yasser Velázquez, de los organizadores, destacó en conferencia de prensa previa que este será el Festival de festivales por el esfuerzo y el resultado, hoy la utopía es una realidad aún cuando hayan cambiado las circunstancias epidemiológicas y logísticas.

Comentó que luego de dos años de confinamiento los jóvenes teatristas y el público necesitan de arte dramático y subrayó la presencia de los Premios Nacionales de Teatro Dagoberto Gaínza y Carlos Díaz, quienes serán reconocidos por su impronta a las “tablas” así como la oportunidad de presenciar las graduaciones de la Escuela Nacional de Arte y la Escuela Nacional de Clown de Las Tunas.

La cita, que tiene entre sus premisas constituir un espacio de exploración para el encuentro de una estética personal de los más jóvenes combina en sus más de 12 puestas en escena proyectos emergentes y sólidos entre los que resulta válido destacar “Comedia a la antigua” del grupo Teatro A dos manos, y “Como gustéis. El work in progress”, de Teatro El Público, a realizarse en las noches de martes y miércoles, respectivamente, justo a las ocho de la noche desde la sala teatro Ismaelillo.

No faltará espacio para los más pequeños de casa, quienes en el horario de la mañana podrán disfrutar a partir del lunes de funciones como “Fernandina”, del grupo cienfueguero Cañabrava, la reposición de la recién estrenada obra “El extraño caso de los espectadores que asesinaron a los títeres”, del Guiñol de Holguín, las cuales se realizarán en la sede de esta compañía; mientras que Palabras al Viento regalará desde la sala Alberto Dávalos “Los músicos de Bremen”.

La atmósfera cómplice del Café de la AHS devendrá en el sitio perfecto para acoger en las tardes a jóvenes y consagrados, quienes reflexionarán sobre temáticas relacionadas con la dramaturgia cubana actual, los nuevos caminos de la dirección escénica y el teatro para niños.

Desde allí también se presentarán los libros “Destino Cuba”, de Freddys Núñez; “Primavera en vano”, de Abel González Melo y la revista “Tablas”; mientras que el boletín Palco 13 distinguirá nuevamente Teatro Joven a partir de críticas certeras que contribuyen al crecimiento artístico de los noveles teatristas.

Auspiciado por la AHS y el Consejo Provincial de las Artes Escénicas, la XII edición del Festival Nacional de Teatro Joven también recibe el apoyo de la dirección provincial de Cultura, el Complejo Cultural Teatro Eddy Suñol, la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba y la Casa de Iberoamérica.



En Holguín jóvenes músicos con Premios Cuerda Viva

La Asociación Hermanos Saíz en la provincia de Holguín reconoció este viernes a los proyectos TóPop, Cubandaluz y Dj ArtE por su destacada trayectoria en el escenario musical cubano durante el 2021, quehacer artístico que cosechó sus mayores frutos en el Festival Cuerda Viva, programa líder de la música alternativa en la Isla caribeña.

Mayte Segura, directora de Cubandaluz y galardonada en la categoría flamenco por el tema “Que nos salve el amor”, explicó en conferencia de prensa que desde hace algunos años este apartado quedaba desierto por falta de concursantes y, en esta ocasión, a pesar de ser el único grupo en competencia, el jurado decidió admitir la propuesta, dado su alto rigor musical y los declararó como ganadores.

Comentó que recientemente durante su estancia en La Habana no solo participaron en la gala de premiación del Festival Cuerda Viva sino que realizaron un concierto en la Embajada de España, donde pudieron compartir con otros artistas del género en un encuentro que tuvo como invitada de honor a la reconocida artista Lizt Alfonso.

Para el 2022 esperan la salida al mercado de su producción discografica “Que nos salve el amor” bajo el sello Egrem, el cual incluye unos 10 temas de su autoría en una mezcla de rumba catalana con fuerte sabor cubano.

Hasta el café de la AHS, en la sede de la organización, llegaron también los carismáticos integrantes de TóPop, Adrian García y Jonathan Aroom, ganadores del Cuerda Viva en la categoría de música alternativa, éxito al que le antecedió la conquista del Premio Primera Base del Festival Havana World Music.

Adrián García, confesó que nunca consideró obtener el lauro del Cuerda Viva teniendo en cuenta la experiencia de muchos de los nominados entre los cuales se encontraban William Vivanco y Qva Libre y añadió que aun cuando no trabajan en función de reconocimientos, sin dudas obtenerlo desde Holguín significa un impulso y compromiso mayor con el público que los sigue.

Destacó entre los próximos proyectos la creación de un segundo DVD auspiciado por el sello BisMusic, perteneciente a la Empresa de Promociones Artísticas Literarias, Artex, entidad que en la ciudad de Holguín le abrió las puertas de la Casa de la Trova para sus presentaciones artísticas.

Lilién Aguilera, presidenta de la AHS en el territorio nororiental, apuntó que la búsqueda de un espacio desde el que se difunda la música alternativa y experimental de los artistas holguineros es hoy uno de los retos más urgentes en los que trabajan como organización, proyectos que prevén favorecer en la programación cultural del año próximo.

Al Sur, proyecto que protagonizan el Dj ArtE y la cantante Dalma resultaron nominados en el Festival Cuerda Viva con el tema “Mis ancestros” en los apartados de Banda más popular y Electrónica, categoría en la que lograron además otra nominación en el Cubadisco por el fonograma “Mundo Nuevo” que destacó por la autenticidad de su propuesta, la cual gusta de fusionar las sonoridades de las raíces cubanas y étnicas del sur latinoamericano llevadas a la música electrónica con la intención de traer a las nuevas generaciones un sonido fresco y tropical que se complementa en escena con ambientaciones naturales.

Concretar el primer gran concierto de música cubana electrónica en la ciudad de Holguín constituye una de las grandes aspiraciones de estos artistas, quienes pretenden invitar a representantes del género de toda el país en su afán por incorporarle color cubano a su música a través del uso de las bases de la electrónica clásica en su fusión con otras vertientes sonoras como el changüí.

Por Claudia Patricia Dominguez

(Tomado del Periódico ¡ahora!)