Congreso


IV Congreso de la AHS: En la unión está… el reto

Algo transcendental ‚Äúcocina‚ÄĚ la organizaci√≥n de la joven vanguardia art√≠stica cubana. Entre los 3000 asociados ‚Äúse sazona‚ÄĚ el IV Congreso de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z sin m√°s recetas que las que se establecen en sus 16 Ô¨Āliales provinciales y 18 c√©lulas municipales. Pero, antes de saborear el resultado, hay que pasar por un proceso que incluye las reuniones por secciones (que se efectuaron en febrero pasado) y las asambleas en cada territorio (a efectuarse en junio pr√≥ximo). ¬†

‚ÄúNo tenemos m√°s que nuestras vidas y una obra inmensa que realizar‚ÄĚ, eso lo saben los artistas, tanto como el m√°rtir Luis Sa√≠z Montes de Oca cuando lo expres√≥. Sin embargo, en el camino hacia el c√≥nclave, espec√≠ficamente en las reuniones por secciones, han salido varios ‚Äúbuches amargos‚ÄĚ que hay que atender con urgencia. Basta con hacer un recorrido por varios reportes de prensa sobre los encuentros, conversar con afiliados y repasar el acta tras el intenso debate.

Reflexionemos. En el local que ocupa la Casa del Joven Creador, se reunieron el 18 de febrero pasado las secciones de la filial de Ciego de √Āvila, con la presencia de Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, presidente de la AHS nacional, y Santa Massiel Ruedas Moreno, presidenta de la AHS en el territorio. All√≠, durante casi cinco horas, se leyeron, discutieron y aprobaron los informes de cada secci√≥n, se eligieron sus jefes y se hicieron las propuestas a miembros de la Presidencia Provincial, la Direcci√≥n Nacional y a delegados al IV Congreso.

‚ÄúToca identificar las principales fortalezas, las debilidades que persisten y los ‚Äúcuellos de botella‚ÄĚ por resolver. Por eso la presencia de las principales autoridades del territorio ac√°, porque la organizaci√≥n sola no puede. Es un gran sistema de trabajo en todo el pa√≠s‚ÄĚ, as√≠ rompi√≥ el di√°logo Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, en aquel momento.

Obviamente, fue una tarde sabatina para hablar sin tapujos, pero con la claridad de qu√© es lo que los une, con qu√© identificarse y c√≥mo actuar en las condiciones actuales. Tomarse con seriedad y responsabilidad lo que se vive este a√Īo en la AHS, es proyectar el trabajo de los pr√≥ximos a√Īos. ¬ŅDe qu√© hablan los asociados? ¬ŅCu√°les son esos ‚Äúcuellos de botella‚ÄĚ por resolver?

Reuni√≥n de secciones en la filial de Ciego de √Āvila, el 18 de febrero pasado.

Primeramente, demandan mayor y mejor inserci√≥n en la programaci√≥n cultural de los territorios, m√°s all√° de la planificaci√≥n propia de las filiales o c√©lulas. Se refieren, por ejemplo, a los bares y proyectos de fiesta conducidos por nuevos actores econ√≥micos, que pagan m√ļsicos ‚Äúde moda‚ÄĚ, con precios dif√≠ciles de costear por la poblaci√≥n. Artistas for√°neos se ponen, incluso, en las mejores plazas; y, los del patio, en cualquier lugar, hasta con mala t√©cnica.

Debiera pre-ocupar m√°s (en las reuniones de programaci√≥n provinciales) la existencia de int√©rpretes en los cat√°logos de las empresas de la M√ļsica‚Ķ y en la AHS, que no se promocionan como debiera en su propio terreno. No pocos asociados pertenecen al sector profesional, pero hay que tener claro que la organizaci√≥n impulsa, promociona, pero no comercializa.

Uno de los que no est√° de acuerdo con que se tenga mayor n√ļmero de artistas for√°neos que locales en un evento organizado en el territorio, como tampoco est√° de acuerdo con que se programen espacios sin tenerse todos los recursos asegurados, es Juan Germ√°n Jones Pedroso, director provincial de Cultura en Ciego de √Āvila. ‚ÄúQueremos que se abra la programaci√≥n hasta donde se pueda, respetando siempre las jerarqu√≠as‚ÄĚ.

En tal sentido, corresponde reunirse con los nuevos actores econ√≥micos, para presentarles los cat√°logos del territorio y definir de conjunto una programaci√≥n. Ser√≠a liderado por instituciones creadoras, instituciones acompa√Īantes y autoridades pol√≠ticas. Se sumar√≠a los sectores de la Gastronom√≠a y el Turismo, que tiene un presupuesto que puede ponerse en funci√≥n de mejorar los servicios que prestan.

Por otro lado, ¬Ņqu√© se va hacer para que los miembros hagan m√°s vida en la Asociaci√≥n? ¬ŅC√≥mo se va a hacer una pe√Īa donde los m√ļsicos, los artistas esc√©nicos, los escritores‚Ķ no est√°n? La situaci√≥n con el activismo de los afiliados hace a√Īos viene saliendo en informes, situacion a resolver, pues de esos v√≠nculos dependen los nuevos derroteros, mecanismos de gesti√≥n y formas de relaci√≥n con la creaci√≥n, as√≠ como la circulaci√≥n y la comunicaci√≥n, ante las plataformas digitales y novedosas formas de la producci√≥n art√≠sticas.

Hay que movilizar a los que están, conquistar a otros y abogar por la formación del relevo en todas las manifestaciones. Propiciar la superación de seguidores y cultores del arte, con espacios también teóricos. Pensando en los espacios escénicos y musicales, en la creación audiovisual, en la comunicación institucional, por ejemplo, se requiere de más y mejor técnica, lo que puede empujarse con iniciativas institucionales locales.

Promover el intercambio de ideas entre artistas de diferentes provincias. Incentivar la presentación a Becas y Premios de la AHS. Sostener la diversidad en la programación. Consolidar la fusión de las secciones. Pensar y materializar espacios y talleres en los que se vean reflejados la mayor cantidad de asociados posible. Perfeccionar el vínculo con la Brigada José Martí y otras organizaciones (politicas y de masas) e instituciones culturales.

Defender en las redes sociales el sentimiento de pertenencia hacia los proyectos que defiende la organización y centrarse en la conservación de la memoria escénica, musical y audiovisual, así como el estado constructivo de las sedes. Estos estuvieron (y están) entre los temas analizados.  

La etapa a evaluar, de 2018 a 2023, ha estado marcada por la pandemia de la COVID-19, con sus consecuencias en la creaci√≥n art√≠stica, las programaciones fijas, los eventos‚Ķ y tambi√©n en el componente econ√≥mico que mantiene la organizaci√≥n; por la existencia de una planetaria crisis Ô¨Ānanciera, por un recrudecido bloqueo comercial de Estados Unidos contra Cuba y por la emigraci√≥n de j√≥venes. Ahora bien, en medio de una necesaria revisi√≥n de la membres√≠a y una jerarquizaci√≥n de eventos, no se ha dejado de hacer.¬† ¬†

Aunque la deuda es profundizar en el estado del arte, de lo anterior depende seguir disfrutando de lo m√°s genuino de la cultura hecha por j√≥venes. No es el IV Congreso el fin de un largo camino, m√°s bien ser√° el principio de una etapa retada desde dentro y fuera. Sin embargo, como manifest√≥ el ministro de Cultura, Alpidio Alonso Grau, ‚Äúlos retos del presente parecen hechos a la medida de esta organizaci√≥n que se niega a envejecer‚ÄĚ.


Dialogan jóvenes escritores cubanos con la vicepresidenta del Instituto Cubano del Libro

Un recuento de lo ocurrido en el ámbito literario y editorial del país, desde que cerrara sus puertas el Tercer Congreso de la Asociación Hermanos Saíz en 2018, fue el preámbulo de un diálogo entre jóvenes escritores y Nancy Hernández Contreras, vicepresidenta del Instituto Cubano del Libro (ICL), en el contexto de la actual Feria Internacional del Libro de La Habana.

Este 14 de febrero, en el Sal√≥n de Mayo, fueron a debate las maneras en que se ha ido gestionando la promoci√≥n y la cr√≠tica literaria en la isla y las estrategias que asume la secci√≥n de Literatura, a lo interno de la AHS, para incidir en universidades, a trav√©s del Festival Universitario del Libro y la Lectura, abrir caminos a la producci√≥n del libro digital o hacer llegar m√°s lejos ‚ÄĒtodo lo que puedan las jornadas y eventos de la organizaci√≥n‚ÄĒ el libro para ni√Īos y j√≥venes.

Est√° a las puertas el Cuarto Congreso de la Asociaci√≥n, a celebrarse entre los d√≠as 16 y 18 de octubre pr√≥ximos, y son muchos aun los retos que debieran concretarse en el trabajo cohesionado de esta secci√≥n y el Instituto Cubano del Libro; por ejemplo, el de insertar a los sellos editoriales de la Asociaci√≥n ‚Äď√Āncora, La luz, Aldab√≥n, Sed de Belleza y Reina del Mar‚Äď en la comercializaci√≥n de libros electr√≥nicos.

Resulta imprescindible potenciar las ventas, tanto como la distribución de forma gratuita, teniendo en cuenta las dificultades por las que hoy atraviesa el sistema poligráfico cubano. Asimismo, firmar contratos para ambos tipos de formato (electrónico y papel) es un imperativo de los tiempos.

En el encuentro con la vicepresidenta del ICL, adem√°s, se habl√≥ de la impresi√≥n de libros bajo demanda, las ventas online y nuevos modos de distribuci√≥n del libro, adem√°s de la utilizaci√≥n de carteles para la promoci√≥n de j√≥venes escritores cubanos. Estos y otros temas van formando parte de una agenda que, a lo largo de este a√Īo, ir√° animando los debates del Cuarto Congreso en las filiales y c√©lulas de la AHS.

El diálogo con Nancy Hernández Contreras se integra, así, a las citas que se organizan con todos los miembros, por secciones, evaluando el impacto de nuestra gestión. La AHS es parte activa de los consejos editoriales que realizan el Instituto Cubano del Libro y el Sistema de Ediciones Territoriales: dos espacios en los que se fomenta el hábito de la lectura y se apuesta por la creación y el saber.


Hacia su Cuarto Congreso el arte joven cubano

Con la convocatoria a su Cuarto Congreso, a realizarse en el venidero mes de octubre del 2023 y en una apuesta por fomentar la calidad y humanismo en el arte joven cubano, celebraron los integrantes de la Asociación Hermanos Saíz su aniversario 36. 

En el Museo Nacional de Bellas en La Habana y con la presencia de la Miembro del Consejo de Estado Ayl√≠n √Ālvarez Garc√≠a, Primera Secretaria del Comit√© Nacional de la UJC y el titular del Ministerio de Cultura Alpidio Alonso Grau, los presentes disfrutaron de las interpretaciones del Conjunto Vocal Luna.¬†

Aquí se confirieron a importantes exponentes de las artes, la historia y la investigación en nuestro país, el Premio Maestros de Juventudes, el más importante que concede la AHS. 

Entre ellos la coreógrafa y Premio Nacional de Danza 2013, Rosario Cárdenas, el trovador y compositor, Augusto Blanca, el pintor y crítico, Joel Jover, el maestro de varias generación de locutores y Premio Nacional de Radio 2007, Ernesto Valdés, y el saxofonista Conrado Monier.

En el ámbito de la investigación se distinguieron a la historiadora y profesora universitaria Francisca López Civeira y a la ensayista Cira Romero. 

El presidente de la UNEAC Luis Morlote Rivas entregó el sello conmemorativo 60 aniversario a la AHS.

De manera especial, el Presidente de la Uni√≥n Nacional de Escritores y Artistas de Cuba Luis Morlote Rivas, entreg√≥ el sello conmemorativo 60 aniversario a la¬† Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z al presidente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz.¬†

Otra distinción llegó de la Unión Nacional de Jóvenes Comunistas para agasajar a los congratulados. 

Fundada en 1986, la AHS constituye un movimiento de vanguardia en el arte joven cubano. En sus filas destaca el compromiso de las nuevas generaciones de escritores, artistas, intelectuales y promotores culturales de todo el país, que resaltan con su talento y entrega el legado de Sergio y Luis Saíz Montes de Oca, revolucionarios víctimas de la dictadura de Fulgencio Batista.

Escuche y descargue el audio en nuestro canal:

facebook sharing button

Nelson Valdés camina confiado por los surcos de la historia

 El popular cantante y trovador cienfueguero Nelson Valdés presenta este martes el videoclip de su versión del épico y clásico tema Girón: la Victoria (1973), inmortalizado por la irrepetible Sara González (1951-2012).

En conversación con la ACN, el autor del contagioso y esencial Te doy otra canción, dijo que hacer el tercer tema de la trilogía Girón: Preludio (Silvio Rodríguez), La Batalla (Eduardo Ramos) y La Victoria (Sara González), constituye primero que todo un homenaje a un gran tema.

Fue un reto, porque versionar a Sara es muy complicado, por la fuerza, el empuje, y porque adem√°s no hay muchas versiones de su m√ļsica en la historia. Precisamente porque es muy dif√≠cil. No es m√°s que un homenaje para revivir esa canci√≥n y un acercamiento a las seis d√©cadas de la batalla de Playa Gir√≥n, a√Īadi√≥.

Vald√©s, miembro de la¬†Asociaci√≥n Hermanos Saiz (AHS), e impulsor de las buenas iniciativas art√≠sticas de la joven vanguardia desde su terru√Īo, tambi√©n quiere significar cierta laguna que existe en muchos al referir que las legendarias arenas siempre fueron matanceras.

En 1961, Gir√≥n pertenec√≠a a la provincia de Cienfuegos, dijo, ¬ęel Batall√≥n 339 y el 326 fueron los primeros en llegar y eran cienfuegueros. As√≠ que la versi√≥n es tambi√©n un homenaje a mis hombres y mujeres cienfuegueros que dieron sus vidas en ese primer momento de la historia‚ÄĚ.

Por supuesto, sostuvo, ¬ęcantar Gir√≥n: La Victoria, supone un reconocimiento a Sara Gonz√°lez, que es una de las cantautoras m√°s importantes dentro de la Revoluci√≥n y de la gente que alzaron su voz para defender la Patria¬Ľ.

Justamente, el arreglo hecho por Luis Miguel Sánchez para el tema tuvo en cuenta muchos de los elementos y el espíritu con que Sara lo defendió en su momento.

La nueva versi√≥n, por m√°s se√Īas, forma parte de la banda sonora de la miniserie Nuestra Primera Victoria, producida por el Telecentro Perlavisi√≥n, y que transmite por estos d√≠as el Canal Educativo en ocasi√≥n de la efem√©ride de la primera derrota del imperialismo en Am√©rica Latina.

Bajo la dirección de Jorge Luis Marí, el material de 10 capítulos se adentra en los hechos, y recoge el testimonio de combatientes, familiares de mártires y de testigos de aquellos sucesos que estremecieron a la nación cubana.

Auspiciado por la AHS, y con la colaboración de un grupo numerosos de instituciones del territorio, así como Bis Music, y los estudios Eusebio Delfín, entre otros, la serie constituye un testimonio invaluable de la significación del hecho, no solo para la Perla del Sur, sino también para Cuba.

Nelson Vald√©s roba horas al sue√Īo, ya que se encuentra organizando la edici√≥n 22 del festival Al Sur de mi Mochila, el cual acontecer√° del 16 al 18 de abril pr√≥ximo en los escenarios virtuales.

Ya se ponen a punto todas las coordinaciones para transmitir, como parte de la amplia programación, conciertos, videoclips, documentales y entrevistas.

Por √ļltimo, el trovador signific√≥ que el videoclip de Gir√≥n: La Victoria, disponible desde hoy en el canal oficial de YouTube de la AHS, supone una oportunidad para mostrar el tema √≠ntegramente e independiente de la serie, y adem√°s para contar la historia desde una perspectiva diferente: demostrar la vigencia del hecho en medio de un contexto dif√≠cil.

Vísperas de un Congreso del PCC que pondrá nuevos caminos a la patria de hoy, es también una canción que de alguna manera viene a traer la experiencia de lucha a la contemporaneidad. Es el homenaje más digno que pudimos hacer, enfatizó el cantautor.


¬ęSoy un cuerpo que narra historias¬Ľ

Cuando se dialoga con Yunier Riquenes es imposible no pensar en su gran proyecto de vida, Claustrofobias Promociones Literarias, y tambi√©n en Naskicet Dom√≠nguez: juntos, estos dos creadores orquestan los prop√≥sitos y los sue√Īos de Claustrofobias. Naskicet y Yunier son m√°s que los hacedores de un proyecto que ha hecho mucho bien a la literatura cubana; ellos tambi√©n han acompa√Īado el camino de centenares de autores cubanos, de libros y lectores, y han mapeado la senda de la historiograf√≠a de la literatura nacional en los √ļltimos a√Īos. Cuando se conversa con Yunier Riquenes se ha de recordar siempre que es un cuerpo que narra; un cuerpo en busca de cambios necesarios, porque la inmovilidad ‚ÄĒen lenguaje art√≠stico‚ÄĒ es sin√≥nimo de muerte.

cortesía del entrevistado

El concepto ‚Äújoven promesa‚ÄĚ comienza, cada vez m√°s, a quedarse estrecho para muchos creadores. ¬ŅPor qu√© se insiste, a nivel de pa√≠s y de cultura, en calificar a los autores de menor edad como ‚Äúj√≥venes promesas‚ÄĚ cuando muchos de ellos tienen una trayectoria tan importante como la de los autores m√°s a√Īejos? ¬ŅEs preciso, tal vez, una revisitaci√≥n de ese concepto, al menos una actualizaci√≥n que valore m√°s la escritura de los creadores j√≥venes con una obra sustentada en la calidad?

Error de concepto. Revisitar el concepto. Pero prefiero seguir creyendo en la obra. Hay muchas veces ‚Äúsupuestos consagrados‚ÄĚ que han dejado muy poco. Casi nada que leer, ni reflexionar. Pero tuvieron cargos y eso les dio un concepto y reconocimientos. Ya sal√≠ de la AHS porque pas√© los 35 a√Īos, pero me sigo sintiendo joven. Y hay notables artistas que sobrepasan los 50 que siguen en silencio con obra de calidad. Y algunos se mueren ‚ÄĒellos y su obra‚ÄĒ en silencio. Prefiero no creer en las promesas; √ļltimamente, ‚Äúpromesa‚ÄĚ es una palabra que destierro, y lo que significa. Prefiero que m√°s que promesas y revisitaciones, el creador joven o no, y su obra, se visibilicen y se promuevan. Sin promoci√≥n no hay arte, sin promoci√≥n no hay p√ļblico, sin promoci√≥n no hay mercado. Sin promoci√≥n no hay existencia.

¬ŅQu√© define, m√°s all√° del rango biol√≥gico de una edad determinada, lo que es ‚Äúliteratura joven? ¬ŅEs esta una etiqueta lo suficientemente s√≥lida o cae en lo vacuo, lo repetitivo, que muchas veces es la norma a la hora de intentar ‚Äúdefinir‚ÄĚ un concepto art√≠stico?

La literatura joven no la produce solo un joven de 20 a√Īos, la literatura joven es la que se renueva, la que trae fibra y estremece. La que conecta.

En el panorama literario cubano, ¬Ņcu√°les piensas son los asuntos m√°s acuciantes que deben debatirse y que, de una forma u otra, podr√≠an resultar de relevancia para el futuro escritural del pa√≠s?

Debe haber diversidad, encuentros, eventos que muestren lo diverso que somos. Menos ruido y m√°s resultados.

cortesía del entrevistado

Claustrofobias es un proyecto inmenso, que abarca campa√Īas de promoci√≥n de autores, de libros, incluso de editoriales e instituciones. Es, adem√°s, un excelente ejemplo de c√≥mo, desde el esfuerzo individual (en este caso, dual, entre Naskicet y t√ļ) se pueden ofrecer alternativas promocionales con vistas a mostrar el talento creativo cubano. ¬ŅQu√© necesita a√ļn Claustrofobias? ¬ŅQu√© apoyos o sinergias faltan todav√≠a? ¬ŅDe qu√© manera piensas que este proyecto podr√≠a servir como una plataforma puntual para incentivar a instituciones y editoriales a emular desde el punto de vista de la promoci√≥n?

Claustrofobias Promociones Literarias sigue siendo un proyecto autofinanciado, y con el respaldo legal y monetario de la AHS de dos salarios ahora de 400 pesos, y respaldo legal de la UNEAC. Claustrofobias naci√≥ de la AHS, de j√≥venes creadores que so√Īaron y lo siguen haciendo con el respeto al libro y a los autores cubanos. Claustrofobias ha sido y es una reinvenci√≥n a la promoci√≥n literaria y cultural cubana. Nacimos y propusimos estrategias 2.0 hace unos a√Īos, cuando no hab√≠a casi conexi√≥n. Ganamos un concurso nacional de trabajo comunitario con la experiencia de promover la lectura en la comunidad virtual cubana, pero esos aprendizajes interesan muy poco a quienes dirigen el mundo del libro en Cuba. Son nueve a√Īos. Y no han importado mucho estos aprendizajes. Claustrofobias est√° y sigue en Cuba marcando la vida literaria del pa√≠s, de los j√≥venes y consagrados, recordando los libros y autores que han sido historia y comienzan a vivir. En Claustrofobias se trabaja con base de datos, un poco de periodismo de datos y se reinventa la comunicaci√≥n. Somos dos coordinadores que ponemos nuestros ingresos personales para seguir construyendo esta utop√≠a. Se han realizado libros digitales, peri√≥dicos culturales, se guardan fotos, audios y videos desde hace a√Īos de escritores cubanos que ya han muerto. Para revisar la historia cultural y literaria de Cuba habr√° que ir a nuestra multiplataforma, a nuestras publicaciones. ¬ŅQue te diga lo que necesitamos? Nos queda claro que no nos van a apoyar m√°s all√° de una invitaci√≥n a la Feria, y que nos prometer√°n algo, y ah√≠ llegan las promesas. Claustrofobias es una resistencia al mundo del libro en Cuba. En 2020, en tiempos de Covid, no nos detuvimos y se mantuvo activa la multiplataforma, sugiriendo libros y lecturas para mantener la esperanza ante la pandemia. Muy pocos creen que solo somos dos coordinadores. Seguimos sin apoyo de Ministerios ni embajadas. Todav√≠a no.

cortesía del entrevistado

¬ŅEl ejercicio de la promoci√≥n cultural podr√≠a o no emularse, as√≠ sea remotamente, con el de la cr√≠tica art√≠stica? ¬ŅEn Cuba se promociona intencionalmente, en base a criterios de calidad, o m√°s bien a trav√©s de diversas coberturas o coyunturas culturales, como por ejemplo la entrega de un premio?

A veces los premios reconocen el talento porque el jurado falla teniendo en cuenta el talento. A veces fabrican algo o a alguien, inventan premios para repartirse. Pero lo verdadero, si vale, sigue. La promoción sigue siendo una asignatura pendiente, pero muchas veces no queremos aprenderla, porque la verdadera promoción muestra la esencia, el fondo. 

¬ŅCu√°les piensas son los principales desaf√≠os para Cuba en el terreno promocional y tambi√©n en el de la creaci√≥n? ¬ŅQu√© estrategias discursivas y de valor de imagen pueden servir, seg√ļn tu experiencia como promotor, para impulsar esos desaf√≠os hacia un horizonte pr√≥ximo de concreciones?

Lo primero es reconocer que el mundo cambió hace tiempo. Hay retos y desafíos y ahora no basta, siempre lo dice Naskicet, con tener la conexión ni los millones de pesos. Con poco se pueden arrastrar multitudes. Hay varios proyectos culturales que han demostrado valía, pero muchas veces eso no importa. Y, muchas veces, cuando miras acuerdos y congresos y eventos y cambian los ejecutivos, la historia comienza otra vez. Entonces no se puede avanzar hacia adelante. 

La promoci√≥n cultural en nuestro pa√≠s, ¬Ņmapea nuestra realidad creativa o es solo un muestrario, una selecci√≥n, de dicha realidad?

La promoci√≥n cultural que hacemos hoy en Cuba es poco atractiva. Maneja discursos y narrativas que poco atraen al p√ļblico diverso y juvenil. ¬ŅDe d√≥nde lo saqu√©? Tengo derecho a decir lo que pienso y siento en esa realidad en la que me muevo a diario. La promoci√≥n muestra muy poco la realidad y diversidad.

¬ŅC√≥mo se conjuga el ejercicio creativo en tu funci√≥n como promotor?

Escribo y promuevo todo el tiempo. Promover es un acto creativo. Hay que estudiar las formas de proponer y sugerir para las redes, la radio y la TV, y todo no se puede lograr. Pero uno debe encontrar el discurso, los personajes, la propuesta. La promoción cultural forma parte de mis estados creativos.

En los tiempos presentes se ha comprobado, quiz√°s m√°s que nunca, la necesidad del acceso a las redes sociales, no solo como una v√≠a otra de interacci√≥n sino como un medio de comunicaci√≥n de la realidad art√≠stica y del devenir cultural, ya no de una naci√≥n, sino del mundo entero, ¬Ņnos incorporamos tard√≠amente a esa realidad?, ¬Ņsientes que caminamos con desventaja?

Las redes sociales y la velocidad de la comunicación nos imponen a diario muchos retos, lo importante es tratar de usarlas como herramientas para construir y unir, y hay que conocer cuáles son los desafíos que traen, los datos que regalamos de nuestras intimidades y deseos. No es llegar tarde, es llegar y comprender a lo que hemos llegado. Y no podemos bajarnos de las nuevas tecnologías, hay que vivir con ellas. Aprendamos en cada jornada, seamos humildes.

¬ŅDe qu√© manera sientes que la AHS tuvo influencia en tu obra creativa? ¬ŅQu√© tal la salud de las instituciones culturales?

La AHS es parte de mi vida. Esa organizaci√≥n me tuvo m√°s tiempo que mi propia familia. Miembro, jefe de secci√≥n, vicepresidente provincial en Santiago, el m√°s votado en el congreso de 2013, miembro de la Direcci√≥n Nacional, estuve organizando dos congresos. No importa que mi nombre est√© o no en reconocimientos ni distinciones. Me queda la alegr√≠a de ayudar a muchos j√≥venes a revisar proyectos, promoverlos, a pronunciar sus nombres cuando nadie sab√≠a de su existencia. Y eso es lo m√°s valioso. No quiero nada. Me queda la alegr√≠a de conocer a muchos artistas j√≥venes en toda Cuba que no son promesa, son realidad, y han dejado obras de teatro, literatura, fotograf√≠as. El arte salva. Apost√© por los premios de la AHS y gan√© unos cuantos que atesoro con cari√Īo. Aquellos a√Īos marcaron mi vida. Y sigo promoviendo a los j√≥venes. La AHS que viv√≠ es como recordar a un miembro amado de tu familia, que puede estar vivo, o morir.

De las instituciones culturales solo quiero apuntar que existen si existe el arte, la cultura y los artistas, si no, como se dijo en aquel Congreso de la organización en 2013, quedarán disponibles.

cortesía del entrevistado

Siempre he notado en tu narrativa, incluso en tu poes√≠a, una intencionalidad de mostrar la escarificaci√≥n de lo real y tambi√©n sus matices, ¬Ņc√≥mo se ha construido o formado el escritor que eres? ¬ŅDe qu√© manera defines la creaci√≥n?

Escribo sobre lo que me mueve, la realidad que me toca. El escritor que soy surgi√≥ por eso, para darles voz a otros, eso se repite. Muchas veces la gente viene a contar sus historias y comprendes cuando no puedes dormir que te lo han contado para escribirlo. Antes en la literatura, ahora tambi√©n con el Periodismo. Desde hace unos a√Īos, el Periodismo y yo conspiramos en cada jornada, la literatura de No ficci√≥n. La creaci√≥n es una bomba de tiempo en m√≠, es una granada adentro que no busca quedar bien. Estalla.¬†

La escritura, si bien el oficio m√°s solitario del mundo (¬Ņest√°s de acuerdo con esa definici√≥n?) es tambi√©n uno de los oficios que m√°s acompa√Īa a los otros. ¬ŅCu√°l de tus libros te gustar√≠a que acompa√Īara a ese lector an√≥nimo, a ese rostro desconocido, que ans√≠a leerte, quiz√°s sin conocer incluso que existes?

La escritura, aunque necesite soledad, es como la granada: estalla.

Si a alguien para reinventarse, resistir, seguir, sonreír, masturbarse, prender fuego, le interesa un libro, un poema, una frase, un post, un cuento, un verso, una novela, una entrevista mía, pues basta.

Cuando se habla de Yunier Riquenes, cuando se menciona tu nombre, se habla del promotor, del poeta, del narrador, de quien escribe libros para ni√Īos y j√≥venes, ¬Ņcu√°l de estas aristas sientes que se integra en el n√ļcleo del creador que eres?

Soy un cuerpo/territorio que narra historias.

cortesía del entrevistado

34 a√Īos unidos por el arte (+Video)

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z celebra este 18 de octubre su aniversario 34 y con motivo de la fecha los j√≥venes creadores de toda la isla desarrollan por estos d√≠as m√ļltiples actividades para enaltecer el arte joven que los une como vanguardia en el pa√≠s.

Desde el mes de septiembre impulsan en las redes sociales una campa√Īa con el slogan ‚Äúel arte nos une‚ÄĚ, resaltando la capacidad de resiliencia del arte en tiempos de pandemia y aislamiento social, y exponiendo la creaci√≥n a trav√©s de las plataformas digitales.

‚ÄúEn los perfiles de la Asociaci√≥n se han compartido c√°psulas, postales, cr√≥nicas, entrevistas, fotos de momentos importantes de la organizaci√≥n, y secciones como AHS Te presenta, utilizando las etiquetas #AHSAniversario34, #AHSCuba, #AHSViva, #ElArteTambi√©nSalva y #ConLaMismaEstrella‚ÄĚ, coment√≥ Yasel Toledo, vicepresidente de la organizaci√≥n.

Tambi√©n, el Portal del Arte Joven Cubano, disponible en la direcci√≥n www.ahs.cu, es fuente de m√ļltiples contenidos, apoyados en la red de colaboradores a lo largo del pa√≠s.

‚ÄúEntre las acciones m√°s importantes, explic√≥ el novel periodista, se incluir√° un forodebate en el sitio de la organizaci√≥n para intercambiar en torno al quehacer de la joven vanguardia¬† art√≠stica luego de su Tercer Congreso, desarrollado en octubre de 2018; as√≠ como se analizar√°n los proyectos que tiene por delante la Asociaci√≥n. Adem√°s, se dar√°n a conocer los premios Maestros de Juventudes 2020, mayor reconocimiento que otorga la AHS a personalidades referenciales que marcan una pauta importante en la cultura cubana.‚ÄĚ

El d√≠a 18 se prev√© transmitir por el canal Cubavisi√≥n y por varias plataformas digitales un concierto de j√≥venes m√ļsicos, as√≠ como el estreno del audiovisual Bit√°coras AHS, que tiene como protagonistas a creadores de Santiago de Cuba. Por otra parte, se ha habilitado el correo electr√≥nico ahscomunicacion@gmail.com para recibir textos breves, videos y otras propuestas en las cuales los asociados expresen el significado de la AHS.

Desde Internet, escenario principal, las diferentes provincias impulsan también varias iniciativas, que incluyen una gala especial en la ciudad de Santa Clara y un amplio programa de actividades en Granma, coincidiendo con la Fiesta de la Cubanía.

‚ÄúDefendiendo la capacidad de arte como factor espiritual ante las adversidades, celebraremos este nuevo aniversario de la Asociaci√≥n, explic√≥ Toledo, pues celebramos, adem√°s, todos los proyectos colectivos que han surgido entre escritores, investigadores y artistas durante este tiempo de pandemia a prop√≥sito de la Covid-19.‚ÄĚ

‚ÄúMantenernos unidos como familia, sin importar las circunstancias, ni cu√°n lejos estemos f√≠sicamente, es parte de las esencias de la AHS, as√≠ como el arte y la capacidad de so√Īar y crear debe mantenernos unidos siempre, como vanguardia creativa del pa√≠s y grupo de amigos enamorados de la belleza m√°s all√° de lo que se pueda ver‚ÄĚ, a√Īadi√≥ el joven escritor.


Nuevos afiliados a la comunidad ¬ęnuestromemoriana¬Ľ

Participar en un evento teórico por primera vez siempre causa dudas. Las dudas aumentan cuando el evento es virtual, plataforma escasa en Cuba, donde el acceso a internet no es fluido. Sin embargo, cuando es un evento de prestigio y de energía como el Congreso de Pensamiento y Premio Memoria Nuestra de las Romerías de Mayo, vale la pena intentarlo. La idea original de muchos participantes era recorrer la alegórica L Periquera de Holguín, subir la emblemática Loma de la Cruz y andar gregarios entre debates intelectuales, artes y acontecimientos, pero la actual pandemia de la COVID-19 redujo el escenario a un grupo de WhatsApp. El evento ha recibido una veintena de ponencias, incluyendo las de jóvenes que nunca han asistido personalmente al evento.

Dayana Hern√°ndez Vel√°zquez se siente nerviosa. Para ella este evento es un reto y espera impaciente su ponencia virtual. Es estudiante de quinto a√Īo de la carrera de Estudios Socioculturales, en la Universidad de Granma. Hab√≠a intentado anteriormente participar, pero no hab√≠a sido aceptada. En esta edici√≥n clasific√≥ con una investigaci√≥n que tributa a su trabajo de diploma sobre ‚ÄúLas manifestaciones de violencia de g√©nero en el noviazgo en residentes universitarios de la Universidad de Granma‚ÄĚ.

‚ÄúMe siento motivada por esta situaci√≥n tan diferente, a pesar de la pandemia que nos azota, los j√≥venes podemos hacer cosas que nos interesan y distraen a pesar de estar en nuestras casas‚ÄĚ, afirm√≥ al Portal del Arte Cubano. Asimismo, sobre los aportes de los debates y ponencias a su vida estudiantil nos expresa: ‚ÄúCreo muy positivo interactuar aunque sea virtual con otros investigadores y sus resultados. Adem√°s del conocimiento que me aporta en campos acad√©micos y profesionales donde pienso insertarme al graduar‚ÄĚ.

Otro ponente, tambi√©n estudiante, es Jean Carlos Kindelan Duliep. Tiene 20 a√Īos y cursa Relaciones Internacionales en La Habana, su ciudad natal. En su carrera en los √ļltimos a√Īos se ha hecho √©nfasis en la diplomacia cultural y les exhortan a dominar la cultura cubana como puente con otras naciones, por eso ten√≠a muchas expectativas y las Romer√≠as de Mayo le parec√≠a una excelente oportunidad. A pesar de que el teclado de su tel√©fono est√° roto, envi√≥ diferentes audios sobres sus ponencias e intercambi√≥ con los dem√°s participantes.

‚ÄúSiempre me ha interesado la cr√≠tica e investigaci√≥n, en especial la investigaci√≥n de procesos hist√≥ricos y culturales o la revisita de algunos art√≠culos, como es caso de mi ponencia sobre Calib√°n, de Roberto Fern√°ndez Retamar, pues considero importante volver a fen√≥menos de nuestra historia y cultura y redimensionar en las actuales circunstancias. Los art√≠culos y debates que he podido leer, aunque sea semipresencial, me afirman que no estaba equivocado. Este es un evento importante y he aprendido mucho. Mi principal aspiraci√≥n es conocer e interactuar en la pr√≥xima edici√≥n con j√≥venes que est√°n construyendo y reedificando nuestro panorama cultural‚ÄĚ, asegura Kindelan Duliep.

Una de las ponentes m√°s activas es Laritza Rodr√≠guez Cintra. Es Licenciada de Historia del Arte por la Universidad de Oriente, y actualmente se encuentra en Jamaica. Desde all√° no dud√≥ en participar e intercambiar en este evento. ‚ÄúSiempre he estado motivada por la investigaci√≥n. Me apasiona la idea de profundizar en tem√°ticas que muchas veces pasan desapercibidas ante la generalidad. Del mismo modo estoy acostumbrada a exponer mis trabajos investigativos, pues no tiene sentido el conocimiento que no se comparte. Nunca hab√≠a participado en el Memoria Nuestra porque tengo poco tiempo en la organizaci√≥n y supe de la existencia del evento cuando me inici√© en la AHS. En ese momento no estaba vigente la convocatoria y ten√≠a que esperar. Pero cuando el jefe de secci√≥n de cr√≠tica e investigaci√≥n me convoc√≥, no lo dud√©, y aqu√≠ estoy‚ÄĚ.

A Laritza le apasiona su tema de investigaci√≥n sobre el estilo arquitect√≥nico Art Dec√≥ en Guant√°namo, su ciudad natal. El trabajo es una valoraci√≥n de los elementos arquitect√≥nicos representativos del estilo en residencia privadas, a nivel de fachada, y en algunos elementos de decoraci√≥n interior, y ‚Äúpara este evento me enfoqu√© en algunos elementos propios de fachadas e interiores como divisores de cruj√≠a, los plafones para l√°mpara y la herrer√≠a.‚ÄĚ

Esta joven investigadora se siente muy motivada y satisfecha con el desarrollo actual del Memoria Nuestra. As√≠ lo afirma v√≠a WhatsApp: ‚ÄúEste intercambio online ha sido muy provechoso. Lo que m√°s me ha llamado la atenci√≥n es la cantidad de ponencias presentadas, a pesar de las limitaciones que existen a causa de la calidad del servicio de internet en Cuba. Los j√≥venes investigadores est√°n realmente motivados, el debate ha sido sostenido. Desde tempranas horas de la ma√Īana se env√≠an y reciben chats. Todos hemos asumido esta modalidad online muy en serio. ¬°Ni hablar del debate de las ponencias! Preguntas complejas e interesantes respuestas. Las cuales mueven el pensamiento de los ponentes. Salieron a la luz aristas que dan para otras ponencias. Es impresionante, me siento muy orgullosa de participar en este evento‚ÄĚ.¬†¬†¬†¬†

Jos√© Antonio Garc√≠a P√©rez y Celia Molina S√°nchez concibieron la idea de su investigaci√≥n en un diplomado de periodismo en Ciego de √Āvila. As√≠ fue c√≥mo surgi√≥: ‚Äú33 a√Īos de historia: un acercamiento al panorama cultural avile√Īo desde el contingente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z‚ÄĚ.

‚ÄúAunque no he participado en otras ocasiones, la reputaci√≥n del concurso lo precede‚ÄĚ, afirma Celia. ‚ÄúConoc√≠ m√°s sobre el certamen hace dos a√Īos cuando un avile√Īo obtuvo uno de los premios. Eso me motiv√≥ a investigar c√≥mo participar, y esta edici√≥n virtual nunca la vi c√≥mo menos que las anteriores, pues las redes sociales han cobrado vital importancia para la promoci√≥n y socializaci√≥n del conocimiento, as√≠ que no hab√≠a razones que me llevaran a menospreciarla.‚Ä̬†¬†

Su trabajo fue de los primeros en ser expuestos virtualmente y de los m√°s debatidos cuando inici√≥ el evento el d√≠a 4 de mayo. Sus intenciones son representar y salvar la memoria e historia de la organizaci√≥n, as√≠ como su proyecci√≥n e importancia en la atm√≥sfera cultural local. Jos√©, por su parte, nos explica que su investigaci√≥n es bastante ambiciosa y pretende abarcar al m√°ximo el rol de la AHS en su ciudad, que tuvieron que hacer un reajuste conceptual para el evento, pero est√°n complacidos con la presentaci√≥n. Para Celia, ‚Äúla principal ganancia son los contactos que nos llevamos de la experiencia, los cuales siempre est√°n dispuestos a colaborar con la investigaci√≥n seg√ļn sus ponencias.‚ÄĚ

Los criterios y opiniones de estos j√≥venes demuestran una experiencia exclusiva y favorable. As√≠ los debates digitales abren una nueva opci√≥n muy poco explorada. Facilitando el intercambio y la retroalimentaci√≥n intelectual. La relaci√≥n espont√°nea entres los j√≥venes y la tecnolog√≠a ha sido una gran ventaja. As√≠ como el sentimiento de camarader√≠a y amistad expresado por los m√°s veteranos en estas lides, pero biso√Īos en esta modalidad virtual. Es casi seguro que estos j√≥venes estar√°n en las pr√≥ximas ediciones en la ciudad de Holgu√≠n. As√≠ en palabras de Yuleidys Gonz√°les Estrada, una de las productoras de esta edici√≥n: ‚ÄúEstos muchachos ya son un logro y un nuevo ingreso a la comunidad nuestromemoriana‚ÄĚ, asegur√≥.


Dédalos, la revista del arte joven cubano

Tras 10 a√Īos sin publicarse, D√©dalos llega con una nueva temporada para este a√Īo que casi concluye. La revista de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en este primer n√ļmero propone un acercamiento al trabajo interno de la organizaci√≥n; as√≠ como tambi√©n al ejercicio de la participaci√≥n desde diferentes aristas.

La edición es respuesta al reclamo de los integrantes de la AHS quienes exigieron el retorno de esa publicación que también los representa, y renace en el marco del aniversario 33 de la entidad.

Bajo la direcci√≥n del presidente de la organizaci√≥n Rafael Gonz√°lez, y la coordinaci√≥n del escritor para ni√Īos Eldys Baratute, el ejemplar muestra en primera instancia un dossier sobre el funcionamiento de la Asociaci√≥n durante este a√Īo y rememora algunas de las intervenciones de sus integrantes en el III Congreso.

Asimismo, recoge las valoraciones de Gonz√°lez respecto a cu√°nto se ha realizado desde la cita y fragmentos de las obras de los Premios Calendarios como un avance de la Feria Internacional del Libro de La Habana.

Entrevistas, ensayos, poemas, cuentos… conforman esta pieza que sirve de homenaje a figuras como Fernando Martínez Heredia y Roberto Fernández Retamar.

Este ejemplar tendrá también recordatorios de fechas importantes y artículos sobre artes escénicas desde el estado de la joven coreografía, elementos de la vida de Vicente Revuelta y semblanzas del teatro.

Al decir Baratute, uno de los aspectos destacables es la promoción de los artistas visuales que se realiza en sus páginas y el trabajo laureado con la beca de Pensamiento Che Guevara sobre cómo el periodismo deportivo enfoca la temática de género.

D√©dalos llegar√° dos veces en el a√Īo bajo el sello editorial Ocean Sur para seguir promocionando el arte joven cubano desde la mirada de la Asociaci√≥n.

Para el pr√≥ximo n√ļmero se proyecta la realizaci√≥n de un dossier dedicado a la cr√≠tica de manera general como fen√≥meno sociocultural cuyo enfoque va desde lo macro a lo art√≠stico literario.

Su reciente presentaci√≥n en versi√≥n digital ante los miembros del Consejo Nacional de la AHS servir√° para que las personas se impliquen a√ļn m√°s e impartan sus criterios para mejorarla.


Analiza Consejo Nacional de la AHS funcionamiento interno

Miembros de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) debatieron este miércoles en el Salón de Mayo, del capitalino Pabellón Cuba, el reglamento interno aprobado en el III Congreso de la organización.

Tras un a√Īo de la cita y como parte de los acuerdos tomados, el Consejo Nacional ampliado analiz√≥ las inquietudes surgidas en los diferentes territorios sobre el funcionamiento y las estrategias de la AHS para este per√≠odo.

Artistas debaten en Consejo Nacional de la AHS

Durante la jornada, aspectos tales como la ética, los concursos, becas y eventos que se proponen; así como también las conductas a seguir en los crecimientos de los nuevos integrantes fueron resaltados.

Bajo la conducci√≥n del presidente de la AHS, Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, y el vicepresidente Yasel Toledo, la joven vanguardia art√≠stica propuso nuevos enfoques para algunos de los c√≥digos que rigen los caminos de la organizaci√≥n.

También el espacio fue propicio para revisar cuestiones administrativas y logísticas de cada provincia y los procesos de diversa índole que se realizan. Al finalizar el encuentro los presentes aprobaron con unanimidad el reglamento.

Hasta el 18 de octubre en la sede nacional de la Asociación, los jóvenes creadores examinarán con una mirada crítica la ejecución de los acuerdos aprobados en el III Congreso, ocasión que además servirá para compartir la obra artística de sus miembros.


Soluciones nuevas a problemas viejos

Notas sobre el libro Fidel y la AHS

El 25 de noviembre del 2016, cercana la medianoche, conocimos sobre la muerte de Fidel. El timbre de mi tel√©fono no se deten√≠a. Consternado, el rostro grave de Ra√ļl, su voz entrecortada, confirmaban al pueblo y a los amigos de la Revoluci√≥n dispersos por el mundo la noticia mediante una breve comparecencia televisiva. El sencillo despacho desde donde se transmit√≠a la alocuci√≥n estaba apenas habitado por los retratos de Maceo, G√≥mez y Mart√≠.

Guardo la impresi√≥n que ayudaban, en alguna medida, a soportar el dolor entero de la Isla. Es mi recuerdo m√°s n√≠tido. Puedo sumarle una sensaci√≥n de terrible desamparo. Tambi√©n mi dosis de irritaci√≥n al constatar c√≥mo continu√≥ la programaci√≥n televisiva durante la madrugada. Los que permanecimos en vigilia decidimos mudarnos a la se√Īal de TeleSur.

Por voluntad propia la ciudad m√°s bulliciosa de Cuba enmudeci√≥. El s√°bado fue esencialmente silencioso. La Habana result√≥ sobrecogedora. Cuando intento volver sobre ese d√≠a recupero, sin embargo, la imagen repetida, el coro respetuoso de los universitarios marchando sin convocatoria oficial por la c√©ntrica calle 23 en El Vedado. Llegando por decenas a la Escalinata. Regresa tambi√©n el metal desahogado de los discursos que no fueron planificados. Un acto de hondura insospechada que encumbr√≥ la vivacidad de una juventud para muchos extraviada y ap√°tica ante la sombr√≠a y desoladora presencia de la muerte. Alg√ļn participante decidi√≥ colocar una foto de Fidel en los brazos del Alma Mater. Aquel, era territorio fidelista.

Los nueve días de duelo oficial sumergieron a la Isla en una angustia absoluta. Un amigo periodista, Wilmer Rodríguez, recogió el testimonio gráfico y la fuerza espiritual del tributo de un país. Viajó junto a la Caravana. Atrapó y supo convertir en palabras la mística que observábamos con el filtro de la televisión. Tras la voluntad de rechazar cualquier manifestación de culto, quedaba ahora la construcción del más difícil de los monumentos a Fidel, el que se funda en el estudio y el enriquecimiento en la práctica de un pensamiento como el suyo.

Unos 18 d√≠as antes de aquel viernes 25 de noviembre ‚Äďel 7 de ese mes, para ser exactos‚Äď, la inconfundible caligraf√≠a de Fidel autorizaba, en una breve nota, a Elier Ram√≠rez Ca√Īedo a publicar dos intervenciones hasta entonces in√©ditas. Eran¬† resultantes de sendos encuentros sostenidos con miembros de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en los a√Īos 1988 y 2001. En las oficinas de la presidencia de la AHS coincid√≠ con Elier cuando lleno de entusiasmo organizaba el proyecto que se alejaba de la fantas√≠a para convertirse, no sin pocos obst√°culos, en un hecho editorial.

El camino fue fatigoso. La Comisi√≥n Organizadora del III Congreso luch√≥ contra los atrasos editoriales, los problemas de poligraf√≠a y las soluciones de dise√Īo que a algunos siguieron sin entusiasmarnos. Finalmente, en octubre de 2017 la Editora Abril obsequi√≥ a los delegados que asistimos al Congreso el volumen. Los discursos de Fidel se acompa√Īaron de un pr√≥logo del intelectual cubano Abel Prieto, unas breves l√≠neas a modo de ep√≠logo del entonces presidente de la AHS, Rubiel Garc√≠a, y una introducci√≥n, tambi√©n breve, en la que Elier expone algunos aspectos generales y evoca la ‚Äúconcepci√≥n totalmente revolucionaria en la manera de relacionarse el l√≠der de la Revoluci√≥n con los artistas e intelectuales cubanos‚ÄĚ.

En realidad, los tres textos que acompa√Īan los discursos formulan una evidencia en relaci√≥n a las caracterizaciones, interpretaciones y proposiciones sint√©ticas que han acompa√Īado al pensamiento de Fidel. Por mi parte intentar√© esbozar algunos comentarios que pueden facilitar otros acercamientos. No poseen en s√≠ mismos un alcance reflexivo. Siento, sin embargo, pueden contribuir al contrapunto con las ideas m√°s importantes que traslad√≥ en sus palabras. Son apenas apuntes para un debate. Lo m√°s significativo queda a buen resguardo para cuando se produzca el encuentro del lector con esta obra.

Por el destinatario que recibe por vez primera estos textos, quisiera comenzar. Si lo acompa√Īa una voluntad cr√≠tica Fidel y la AHS puede estremecer sus certezas, inquietar sus sentidos y dejar abierta una v√≠a para repensar todo lo que entendemos en los marcos de la pol√≠tica cultural. Puede tambi√©n, en direcci√≥n contraria, ofrecer argumentos bastante √ļtiles para perpetuar el absurdo. Esto √ļltimo, si nos aferramos a par√°bolas que descontextualicen, o decidimos negar el terreno polis√©mico y √ļtil de la contradicci√≥n en la que Fidel aprendi√≥ a moverse con toda holgura.

Timoneadas desde un ejercicio pol√©mico, que guarde como denominador com√ļn la responsabilidad intelectual, estos discursos terminan desalojando los sillones que nos mantienen c√≥modos. Retoman, en un √°ngulo de admirable dimensi√≥n, el espacio central que por derecho propio corresponde a la cultura en la Revoluci√≥n. Las palabras de Fidel destruyen los tabiques falsos entre estos dos universos tan conflictivos. Instalan a su vez una representaci√≥n que hincha la necesidad de retomar lo que Armando Hart desesperadamente defend√≠a como ‚Äúla cultura de hacer pol√≠tica‚ÄĚ.

La mayor√≠a de los planteamientos, debemos se√Īalar como segundo aspecto, se inscriben en el centro de una condici√≥n cultural reforzada por el mundo social que emergi√≥ con la Revoluci√≥n. Genuinamente liberadora y resistente. Una condici√≥n que hubo de someter y someterse a la reconfiguraci√≥n sistem√°tica de los mecanismos, alcances y plataformas que crecieron junto al nuevo sujeto revolucionario. Plantearse relaciones de poder m√°s horizontales e interpretaciones osadas. Luchar por fijar un estatuto antropol√≥gico y una visi√≥n procesual de sus componentes. En esencia, de acuerdo con Fanon, sentirse obligada a encarnar y corresponderse con todo el cuerpo de esfuerzos hechos por el pueblo, en la esfera del pensamiento para describir, justificar y alabar la acci√≥n mediante la cual ese pueblo se cre√≥ a s√≠ mismo y se mantiene en existencia.

Los dos discursos son portadores de un lenguaje coloquial y a veces de estilo pedag√≥gico. Reunido con creadores, esencialmente artistas y escritores, Fidel dedica el grueso de sus reflexiones a insistir en el ‚Äúestado pol√≠tico de pueblo‚ÄĚ, en ‚Äúlas condiciones excepcionales de la masa‚ÄĚ, en ‚Äúla necesidad de mezclarse con el pueblo y sus problemas‚ÄĚ, en la actitud del ciudadano com√ļn. ¬ŅNo ser√≠a √ļtil preguntarnos por qu√©?

Los emplazamientos, que no son pocos ni ligeros, tocan las fronteras de la institucionalidad de la cultura, su poder real de representación de los gremios, los mecanismos de concertación, la participación orgánica de los creadores en el entramado de decisiones que mueven la maquinaria. Con todo desprendimiento Fidel habla de los problemas tangenciales que reproduce el funcionamiento de feudos aislados en la política cultural y que son eficaces para profundizar el océano de incoherencias que tiende a lastimar este ecosistema.

Replantea el papel de la AHS y la UNEAC. Las define como organizaciones sociales. Subraya el hecho de que las organizaciones sociales no est√°n subordinadas al aparato institucional, de ah√≠ la necesaria coordinaci√≥n entre ambos actores. Deja expl√≠citamente formulado un problema hasta hoy desatendido: d√≥nde quedan, qui√©nes representan a los que hoy no son miembros de la AHS y la UNEAC. Con todos los √©nfasis posibles respalda la preferencia de ‚Äúlos errores de tener mucha libertad, a los inconvenientes de no tener ninguna.‚ÄĚ

Ambas intervenciones tienen lugar en momentos muy particulares de nuestra historia. El 12 de marzo de 1988: un a√Īo antes de su importante discurso del 26 de julio de 1989 cuando vaticin√≥ el desmerengamiento de la URSS corr√≠a ya el proceso de rectificaci√≥n de errores; es un hecho el viraje estrat√©gico en las discusiones y la concepci√≥n en torno al modelo de desarrollo. Fecha en que Fidel mismo est√° aceleradamente rescatando al Che y se intentaba retomar el dise√Īo de un socialismo con caracter√≠sticas propias.

El 18 de octubre de 2001: ya la Batalla de Ideas está en desarrollo, ha iniciado la municipalización de la educación superior, la universalización del conocimiento asume el desafío de la informatización de la sociedad, se intenta reproducir un movimiento de masas en apoyo a un nuevo modelo de transición socialista, en medio de una ofensiva ideológica orientada al rescate de valores revolucionarios y antimperialistas tras las grietas del Período Especial, dando paso a programas concretos de recuperación en todos los órdenes, visibilizando un estamento de vanguardia con la nuevas generaciones e intentando, sobre todo, que la recuperación espiritual se anticipe a la recuperación material y logre contribuir ella.

Un √ļltimo comentario. Se ha extendido bastante la tesis que subraya la intervenci√≥n del 30 de junio de 1961 en la Biblioteca Nacional como el texto program√°tico y fundador de nuestra pol√≠tica cultural. Si fuera correcta, omitir√≠amos el cuerpo de consideraciones contenido en el autoalegato que se convirti√≥ en el Programa de la Revoluci√≥n. Es una simple convocatoria a pensar en ello.

En La Historia me Absolver√° estaba ya vertida la suerte democratizadora, de anch√≠simo alcance y visi√≥n sociol√≥gica del movimiento cultural al que aspir√°bamos. All√≠ no se habla, es cierto, del racimo de las Bellas Artes ni de las corrientes literarias. Mas se define el concepto de pueblo. Se ahonda en la problem√°tica martiana de la Naci√≥n. Se pacta la visi√≥n de futuro de una vanguardia que busca compatibilizar el universo de aspiraciones y proyectos individuales, con la moral, la pol√≠tica y los sue√Īos colectivos que antepon√≠a en sus realizaciones pr√°cticas la Revolucion.

Resulta inexacto pasadas seis décadas insistir en la apreciación limitada de que en esa reunión se dilucidaban presupuestos estéticos. La verdad la dominamos hoy. El marco, la convocatoria y los conflictos que desembocaron en la cita de algunos intelectuales con Fidel y otros dirigentes revolucionarios, sacó a la superficie un enfrentamiento por el poder entre dogmáticos, liberales y también oportunistas. Por cierto, en su intervención del 2001 Fidel deja la mesa servida para que nos impliquemos en explorar con profundidad esas dicotomías.

El texto de aquel temprano junio de 1961 es por s√≠ mismo la columna vertebral de la inmensa mayor√≠a de los asuntos que Fidel enfoca en los discursos que esta compilaci√≥n nos propone. Como es de esperar, √©l logra, a pesar de nosotros mismos, vencer las descontextualizaciones, las deformaciones que sirvieron de base para la gris√°cea marca que acompa√Ī√≥ a la cultura en los 70 y que de vez en cuando asoma en la gaveta de alg√ļn bur√≥crata. No por acostumbrados deja de sorprender la capacidad dial√©ctica para escapar a los mecanicismos y no dejarse atrapar en las limitaciones propias de todo lo que es iniciador y por ende experimental. Reconoce el valor hist√≥rico de aquellas ideas, pero no duda en afirmar que estamos ‚Äúen una √©poca nueva y tenemos que aplicar a la cultura el principio de soluciones nuevas a problemas viejos, y soluciones nuevas a problemas nuevos‚ÄĚ.

En el cuadro de una sociedad es preciso no menospreciar lo indirecto. Las lecturas correctas entre lo fenoménico y lo esencial son imprescindibles. Las interpretaciones complacientes no nos ayudan mucho. La narrativa del presente solo puede autentificarse buceando profundo en las oscuras cavernas de la memoria.

Gracias al trabajo del investigador Elier Ram√≠rez, estos discursos llegan ahora remontando la escala del tiempo. Los que nos vamos incorporando al campo intelectual y sus pr√°cticas podremos recurrir a ellos para mediar en los contextos pol√≠ticos, materiales e ideol√≥gicos, con el √ļnico fin de crear nuestra obra. Desde ella hacer retroceder vertiginosamente las fuerzas del conservadurismo, la rutina y la restauraci√≥n neoliberal que se esconden bajo el manto redibujado de la neutralidad de la cultura, que sabemos no existe.

Las reflexiones de Fidel penetran ahora con fuerza tel√ļrica en esa contradicci√≥n. Para dicha colectiva funcionan como recurso de aprendizaje. Plantean un problema inacabado. Sirven de sost√©n para que completemos nuestra perspectiva irregular de los hombres y las cosas. Sin empecinamientos. Asumiendo que la rectificaci√≥n siempre puede liberarnos. Comprendiendo que ‚Äúm√°s que decir nuestras verdades, hay que ir a los lugares a escuchar y aprender de las verdades de los otros.‚ÄĚ