escritora


¬ęDeb√≠an morir y yo les di vida¬Ľ

Su obra La que debe morir gan√≥ el premio Reina del Mar Editores, que otorga la AHS de Cienfuegos. A pesar de residir en Canad√°, no ha cejado en su af√°n de escribir. Luego de incursionar en poes√≠a y narrativa, precisamente en relato, g√©nero con el que obtuvo el premio en cuesti√≥n en 2017, se le publica el libro. Sobre √©l y aspectos de su vida literaria nos habla en esta entrevista la escritora cienfueguera Mar√≠a Karla √Āguila D√≠az (1995).

¬ŅC√≥mo llega Mar√≠a Karla a la escritura?

Creo que la escritura en mi vida comenz√≥ con la lectura. Sin embargo, no fui una ni√Īa lectora. Por supuesto, ah√≠ estuvo Mart√≠ con La Edad de Oro, pero, fuera de las lecturas obligatorias de la primaria, no hubo otros libros, solo mucho teatro y danza. Despu√©s, mucho tiempo despu√©s, vino el amor y conoc√≠ la poes√≠a de Dulce Mar√≠a (Loynaz) en sus Poemas sin nombre. Hubiera querido escribirlos. En alg√ļn momento me llen√© de valor y empec√© a escribir poemas de amor muy cursis, para imitar los de Dulce. Cuando estaba en el preuniversitario, la hija de una profesora me present√≥ a Ariel L√≥pez (El Gato). El Gato me ense√Ī√≥ a leer, por as√≠ decirlo. Y desde ah√≠ la vida me cambi√≥. Mientras le√≠a, segu√≠a escribiendo poemas y cuentos. Luego vino Ian; √©l me ense√Ī√≥ a confiar en m√≠. En su compa√Ī√≠a escrib√≠ los dos libros que hasta ahora se han publicado.*

Tengo entendido que eres miembro de la AHS de Cienfuegos. ¬ŅGanar su premio Reina del Mar Editores en 2017 te permiti√≥ integrar su membres√≠a o ya formabas parte de esta instituci√≥n?

Llegu√© a la AHS antes. No recuerdo en qu√© a√Īo exactamente. Sin embargo, s√≠ recuerdo que fue con un poemario que escrib√≠ en el taller literario que ofrec√≠a Ian. El cuaderno se llamaba Adagios de una Isla. Esos poemas los desech√©, pero algunas de sus im√°genes luego formaron parte de Punto Rojo.¬†

¬ŅQu√© caminos anduviste hasta concertar los cuentos reunidos en el volumen premiado?

Los textos fueron concebidos en casa de Ian. Yo escribía sin parar. Llegaba de la universidad y me sentaba a la mesa a escribir. Ian me alimentaba, me hacía café y me compraba los cigarros. Pudiera decir que, en menos de un mes, ya había terminado todos los cuentos. Llegaron así, apresuradas, estas mujeres que debían morir o ser condenadas de alguna manera por la sociedad. Debían morir y yo les di vida. Resultó fácil hablar de ellas y hacerlas hablar; más que fácil, divertido.

En tus cuentos se percibe determinado realismo en el tratamiento de las situaciones y en los personajes. Incluso, por momentos se podría hablar de demasiado detallismo en la narración.

Si en mis cuentos hay cierto realismo o no resulta, en el momento de escribirlos, poco relevante. De hecho, nunca pienso en quién va a contar la historia o qué detalles son imprescindibles. No funciona así en mi caso. Voy por la calle y pienso en algo; entonces, eso me atormenta. Puede ser una frase, un nombre o un final. Cuando el tormento es demasiado, tanto que me impide hacer mi día, lo llevo al papel. De esta manera, el cuento sale solo. La que debe morir se escribió rápido porque eran historias que tal vez estaban reprimidas. Normalmente, la idea de un cuento me visita varias veces en mi mente. Sin embargo, cuando me siento a escribirlo, todo se va tejiendo en la hoja como dictado por otra persona.

Como mismo el realismo, el tratamiento de estas mismas situaciones y actitudes de los personajes me hacen recordar a √Čmile Zola y Guy de Maupassant** y el naturalismo que practicaron. ¬ŅHay cierta influencia expl√≠cita en tu prosa nacida de lecturas muy personales o de estos propios escritores franceses?

No podr√≠a decirte, espec√≠ficamente, el autor que haya marcado m√°s mi manera de escribir. Sin embargo, por supuesto que hay cubanos. Escritores muertos como Virgilio Pi√Īera, y vivos como Marcial Gala. Los escritores franceses no me han visitado tanto como crees. Sin embargo, ellos han influenciado autores que me han influenciado a m√≠. Pudiera decirse que, en este mar angustiado de influencias, he recibido algo de ellos de manera indirecta.¬†¬†¬†¬†¬†

Punto rojo, perteneciente a la joven perlasure√Īa Mar√≠a Karla √Āguila D√≠az, t√≠tulo merecedor del premio El girasol sediento, de la AHS en 2017.

Los relatos de La que debe morir sorprenden por su brevedad, agilidad de la prosa y por su ingenioso final. Y si mal no recuerdo, cuando te otorgaron el premio por esta obra, el jurado se√Īal√≥ lo corto de las narraciones y te aconsejaron que pod√≠as desarrollarlas m√°s.

Está bien que las personas expresen lo que sienten. Es como decirte que tu cabello lucía mejor cuando lo tenías largo. Cuando recibo una crítica, reflexiono, pero eso no significa que iré corriendo a cambiarlo. En mi caso, yo nunca cambié los cuentos. Nada más que decir.

¬ŅPor qu√© elegir acciones crueles por lo que las decisiones de tus personajes los muestra negativos? ¬ŅO acaso est√°n siendo sinceros consigo mismos?

Mis personajes hicieron lo mejor que pudieron seg√ļn sus maneras de ver la vida. La reflexi√≥n pudiera estar si uno hubiera hecho lo mismo. Si tu novia hace todo lo posible por tener sexo contigo cuando tu hermano est√° presente, ¬Ņno la empujar√≠as? Si tu perro est√° muriendo ahogado, ¬Ņno le har√≠as un masaje cardiaco externo? Responder√≠as que tal vez no o que depende de las circunstancias. Por mi parte, cont√© eventos que me parecieron interesantes. La vida est√° llena de conflictos, situaciones horribles, eventos traum√°ticos; no tenemos ni idea. Por eso, la gente cree en lo que lee; la realidad supera la ficci√≥n, en mi opini√≥n.¬†

Seg√ļn conozco, tu primera obra fue Punto Rojo, poes√≠a, as√≠ como otras producciones anteriores a la que Reina del Mar Editores hace ahora con La que debe morir, la primera entrega narrativa. ¬ŅHay una gran sima entre la Mar√≠a Karla poeta y la narradora?

La Karla poeta y la Karla narradora son las mismas. Nunca me he dicho ¬ęest√°s narrando, as√≠ que no debes construir im√°genes¬Ľ. Me sale natural. Empec√© a escribir poemas y cuentos casi de manera simult√°nea. De hecho, creo que los dos libros ganaron en el mismo a√Īo; pero, por problemas editoriales, salieron separados. Siempre escrib√≠ poemas y cuentos. Ahora, si me preguntas, me siento m√°s narradora que poeta.¬†¬†¬†

¬ŅEn qu√© estado est√° tu carrera como escritora, dado que resides en otro pa√≠s, y eso te coloca fuera del √°mbito art√≠stico cienfueguero? ¬ŅEst√°s al tanto del desarrollo de la AHS y de los noveles escritores?

Vivir en Canad√° me ha separado indudablemente de la AHS. Cuando voy a Cuba, visito a mi familia y amigos, pues no hay tiempo para m√°s. S√≠ pertenezco todav√≠a a la organizaci√≥n y cotizo cada a√Īo en ella. Salgo en sus publicaciones, por ejemplo, en el bolet√≠n La √ļltima playa. Trato de mantenerme al tanto de lo que se hace en la organizaci√≥n porque muchos de sus integrantes son mis amigos.

Por otro lado, pienso que es importante que la gente joven siga escribiendo o, al menos, se interese por la literatura. Ian tiene una tropa de muchachos bien motivados que hace hasta competencias. No creo que se deba escribir todo el tiempo, como si fuera un oficio. Ya dije una vez en otra entrevista que, para mí, escribir no es necesario. Es un acto de placer, placer de liberar gente que vive en la cabeza de uno; es entretener y hacer reflexionar a quien lee.

*La que debe morir y Punto rojo. Textos de narrativa, cuento, y poesía, respectivamente.

** Escritores franceses del siglo XIX. Ambos formaron parte del c√≠rculo de Medan, liderado por √Čmile Zola. Los integrantes de este cen√°culo postulaban y practicaban una creaci√≥n naturalista.


¬ęEn Rostros est√° la magia¬Ľ

El escritor es un artista que expresa en sus obras literarias lo que el pintor hace en su lienzo, lo que el fotógrafo capta con sus ojos mecánicos, lo que el actor expresa con su cuerpo.

Tal vez nuestra cercan√≠a disfraza lo trascendental de su obra ante mis ojos. La reciente publicaci√≥n de su primer libro ‚ÄúRostros‚ÄĚ desat√≥ en m√≠ esa sed period√≠stica de indagar, descubrir y compartir. Una genuina joven santiaguera, mujer de avanzada, y no s√≥lo en la literatura, es Lisbeth Lima Hechavarr√≠a.¬†

De bióloga a escritora en Santiago de Cuba

cortesía de la entrevistada

En mi vida siempre primero fue el arte. Ni siquiera la literatura, sino el arte en toda su expresi√≥n. De ni√Īa quer√≠a ser bailarina, bailar me apasiona, me relaja, incluso me ayuda a encontrar la inspiraci√≥n. Luego la m√ļsica me cautiv√≥ por completo y comenc√© a tomar clases de canto. Form√© parte durante un tiempo del prestigioso coro Orfeon Santiago bajo la direcci√≥n del maestro Electo Silva.

Ya en la secundaria la literatura fue ganando terreno, pero no me apart√© nunca de la m√ļsica ni las dem√°s manifestaciones del arte, incluso en noveno grado intent√© entrar en la Academia de Teatro Joaqu√≠n Tejada. Recuerdo que convenc√≠ a mi madre despu√©s de mucho di√°logo, que casi siempre terminaban en un cl√°sico ‚Äúte dije que no‚ÄĚ, y me llev√≥ a hacer las pruebas, pero no fui seleccionada.

Aquello no amilanó mis ganas de ser artista, sino todo lo contrario, aunque nunca me aparté de los estudios, por ello seguí cursando el pre universitario, comencé entonces las clases de guitarra en la Lauro Fuentes y junto a mi amigo Yohan Bulgar Munder, hoy arreglista musical, compositor y bajista del grupo D’Nova, pasé a formar parte de un grupo musical de aficionados con el que nos presentábamos los fines de semana en las actividades de la ciudad y algunos jueves o viernes en la Casa de la trova. Fue una etapa linda que disfruté muchísimo.

A los 17 a√Īos escrib√≠ quince p√°ginas de una historia (hoy proyecto de novela) para entrar al Centro de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso, convocatoria que conoc√≠ gracias al maestro Reynaldo Garc√≠a Blanco en su taller de los s√°bados: Aula de poes√≠a. Nunca antes hab√≠a ni siquiera tecleado en una computadora mis creaciones, y en una de las salas del Palacio de Computaci√≥n prepar√© aquellas cuartillas de Reencontr√°ndome para la Onelio. Ya por aquel entonces hab√≠a terminado de escribir Alexa, a los catorce a√Īos, mi primera obra. La emoci√≥n que sent√≠ cuando supe que hab√≠a quedado seleccionada, fue inmensa. Comenzaba a sentirme parte de algo dentro del mundo literario.

cortesía de la entrevistada

La Biolog√≠a fue algo con poco tiempo de an√°lisis. Digamos tal vez un a√Īo antes de las pruebas de ingreso a la universidad. Quiz√° unos meses m√°s, pero poco en comparaci√≥n a mi vocaci√≥n por el arte. No obstante, sent√≠a que de todas las opciones que ofrec√≠an los estudios en el nivel superior, las ciencias me apasionaban, a pesar de las matem√°ticas. Las letras tambi√©n, pero no les auguraba un futuro pr√≥spero en Cuba a las ramas sociales y human√≠sticas, proyectaba menos l√ļcida esa opci√≥n a pesar de mi amor por la literatura, adem√°s de que siempre me ha gustado ponerme retos y superarme constantemente as√≠ que hacer bifurcar mis vocaciones ser√≠a s√≥lo el comienzo de ello.¬†

Hoy felizmente soy Licenciada en Biolog√≠a por la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba. Trabaj√© biodiversidad los primeros tres a√Īos de la carrera, luego comenc√© a especializar en Antropolog√≠a F√≠sica y es la l√≠nea investigativa que trabajo y en la que realizo la maestr√≠a y proyecto el doctorado.

Lo que sí puedo asegurar es que ambas profesiones me apasionan inmensamente y me creo capaz de poder llevarlas a la par. Tal vez un día me toque decidir, pero por el momento espero seguir siendo can de varios trillos.

La Asociación Hermanos Saíz y sus oportunidades

A la AHS entr√© en abril de 2016. Una vez terminada la Onelio (2014) y avanzado un poco la creaci√≥n literaria, quien por aquella √©poca fuera el Jefe de Secci√≥n de Literatura: el amigo y colega Rodolfo Tamayo Castellanos, me habl√≥ del crecimiento y me crey√≥ con potencialidades para integrar las filas de la organizaci√≥n. Desde entonces puedo admitir que he sido estimulada como creadora en numerosas ocasiones con la invitaci√≥n a eventos dentro y fuera de la provincia, a pe√Īas literarias, he formado parte del programa de la Feria Internacional del libro y de programas colaterales de otras importantes actividades en la ciudad.

cortesía de la entrevistada

Como parte de los objetivos implementados para la promoci√≥n de los asociados he contado con capsulas promocionales y siempre con la bienvenida para la realizaci√≥n e integraci√≥n a novedosos y entusiastas proyectos. Tal es as√≠ que hoy cuento, entre otros, con el proyecto de espacio literario El Escriba, pe√Īa y p√°gina web que ayuda a la promoci√≥n y comprensi√≥n de los g√©neros literarios en Cuba, as√≠ como de sus principales exponentes, a trav√©s de entrevistas y debates tem√°ticos.

Ser miembro de Asociaci√≥n que integra a la joven vanguardia art√≠stica en el pa√≠s es y siempre ser√° un honor para m√≠ pese a cualquier contratiempo. Sentirnos parte de algo que mueve los sentimientos de una naci√≥n, como lo es el arte, siempre valdr√° la pena, y por ello hoy, en mis funciones desempe√Īadas como Jefa de la Secci√≥n de Literatura y actual Vicepresidenta de la filial santiaguera, siento que puedo retribuir un poco de todo ese apoyo que he recibido e impulsar la carrera art√≠stica de muchos otros desde el apeo al funcionamiento org√°nico de la instituci√≥n.

Madre, esposa, hermana, hija, escritora, editora, antrop√≥loga, vicepresidenta‚Ķ ¬ŅC√≥mo te la ingenias para llevar todo a la par?

cortesía de la entrevistada

Me las apa√Īo. No s√© c√≥mo, la verdad, pero lo consigo. Sobre todo, con mucha disposici√≥n, mucha fuerza de voluntad, mucho amor por lo que hago. Decirte que lo llevo f√°cil ser√≠a a todas luces una gran falacia, me cuesta, me cuesta mucho, pero siempre pienso en que nada se logra sino con sistematicidad y entrega. ¬ęConstancia es resultado¬Ľ, me dice siempre un buen amigo.

Ser madre desde hace un a√Īo y medio me ha impuesto retos adicionales con los que he tenido, como toda mam√° trabajadora, que aprender a lidiar. Todos sabemos lo que impone la responsabilidad de una casa, la familia, quien tambi√©n demanda atenci√≥n, sobre todo en los tiempos que corren, tan convulsos, tan sufribles‚Ķ pero siento que el trabajo es mi v√≠a de escape; que yo no lo llamar√≠a trabajo, un poco por los significados de impostura que se le han asignado a ese t√©rmino, pues lo que hago me genera un inmenso placer, me siento dichosa al poder desempe√Īarme en lo que me gusta, poder vivir de las profesiones para las cuales estudi√©. Puedo decir sin miedo a equivocarme que ese privilegio no todos lo conocen.

En esto de ingeni√°rmelas para repartirme las funciones, pues tambi√©n creo que juega un papel importante el que me he acostumbrado a trabajar bajo presi√≥n. Ya no s√© hacerlo de otro modo. Dicen que todos tenemos ma√Īas, una especie de rutina, a veces hasta morbo a la hora de escribir, de crear, en mi caso ya es ese: el trabajar bajo presi√≥n. Escribo en las notas del m√≥vil mientras balanceo al ni√Īo a las doce de la noche, mientras remuevo el sofrito de los frijoles, me ejercito mientras le invento historias al ni√Īo y aun cuando no estoy frente al papel en blanco igual estoy creando. Busco en cada cosa que hago retazos de historias.¬† ¬† ¬† ¬† ¬†

Rostros y las publicaciones anteriores…

cortesía de la entrevistada

Siempre me ser√° infinitamente grato volver a las p√°ginas de mi primer libro publicado y redescubrirme en ellas. Los cuentos compilados en ese volumen llevan mucho de m√≠, la mayor√≠a tienen m√°s de seis a√Īos. Significan inicio, crecimiento y por qu√© no, tambi√©n escuela. Rostros tiene la magia, dir√≠a yo, de hacer que nos miremos desde adentro. A fin de cuentas, sus personajes no son m√°s que el reflejo de nosotros mismos en situaciones cercanas, situaciones que escuchamos en boca de uno, de otro, que nos llegan y nos conciernen a veces m√°s de lo que creemos o queremos admitir. Erotismo, sexo, amor, desamor, es el convite entre esas p√°ginas, donde pongo fin a una etapa creativa inicial de mi carrera como escritora y doy paso, feliz ante lo concebido, a una nueva fase escritural.

Respecto a mis otras publicaciones: desde mediados del pasado a√Īo 2020 hasta la fecha no han sido pocas todas las publicaciones que he logrado obtener. Ya sobrepasan las veinte y cinco, entre cuentos, poes√≠a, art√≠culos, rese√Īas y entrevistas en dis√≠miles revistas de M√©xico, Espa√Īa, Colombia, Ecuador, EE.UU etc. Ha sido una etapa muy fruct√≠fera. Tambi√©n he logrado publicar en revistas cubanas como Claustrofobias, Isliada, El Caim√°n Barbudo y La Jiribilla, y eso me ha hecho muy feliz.¬†

Hablemos de tu pe√Īa literaria El Escriba

Una ma√Īana de julio del pasado a√Īo el presidente de la filial santiaguera de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, Juan Edilberto Sosa, me contact√≥ para ayudar a idear algunos proyectos con el fin de retomar en la etapa postcovid la vida org√°nica de la organizaci√≥n y levantar de nuevo la programaci√≥n en la secci√≥n de literatura. As√≠ surgi√≥ la Pe√Īa Literaria ‚ÄúEl Escriba‚ÄĚ, espacio concebido para la apreciaci√≥n y promoci√≥n de escritores y sus obras, siempre debatiendo sobre un g√©nero o subg√©nero literario distinto a trav√©s del intercambio con los principales exponentes j√≥venes del pa√≠s, la cual tuvo su primera edici√≥n en agosto y se mantiene mensualmente siempre los primeros viernes de cada mes a las cinco de la tarde.

cortesía de la entrevistada

Desde el mes de enero del presente a√Īo, ante la agravante situaci√≥n epidemiol√≥gica en la provincia y luego en todo el pa√≠s, nos ha tocado reinventarnos la programaci√≥n de la Asociaci√≥n desde las redes, y como siempre digo: debemos aprender a sacar de todo, incluso de lo malo lo mejor, por ello siento que esta etapa nos ha hecho crecernos.

El Escriba no se ha quedado atr√°s, ya este mes de marzo ser√° la octava edici√≥n del espacio y la tercera realizada de forma online, lo cual ha sido una experiencia enriquecedora que me ha permitido llegar a un p√ļblico m√°s amplio y diverso con el cual la interacci√≥n a trav√©s de las redes ha sido fortuita y retroalimenta la pe√Īa de un modo muy din√°mico a trav√©s de entrevistas por video llamadas y streaming subidos directamente a la p√°gina de Facebook de la pe√Īa, y luego compartido y rese√Īado en todos los dem√°s espacios de la AHS de Santiago de Cuba.

Hasta el momento escritores de la talla de Rodolfo Tamayo castellanos, Juan Edilberto Sosa Torres, Yunier Riquenes Garc√≠a, Yansy S√°nchez, Reynier Rodr√≠guez, Mar√≠a de Jes√ļs Ch√°vez Vilorio, Abel Guelmes Roblejo y ahora en marzo, dedicado al D√≠a internacional de la mujer, la joven y multilaureada escritora habanera Barbarella D‚Äô Acevedo ser√° la pr√≥xima invitada. Realmente me siento muy feliz con los resultados del proyecto y agradezco a la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z por la oportunidad de llevarlo a cabo bajo su producci√≥n y asesor√≠a en materia de comunicaci√≥n.

Proyecciones futuras

Trabajo en dos proyectos de libros, que como ya mencionaba al inicio de la entrevista, no tienen mucho que ver con este libro inicial Rostros, es el caso de un compendio de cuentos que posiblemente lleve el título de su primera obra: Cifras, sobre historias de vida y muerte en varias partes del mundo durante tantos meses de pandemia. El otro en proceso creativo es un proyecto de cuentos que hacen alusión a enfermedades mentales raras el cual tentativamente puede llamarse Nece(si)dades, nombre del segundo relato.

cortesía de la entrevistada

Matices de Vida, mi tercer libro, está bajo evaluación editorial en México, ojalá y sea positivo el dictamen. También estoy a la espera impaciente de que salga ya al mercado De amor y otras aberraciones bajo el sello editorial Letra Latina. Estoy terminando de editar ahora el que sería mi cuarto libro: Bestias Interiores, para el cual acaban de mandarme una propuesta editorial en Ecuador, con contrato anexado para posibles reediciones traducido al italiano, el inglés y el rumano.

Las plumas que entre sus dedos desliza, su inseparable compa√Īera, la tinta, y entre hojas, entreteje historias fascinantes que asombran a un lector sediento, como yo. Cada d√≠a nos impresiona m√°s, nos transporta a un mundo m√°gico lleno de fantas√≠as y de tantas historias que nos enriquecen la vida.

Gracias Lisbeth, en tus obras has expresado los sue√Īos, vivencias, ilusiones e inspiraciones de tu vida y la de otros, expresiones que perdurar√°n a trav√©s del tiempo y que se quedar√°n en los libros que pasar√°n de una generaci√≥n a otra, aunque siempre afirmemos que En Rostro est√° la magia.

cortesía de la entrevistada

cortesía de la entrevistada


De Los a√Īos del silencio, de Elaine Vilar

No hay un personaje de Los a√Īos del silencio que no cautive y permanezca.

Kiandara ni√Īa. Pajarito de un padre que de dulce solamente ten√≠a la sangre y que despu√©s de quemar su ni√Īez en forma de mu√Īecas est√°¬† destinada a convertirse en p√°jaro de un marido que ella no eligi√≥. Kiandara Reina. Ave rapaz que todo lo destruye pero que esconde, bajo los polvos de arroz, su sed de ternura.

[+]


Te celebro y te canto Mario Benedetti

Conoc√≠ a Mario Benedetti de forma casual en la ma√Īana del 17 de mayo de 2009, conoc√≠ su fallecimiento y significaci√≥n po√©tica, ensay√≠stica, teatral, novel√≠stica y literaria de su obra, que abarc√≥ dis√≠miles temas como el amor, la muerte, la vida, las mujeres, el hombre, el pueblo, el montevideano de clase media, la Revoluci√≥n cubana. Vino a florecer en m√≠ ese sue√Īo ut√≥pico de ser escritor-ensayista, poeta. Ese deseo de dibujar versos en un papel, en una imitaci√≥n humilde a los primeros poemas suyos que mis ojos tocaron y fomentaron esa osad√≠a de celebrarte con las palabras maestro y gu√≠a.

Recuerdo como si fuera ayer descubrir tus Poemas de la oficina, la novela la Tregua, el primer encuentro con la escritura coloquial de tu magno trabajo que ha sido traducido a m√°s de 20 idiomas tocando puerta a puerta la sensibilidad del hombre y mujer com√ļn, reafirmando que tu poes√≠a es pueblo y fecunda sencillez que no necesita de tus detractores acad√©micos que han querido encasillarte nombr√°ndote como un poeta menor.¬†¬†

Quien ha le√≠do y estudiando su obra reconoce esa perseverancia de escribir, releer, editar los manuscritos buscando la perfecci√≥n. Y que no ser√≠a hasta su octavo libro cuando alcanzar√≠a llegar a ese p√ļblico joven que lo consagrar√≠a como uno de los escritores latinoamericanos m√°s le√≠dos y editados internacionalmente debido a la generosidad de brindarle al lector emociones, plantearle interrogantes, trasmitirles la luz que necesita la poes√≠a y que otros autores no han sabido explotar enmarc√°ndose en m√©todos acad√©micos de selectos grupos que no representan el canto general de los lectores.

Mi compromiso es con la literatura y la memoria de un escritor pertenece a sus lectores expresos. Benedetti reconoce la sinergia que debe existir entre el escritor-literatura y el lector. La unidad dial√©ctica de estos factores est√° impl√≠cita en su labor literaria y ah√≠ radica su legado, su leyenda. Este a√Īo 2020 se cumplir√° 100 a√Īos de su nacimiento (Paso de los Toros, 14 de septiembre de 1920-Montevideo), tierra de grandes escritores que te acompa√Īaron en la generaci√≥n del 45 como integrante indiscutible e insoslayable a la memoria de los leyentes.¬†

Cuba, como segunda patria, conoció sus pasos y ese vínculo afectivo con Casa de las Américas al ser miembro del Consejo de Dirección de Casa de las Américas y fundador del Centro de Investigaciones Literarias de la institución en 1968. Tu accionar como exiliado uruguayo en Cuba marcaria para la historia el amor incondicional y recíproco con los intelectuales y lectores cubanos, que agradeceremos por siempre su presencia y compromiso con la Revolución cubana.

La escritora Nancy Morejón, Premio Nacional de Literatura, expresaría sobre Benedetti:

¬ęTanto hemos aprendido con Mario que los que hoy cantamos y escribimos, con su lengua hablamos. Mario no asimila ret√≥ricas posibles por eso es que no cabe, no puede ser tronchado en partecitas para ser entregadas a un Olimpo de dioses trasnochados. Mario viviendo con su asma, con esa misma Luz en un breve balc√≥n, escribiendo poemas sin cesar, burlando el rastro de sus fracasados perseguidores, oyendo siempre el grito ahogado de aquel torturador, disfrazado de fantasma azul. Mario, triunfando siempre con la verdad en la mano y, escondido, tal vez, en el cap√≠tulo inicial de una novela inconclusa donde lo espera, sentada, la marioneta de trapo con la que Gabriel Garc√≠a M√°rquez quiso pintar un poema de Mario con un sue√Īo de Van Gogh‚Ķ y sobre las estrellas montevideanas… un 17 de mayo de 2009. Ahora, sus lectores vamos a entrar, con mucho gusto, en los preparativos de su primer centenario.¬Ľ

El mejor homenaje en su centenario es releerlo con la promesa de hacer un trato codo a codo con su obra. Con la estrategia simple de siempre necesitarlo.


¬ęTrato de complacerme como lectora¬Ľ

Evelin Queipo es esa joven que se mueve por varios campos dentro del extraordinario mundo de la literatura. Nacida en Camag√ľey ha sido ganadora del Premio Celestino de Cuento en Holgu√≠n con La M√°quina de recordar, as√≠ como de otros importantes reconocimientos.

Sin embargo, su sencillez trasluce su talento al escribir. La direcci√≥n de la Editorial √Ācana es un veh√≠culo eficaz que le posibilita seguir construyendo puentes. ¬†

‚ÄďCom√©ntame un poco acerca de los libros recientemente publicados por la editorial √Ācana‚Ķ

Presentaremos Kukuy no quiere perder el tiempo; es una historieta de √Āngel Velazco. Es una saga y tiene la particularidad de que fue concebida a l√≠neas sin colores para que los ni√Īos puedan colorear la historieta, ajust√°ndose al sistema de impresi√≥n que tiene una editorial territorial. Tenemos tambi√©n Cuentos Patatos, libro de Niurkis P√©rez Garc√≠a, una escritora camag√ľeyana que ha tenido mucho reconocimiento entre ellos Puerta de espejo, que es el Premio m√°s importante que otorga la Biblioteca Nacional. Es una reedici√≥n a color y ha sido muy trabajado por los narradores orales.

tomada del perfil de facebook de evelin queipo

‚ÄďYa eres una escritora con varios premios importantes, ¬Ņc√≥mo es tu proceso creativo?

Me he propuesto firmemente, m√°s que una narradora, poeta o escritora para ni√Īos, ser una escritora, y en ese sentido trabajo todos los d√≠as. Por eso trato de conquistar g√©neros, formas escriturales que no hab√≠a explorado antes. Entonces cultivo varios g√©neros aunque siento esta preferencia por la literatura infantil, pues siento que es la que me permite hacer realmente una labor formativa con el lector.

‚Äď¬ŅEscribes partiendo de la ni√Īa que est√° todav√≠a, de la ni√Īa que fuiste o de la ni√Īa que construyes?

Mi universo lectivo en la infancia versaba fundamentalmente acerca de textos donde el ni√Īo es el h√©roe. No un Julio Verne, no otros autores que part√≠an desde un universo adulto y le serv√≠a al ni√Īo para su entretenimiento, m√°s bien me gustaba un Pipa medias largas, un Tom Sawyer que eran ni√Īos h√©roes, protagonistas audaces en su aventura.

Entonces casi siempre construyo historias as√≠, donde trato de entretener la ni√Īez que tuve. Tambi√©n los textos que hubiese yo querido leer y no estaban a mi alcance; tal vez porque no se hab√≠an escrito, pero m√°s seguramente porque simplemente no tuve acceso a esa literatura.

Entonces trato de complacerme como lectora solo desde el motivo, porque desde el tema, desde el tratamiento de un valor de formación sí me gusta que haya cierta didáctica escamoteada y casi invisible dentro de cada texto. Ahí sí lo miro con la frialdad del adulto que quiere educar, que quiere instruir, que quiere formar un individuo capaz de ser independiente y de tener una serie de valores, insisto siempre, que son los que deben estar en cualquier sociedad que prepara un adulto para el futuro.

tomada del perfil de facebook de evelin queipo

‚Äď ¬ŅConversa la poes√≠a, la literatura infantil y la narrativa en ti? ¬ŅSe trastocan? ¬ŅC√≥mo juega Evelin Queipo con ellas?

Es complicado. Hasta que aprendí las reglas para la poesía solo escribía narrativa. Me resultaba relativamente fácil construir un texto narrativo, aunque eso no quiere decir que lo hiciera bien. Pero bueno creía poder hacerlo con cierta facilidad.

Despu√©s que conoc√≠ la poes√≠a, o sea, una serie de elementos que conoc√≠ desde el punto de vista te√≥rico tales como el hemistiquio, la s√≠laba m√©trica, en fin, las cuestiones de la rima, ya me es dif√≠cil. Es como quitarse el abrigo despacio, escribir la narrativa y entonces ponerte el traje de la poes√≠a. Y a veces entre un proceso creativo de narrativa y de poes√≠a pasan a√Īos, porque es dif√≠cil desprenderse de la poes√≠a despu√©s que uno la conoci√≥.

‚Äď¬ŅC√≥mo es la lucha contra el papel en blanco?

Ya no, ya lo tengo como h√°bito y como oficio. El horario del que pueda disponer en mi apretada agenda de trabajo y de madre, me siento a llenar el papel. La idea se ha ido cocinando a veces meses, a veces horas, a veces a√Īos, y la plasmo. Porque tambi√©n hago radio y requiere de oficio. Puedo no tener deseos o la musa, pero definitivamente hay que llenar la p√°gina.

‚Äď¬ŅC√≥mo la radio alimenta tu vocaci√≥n como escritora?

tomada del perfil de facebook de evelin queipo

En la emisora provincial Radio Cadena Agramonteescribo una revista cultural, que se transmite de 1:30 P.M. a 3:00 P.M., de lunes a viernes. Tiene un nivel alto de audiencia y escribir cada uno de esos guiones me toma hasta cuatro horas al día. Pero me ha permitido una superación tremenda.

Estar en la radio es aprender a redactar de una forma incre√≠blemente √ļtil para escribir cualquier g√©nero literario. Adem√°s, la b√ļsqueda de temas que puedan ser interesantes, agradables a un p√ļblico en su mayor√≠a de la tercera edad, te permite explorar muchas cuestiones interesantes.

La radio me enamor√≥ hace seis a√Īos y aunque todo conspira y es antag√≥nico al proceso de creaci√≥n, uno siempre trata de ir colando esos intereses personales que uno cree que tiene el oyente.


Rechazo la idea de la inmovilidad

La idea de hacer esta entrevista surgió a partir del éxito editorial que mantiene la joven escritora cubana Elaine Vilar Madruga. Es un hecho raro que alguien publique un libro tras otro en nuestro entorno literario, y ella incluso va más allá de nuestras fronteras y empieza a ganar terreno en editoriales de Canadá, Italia, Estados Unidos, Chile y otros países.

[+]


La metralla poética de Zulema Gutiérrez

La joven escritora holguinera Zulema Guti√©rrez Lozano obtuvo con su cuaderno Metralla el Premio Nacional de Poes√≠a Adelaida del M√°rmol en su 30 edici√≥n. Tras un debate minucioso, los miembros del jurado coincidieron por unanimidad otorgar el galard√≥n a ‚Äúun libro que busca conseguir un lenguaje personal que con desenfado y eficacia le permita abordar sus asuntos‚ÄĚ.

[+]


Martha Acosta y la narrativa como adicción

Martha Acosta Alvarez (Sibanic√ļ, 1991) sabe que detr√°s de cada triunfo literario hay horas de trabajo dedicadas a la escritura y la correcci√≥n, y muchas emociones sumergidas en el acto creativo. Ello lo confirma su reciente Premio Calendario con el libro Para√≠sos perdidos y el Celestino de Cuento, auspiciado por Ediciones La Luz, con Cuarenta d√≠as y cuarenta noches.

[+]


Premio Guamo 2017 para la joven escritora Yecenia Ramírez Sosa

El 2017 fue un a√Īo exitoso para la joven escritora guantanamera Yecenia Ram√≠rez Sosa: public√≥ su libro Coleta coraz√≥n de papel por la editorial El Mar y la Monta√Īa, obra teatral con la que estuvo presente en la Feria Internacional del Libro en La Habana; Ediciones La Luz edita otro de sus libros, destinado tambi√©n al p√ļblico infantil; el Proyecto de Promoci√≥n Literaria Grafoman√≠a, que Yecenia coordina, organiz√≥ el IV Premio Abriendo Puertas, √ļnico concurso internacional que se realiza desde Guant√°namo, que obtuvo, adem√°s, varios reconocimientos, entre ellos el Premio Memoria Nuestra, en las Romer√≠as de Mayo‚Ķ

[+]