Inicio ¬Ľ

La cultura es la patria

Conquistar las sonrisas de los ni√Īos, con la complicidad de sus padres y abuelos, hac√≠a dejar a un lado los titubeos con el transporte, las altas temperaturas dentro de una guagua o la llovizna de sopet√≥n. La Brigada Luis y Sergio Sa√≠z, de la filial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z de Ciego de √Āvila, ten√≠a claras las actuales complejas condiciones en las que se hace el trabajo comunitario, pero insisti√≥, gestion√≥ y logr√≥.¬† ¬†

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

El arte hecho por j√≥venes de vanguardia, visto (y regalado) como conocimiento, entretenimiento y transmisor de valores, se esparci√≥ en las comunidades Manuel Sanguily y Carolina, ambas del municipio avile√Īo de Venezuela; en Trucut√ļ, un lejano asentamiento de Primero de Enero; Ranchuelo, en Chambas, as√≠ como en el distante Consejo Popular de Limones Palmero, en Majagua. El cierre de la movida etapa fue en el Campamento de Pioneros Exploradores, tambi√©n en tierra majag√ľense.¬†¬†

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Las jornadas, sobre ruedas y con el sol en su punto, iniciaban bien temprano. Las energías no mermaban con aquellas decenas de kilómetros andados ni los cientos de baches esquivados. Sabían que al llegar al ranchón, a la explanada o a la plazoleta, estarían esperando varias generaciones deseosas de tener en qué cultivarse. Ansiosas por alimentar el espíritu con las buenas vibras de los artistas del patio. Un escenario sin grandes artilugios ni derroches tecnológicos. Si las sillas no alcanzaban, pues el piso. La bandera de la Asociación y la cubana siempre presente. El amor también se llevaba como pendón. 

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Se sent√≠a la necesidad de aires como estos, entre cuerdas, con payasos, trova, cuentos, poemas‚Ķ Un espect√°culo desprovisto de la vulgaridad y la banalidad. S√≠, porque donde mismo era recibida la Brigada, en otros momentos y delante de quienes tienen encargos sociales, brota la letra y el baile sin sentido, que prolifera como hongos, en tanto siguen siendo muy (pero muy) escasos los intentos por revertirlo. No obstante, lejos del cansancio y el marasmo, la organizaci√≥n sigue apostando por la formaci√≥n de p√ļblicos m√°s cr√≠ticos y selectivos.¬†

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Todav√≠a se escuchan las canciones infantiles, claro est√°. Y los ni√Īos recitan los versos sencillos de Jos√© Mart√≠ y cantan a Teresita Fern√°ndez. Los m√°s viejos recuerdan la buena trova tradicional de Sindo Garay. Bailan con Compay Segundo y dejan que la AHS exprese el cari√Īo que les tiene, que no lo puede negar. Esa misma Asociaci√≥n que, cambiando los lugares a la letra original del rico son, lleg√≥ a Manuel Sanguily y a Carolina, fue para Trucut√ļ, y de Ranchuelo fue para Limones Palmero‚Ķ ¬†

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Santa Massiel y Motivos Personales, el gui√Īol Polichinela, Caminos Teatro, Teatro Primero, el d√ļo Alma, el proyecto de m√ļsica tradicional D√©cima Cuerda, los escritores Leo Buquet e Ilieva Rodr√≠guez Castillo, entre otros artistas, hicieron posible esta recorrido veraniego por comunidades aisladas. Ellos son fruto una cultura acumulada, aprendida y transmitida, alegr√≠a y talento. ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†

El reto, en el a√Īo del IV Congreso de la AHS, es promover m√°s y mejor el ejercicio y disfrute de las artes en todos los grupos de edades. De esta forma, con el ejemplo tozudo de la juventud y la integraci√≥n con las autoridades locales, queda replanteada la idea de ver la cultura como ‚Äúgasto‚ÄĚ, en su acepci√≥n m√°s vulgar y empobrecida, sino valorarla como inversi√≥n estrat√©gica para el desarrollo humano y de la naci√≥n que se defiende.

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Obviamente, el trabajo no fue fácil, pero se fortalecieron los sistemas de cooperación para apoyar la creatividad. Siempre es reconfortante el aplauso de las familias allí donde se aplaude poco y hurgar con sensibilidad extrema aquellas fisuras que arden tras cada traba o ineptitud para dar continuidad o renovar. La dinámica actual de nuestra sociedad requiere otros métodos de intervención comunitaria.

La cultura es la patria, dijo el maestro cubano Fernando Ortiz. Y quienes hagan valer nuestras ra√≠ces culturales, con todos los desaf√≠os y complejidades de estos tiempos, son los verdaderos patriotas. La AHS en Ciego de √Āvila, con un empuje a todo dar, es actualmente una puerta abierta para dinamizar, transformar y dialogar.

Fotos: Yoandris Chamorro Belén

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ