AHS Ciego de Ávila


La cultura es la patria

Conquistar las sonrisas de los niños, con la complicidad de sus padres y abuelos, hacía dejar a un lado los titubeos con el transporte, las altas temperaturas dentro de una guagua o la llovizna de sopetón. La Brigada Luis y Sergio Saíz, de la filial de la Asociación Hermanos Saíz de Ciego de Ávila, tenía claras las actuales complejas condiciones en las que se hace el trabajo comunitario, pero insistió, gestionó y logró.   

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

El arte hecho por jóvenes de vanguardia, visto (y regalado) como conocimiento, entretenimiento y transmisor de valores, se esparció en las comunidades Manuel Sanguily y Carolina, ambas del municipio avileño de Venezuela; en Trucutú, un lejano asentamiento de Primero de Enero; Ranchuelo, en Chambas, así como en el distante Consejo Popular de Limones Palmero, en Majagua. El cierre de la movida etapa fue en el Campamento de Pioneros Exploradores, también en tierra majagüense.  

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Las jornadas, sobre ruedas y con el sol en su punto, iniciaban bien temprano. Las energías no mermaban con aquellas decenas de kilómetros andados ni los cientos de baches esquivados. Sabían que al llegar al ranchón, a la explanada o a la plazoleta, estarían esperando varias generaciones deseosas de tener en qué cultivarse. Ansiosas por alimentar el espíritu con las buenas vibras de los artistas del patio. Un escenario sin grandes artilugios ni derroches tecnológicos. Si las sillas no alcanzaban, pues el piso. La bandera de la Asociación y la cubana siempre presente. El amor también se llevaba como pendón. 

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Se sentía la necesidad de aires como estos, entre cuerdas, con payasos, trova, cuentos, poemas… Un espectáculo desprovisto de la vulgaridad y la banalidad. Sí, porque donde mismo era recibida la Brigada, en otros momentos y delante de quienes tienen encargos sociales, brota la letra y el baile sin sentido, que prolifera como hongos, en tanto siguen siendo muy (pero muy) escasos los intentos por revertirlo. No obstante, lejos del cansancio y el marasmo, la organización sigue apostando por la formación de públicos más críticos y selectivos. 

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Todavía se escuchan las canciones infantiles, claro está. Y los niños recitan los versos sencillos de José Martí y cantan a Teresita Fernández. Los más viejos recuerdan la buena trova tradicional de Sindo Garay. Bailan con Compay Segundo y dejan que la AHS exprese el cariño que les tiene, que no lo puede negar. Esa misma Asociación que, cambiando los lugares a la letra original del rico son, llegó a Manuel Sanguily y a Carolina, fue para Trucutú, y de Ranchuelo fue para Limones Palmero…  

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Santa Massiel y Motivos Personales, el guiñol Polichinela, Caminos Teatro, Teatro Primero, el dúo Alma, el proyecto de música tradicional Décima Cuerda, los escritores Leo Buquet e Ilieva Rodríguez Castillo, entre otros artistas, hicieron posible esta recorrido veraniego por comunidades aisladas. Ellos son fruto una cultura acumulada, aprendida y transmitida, alegría y talento.                     

El reto, en el año del IV Congreso de la AHS, es promover más y mejor el ejercicio y disfrute de las artes en todos los grupos de edades. De esta forma, con el ejemplo tozudo de la juventud y la integración con las autoridades locales, queda replanteada la idea de ver la cultura como “gasto”, en su acepción más vulgar y empobrecida, sino valorarla como inversión estratégica para el desarrollo humano y de la nación que se defiende.

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Obviamente, el trabajo no fue fácil, pero se fortalecieron los sistemas de cooperación para apoyar la creatividad. Siempre es reconfortante el aplauso de las familias allí donde se aplaude poco y hurgar con sensibilidad extrema aquellas fisuras que arden tras cada traba o ineptitud para dar continuidad o renovar. La dinámica actual de nuestra sociedad requiere otros métodos de intervención comunitaria.

La cultura es la patria, dijo el maestro cubano Fernando Ortiz. Y quienes hagan valer nuestras raíces culturales, con todos los desafíos y complejidades de estos tiempos, son los verdaderos patriotas. La AHS en Ciego de Ávila, con un empuje a todo dar, es actualmente una puerta abierta para dinamizar, transformar y dialogar.

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

AHS Ciego de Ávila: Verano «con talla»

Aquí se está sazonando algo, culturalmente hablando, porque contener la marcha no está en planes. Pensé, incluso, en no contarles nuestras proyecciones para el verano, porque saben de la profecía de los «planazos», más en tiempos difíciles con los recursos. Sin embargo, creo que lo maquinado hasta ahora, que no es poco, anda «bastante amarra’o».

La filial de la Asociación Hermanos Saíz en Ciego de Ávila quiere «tirar» La Casa por la Ventana, hoy 1ro. de julio, jornada que abre la etapa estival en la programación de la institución. Desde este sábado, los públicos podrán disfrutar de una expo-venta de plantas ornamentales, de la peña infantil «Cuentan, cantan tanto», que organiza el Guiñol Polichinela, en el bulevar; del taller de escritura creativa «Brisa Nueva», que lleva el escritor Leo Buquet; de la presentación del proyecto danzario «Metanoia», en tanto un interesante rato de proyecciones audiovisuales llevará por nombre Café Verano.

La tarde sabatina se despedirá con el espacio de diálogo Calibaneando, en el Centro Cultural Café Barquito, que se dedicará a los 75 años de creada la Orquesta Jazz Band Intermezzo y al centenario de su fundador, el maestro César Alberti Orozco.  

Y en este suceso hago un alto, porque la AHS Ciego de Ávila, de conjunto con Musicávila, la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos, agasajará a la agrupación musical más longeva de la provincia, a partir de invitados tan prestigiosos en el panorama cultural local y nacional, como son Jesús Lacerda, Roberto Bullón, Mario Salas y Justo Emilio Rueda. Un acontecimiento para archivar en la historia cultural del territorio. 

En la noche, como colofón de La Casa por la Ventana, los seguidores del joven Dúo Alma y de la buena poesía podrán agruparse en el Centro Cultural Café Barquito, en una muy sosegada presentación de la joven vanguardia artística avileña.   

Durante estos meses de verano, entre otros espacios, se abren paso las proyecciones de películas, los talleres de actuación «Una forma de vida» (Lunes a Viernes), de Artes Plásticas, de escritura creativa «Brisa Nueva»,  de Repentismo «La décima tiene talla» y de Introducción a la  cerámica; las peña habituales «Sobran los Motivos», ReCreo y Décima Cuerda, así como conciertos en vivo y descargas con música electrónica. 

Se prevé un trabajo comunitario en el parque El Jagüey, lugar que recuerda a  Ángel Lázaro Sánchez Herrera, más conocido como Barquito, fundador de la organización en la provincia. También la Brigada Luis y Sergio se trasladará hasta los municipios de Venezuela, Majagua, Chambas y Primero de Enero, con el arte como bandera.

Durante los días 12 y 13 de agosto, en la Jornada Por qué Luchamos, los jóvenes creadores avileños recordarán a los revolucionarios hermanos Luis y Sergio Saíz, a 66 años de sus asesinatos. Homenaje cargado de música, literatura, actuación y trabajo en la comunidad.

Asimismo, se estará celebrando en agosto, en la Casa del Joven Creador, los 10 años de creado el (hoy) dúo de trova Santa Massiel y Motivos Personales. Se prepara, con tiempo, una expo tatú «Cuando el lienzo es piel», con un espacio teórico incluido «El tatuaje como expresión del arte». Dentro del octavo mes del año, está planificada en la AHS avileña una intervención comunitaria de la Red HSH Cuba, con acciones de promoción de salud. 

El verano cierra con la jornada Caleidoscopio, en la que se prevé una exposición de los distintos talleres de la etapa y retorna el grupo danzario Metanoia a la Casa del Joven Creador.

Todo lo anterior, sujeto a cambios o con actividades que se sumen en el camino, tienen su promoción en redes sociales. Además, en la cartelera de la institución se exhibirá la programación.

Julio y agosto, como podemos leer, serán meses intensos no solo en la temperatura. Caracterizará la planificación, una vez más, la fusión con otras instituciones culturales de la provincia y entre las secciones de la filial. Dignificar la trayectoria de la Orquesta Jazz Band Intermezzo es una arrancada ideal, definitoria para éxito de la carrera. Apostar por defender el arte, entre generaciones, también es un punto a favor del quehacer de la organización.


A «guapear» en la AHS Ciego de Ávila

«Guapear» es a lo mejor la palabra que dicta las actuales circunstancias en las que se des-envuelve el arte, sin importar la edad de los creadores. Más que un infinitivo, es un imperativo de estos tiempos. Y hasta una premisa para quienes no quieren parar. «Guapear», que exige mucho de la voluntad personal, es una acción que va de frente a los problemas, en tanto siente el paso firme de la institucionalidad. Por eso, en la Asamblea Provincial de Balance de la filial de la Asociación Hermanos Saíz de Ciego de Ávila, efectuada hace par de jornadas, cualquiera «necropsia» se hizo acompañar, sin tapujos, del «harakiri».

Sí. No fue un encuentro para leer un informe de casi una veintena de páginas e ir, sin más, «matando y salando». Una importante representación de la membresía avileña, a camisa quitada, debatió sobre fortalezas y debilidades, posibilidades y realidades, tramas y fatalidades. Porque el arte, por disímiles cuestiones, se ha tornado expresión de las condiciones de vida del sujeto o de las instituciones que lo producen. No obstante, emergen obras y espacios que luchan a todo costo por no volverse comunes.

El país va a un ritmo determinante sobre las instituciones de la Cultura, por lo que las soluciones a algunos de los planteamiento de febrero (reunión de secciones) se postergan. Obviamente, según las palabras de Juan Germán Jones Pedroso, director provincial de Cultura, todo lo que está en curso es “una deuda que se resolverá más tarde que nunca, de una manera demorada, pero no olvidada”. Repetir es «guapear», no desistir. Y, si se machaca algo, es porque existe confianza en que sí se puede.

Santa Massiel Ruedas Moreno, presidenta de la AHS en el territorio, sabe que su tropa, literalmente, hay que mandarla a sentar. Aunque Rafael González Muñoz, al frente de la organización a nivel nacional, se aventura a buscar que los asociados den el blanco: el estado del arte y las proyecciones de trabajo para el periodo que viene. Pero, en «el Congreso de la AHS Ciego de Ávila», como expusiera el joven líder, no puede existir un guion, porque se trata una vanguardia inquieta, innovadora, inconforme. 

Y sí, eventos todo el año: gira provincial de Poetas y Trovadores, Estrofa Nueva; Encuentro Nacional de Jóvenes Trovadores, Trovándote; área Sin pestillo, espacio de la literatura joven en la Feria Internacional del Libro de Ciego de Ávila; área de música hecha por los jóvenes de vanguardia en el Festival de Música- Fusión Piña Colada; Festival de poesía joven, Juegos Florales; La casa por la Ventana y Calidoscopio; Todo X el Arte; Títeres al Centro y la Cruzada Cultural Siguiendo la Trocha Júcaro a Morón. 

También se ha logrado una programación fija variada en manifestaciones artísticas y que abarca a su membresía, de una u otra forma. Se cuenta con los talleres: de escritura creativa Brisa Nueva y de Artes Plásticas; las peñas Sobran los motivos, ReCreo y Décima Cuerda; y los espacios D’Cine, Calibaneando, Caminos a la casa y Cuentan, cantan tanto. Incluso, cuando se pide, la programación habitual de la Casa del Joven Creador se suma a las Noches Avileñas. Y un etcétera que abarca, dicho de la mejor forma, «lo que aparezca». 

Hacia lo que los públicos no ven se dirigió el debate: logros de los artistas de la filial, el protagonismo y visibilidad en redes sociales de Internet, el trabajo de las secciones, el funcionamiento interno y las proyecciones para el periodo que viene, entre otras cuestiones que llegaron a este escenario, después de haber pasado por no pocas conversaciones, sin que el cansancio y falta de gestiones pudieran más. Por supuesto, «el informe transparenta la vida de la filial. La organización en el territorio, en los últimos años, se ha fortalecido. Son un epicentro cultural en medio del bulevar», según precisó González Muñoz.

Por eso, Lioneski Buquet Rodríguez, miembro de la sección de Literatura y su jefe, recordó que en la etapa no fueron pocos los libros publicados por los jóvenes escritores, en editoriales nacionales y extranjeras. Agregó: «Somos pocos asociados, pero seguimos creando, no solo en el Taller de Creación Literaria Brisa Nueva, sino con la realización de actividades, eventos. Referirme, además, a los convenios de trabajo con las instituciones, como el Centro Provincial del Libro y la Literatura».

Sin embargo, recalcó que esos acuerdos no pueden quedarse solo en la palabra firmada y acuñada, en que hay que apoyar las actividades con la presencia de directivos, porque los eventos ya poseen prestigio a nivel de país y se invitan jóvenes reconocidos dentro y fuera de la isla. Por ejemplo, en el XXII Premio Poesía de Primavera, este año, se recibieron casi 30 títulos, sin precedente en el certamen.

La presidenta de la filial, Santa Massiel Ruedas Moreno, aprovechó para informar que la AHS avileña se proyectó revisar y actualizar las relaciones de coordinación y colaboración que debe existir con la Dirección Provincial de Cultura, así como con los diferentes centros y consejos provinciales, y con los medios de comunicación. En tal sentido, aquellas instituciones con las que existe vínculo realizan una serie de aportaciones, como son financiamiento, producción y también promoción a proyectos de la organización, que es, en esencia, a los jóvenes creadores.

Los artistas escénicos no podían quedarse atrás y tomaron el mando. Yanelis Velázquez Olivares, actriz de Caminos Teatro, hizo énfasis en la necesidad de revisar el financiamiento del sector de la Cultura en el territorio, cuestión que afecta considerablemente la programación de sus instituciones, incluso realizó comparaciones con números de otras provincias.

La también actriz de Caminos Teatro, Mercedes María Mesa Paz, comentó sobre el deterioro constructivo de los teatros y de las salas en Ciego de Ávila, si bien reconoció la situación económica del país y los discretos avances en la reparación de algunos inmuebles. Sobre la sede de su grupo, el Teatro Iriondo, comunicó su mal estado para los ensayos y presentaciones, además de los problemas constructivos del Teatro Principal y la Sala Abdala; esta última sede del Guiñol Polichinela, reabierta recientemente, que hoy tiene problemas con filtraciones, el tabloncillo, con la instalación eléctrica… Agregó que en esa sede del Guiñol no se puede hacer buen teatro para adultos, pues está diseñada para público infantil. «Hemos parado montajes», sentenció.

René Rivas Hernández, actor del Guiño Polichinela, agradeció la reparación de la Sala Abdala, pero exhortó a las autoridades a recorrerla, a apoyar este reclamo, porque hay muchos detalles allí que retocar. Este llamamiento, con algunas otras precisiones sobre el diseño y la inversión, fue reiterado por Jorge Isel Lorenzo Mejías, también actor del Guiñol Polichinela, quien además recordó que el grupo estará cumpliendo 60 años próximamente, celebración que no se puede dejar pasar en la provincia.          

Por su parte, Nodailen Granados Delisle, actriz del Guiño Polichinela e instructora de arte, reconoció a la Casa de la Cultura, a la Biblioteca Provincial y a la Casa del Joven Creador, que contribuyeron, durante todo este tiempo de reparación de la Sala Abdala, a preservar el teatro local, como escenario de ensayos, exposiciones, además de techo para salvaguardar recursos y hacer trabajos de mesa. Añadió que donde quiera que ella está, frente a sus estudiantes, en los tabloncillos, en festivales…, también está la AHS.  

La actriz de Caminos Teatro y jefa de sección de Artes Escénicas, Yamara Pereira Rey, señaló que Caminos Teatro ha sido el impulsor del teatro para adultos en Ciego de Ávila y es creador del Festival Internacional Pueblos Escena. Que los asociados de la sección han estado en Romerías de Mayo, en Remedios, Festival Mejunje Teatral y en Matanzas. Se han dado talleres, como el del escritor y dramaturgo Freddys Núñez Estenoz, director del grupo Teatro del Viento, de Camagüey.

Ha sido prioridad de la presidencia provincial de la AHS que los avileños puedan disfrutar de presentaciones de conjuntos foráneos, como el grupo de teatro del Mejunje, de Santa Clara; el Grupo de Experimentación Escénica La Caja Negra, de Santiago de Cuba; y el Guiñol de Remedios, también santaclareño. Sin embargo, demandó más integración en estos espacios del Consejo Provincial de las Artes Escénicas, así como apoyo al trabajo comunitario.

Concluyó con elogios a la integración de las secciones y llamó la atención sobre el trabajo de los promotores culturales en la base, porque cuando se llega a los barrios no se nota el espíritu cultural. En tanto exhortó a Patrimonio a velar por el cuidado y la conservación de los fortines de la Trocha de Júcaro a Morón, en función de proteger la historia local.   

Quizás hay respuestas que debieron ser dadas antes, pero fue el momento en que Saulo Castillo Morales, presidente del Consejo Provincial de las Artes Escénicas, aprovechó para aclarar que lo de la Sala Abdala es coyuntural, solo falta que el clima por estos días lo permita, para cambiar la impermeabilización. El Iriondo no tiene una reparación tan profunda como lleva y, realmente, no posee las condiciones, sobre todo cuestiones de luces y audios. Se hace insostenible pagar a un privado el audio. En el caso del Teatro Principal, existe la voluntad del Gobierno y el Partido en la provincia de continuar su reparación, que es bastante. También continuar la reparación de la Trapisonda, sede del grupo Teatro Primero.

Luego de que Yasmani Rodríguez Alfaro, escritor, pintor y miembro de sección de Audiovisuales, pidiera a las autoridades que cuidaran la Cultura, porque el mal gusto prolifera en la ciudad constantemente, tomó la palabra la jefa de esa sección Arletty White Morales, quien describió su espacio D’Cine; habló de varios talleres realizados e hizo un llamado nuevamente a que los jóvenes vean en las convocatorias de las becas y premios de la AHS como la posibilidad de desarrollar su obra. Y si de mal gusto hablaba Yasmani, ella lo reafirmó con el ejemplo del lobby del cine San Carlos, de Morón, con servicios gastronómicos. Uno de sus proyectos es el evento Días de Cine, inspirado en la calidad de los festivales de Cine en el país.

Luis Enrique Milán Boza habló del futuro, una vez más. «Ciego de Ávila sí tienes artistas visuales, pero están vinculados a otras actividades o en sus casas. Hay artistas que mantienen su creación, por respeto a su trayectoria. El proyecto Vierte sobrevive a carencias y busca articulaciones. El proyecto quema con gas, pero, desde noviembre, no tenemos. Dejamos de ser una Unidad Empresarial de Base del Fondo Cubano de Bienes Culturales y perdimos la cuota asignada. Somos un Grupo de Creación, que busca sumar fuerzas, pero lo que hoy hacemos, lo hacemos con grandes sacrificios».     

Enseguida Rafael González Muñoz «agarró la seña» y resaltó que el país está buscando alternativas para estimular la creación y este es el espacio para que se escuchen los obstáculos.

Rainer Marcel Nodal Pérez y Yeinier Delgado Abreu, ambos de la sección de Música y creadores del proyecto Décima Cuerda, resaltaron el lugar de la provincia a nivel de país en la defensa del punto cubano, patrimonio inmaterial de la humanidad. No obstante, los resultados de Ciego de Ávila en ese campo, los defensores del género requieren espacios donde cantar en el territorio, más allá de la AHS, donde nación por una necesidad el proyecto Décima Cuerda.

«Y Décima Cuerda no se ha quedado aquí, sino que fue invitado al Primer Congreso de la Décima y el Punto Cubano en La Habana; al Primer Taller de Estudio de la Décima en Sancti Spíritus y al Primer Coloquio Nacional del Punto Cubano en Mayabeque, eventos nuevos que nacen. Además, grabamos un capítulo de la revista cultural La Caja, de la AHS Camagüey, provincia en la que presentamos durante la Feria del Libro. Celebramos su primer aniversario, con una buenísima ayuda en esa peña. Un paso de avance grandísimo fue la participación en el Piña Colada del género, a través de nosotros, junto con el dúo Buena Fe, en la plaza central, frente a tantas personas. Estuvimos en Palmas y Caña, si bien somos invitados permanentes».

Rainer y Yeinier conformaron el proyecto de evento Décima Cuerda, propuesto para los días 2 y 3 de febrero de 2024, pero se necesitan recursos para un evento de calidad. Saben del apoyo, solo hay que materializarlo.             

Yeinier Delgado Abreu mencionó con orgullo a la Casa de la Décima Raúl Rondón, a la que pertenecen algunos de los integrantes de Décima Cuerda y donde imparte talleres a dos grupos, uno infantil y otro de adolescentes-jóvenes. «Todo es contradictorio con lo que sucede en el municipio cabecera, porque no es posible que raíces tan fuertes no tengan un espacio fijo fuera de la AHS. Hay que crear espacios para todos los públicos, según los distintos segmentos poblacionales. Los artistas se sienten identificados con los programas de radio y televisión, pero hay que revisar, no obstante, la calidad de lo que se lleva a la programación radial».

En la misma tónica de proyecciones, José Ángel Guevara Tamarit, de la sección de Audiovisuales y miembro de la UNEAC, anunció un proyecto para la Radio en Morón, en el verano, que incluye el quehacer de los jóvenes artistas asociados de Morón y los instructores de la Brigada José Martí. «Pensamos, con la Ley de Comunicación Social, buscar apoyo en los actores económicos no estatales para el adelanto de esos artistas».

Juan Germán Jones Pedroso, casi al cierre, ofreció esperanzas a la Sala Abril, en la Casa del Joven Creador, informó de las trasformaciones que demandan las casas de la Trova de Morón y de Ciego de Ávila, y comunicó que se trabaja en un proyecto con actores económicos no estatales para crear alianza que permitan el desarrollo de la música campesina.

«La situación de los teatros es real. Circulamos una convocatoria a los nuevos actores económicos estatales a que formen parte de la programación cultural de la provincia. Ahí inicia la batalla contra el mal gusto. El proyecto Días de Cine, Vierte, Trovándote, Pueblos Escena, Décima Cuerda, lo que hace Polichinela, Caminos Teatro…, son manera de hacer, de combatir la banalidad».

Liván Izquierdo Alonso discursó sobre la participación de los jóvenes, el compromiso con la continuidad y el apego revolucionario a lo que hacen. En tanto, Lissette Martínez Luzardo llamó a fortalecer la institucionalidad y controlar más cómo se implementa la política cultural. Por último, Sara Blanco Pérez consideró oportuno requerir más responsabilidad institucional en el trabajo con la AHS, por lo que los planteamientos son el camino.

Luego del proceso electoral, que dirigió Yasel Toledo Garnache, se presentaron los jefes de secciones: Yamara Pereira Rey, de Artes Escénicas; Arletty White Morales, de Audiovisuales, y Lioneski Buquet, de Literatura y Crítica e investigación.  

Resultaron ratificados, en las votaciones, para la Presidencia Provincial Cleylis Aurora Benítez Castro y Alejandro Quiñones Almanza, como vicepresidentes, y Santa Massiel Rueda Moreno, como presidenta. Al IV Congreso, a celebrarse en octubre venidero, irán por el territorio Cleylis Aurora Benítez Castro, José Angel Guevara Tamarit y Santa Massiel Rueda Moreno.

Se reconocieron al Gobernador y Vicegobernadora salientes, Tomas Alexis Martín Venegas y Ania Rosa Francisco Malde; al escritor y pintor Yasmani Rodríguez Alfaro, y a varios músicos bajas naturales de la organización.

Le corresponde a la AHS Ciego de Ávila repercutir no solo en su membresía y sus públicos, sino también abogar porque su visión sobre el papel transformador del arte se extienda a otros procedimientos de trabajo dentro del sector, como parte del sistema institucional de la cultura y ente creadora.

La creación trascurre por no pocas mediaciones en su desarrollo, debido a cuestiones económicas innegables, a lo que se suma un forcejeo constante con el diarismo. Pero nuevos proyectos se abren entre las carencias, con el espíritu, fe y voluntad de estos creadores, capaces de derribar los muros de la desidia, la burocracia y la escasez. Aquí, en esta tierra, no hay excusas ni desmemoria, hay certeza de que se podrá.


De compromiso y otros retos: asamblea de la AHS avileña

Qué firme tu esperanza.

José María Vitier

 

Una vez más, estoy en una Asamblea pre Congreso de la AHS en Ciego de Ávila. En esta ocasion no puedo dejar de sentirme un tanto insatisfecho con la misma, pues creo que el contenido fue repetitivo en alguna medida, respecto a su antecesora, y con solo algunas luces que brillaron en aquel cielo rejuvenecido y vital

Nos acompañan Liván Izquierdo Alonso, miembro del Comité Central del PCC, y primer secretario del partido en la provincia; Alfre Menéndez Pérez, Gobernador del territorio; Lizette Martínez Luzardo, directora de.politicas culturales del MINCULT; Juan Germán Jones Pedroso, director provincial de Cultura; la Uneac, la CTC, y otros.

Uno se queda mirando esta nueva ola de miembros de la AHS avileña, sin dejar de pensar en los que ya no están y que también hicieron lo suyo en el empeño de fundar y cambiar; de fundar y cambiar. Como parte de un proceso revolucionario que no descansa.

En este ambiente discursivo he pasado una buena parte de mi vida. Ahora, como Miembro de Honor, lo seguiré haciendo. Me preocupan demasiadas cosas dentro de esta organización y tiene que ver con:

 ➡ El concepto de Sentido de pertenencia.

 ➡ Amor a la Patria.

 ➡ Respeto a la cultura que somos.

Y me preocupación va por todos los miembros de la organización que andan desde afuera, y algunos desde adentro, también, queriendo confundir y destruir el honor de un país que ha querido hacer una revolución a toda costa, para el bien de todos.

La suerte, ahora mismo, nos coloca frente a un micrófono, para decir lo que pensamos de nuestra sociedad; soltar ese cúmulo de inquietudes propias, sobre los procesos culturales y de lo que creemos podríamos mejorar golpe a golpe, paso a paso.

Verdadero ejercicio de democracia donde la mayoría dice lo que la minoría debe anotar y corregir de un proceso que, a la larga y a la corta, es de todos.

Pero no todos entienden que se trata de expresarse, de ser coherentes con la historicidad en los debates que se iniciaron con la anterior asamblea hace ya cuatro años y que analizó a camisa quitada, una labor cultural deficiente en la Ciudad de los Portales.

En aquella ocasión el panorama era bien complejo. Y las críticas llovieron desde la vanguardia juvenil artística.

Ahora, al cabo de cuatro años, algo cambió y para bien, aunque esa transformación no haya podido ser todo lo profunda y constante que se necesitaba. Pero hay un cambio innegable. Me resulta penoso ver algunos miembros discursando sobre casi las mismas palabras de sus otroras intervenciones. Como si no tuvieran los pies bien puestos sobre la tierra.

Lo cierto es que sí se ha avanzado, pero no con toda precisión necesaria. Es cierto que hay chapucerías que corregir en la reparación de los teatros. Pero nadie está de brazos cruzados. Santa Massiel Rueda, la actual presidenta, señaló que «la preocupación mayor será cómo llenar una programación teatral una vez terminadas todas las obras». Y no le sobra razón.

Los ejemplos del avance están, sobre todo, en el orden creativo, como bien mencionara Rafael González, presidente nacional de la AHS. Pongo testigos: Arletty White Morales, la jefa de sección de Audiovisuales y Plástica, pidió espacios para la divulgación de cine y su apreciación. Hoy ya cuenta con varios sitios en el municipio de Morón y Ciego de Ávila para ello. José Guevara Tamarit también reclamaba espacios para divulgar su obra audiovisual, y ya está elaborando tertulias, creando documentales y haciendo, de Morón, una plaza del audiovisual diferente.

Otro tanto debo decir de Rainer Nodal y Yeinier Delgado, con el proyecto Décima cuerda, de repentismo infanto-juvenil, que tanto placer y orgullo le ha traído al territorio a nivel nacional.

Pero no dejo de reconocer que todos los discursos son importantes por muy desentonados que pudieran estar.

Una asamblea es el lugar ideal para que la comunicación cumpla sus objetivos esenciales que son informar, expresar emociones y, sobre todo, regular actitudes.

Por eso nos convocan aquí, a “puerta cerrada”, para decir lo que pensamos, como sabe hacer un artista, desde su ejemplo creador y sus inquietudes.

En ese tono respetuoso y franco, fue la crítica certera del escritor y artista visual Yasmany Rodríguez Alfaro sobre un «monstruoso» mural que dejaron a medio hacer en una pared lateral del cine Carmen, en el centro de la ciudad. Pero la respuesta a su planteamiento no llegó a tiempo, al menos, allí. Veremos qué nos depara el futuro

Propicia fue la jornada para despedir a los integrantes de la agrupación de hip hop, DCero, que ya cumplen la edad límite de la membresía de la AHS. Así como para pasar al proceso eleccionario donde fue ratificado el ejecutivo en pleno de esta Asociación que ha sabido hacer familia con su membresía y darlo todo, hasta los sueños, por una mejor expresión artística avileña.

Los escritores Yasmany Rodríguez Alfaro y Lioneski Buquet, fueron reconocidos en quorum por su entrega a la labor creadora, sumar eventos y contribuir al desarrollo cultural de esta urbe rica en poetas y portales.

De compromiso con el arte y la cultura, y otros retos, se trató en esta asamblea previa al IV Congreso de la organización, a celebrar en La Habana en el mes de octubre.


Asume el reto la AHS en Ciego de Ávila

Asume el arte joven avileño el reto de vivir sin tener precio. De desandar lo feo. De cambiar lo que debe ser cambiado. De iluminar las calles de todas las ciudades y de todos los poblados y de cada casa que necesite arte para vivir, sin vivir del arte. De analizar, criticar, construir. De seguir a la izquierda del camino, mirando el pasado, analizando la historia, sin claudicar. Asume el reto de llegar a este 4to. Congreso de la AHS más robustos y erguidos como los pinos nuevos que son.

Esto quedó claro cuando la membresía de la AHS en Ciego de Ávila volvió a reunirse con el acompañamiento de la máximas autoridades del territorio, la presidencia de la Asociación nacional, el consejo de dirección de Cultura, la UJC, la Uneac, miembros de honor, y otros invitados, en esta tarde de sábado 18 de febrero.

Fue una mirada crítica, pero también de alabanza. Porque se ha trabajado mucho en estos cinco años y cada sección tuvo la oportunidad de reflejarlo y leerlo en su momento y con la mejor de las actitudes.

Hubo creatividad hasta en el acto mismo de leer los informes. Por que cada uno le puso tesón y deseo, y explotó al máximo las cualidades artísticas y comunicativas.

 

Por eso fue emotivo escuchar a Yamara Pereira Rey, de Artes Escénicas, asumir un rol de quien desafía las leyes de la gravedad, y vuela como un papel al viento, sacando los logros del guiñol Polichinela tras las muchas jornadas teatrales de fin de semana, o Títeres al centro; y eventos como Todo x el arte, entre tantos otros, que han sido escenarios ideales y salvadores.

Así, también, Leo Bucquet, desde la sección de Literatura, hizo una especie de contralectura que no evadió al fisco, y supo darle sabor a un informe que agradecía a todo motor, las relaciones de trabajo con el Centro Provincial del Libro en la provincia, y otras instituciones afín.

foto: Michel Guerra Martín

Además de la importancia y la resonancia que tuvieron eventos como Estrofa Nueva, y el taller de escritura Brisa Nueva. Y de los logros de escritores como Leonel Daimel, Yasmani Alfaro, y él mismo. Cosa que prestigia la sección y la coloca como una de las menos numerosas de la célula avileña, pero de las más prestigiosas.

Las secciones de Audiovisuales y Artes Visuales, de la mano de la joven periodista y realizadora Arletty White Morales, también tuvo su momento de gloria al proyectar el corto El collar, de José Ángel Guevara Tamarit, sobre la violencia de género, realizado en su entrañable Morón y basado en una historias real.

Y el momento fue propicio, además, para que el propio Tamarit tomara el micrófono y lanzara varias preocupaciones que tiene sobre el desempeño cultural en su municipio, así como el estado ya casi amorfo de la reinaugurada librería ateneo, cuyo objeto social pareciera haberse camuflado en una pizzeria, dulcería, cafetería, y librería, asunto que no le parece correcto.

Algo que llamó mucho la atención, fue que al proceso de lectura de cada informe, ya en el debate, parecía que hubiese otro informe menos apegado a la vida orgánica de la organización. Más centrado en los temas culturales del territorio. Asunto que no me pareció mal del todo, pero que me deja con un mal sabor.

¿Tan poco creativos están estos creadores que no tienen crisis económicas, espirituales, sociales que necesitan evacuar y buscarle solución? En este punto recuerdo a Martí cuando decía que el que mira con ensimismamiento la paja en el ojo ajeno, se olvida del suyo y se queda tuerto.

foto: Michel Guerra Martín

Pero de todo esto saco una feliz conclusión. El relevo que seguirá empujando a esta provincia estará garantizado en algún tiempo. Y eso es beneficioso para todos. Pero sobre todo, para la tradición cultural.

Se discutió de todo lo discutible desde el orden y el respeto. Hubo risas y aplausos porque las palabras también colmaron un espacio revolucionario.

El director de cultura, el también director teatral Juan Germán Jones, le puso la tapa al pomo en varias oportunidades, cuando instó a salir a buscar la solución a los problemas desde la creatividad y el compromiso. Y sin olvidar el papel transformador de la cultura.

En sus palabras estaban muchos de los hitos de la Historia de Cuba. Estaba Martí y estaba Villena, Fidel, Félix Varela, Maceo y muchos otros. Porque en sus frases cabía toda la voluntad necesaria para empujar el arte por los caminos del bien común.

foto: Michel Guerra Martín

Llegado el proceso electivo, pareciera que los ánimos se pondrían candentes con alguna que otra negatividad. Pero todo llegó a feliz término.

Como jefes de sección, fueron ratificados en Artes Visuales y Audivisuales, Arletty White Morales; en Literatura, Leo Bucquet; en Artes Escénicas, Yamara Pereira Rey; y en Música, fue elegida Beatriz Rodríguez de León.

Fueron seleccionadas, también, las propuestas a delegados al 4to. Congreso, así como los del Consejo Nacional de la AHS, y los que conformarán las voletas para la presidencia provincial de esta organización.

Ya en el final, después de este proceso eleccionario, Rafael González, presidente nacional de la AHS, les pidió a todos seguir creando desde la vanguardia, con deseo, con tesón, sin esperar nada a cambio y solo permitiendo que el arte sea el salvador.

foto: Michel Guerra Martín

Con la Décima cuerda al brazo

¿Qué cosa es el repentismo?

¿Acaso no sabes bien?

Si es ese tu caso ven,

tienes que verlo tú mismo:

Tradición y modernismo

en una misma batalla.

En “Décima cuerda” estalla

el arte.  ¿Qué te parece?

No faltes a la Ahs.

Rainer Nodal

Cada vez que llego a la Casa del Joven Creador en Ciego de Ávila sé que estoy en el momento y lugar adecuados. Sea para una reunión, encuentro entre amigos, o una actividad determinada. Pero cuando se juntan deber y placer en una peña campesina, me siento mucho más afortunado.

La AHS siempre ha apostado por la renovación de la tradición. Y como tal, defiende nuestros valores y la cultura que somos. Así se plantea, año tras año, hacer actividades donde lo heredado por nuestros mayores se destaque por su impronta y por necesario.

Por eso, en la peña Décima cuerda, de puro repentismo con los anfitriones Rainer Nodal y Yeinier Delgado, ambos con doble membresía en la AHS y Uneac, fue especialmente mágica para mí.

Primero, mi aversión por la música campesina es solo comparable con lo que siento por el reguetón. Segundo, Rainer y Yeinier son dos tipos con un carisma increíble y un talento que motiva a ser amistoso. Tercero, cuando la AHS invita, es un deber acudir a su encuentro.

La peña empezó unos minutos antes de la hora prevista. Quiere decir, que cuando llegué, unos minutos antes de las 10 de la noche, ya estaban tocando y haciendo de las suyas en proscenio. Pero no me perdí nada, prácticamente, porque, como que era “haciendo tiempo” en lo que llegaba Yeinier.

Con todo y eso se puso de manifiesto algo que me parece genial, pero que tiene sus dos caras. Lo contemporáneo marca el ritmo a lo que la tradición ya entonaba. ¿Tanta modernidad podría desviar el normal curso, el color o sabor de una peña campesina que se vende como tal? A mí me suena que sí. Pero no es un delito ni una desviación cultural.

Lo veo como un envoltorio donde se guarda la esencia. Lo novedoso nos presenta, y a la vez resguarda, lo que ya es histórico. Y si se hace con respeto, cariño y pleitesía, pues ganamos todos.

Nadie asiste engañado ni se siente como tal una vez que la peña arranca. Son jóvenes de menos de 30 años. Son casi niños jugando su papel en la cultura y haciéndoles a todos, el mejor regalo: la décima.

Que haya baches en el espectáculo debido a imperfecciones técnicas, es algo entendible y hasta normal. Mas se consigue que todo parezca parte de la misma concepción escénica.

Aunque pareciera que Rainer es el conductor de la peña, por momentos no queda claro que es así, porque los momentos culturales van sucediendo como sacados de una improvisación que no es tal.

Hay un guion bastante bien pensado. Mas no una persona determinada en proscenio que lleve la voz cantante.

Así se consigue la más efectiva conexión con el público joven y esto es, a mi entender, algo más que loable. Tener un patio lleno de jóvenes que ríen, tararean, aplauden y hasta ovacionan el arte de la tierra y tradición, es decididamente genial. Por ese solo detalle ya la peña tiene todo mi cariño y respeto.

Muy bien el momento en que Rainer nos declama una décima que es la llamada que le hace a alguien que está “afuera”. Bien por el contenido que no deja de reflejar nuestra realidad y sacar chistes de lo que es desgracia, hasta ofrecernos algún tipo de consuelo o de esperanza.

Queda bien en claro la capacidad histriónica que posee este multilaureado repentista y que bien podría seguir explotando, pero a otro nivel. La cosa está en que se lo proponga en serio.

Todo conjuga de una manera especial en este show cultural. Hay canciones pop, décimas, improvisaciones, poesía, teatralidad, entrega de reconocimientos. Hay gusto por el buen arte y la canción de la tierra. Hay color de vida. Hay AHS y con letras bien grandes.

Hay Cuba en cada rincón, en cada cuerpo.

Del proyecto Décima Cuerda también se presentan otros que vienen a ser como sus ramificaciones. Es el caso de Somos armonía, que desde la guitarra de Danieves, pero también de Amanda Beatriz Ortega, y sus voces cristalinas, nos llegan canciones pop y con sabor cubano. Pero que cada interpretación está permeada por una o dos décimas en el intermedio, improvisadas por las mismas integrantes y sueltas a modo de abrazo cultural. Las llamadas “contralecturas”.

Válida, también, la invitación al joven poeta Leo Buquet a que declame sus décimas en este espacio, como eco de lo logrado en la más reciente edición de la Cruzada cultural Siguiendo la Trocha y de la que todos formaron parte indisoluble.

Es la última peña del 2022 que ya está viviendo sus últimas semanas. La AHS avileña se va a despedir de estos 365 días como mismo los inició, con arte del bueno, vanguardia pura, motivada y revolucionaria.


XIV Todo x el arte

Yo vengo de todas partes,
Y hacia todas partes voy:

Arte soy entre las artes,
En los montes, monte soy.

José Martí

 

Pareciera que el escenario está listo para que desde este 13 de octubre y hasta el 17, se abran las puertas del Todo x el arte, que desde el 2009 viene ganando terreno en la cultura avileño.

Casi se ha hecho imprescindible.

En el aire, además de lluvia, gravitan los confites del arte juvenil.

Un suceso artístico que, desde la vanguardia, se encarga de dinamizar los espacios culturales y demostrar que todo es humanamente posible más allá del bloqueo, las crisis, pandemias, inflaciones, y más.

Así lo concibió Yoanys Soriano Cabrera, Miembro de Honor de esta organización, y ahora radicada en Camagüey, sin perderle el rumbo a su natural encanto. Además, de tener muy bien concebido su objeto social.

Su sonrisa impetuosa motiva y seduce, convence y evoluciona. Es un motor de ingenio moliendo caña, haciendo guarapo.

La AHS es la ocasionadora de todas las venturas. Porque le toca. Porque entiende cuál es su lugar en esta tierra, en este tiempo. Y lo asume, cara a cara, con sus vecinos y membresía.

Para quien no ha escuchado hablar de estas jornadas, solo basta decir que ha conseguido llegar a diferentes espacios sociales, culturales y de recreación en el centro y periferias de la ciudad famosa por sus portales y poetas.

El acompañamiento será dado por las instituciones del sistema cultural, la Uneac, el partido y gobierno. Lo habitual en eventos de esta envergadura y donde queda demostrado que unidos se salva la cultura y se beneficia el pueblo.

Todo por el pueblo, también, podría decirse.

Lo mismo se ofrece una lectura de poesía en una escuela politécnica, universidad, que una cantata en el museo de Artes Decorativas; una representación del Guiñol Polichinela en el bulevar, que una trovada en el  parque Martí; una presentación de libros en la librería Ateneo, que una lectura poética en el hogar materno. Y así, hasta las más insospechadas variantes para que el arte ilumine y ayude a crecer espiritualmente a su pueblo, el principal destinatario.

En esta oportunidad, Yoanys Soriano ha querido abrazar, en abrazo filial con su organización, los hechos que enumero:

 

Y también a los 25 años de vida artística de la Yoa. Nuestra Yoanys. ¿A quién mejor?

Ella ha dejado su impronta entre los jóvenes con inquietudes artísticas. Y ha sabido hacerse creíble, voraz, necesaria.

Su evento es el evento de todos. Hay trova, libros, literatura, magos, danza, audiovisuales, música, guiñol y juegos. Pero sobre todo, hay un respeto magnánimo por la cultura nacional y por la verdadera creación. Esa que no cree en lentejuelas y se crece antes todas y cada una de las dificultades.

¿Quiénes estarán de invitados? Están los autores del patio: Leo Buquet, Leonel Daimel, Yasmani Rodríguez, Reinaldo Zaldívar, Yoandra Santana, Heriberto Machado, Carmen Hernández Pena, Eduardo Pino, Masiel Mateo, Vasily M.P, Santa Massiel Rueda y Motivos Personales, Música abierta, Alexander Chang, Rumbávila fusión y el folclórico nuestro, la compañía Teatro Primero y su frente infantil Pelusín del monte, Guiñol Polichinela y la compañía de moda Guaysa, DJ LOOPZ y el proyecto “Aurora” y hasta Corávila.

¿Otros invitados? Quizás sea arriesgado decir nombres que a veces por razones ajenas a la voluntad personal e institución no se consigue materializar, pero ya se avizora que Nelson Valdés nos acompañe, así como Leonardo García y Ariel Barreiros. Clara narración, de Nuevitas. Así como tantos otros artistas que se suman a estas jornadas.

Es ambicioso el proyecto. Y desde ya le vaticino rotundo éxito. El pueblo de Ciego de Ávila sabrá agradecerlo, como ya lo ha hecho durante estos catorce años.


Descansa en paz José Rolando Rivero

Pareciera que la muerte se ha ensañado con la cultura en Ciego de Ávila. Y más con los miembros de Honor de la AHS.

En estos tres años nos ha quitado más hijos ilustres que los que podemos darnos el lujo de perder.

Entre los que se nos han ido de la isla, para disfrutar de otras economías, y los que han pasado a mejor o peor vida, se reciente el vacío intelectual que van dejando a su paso.

No hace ni un mes que perdimos al poeta, librero, promotor cultural, miembro de la Uneac y de Honor de la AHS, Arlen Regueiro Mas. Apenas nos estamos quitando esa angustia. Y ya sobreviene otra, más sorpresiva, tan dolorosa.

Pareciera que la muerte nos quiere arrebatar a todos los que le han puesto luz, color, sonido, letras, a esta ciudad de los portales y los poetas.

Ya extrañaremos al poeta, narrador, artista visual, maestro de muchos, diseñador, melómano, cinéfilo, taciturno… José Rolando Rivero.

Son muchos los que le debemos un consejo a tiempo, un chiste, una crítica mordaz, un pescozón intelectual, una taza de té, la lectura de un buen libro o la grata conversación sobre cualquier película.

En mi caso, le debo lo que me supo enseñar en cuanto al diseño de libros y revistas por allá por el 1997, cuando él era el diseñador de Ediciones Ávila e intentaba llevar a cabo el sueño de la revista Videncia. Comenzó a darme un norte sobre cuestiones de diseño. Y aprendí tanto, que al fin que me dedico al diseño de todo tipo.

Siempre fue perspicaz y, cual arma de doble filo, te hablaba en tonos muy matizados en dependencia de cómo se sentía o lo que pensaba que merecía su interlocutor.

Conmigo tuvo palabras felices, palabras soeces; pero sus enseñanzas estaban por encima de todo.

Tengo la dicha de ser de los primeros en leer sus primeras narraciones. Textos breves que me parecieron muy bien y que nunca les vi un destino final. Me habló de un libro que iba a conformar con ellos. Pero ahora mismo no sé si lo soñé.

Su tono de voz era confesional. Y el recuerdo de sus largas conversaciones aún persiste. Es como si lo tuviera a mi lado. Como si no se hubiese ido. Aunque ya no eramos tan asiduos, hubo un tiempo que éramos bastante inseparables, siempre tuve ansias de verlo y que me sacara de dudas sobre cualquier asunto.

No olvido las veces que lloré en su hombro cuando alguna novia se convertía en tormento, espina, herida sangrante.

Cuando lo propusimos como Miembro de Honor de la AHS, pensé que era el que más lo merecía. Porque ayudaba en todo lo que tuviera que ver con la organización. Si a alguien se le ocurría un evento o un espacio promocional, ahí estaba él como el más entusiasta, participativo y locuaz. Se volvió el centro de cada suceso.

Así continuó y llevó a planos hermosos el Espacio Cero de artes plásticas que habíamos creado en la presidencia de Natacha Cabrera. Y de ahí salieron excelentes momentos visuales en toda la ciudad, año 2005, con las últimas tendencias del arte visual  y que incluían performances e instalaciones públicas. Ciego de Ávila se empezaba a vivir de esas tendencias. Y Roly fue uno de sus cabecillas.

Al mudarnos para la actual y definitiva Casa del Joven Creador, se pensó en una galaería llamada Nexos, y el nombre de Roly para su dirección vino casi por inercia. Aunque no vio sus sueños totalmente realizados en ella. Y es una pena.

Ya desde el claustro de la academia de Artes Plásticas avileña supo revolucionar todo ese mundo creativo y, como frutos, entre tantos, pueden verse los graduados con títulos de Oro Naivys Pérez y Lainier Díaz.

Pero muchos otros artistas jóvenes quedaron impregnados de su gracia y talento convocante. Muchos que ahora mismo están a la vanguardia del arte visual.

En la editorial Ávila, a la que volvió años después, como editor y editor jefe de la revista Videncia, su legado se mantendrá intacto. Su tesón y su sentido de pertenencia son meritorios y, de seguro, echará raíces.

Muchas fueron las espacios laborales en los que dejó su impronta, el taller de confección y enseres menores de la industria básica, los consejos provinciales de las Artes Plásticas y de las Artes Escénicas, la Casa del Joven Creador, ediciones Ávila, la revista Videncia, así como la Academia de Artes Plásticas.

Cada uno tiene algo de sí y, a su debido tiempo, podrá contar la historia de José Rolando Rivero, el poeta, el amigo.

En los perfiles de Facebook algunos de sus amigos le han dejado sus palabras:

 

VIRGINIO MENÉNDEZ MORO

De luto la Cultura Avileña. Nos dejó físicamente Jose Rolando Rivero ( Jose). Escritor, dramaturgo, artista plástico, crítico y maestro de varias generaciones que de seguro hoy están consternados. Fundador de dos de las etapas de Videncia. Hombre de luz y enamorado permanente de las artes, amigo de sus amigos. Miembro de la UNEAC y de Honor de nuestra AHS. Sin dudas una sensible pérdida que muchos no aceptamos pues parece inexplicable. Me consuela sabre que siempre nos acompañará su espiritu creativo, su pasión e inteligencia. Mis condolencias a familiares y amigos. Que en gloria esté.


70 años después: un simposio de altura

Este 19 Festival de música fusión Piña Colada le trajo a la Casa del Joven Creador avileña la oportunidad, no tan novedosa, porque ya se había hecho en otras ediciones, de construir espacios discursivos y de temática sonora.

Los habitantes de esta ciudad popular por sus portales y poetas agradecen que exista una emisora provincial hecha a la medida de todos. Y tratando de satisfacer la mayoría de sus expectativas.

Así lo dejó en claro el primer expositor de la tarde de hoy, el presidente de la filial de Cine, Radio y Televisión de la Uneac avileña, el director de programas de radio Ángel Broche Ruedas.

Con una alocución de excelencia, repleta de matices exquisitos en la voz y una manera muy conversacional de encantar a la audiencia, Broche supo darnos la historia de la radiofonía en esta ciudad.

Así, entre asombros, murmullos, silencios interesados, supimos de la primera transmisión radial que se hiciera desde una farmacia en 1924; de cómo la burocracia de entonces hizo posible que esto sucediera; del primer reporte de un radioescucha que se hiciera al número telefónico 7, de dicha farmacia; del primer espectáculo que ofreciera la transmisión, cual cinematógrafo, con población expectantes al frente del inmueble, y hasta un fuego artificial lanzado al aire.

Y todo contado de manera amena. Avivando el interés y sin abusar de la paciencia de los más jóvenes, que no éramos pocos.

fotos: Vasily M.P

Imágenes tras imágenes, algunos de los presentes se veían ya en esa época, con la ciudad a medio construir, sin aceras ni asfalto en sus calles.

No importaba la edad ni los credos para tal viaje. Así de simple.

Eso fue una de las cosas mágicas de la tarde en simposio. La confluencia hermosa entre varias generaciones de artistas, en un ambiente adecuado para aprender y sacar muchas conclusiones.

Otra de las panelistas, también miembro de la Uneac, de la filial de música, Malena Corcho Vergara, guitarrista y directora de programas de radio, habló sobre su trabajo continuador al frente del guateque que se transmite en Radio Surco.

Fue el momento para saber de otros directores que han pasado por ese programa y de lo mucho que le aportaron al mismo. De la personalización de los proyectos cuando se hacen con amor y deseos. Y de cómo estos se van pareciendo a sus directores que para bien se comprometen.

Se supo de los avatares vividos y aún por vivir, a la hora de grabar el programa. Y de la importancia de que sea un músico, en este caso Malena, el que lo dirija, porque le aporta en calidad musical y marca pautas importantes que van en pos de la perfección.

Rainer Nodal, el repentista miembro de la AHS, recientemente premiado en la Jornada Cucalambeana de Las Tunas, también aportó sus experiencias en la radio avileña y en el repentismo.

Algo que a muchos resultó impactante fue el reconocimiento que hiciera Nodal a la tradición. Y más que lo hiciera desde un punto de vista orgánico, personal, vivencial. Aclaró que sin su familia y el apego que tienen a las tradiciones, jamás hubiera sido repentista ni mucho menos, miembro de la AHS que le ha dado todos los espacios posibles para que se arte se escuchado.

También habló de la Décima cuerda, esa oportunidad de compartir todos los meses, en esa misma casa, con amigos, repentistas, músicos, poetas, jóvenes como él, amantes del buen arte de la tierra y el candor.

Así se renuevan los talentos en las filas de la AHS. Así se mantiene viva la tradición del repentismo y el arte de encantar con el verso improvisado.

La tarde también fue propicia para que el especialista en investigación radial de la emisora avileña, Yuni Gutiérrez, diera su valoración de los estudios de campo poblacional que se hacen a diario en dicho centro. Así quedan registrados gustos y preferencias de los radioescuchas.

Pero las cosas que escuchamos no fueron del todo halagueñas. Por ejemplo, ¿cómo se puede desechar tan puntualmente los reclamos del público ante el deseo de que se reviva un programa tan escuchado como Ecos de México? O la desaparición de otros que eran preferencias indisolubles del público.

Algo estuvo muy claro en ese apartado. El resultado de las investigaciones ha de quedar para una mejor praxis del diarismo radial, y no en el fondo de una gaveta, sin solución.

La tarde pasó de prisa. Pero alentadoramente. Este primer simposio Música y Juventud, en el café Barquito de la AHS avileña, como parte de la programación del Piña Colada 2022, es el mejor campo de batalla para artistas e intelectuales.

Para este 8 de julio, la jornada promete ser más que interesante, estará dedicada a la Música, consumo y juventud.

Pero queda en el aire una necesaria invitación. Súmanse, además, los dirigentes de la cultura y será mucho mejor.


Estrofa Nueva cierra enero en Ciego de Ávila

Cuando este 28 de enero cerró el telón de la XVIII Estrofa Nueva quedó impregnado el sabor de la poesía y la buena música, por más que no haya sido este un programa ambicioso capaz de reunir un gran número de invitados foráneos y trasladarse por algunos municipios de la provincia.

En esta oportunidad la Asociación Hermanos Saíz previó actividades on-line y otras presenciales, que se ajustaran a los posibles escenarios epidemiológicos con tal de que la recordación y el homenaje fuesen luz para el Apóstol.

Los espacios teóricos se redondearon con varias propuestas, entre las que destacó la conferencia del periodista Luis Raúl Vázquez Muñoz, que vino a recordar que en la obra martiana está contenido un periodismo ilustre, ampliamente elogiado por la crítica y con marcas literarias singulares.

Desde El Diablo Cojuelo hasta la fundación del periódico Patria y sus publicaciones en el diario argentino La Nación fueron algunos de los elementos compartidos con el público para resumir en solo una hora el genio creativo de un hombre que en 42 años de vida nos legó una obra inmensa.

Quizás, uno de los momentos más exquisitos fue la mención de materiales referenciales, o sea, aquellas obras que no debiéramos dejar de leer, a sugerencia de Vázquez Muñoz. De este modo hizo referencia a las escenas norteamericanas publicadas en forma de crónica durante casi 10 años en La Nación, al ensayo Nuestra América, y al reportaje El terremoto de Charleston, como pruebas magistrales de la imbricación entre el periodismo y la literatura, terreno todavía de amplia discusión en la actualidad.

Con la conferencia La impronta de José Martí en Ciego de Ávila, a cargo del historiador José Martín Suárez, llegaron detalles interesantes sobre visitas y nexos existentes entre la ciudad y el héroe y el espacio Enfoque, en la Casa del Joven Creador, puso el lente sobre la figura martiana y su representación en el cine.

Bajo la conducción de José Ángel Guevara Tamarit, el realizador Jorge Luis Neyra protagonizó un amplio diálogo centrado fundamentalmente en la película Martí, el ojo del canario, de Fernando Pérez, que nos devolvió la imagen de un ser más terrenal y humano.

Las artes plásticas tuvieron su representación con la exposición El hombre de La Edad de Oro, fruto de los talleres de creación dirigidos por Yasmani Rodríguez Alfaro; mientras que Estación Burbuja tuvo una parada con el escritor avileño Vasily Mendoza.

 

El programa sumó recitales de poesía a cargo de Iracema Díaz, Lázaro Delgado, Laura Ortega, Lioneski Buquet y Claudette Betancourt, y la música de cámara estuvo representada por Adalys Díaz, Alexey Mursulí y Dayana Espinosa. Además, pudo disfrutarse del trovador Leosdany Castellón y del dúo de jóvenes camagüeyanos Mantra.

A estas alturas ya ha sido norma el entusiasmo de los muchachos de la AHS y el dominio de la red de redes para posicionar sus contenidos, sin embargo, no fue esta edición de Estrofa Nueva una de las más concurridas, como tampoco es el auditorio el que decide el éxito, complacidos de que al final de enero siempre haya arte joven para agasajar al más grande los cubanos.