Roberto Ráez: Periodista escritor… y también viceversa

La edición 21 del Premio Celestino de Cuentos, uno de los principales eventos literarios del país convocado por la AHS holguinera, dejó esta vez una alegría para festejar en casa. De manera extraordinaria, el jurado decidió conceder un lauro compartido entre dos autores con trayectorias diferentes.

Junto a Elaine Vilar, reconocida escritora habanera, resultó premiado Roberto Raéz, estudiante de cuarto año de Periodismo en la Universidad de Holguín, quien se desempeña, además, como diseñador en Ediciones La Luz, sello editorial de la AHS en nuestra provincia.

El cuaderno presentado por Raéz, bajo el título de Boustrophilia, fue uno de los dos escogidos por un jurado integrado por Rubén Rodríguez, Mariela Varona y Adalberto Santos. En esta edición los concursantes participaron de modo virtual utilizando diversas herramientas digitales de acuerdo con las exigencias actuales por la pandemia que atraviesa nuestro país y el resto del mundo.

Aunque he coincidido con él en varios espacios, no lo conocía personalmente y quise indagar en su relación con la Asociación Hermanos Saíz

–Sí, soy miembro de la AHS desde el año pasado a partir de que comencé a trabajar en la editorial. Ese año había sido escogido para pasar el curso en el Centro Onelio.

Roberto Raéz, ganador del XXI premio Celestino de Cuentos. Foto: Yusmel Perez

Para conocer sobre la obra narrativa de este joven creador que aún transita por las aulas universitarias, decidí comenzar por el curioso título de Boustrophilia.

–El nombre procede del personaje de una novela que me atrajo: Tres tristes tigres. Este era un hombre al que le gustaba fabular e inventar palabras y era escritor. Por ahí va el tema del texto, tres muchachos que quieren ser escritores.

Al preguntarle sobre su acercamiento inicial a la creación literaria y cómo le había ayudado esta afición por la literatura en su vida universitaria comentó:

–En la universidad he participado en algunos festivales de artistas aficionados en literatura. En el del año pasado obtuve Medalla de Oro. Allí no he estado en ningún taller, de hecho, al principio no sabía que existían talleres literarios. Después con Luis Delfín –instructor de arte en la modalidad de literatura– me entero que existen y participo en algunas actividades, sobre todo en presentaciones de libros. Antes de entrar a la universidad sí asistía al taller que impartía Moisés Mayán.

A partir de esta respuesta, la conversación derivó hacia la relación entre el arte y la técnica del periodismo.

–Las dos aficiones van juntas. Entré a la carrera porque me gustaba escribir, haciendo periodismo quería llegar a la literatura. Y la literatura complementa, a su vez, al periodismo. Todo está muy relacionado. Desde que recibí Periodismo Impreso me gustaba mezclar las dos cosas, o sea, hacer un reportaje que parezca un cuento, y en el cuento mis personajes son periodistas o tienen que ver con el mundo editorial.

Sobre su actividad en el diseño y su relación con su especialidad se mostró complacido de responder.

–Primero quería ser pintor, cuando era más muchacho, pero nunca entré a la academia de artes plásticas. En la universidad cuando daba Diseño con el profesor Adrián Fernández me gustó la asignatura. Él mismo fue quien me comentó sobre esta oportunidad en la editorial.

Más adelante continuó conversando sobre sus aspiraciones en su especialidad:

–Lo que deseo hacer es periodismo, el escrito es lo que me gusta hasta ahora, pero ambos se complementan. En la universidad a veces no encuentro toda la motivación. Todo se queda en lo que tenemos que hacer en las diferentes asignaturas y ya. Uno como estudiante se acomoda a hacerlo porque debe, no porque quiere hacerlo. Una vez graduado me gustaría dedicarle más tiempo a escribir que a otras vertientes del periodismo. Por ahora, diseñar y escribir van complementándose.

Sobre su relación con la lectura y sus preferencias en la escritura fue enfático:

 –Para poder escribir hay que leer primero y bastante. No solo eso, sino leer con ganas, ver lo que estás leyendo para poder sacar lo que te aporte. Si no lees así, no te pongas a escribir…

Luego de una breve reflexión prosiguió: 

–Admiro a los autores recientes, de los 90 hacia acá, sobre todo en América y España. Me atrae la novela: Bolaños y Junot Díaz son algunos de los autores que más admiro. Este libro lo llevo trabajando cerca de dos años y en él trato de jugar con lo que he percibido de esas lecturas.

Para poder disfrutar de la lectura de Boustrophilia tendremos que esperar algún tiempo. Por ahora, Roberto Raéz va haciendo su tarea. 

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico