Teatro de secretos a la luz de la Luna

Camag√ľey es una ciudad que atrapa por su misticismo, quiz√°s por esa raz√≥n guarda una relaci√≥n especial con el teatro. No sorprende entonces que una cita teatral diferente como Frontera Cero haya nacido en tierras agramontinas y que su carta de presentaci√≥n sea Secretos bajo la luna, una creaci√≥n sui generis dentro de la escena cubana contempor√°nea. La obra, si podemos aplicarle este t√©rmino convencional, es el m√°s reciente estreno del grupo La Chimenea, dirigido por Heidy Almarales Sierra.

Fotos: Cortes√≠a del evento Frontera Cero, Camag√ľey, julio 2022

No se puede esperar que la cr√≠tica encierre una lectura hermen√©utica de esta experiencia, pues resulta ineficiente para aquello que encuentra su sentido pr√°ctico en detonar desde la acci√≥n performativa una situaci√≥n teatral plagada de interpretaciones subjetivas. Intentemos contra a trav√©s de la vivencia. Un sitio conocido, el Casino Campestre, ve transformado su movimiento cotidiano y una acogedora mesa invita a reunir a los participantes. El sonido de una campanilla avisa por turnos de uno en uno a los espectadores a participar del ensue√Īo. Conducidos hacia otro espacio, se nos invita a tomar asiento, fumar un cigarro y beber una copa de vino mientras contempla una realidad protagonizada por objetos y figuras animados mediante los c√≥digos del lambe lambe.

La imagen dram√°tica presenciada es total y llena de interrogantes: ¬Ņa qu√© remite ese erotismo en el baile ejecutado sobre la base de lo que alguna vez fue una mu√Īeca de juguete? ¬Ņqui√©n la observa? ¬Ņpor qu√© un llanto interrumpe el deleite que produce escuchar Claro de Luna de Ludwig Van Beethoven? Poco a poco caemos en certezas: el espacio que nos hicieron creer que domin√°bamos ya no nos pertenece, somos un objeto m√°s al que deciden qu√© mostrar. La obra ha alcanzado su tercer escenario de conflicto: nuestra mente y el juicio de la conciencia.

Foto Cortesía de Heidy Almarales

Conseguir que esta fantasía cobre vida desde la teatralidad solo se explica por la consolidación en la práctica estética y técnica de Teatro la Chimenea. El reparo en cada detalle de una visualidad que remite a referentes de peso como el surrealismo, no puede limitarse a ser valorada como un mero recurso preciosista, sino que es indispensable para complementar la inmersión performática. De igual modo, el rejuego preciso con los objetos y su fantasía, además de apoyar en la transformación del espectador/personaje, ejercen funciones necesarias como la delimitación del tiempo dramático.

Todo pareciera estar calculado en este universo, quiz√°s solo es contradictorio la aparente libertad de elegir dada al p√ļblico y que pareciera un aspecto que a√ļn no se encausa en el flujo po√©tico de toda la creaci√≥n. Lo cierto es que un teatro distinto arde hoy en Cuba, y parece que ha de llegar lejos con su humo.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ