comunidad


Diez cucharadas de miel, libro-arte desde la comunidad

El Centro Provincial del Libro y la Literatura en Holgu√≠n present√≥ el libro-arte Diez cucharadas de miel. Selecci√≥n de cuentos infantiles, un cuaderno que re√ļne textos de once escritores, entre ellos varios miembros de la AHS, y que se acompa√Īa por dibujos de igual cantidad de ni√Īos.

La selección de los cuentos, la confección y cuidado del libro, trabajado con papel manufacturado, la realizó el joven Andrés Zaldívar del Río, especialista del Centro, y contó con el auspicio de Cuadernos Papiro, Ediciones Holguín y La Luz, reconocidos sellos de la provincia.

Integran la antolog√≠a infantil, con cuentos publicados e in√©ditos, reconocidos autores como Luis Caiss√©s, Rub√©n Rodr√≠guez, Ronel Gonz√°lez, Emerio Medina, Kenia Leyva y Fidel Fidalgo; y los j√≥venes Liset Prego, Lizue Mart√≠nez, Erian Pe√Īa Pupo, Elizabeth Soto y Norge Luis Labrada.

‚ÄúLa idea de crear un libro-arte infantil tiene como antecedente el lanzamiento de un concurso Dibujar la poes√≠a hace m√°s de un a√Īo, organizado por la propia instituci√≥n. Ah√≠ surgi√≥ entonces la iniciativa crear un libro-arte ilustrado con los dibujos de los m√°s peque√Īos. Seleccionar los escritores fue f√°cil, porque Holgu√≠n tiene muchos autores que trabajan la literatura infantil. La selecci√≥n de los cuentos se realiz√≥ a partir de que estos fueran cortos y con descripciones, f√°ciles de dibujar por ni√Īos de diferentes edades‚ÄĚ, comenta Andr√©s Zald√≠var.

A medida que los autores enviaron sus cuentos, Andr√©s los entregaba el ni√Īo que lo iba a dibujar, y les explicaba en qu√© consist√≠a el proyecto y cu√°l era la idea, dependiendo de la edad y la complejidad de la historia. ‚ÄúPara el dise√Īo del libro-arte me inspir√© en los antiguos √°lbumes de fotos, con sus esquineros y con una est√©tica que me resultaba atractiva‚ÄĚ, asegura.

El Taller de Papel Manufacturado de Cuadernos Papiro les proporcion√≥ el material para su confecci√≥n, y adem√°s all√≠ les ayudaron en cuestiones de dise√Īo y con la encuadernaci√≥n del libro.

Diez cucharadas de miel‚Ķ es un ejemplar √ļnico y posee car√°cter absolutamente promocional. Cont√≥ con la edici√≥n del poeta Mois√©s May√°n, y trabajaron en su realizaci√≥n, adem√°s, las especialistas Rubenia Zald√≠var, Yaneisi Caballero, Katia Reyes y Yanely Esquijarosa. Para la Feria Internacional del Libro en Holgu√≠n, a√Īade Andr√©s Zald√≠var, se piensa realizar una versi√≥n digital.


Susuki-Camaquito: ¡semilla, tiempo y estímulo! (+Fotos)

  • ¬ęLa ense√Īanza de m√ļsica no es mi prop√≥sito principal. Deseo formar a buenos ciudadanos, seres humanos nobles. Si un ni√Īo oye buena m√ļsica desde el d√≠a de su nacimiento, y aprende a tocarla √©l mismo, desarrolla su sensibilidad, y disciplina y paciencia. Adquiere un coraz√≥n hermoso¬Ľ.¬†Shinichi Suzuki

Lo admito, el proyecto Suzuki-Camaquito para la ense√Īanza del viol√≠n en Santiago de Cuba me resulta muy cercano. Son dos las principales razones por las que me siento parte. Adriana Mercedes, mi hija, otra vez fue gu√≠a para el hallazgo. Ya escuchaba noticias sobre el taller a cargo de docentes de la ense√Īanza art√≠stica musical, atriles adem√°s de la Orquesta Sinf√≥nica de Oriente y colegas en la Sala Dolores. Y fue con la petici√≥n de Adriana por aprender el instrumento que me avec√© en este universo. La segunda causa, como con otros aconteceres sonoros, proviene de la participaci√≥n de la Sala de Conciertos en la labor que ¬†protagonizan m√ļsicos y pedagogos de la ciudad.

foto cortesía de Yanilis Nuevo.

Por esos v√≠nculos familiares y de profesi√≥n e informaciones previas, ¬†entiendo que el fin del m√©todo Suzuki trasciende la intenci√≥n de que los alumnos lleguen al ejercicio profesional de la m√ļsica. Su ense√Īanza se entiende como un concepto de vida m√°s amplio.

Tras el término de una primera etapa con la graduación del Violín de Cartón, y el paso al violín de madera, me vale motivo para esta conversación  con la pedagoga y violinista Jana Marieta Perdigón Milá, coordinadora del proyecto.

¬ŅQu√© es el M√©todo Suzuki como filosof√≠a para la ense√Īanza-aprendizaje de la m√ļsica?

El m√©todo Suzuki es novedoso, revolucionario por as√≠ decirlo. Entrado el siglo XX el violinista y pedagogo Shinichi Suzuki lo crea para su aplicaci√≥n en la temprana edad, con la premisa de que el talento no es innato, sino que se desarrolla. Esa idea rompe con la concepci√≥n de lo que es la ense√Īanza tradicional. Siempre se ha dicho que el individuo nace para la m√ļsica o no, y que quien no posea un o√≠do de Mozart no tiene oportunidad. Tal criterio es una interpretaci√≥n fatalista.

foto cortesía de Yanilis Nuevo.

El music√≥logo Alberto Al√©n, quien adem√°s estudi√≥ psicolog√≠a, bajo el rubro ‚ÄúDiagnosticando la musicalidad‚ÄĚ, critica el proceso de las pruebas de captaci√≥n. Plantea que √©stas diagnostican lo que el ni√Īo desde que nace ¬†hasta que llega a esa etapa ha aprendido en su ambiente, y que no garantizan que se desarrolle o no en la m√ļsica. Ese libro gan√≥ premio Casa de las Am√©ricas en 1968 aunque su publicaci√≥n acontece despu√©s. Tiene relaci√≥n con la filosof√≠a Suzuki a√ļn sin conocerla. En ese pensamiento se basa el m√©todo, su idea es que el talento no es una predisposici√≥n gen√©tica sino que responde a incentivos. Cada¬† peque√Īo aprende a su ritmo, unos m√°s r√°pido que otros pero todos logran conocimientos y habilidades a trav√©s de esta ense√Īanza.

La m√°xima de nuestro m√©todo es que todos los ni√Īos pueden alcanzar objetivos en la m√ļsica, lo cual incluye a aquellos con diagn√≥sticos como el¬† autismo, s√≠ndrome de Down y otros. Sigo en Facebook a una profesora Suzuki italiana que trabaja con estos infantes.

Suzuki llam√≥ a su m√©todo el enfoque de la lengua materna. Hace una analog√≠a entre el proceso de aprendizaje de la lengua y la m√ļsica. La primera se aprende en un contexto, en un ambiente donde es todo lo que el individuo escucha. Quien est√° pendiente a la palabra, su pronunciaci√≥n es la familia. √Čl hace una traslaci√≥n de estas nociones a la iniciaci√≥n musical.¬† A ni√Īos muy peque√Īos se les pon√≠a la m√ļsica que luego iban a tocar. Esa m√ļsica se les quedaba en su o√≠do interior y luego eran capaces de replicarla no solo con el sonido sino con la afinaci√≥n.

foto cortesía de Yanilis Nuevo.

Al final el prop√≥sito de Suzuki es la educaci√≥n a trav√©s de la m√ļsica, hacer de los ni√Īos personas sensibles. √Čl sostuvo la afirmaci√≥n que si cada persona del mundo tocara un instrumento se acabara la guerra. ¬†El m√©todo tiene muchos beneficios, un menor que desde temprano aprende una disciplina, desde una constancia y sistematicidad, valora el logro desde el esfuerzo. La filosof√≠a ¬†se sustenta en el trabajo constante con esencias del pensamiento oriental y la aplicaci√≥n de un proverbio japon√©s ¬†como Tarde o temprano, la disciplina superar√° al talento.

Luego de la II Guerra Mundial Suzuki amplía el método al piano, el chelo. En la actualidad se adecua a la  flauta, guitarra, trompeta, contrabajo y otros instrumentos.

¬ŅC√≥mo llega esta metodolog√≠a a Santiago de Cuba?

Conocimos el m√©todo a trav√©s de la profesora y chelista Yaqueline Jardines. Nos llegaban audiovisuales de ni√Īos asi√°ticos muy peque√Īos tocando de manera asombrosa, y la distinci√≥n de la palabra Suzuki pero no la informaci√≥n de qu√© se trataba. Pensamos que era una cuesti√≥n de ni√Īos prodigios, algo innato.

foto cortesía de Yanilis Nuevo.

Jardines tiene la oportunidad de ir a Francia a cursar estudios en un importante Instituto Suzuki. Ella regresa y se encuentra con profesores en Santiago de Cuba, comienza el empleo de los arreglos orquestales del repertorio Suzuki con ni√Īos de la Vocacional de Arte. Ese fue el acercamiento dentro de ¬†una orquesta infantil en el referido centro, que siempre estuvo a cargo del profesor Ignacio Mora Clavel. En cada ocasi√≥n que Jaqueline ven√≠a a Cuba se realizaron estos conciertos.

M√°s tarde llega un amigo suizo, contrabajista, que pertenece a la ONG Camaquito. Nos habla de una profesora suiza Suzuki que viene a Camag√ľey a impartir unos talleres y por supuesto nos interesamos. Cuando llega a Santiago recibimos por dicha profesora el primer curso de filosof√≠a Suzuki e introducci√≥n al Libro I del m√©todo, nos enamoramos. ¬†Nos introdujo entre otras cuestiones en la noci√≥n acerca de las clases individuales y grupales para la socializaci√≥n de los infantes, la importancia de que aprendan desde los valores. Ese fue el impulso de lo que existe hoy en Santiago de Cuba, ese movimiento que est√°¬† en nacimiento. Primero a partir de Jaqueline y luego esta profesora ¬†que imparti√≥ un primer curso en el 2017 y otro en 2019.

A nuestra disposici√≥n para iniciar como profesoras Suzuki, ¬†recibimos el apoyo de la ONG Camaquito para asistir a un festival en Lima, Per√ļ que acontece cada enero. El evento ¬†ofrece capacitaci√≥n para profesores latinoamericanos en la metodolog√≠a. ¬†Ah√≠ recibimos adiestramiento en el 2018 Cecilia Rosales y yo en Filosof√≠a Suzuki y en Libro I.¬† Al siguiente a√Īo sumamos a las profesoras Claudia Rodr√≠guez y Mayra Yeline. Las primeras accedimos al Libro II y III, adem√°s de curso de lectura musical y de otro m√©todo que se utiliza en muchas escuelas en el mundo, el Dalcroze. ¬†Este a√Īo ¬†vimos la integraci√≥n¬† de otras dos profesoras que ya trabajaron con nosotras en la comunidad de Ducureaux, Claudia Pantoja y Cecia Machado. ¬†Ellas pasan por el proceso de iniciaci√≥n, yo hago Libro IV m√°s otro m√©todo conocido como el Kod√°ly.

foto cortesía de Yanilis Nuevo.

En Santiago de Cuba somos hasta el momento un equipo de seis profesoras, cuatro trabajamos en el taller vocacional del Conservatorio, y las otras dos en el primer proyecto que hicimos en 2018 cuando regresamos del primer Festival. Quer√≠amos aplicar el m√©todo. Nos invitan en el Conservatorio a exponer nuestra experiencia y se hallaba presente una estudiante te√≥rica y de viol√≠n, cuyo padre es pastor en la comunidad de Ducureaux. Ellos tienen una guarder√≠a desde los 18 meses a edades tempranas y les interesaban las clases de m√ļsica. Estuvimos un a√Īo completo de trabajo all√≠.

Se nos dio la oportunidad de presentar el proyecto en el Conservatorio para que formara parte del taller vocacional que cada escuela debe implementar.

El m√©todo presupone la participaci√≥n familiar como gu√≠a en la formaci√≥n de valores en los ni√Īos. Comp√°rtenos al respecto.

Como cuando un ni√Īo aprende a hablar, los padres participan en el aprendizaje musical de su hijo. Asisten a clase con el ni√Īo y sirven como maestros en casa durante la semana. Un padre a menudo aprende a tocar antes que el menor, para que comprenda lo que se espera que haga. El objetivo es la educaci√≥n a trav√©s de la m√ļsica. Este pensamiento incluye a la familia.

foto cortesía de Yanilis Nuevo.

La presencia de la familia es muy importante, es otra de las diferencias con respecto al m√©todo tradicional. En √©ste el estudiante llega a la escuela y recibe la clase individual¬† del profesor. El ni√Īo en la casa debe tener la capacidad con 8 a√Īos de recordar y resolver todos los problemas sin que nadie medie. Despu√©s que conozco el Suzuki pienso en cu√°n dif√≠cil lo ya establecido.

El m√©todo lo resuelve con la figura de la madre o el padre u otro familiar, en lo que se conoce en esta filosof√≠a como el tri√°ngulo Suzuki, que ubica al ni√Īo encima y en la base, en una esquina al profesor y en la otra al familiar. El padre se convierte en el profesor en casa. Conozco a una madre en Per√ļ que aprendi√≥ viol√≠n para ense√Īarles a sus hijas y hoy es profesora Suzuki. No llega a un nivel de un libro V que tiene conciertos de Bach, Mozart, pero para comenzar con ni√Īos peque√Īos ella funciona a la perfecci√≥n. Una de sus hijas ha ganado concursos. Incluso esa familia proviene de la cordillera andina. Hac√≠an viajes de horas hasta Lima para que recibieran las clases.

Es un reto, trabajamos con el ni√Īo y tambi√©n con la familia. Nuestra cultura tiene tendencia a la impaciencia con los peque√Īos. Queremos que el ni√Īo aprenda ¬°ya! No nos percatamos que cada uno tiene su ritmo de aprendizaje. Vemos familiares que se desesperan a plena clase cuando el ni√Īo no realiza un ejercicio o rutina como debe alcanzar. Por eso debemos nuestro trabajo tambi√©n a la familia para que interiorice el proceso.

foto cortesía de Yanilis Nuevo.

La clase comienza con una reverencia muy al estilo de las artes marciales. De esta forma el alumno siente el respeto hacia el maestro y se genera un intercambio de ense√Īanzas de uno a otro lado. La din√°mica de la clase propicia que el ni√Īo aprenda desde el disfrute. ¬†Cuando finaliza el encuentro repetimos la reverencia. La admiraci√≥n al maestro es otra de las cuestiones que vemos diluirse en la actualidad.

Para muchos padres la participación quizás sea una práctica normal, cotidiana, mientras para otros que están muy ocupados o piensan que la educación instrucción es solo responsabilidad de las instituciones,  constituye un llamado a dedicarle su tiempo a los procesos de crecimiento del hijo. Se trata de conformar un equipo donde los padres son coprotagonistas.

Cuéntanos de la trayectoria del proyecto en Santiago hasta el momento actual.

Pienso que lo m√°s significativo ha sido despertar la atenci√≥n de los ni√Īos y sus familias hacia el mismo. A partir de las caracter√≠sticas de cada uno est√° el logro de la motivaci√≥n y los primeros resultados. ¬†Incluso ellos se sienten ya violinistas. Eso incluye sus participaciones en los conciertos de la Orquesta Sinf√≥nica, porque este universo musical ¬†necesita de ese ambiente que le aporte conocimiento.¬† Al final es eso lo que vemos como un taller vocacional.

foto cortesía de Yanilis Nuevo.

Quizás a la edad requerida el infante por cualquier motivo acceda o no a la Escuela Vocacional de Arte pero tuvo una ganancia, una preparación previa.   Lo que se aprende a esas edades es algo que te marca. Es una persona que va a ser asiduo a una sala de concierto,  con una sensibilidad y noción cultural.

De esta primera etapa hay ni√Īos que alcanzaron pasar la etapa previa del viol√≠n de cart√≥n, con habilidades del instrumento como el agarre del arco y una rutina b√°sica con un violincito construido, y la apelaci√≥n a ¬†im√°genes infantiles como un conejito, y otras din√°micas que trascienden el mero juego. Con ellos llegamos a una nueva etapa con nuevos retos.

En sentido general el proyecto tiene mucha salud a partir de los logros correspondientes y las expectativas que genera.

¬ŅExisten perspectivas para la posible integraci√≥n de esta metodolog√≠a a la ense√Īanza art√≠stica cubana?

Comencemos por reconocer que lamentablemente el Suzuki es un m√©todo desconocido por el profesorado cubano. ¬†Se le ve hasta con prejuicio por algunos, a causa de lo anterior. Hay quien lo asocia con juegos de ni√Īos y le restan credibilidad. La mayor√≠a de los profesores del √°mbito tradicional no lo ven como una posibilidad,¬† herramienta o camino hacia la m√ļsica profesional.

foto cortesía de Yanilis Nuevo.

Considero que actualmente no se est√° preparado para asumir el m√©todo Suzuki en las escuelas de arte, porque no hay un referente todav√≠a. Nosotros estamos llamados a ser el referente, con la capacidad que tengamos para demostrar sus aportes. No se trata de imposiciones. Si miramos la filosof√≠a hay varios aspectos diametralmente opuestos a la ense√Īanza tradicional.

La ense√Īanza art√≠stica prev√© formar a la vanguardia art√≠stica y se entiende por eso que quienes accedan deban ser los de mejores condiciones desde el inicio. En Suzuki todos los ni√Īos pueden. En las escuelas de arte hay un tiempo l√≠mite para el cumplimiento de los programas y con ello el pase de a√Īo y nivel, y quien no cumpla dicho est√°ndar¬† abandona los estudios.

En Suzuki difiere la idea, ¬Ņqu√© pasa si no llega? Al final lo que aporta a tu vida es mucho m√°s. El m√©todo m√°s bien¬† plantea que el ni√Īo debe ser feliz tocando la m√ļsica. En lo tradicional no siempre se ve eso. Hay quienes sufren porque no llegan o logran en breve tiempo alg√ļn objetivo.

Fui educada en lo tradicional y aprend√≠ mucho de mis profesores, a los que respeto y agradezco todo lo que s√©. Estoy orgullosa, conocemos el nivel de los m√ļsicos cubanos, pero no me conformo. ¬†

Qu√© hago yo, y opto por la responsabilidad de hablar por m√≠. Adem√°s del estudio del m√©todo Suzuki, me avezo en otras superaciones y m√©todos como el Dalcroze y el Kod√°ly. Quisiera que mis colegas en Cuba los conozcan porque brindan herramientas novedosas para el trabajo con las individualidades de cada¬† ni√Īo.

foto cortesía de Jana Marieta Perdigon

Por ejemplo, coloco marcas en los diapasones a los estudiantes de primer a√Īo en el nivel elemental y llegan a la escuela y sit√ļan los dedos donde corresponde. Con asiduidad cito a los padres, ahora no por el tema de la covid, pero lo normal es que con los de primero y segundo tengamos clases en las que les muestro c√≥mo tienen que estudiar con sus hijos en casa. Eso ofrece logros insospechados.¬† Y hablo de padres que no son m√ļsicos. Ellos indagan de c√≥mo llegar a los diferentes procederes para hacerles de gu√≠a en el estudio y se notan los avances en los estudiantes hijos de madres y padres con profesiones ajenas a la m√ļsica, tanto como en aquellos que tienen un progenitor m√ļsico o violinista. De esa manera aplico herramientas del m√©todo en mi clase de ense√Īanza art√≠stica.

En el m√©todo tradicional se comienza con sonidos un poco largos; sin embargo nuestro m√©todo ense√Īa que el ni√Īo puede tocar con movimientos m√°s r√°pidos y cortos, semicorcheas y corcheas, y ellos lo logran. Esa importancia a ambas manos los hace m√°s atrevidos a la hora de comenzar. Eso lo aplico y me da resultado.

De manera general, lo que veo es la necesidad de abrir el panorama a conocimientos y a nuevas formas de transmitirlo. As√≠ como la sociedad se abre a las tecnolog√≠as, nos tenemos que expandir a nuevos m√©todos de ense√Īanza. Ser√≠a bueno un entendimiento.

Por lo que nos compartes, el Proyecto se adscribe a los talleres de formación vocacional del Conservatorio Esteban Salas…

foto cortesía de Jana Marieta Perdigon

El CNART en su pol√≠tica 2017-2021 propuso que cada escuela desarrolle talleres vocacionales dirigidos a diferentes beneficiarios, ¬†grupos de edades, comunidades ¬†con el fin de aumentar la informaci√≥n cultural y los valores de la identidad cultural en la poblaci√≥n. El Conservatorio Esteban Salas busc√≥ alternativas entre los propios profesores. Nosotros en paralelo ya ten√≠amos nuestro taller en Ducureaux y coincide con que ¬†la ONG Camaquito nos da la noticia del financiamiento para la compra de instrumentos, violines peque√Īos para los integrantes del proyecto.¬† Camaquito es una ONG suiza que trabaja solamente con el estado cubano. Nuestro¬† proyecto fue aceptado por el Conservatorio como nuestra propuesta de taller vocacional. As√≠ se legitimiz√≥ este empe√Īo de colaboraci√≥n internacional. ¬†¬†En noviembre de 2019 nos llega la primera donaci√≥n de violines que es la que utilizan actualmente los ni√Īos. Como taller vocacional es la respuesta que la c√°tedra de cuerdas dio al Conservatorio como Instituci√≥n de la ense√Īanza, con la aplicaci√≥n de esta metodolog√≠a para ni√Īos preescolares.

Son varias las familias santiagueras que a partir de la reciente graduaci√≥n de la etapa Viol√≠n De Cart√≥n se interesan por la matr√≠cula de sus hijos en el Proyecto. ¬ŅTienen prevista alguna fecha para la siguiente hornada con ni√Īos principiantes?

Ahora mismo no prevemos ese momento. La raz√≥n es que somos pocas profesoras y es mucha la demanda. No es correcto comprometer la palabra porque no discriminamos entre los ni√Īos, para nosotros quien toque a la puerta tiene las mismas oportunidades que el otro. Tambi√©n trabajamos conforme a la cantidad de instrumentos que tenemos, y ya estamos al l√≠mite, aunque se espera que entre otra donaci√≥n. Eso depende de posibilidades externas. Para el Suzuki en viol√≠n debemos esperar transcurra un ciclo de ni√Īos que lleguen a la edad l√≠mite que podemos tener.

foto cortesía de Jana Marieta Perdigon

La otra posibilidad es el aumento a otros instrumentos y eso espera a que pase la situaci√≥n actual de la covid, que rompi√≥ algunos planes. Previmos la invitaci√≥n de una profesora Suzuki de piano, porque tenemos profesores del instrumento con el inter√©s e incluso ya con un n√ļcleo de algunos ni√Īos peque√Īos para el comienzo. Esa y otras capacitaciones se realizar√°n en posteriores momentos.

Es un tema delicado, para ser profesor Suzuki se recibe una capacitaci√≥n de su filosof√≠a y herramientas t√©cnicas. No se trata de apelar a cualquier profesor o violinista y asignarle un grupo de ni√Īos. Esto se estudia, implica una filosof√≠a. El Suzuki va mucho m√°s all√° de tocar un repertorio. Cada una de esas primeras piezas tiene su objetivo para la mano izquierda y su objetivo para la derecha. Solo cuando el docente recibe la formaci√≥n¬† se le considera un Suzuki.

Cuando escuchaba a otros profesores emitir juicios negativos del m√©todo como equivalencia a juego de ni√Īos me percato que no se dan cuenta que hablamos de infantes de dos, tres a√Īos, edad preescolar. El aprendizaje tiene particularidades y el juego cumple un rol principal. Los m√°s peque√Īitos por ejemplo no tienen la claridad de la repartici√≥n espacial. Incluso hay ¬†diferencias notorias de un a√Īo a otro y buscamos las maneras de desarrollarles las habilidades. El m√©todo incluso se concibe para que el profesor hable lo menos posible, porque en estas edades tempranas cuando sucede lo contrario el peque√Īo se distrae. El ni√Īo aprende haciendo y a trav√©s de la imitaci√≥n.

Despu√©s de cada curso tenemos intercambios con otros profesores a trav√©s de clases grabadas y en esa din√°mica tambi√©n crecemos. Lo que m√°s nos se√Īalan a las profesoras cubanas es que hablamos demasiado. La clase debe ir m√°s a lo pr√°ctico, con el empleo de la imaginaci√≥n que proviene del entorno infantil.

foto cortesía de Jana Marieta Perdigon

Com√©ntanos acerca de la proyecci√≥n de Suzuki Camaquito en las redes sociales. ¬ŅPor qu√© canales se puede acceder a sus informaciones?

Hasta el momento tenemos dos espacios en las redes, uno propio del proyecto, Suzuki Santiago Camaquito, donde brindamos informaciones y para los padres diversas ense√Īanzas como la importancia de educar al ni√Īo con el pensamiento de que s√≠ puede alcanzar los objetivos. Compartimos adem√°s nuestros quehaceres pedag√≥gicos y los resultados de nuestra labor cotidiana.

foto cortesía de Jana Marieta Perdigon

Tambi√©n est√° la p√°gina de Camaquito Espa√Īol, en la que adem√°s de nosotros ¬†aparecen¬† todos los proyectos que desarrolla la ONG con la infancia cubana. Existen en Camag√ľey, Ciego de √Āvila y Santiago de Cuba en expresiones como la danza, el teatro, deporte como el f√ļtbol en los barrios, los hay de enfoque comunitario desde Casas de Cultura.

En ambos sitios se ofrecen guías sobre nuestras dinámicas.

Como dijera Shinichi Suzuki, Dos cosas necesita una semilla: tiempo y estímulo, esa es la guía de nuestro proyecto. 

foto cortesía de Jana Marieta Perdigon

foto cortesía de Jana Marieta Perdigon

 

P√°ginas de Facebook de los proyectos:

https://www.facebook.com/suzukisantiagocamaquito

https://www.facebook.com/camaquitoespanol


Un festival de pueblo

                                                   I

CARTEL DE PROMOCI√ďN DEL FESTIVAL DE TEATRO AFICIONADO. FOTO: CORTES√ćA DEL COMIT√Č ORGANIZADOR.

Regreso a la cuna que me vio nacer, como dice la popular canci√≥n, al municipio de Fomento donde es tradici√≥n, desde hace poco m√°s de tres d√©cadas, la realizaci√≥n del Festival Nacional de Teatro Aficionado ¬ęOlga Alonso¬Ľ. En esta fiesta teatral que implica a grupos de todo el pa√≠s, y en √ļltimas ediciones tambi√©n a grupos extranjeros, con la habitual complicidad del avezado p√ļblico local, pues fui primero un simple espectador, luego, con el tiempo desarroll√© mis primeras inquietudes como director y present√© en varios encuentros mis puestas en escena. Hoy, mi participaci√≥n all√≠ cobra otra dimensi√≥n, en este caso como metod√≥logo de teatro del Consejo Nacional de Casas de Cultura, mas, nunca he dejado de asistir a la cita.

Con esta primicia he intentado mirar con ojo indagador la edición XXXI correspondiente a este 2020, celebrado entre durante el mes de marzo, donde, quiero comenzar aplaudiendo que el programa se realzó con la inclusión de las esperadas presentaciones de las puestas en escena, tanto de la muestra nacional como la internacional; así como de talleres y actividades colaterales que complementaron y prestigiaron la cita.

El festival se mostr√≥ diverso, din√°mico e intenso. Entre las novedades de la programaci√≥n se puede resaltar la creaci√≥n de un nuevo espacio para la presentaci√≥n de performances, y para la ocasi√≥n nos visit√≥, por la parte cubana, el proyecto de David Valera con una intervenci√≥n titulada Ese tipo humano, enga√Īosamente civilizado; mientras que, por la parte extrajera, tuvimos la oportunidad de presenciar Observaciones, de la compa√Ī√≠a alemana Uniater/Fritzaho. Ello evidencia que los artistas aficionados tambi√©n se mueven en la b√ļsqueda de nuevos horizontes creativos, y la exploraci√≥n de nuevas tendencias y pr√°cticas esc√©nicas.

II

El festival recibió a 12 grupos de nueve provincias del país, ocho en calidad de competencia y cuatro de invitados. Nueve grupos extranjeros de cinco países llegaron hasta el enclavado municipio ubicado en el centro de Cuba: Portugal, Alemania, Italia, México y Colombia. Y, además, recibimos a Cheikn Okbaoui, el representante de la UNESCO en Argelia. Celebro que el festival recibiera una muestra extranjera amplia y de calidad, grupos que pertenecen a la Asociación Internacional de Teatro Amateur AITA, lo cual evidencia un interés puntual de los miembros por la parte cubana de que nuestros creadores dialoguen con otras experiencias.

La compa√Ī√≠a Xutil Teatro Circo de M√©xico, que dirige Yal√ļ D√©ciga, con el espect√°culo Las aventuras de Trapeador y Cotonete, fue una de las propuestas que sobresali√≥, poniendo a dos actores que interpretan a Cotonete y Trapeador, personajes creados para representar las m√°s diversas formas de andar e interactuar en la calle con los espectadores: protagonistas de un arte que incorpora, adem√°s, t√©cnicas del clown, circo. Tuve la oportunidad de verlos en Bejucal unos meses antes, en la jornada de teatro Blanca Becerra, y confieso que encontrarme de nuevo con ellos fue una dicha.

APERTURA DEL FESTIVAL. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ

Por su parte, en la muestra cubana imper√≥ el teatro de sala, no hubo esta vez grupos de teatro de calle, y solo uno fue de teatro de t√≠teres. Uno de los montajes que m√°s conmovi√≥ fue Terapia del sumidero, del grupo Teatro del Retorno, de San Antonio de los Ba√Īos, ante el cual, como mencion√© antes, el ¬ęavezado espectador fom√©ntense¬Ľ pudo disfrutar de un teatro experimental, y con una concepci√≥n diferente a lo que habitualmente se ha presentado en el festival. Desde un espacio alternativo en el patio del museo, reutilizado como escenario, emerge la reflexi√≥n de la propia obra, un ritual interpretado por dos actores con m√°scaras de pico de ave ‚ÄĒparecida a las que usaron los m√©dicos especialistas para tratar a aquellos que padec√≠an de la peste‚ÄĒ, el r√≠o Ariguanabo ‚ÄĒque nace y muere en el territorio del municipio‚ÄĒ, as√≠ como la relaci√≥n del hombre con la naturaleza. Estos son los pretextos espaciales que escoge Alexander Diego Gil para la representaci√≥n, un ritual que parec√≠a que nos estuviera advirtiendo sobre lo que d√≠as despu√©s lleg√≥ a la isla: una pandemia que aun el hombre no ha podido detener. No es casual que el grupo recibiera el Premio de Mejor Dise√Īo Escenogr√°fico, por la exquisitez de su concepci√≥n.

BK2. FOTO: ALAIN MIRA.

Solo dos mon√≥logos comparecieron en el festival. De la provincia de Las Tunas lleg√≥ el grupo La Corniza con el archiconocido argumento de Emelina Cundeamor, del importante dramaturgo Eugenio Hern√°ndez Espinosa, e interpretado por Beatriz Sabrina Ricardo. Con este texto, Hern√°ndez Espinosa, dramatiza una problem√°tica identitaria sobre inacabados procesos coloniales racistas, a√ļn vigentes en muchos microsectores de nuestra sociedad. La joven actriz logra mostrar a una mulata que expone entre comentarios sarc√°sticos, con un humor certero: el desmoronamiento de su matrimonio. Su director, Miguel √Āngel Amado, supo guiar a la actriz en una concepci√≥n que result√≥ concentrarse en el trabajo del actor, y para ello utiliz√≥ solamente una mesa, una silla, una peluca y otros objetos muy elementales con los cuales logra concentrar la acci√≥n, y que permiten vislumbrar la confluencia social del personaje; de ah√≠ que la actriz obtuviera el Premio a la Mejor Actuaci√≥n Femenina.

BK2 es el t√≠tulo del otro mon√≥logo que estuvo en competencia, a cargo del grupo habanero T√©‚ąíAtro, escrito y dirigido por Elio Fidel L√≥pez Vela, quien supo hallar, antes que todo, la verdad de un personaje en su accionar a partir del mismo verbo, y que el actor Iv√°n Collazo Garc√©s asumi√≥ con una madurez impecable. El texto muestra a un joven estudiante que para ganar dinero trabaja de transformista en un bar nocturno, el personaje establece un di√°logo con la realidad de muchos j√≥venes en el presente. El dormitorio de una beca es el espacio que ha escogido el director para desarrollar la acci√≥n. Iv√°n Collazo logra con intensidad ciertas atm√≥sferas para representar el universo del personaje a partir de las emociones que va desencadenando, cada recurso que encontr√≥ para su interpretaci√≥n lo hicieron ganador del Premio a la Mejor Actuaci√≥n Masculina.¬†

Cenital Teatro, grupo del municipio sede, presentó Pasaporte, una obra de Yunior García, texto que ha sido representado por varios grupos en el movimiento de artistas aficionados, pero, que, esta vez, el director Génder Hernández realizó un montaje sencillo, sin perder la estructura de la obra. El director logra una armonía en la escena que construye, básicamente, desde la concepción del espacio y los elementos que lo conforman, pues la escenografía tiene un impecable acabado constructivo que supo adaptar de manera funcional para cada una de las escenas.

En sentido general se aprecia un montaje en el que cada actor domina un registro de caracterización que atrapa al espectador y lo identifica, y ahí radica su principal arma. Merecido fue, entonces, que el jurado decidiera otorgarle el Premio a la Mejor Puesta en Escena.

III

Fue una idea loable que la cr√≠tica especializada estuviera por segunda vez en el evento. El prestigioso cr√≠tico e investigador teatral Jaime G√≥mez Triana, invitado especial a esta edici√≥n, opin√≥ a prop√≥sito: ¬ęCreo que los m√°s relevante definitivamente es el p√ļblico del evento. La cercan√≠a que todo el pueblo tiene al teatro. El festival tiene una gran relevancia en t√©rminos de lo que hace para la comunidad en particular. El pueblo tambi√©n lo espera, lo desea y contribuye a su √©xito¬Ľ. G√≥mez Triana realiz√≥ un taller de cr√≠tica, que constituy√≥ un espacio id√≥neo para la superaci√≥n t√©cnica de los directores, actores, instructores y metod√≥logos que asistieron al certamen. Otro taller que se efectu√≥ y que los participantes agradecieron fue ¬ęEjercicios escriturales para mundos m√≠nimos¬Ľ, impartido por la maestra Blanca Felipe Rivero.

ENTREVISTA. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ.

El evento contin√ļa la tradici√≥n de programar presentaciones a las comunidades, barrios y escuelas del municipio. El Juglar del Cisne present√≥ la obra de t√≠teres Beatriz y los Papas Malvas en la comunidad de J√≠quima, donde los ni√Īos y toda la familia pudo disfrutar de esta agrupaci√≥n de Pinar del R√≠o, por los resultados y el amplio repertorio que han venido desarrollando en la modalidad de teatro de t√≠teres, este grupo es ya un referente importante en el pa√≠s.

Positivo fue invitar de nuevo a la Compa√Ī√≠a Teatral La Andariega, de la provincia de Camag√ľey, de una marcada participaci√≥n en la historia de este encuentro anual. En esta ocasi√≥n present√≥ Cuentos de Palacio, con una gran aceptaci√≥n por parte el p√ļblico. Resulta v√°lido destacar las actuaciones de ni√Īos que hacen teatro con una verdad y calidad art√≠stica en la escena.¬†¬†

TALLER DE LA CR√ćTICA. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ

Para esta edición en especial se creó una comisión curatorial que realizó una audición a los grupos por las provincias del país para seleccionar la muestra nacional. Y es que realizar un evento de esta magnitud requiere del esfuerzo y la dedicación de los organizadores que, en cada proceso, antes y durante el festival, deben mantener el diálogo cómplice, para poder continuar realizando mejores ediciones.

Me gustar√≠a terminar invitando a una reflexi√≥n, y es que un festival de tanta significaci√≥n para el movimiento de artistas aficionados del pa√≠s, y con tan honda marca identitaria en los pobladores de Fomento, amerita que se pueda construir una sala de teatro en la Casa de Cultura con recursos t√©cnicos m√≠nimos, como equipos de luces y de audio. Ello facilitar√≠a poder invitar grupos de la vanguardia art√≠stica que han mostrado su inter√©s por participar del evento, pero se han visto limitados, precisamente, por estas cuestiones t√©cnicas. Grupos y espect√°culos que, sin dudas, prestigiar√≠an nuestro Festival Nacional de Teatro ¬ęOlga Alonso¬Ľ.


Preparan próxima edición de la Cruzada de la AHS en Cienfuegos

  • La edici√≥n n√ļmero 12 de la Cruzada Art√≠stico-Literaria de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z de Cienfuegos acontecer√° del 27 de julio al 3 de agosto. Esta iniciativa cultural recorrer√° una veintena de asentamientos de El Escambray y el litoral sur de la provincia.

    Por el emblem√°tico Pico San Juan comenzar√° esta cruzada. Un homenaje a los Hermanos Luis y Sergio Sa√≠z ser√° el pretexto para inaugurar un certamen que en 2020 busca una mayor cercan√≠a con los pobladores de nuestras zonas monta√Īosas.

    Frank P√©rez Aguayo, presidente de la AHS en la provincia, adelant√≥ que lo importante es lograr un acercamiento real a los campesinos, ¬ęque nos reciban en la intimidad de sus hogares y que compartan nuestro ate, porque lo llevamos de todo coraz√≥n.¬Ľ

    Para esta edici√≥n 12 de la Cruzada se han tomado todas las medidas de protecci√≥n. Los dise√Īadores Reinel y Dianko aportar√°n los nasobucos para el elenco de la brigada.

    ¬ęSeremos cuidadosos, por el bien de los artistas y de quienes nos recibir√°n en esas comunidades. La AHS y la Cruzada tienen que ser capaces de adecuarse a la compleja situaci√≥n epidemiol√≥gica que todav√≠a enfrenta nuestro pa√≠s¬Ľ, agreg√≥ P√©rez Aguayo.

    Artistas cienfuegueros, y de la provincia de Villa Clara conformar√°n este colectivo de j√≥venes creadores, encargados de que al macizo monta√Īoso cienfueguero lleguen nuevos libros, canciones, obras de teatro.

  • *Tomado de Perlavisi√≥n

Del golpe al verso (+ fotos)

Jennifer nunca hab√≠a visto a una viejita desnuda. Degar desconoc√≠a el mundo de un asilo. Leinier no imaginaba tanta tragedia encajada en la memoria de las personas. Solo un poeta como C√©sar Vallejo cre√≥ la palabra que contiene la vivencia m√°s ‚Äútrilce‚ÄĚ de sus vidas.

Todav√≠a sienten esa mezcla de triste con dulce, el sabor fijado al pecho por la estancia en el hogar Manuel Ram√≥n Silva, donde ayudaron a cuidar durante 15 d√≠as a 246 ancianos de Camag√ľey. En la sexta provincia m√°s envejecida de Cuba, uno de cada cinco habitantes sobrepasa los 60 a√Īos de edad.

Degar-Foto cortesía Golpe a golpe

Los j√≥venes llegaron en plena cuarentena como parte del grupo de 13 artistas en nombre de Golpe a Golpe, el proyecto sociocultural que en diciembre cumplir√° 14 a√Īos de b√ļsqueda y de abrazo al alma de comunidades vulnerables. Celebrar√° 20 si se cuentan sus antecedentes como Pista Abierta, tambi√©n concebido y dirigido por el promotor cultural Yunielkis Naranjo Guerra.

foto cortesía Aymée Amargós

Jennifer Collymore Torres, la cantante de pop con ocho meses en la agrupaci√≥n, qued√≥ en trance cuando le dijeron ‚Äúey, ven a ac√°, debes ayudar a secarlas y a vestirlas‚ÄĚ. La lista fue honda como las urgencias de aquellos rostros con miradas perdidas y encontradas.

Degar Humberto Puentes Hern√°ndez se impact√≥ desde el primer pie dentro del amplio edificio de 1878. La beca para √©l equival√≠a al recuerdo del servicio militar. Otra vez dejar√≠a de ver a los suyos por un tiempo bien finito, pero aun hoy, ya en su casa, sigue angustiado. Se imagin√≥ en el espejo de ejecutantes del saxof√≥n y de la percusi√≥n que conoci√≥: ‚ÄúNadie quiere estar lejos de la familia‚ÄĚ.

Leinier Paredes Rosales s√≠ llevaba en el equipaje de cantante y humorista claves contra la desolaci√≥n. Por sus ocho a√Īos en Golpe a Golpe pudo colaborar durante 15 d√≠as en el Esmeralda devastado por el cicl√≥n Irma en 2017. Con sus colegas de entonces limpi√≥ el pueblo bajo el sol y gan√≥ aplausos en noches de apag√≥n. Para todo hab√≠a remedio all√°, pero no para las historias topadas aqu√≠ de muerte de hijos y de padres abandonados.

foto Cortesía de Aymée Amargós

Otro guion construyeron para la din√°mica del grupo: madrugar, cargar el agua para el ba√Īo, alimentar, escuchar y comprender. En las tardes, a eso de las tres, una sala romp√≠a la rutina como escenario para el arte de los muchachos. Se sab√≠an con talento para la magia, la danza, el humor y la m√ļsica. Durante la estancia probaron su capacidad para ser buenas personas.

El doctor Yuri Emilio Copa Ruiz, director del hogar, calific√≥ de maravilloso el trabajo de los j√≥venes artistas. Se infiere el alivio por entretener a los aptos, como identifica a los ancianitos que sol√≠an pasear por la ciudad y llevan tres meses sin poder salir. El 28 de mayo entr√≥ el segundo grupo de j√≥venes, del proyecto Abriendo brechas, extensi√≥n de Golpe a Golpe en la c√©lula de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Florida. Ese relevo de 14 sum√≥ a la oferta la proyecci√≥n de audiovisuales y una pe√Īa danzonera.

Leinier -foto Cortesía de Aymée Amargós

En cuanto a los primeros, Jennifer hasta gan√≥ el nombre de Agustina. As√≠ la llamaba una se√Īora con sed de permanente compa√Ī√≠a. La chica nerviosa de 18 a√Īos logr√≥ un estado de bienestar. Con Degar, tres a√Īos mayor, cantaba a d√ļo para calmar a quien echaba a llorar por contar sus penas. Ella se despidi√≥ con estilo de pop y √©l con su rap titulado El amor es fuerte.

A sus 29 a√Īos, Leinier tiene una coraza con zonas sin blindaje. Lo comprob√≥ con el alud de tantos relatos, aunque dio con la cura en los poemas, los chistes y el cantar de los propios ancianos en una instalaci√≥n de salud donde varios est√°n cerca de cumplir el centenario: ‚ÄúEcho de menos a esas viejitas‚Ķ‚ÄĚ

foto cortesía Golpe a golpe

La imagen de arrugas queribles afianza el sentido de la vida para ese grupo de jóvenes. Mayo significó una inmersión cada vez más profunda a la raíz de un proyecto de creación fundado para andar del golpe al verso.

Leinier-Foto cortesía Aymée Amargós

hogar de ancianos Manuel Ramón Silva/
Foto cortesía de Aymée Amargós


Victoria Mogollón: De Venezuela para La Casa

Por estos d√≠as la vor√°gine del XI Coloquio de Musicolog√≠a Casa de las Am√©ricas nos tiene concentrados a todos en los predios de esa instituci√≥n. El gremio se re√ļne en funci√≥n del aprendizaje y el di√°logo sobre m√ļltiples procesos y fen√≥menos musicales. Este es el espacio id√≥neo para conocer los objetos de investigaci√≥n que ocupan el tiempo de nuestros colegas latinoamericanos.

[+]


Trova íntima con los barrios santiagueros

Eduardo Sosa se siente como en casa cuando llega a Santiago de Cuba. Y no solo porque haya nacido en la sinuosa geograf√≠a de Soledad de Mayar√≠, sino porque conoce las profundidades de esta ciudad. El reconocido artista ha cantado en grandes escenarios, pero siempre vuelve a las ra√≠ces porque algo m√°gico sucede all√≠, cuando p√ļblico y artista se descubren mutuamente. [+]


Canciones infantiles para un verano

El espect√°culo de la primavera, con sus grillos, ranas, sus aguaceros y gatitos ronroneros lleg√≥ este verano hasta las m√°s rec√≥nditas comunidades de Villa Clara. El grupo Teatro sobre el camino y la joven trovadora Yaily Orozco hicieron el milagro a trav√©s de una propuesta musical que despabila los sue√Īos inquietos en cada rinconcito de la provincia.

[+]


Tributo del arte joven

Tomado de Juventud Rebelde

Promovida por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) comenzar√° el pr√≥ximo viernes la Jornada 13 de Agosto que, desde el arte joven, rendir√° homenaje a Sergio y Luis Sa√≠z Montes de Oca ‚ÄĒasesinados ese d√≠a de 1957 en su natal San Juan y Mart√≠nez‚ÄĒ y al l√≠der hist√≥rico de la Revoluci√≥n Cubana, Fidel Castro, quien cumplir√≠a 92 a√Īos de edad.

[+]