Capítulo #7: Frank Lahera: el artista total (+ fotos y video)

  1. I

Making Off: El artista

El arte (verdadero) es pura experimentación. Nada que no lleve implícito una investigación de fondo, puede sostenerse en la creación contemporánea. Desde ahí nace la defensa del arte. Sin ingenuidades ni falsos significados.

  • El artista que mira por los bordes de su obra.
  • El artista como contenido para una met√°fora.
  • El artista on-line/personaje/conflicto.
 

Para Frank Lahera O¬īCallaghan (Santiago de Cuba, 1988) el arte es lo contrario a lo reglamentado, incluso si dicha regulaci√≥n la impone el propio arte. Su trabajo se basa en lo plural, lo interdisciplinario, lo colaborativo.

Hablamos de un artista que no descansa. Graduado primero de la Universidad de Oriente (Estudios Socioculturales, 2013) y luego de la FAMCA en su sede holguinera (Dirección, 2019).

Para un artista como él, la superación está implícita en la realización de su obra, la cual es un proceso de aprendizaje armónico.

Imagen del artista trabajando en el performance Bonsái junto al Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA

No es de extra√Īarnos entonces las distintas zonas de exploraci√≥n que toma como suyas. Su labor es la del artista total. Todo lo que impulse a crear algo nuevo, o a resignificar alg√ļn contenido es terreno ambicionado por √©l.

Director de cine ante todo, tambi√©n ejerce como guionista, editor, productor, dise√Īador gr√°fico, fot√≥grafo, video-artista, performer, y artista visual multidisciplinar.

Con el fin de canalizar todos sus materiales cinematográficos creó ProbetaFilms, su productora. Desde la cual ha concretado 28 materiales que responden a esa esencia multidisciplinaria que lo mueven.   

  1. II 

Un hombre, una c√°mara

Como director de cine posee una producción anómala con relación al circuito cubano. Los referentes más necesarios para él se encuentran en el cine impresionista francés, la nueva ola francesa, el cine underground norteamericano, el Dogma 95 danés, el movimiento del cine ensayo y del cine de contemplación. Todos vinculados a líneas de pensamientos de vanguardia, que son cardinales en su proyección como director cinematográfico. 

Cartel del filme Palabras para un suicidio

Cartel del filme Presencia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al recorrer su obra se pueden encontrar trabajos (que si bien son) de iniciaci√≥n, ya marcan su necesidad de expresarse a trav√©s de un discurso at√≠pico. Una peque√Īa selecci√≥n de sus trabajos afirma lo antes dicho.¬† ¬† ¬†¬†

+ de 3 (animación, 2012). Se trata de corto de ficción que tiene un ejercicio crítico hacia el uso y abuso del poder. Realizado con la técnica del stop motion, el material elude a un poder superado ideológica y físicamente tras la unión de los más damnificados. Lahera muestra el horcón fundamental de su obra: la experimentación.

A Destiempo (ficción, 2015). Es otro ejemplo digno de traer a debate. Un joven espera en un café. Tiene una cita con ella/con el tiempo/con la espera. Hasta que el tiempo hace su trabajo sin que nadie se lo impida. En este material aparece un elemento que será una constante en toda su obra: el tiempo.

Palabras para un suicido (ficción, 2015). Es una muestra donde poderosa, donde nace otra línea de investigación del artista: la existencia. José esta frustrado y llega a la conclusión de que no merece vivir. Decide quitarse la vida frente a una cámara, mientras se desahoga buscando la salvación.

IN-Timidad (ficci√≥n/ transmedia storytelling, 2019). Es su trabajo cinematogr√°fico m√°s ambicioso hasta la fecha. Nos muestra las relaciones interhumanas como epicentro de su exploraci√≥n. El material es una storytelling donde se experimenta con la Narrativa Transmedia y los Nuevos Medios. Utiliza esos preceptos te√≥ricos/art√≠sticos y los adapta al contexto cubano. Busca un consumo m√°s activo por parte de su p√ļblico, y a la vez direcciona el di√°logo hacia zonas importantes de su ensayo conceptual.

Videoarte Abducido

En este trabajo (que le sirvi√≥ como tesis de graduaci√≥n en la FAMCA), Lahera se introduce en el cine expandido. Cada escena y personaje est√°n en una pantalla individual, con el montaje paralelo. En esta propuesta el espectador tiene que ubicarse en el centro de las dos pantallas para poder seguir el transcurso del di√°logo y la historia. Debe unir los dos acontecimientos a trav√©s de una activaci√≥n f√≠sica como los llamados ‚Äúefecto ping pong o ventilador‚ÄĚ. De forma que al culminar el metraje, el espectador puede sentir que es parte indisoluble del mismo, pues no puede dejar de estar l√ļcido y concentrado, ya que un detalle perdido provocar√≠a la posible incomprensi√≥n de la historia.

III

Anatomía Intelectual

Cartel del cortometraje (In)Timidad

Varios son los puntos que caracterizan su obra: La experimentaci√≥n, la obsesi√≥n con tiempo, la existencia, las relaciones interhumanas, el arte en los nuevos medios, el consumo del arte, la formaci√≥n de p√ļblicos, y la adaptaci√≥n de c√≥digos contempor√°neos en los preceptos del arte cubano.

La mutaci√≥n de Frank Lahera O¬īCallaghan a otras experiencias creativa tiene su causa en sus necesidades materiales y est√©ticas. El cine es muy costoso y demanda esfuerzos que superan al artista como individuo. Una exploraci√≥n eficaz ha sido para √©l, sus videoarte/video-danza/video-poes√≠a.

Abducido (Videoarte, 2015). Es un material para exponer al hombre en medio de su dependencia tecnol√≥gica. Los ciudadanos est√°n abducido por el ciberespacio, seg√ļn el artista, esa condici√≥n regula la existencia/las relaciones/y el comportamiento.

El discurso cinematogr√°fico es el h√°bitat natural de Lahera. Desde ah√≠ se encomienda a una lucha por encontrar un lenguaje definitivo. Sus videoartes y cortometrajes abren el diapas√≥n de la b√ļsqueda y le exigen nuevas f√≥rmulas.

Su afán por romper con las zonas pasivas lo vuelven performer. Necesita la acción, el contacto sensorial directo. Su trabajo como miembro del proyecto Fractura (2015-2019) es muestra indiscutible de su necesidad por ejercer el performance como práctica de lo real.

Performance escénico Nada =Todo (colaboración entre Ad Livinntum y Fractura

Su v√≠nculo con otras expresiones y otros artistas lo sometieron a procesar el conocimiento desde √°ngulos distintos. Con Fractura hizo m√°s de 20 performance, 10 exposiciones y diversas intervenciones p√ļblicas. Durante este per√≠odo tuvo mayor contacto con la imagen. Entendi√©ndola como n√ļcleo de sus atisbos creativos m√°s consiente. As√≠ encuentra una nueva aventura: la fotograf√≠a.

Evento de intervenciones p√ļblicas Cuerpo y Espacio organizado por la AHS en la filial Santiago de Cuba

IV   

Cuerpo & Espacio

Sus andanzas por el performance y su colaboración con acciones teatrales le han permitido entender el cuerpo y el espacio desde otra óptica. Se trata de dos territorios amplios y visibles en su obra fotográfica.

Ambas nociones son exploradas por Frank Lahera desde su contexto. El cuerpo como espejo del espacio y el espacio como lugar m√ļltiple para la representaci√≥n.

Emoticon popular (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

Personaje perseverante (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ambiciona encontrar rostros. Se mueve en el teatro de lo cotidiano para encontrar la belleza. Atado a sus circunstancias se vuelve un poeta del lente y atraviesa el entorno. Su condici√≥n de performer le anula algunos resortes que ser√≠an evidentes para un fot√≥grafo com√ļn, pero le muestra luces donde los comunes hubieran asumido la muerte de la imagen.

Imagen del artista durante su participación en una obra del Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA

En la cosmovisi√≥n del mundo seg√ļn su lente, Lahera nos iguala a la naturaleza/ nuestros desechos/todo lo que nos parece contrario y enfermo. Su mirada es infatigablemente humana y defectuosa. Una tesis sobre la belleza como tabla de salvaci√≥n. Una tesis sobre la existencia que moldea la esperanza.

Angel met√°lico (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

Su entendimiento con las prácticas sociales alcanzan un nivel sensorial. Cada paisaje es una metáfora abierta. Su interpretación de los fenómenos socioculturales posee un punto de gravedad medio y se desplaza entre lo imaginario y lo habitual. Es fácil reconocer un estilo, una práctica consiente y desprejuiciadas de criterios estéticos anquilosados. Su obra posee signos visibles que lo caracterizan: la utilización de los grises/los objetos ordinarios/los cuerpos que se revitalizan dentro de la imagen/y la ejecución del arte como ejercicio problematizador.       

Estamos echo (…) Instalaci√≥n en la expo Homenaje con Libre Acceso

No renuncia a la galería en su sentido espacial, pero su investigación lo llevan a una práctica de desalojo. El edificio para el arte como estructura social. El edificio para escenificar lo humano. Su presencia en más de 40 muestras expositivas confirma su interés por intervenir esa estructura.

Todo se hace simbiosis en el trabajo de Frank Lahera O¬īCallaghan. Nada escapa a un perfil est√©tico que se rige coherentemente por un mismo ojo. Los elementos que utiliza como aliados poseen una sinceridad absoluta.

Su obra es un viaje que apenas empieza. Una b√ļsqueda tensada por sus inquietudes y su proyecto de arte. Su peregrinaje conlleva a un ciclo infinito. En ese viaje la imagen se hace del hombre y el hombre se transforma en el artista total.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ