Calendario


Ingrid Lobaina: ¬ęNoem√≠ me ha regalado mucho reconocimiento del p√ļblico¬Ľ

Pero Ingrid Lobaina no es Noemí, la adolescente tímida y adicta al móvil que vimos en la excelente serie Calendario, por más que le va a costar recuperar su nombre después de una actuación y una puesta tan convincentes. Ingrid es una joven inteligente, activa y versátil.

Seg√ļn nos cuenta, lo fue desde ni√Īa: ¬ęSiempre fui muy inquieta y tuve inclinaciones hacia el arte. A causa de eso, mis padres me apuntaron en grupos de danza, de baile espa√Īol, de ballet, incluso estuve dando piano tambi√©n¬Ľ.¬†

Luego entr√≥ a uno de los talleres de La Colmenita, que se realizaba en el Poligr√°fico Granma, bajo la direcci√≥n de Patricia G√≥mez Wong. All√≠ s√≠ encontr√≥ una pasi√≥n y un camino: la actuaci√≥n. Con nueve a√Īos la aceptaron en La Colmenita Central, donde permaneci√≥ hasta que ingres√≥ a la Escuela Nacional de Arte (ENA). Antes de graduarse, pas√≥ por las manos m√°gicas de Carlos D√≠az, director de Teatro El P√ļblico; Osvaldo Doimeadi√≥s; Fernando Hechavarr√≠a y Jazz Vil√°: ¬ęPara la tesis montamos¬†El Decamer√≥n, un espect√°culo que luego qued√≥ en cartelera como repertorio oficial de Teatro El P√ļblico¬Ľ, nos cuenta la joven actriz.

Pero la inquieta Ingrid volvi√≥ a mostrarse y no lleg√≥ a las √ļltimas presentaciones de la pieza porque ya andaba plante√°ndose un nuevo reto: ¬ęEntr√© a la FAMCA por el curso regular diurno, entonces me desvincul√© del teatro para estudiar cinco a√Īos la especialidad de fotograf√≠a.

¬ęYo siempre estoy tratando de aprender algo nuevo. Me gusta sentir que mi intelecto se expande y as√≠ mis habilidades tambi√©n. Entonces sent√≠ que con esos cuatro a√Īos de ENA, que adem√°s fueron muy intensos, y la buen√≠sima preparaci√≥n que me dieron mis profesores, un poco me bastaba para sentirme una actriz ya profesional, que no quiere decir que, para nada, yo est√© demeritando el trabajo de los profesores del ISA, pero me llamaba mucho la atenci√≥n la idea de poder hacer algo distinto, que me sacara un poco de mi zona de confort, que fuera un reto para m√≠¬Ľ.

‚ÄĒ¬ŅPor qu√© fotograf√≠a?

‚ÄĒPorque las artes visuales a m√≠ siempre me han gustado y encontr√© en la fotograf√≠a en movimiento una alternativa para desarrollar esas habilidades pict√≥ricas y dejar volar mi creatividad en una rama que hasta ese entonces no hab√≠a explorado. No fueron cinco a√Īos f√°ciles. Me fue dif√≠cil, sobre todo, a ratos, sentir que no era una virtuosa del audiovisual, pero eso no me hizo rendirme, al contrario, me dio m√°s fuerza para superar las limitaciones que pudieran presentarse durante la carrera.

¬ęMe gradu√© con una tesis maravillosa que am√© much√≠simo hacer, titulada¬†Las voces del sur, que es una no ficci√≥n, un audiovisual que resulta un h√≠brido entre la ficci√≥n y el documental. Lo grab√© junto con dos estudiantes de mi aula, una de Colombia y otra de Ecuador, en Ecuador, y qued√© muy complacida. Desgraciadamente, nunca se ha estrenado fuera del marco acad√©mico¬Ľ.

‚ÄĒEntraste por primera vez a la televisi√≥n con un personaje muy fuerte, Yuly, una muchacha trans, en¬†Rompiendo el silencio. ¬ŅC√≥mo fue esa experiencia?

‚ÄĒTengo que confesar que fui al¬†casting, pero cuando me dijeron que ten√≠a el personaje, yo me asust√© much√≠simo y, de hecho, dije que no lo iba a hacer. Yuly sufri√≥ violencia por parte de su familia y, ya como adulta y mujer trans, por parte de su pareja. Cuando empec√© a leer los guiones, a ver todo el trasfondo psicol√≥gico del personaje y toda la responsabilidad tambi√©n que implicaba ser la representante de un personaje como ese, que hasta la fecha no hab√≠a sido visto o, por lo menos, no tan visto en las pantallas cubanas, yo sent√≠ un miedo terrible. Rolando Chiong logr√≥ convencerme y deposit√≥ mucha confianza en m√≠, a pesar de mi juventud y mi poca experticia como actriz de televisi√≥n.¬†

¬ęDurante el rodaje, mantuve un estado de enajenaci√≥n permanente; apenas me comunicaba con las personas del equipo o hablaba fuera de escena. Fue la manera que encontr√© en aquel momento de sostener la caracterizaci√≥n del personaje. Me mantuve conectada a Yuly todo el tiempo, hasta que termin√≥ de rodarse el cap√≠tulo¬Ľ.

‚ÄĒ¬ŅQu√© te dej√≥ Yuly?¬†

‚ÄĒFue una satisfacci√≥n muy grande para m√≠, ya que fui nominada al Caricato por primera vez en la vida con ese personaje, en la categor√≠a de mejor actriz protag√≥nica para televisi√≥n, y estuve compitiendo con actrices de la talla de Ismercy Salom√≥n, Daysi Quintana, Y√≠a Cama√Īo. No fui premiada, pero solo la nominaci√≥n fue una gran victoria. Todo lo que pude aprender de ese personaje es algo que llevo siempre y que revivo cada vez que me enfrento a caracterizaciones dif√≠ciles.

‚ÄĒLuego te convertiste en la Noem√≠ de¬†Calendario. ¬ŅQu√© ha significado ese personaje en tu carrera?¬†

‚ÄĒNoem√≠ lleg√≥ en un momento clave de mi carrera, como mismo lleg√≥ la Yuly. La actuaci√≥n es una profesi√≥n muy dif√≠cil, que lo mismo te arroja muchas luces o mucho polvo; la gente te olvida muy r√°pido. Yo reci√©n me graduaba de la FAMCA, me sent√≠a algo perdida. Me pregunt√©: ¬Ņa qu√© me dedico ahora?, ¬Ņsigo actuando? Ha pasado mucho tiempo y estoy muy desvinculada. ¬ŅTendr√° sentido?¬†

¬ęYo soy de las que piensa que, si bien uno a veces tiene que ¬†proyectarse y sembrar intenciones en su vida, tampoco puede forzar las cosas. Entonces dije: ¬ębueno, voy a hacerme amiga de esta incertidumbre y me entrego a lo que el destino tenga para m√≠¬Ľ. Como por arte de magia, Magda Gonz√°lez, quien adem√°s hab√≠a sido mi profesora de la FAMCA, me llam√≥ un d√≠a y me dijo: ¬ęestoy haciendo¬†casting¬†para un personaje y pienso mucho en ti, ¬Ņpuedes venir?¬Ľ. ¬ęClaro, profe, por supuesto. Usted me dice d√≠a y hora y yo voy para all√°¬Ľ. Recuerdo incluso que Magda me pregunt√≥: ¬ę¬Ņa ti te interesa actuar todav√≠a?, ¬Ņt√ļ quieres seguir actuando?¬Ľ, y yo le respond√≠ que s√≠, pero no hab√≠a tenido m√°s oportunidades. Fui y me dieron el personaje. Entonces, alegr√≠a extrema, me sent√≠ muy feliz, sobre todo porque esta serie, a diferencia de¬†Rompiendo el silencio, era una serie de 13 cap√≠tulos y mi personaje iba a estar en todos. Vi en Noem√≠ una posibilidad de reconectar con este mundo, empaparme un poco con todo lo que estaba pasando en el circuito actoral y televisivo, reencontrarme con amigos que no ve√≠a hac√≠a mucho tiempo, y trabajar, crear un personaje, caracterizarlo, algo que a m√≠ siempre me hace mucha ilusi√≥n, la idea de crear un personaje, llenarlo de man√≠as, de vida¬Ľ.

‚ÄĒ¬ŅQu√© desaf√≠os y satisfacciones te ha tra√≠do?

‚ÄĒQuiz√°s el desaf√≠o pudo haber sido, en un principio, el miedo de que quedara bien. Era una enorme responsabilidad, me preguntaba si ser√≠a capaz de aguantar un proyecto de este tipo, llevaba mucho tiempo sin actuar. Pero una vez que comenz√≥ el rodaje, dej√© de sentirme as√≠. Me entregu√© por completo al trabajo y me entregu√© por completo a mis compa√Īeros y a Magda. Yo siempre he tenido algo, desde chiquita, y es que le deposito mucha confianza a los directores; entonces dije: ¬ęella sabe, conf√≠o en ella y s√© que ella me va a llevar por el camino correcto¬Ľ. Gracias tambi√©n a la bella din√°mica que pude tener con el resto de mis compa√Īeros, que a d√≠a de hoy muchos son mis hermanos, pude encarnar un personaje que me ha regalado, sobre todo, mucho reconocimiento por parte del p√ļblico, que me ha dotado de cierta popularidad tambi√©n y de mucha visibilidad, y gracias a eso tambi√©n se me han abierto puertas en el √°mbito laboral. Es algo que le agradezco much√≠simo a Noem√≠.

‚ÄĒ¬ŅCu√°nto cambia esta muchacha en la segunda temporada?

‚ÄĒUfff…, mi personaje cambia completamente en la segunda temporada. Al estar nosotros terminando la primera en noveno y comenzar la segunda en onceno, hubo un a√Īo y medio de vida de un personaje que tuvimos que rellenar y justificar en nuestro interior, para poder explicar los cambios que dieron los personajes. En el caso del m√≠o, fue un cambio bastante notable, tanto en su proyecci√≥n ante la vida como en su estilo. Fue un reto bastante grande, que tambi√©n implicaba tener en cuenta que, si bien la primera tuvo √©xito, la segunda deb√≠a estar a la altura o mejor. Veamos qu√© tal lo recepciona el p√ļblico. Ya nosotros lo hicimos y lo entregamos, lo dem√°s lo decide el p√ļblico.

‚ÄĒ¬ŅQu√© personaje guardas con un cari√Īo especial?

‚ÄĒYo estoy enamorad√≠sima de todos los personajes que he hecho, les cojo un cari√Īo que es hasta posesivo, me cuesta dejarlos ir a veces. Hay un personaje del que no hablo mucho, pero que guardo con much√≠simo amor, y es Felipa de Pugliesi, en el¬†Decamer√≥n. Se trata de una mujer ad√ļltera, que enga√Īaba a su esposo y era condenada a la hoguera por haber cometido ese delito. Yo hab√≠a hecho comedia antes en una obra que hicimos con La Colmenita (Bulul√ļ y medio, una pieza teatral para j√≥venes y adultos), pero esta vendr√≠a siendo mi primera participaci√≥n profesional en una comedia, y fue un reto enorme, porque yo siento que desbloque√≥ much√≠simas √°reas de mi persona, y es lo bonito de actuar tambi√©n, que los personajes te dejan ense√Īanzas, te hacen crecerte en aspectos de tu vida. Felipa me desestructur√≥, me relaj√≥, vino a mostrarme otras aristas y otras maneras de actuar que est√°n m√°s asociadas al disfrute, al goce, al divertimento, y lo guardo con tanto cari√Īo tambi√©n porque siempre me qued√≥ esta espinita de no haber podido hacer las cien funciones.

‚ÄĒ¬ŅProyectos?

‚ÄĒMi proyecto inmediato es ser feliz. En este momento estoy terminando mi servicio social en la Fundaci√≥n Ludwig de Cuba. Sigo teniendo proyectos independientes como fot√≥grafa y vide√≥grafa. Pertenezco a un grupo audiovisual llamado La Br√ļjula Producciones, dirigido por Jos√© Manuel Garc√≠a, donde trabajo como camar√≥grafa en conciertos y espect√°culos, y mediante el cual he tenido la oportunidad de ver en vivo a much√≠simos artistas cubanos e internacionales.

‚ÄĒ¬ŅSue√Īos?

‚ÄĒYo creo que mi gran sue√Īo es lograr vivir y sustentarme cien por ciento de mi trabajo. Soy una persona que ama de verdad trabajar, lo disfruto y lo necesito porque me hace sentir productiva, que aporto cosas a la sociedad, al mundo, a mi pa√≠s, y mi gran sue√Īo es poder sostenerme completamente gracias al fruto de mi trabajo. Yo creo que es el sue√Īo de much√≠simos actores tambi√©n. Ser artista es muy dif√≠cil, y mucho m√°s dif√≠cil, vivir del arte, pero yo sigo teniendo fe y confianza en que puedo lograrlo sin dejarme tentar por otras cosas que, a lo mejor, me sustenten materialmente, pero espiritualmente no. Ese es mi gran sue√Īo: poder hacer lo que me gusta toda la vida, poder vivir de ello y, a la vez, poder ayudar a todo el que me rodea a trav√©s de ello.


Heidy y Lorena: Dos j√≥venes y distintos conflictos en ‚ÄúTan lejos y tan cerca‚ÄĚ (+ Fotos)

Ingrid Lobaina es una actriz camale√≥nica desde esas primeras presentaciones con la compa√Ī√≠a infantil¬†La Colmenita¬†y el papel de Shaf√≠n en ‚ÄúY sin embargo, se mueve‚ÄĚ. La vimos en Calendario, interpretando a una adolescente adicta a las tecnolog√≠as, y antes de eso en Rompiendo el Silencio.

Ahora, Ingrid Lobaina es Heidy en ‚ÄúTan lejos y tan cerca‚ÄĚ, la telenovela dirigida por Loysis Incl√°n y Albero Luberta que por estos d√≠as atrapa la mirada de los amantes de este g√©nero televisivo, e incluso, de los que no.

‚ÄúLleg√≥ a la telenovela a trav√©s de casting. No ten√≠a experiencia trabajando en un proyecto de esa magnitud, as√≠ que decid√≠ aceptar el reto de audicionar y tuve la enorme suerte de que me dieran el papel de Heidy‚ÄĚ, comenta la actriz en entrevista a¬†Cuba Joven.

La joven artista trata que sus personajes posean alguna o varias caracter√≠sticas que le aporten alg√ļn aprendizaje novedoso y la hagan crecer como profesional y como persona.

‚ÄúEn el caso de Heidy fue la guitarra. Aunque para este personaje era un conflicto estudiar m√ļsica y cualquier error en su desempe√Īo estaba justificado por el desgano y la falta de inter√©s, si tuve que estudiar guitarra en tiempo r√©cord. Gracias a Milena Manganelly, excelente guitarrista y amiga, pude desarrollar ciertas habilidades para este instrumento, al que casualmente a√Īos atr√°s le hab√≠a hecho rechazo porque no contaba con la paciencia para aprender a tocarlo‚ÄĚ, confiesa Lobaina.

***

Ana Flavia Barrios. Foto: Ana Flavia Barrios/ Instagram

El p√ļblico recuerda a Ana Flavia Barrios de¬†‚ÄúEntrega‚Ä̬†la novela de Luberta que gener√≥ debates en torno a c√≥mo debe perfeccionarse el sistema de ense√Īanza en Cuba. Ahora, en ‚ÄúTan lejos y tan cerca‚ÄĚ encarna a Lorena, uno de los personajes m√°s optimistas de toda la trama.

‚ÄúUna de las primeras cosas que me atrajo del papel fue su sensibilidad.¬†El guion estaba escrito de tal forma que romp√≠a con todos los esquemas que anteriormente se hab√≠an visto.¬†¬†Esta una muchacha que pese a su discapacidad ayuda a todos a su alrededor. Es p√≠cara, din√°mica, todo el tiempo est√° haciendo chistes, tiene un una energ√≠a s√ļper arriba y te transmite buena vibra. Se convierte en un punto de referencia para otras personas‚ÄĚ, cuenta la actriz a Cuba Joven.

A Lorena no le importan los peligros. ‚ÄúEs responsable, con unos sentimientos espectaculares y eso lo emite. Es comunicativa. Nada la detiene, puede incluso llegar a ser l√≠der. A veces da algunas respuestas que no est√°n a tono con las dem√°s cosas, pero no es m√°s que una coraza que se crea para no ser herida y que los dem√°s no la vean como como un objeto raro, sino como una persona normal. Nada la detiene‚ÄĚ.

***

Ingrid Lobaina. Foto: Ingrid Lobaina/Instagram

Heidy es una ni√Īa inmadura que juega a ser adulta. Ese es el modo en que parad√≥jicamente lidia con la incapacidad de ver su futuro profesional claramente‚ÄĒconsidera Lobaina.

‚ÄúEsta doble vida virtual y secreta le da una falsa ilusi√≥n de control ante la constante presi√≥n y vigilia de su mam√°‚ÄĚ.

Este rol en ‚ÄúTan lejos y tan cerca‚ÄĚ le aporta a Ingrid, y esta a su vez le aporta a Heidy. ‚ÄúLe damos vida al personaje, y √©l nos da experiencia, aprendizaje y vivencias que quiz√°s no hemos experimentado‚ÄĚ.

Si preguntas por los rasgos en com√ļn entre la realidad y su rol en la ficci√≥n, la actriz asegura que, si bien ha vivido situaciones laborales donde se ha visto comprometida a hacer cosas que no le gustan o que no la hacen sentir plena y en sinton√≠a con lo que quiere ser en la vida,¬†Ingrid y Heidy no tienen casi parecido.¬†Aunque, conect√≥ con el personaje desde el primer momento.

***

Ana Flavia Barrios. Foto: Ana Flavia Barrios/ Instagram

“Grabar en medio de la pandemia fue complicado. Antes de empezar a grabar estaba en casa de mi familia en Pinar del Río y no había transporte interprovincial. Fue bastante díficil llegar a La Habana pero lo logré.

‚ÄúCuando iniciamos el estudio de los guiones con el director de actores, est√°bamos en uno de los picos m√°s altos de la covid-19 en el pa√≠s. Fue complejo, hab√≠a que mantener el distanciamiento,¬†pero las energ√≠as y las buenas vibras en el equipo y los actores con los que trabajaba hicieron que todo fluyera sin contratiempos‚ÄĚ, cuenta Barrios sobre el desaf√≠o de grabar en medio de la situaci√≥n epidemiol√≥gica que atravesaba Cuba.

Si preguntas por el producto final, dice estar satisfecha. ‚ÄúSiempre uno se critica y quiere mejorar cosas, o haber hecho esto de esta forma o con esta intensi√≥n. Recuerdas que te gust√≥ m√°s como qued√≥ otra toma de determinada escena, pero que se eligi√≥ esa porque ten√≠a una mejor la luz o por cuestiones del plano, sonido o la c√°mara. Lo m√°s importante es que el resultado final sea bueno o que de alguna forma impacte en el p√ļblico‚ÄĚ.

Ana Flavia Barrios está consciente de que, aunque su personaje no aparece en todos los capítulos, pasa a ser un mediador que refresca los conflictos más fuertes. La esencia del personaje está en ella y no en lo exterior.

***

Ingrid Lobaina. Foto: Ingrid Lobaina/Instagram

Ingrid Lobaina contaba con la experiencia de ‚ÄúCalendario‚Ä̬†por lo que no le fue dif√≠cil grabar ‚ÄúTan lejos y tan cerca‚ÄĚ en medio de la covid-19.

‚ÄúLa mayor√≠a de las escenas de mi personaje se desarrollan en el interior de su casa, y casi no tiene interacci√≥n con nadie. ‚ÄėCalendario‚Äô se grab√≥ incluso en una √©poca m√°s tensa respecto a la pandemia. Salir ilesa me hizo enfrentar este proyecto m√°s confiada y tranquila mentalmente‚ÄĚ.

La actriz no ha visto la novela completa. ‚ÄúMi plan es esperar a que concluya la transmisi√≥n para verla de principio a fin. Sin embargo, siempre que concluyo un trabajo analizo qu√© pude haber abordado de manera distinta. Es muy dif√≠cil para m√≠ estar conforme al cien por ciento con el trabajo. Pienso que siempre puede mejorarse, soy muy perfeccionista. Pero tengo bien claro todo lo positivo que me aport√≥ cada proceso y eso me hace muy feliz‚ÄĚ.

A Ingrid Lobaina le gusta vivir consciente de la inmediatez y por eso trata de enfocarse en el ahora. ‚ÄúMe dices carrera y m√°s que actuaci√≥n, o fotograf√≠a, o arte, pienso en la vida‚ÄĚ, responde si pregunto en qu√© etapa se encuentra profesionalmente. ‚ÄúLa vida y el ahora son perfectos, con sus luces y sus sombras. Entonces creo que estoy en el momento perfecto‚ÄĚ.

‚ÄúMi trabajo como artista o creadora es un medio para experimentar esa felicidad plena. Me considero una persona laboriosa y por eso procuro hacer lo que me gusta. Siempre ando en busca de nuevos retos. No importa que no sean solo como actriz. Estoy dispuesta a hacer lo que mi alma inquieta me demande, sin miedo alguno al cambio‚ÄĚ.

***

Ana Flavia Ramos trabaja con los recursos que ha adquirido en la academia cada vez que afronta un nuevo rol. ‚ÄúCuando se lee al personaje hay que buscar qu√© puntos tienes t√ļ en com√ļn como actriz y persona, y qu√© puedes explotar de esas coincidencias en escena. ¬†Me leo la historia, lo que el director quiere lograr con el personaje, las caracter√≠sticas y despu√©s voy armando ese mu√Īeco y d√°ndole molde dentro de la historia‚ÄĚ.

Recuerda el d√≠a en que grababan bajo el sol, iba a llover y tuvieron que aprovechar el tiempo.¬† El carrito se qued√≥ sin bater√≠a y en las √ļltimas tomas se halaba con una soga. ‚ÄúEn el medio de la escena ten√≠a que cargar a Daniel, actor que interpreta a Xavier y el peso era doble. Me re√≠ cantidad cuando vi el resultado en pantalla‚ÄĚ.

La ¬†actriz considera que su carrera est√° en un momento de progreso.¬†‚ÄúSoy estudiante de cuarto a√Īo en el Instituto Superior de Artes, perfil actuaci√≥n. Hace dos a√Īos me gradu√© de la Escuela Nacional de Teatro y soy profesora de acrobacia esc√©nica en esa instituci√≥n‚ÄĚ.

Ana Flavia pertenece a Teatro El P√ļblico, que dirige Carlos D√≠az. Mientras tiene tiempo de descanso estudia idiomas o se prepara f√≠sicamente.

***

La actuaci√≥n para Ingrid Lobaina es un mundo sumamente complejo, que puede arrojar mucho brillo o mucho polvo sobre aquel que la desempe√Īa. ‚ÄúEs un arte de acci√≥n y actividad constante, que nos demanda estar despiertos, alertas y abiertos a la reinvenci√≥n‚ÄĚ.

A Ana Flavia Barrios la actuación y la ENA es lo que mejor le ha pasado. Le hizo cambiar su perspectiva de la vida.


Sutilezas tras una Rapsodia bohemia (+ Fotos)

Historias de personas comunes, que caminan por nuestras calles y parques, montan en el √≥mnibus, sue√Īan o renuncian a los anhelos ante necesidades materiales, se frustran, se excitan o solo observan. Ciento y una p√°ginas. Una muchacha descubierta que mira desde la cubierta‚Ķ

Todo eso es parte de¬†‚ÄúRapsodia Bohemia‚ÄĚ, libro de la joven escritora Yeney de Armas Garc√≠a, ganadora del Premio Calendario 2016 por esa obra, que privilegia lo aparentemente simple, sin grandes h√©roes, giros narrativos, ni sorpresas.

Con t√≠tulos como ‚ÄúEncuentre las doce diferencias‚ÄĚ, ‚ÄúDespu√©s del desfile‚ÄĚ, ‚ÄúServicio de habitaciones‚ÄĚ, ‚ÄúSin‚ÄĚ, ‚ÄúLa Pecera‚ÄĚ y ‚ÄúEsto es algo de lo que te has perdido √ļltimamente en Facebook‚ÄĚ, el texto general muestra parte de la cotidianidad cubana, desde la visi√≥n narrativa de una representante de sus nuevas generaciones.

A decir del escritor¬†Yunier Riquenes, miembro del jurado que concedi√≥ el premio junto a Daniel D√≠az Mantilla y Jes√ļs David Curbelo,¬†Rapsodia‚Ķ¬†‚Äúcuenta c√≥mo sienten y piensan, c√≥mo aman y desechan, c√≥mo asumen la vida muchos j√≥venes hoy y aqu√≠‚ÄĚ.

Para el narrador, ensayista y profesor, Francisco L√≥pez Sacha, son ‚Äúrelatos cuyas conclusiones son inconclusas, es decir, no pretenden finales.¬†Yeney de Armas¬†ha suprimido ya, definitivamente, el concepto dram√°tico del cuento, algo que empez√≥ a manifestarse en los a√Īos ¬ī90 en escritores como Atilio Caballero, Alberto Garrand√©s, Jes√ļs David Curbelo y que ahora ya es lo natural, lo que ingres√≥ a la sangre del cuento cubano‚ÄĚ.

Agrega que ‚Äúel punto de partida de cada relato es un suceso cualquiera, las cosas m√°s cotidianas se van convirtiendo en una atm√≥sfera, se van creando en una especie de peque√Īa¬†suite‚ÄĚ, pero los escenarios tampoco suelen tener rebuscamientos, aunque en ocasiones, como en ‚ÄúUna taza de t√©‚ÄĚ, son algo singulares.

Uno de los aspectos positivos del libro es esa capacidad para, desde las formas sencillas, explorar lo existencial, lo real y lo deseado, los conflictos m√°s all√° de lo expresado con palabras.

La autora, ganadora del Premio C√©sar Galeano (2013) por¬†Encuentre las doce diferencias¬†y de la beca Dador (2016) por el proyecto¬†Un mundo all√° afuera, consigue indiscutiblemente textos que motivan el pensamiento, a partir de estructuras lineales. Explora las frustraciones y los sue√Īos, como el de ser escritora, con referencias a los procesos creativos, afectados a veces por las necesidades y complejidades de la realidad.

En el libro hay amores y partes de nuestras vidas, como viajar en un ómnibus, conocer pasajeros agradables o no, llenar el tanque de agua en la casa o no poder hacerlo.

Est√° claro que¬†Rapsodia‚Ķ¬†en ning√ļn momento pretende erigirse como galer√≠a de t√©cnicas para sorprender e impactar, sino como espejo de letras, fuente de reflexiones desde acontecimientos que pueden ser los nuestros, los de casi todos los d√≠as. Una propuesta para leer en cualquier momento.


Homero Saker (Maykel en Calendario): ¬ęYo soy la manifestaci√≥n de algo especial¬Ľ

‚ÄúCuando vengan a buscarme para ir al baile de los cojos, dir√© que no uso muletas, que mis piernas est√°n intactas. Tratar√© de que no se note la diferencia entre la izquierda y la derecha, de que soy diferente, de que una pierna se qued√≥ a medio camino entre mi rodilla y el suelo, que la izquierda, la del mismo lado del coraz√≥n, vive en el aire sin aterrizar. Y as√≠, con una pierna en el aire y otra en la tierra, me juntar√© con otros que como yo son imperfectos‚ÄĚ.

El poema de Maykel, el del 9no 3 de¬†Calendario, dej√≥ at√≥nitos no solo a sus compa√Īeros de aula, a Carlos y Amalia, sino tambi√©n a buena parte de los espectadores, quienes quedaron boquiabiertos y atrapados con sus versos libres. Maykel, el imperfecto, muestra en realidad que todos lo somos. M√°s all√° de eso apuesta por el respeto a la diferencia y a las decisiones de cada cual.

Si Maykel ha cautivado a los cubanos se debe en buena parte a la interpretaci√≥n del joven actor de 27 a√Īos Homero Saker. Homero no solo hizo suyo el personaje, sino que en sus propias palabras lleg√≥ a identificar el dolor de la diferencia, de la discriminaci√≥n, en una sociedad con signos arraigados de machismo.

Saker comenz√≥ en la actuaci√≥n en la secundaria. ¬ŅLa responsable?, una muchacha que le gustaba mucho. ‚ÄúPor ella hice las pruebas de la¬†Escuela Nacional de Arte (ENA)‚ÄĚ, confiesa.

A pesar de que en esa ocasión no aprobó los exámenes de aptitud, uno de los directivos del jurado le aconsejó entrar al grupo de teatro Olga Alonso, de la Casa de Cultura del municipio Plaza, y así comenzó todo.

¬ŅCu√°ndo debutaste en la televisi√≥n?

‚ÄďUnos a√Īos despu√©s, decidido a entrar en el¬†Instituto Superior de Arte (ISA), pues nunca aprob√© la ENA, comenc√© a recibir clases en un taller que impart√≠a la actriz Ketty de la Iglesia, a quien le debo mis avances. Ella fue quien me dio la confianza de seguir adelante, y bajo su direcci√≥n hice mi debut profesional en una obra de teatro y mi primer casting para la televisi√≥n, bajo la direcci√≥n de Armando Toledo, en la novela Playa Leonora.

¬ŅC√≥mo llegas al personaje Maykel?

‚ÄďEl proceso de¬†casting¬†para el personaje de Maykel creo que, si no fue el m√°s largo, fue uno de ellos. Estuve en tres rondas, con escenas diferentes. En el primer encuentro me di cuenta de que por el guion era uno de los personajes m√°s claros. Pens√©: Si yo solo he le√≠do dos escenas y tengo una fotograf√≠a de Maykel en mi mente,¬†Magda Gonz√°lez Grau, Alfredo Felipe y los dem√°s que estaban presentes deben tener un video clip de Maykel en sus cabezas.

‚ÄúA pesar de que hab√≠a otros actores que daban un perfil cercano al personaje, por edad y cualidades f√≠sicas, decid√≠ entrarle con todo. Recuerdo que fui al casting vestido como Maykel, con el cinto largo que cuelga, el bolso negro, las sandalias y la camisa abotonada hasta arriba, justo como en la serie. Me dej√© llevar mucho por la informaci√≥n que nos hab√≠a dado Magda. Luego de la √ļltima prueba, que fue con Eddy Driggs (Israel), no estaba seguro de que yo fuera el seleccionado para Maykel, pero s√≠ de que el personaje del¬†nawe¬†lo iba a hacer ese muchacho que en aquel momento no conoc√≠a‚ÄĚ.

¬ŅQu√© retos trajo consigo la interpretaci√≥n de Maykel?

‚ÄďInterpretar a Maykel fue un reto por tener 11 a√Īos m√°s que el personaje. Intent√© adelgazar lo m√°s que pude, no por verme d√©bil, ya que Maykel no lo es, sino por estar lo m√°s cercano posible a un f√≠sico de un muchacho de 15 a√Īos. A la hora de caracterizarlo busqu√© c√≥mo vestirlo en cada momento, ir al detalle en cada cosa externa que me pudiera ayudar a que mi interpretaci√≥n evidenciara la sensibilidad y lo especial de este personaje.

foto: Cortesía del entrevistado.

‚ÄúMagda me recomend√≥ que utilizara todo aquello que pudiera ser de alguna manera simp√°tico o en tono de comedia, todos los peque√Īos momentos que hicieran que el espectador quedara atrapado de la manera de ser de este muchacho, para que, en el momento del poema, el p√ļblico se sintiera parte de lo que mi personaje estaba sufriendo, y lo viviera con √©l.

‚ÄúPor otro lado, intent√© a toda costa ser lo m√°s natural posible y que nada de lo que hiciera, ni lo m√°s m√≠nimo, estuviera fuera del personaje. Quer√≠a estar fuera del clich√©. Luch√© para que cada gesto o cada palabra que saliera de mi boca estuviera lo m√°s fiel posible a lo que¬†Am√≠lcar Salatti¬†(guionista) hab√≠a planteado‚ÄĚ.

¬ŅQu√© huella dej√≥ en ti Maykel?

‚ÄďLo m√°s importante y significativo que me llevo de Maykel son las personas que han dedicado un tiempo de su vida para hacerme llegar sus felicitaciones y mensajes con mucho cari√Īo, al hablar de mi trabajo y el de todos mis compa√Īeros.

‚ÄúAdem√°s, he recibido mensajes de muchos que, como Maykel, son ‚Äúla manifestaci√≥n de algo especial‚ÄĚ, y de amigos y familiares que han tenido a un Maykel en su vida. El hecho de que todas esas personas se sientan identificados conmigo o que vean en mi trabajo el reflejo de algo que para ellos significa m√°s que una simple interpretaci√≥n, para m√≠ ya lo es todo. A todos y a todas les doy las gracias‚ÄĚ.

¬ŅC√≥mo calificar√≠as tu experiencia en Calendario?

‚ÄďMi experiencia en Calendario fue especial, la salvaci√≥n para muchos de nosotros que est√°bamos cansados de una monoton√≠a, de la angustia que creaba vivir de una manera diferente debido a los protocolos a seguir por cuidar nuestra salud.

‚ÄúVolver a grabar, aunque fuera con todas las medidas de seguridad, daba un respiro. Sent√≠as que regresabas de alguna forma a la normalidad. Por otro lado, conoc√≠ a grandes profesionales, tanto actores como parte del equipo t√©cnico, que admiro mucho. Como en todo proceso de rodaje encuentras personas que te ense√Īan y te ofrecen herramientas para ser mejor en tu trabajo.

‚ÄúFormar parte de este elenco para m√≠ fue como cumplir una especie de sue√Īo; no s√© a mis compa√Īeros, pero yo siempre tuve la ilusi√≥n, desde que empec√© a actuar, de trabajar en una serie como esta, en la que los problemas e inquietudes de la juventud son los protagonistas. La experiencia de trabajar con todos los chicos de 9no 3 y en especial con Clarita va a ser inolvidable‚ÄĚ.

A Homero Saker le gusta la comida criolla e italiana. En su tiempo libre disfruta salir con amigos y admira la m√ļsica de Pancho C√©spedes, Pablo Milan√©s y David Torrens, y actualmente estudia un m√°ster en interpretaci√≥n audiovisual en la¬†Universidad de las Artes TAI, en Espa√Īa.

Al preguntarle sobre su posible participaci√≥n en la segunda temporada de la serie¬†Calendario, asegur√≥ sin titubear: ‚ÄúNo te lo puedo decir (entre risas), no me lo tienen permitido‚ÄĚ.

‚ÄúEl amor tiene formas y colores; porque en silencio somos muchos; en esta vida cabe m√°s que un solo reino y un solo discurso; yo soy la manifestaci√≥n de algo especial y as√≠ de especial es mi orgullo y lo que siento.‚ÄĚ(ALH)

Autora : Lorena Acosta Díaz  (Tomado de TV Yumurì)


Premios Calendario 2022

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z da a conocer los Premios Calendario correspondientes al a√Īo 2022. Los mismos ser√°n entregados el d√≠a 27 de abril e la Sala Nicol√°s Guill√©n del Complejo Morro Caba√Īa durante la Feria del Libro. Los premiados son:

Narrativa Premio: David Mart√≠nez Balsa por la novela Triple C Por su abordaje del fen√≥meno del bullying y sus efectos en la sociedad actual, con personajes j√≥venes que afrontan el servicio militar obligatorio en el marco actual de la pandemia, a trav√©s de una narraci√≥n amena y fluida. Jurado: Jes√ļs David Curbelo, Dazra Novak y Yunier Riquenes

Ciencia ficci√≥n y fantas√≠a Premio: Jos√© Alejandro Cantallops V√°zquez por la novela El tapiz del tirano Por la apasionante problem√°tica √©tico-pol√≠tica, y de eterna actualidad, que es su eje argumental: una reflexi√≥n sobre la naturaleza del poder de los l√≠deres, su responsabilidad‚Ķ y la de sus s√ļbditos. Se√Īalando, como otros m√©ritos del texto, una caracterizaci√≥n compleja de los personajes protag√≥nicos y un worldbuilding bien estructurado, junto a un lenguaje cincelado y sencillo. Menci√≥n: Dar√≠o Cisneros Borruel por el conjunto de relatos Las historias que me cont√≥ la muerte Por la originalidad de sus argumentos fant√°sticos, su estilo literario depurado y su apabullante dominio de la caracterizaci√≥n de personajes y √©pocas. Jurados: F. Mond, Elaine Vilar Madruga, Jos√© Miguel S√°nchez (Yoss)

Ensayo Premio: L√°zaro Abrahan P√©rez Su√°rez por Mucho, se√Īora, dar√≠a‚ĶLas fibras er√≥ticas de Jos√© Mart√≠ Este es un texto atrevido y retador que propone una mirada desacralizada a la figura del Ap√≥stol, enfoques con los que incluso podemos estar en desacuerdo y que precisamente provocan una lectura activa y dial√≥gica, una que se cuestione las propuestas del propio autor y que, a la vez, revisite al Mart√≠ que nos habita y su representaci√≥n social e hist√≥rica ‚ÄĒesa que con frecuencia silencia su maravillosa humanidad Jurado: Ariel Camejo, Ariel Dacal, Lirians Gordillo

Infanto ‚Äď juvenil Premio: Armando L√≥pez Carralero por Duende del agua Se trata de un libro escrito principalmente en d√©cima y romance, aborda temas cotidianos con sencillez. Menci√≥n: Giselle Luc√≠a Navarro Delgado por Girasoles en el armario Por sus valores parciales que ameritan un trabajo por parte del poeta para concretar un cuaderno de poes√≠a tan necesario para adolescentes. Jurado: Olga Marta P√©rez, Leidy Gonz√°lez Amador, Alberto Peraza

Poes√≠a Premio: Dari√©n Orlando Pe√Īa Prada por Bestia contextual Revela el nacimiento de un poeta cuya expresi√≥n rinde tributo, con una impresionante voluntad de estilo, a las formas m√©tricas tradicionales de la poes√≠a espa√Īola; en particular del soneto cuya factura es, como se sabe, un verdadero reto a la creaci√≥n literaria desde tiempos medievales. Jurado: Nancy Morej√≥n, Ar√≠stides Vega Chap√ļ, Jos√© Luis Serrano

Teatro Premio: Manuel Hurtado L√≥pez por El Padrino (seg√ļn Doubrovsky) Es un texto maduro, con una investigaci√≥n de base muy consistente que se aventura dentro de una arriesgada estructura que yuxtapone historias, planos temporales, realidad, ficci√≥n y autoficci√≥n, logrando unificar las interacciones entre narrativa, evocaci√≥n, acci√≥n performance y documentaci√≥n con fluidez y coherencia. Jurado: Eberto Garc√≠a, Marcel M√©ndez, Yuddalis Favier


¬ęEn las obras dejamos m√°s que carne y sangre¬Ľ

Michel González Basnueva acaba de obtener el Premio Calendario 2021 en la categoría de Literatura Infantil y Juvenil con su novela El canto de la ballena azul. Más allá de los matices y las luces que un premio puede otorgarle a la vida creativa de un autor, Michel escribe sus libros desde la honestidad, desde su verdad que le permite dejar en la obra más que carne y sangre.

Primero, hablemos un poco de tus procesos creativos. ¬ŅC√≥mo le das vida al hijo-libro? ¬ŅSientes una relaci√≥n de paternidad con los textos que creas?

Pienso que cada escritor considera a sus obras de ese modo. En realidad, dejamos en ellas m√°s que carne y sangre‚Ķ dejamos una parte del alma que, en ese momento creativo, se transforma de imaginario a letras. ¬ŅC√≥mo nacen mis libros? Podr√≠a contestar de mil maneras, pero por respeto a mi obra ser√© sincero: mis novelas nacen de la nada, ellas me escogen a m√≠, yo soy un simple instrumento. Una notica, un comentario, lo que pueda producir un sonido, una imagen‚Ķ s√≠, la inspiraci√≥n ayuda. Ahora, de d√≥nde y c√≥mo nace lo que escribo, no lo s√©.

En los tiempos que corren, ¬Ņqui√©n es el escritor?, ¬Ņqu√© lugar tiene en el mundo?, ¬Ņpor qu√© escribir?

Soy graduado de Sociolog√≠a de la Universidad ‚ÄúMarta Abreu‚ÄĚ de Las Villas. Comenc√© mi carrera sin imaginar que dedicar√≠a una parte de mi tiempo a escribir. Desde peque√Īo siempre am√© la lectura y escrib√≠a, s√≠, las epifan√≠as de todo ni√Īo y adolescente. Ahora, dedicarme a esto con conciencia: hace cinco a√Īos; por lo que mi formaci√≥n como soci√≥logo ha sido, indiscutiblemente, una herramienta de caos y de creatividad. ¬ŅPor qu√© caos? Porque saber c√≥mo se articula cada factor, precepto, filosof√≠a de cualquier tipo de sociedad te brinda herramientas para pensarla y tratar, desde la literatura, de mostrar eso que est√° frente a nosotros, pero no logramos, o no queremos, comprender.

¬ŅDe qu√© manera han influido en ti las redes sociales? ¬ŅPiensas que el p√ļblico lector del futuro estar√° tan intervenido por la medialidad y la hipermedia que la escritura tendr√° que adaptar su lenguaje para poder comunicarse con los receptores?

No solo pienso que la escritura debe adaptarse a las redes y al llamado Big Data que, es innegable, globalizar√° (si no es que lo ha hecho ya) toda y cada una de nuestras pr√°cticas. La literatura, el proceso creativo, debe saber adaptarse, sin temor, a cada cambio social. Es como la Teor√≠a de la Selecci√≥n Natural de Darwin: se adapta, lucha y sobrevive para ser entendida o perece. Esto no niega las teor√≠as, los criterios o el estilo cl√°sico que brindaron, y brindan a√ļn, los cimientos de este arte; pero los escritores contempor√°neos debemos avanzar, caminar con la tecnolog√≠a, con las corrientes (religiosas, sexuales, filos√≥ficas, psicol√≥gicas, sociol√≥gicas, t√©cnicas) para hacer llegar una visi√≥n clara de lo que somos.¬†

cortesía del entrevistado

¬ŅCu√°les son los temas que abordas en tu literatura dedicada para los ni√Īos y los j√≥venes?

Desde mi formaci√≥n como soci√≥logo me siento atra√≠do por problem√°ticas y fen√≥menos sociales que no est√°n ajenos a ning√ļn contexto: migraci√≥n, pobreza, estereotipos, marginalidad‚Ķ El deconstruir un imaginario a ra√≠z de una literatura ‚ÄĒficticia o no‚ÄĒ para ni√Īos, j√≥venes, adultos, permite al lector la desmitificaci√≥n de tab√ļes y prejuicios.

Obtienes el Premio Calendario 2021 en la categor√≠a de Literatura Infantil y Juvenil con la novela El canto de la ballena azul, ¬Ņqu√© b√ļsquedas art√≠sticas espec√≠ficas te llevaron a la creaci√≥n de este texto?

La ballena azul, como se le conoci√≥ en las redes, fue un s√≥rdido y retorcido plan creado por un exestudiante de psicolog√≠a ruso que buscaba purgar de la sociedad a las personas d√©biles, diferentes‚Ķ a aquellos que no cre√≠an encajar en los ‚Äúmoldes‚ÄĚ establecidos. Esta informaci√≥n me lleg√≥ por amigos, cadenas de noticias, la red‚Ķ Y comenc√© a investigar sin mirar mucho al abismo ‚ÄĒcomo dir√≠a Nietzsche‚ÄĒ, para que el abismo no mirase mucho en m√≠. De mi investigaci√≥n conoc√≠ los retos que conformaban La ballena azul y una psic√≥loga me ayud√≥ a entender c√≥mo el individuo se despersonalizaba del yo y se convert√≠a en eso. De la recopilaci√≥n de datos, fuentes y mi imaginaci√≥n nacieron Helena, Marcos y Lucas: tres adolescentes que se ven envueltos en este juego de manipulaci√≥n.

¬ŅCrees en la autocensura? ¬ŅLas has sentido alguna vez?

Claro que existe la autocensura. Pero, ¬Ņsabes?, no es propia del ser humano, es una enfermedad creada por la censura y el poder de establecer lo ‚Äúcorrecto‚ÄĚ. Esto hace que el artista, no solo el escritor, mutile lo que piensa o no quiera hacerlo p√ļblico en su obra por temor a no encajar. ¬ŅQu√© si lo he sentido? No, digo lo que pienso. Y para ilustrarlo mejor te contar√© algo: El canto de la ballena azul, la novela que obtuvo el Calendario 2021, fue finalista en el Premio Fundaci√≥n de la Ciudad de Santa Clara; mereci√≥ ese lugar y no el premio, entre otras cosas, por la crueldad que se manejaba para con los j√≥venes. Pod√≠a haberme autocensurado y prescindir de la sangre y los retos macabros, pero‚Ķ ¬Ņera eso lo qu√© quer√≠a contar? No, lo que quer√≠a contar gan√≥ el Calendario 2021 sin alterar una sola palabra o frase.

cortesía del entrevistado

¬ŅEs mesurable la calidad de los libros que hoy se escriben en Cuba? ¬ŅDe qu√© manera contribuyen, a una cosa o a otra, el sistema de premios de nuestro pa√≠s y los jurados que lo integran?

En Cuba existe una cantera literaria exquisita. No mencionar√© nombres que admiro, idolatro y me sirven, y servir√°n, de gu√≠a. Estas personas hacen una literatura incre√≠ble, ajenas al g√©nero o tem√°tica que sea, y estas obras, rebosantes de calidad, forman y transforman indiscutiblemente lo que somos: ese lector que llevamos dentro. El sistema de premios, como lo son los talleres literarios de la AHS y UNEAC, es un trampol√≠n que brinda visibilidad y reconocimiento a escritores que, por su corta edad, inexperiencia o invisibilidad del gremio, no consiguen ser publicados o le√≠dos por editoriales nacionales. El jurado que conforma los premios, como los profesores que integran sus talleres, hacen una labor tit√°nica, pedag√≥gica, maternal ‚ÄĒ¬Ņpor qu√© no?‚ÄĒ que ayuda y encamina a quien una vez so√Ī√≥ con escribir.

La posibilidad de que el escritor establezca contacto con otras realidades m√°s all√° del contexto geogr√°fico que habita ha sido, desde siempre, un motivo presente en los debates culturales. ¬ŅLas limitantes que condicionan la realidad del escritor joven cubano ‚ÄĒal menos a la mayor√≠a de estos‚ÄĒ son tambi√©n limitantes para la creaci√≥n?, ¬Ņes posible gestar otras estrategias que faciliten el acercamiento de la obra a lectores de otros pa√≠ses?

Como dije antes: la literatura, el arte en general, no debe enclaustrarse, politizarse o reconcentrarse en un mismo contexto, realidad, pa√≠s, cultura, etnia‚Ķ No debemos mirar solo lo que alcanzan nuestros ojos, hay m√°s mundo ah√≠ afuera, con fibra rica y virgen que espera ser contada, que espera por un narrador que se atreva a decir ‚Äúyo voy a hablar de esto y si tengo que estudiar idiomas, modos de vestir, religiones, costumbres, lo har√©, porque quiero que los m√≠os, aqu√≠, conozcan esa brecha por d√≥nde me col√© yo y descubr√≠ nuevos mundos‚ÄĚ.

cortesía del entrevistado

¬ŅTe obsesiona la perfecci√≥n? ¬ŅCrees que es posible lograr la obra perfecta? ¬ŅHay alguno de tus libros que pase ese proceso de ‚Äúpuesta en dudas‚ÄĚ que todos los escritores vivimos?

Soy bastante perfeccionista, aunque a la hora de escribir me dejo llevar y fluyo‚Ķ Te imaginar√°s la cantidad de hojarasca que se escapa por estos dedos en ese flujo creativo. Entonces me sirvo de amigos y profesores que me ayudan a limpiar, a pulir‚Ķ Como dice Liliana Herker: ‚ÄúCorregir ‚ÄĒy en este caso se refiere al trabajo, una y otra vez, sobre una obra‚ÄĒ no es otra cosa que ir encontrando a Mois√©s dentro del bloque de m√°rmol‚ÄĚ. Una obra nunca se termina, somos nosotros los que decidimos abandonarla a su suerte despu√©s de revisiones, transformaciones y cr√≠tica.

¬ŅLos escritores somos criaturas en busca constante de un nuevo est√≠mulo o meta? En ese sentido, ¬Ņeres de aquellos autores que para de dialogar con sus libros previos para concentrarse en los proyectos presentes y futuros, o prefieres a menudo revisitar lo ya escrito?

Todos los seres humanos buscamos eso: un nuevo est√≠mulo, una nueva meta. Aquellos que se limitan a la simplicidad de los d√≠as y la rutina tambi√©n tienen eso: esa es su meta, ese es su est√≠mulo. Ahora, el escritor es una criatura extra√Ī√≠sima, los conozco de todo tipo y es imposible clasificarlos en su b√ļsqueda espiritual. Yo soy diferente en cada obra que escribo: me transformo, crezco o no (pues recaigo en errores del pasado); pero siempre soy otro. Cuando echo la vista atr√°s, pues me gusta ver mi evoluci√≥n o involuci√≥n, aprendo, aprendo de todo lo que observo.¬†¬†

Si tuvieras que recomendar el libro de un autor joven cubano para que fuera le√≠do en estos tiempos de restricciones sociales y de movilidad, ¬Ņcu√°l ser√≠a? ¬ŅY qu√© libro tuyo recomendar√≠as con este mismo prop√≥sito?

Todas las ovejas van al cielo, obra simp√°tica, tierna, emotiva, de la escritora y amiga santaclare√Īa Leidy Gonz√°lez Amador. Es una narraci√≥n fresca, gracios√≠sima y esperanzadora para cualquier p√ļblico que se aventure con dos ovejas transportadas, por error, desde Jerusal√©n.

¬ŅCu√°l de mis libros recomendar√≠a? Pues: ¬ŅAlguien vive en este asteroide?, novela que ser√° publicada este a√Īo por Reina del Mar Editores, la cual gan√≥ su premio de narrativa. Es mi primera novela que, si bien ha sido examinada muchas veces, la sigo amando. Si a los lectores les gusta El principito tanto como a m√≠, puede que se hayan preguntado tambi√©n c√≥mo es que la zorra no decidi√≥ acompa√Īar a su amigo y‚Ķ ¬Ņqu√© tal si ahora emprende un viaje en su b√ļsqueda?

M√°s all√° de la p√°gina en blanco, ¬Ņqui√©n es Michel Gonz√°lez Basnueva?

Un muchacho un poco raro: que trata a su perro como si fuese otro de sus hermanos; cuida celosamente sus libros, hace yoga, intenta reinventarse y defender lo que piensa a costa de todo… No sé. Soy un muchacho un poco raro, sí, pero feliz, sinceramente feliz.


Estrofa Nueva, el reto de la permanencia

Sumar 17 a√Īos de permanencia en la cartelera cultural de Ciego de √Āvila se dice m√°s f√°cil de lo que se hace y es por eso que Estrofa Nueva, Encuentro Nacional de Intelectuales y Artistas que cada enero trae luz a la memoria de Jos√© Mart√≠, no ha renunciado a la posibilidad de ser, incluso bajo los t√©rminos impuestos por una pandemia y la secuela inmediata de ‚Äúconfinar‚ÄĚ el arte a la pantalla de un celular o a una computadora.

En esta oportunidad no hubo conferencias, presentaciones de libros, ni di√°logo cara a cara, sino que el espacio virtual fue escenario para el disfrute y el homenaje, porque a estas alturas ha quedado claro que son preferibles las redes sociales, y los aplausos y emociones en forma de likes o emojis antes que la abulia y el silencio.

De esa certeza se han hecho eco los muchachos de la filial avile√Īa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en los √ļltimos meses, al mantener una ofertar cultural estable cuando muchas instituciones pusieron en pausa sus propuestas. Ahora tampoco hicieron concesiones a la posibilidad de que Estrofa Nueva fuera vac√≠o y olvido.

Con antelaci√≥n se dise√Ī√≥ el programa, se improvis√≥ el set, se convocaron a artistas e investigadores del terru√Īo, y el d√≠a 26 de enero ech√≥ andar la maquinaria, que durante tres d√≠as devolvi√≥ sonrisas, gracias a la cadencia de la poes√≠a y el lirismo de la m√ļsica, que fueron fusi√≥n dulc√≠sima accesible desde el perfil en Facebook de la AHS y su canal en Youtube.

A los que saben querer propuso poemas infantiles del Apóstol y obras audiovisuales animadas, inspiradas en cuentos, entre ellos, El camarón encantado, y Deudores de su legado se adentró en los aportes de los investigadores Odalis Sánchez, secretaria ejecutiva de la Sociedad Cultural José Martí en la provincia, Eddy Naranjo, profesor en la Universidad Máximo Gómez Báez, y el historiador José Martín Suárez.

Por su parte, Con Martí en el pensamiento sirvió para revisitar artículos de trascendencia para la cultura cubana, y Traduciendo en melodía fue el espacio reservado para la trova, al estilo de cantautores como Eduardo Sosa y Leonardo García.

Soy el amor, soy el verso regal√≥ versos sencillos y poemas musicalizados por diferentes artistas, entre ellos, el popular Oscar S√°nchez y su versi√≥n de Los dos pr√≠ncipes, y La figura martiana a trav√©s del lente expuso materiales audiovisuales que desentra√Īaron la figura del h√©roe desde diversas perspectivas y elementos cinematogr√°ficos.

Para el final qued√≥ reservado un marat√≥n de arte que tuvo como protagonistas a los escritores Roberto Carlos de Armas, Arlen Regueiro Mas, actores de la compa√Ī√≠a Polichinela y la m√ļsica de la agrupaci√≥n Motivos Personales.

Lo cierto es que al Ap√≥stol se le deben todos los honores aunque no sea 28 de enero, pero si adem√°s el arte sirve de elogio a su memoria y realza esta fecha en el calendario, debi√©ramos estar satisfechos. Por eso Estrofa Nueva siempre deja el regusto de la alegr√≠a al margen de cualquier contratiempo, mientras confirma que su permanencia no es fruto de la casualidad, sino de la b√ļsqueda constante de nuevas maneras de hacer y pensar el arte.

Mirar en retrospectiva su devenir implica reconocer que no siempre los planes se concretaron a plenitud y que han sido muchas las veces en las que el presupuesto ha limitado el alcance y la n√≥mina de invitados. En el a√Īo 2016 se hablaba de sillas vac√≠as y de un evento que se ‚Äúcocinaba‚ÄĚ en su propia salsa de organizadores e invitados, mientras que en 2018 se reescrib√≠a bajo el influjo de la renovaci√≥n. Desde entonces la buena vibra no ha faltado y as√≠ lo demuestra la excepcionalidad de esta edici√≥n.

Entre los invitados que en los √ļltimos a√Īos han prestigiado el certamen est√°n Anisley D√≠az Boloy, Martha Acosta √Ālvarez, Rubiel Labarta, Evelyn Queipo, Yandrey Lay, los trovadores Axel Milan√©s, Eduardo Sosa y Oscar S√°nchez, quienes junto a creadores del patio como Arlen Regueiro Mas, Jos√© Rolando Rivero, Heriberto Machado Galiana, Eduardo Pino, Masiel Mateo y Santa Massiel Rueda han configurado el esp√≠ritu de socializaci√≥n del arte joven ya inherente a la cita.¬†

A estas alturas hay consenso en que Estrofa Nueva es un certamen necesario no porque regresa cada enero, sino porque es otro pretexto para hablar en presente de Mart√≠, y ese privilegio bien vale cualquier esfuerzo. Que el compromiso de 17 a√Īos de trabajo sea impulso y no desgaste es aspiraci√≥n compartida y, desde este lado del escenario (o pantalla), solo podemos aplaudir y ensanchar las expectativas.


La Asociación Hermanos Saíz, eternamente martiana (+Fotos)

Fotos: Denisse Alejo

Un busto en bronce de José Martí, realizado por el Maestro de Juventudes Alberto Lescay, fue develado en el Pabellón Cuba, sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz, como parte de las actividades por el aniversario 168 del natalicio del Héroe Nacional.

Al descubrir la escultura, Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, presidente de la AHS, reafirm√≥ el car√°cter martiano de la organizaci√≥n que aglutina a m√°s de tres mil j√≥venes creadores de todo el pa√≠s.

Durante la velada fueron presentados algunos locales dentro del Pabellón que han sido remozados, además se anunció la apertura de una librería bajo el nombre de Calendario, coincidiendo con el premio literario más importante que otorga esta institución cultural.

Tambi√©n, en homenaje al Ap√≥stol, los miembros de la organizaci√≥n realizan m√ļltiples acciones en todo el pa√≠s, entre las que se incluyen la Cruzada Teatral en Guant√°namo, las jornadas literarias Estrofa Nueva en Ciego de √Āvila, y Tierra Adentro en Santiago de Cuba.

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo

Fotos: Denisse Alejo


¬ęMi intenci√≥n es estar junto al arte¬Ľ

Tuve el gusto de presentar online la primera novela de Leonardo Espinoza Benavides, cuando la segunda oleada del coronavirus y la cuarentena amenazaban con transformar nuestra producci√≥n del pensamiento y la realidad. Adi√≥s, loxonauta me sirvi√≥ como pretexto para (re)visitar la obra de Leo y (re)conocer en ella los signos de lo bien hecho. Novela l√ļdica, con gui√Īos literarios intemporales, que evidencia una tradici√≥n literaria continental enfocada hacia el desarrollo de la ciencia ficci√≥n. Adem√°s, fue el perfecto motivo que me invit√≥ a dialogar nuevamente con la po√©tica de Leonardo (caf√© de por medio).¬†

¬ŅHasta qu√© punto lo real, esa construcci√≥n semi√≥tica que denominamos de dicha forma, impact√≥ en la gestaci√≥n de la historia de Adi√≥s, loxonauta, tu m√°s reciente novela?

Creo que lo real, en este caso, molde√≥ la g√©nesis de la obra misma: en medio de una pandemia, como m√©dico trabajando jornadas intensas y otras de completo aislamiento, todo fue adoptando un ritmo particular. La incertidumbre, lo ef√≠mero, por momentos una danza con lo aparentemente absurdo y fr√°gil, mi propio oficio en el √°rea de la salud y en el √°rea de las letras, todo en una especie de renovaci√≥n y redefinici√≥n. En ese sentido, en esa forma de realidad en la que nos encontr√°bamos, fue que esta novela (corta en parte por eso mismo, creo yo) se forj√≥. Si bien podr√≠a lanzar paralelismos de realidad con algunas vivencias personales, eso muy rara vez es mi intenci√≥n creativa: soy de la escuela de narrar usando la experiencia observada de lo humano m√°s que la interioridad biogr√°fica propia, si bien los pincelazos que mezclan los colores entre ambas son inevitables. Adi√≥s, loxonauta es por completo un hijo literario del a√Īo 2020, y todo lo que ello conlleva. Aprovechando la expresi√≥n de ‚Äúconstrucci√≥n semi√≥tica‚ÄĚ, soy de los que apuntan a una semiosis que culmine y se determine en el interpretante, desde el cual espero que surja su signo respectivo.

Tus protagonistas apuestan por un space opera donde la especialidad m√©dica de la dermatolog√≠a es el epicentro que mueve y conduce todas sus aventuras, ¬Ņpor qu√©?, ¬Ņpartes tambi√©n all√≠ de un an√°lisis de tu realidad?

Esta pregunta me acorrala completamente en la respuesta que quise esquivar reci√©n (¬°y me saca una risa!). La dermatolog√≠a: pues, s√≠. Creo que puedo direccionar esta idea hacia dos caminos v√°lidos. El primero, el universal, el que en cierto modo quise defender en la primera pregunta: cuando narro me gusta crear personajes que han surgido de mis encuentros con personas del mundo real (¬°hasta la palabra nos est√° persiguiendo, lo real!); me gusta trabajar la multiplicidad de opciones simb√≥licas e interpretativas, cerrando una trama o historia central, por as√≠ decirlo, pero dejando, a prop√≥sito, el espacio suficiente para que el lector haga suyo este momento novelado incompleto, imperfecto como lo es todo, y que pueda as√≠ reverberar hasta qui√©n sabe d√≥nde. El segundo camino, sin embargo, es el que me acorrala siempre: ¬Ņcu√°nto de m√≠ hay en √ćtalo Calvino? Son varios los amigos m√©dicos que me han apuntado, algunos con escepticismo y otros con certeza apod√≠ctica, de que este √ćtalo ser√≠a yo. ¬°No! No, no. (¬ŅO s√≠? ¬°No!). Creo que es un sesgo de convivencia solamente.

Lo que s√≠ es cierto es que intento escribir y crear desde territorios que manejo lo suficientemente bien como para construir sobre ellos de manera c√≥moda (en este caso, el conocimiento biol√≥gico, m√©dico y dermatol√≥gico como cimiento). Vuelvo a la semiosis: el lector m√©dico no se detiene con mucho entusiasmo cuando dejo rastros o rutas hacia Calvino (el escritor, no el homonauta), o a Borges o Rufus; mientras que el lector no-m√©dico no se detiene, usualmente ‚ÄĒsiempre hay excepciones‚ÄĒ en el detalle, por ejemplo, de la esfingomielinasa D y la estructura del gremio de la Federaci√≥n. As√≠ que, volviendo a la pregunta original, sobre d√≥nde comienzo mi an√°lisis de la realidad: desde esto, desde la ambivalencia, la bifurcaci√≥n, la imperfecci√≥n, la falta de inicio y final consciente, cualquiera sea el personaje principal, real o fant√°stico.

En la novela se mezclan los registros de la tragicomedia, con muchos visos l√ļdicos, incluso ir√≥nicos. Esta hibridaci√≥n de registros, ¬Ņejercicio de textualidad al azar o pauta consciente?

Pauta consciente. Y gran desaf√≠o, por varias razones: hasta entonces, mi obra siempre hab√≠a estado enmarcada en los cuentos, m√°s o menos largos, pero cuentos al final del d√≠a. Y mi voz como autor se enmarcaba en una ciencia ficci√≥n con cierta tendencia a lo po√©tico. Algo que me gusta, claro, y que gozo cultivar como parte de mi forma de hacer arte. Pero‚Ķ no hab√≠a logrado embarcarme en la novela. Sent√≠ que para lograrlo deb√≠a desarmarme y rearmarme, sin temores, sin frenos, a lo que surgiese. As√≠ naci√≥ el estilo de Adi√≥s, loxonauta, una comedia por momentos sat√≠rica y por momentos tragic√≥mica. Fue la forma espont√°nea en que pude largarme a una narraci√≥n m√°s extensa, dejando que los personajes fueran m√°s humanos a√ļn. Y enfatizo lo de humanos porque creo que, por mucho que pueda experimentar y divagar con mi pluma, la esencia de lo que me nace contar se mantiene: historias de gente sencilla en mundos complejos, en busca de sentido y de salvaguardar la ilusi√≥n que les permite seguir adelante. Soy incapaz, por ahora al menos, de formar un h√©roe cl√°sico o una epopeya de final glorioso. Alg√ļn d√≠a, quiz√°s, pero no por el momento. Me gusta la marginalidad y la confusi√≥n existencial. Mi siguiente gran desaf√≠o personal es ver qu√© cosa nacer√° entre lo po√©tico y lo tragic√≥mico que he estado cosechando.

¬ŅHas pensado que las aventuras de √ćtalo Calvino, homo sapiens, y su colega Krek, loxosceles sapiens, podr√≠an devenir en una saga?

¬°Otra vez arrinconado! Debo confesar que no soy muy amigo de las sagas, en general, pero esto me lo han pedido bastante (¬°y me alegra mucho, por supuesto!). Cuando pienso en sagas pienso en esos ejemplares de nuestros vecinos anglosajones que sacan tomos y tomos de quinientas y miles de p√°ginas, y de solo verlos me generan ansiedad. ¬°Cu√°ntos libros podr√≠a leerme en ese tiempo, cu√°ntos autores! Tal vez sea algo regional y vivencial, pero una saga me resuena como inadecuada a la forma en que vivo: entre medicina y literatura suelo dormir tan solo un pu√Īado de horas al d√≠a (recuperadas el fin de semana; todo bien), y de tan solo imaginar la cantidad de tiempo que me llevar√≠a leer una de esas sagas‚Ķ Me pasa lo mismo con las series televisadas, como cuando te recomiendan ver una y al consultar por la cantidad de temporadas resulta que tiene diecisiete y contando. ¬°Uf! ¬ŅY si pasa algo y no logro terminarla? ¬ŅO si no me gusta, pero resuelvo terminar de verla de todos modos? As√≠ que, considerando todo esto, por supuesto que har√© una saga con Calvino y Krek. ¬ŅAcaso no les dije que lo m√≠o discurre por la confusi√≥n existencial? (Bromas solamente, con una risa a modo de secuela propia del a√Īo pasado).

Lo cierto es que sí, creo que haré una saga, ya casi me terminan de convencer, porque el formato me acomoda: Adiós, loxonauta se puede leer en 1-2 días tranquilamente, por lo que respeta lo que por ahora me gusta generar. Tengo pensado el nombre para el segundo libro (pero no creo que esté listo tan rápido).

¬ŅQu√© tal la experiencia de publicar con Sietch Ediciones? ¬ŅQu√© ha cambiado en los √ļltimos a√Īos en el panorama de la ciencia ficci√≥n chilena?

¡Gran experiencia! Me tocó ver el nacimiento de esta nueva editorial, así que ha sido toda una vida con ella. Cuando Sietch Ediciones me invitó a publicar, todo era nuevo y todo existía solo a modo potencial. Michel Deb es el responsable de esta aventura: lo conocía lo suficiente, cuando me llamó, como para saber que su intención valía completamente la pena, que era algo a lo cual ameritaba ponerle todo el espíritu y toda la pasión posible. Así, lo que fue primero una publicación en su sello Vintage Pulp, terminó unos meses después convertido en el ofrecimiento de ser parte del creciente equipo editorial de Sietch.

cortesía del entrevistado

Al principio tuve mis temores: la invitaci√≥n era como editor formal y yo tan solo ten√≠a experiencia editando de manera informal y autodidacta a escritores amigos, lo cual, por mucho tiempo que llevase haci√©ndolo, no era lo mismo que tomar un cargo como tal. Cuando supe que la editora en jefe del equipo ser√≠a Jean V√©liz D‚ÄôAngelo (con formaci√≥n profesional), entonces me atrev√≠ y acept√©. Hoy por hoy soy un h√≠brido editor/agente. Y ha sido maravilloso. Somos una peque√Īa familia con un mismo sue√Īo: permitir el surgimiento de nuevas historias, acompa√Īando a sus autores y trat√°ndolos como si fueran parte, tambi√©n, de la gran familia del Sietch. He aprendido un mont√≥n, de verdad. Lo que antes conoc√≠a solo como autor, ahora lo he podido ver desde el interior de la maquinaria misma, comprendiendo todo lo que implica hacer un libro con cari√Īo y dedicaci√≥n. Me encanta. Me alegra trabajar con Jean, Michel, Jorge, Iv√°n y los autores y autoras que van sum√°ndose. Y, como si mi alegr√≠a fuera poca, a√ļn conservo mi lazo y enorme amistad con Puerto de Escape, editorial en la que soy autor (al mando del genial editor y promotor cultural Marcelo Novoa), de tal modo que he logrado una convivencia a√ļn mayor. Cada una tiene su estilo: cada casa editorial tiene lo suyo, son irrepetibles, creo yo.

Podr√≠a entrar a nombrar cualidades de una y otra, y tambi√©n de las otras editoriales locales dedicadas a la literatura fant√°stica que han ido surgiendo y que han hecho del panorama chileno actual ‚ÄĒrespondiendo a la pregunta original‚ÄĒ un verdadero momento vigoroso para la publicaci√≥n independiente, forjando una nueva escena literaria sin lugar a duda, y de la cual veremos su legado en unos a√Īos m√°s.

¬ŅCu√°l fue el principal desaf√≠o textual que enfrentaste al escribir Adi√≥s, loxonauta? ¬ŅEs la novela un g√©nero tan complicado como parece a simple vista?

¬°Lo es! ¬°Vaya que lo es! El mayor de los desaf√≠os fue el convencerme y mentalizarme a, efectivamente, terminarla. Hay algo que siempre comento en entrevistas: soy todo lo opuesto a una persona ‚Äúorganizada‚ÄĚ; nunca he usado ni agenda ni mucho menos calendario (dejo notas por ah√≠ y me valgo de buenas amistades para los recordatorios, con la excepci√≥n de fechas esenciales, por supuesto). De hacer una analog√≠a que me identifique: soy corredor de los 100 metros planos y jam√°s podr√≠a enfocarme en los 800 metros (dejo de lado los 42 kil√≥metros de una marat√≥n porque todos tenemos de alguna u otra forma una meta a largo plazo). Llevo toda una vida trabajando y creando de esta forma, desde que lo recuerdo, y me funciona y me fascina. ¬ŅExplosi√≥n creativa o umbral motivacional alcanzado? Entonces puedo estar 12 horas sin moverme en una concentraci√≥n absoluta, por varios d√≠as y quiz√°s un par de semanas. ¬ŅArmarme una rutina de escribir un poquitito cada d√≠a? Imposible: me aniquilar√≠a mi alter ego de antimateria. Soy un desordenado ordenado, un ca√≥tico eficiente (¬°quiero creer, al menos!). Mi pr√°ctica en el oficio se encuentra, tal vez, en la irregular constancia de tales explosiones. As√≠ que‚Ķ una novela resultaba complejo en cuanto a log√≠stica. Sin embargo, las piezas alcanzaron su alineamiento y me lanc√©. La novela ya se hab√≠a armado casi por completo en mi cabeza cuando me sent√© a escribirla: el aspecto dermatol√≥gico ya lo hab√≠a elaborado mentalmente y el personaje del Inmortal viv√≠a en mi imaginaci√≥n desde hac√≠a al menos 5 o 6 a√Īos, esperando pacientemente el momento de tener un espacio donde desarrollarse (incluida la idea en torno a la medusa Turritopsis dohrnii, que s√≠, es real); s√ļmesele que estoy realizando un trabajo de investigaci√≥n cl√≠nica en torno al loxoscelismo cut√°neo y ¬°pum! Era tiempo de apostarlo todo, all in. Inspirado en la extensi√≥n de novelas latinoamericanas que me encantan, particularmente Salom√©, de una tremenda autora cubana, y Los cuerpos del verano, de Mart√≠n Felipe Castagnet, quise apuntar a ese estilo novel√≠stico. Terminar el primer borrador fue intens√≠simo (benditos sean los momentos de aislamiento pand√©mico preventivo que ten√≠a que ir tomando, siempre agradeciendo la fortuna de estar sano y salvo, y sin que me faltase nada). Lo dem√°s fue pulir, leer, releer, lectores beta, edici√≥n y todo lo que siempre procede. En suma, es una metodolog√≠a con sus pros y sus contras. El cuento, en contraparte, es un universo paralelo.

Tu personaje √ćtalo Calvino es un hombre del Cono Sur, ¬Ņsientes que la condici√≥n geogr√°fica, el hecho de nacer en determinado pa√≠s, define a tus personajes?, ¬Ņc√≥mo manejas las particularidades y rasgos t√≠picos del lenguaje, teniendo en cuenta que tu personaje se relaciona, a gran escala, con otras especies?

¬°Uf! Gran pregunta que me llega directo. S√≠, creo que el regionalismo de mis personajes es clave fundamental para comprenderlos y descifrarlos. Pero, a su vez, es la forma en que yo mismo incursiono en el tema: me resultar√≠a dif√≠cil poner en palabras expl√≠citas mi cosmovisi√≥n al respecto y, por eso mismo, lo intento modelar a trav√©s de la ficci√≥n. En la Feria del Libro Independiente de Valpara√≠so del a√Īo pasado surgi√≥ una frase que me atrap√≥ de una forma casi religiosa: ‚ÄúChile no est√° resuelto… Chile tiene una pata que cojea‚ÄĚ. Si bien creo que la misi√≥n es enorme y casi que no logro ver el panorama por completo, s√≠ es algo que intento desarrollar, que intento aportar con mis historias. Hay algo abstracto que tan solo el arte puede moldear. M√°s que Chile, eso s√≠, cada vez me siento m√°s atra√≠do por ese concepto geocultural del Cono Sur. No es una atracci√≥n que comprenda del todo todav√≠a, pero siento al Cono Sur como un hogar que, a pesar de las turbulencias mundiales que puedan estar ocurriendo, me entrega un cierto cobijo agradable, acogedor, alej√°ndome de posibles nacionalismos fronterizos a√Īejos y, a la vez, configur√°ndome una aldea social abarcable dentro de mi peque√Īez humana. De ah√≠ que el espa√Īol de √ćtalo es un h√≠brido chileno-rioplatense y de ah√≠ que Santiago sea, en aquel futuro, una playa y no una cuenca acorralada por monta√Īas. De ah√≠ nace mi ejercicio de identidad y comunicaci√≥n. En cuanto al lenguaje entre especies distintas, lo cierto es que no era mi foco en esta novela en particular (el relativismo ling√ľ√≠stico de Sapir-Whorf y las tecnolog√≠as traductoras quedar√°n para otros textos).

cortesía del entrevistado

La relaci√≥n del ser humano con otras especies inteligentes es uno de los leitmotivs de la ciencia ficci√≥n desde sus mismos or√≠genes como g√©nero, ¬Ņpor qu√© te interesa a ti?, ¬Ņsientes que es una corriente de sentido, menos o m√°s subterr√°nea, que atraviesa la po√©tica de tu obra?

Es un tema que me encanta por su enorme cantidad de formas de ser abarcado. Es inagotable, a mi parecer, porque sus l√≠mites son los mismos l√≠mites de la creatividad. En lo personal, usualmente he usado esas ideas en dos sentidos. Primero, en el incursionar sobre aquello ‚Äúverdaderamente ajeno‚ÄĚ (Stanislaw Lem y Hugo Correa como inspiraciones inevitables); y, segundo, en el aspecto del tropo ‚Äúespejo‚ÄĚ, donde la representaci√≥n de lo ajeno es tan solo una forma de reflejar algo humano, lo cual s√≠ creo que va con una corriente de sentido que tal vez estoy construyendo de manera no del todo consciente. Confieso, eso s√≠, que tiendo m√°s al robot-espejo que al extraterrestre-espejo pero, dentro de la variabilidad de refracciones, son dos que gozo tanto leer como escribir. Siempre es desafiante no caer en la mera caricaturizaci√≥n.

¬ŅEs la conquista de un lenguaje particular, de una po√©tica propia, una de tus b√ļsquedas centrales como escritor, o prefieres ir por otros linderos y persiguiendo otros horizontes?

Qu√© dif√≠cil saberlo‚Ķ (Esta pregunta me hizo parar de escribir, echarme atr√°s en la silla y mirar el infinito un buen par de minutos‚Ķ Resultaron ser varios minutos m√°s de lo esperado; pero me tom√© un caf√© y volv√≠). Creo que la respuesta es, en primera instancia, que s√≠: busco una voz propia, de fondo y de forma, aunque tal conquista viene siendo la conquista de uno mismo, acaso un recorrido de por vida. En ese sentido, mi intenci√≥n es estar junto/con/el Arte. Crear con tal visi√≥n y prop√≥sito. Hay una pulsi√≥n, ¬Ņquiz√° determinista?, de por medio. Aun as√≠, aunque expresar mi propio desarrollo me resulte complicado, hay algo que s√≠ puedo declarar como horizonte y objetivo, m√°s all√° de mi persona: espero que, en alg√ļn tiempo y momento, haya al menos un lector que al leer mis historias sienta lo mismo que yo he sentido y sigo sintiendo cuando leo uno de esos libros que te cambian la vida, que te nutren el alma.

Por √ļltimo, me gustar√≠a que recomendaras un par de relatos tuyos para leer en esta cuarentena, y algunos libros de ciencia ficci√≥n que creas pueden acompa√Īarnos bien en estos tiempos que corren.

Para partir el 2021 les recomendar√≠a, o m√°s bien los invito, a que lean los cuentos m√°s nuevos que he publicado por estos d√≠as: ‚ÄúY luego los √°ngeles olvidan rezar por nosotros‚ÄĚ, que apareci√≥ reci√©n en la Revista Aeternum, de Per√ļ, en un n√ļmero titulado ‚ÄúExtrahumanos‚ÄĚ; y ‚ÄúUmbrales virulentos: antolog√≠a de ciencia ficci√≥n latinoamericana‚ÄĚ, de la editorial venezolana Fundajau, donde aparecen cuatro microcuentos de mi autor√≠a junto a los de otros representantes de la regi√≥n (¬°que est√°n de lujo!). En ambos casos se van a topar con unas ilustraciones incre√≠bles. Pueden dar con los paraderos del material a trav√©s de Facebook/Google y, ante cualquier dificultad, me avisan y se los consigo. Tambi√©n les cuento que estoy a la espera de que se publique un cuento al que le tengo un cari√Īo especial, ‚ÄúDani Dinosaurio (Ve-eleh Shemot)‚ÄĚ, pronto a ser impreso en la Revista Crononautas N¬į2. Y en cuanto a recomendaciones de libros para los tiempos que corren, mis seleccionados vienen siendo: 8 voces: antolog√≠a de cuentos LGBTIQ+, de Sietch Ediciones (Chile), ciencia ficci√≥n fascinantemente novedosa; Recognize Fascism, de la editorial World Weaver Press (Estados Unidos), antologado y editado por Crystal M. Huff, para embarcarse en ciencia ficci√≥n y fantas√≠a de corte pol√≠tico, con dos chilenos publicados de por medio; Misi√≥n a Laozi, novela del chileno Aparicio N. Frictenns, por Editorial Puerto de Escape, a modo de brindar por el centenario de Lem; y, por √ļltimo, no puedo dejar de recomendar encarecidamente que lean El Gusano, novela tambi√©n, del colombiano Luis Carlos Barrag√°n, por Ediciones Vestigio, mi lectura favorita del 2020 (me cambi√≥ la vida).


Maylan y el amor a la literatura (+VIDEO)

La literatura, la edici√≥n y el periodismo se entrelazan en la vida de una mujer con alma de √°ngel. Maylan √Ālvarez Rodr√≠guez es miembro del colectivo de¬†Ediciones Matanzas¬†y due√Īa de una modestia que gratifica al interlocutor.

Galardonada con premios como el Calendario de Poesía 2011, con su libro Naufragios del San Andrés, Maylan no cesa su creación literaria.

‚ÄúAcabo de terminar mi tercera novela para ni√Īos, que fue la primera que comenc√© a escribir y he estado en su revisi√≥n. Hace ocho a√Īos obtuve la beca La Noche con el libro titulado¬†Historias de bichos o como se permuta de ciudad Papiro. Es un divertimento, m√°s que para ni√Īos, para adolescentes, y espero que pronto salga a la luz. Esta historia, ambientada entre insectos, con estrecha relaci√≥n con la realidad humana, posee tintes ecol√≥gicos, de socializaci√≥n y ayuda al pr√≥jimo‚ÄĚ.

Autora de títulos como El mundo de Marcos, Otras lecturas del cuerpo y el testimonio La callada molienda, la escritora expande su obra en medio del aislamiento social provocado por la pandemia de la COVID-19.

‚ÄúCerr√© un poemario ambientado en mi natal Uni√≥n de Reyes, con historias de mis padres, mis historias guajiras. Y tambi√©n he estado leyendo nuevos autores y releyendo otros grandes como Gabriel Garc√≠a M√°rquez‚ÄĚ, a√Īadi√≥ la creadora.

La labor de edici√≥n requiere de un dominio exquisito del idioma espa√Īol y de las t√©cnicas literarias. √Ālvarez Rodr√≠guez hace uso de ambos recursos con los que cuenta para continuar con esta tarea desde casa.

‚ÄúEstoy trabajando una obra de una joven escritora habanera llamada Taime Di√©guez Mayo, merecedora del premio Milan√©s en la pasada edici√≥n en Matanzas. Tambi√©n estoy en ciernes con un libro maravilloso del matancero Aram√≠s Quintero, dedicado a la Se√Īa del Humor. Ser√° un homenaje a un periodo fruct√≠fero del humor en Matanzas e incluir√° fotos de la √©poca que har√° recordar a los yumurinos lo bien que lo pasaban con esta agrupaci√≥n humor√≠stica durante la d√©cada de los 80‚ÄĚ.

Maylan y el amor a la literatura

Foto: David √Āvalos

Sobre su funci√≥n como editora de la revista Matanzas, Maylan comenta: ‚ÄúDe conjunto con su director Alfredo Zald√≠var y Yanira Marim√≥n, jefa de redacci√≥n, estoy trabajando este n√ļmero dedicado al centenario del nacimiento de Eliseo Diego. Contiene un grupo de art√≠culos in√©ditos que pienso satisfar√°n la curiosidad de nuevas generaciones que tal vez no conozcan a un escritor tan cubano como Eliseo Diego. El nuevo n√ļmero permitir√° recordar poemas y textos narrativos de este gran artista‚ÄĚ.

Perteneciente a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, Maylan coloca en cada obra su tesón y también un pedazo de su alma.

FRAGMENTO DE¬†NAUFRAGIOS DEL SAN ANDR√ČS

Mi casa est√° en la calle Final, pero el cartero

suele confundirse y a√Īadir -por prudencia-

que vivo al lado del cementerio, muy cerca del río

San Andrés.

Los muertos de este pueblo hablan. Y mi cama se

orienta hacia el Norte, allí donde asechan, ajenos

A todo, excepto al esc√°ndalo que les precede.