AHS Ciego de √Āvila


Descansa en paz José Rolando Rivero

Pareciera que la muerte se ha ensa√Īado con la cultura en Ciego de √Āvila. Y m√°s con los miembros de Honor de la AHS.

En estos tres a√Īos nos ha quitado m√°s hijos ilustres que los que podemos darnos el lujo de perder.

Entre los que se nos han ido de la isla, para disfrutar de otras economías, y los que han pasado a mejor o peor vida, se reciente el vacío intelectual que van dejando a su paso.

No hace ni un mes que perdimos al poeta, librero, promotor cultural, miembro de la Uneac y de Honor de la AHS, Arlen Regueiro Mas. Apenas nos estamos quitando esa angustia. Y ya sobreviene otra, m√°s sorpresiva, tan dolorosa.

Pareciera que la muerte nos quiere arrebatar a todos los que le han puesto luz, color, sonido, letras, a esta ciudad de los portales y los poetas.

Ya extra√Īaremos al poeta, narrador, artista visual, maestro de muchos, dise√Īador, mel√≥mano, cin√©filo, taciturno‚Ķ Jos√© Rolando Rivero.

Son muchos los que le debemos un consejo a tiempo, un chiste, una crítica mordaz, un pescozón intelectual, una taza de té, la lectura de un buen libro o la grata conversación sobre cualquier película.

En mi caso, le debo lo que me supo ense√Īar en cuanto al dise√Īo de libros y revistas por all√° por el 1997, cuando √©l era el dise√Īador de Ediciones √Āvila e intentaba llevar a cabo el sue√Īo de la revista Videncia. Comenz√≥ a darme un norte sobre cuestiones de dise√Īo. Y aprend√≠ tanto, que al fin que me dedico al dise√Īo de todo tipo.

Siempre fue perspicaz y, cual arma de doble filo, te hablaba en tonos muy matizados en dependencia de cómo se sentía o lo que pensaba que merecía su interlocutor.

Conmigo tuvo palabras felices, palabras soeces; pero sus ense√Īanzas estaban por encima de todo.

Tengo la dicha de ser de los primeros en leer sus primeras narraciones. Textos breves que me parecieron muy bien y que nunca les vi un destino final. Me habl√≥ de un libro que iba a conformar con ellos. Pero ahora mismo no s√© si lo so√Ī√©.

Su tono de voz era confesional. Y el recuerdo de sus largas conversaciones a√ļn persiste. Es como si lo tuviera a mi lado. Como si no se hubiese ido. Aunque ya no eramos tan asiduos, hubo un tiempo que √©ramos bastante inseparables, siempre tuve ansias de verlo y que me sacara de dudas sobre cualquier asunto.

No olvido las veces que lloré en su hombro cuando alguna novia se convertía en tormento, espina, herida sangrante.

Cuando lo propusimos como Miembro de Honor de la AHS, pensé que era el que más lo merecía. Porque ayudaba en todo lo que tuviera que ver con la organización. Si a alguien se le ocurría un evento o un espacio promocional, ahí estaba él como el más entusiasta, participativo y locuaz. Se volvió el centro de cada suceso.

As√≠ continu√≥ y llev√≥ a planos hermosos el Espacio Cero de artes pl√°sticas que hab√≠amos creado en la presidencia de Natacha Cabrera. Y de ah√≠ salieron excelentes momentos visuales en toda la ciudad, a√Īo 2005, con las √ļltimas tendencias del arte visual¬† y que inclu√≠an performances e instalaciones p√ļblicas. Ciego de √Āvila se empezaba a vivir de esas tendencias. Y Roly fue uno de sus cabecillas.

Al mudarnos para la actual y definitiva Casa del Joven Creador, se pens√≥ en una galaer√≠a llamada Nexos, y el nombre de Roly para su direcci√≥n vino casi por inercia. Aunque no vio sus sue√Īos totalmente realizados en ella. Y es una pena.

Ya desde el claustro de la academia de Artes Pl√°sticas avile√Īa supo revolucionar todo ese mundo creativo y, como frutos, entre tantos, pueden verse los graduados con t√≠tulos de Oro Naivys P√©rez y Lainier D√≠az.

Pero muchos otros artistas jóvenes quedaron impregnados de su gracia y talento convocante. Muchos que ahora mismo están a la vanguardia del arte visual.

En la editorial √Āvila, a la que volvi√≥ a√Īos despu√©s, como editor y editor jefe de la revista Videncia, su legado se mantendr√° intacto. Su tes√≥n y su sentido de pertenencia son meritorios y, de seguro, echar√° ra√≠ces.

Muchas fueron las espacios laborales en los que dej√≥ su impronta, el taller de confecci√≥n y enseres menores de la industria b√°sica, los consejos provinciales de las Artes Pl√°sticas y de las Artes Esc√©nicas, la Casa del Joven Creador, ediciones √Āvila, la revista Videncia, as√≠ como la Academia de Artes Pl√°sticas.

Cada uno tiene algo de sí y, a su debido tiempo, podrá contar la historia de José Rolando Rivero, el poeta, el amigo.

En los perfiles de Facebook algunos de sus amigos le han dejado sus palabras:

 

VIRGINIO MEN√ČNDEZ MORO

De luto la Cultura Avile√Īa. Nos dej√≥ f√≠sicamente Jose Rolando Rivero ( Jose). Escritor, dramaturgo, artista pl√°stico, cr√≠tico y maestro de varias generaciones que de seguro hoy est√°n consternados. Fundador de dos de las etapas de Videncia. Hombre de luz y enamorado permanente de las artes, amigo de sus amigos. Miembro de la UNEAC y de Honor de nuestra AHS. Sin dudas una sensible p√©rdida que muchos no aceptamos pues parece inexplicable. Me consuela sabre que siempre nos acompa√Īar√° su espiritu creativo, su pasi√≥n e inteligencia. Mis condolencias a familiares y amigos. Que en gloria est√©.


70 a√Īos despu√©s: un simposio de altura

Este 19 Festival de m√ļsica fusi√≥n Pi√Īa Colada le trajo a la Casa del Joven Creador avile√Īa la oportunidad, no tan novedosa, porque ya se hab√≠a hecho en otras ediciones, de construir espacios discursivos y de tem√°tica sonora.

Los habitantes de esta ciudad popular por sus portales y poetas agradecen que exista una emisora provincial hecha a la medida de todos. Y tratando de satisfacer la mayoría de sus expectativas.

As√≠ lo dej√≥ en claro el primer expositor de la tarde de hoy, el presidente de la filial de Cine, Radio y Televisi√≥n de la Uneac avile√Īa, el director de programas de radio √Āngel Broche Ruedas.

Con una alocución de excelencia, repleta de matices exquisitos en la voz y una manera muy conversacional de encantar a la audiencia, Broche supo darnos la historia de la radiofonía en esta ciudad.

As√≠, entre asombros, murmullos, silencios interesados, supimos de la primera transmisi√≥n radial que se hiciera desde una farmacia en 1924; de c√≥mo la burocracia de entonces hizo posible que esto sucediera; del primer reporte de un radioescucha que se hiciera al n√ļmero telef√≥nico 7, de dicha farmacia; del primer espect√°culo que ofreciera la transmisi√≥n, cual cinemat√≥grafo, con poblaci√≥n expectantes al frente del inmueble, y hasta un fuego artificial lanzado al aire.

Y todo contado de manera amena. Avivando el interés y sin abusar de la paciencia de los más jóvenes, que no éramos pocos.

fotos: Vasily M.P

Imágenes tras imágenes, algunos de los presentes se veían ya en esa época, con la ciudad a medio construir, sin aceras ni asfalto en sus calles.

No importaba la edad ni los credos para tal viaje. Así de simple.

Eso fue una de las cosas m√°gicas de la tarde en simposio. La confluencia hermosa entre varias generaciones de artistas, en un ambiente adecuado para aprender y sacar muchas conclusiones.

Otra de las panelistas, tambi√©n miembro de la Uneac, de la filial de m√ļsica, Malena Corcho Vergara, guitarrista y directora de programas de radio, habl√≥ sobre su trabajo continuador al frente del guateque que se transmite en Radio Surco.

Fue el momento para saber de otros directores que han pasado por ese programa y de lo mucho que le aportaron al mismo. De la personalización de los proyectos cuando se hacen con amor y deseos. Y de cómo estos se van pareciendo a sus directores que para bien se comprometen.

Se supo de los avatares vividos y a√ļn por vivir, a la hora de grabar el programa. Y de la importancia de que sea un m√ļsico, en este caso Malena, el que lo dirija, porque le aporta en calidad musical y marca pautas importantes que van en pos de la perfecci√≥n.

Rainer Nodal, el repentista miembro de la AHS, recientemente premiado en la Jornada Cucalambeana de Las Tunas, tambi√©n aport√≥ sus experiencias en la radio avile√Īa y en el repentismo.

Algo que a muchos resultó impactante fue el reconocimiento que hiciera Nodal a la tradición. Y más que lo hiciera desde un punto de vista orgánico, personal, vivencial. Aclaró que sin su familia y el apego que tienen a las tradiciones, jamás hubiera sido repentista ni mucho menos, miembro de la AHS que le ha dado todos los espacios posibles para que se arte se escuchado.

Tambi√©n habl√≥ de la D√©cima cuerda, esa oportunidad de compartir todos los meses, en esa misma casa, con amigos, repentistas, m√ļsicos, poetas, j√≥venes como √©l, amantes del buen arte de la tierra y el candor.

Así se renuevan los talentos en las filas de la AHS. Así se mantiene viva la tradición del repentismo y el arte de encantar con el verso improvisado.

La tarde tambi√©n fue propicia para que el especialista en investigaci√≥n radial de la emisora avile√Īa, Yuni Guti√©rrez, diera su valoraci√≥n de los estudios de campo poblacional que se hacen a diario en dicho centro. As√≠ quedan registrados gustos y preferencias de los radioescuchas.

Pero las cosas que escuchamos no fueron del todo halague√Īas. Por ejemplo, ¬Ņc√≥mo se puede desechar tan puntualmente los reclamos del p√ļblico ante el deseo de que se reviva un programa tan escuchado como Ecos de M√©xico? O la desaparici√≥n de otros que eran preferencias indisolubles del p√ļblico.

Algo estuvo muy claro en ese apartado. El resultado de las investigaciones ha de quedar para una mejor praxis del diarismo radial, y no en el fondo de una gaveta, sin solución.

La tarde pas√≥ de prisa. Pero alentadoramente. Este primer simposio M√ļsica y Juventud, en el caf√© Barquito de la AHS avile√Īa, como parte de la programaci√≥n del Pi√Īa Colada 2022, es el mejor campo de batalla para artistas e intelectuales.

Para este 8 de julio, la jornada promete ser m√°s que interesante, estar√° dedicada a la M√ļsica, consumo y juventud.

Pero queda en el aire una necesaria invitaci√≥n. S√ļmanse, adem√°s, los dirigentes de la cultura y ser√° mucho mejor.


Estrofa Nueva cierra enero en Ciego de √Āvila

Cuando este 28 de enero cerr√≥ el tel√≥n de la¬†XVIII Estrofa Nueva¬†qued√≥ impregnado el sabor de la poes√≠a y la buena m√ļsica, por m√°s que no haya sido este un programa ambicioso capaz de reunir un gran n√ļmero de invitados for√°neos y trasladarse por algunos municipios de la provincia.

En esta oportunidad la Asociación Hermanos Saíz previó actividades on-line y otras presenciales, que se ajustaran a los posibles escenarios epidemiológicos con tal de que la recordación y el homenaje fuesen luz para el Apóstol.

Los espacios te√≥ricos se redondearon con varias propuestas, entre las que destac√≥ la conferencia del periodista Luis Ra√ļl V√°zquez Mu√Īoz, que vino a recordar que en la obra martiana est√° contenido un periodismo ilustre, ampliamente elogiado por la cr√≠tica y con marcas literarias singulares.

Desde El Diablo Cojuelo hasta la fundaci√≥n del peri√≥dico Patria y sus publicaciones en el diario argentino La Naci√≥n fueron algunos de los elementos compartidos con el p√ļblico para resumir en solo una hora el genio creativo de un hombre que en 42 a√Īos de vida nos leg√≥ una obra inmensa.

Quiz√°s, uno de los momentos m√°s exquisitos fue la menci√≥n de materiales referenciales, o sea, aquellas obras que no debi√©ramos dejar de leer, a sugerencia de V√°zquez Mu√Īoz. De este modo hizo referencia a las escenas norteamericanas publicadas en forma de cr√≥nica durante casi 10 a√Īos en La Naci√≥n, al ensayo Nuestra Am√©rica, y al reportaje El terremoto de Charleston, como pruebas magistrales de la imbricaci√≥n entre el periodismo y la literatura, terreno todav√≠a de amplia discusi√≥n en la actualidad.

Con la conferencia La impronta de Jos√© Mart√≠ en Ciego de √Āvila, a cargo del historiador Jos√© Mart√≠n Su√°rez, llegaron detalles interesantes sobre visitas y nexos existentes entre la ciudad y el h√©roe y el espacio Enfoque, en la Casa del Joven Creador, puso el lente sobre la figura martiana y su representaci√≥n en el cine.

Bajo la conducci√≥n de Jos√© √Āngel Guevara Tamarit, el realizador Jorge Luis Neyra protagoniz√≥ un amplio di√°logo centrado fundamentalmente en la pel√≠cula Mart√≠, el ojo del canario, de Fernando P√©rez, que nos devolvi√≥ la imagen de un ser m√°s terrenal y humano.

Las artes pl√°sticas tuvieron su representaci√≥n con la exposici√≥n El hombre de La Edad de Oro, fruto de los talleres de creaci√≥n dirigidos por Yasmani Rodr√≠guez Alfaro; mientras que Estaci√≥n Burbuja tuvo una parada con el escritor avile√Īo Vasily Mendoza.

 

El programa sum√≥ recitales de poes√≠a a cargo de Iracema D√≠az, L√°zaro Delgado, Laura Ortega, Lioneski Buquet y Claudette Betancourt, y la m√ļsica de c√°mara estuvo representada por Adalys D√≠az, Alexey Mursul√≠ y Dayana Espinosa. Adem√°s, pudo disfrutarse del trovador Leosdany Castell√≥n y del d√ļo de j√≥venes camag√ľeyanos Mantra.

A estas alturas ya ha sido norma el entusiasmo de los muchachos de la AHS y el dominio de la red de redes para posicionar sus contenidos, sin embargo, no fue esta edición de Estrofa Nueva una de las más concurridas, como tampoco es el auditorio el que decide el éxito, complacidos de que al final de enero siempre haya arte joven para agasajar al más grande los cubanos.