humor


A reírse en serio en el Satiricón

El Festival de Humor para Jóvenes Satiricón 2023, organizado por el Consejo Provincial de las Artes Escénicas y el Centro Promotor del Humor, se realiza en Holguín hasta hoy con presentaciones, exposiciones, intercambios en centros universitarios y un evento teórico.

Eider Luis P√©rez, director de esta instituci√≥n y del grupo Etc√©tera, anfitri√≥n de la cita, coment√≥ que el Satiric√≥n ‚Äďauspiciado adem√°s por la Uneac y la AHS en el territorio‚Äď se propone este a√Īo promover el humor entre los noveles actores del pa√≠s, especialmente el movimiento de artistas aficionados en las universidades, donde han surgido varios humoristas.

En esta ocasi√≥n el Satiric√≥n, cuyas presentaciones se realizan en la sala Ra√ļl Camayd del Complejo Cultural Teatro Eddy Su√Īol, se dedica al trabajo grupal en esta manifestaci√≥n art√≠stica, y priorizar√° los encuentros e intercambios en el p√ļblico joven de la Universidad de Holgu√≠n.

Entre los invitados al evento se encuentran reconocidos exponentes de lo mejor del Centro Promotor del Humor, como Caricare, La le√Īa del humor y KomoT√ļ; y los artistas Kike Qui√Īones, Miguel Moreno (La Llave), Yuri Rojas, Michel Pent√≥n y Jorge Bacallao. Entre las novedades de esta edici√≥n el p√ļblico disfrutar√° la presentaci√≥n del espect√°culo Sinfon√≠a con de nada, con Qui√Īones y la Orquesta Sinf√≥nica de Holgu√≠n, dirigida por el maestro Oreste Saavedra.

La galer√≠a Fausto Cristo de la Uneac en la provincia expone la muestra personal de humor gr√°fico ¬°Yo nunca voy a comer Venado! de Jos√© Antonio Carmenate Fern√°ndez, con obras realizadas del a√Īo 2020 al 2022; y la Uneac, asimismo, es sede del evento te√≥rico del Satiric√≥n.

El Festival de Humor Satiric√≥n, considerado el m√°s importante que se realiza fuera de la capital cubana, presenta espect√°culos variados y pensados para la familia cubana y defiende las nuevas maneras de interactuar con el p√ļblico en la b√ļsqueda del humor esc√©nico y teatral de calidad y buen gusto que defiende el Centro Promotor del Humor, a√Īadi√≥ Eider P√©rez.


Para reír juntos, pero no revueltos

El grupo humorístico Etcétera vuelve a acaparar titulares con el estreno de la serie televisiva Juntos pero no revueltos, que sale al aire los viernes a las 8: 30 P.M. por el canal Cubavisión.

La primera temporada del programa, dirigida por el reconocido realizador Roly Pe√Īa, contar√° con 10 cap√≠tulos de 27 minutos, los cuales fueron rodados adoptando todas las medidas sanitarias en la Quinta Santa B√°rbara, sede de la Fundaci√≥n del Nuevo Cine Latinoamericano.

Para conocer más detalles, el Portal del Arte Joven Cubano conversó con el líder del grupo, actor y guionista de la serie, Eider Luis Pérez.

Juntos…

Esta es una comedia de situaci√≥n que usa el humor blanco para narrar la historia de tres personajes que heredan una casa-finca y se ven obligados a convivir sin tener ning√ļn tipo de parentesco entre ellos. En su esencia no se parece a nada de lo que est√° ahora en pantalla en la televisi√≥n cubana y es una manera diferente de asumir lo c√≥mico.

Los personajes principales son Michel√≠n (interpretado por Yasser Vel√°zquez), que es un hombre muy mujeriego con una masculinidad especial; Francis (yo), un centrohabanero nacido en Francia que vino a Cuba y se ‚Äúaplatan√≥‚ÄĚ c√≥modamente, y Vicentina (Venecia Feria), una octogenaria se√Īora que es el antag√≥nico de los dem√°s.

A ellos se les incorpora un cuarto inquilino que es tra√≠do a la finca por Vicentina, Benito (Luis √Āngel Batista), un actor frustrado con √≠nfulas de grandeza y un trastorno disociativo de la personalidad, que siempre est√° dentro de un plat√≥ imaginario creado por √©l.

El tema principal es la convivencia y de ella se derivan otros como el arraigo, las relaciones de género, las relaciones intergeneracionales, la lucha por el espacio y la imposición de criterios. La pugna es constante y están en juego muchas miserias humanas y comportamientos inadecuados en función de la comedia.

¬ŅEs la primera vez que trabajan como protagonistas en una serie humor√≠stica televisiva?

Habíamos hecho una serie anterior que se llamaba Canal Etcétera, que salió por el Canal Habana en 2017 gracias a una beca de creación El Reino de este Mundo, de la Asociación Hermanos Saíz, en la que también fuimos los protagonistas.

Juntos pero no revueltos sale precisamente de una de las secciones, que se llamaba Una casa entre tres y era un sketch de ocho a nueve minutos. Ahora crece y se convierte en una serie de 27 minutos de Cubavisión, con otra dimensión y un mayor alcance. También habíamos tenido varias incursiones en otros programas como El atracón, No quiero llanto y Vivir del cuento, en el cual formé parte del staff de guionistas.

Revueltos…

Tengo que agradecer la colaboración de muchos buenos actores del cine y la televisión que trabajaron en el programa con nosotros y con los cuales aprendimos mucho. Tal es el caso de Jorge Martínez, Alejandro Palomino, Natacha Díaz, Mario Rodríguez Tarife, Yailín Copola y Daisy Quintana, y de varios humoristas como Jorge Díaz, Carlos Gonzalo y Rigoberto Ferrera. Asimismo, incursionaron en este camino jóvenes actrices como Amalia Gaute, Bárbara Menéndez, y nuestras coterráneas holguineras Lilian Santiesteban y Danay Cruz.

¬ŅQu√© importancia tiene el humor en estos tiempos dif√≠ciles de pandemia?

El humor juega un papel fundamental, pues siempre ha sido un mecanismo de defensa para salir de los momentos más complejos. Creo que es un refrescante a la situación que nos rodea actualmente, tanto nacional como mundial.

En la serie intentamos hacer re√≠r al p√ļblico y que pase un rato agradable en ese estado de gracia natural que provoca el humor cuando se hace bien pensado. Con la ruptura de la cotidianeidad impuesta por el coronavirus, las personas pasan mucho m√°s tiempo en casa y esto hace que el tema de la convivencia sea de mucha vigencia.

Un paso de avance en la vida profesional de Etcétera…

Es un logro importante en la carrera profesional del grupo, que ha asumido lo c√≥mico y lo humor√≠stico en la escena teatral durante 15 a√Īos, pero ahora tiene la oportunidad de entrar en una nueva forma de comunicaci√≥n que es la televisi√≥n, con c√≥digos y maneras de decir diferentes y enfrent√°ndonos a sus ventajas y desventajas.

La ventaja fundamental es que un p√ļblico m√°s amplio va a conocer nuestra obra y es una manera eficaz de que luego vayan a nuestras funciones en el teatro. Entre las principales dificultades est√° que en los tiempos actuales la gente busca en el humor la cr√≠tica social, la alusi√≥n directa a la realidad inmediata, y Juntos pero no revueltos no es un programa que tenga esas caracter√≠sticas. M√°s bien alude a tem√°ticas universales de las relaciones humanas, de ah√≠ que la convivencia sea el centro de todo, rozando con el surrealismo en algunos momentos, pero pensada para que lo consuma cualquier persona de habla hispana.

El otro factor es que las libertades creativas que uno tiene en el teatro no son las mismas que en la televisión por las características propias del medio.

Expectativas…

Esperamos que el p√ļblico se divierta vi√©ndola, tanto como nosotros durante el proceso de grabaci√≥n. Que de una forma u otra pueda ayudarlos a tolerar este tiempo dif√≠cil encerrados en casa y que sirva tambi√©n para que la familia comparta.

Quiero agradecer a Cubavisi√≥n por darnos la oportunidad de hacer esta serie, a todo el equipo t√©cnico y, en especial, a Roly Pe√Īa, director de una reconocida trayectoria, por creer en nosotros.


Desde la virtualidad, desarrolla Las Tunas el Radio Festival Ultrasonido 2021 (+post)

Bajo el eslogan ‚ÄúLa Radio: informaci√≥n constante y compa√Ī√≠a cercana, esenciales en tiempos de coronavirus‚ÄĚ llega la cuarta edici√≥n del Radio Festival Online Ultrasonido para, desde la virtualidad, demostrar del 6 al 9 de abril los m√°s actuales valores del medio radial ante las audiencias.

Así lo informó el colectivo organizador, integrado por la Dirección de la Radio en Las Tunas y la Filial Provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), quienes ya iniciaron las sesiones de trabajo para evaluar las obras y ponencias que compiten en este, el evento más importante del Sistema Radial en el territorio.

Entre las novedades del programa destaca el Primer Coloquio Virtual Un viaje por las Ondas Hertzianas, encuentro científico que permitirá un debate entre diversas generaciones de profesionales del universo radiofónico desde sus diferentes aportes y contextos, ya sea periodístico, artístico o desde la realización.

Los materiales en concurso, sobre todo los teóricos, deberán mostrar la historia, evolución y actualidad de este importante medio de comunicación en su localidad, Cuba y el mundo, así como las más actuales maneras de reinventarse frente a las exigencias de las audiencias y las novedades de la comunicación.

Dedicado a la actuación en la Radio, al género testimonio y a los programas humorísticos, el Radio Festival Online Ultrasonido celebra además, los aniversarios 35 de la AHS y el 60 de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), como homenaje a lo más representativo de la vanguardia artística cubana.

Tal y como anunció la convocatoria oficial del evento, Ultrasonido sustenta sus esencias en las propuestas de cambios en los paradigmas comunicativos que tributan a un nuevo modelo mediático en el Sistema Radial cubano e involucra a profesionales que desde diferentes ramas creativas aportan al producto final.

Aliuska Barrios Leyva, directora del Sistema de la Radio en Las Tunas, ha reiterado que el Radio Festival, que se desarrolla con carácter bienal, llegó para enriquecer el panorama competitivo de la creación radial cubana con un enfoque renovador y necesario, a su vez que reconoce la excelencia artística de las obras presentadas y el quehacer de los jóvenes y experimentados artistas.


Libro Periodista de provincia o el desafío de narrar desde el humor (+Video)

Hace poco lleg√≥ a mis manos el libro Periodista de provincia, del villaclare√Īo Jos√© Antonio Fulgueiras, quien ha tenido experiencia como reportero en diversos medios, incluidos los peri√≥dicos Granma y Vanguardia, y actualmente como corresponsal de la agencia Prensa Latina.

Varias veces hab√≠a escuchado sobre esa obra, publicada en el 2012 por la editorial Capiro e integrada por 55 cr√≥nicas breves, por lo cual me sumerg√≠ r√°pidamente en sus p√°ginas. Desde la primera, Lam en Sagua,hasta la √ļltima, con igual t√≠tulo que todo el volumen, su autor nos propone un viaje por parajes y situaciones, en las que siempre est√° presente el humor.

Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y autor de otros títulos como El hombre por dentro (1994), Con el santo claro (1995), Gambia: el perfume de las raíces (2000), Víctor Mesa: el béisbol en vida (2002), Cerca del Che (2004) y Tal vez pura coincidencia (2007), Fulgueiras, nacido en Sagua la Grande en 1952, narra hechos desde el realismo y un humor, que suele provocar sonrisas y hasta carcajadas; sin embargo en el centro están siempre sus experiencias reporteriles y visiones a través de la lupa periodística y sus cualidades como cubano sato.

Algunos textos reflejan an√©cdotas de cuando se desempe√Īaba como operario C del Centro Telef√≥nico de Sagua, pero ya sent√≠a esa vocaci√≥n inevitable de periodista y entrevist√≥, por ejemplo, al pintor Wilfredo Lam.

Entre las cr√≥nicas se incluye ¬ęEl Migue¬Ľ, referida a la etapa en que el actual Presidente de la Rep√ļblica se desempe√Īaba como Primer Secretario del Partido en Villa Clara, y jugaba softbol los s√°bados junto a periodistas y otras personas.

José Antonio Fulgueiras

Ah√≠ est√° el humor y tambi√©n el cari√Īo hacia quien sol√≠a ser pitcher titular y segundo, tercero o cuarto en la alineaci√≥n ofensiva, hacia quien conect√≥ un jonr√≥n decisivo en un torneo nacional de la prensa, propinaba ponches, pero tambi√©n se molestaba un poco cuando alguien le conectaba un jit, hacia quien despu√©s fue Primer Secretario del Partido en Holgu√≠n, Ministro de Educaci√≥n Superior, Vicepresidente de los Consejos de Estado y hoy lidera la naci√≥n.

A trav√©s de sus letras uno descubre al hombre bromista y amante de los deportes, que se ha ganado la admiraci√≥n de muchos. En ¬ęCien minutos con Fidel¬Ľ nos acerca tambi√©n al L√≠der Hist√≥rico de la Revoluci√≥n, cuando en un recorrido estuvo en una situaci√≥n inc√≥moda al hacerle una pregunta que no ten√≠a ninguna relaci√≥n con el contexto o temas del momento.

 

Otras cr√≥nicas son ¬ęUn santo del periodismo¬Ľ, ¬ęAsesinato¬Ľ, ¬ęPeque√Īa agenda¬Ľ, ¬ęEl vicio de fumar¬Ľ, ¬ęBlandito y Pedrito¬Ľ, ¬ęLa prueba de conocimientos¬Ľ, ¬ęConfieso que pequ√©¬Ľ, ¬ęEl show de travestis¬Ľ, ¬ęMu√Īec√≥n¬Ľ, ¬ęEl masajista¬Ľ, ¬ęDiles que no me maten¬Ľ, ¬ęLa ruta de las serpientes¬Ľ y ¬ęLa tesis y Tartufo¬Ľ, estas dos √ļltimas referidas a escenas de la etapa de estudiante. Resultan muy favorables la riqueza narrativa y el costumbrismo presentes a lo largo de las 200 p√°ginas.

En una ocasi√≥n el Premio Nacional de Periodismo por la Obra de la Vida Jos√© Alejandro Rodr√≠guez defini√≥ este libro como una ‚Äúcebolla picante‚ÄĚ, por esa capacidad de motivar carcajadas hasta el punto de hacer salir l√°grimas a veces.

Durante su lectura uno piensa tambi√©n en lo bueno que ser√≠a cultivar m√°s en la actualidad el periodismo humor√≠stico, una especie de im√°n para lectores de todas las generaciones. Aqu√≠ se presentan de forma graciosa situaciones inc√≥modas como amenazas de algunos por cr√≠ticas recibidas o rutinas productivas y maneras ‚Äúcuadradas‚ÄĚ de pensar de directivos, incluso dentro de los medios de prensa.

Uno de los riesgos de este volumen es la inclusi√≥n de an√©cdotas demasiado personales o ‚Äúprovincianas‚ÄĚ, pero las situaciones y la manera de contarlas rebasan lo circunstancial y las peculiaridades de contextos espec√≠ficos.

Entre bromas, esta obra es testimonio de las realidades y dinámicas de un periodista, fuente de conocimientos para quienes hoy ejercen la profesión con particularidades diferentes y similares.


¬ęSolo lo aut√©ntico no se desvanece¬Ľ

Nos conocimos en el Curso de T√©cnicas Narrativas del Centro Onelio Jorge Cardoso. Corr√≠a entonces el a√Īo 2008, si la memoria no me falla. Carlos Ettiel G√≥mez Abreu y yo compart√≠amos no solo las aulas del Onelio sino tambi√©n esos oportunos encuentros entre creadores que, m√°s all√° de las clases, conectaban a esp√≠ritus y artistas afines. Los a√Īos han llovido desde aquel momento, pero Carlos Ettiel contin√ļa siendo ese muchacho aut√©ntico que cargaba poemas, rimas y palabras. A√ļn sigue confiando, como yo, en la perdurabilidad del buen arte y su necesaria (r)evoluci√≥n.

tomada del perfil de facebook de carlos ettiel

¬ŅEs necesaria una actualizaci√≥n de lenguajes y referentes para dialogar con el ni√Īo lector contempor√°neo, o piensas que las (r)evoluciones de la literatura infantil y juvenil deben marchar por otros caminos?

S√≠. Es necesaria una actualizaci√≥n de lenguajes y referentes para dialogar con el ni√Īo lector contempor√°neo. El ni√Īo de hoy es diferente al que fuimos los autores que hacemos literatura para este tipo de p√ļblico. Algunos problemas, conflictos familiares reflejados en la literatura para ni√Īos se mantienen en el tiempo, pero hay que recontextualizarlos. Adem√°s, incluir nuevos elementos ficcionales, tramas, mundos desconocidos, personajes diferentes, en aras de diversificar temas, contextos, argumentos‚Ķ que son infinitos (tantos como pueda imaginarse en varios campos poco explorados); sin embargo algunos autores insisten en repetirse, manteni√©ndose en su zona de confort. Tambi√©n debe modernizarse y atenderse el lenguaje para que no aparezcan (como suele ocurrir) expresiones del registro que delatan al adulto narrando la historia o como sujeto l√≠rico en el caso de la poes√≠a: el ni√Īo lo descubre con facilidad, entonces se distancia; no puede subestimarse su poder de lectura, mucho m√°s variado y rico que el de los adultos.

Aunque tu pregunta compuesta est√° enlazada con una ‚Äúo‚ÄĚ (disyuntiva) no escojo entre una u otra. Para m√≠, ambas respuestas son un S√ć. Pienso que las (r)evoluciones de la literatura infantil y juvenil deben marchar por otros caminos. Pocos autores exploran formas o temas novedosos, pero no es la generalidad. No mencionar√© nombres ni cu√°l es el derrotero, baste decir: es aquel que no se halla transitado a√ļn, solo es preciso imaginar.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo?

Escribo generalmente por las ma√Īanas. La historia o poema da vueltas en mi cabeza durante el d√≠a, puedo so√Īarlo en la noche y en las primeras horas lo paso al papel. Tambi√©n suele llegar la inspiraci√≥n a otra hora. En ese caso no espero a la ma√Īana, debo sentarme de inmediato para no olvidarlo, pues es un crimen desperdiciar ideas. El ritmo biol√≥gico est√° m√°s arriba y el cerebro m√°s fresco entre las siete y las diez de la ma√Īana. Para cada g√©nero no es igual el proceso creativo. La poes√≠a demanda alta inspiraci√≥n, dominio de elementos formales, m√°s libertad espiritual. La narrativa, mayor concentraci√≥n y dominio de toda la trama ya contada, caracter√≠sticas y lenguaje propio de personajes; conocimiento claro de las escenas, res√ļmenes, indicios, cat√°lisis, conflictos e informantes en cada cap√≠tulo, a fin de sugerir sin regalar; que no haya efecto sin causa, que todo lleve a dos o m√°s lecturas en la corriente subterr√°nea de sentido, que se resuelva solo lo justo, sin excesos ni insuficiencias en ninguno de los ingredientes anteriores. Intento de manera primordial cumplir con la ley del inter√©s (mostrando solo la punta de iceberg).¬†

Algunos critican las técnicas aprendidas en el curso Onelio. Es cierto que deben emplearse de manera natural sin evidenciarlas burdamente; pero en mi criterio, su dominio y uso consiente deriva en resultados maravillosos: son imprescindibles para que el texto no sea mero relato y cobre verdadero valor estético literario.

La poes√≠a cl√°sica rimada, en sus diversas variaciones estr√≥ficas, forma parte de tu quehacer literario, ¬Ņde qu√© manera la tradici√≥n puede resultar atractiva al lector de hoy?

La tradici√≥n puede y resulta muy atractiva al lector de hoy, en especial la infantil. Estas formas estr√≥ficas con m√©trica y rima son atrayentes para el ni√Īo. Las he estudiado para hacer nuevos experimentos que, siguiendo el canon, rompan algunos elementos de su escritura, pero mantengan una parte considerable de la estrofa, a fin de que la innovaci√≥n sea aceptada por el peque√Īo lector y los autores; denot√°ndose la intenci√≥n escritural, la inventiva consciente que debe contribuir a algo nuevo y superior, ser acertada, y no parecer desliz impensado o imposici√≥n forzosa. Para rescatar la tradici√≥n hay que innovar. Esto deber√≠a hacerse tambi√©n en la literatura para adultos. Unos pocos lo han hecho ya con la d√©cima y el soneto; nadie, con otras estrofas.

tomada del perfil de facebook de carlos ettiel

¬ŅCu√°n importante es para ti la arquitectura de un libro en tanto materia est√©tica?

Es fundamental. Cada poema, secci√≥n o cap√≠tulo debe estar muy bien ubicado y concebido en una dramaturgia general. Por ejemplo: poema p√≥rtico, de inicio de secciones, los otros relacionados en sinergia de contenido, poes√≠a final. (Aunque hay textos aparentemente alocados que son v√°lidos si su dise√Īo es funcional). La calidad de ilustraciones, su ubicaci√≥n, as√≠ como la cubierta son de relevancia suprema, si no son est√©ticas que te echan a perder el libro.

¬ŅEres de aquellos autores que juzgas a un libro por su cubierta?

No juzgo a un libro por su cubierta, me baso en el autor, tema y nota de contraportada.

Por otra parte, me gusta que mis libros tengan cubierta atractiva, porque los escritores hacen como yo, van a leer detr√°s los elementos de inter√©s sobre el volumen; pero el p√ļblico en general no hace esto. Solo mira la cubierta: el rostro del libro, la carta de presentaci√≥n. Cuando la cubierta es mala, el lector no compra el libro, ni siquiera lo pide para hojearlo.

En las relaciones del mundo editorial (con agentes, editores, ilustradores, etc.), ¬Ņcu√°l consideras la m√°s importante por sus repercusiones en la vida del autor?

No s√© qu√© decir. Soy mi propio agente. Los ilustradores son una caja de sorpresas. Los hay muy buenos y los que dibujan mu√Īecos horribles considerados art√≠sticos o interpretan mal el texto que ilustran. Con los editores siempre trabajo por correo electr√≥nico. (Algunos me hacen revisar de m√°s, pues no le encuentran ning√ļn error a mi obra, cuando en realidad siempre hay detalles que pulir). De estas relaciones, creo que la m√°s importante en mi vida de autor se debe a los editores.

¬ŅPor qu√© crees que el mercado internacional luce, al menos en apariencia, tan reacio en abrir sus puertas a nuevos escritores, fundamentalmente cubanos?

No creo que el mercado internacional esté reacio a abrir sus puertas a nuevos escritores cubanos. La primera barrera es nuestra. Tenemos que escribir mejor. Gestionar más; ya que apenas tenemos agentes aquí, establecer lazos con extranjeros y aprender de su experiencia, no temer a este mundo del mercado que tiene sus complejidades. Para quien vive en un pueblo aislado, sin la tecnología, relaciones ni recursos de las capitales de provincia o La Habana, este reto es mayor, pero no hay puerta que no pueda abrirse si la empujamos fuerte.

Entonces, ¬Ņexiste una verdadera apertura editorial del talento nacional a otras oportunidades m√°s all√° de nuestro contexto geogr√°fico?

Hay una discreta apertura editorial del talento nacional a otras oportunidades más allá de nuestro contexto geográfico a partir del lento desarrollo de Internet en nuestro país, el temor y la falta de gestión, iniciativa o esfuerzo de los autores por explorar estos terrenos. Algunos se han decidido. Falta mucho camino por andar.

¬ŅEst√° el ni√Īo listo para leer sobre todo tipo de temas, para conocer todo tipo de personajes, o piensas que el escritor debe ejercer alg√ļn juicio, de tipo est√©tico pero tambi√©n de cualquier otra √≠ndole, a la hora de abordar determinadas realidades?

El ni√Īo est√° listo para leer sobre todo tipo de temas, para conocer todo tipo de personajes. El escritor debe presentarlo con tacto, mesura, buen gusto est√©tico, pero sin miedo a ning√ļn tipo de argumento complicado. Esto lo tienen claro autores como Luis Cabrera, Mildre Hern√°ndez, Eldys Baratute, entre otros.

tomada del perfil de facebook de carlos ettiel

¬ŅExiste la autocensura?

S√≠ existe la autocensura, porque muchos piensan en qu√© dir√°n los lectores sobre la trama de su texto cuando abordan un asunto dif√≠cil. En alg√ļn momento he vacilado, pues hay temas duros, cuyas interpretaciones negativas pudieran acarrear problemas al autor. Esto ocurre mucho con el humor, la cr√≠tica social, la iron√≠a, los temas de sexo, etc. Desde hace tiempo intento no autocensurarme. Que sean otros los que me digan que est√° ‚Äúmuy fuerte‚ÄĚ.

¬ŅQu√© lugar ocupa, dentro de tu producci√≥n, la literatura escrita para adultos? Tengo la impresi√≥n de que no es el √°rea m√°s conocida de tu trabajo‚Ķ

Sesenta por ciento para ni√Īos; cuarenta, para adultos. Escribo bastante para adultos, aunque es menos conocida esta producci√≥n. (Siempre unos g√©neros encuentran mayor salida que otros, tampoco ayuda vivir en un pueblo lejos de los centros de poder). Tengo varios libros de d√©cima, poes√≠a, cuento, minicuento y novela para adultos en editoriales como Montecallado, El mar y la monta√Īa, Letras Cubanas. Entre ellos los premios Francisco River√≥n, Juan Francisco Manzano y Regino Boti.

El humor es una herramienta de transformaci√≥n de la realidad. ¬ŅC√≥mo lo empleas dentro de tu literatura?

Considero muy importante el humor. Ayuda a mantener el inter√©s en el texto, le da realce est√©tico (aunque algunos crean lo contrario), mueve el pensamiento, transforma la realidad. Por eso tiene un lugar distinguido en mi literatura. Tengo varios libros de d√©cima humor√≠stica y en casi todas mis noveletas hay una fuerte dosis de humor; a veces sutil, ir√≥nico, alejado de los gags y chistes poco originales o discriminatorios. No considero que sea ‚Äúmenor‚ÄĚ una d√©cima c√≥mica cuando el humor maneja los resortes esenciales para un elevado nivel est√©tico de este dif√≠cil g√©nero que, como bien se dice, es muy serio aunque trate de provocar sonrisas.

¬ŅCu√°l ser√≠a tu lector ideal?

Cualquiera que se acerque a mis libros con el √ļnico prop√≥sito de disfrutar. Sin inter√©s de aprender nada ni analizar los atributos de lo escrito. Solo por divertirse, emocionarse, encontrar deleite para su esp√≠ritu.

En los tiempos actuales, ante las (in)certidumbres que enfrentamos como creadores en un panorama nacional e internacional cada vez m√°s cambiante, ¬Ņa qu√© puede el artista aferrarse?, ¬Ņqu√© es lo s√≥lido?, ¬Ņqu√© no se desvanece?

El artista puede aferrarse a los cl√°sicos, a su intuici√≥n, a la musa que lo impulsa por senderos de esp√≠ritu y emoci√≥n, reflejando lo cercano y a la vez lo universal, los s√≠mbolos y valores, lo ef√≠mero y pueril. Lo s√≥lido es lo sincero, el escritor no puede enga√Īar, construir, aprovechar tendencias, sino soltar el alma. Solo lo aut√©ntico, original y franco no se desvanece.


Barbarella D¬īAcevedo: ¬ęEl arte es un instante de desnudez total¬Ľ

Su particular nombre resuena aqu√≠ y all√°. Trae sonoridades cinematogr√°ficas. Accede a las gavetas de nuestra memoria emotiva como espectadores del s√©ptimo arte. Barbarella D¬īAcevedo construye sus im√°genes desde la palabra, y desde la palabra invita a la desnudez y a la sinceridad del arte de la escritura, y al salto de fe que todo creador necesita

‚ÄĒ¬ŅQu√© conexiones, menos o m√°s evidentes, existen entre el mundo de la teatrolog√≠a y el de la narrativa?

‚ÄĒQuiz√° la conexi√≥n m√°s evidente entre ambas vertientes viene dada por el hecho de que se articulan a partir de un mismo modo de expresi√≥n, que es la palabra escrita. La narrativa puede transcurrir desde la ficci√≥n y la teatrolog√≠a, por su parte, se construye como ejercicio de cr√≠tica e investigaci√≥n que indaga el universo de la escena. A m√≠ en lo personal la teatrolog√≠a me brind√≥ la posibilidad de sentirme c√≥moda con la escritura, y adquirir esa soltura que algunos alcanzan desde otras carreras, como pueden ser el periodismo o la filolog√≠a. Justo la teatrolog√≠a me permiti√≥ aventurarme tambi√©n en la pr√°ctica del periodismo cultural m√°s all√° del teatro, en espacios como Esquife, la web de la AHS u Opus Habana.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo has transitado de la cr√≠tica teatral al g√©nero narrativo?, ¬Ņpor qu√© esta mutaci√≥n?

‚ÄĒLa literatura forma parte de lo que soy. Escribo desde siempre, desde ni√Īa y adolescente. Llego al teatro por una herencia hasta cierto punto familiar. Mi pap√°, Tom√°s Gonz√°lez, fue dramaturgo y director teatral, entre otras muchas cosas; y yo pas√© una etapa temprana de mi infancia participando de sus procesos de direcci√≥n, por aquel entonces frente a su grupo Teatro V, y tambi√©n pude ver c√≥mo conceb√≠a sus textos. As√≠, hasta cierto punto fue natural que me inclinara a estudiar teatrolog√≠a. No definir√≠a mi proceso como un tr√°nsito, porque mientras ejerc√≠a la cr√≠tica teatral, a la par escrib√≠a aunque sin llegar a socializarlo. En la actualidad, si bien me he centrado m√°s en la narrativa, no abandono, por ejemplo, el campo de la investigaci√≥n teatral, que me sigue apasionando. Anda por ah√≠ un libro que escrib√≠ sobre teatro asi√°tico, con el cual no he definido a√ļn qu√© hacer. Creo que ambas cosas est√°n en m√≠ y persisto en llevarlas a la par.

cortesía de la entrevistada

‚ÄĒ¬ŅQu√© entiendes es el arte?

‚ÄĒEsa es una pregunta que yo misma me hago a menudo y cuya respuesta quiz√° he ido modificando a lo largo del tiempo, en tanto uno vive en proceso de transformaci√≥n continua, como ser humano y como creador.

Ahora mismo pienso que el arte es un instante de sinceridad, de desnudez total.  Solo desde la sinceridad se puede pretender conmover a otros. Debe resultar capaz de generar un impacto en quien lo aprecia, aun si se trata solo de su propio creador. O sea, requiere de dos: un emisor y un receptor, si bien el receptor puede ser muchas veces el propio artista…

El arte es algo que te cambia, ante lo cual no puedes permanecer impasible; muchas veces, en mi caso, tiene que resultar visceral. Quiz√° la transformaci√≥n que genera solo opera a nivel intelectual y no emotivo. Eso tambi√©n es v√°lido. Pero si una obra, de la naturaleza que sea, te deja sintiendo o pensando, o cuestion√°ndote, si te genera placer o incluso malestar, entonces es arte. Y eso ni siquiera tiene que ver con sus posibles est√©ticas, o conceptos como ‚Äúlo bello‚ÄĚ o ‚Äúlo feo‚ÄĚ, o lo cl√°sico, lo moderno o lo posmoderno. De ah√≠ que puedan entenderse como arte obras tan contrapuestas, a simple vista, como La Gioconda de Leonardo da Vinci y el performance de Marina Abramovińá, The artist is present.

‚ÄĒ¬ŅPuede hacerse una calificaci√≥n o se puede ejercer un criterio est√©tico sobre qu√© es un buen o mal libro? ¬ŅEn qu√© basamos nuestros criterios de calidad en la Cuba de hoy?

‚ÄĒTal vez un libro se puede calificar como bueno o malo desde un punto de vista est√©tico que reconozca sus ‚Äúcualidades‚ÄĚ o ‚Äúdefectos‚ÄĚ a nivel de t√©cnica, sintaxis, o sea, desde la c√°scara, lo externo. A mi parecer, el dominio t√©cnico es importante, pero esto no es lo √ļnico que determina si un libro es bueno o malo. Todos conocemos a autores, cuyos nombres incluso pueden llegarnos ahora como s√≠mbolos de renovaci√≥n y vanguardia, que en su momento rompieron con una tradici√≥n que por dem√°s respond√≠a entonces a determinado criterio o canon est√©tico; canon que puede cambiar y cambia, incluso gracias a esos que se han lanzado a hacer la diferencia.

M√°s all√° de esto, que tiene que ver con la renovaci√≥n formal, conocemos a autores que a pesar de escribir aparentemente ‚Äúmal‚ÄĚ, o sea, de tener una sintaxis poco afortunada, poseen una obra capaz de conmover con una fuerza may√ļscula, y eso los ha hecho trascender a lo largo del tiempo y ser reconocidos. Y tambi√©n los casos opuestos, obras ‚Äúbien hechas‚ÄĚ que no dicen nada.

El virtuosismo puede ser esencial si no se usa para enmascarar una carencia de contenidos o sentimientos. Si pensamos en el ballet, por ejemplo, un bailarín puede hacer 30 fouettés, pero si no lo hace con alma, con verdad interior, entonces su ejecución se convierte en mero acto de circo. Algo similar ocurre con los libros.

Otra cosa: en la Cuba de hoy tenemos que aprender a escuchar también a los lectores, ver qué libros consumen, buscan, les atraen, y conocer sus motivos y motivaciones.

‚ÄĒSobre la din√°mica de los premios, ¬Ņes este un pacto de fe de los escritores, un salto al vac√≠o, o solo estrategia de promoci√≥n?

‚ÄĒEn los premios se combinan esas tres cosas. Yo los veo muchas veces como una oportunidad de que un autor que inicia su carrera se pueda dar a conocer y alguien apueste por √©l, de modo que consiga entrar en el mundo editorial y publicar. Creo que desde ese punto de vista, los premios son importantes.

Constituyen, sí, un salto al vacío. Ganar puede depender de que justo tu obra sea capaz de conmover a un jurado, de entrar en sintonía con este, que además se va a centrar también en sus valores técnicos y en una cosmovisión del mundo que deberá compartir contigo mientras dure al menos su lectura.

el hada marrana Barbarella

‚ÄĒ¬ŅCu√°l es el principal obst√°culo de un autor cubano en la realidad actual que nos ha tocado vivir?

‚ÄĒLa mayor desventaja que enfrenta un autor cubano en el presente tiene que ver con el mundo editorial y la dificultad que afronta a la hora de encontrar espacios para publicar. Incluso si halla esos espacios y su obra es aceptada, tiene que sufrir situaciones como la crisis de papel, los retrasos en los planes editoriales de un a√Īo a otro (propiciados tambi√©n a causa de ese primer punto), y la posterior demora de los poligr√°ficos. A veces el tiempo que transcurre entre la escritura de un libro y su publicaci√≥n se convierte en algo tortuoso para muchos autores.

Otro tema escabroso en nuestro contexto es el lugar que puede llegar a ocupar el libro digital, en tanto no est√©n articuladas las estrategias para su distribuci√≥n y venta, y los espacios para este fin; tampoco existe un lector mayoritario que cuente con el h√°bito de consumirlo. Pienso tambi√©n en particular: los libros para ni√Īos, por ejemplo.

‚ÄĒTransitar el espacio geogr√°fico de publicaci√≥n, ¬Ņes un paso obligatorio para un autor o un esca√Īo que puede ser o no transitado?

‚ÄĒAgradezco mucho la oportunidad de haber publicado en editoriales extranjeras como Primigenios o DMcPherson, que me han brindado espacios y han cre√≠do en m√≠, permiti√©ndome tambi√©n el intercambio con otros receptores. Ofrecen una opci√≥n bien interesante y digna de ser tenida en cuenta, con cat√°logos donde figuran un sinn√ļmero de escritores nacionales.¬†

Aun as√≠, creo que todo autor cubano desea darse a conocer en primer lugar a nivel nacional, en tanto le es necesaria tambi√©n la interacci√≥n con esos lectores m√°s cercanos desde el punto de vista geogr√°fico y con otros escritores del propio pa√≠s… Creo incluso que publicar en Cuba, m√°xime con las dificultades que se encuentran para ello, le a√Īade m√°s ‚Äúcredibilidad‚ÄĚ a cualquier autor. Por eso s√≠ considero que esto, m√°s que un paso obligatorio, opera casi como una necesidad.

‚ÄĒ¬ŅQu√© lugar tiene para ti, en la narrativa, lo er√≥tico y lo humor√≠stico? ¬ŅQu√© herramientas textuales te brindan estas tem√°ticas?

‚ÄĒEl humor a veces me nace sin que me d√© cuenta. En dependencia de la historia que estoy concibiendo, ella misma me va a llevar hacia un tono m√°s serio o sarc√°stico en relaci√≥n con sus propias necesidades. Lo que quiero decir es que muchas veces ni me lo planteo, sino que brota de manera espont√°nea.

Lo er√≥tico es otra cosa. Me interesa explorarlo porque, pese a formar parte natural de la vida humana, muchas veces permanece relegado en materia de creaci√≥n. Creo que hasta hoy a muchos les resulta perturbador o provocador. Incluso si contamos con obras como las de Henry Miller o Ana√Įs Nin, el tab√ļ con respecto al sexo en el arte, con respecto a la desnudez, sigue existiendo.

Yo misma, en mis primeros textos, cuando llegaba a una escena er√≥tica, pues la asum√≠a desde la elipsis. En principio fue un reto romper con esto, atreverme a ‚Äúhablar‚ÄĚ sin miedo ni frenos, tambi√©n desde la sensualidad del cuerpo.

Adem√°s, tengo una concepci√≥n muy personal sobre el amor como el m√°s universal de los sentimientos humanos, sin lugar a dudas, que se encuentra permeada tambi√©n por el erotismo. El amor posee toda clase de matices, puede incluir lo plat√≥nico y rom√°ntico, pero tambi√©n la sexualidad, y si esta forma parte de la vida, tiene entonces que estar presente en el arte a fin de que resulte veraz…

Justo por eso, lo que empezó como un desafío personal ahora viene a estar presente en cuanto escribo, y forma parte de mis proyectos más recientes, tanto en lo referido a la poesía como en lo concerniente a la narrativa.

Incluso es posible ‚Äúcontar‚ÄĚ una historia o historias desde lo er√≥tico, convirtiendo esto en el centro de la trama y en el motor que hace avanzar cuanto acontece, que incide en la evoluci√≥n de los personajes. Es algo que me pasa, por ejemplo, con la novela que tengo entre manos ahora mismo. Quiz√° mi mayor reto consiste en atreverme a seguir ese camino con total libertad, incluso si se trata de un camino que asusta por momentos, pues me deja un tanto expuesta. Una vez m√°s, tiene que ver con esa sinceridad que busco en la literatura.

‚ÄĒLos lenguajes de la ciencia ficci√≥n, ¬Ņson actualizaciones del contexto real o parten de una nueva realidad, una realidad otra, que tributa solo al terreno de lo fant√°stico?

‚ÄĒPor lo menos desde mis propios procesos me he planteado la ciencia ficci√≥n desde ambas perspectivas. Tengo historias que pertenecen solo al terreno de lo fant√°stico, aun si entran dentro de ‚Äúlo posible‚ÄĚ quiz√° en un futuro distante, para las cuales construyo e imagino otros mundos. Y otras que actualizan el contexto real, lo revisitan, como es el caso de mis historias enclavadas en el g√©nero y que tienen a La Habana como escenario, donde parto de lo que conozco para explorar determinados temas o personajes. ¬†

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo transcurren tus procesos creativos?

‚ÄĒPara escribir un cuento, a veces paso entre una y dos semanas pensando, escribiendo en mi cabeza‚Ķ y entonces me siento y sale. Despu√©s viene la reescritura.

antología Alta Definición

En lo referido a la novela, por lo general, durante cada proceso creativo vivo un enorme caos interior, lo cual me lleva a tratar de mantener un orden externo que me permita conservar la a veces falsa creencia de que preservo alg√ļn tipo de control sobre mi obra. Es como si, al pretender contar una historia, tuviera todos los componentes a mano y poco a poco debiera decidir, con los ojos vendados, cu√°les usar y en qu√© orden hacerlo.

Cada proceso es diferente también. En lo que se refiere a la novela, por ejemplo, a veces comienzo un camino y me doy cuenta de que no es el indicado. En eso tiene que ver bastante la intuición. En ciertas ocasiones se manifiesta solo como un sentimiento de inconformidad y hasta de infelicidad con respecto a lo que he escrito, y entonces lo mejor es borrar esos primeros capítulos donde uno tantea el tono o los personajes, y recomenzar de cero.

Toda historia comienza con una ‚Äúvisi√≥n‚Ä̂Ķ A veces ‚Äúveo‚ÄĚ a los personajes mientras ejecutan determinada acci√≥n o los ‚Äúescucho hablar‚Ä̂Ķ y yo estoy ah√≠ y me apropio de eso.

En ocasiones se trata de visiones muy borrosas y paso semanas intentando percibir ad√≥nde me conducen, entender ‚Äúqu√© debe pasar‚ÄĚ, es decir, los sucesos necesarios para que la historia se concrete.

Empiezo a contar por aquellas partes en que me siento más cómoda. Trato también de tener claro el final, o los finales posibles, aunque estos cambien en el proceso.

Con respecto a ese mantener el orden externo al que me refería, en determinadas ocasiones he tratado de fijar una escaleta tentativa, una especie de estructura más o menos rígida a la cual atenerme. Pero nada es inamovible. Justo en el proceso que llevo ahora, por la propia naturaleza de la historia, más emotiva que otras que me he trazado, he prescindido de esta herramienta y aun si por momentos pienso que voy a ciegas, tengo la sensación de que la historia me va encontrando a mí, en lugar de yo a ella, y halla, a su vez, su propia manera de fluir.

La poesía es bien distinta. La poesía me alcanza de golpe sin que pueda negarme.

‚ÄĒ¬ŅCu√°nto de teatralidad llevan tus textos?

‚ÄĒAlgunas personas, amigos, otros escritores, me han comentado que muchos de mis textos les resultan teatrales, en cuanto al tratamiento que le doy a la concepci√≥n de los personajes, el manejo de los di√°logos e incluso en los escenarios. Cuando otros me lo dicen me percato de que pueden tener raz√≥n, porque entonces me releo desde esa perspectiva, pero muchas veces ni siquiera soy consciente de la teatralidad de algunos de mis textos en la medida en que los voy creando. Quiz√° es algo que est√° ah√≠ y que, al formar parte de m√≠, brota sin que medie una intenci√≥n.

‚ÄĒ¬ŅCu√°les son tus principales referentes nacionales en cuestiones de lectura?

‚ÄĒTengo muchos referentes nacionales e internacionales que me son imprescindibles y a los que regreso una y otra vez. En general, la literatura latinoamericana me resulta vital, en tanto me permite estudiar y entender las maneras en que otros y otras han bregado con la lengua espa√Īola y han salido ilesos. Me son imprescindibles nombres como los de Cort√°zar, Carlos Fuentes y Elena Garro.

Entre los cubanos me resultan vitales Alejo Carpentier, Virgilio Pi√Īera, Carilda Oliver Labra, y Dulce Mar√≠a Loynaz en su poes√≠a, pero especialmente en Jard√≠n, esa novela donde en apariencia no pasa nada pero que me descubre una comprensi√≥n del mundo que es en esencia muy femenina.

Adem√°s me mantengo al tanto de lo que escriben autores m√°s actuales, pues es importante acercarse a esas voces que nos son contempor√°neas. Hablo de Yoss, de Erick Mota, por solo mencionar algunos.

‚ÄĒLas marcas de lo femenino, en tanto cuesti√≥n biol√≥gica pero tambi√©n creativa, ¬Ņson perceptibles en los textos?

‚ÄĒEsa es una pregunta que me he hecho varias veces y creo que la respuesta ser√≠a afirmativa.

Quizá un rasgo característico de las mujeres escritoras es el peso que le dan a la sensorialidad por encima de la acción, a ese aparente no pasar nada en una novela como Jardín, de la Loynaz, donde todo ocurre en un plano otro que tiene que ver con lo afectivo y que, desde esa dimensión lírica y hasta un tanto impresionista, sí resulta; pienso en tal sentido también en la obra de Virginia Woolf.

La poes√≠a femenina hace a menudo una propuesta poco complaciente, m√°s directa y descarnada en sus modos de decir, que tiene que ver tambi√©n con una manera de sentir muy propia de las mujeres; pienso en las voces de Idea Vilari√Īo, Cristina Peri Rossi, Sylvia Plath, Anne Sexton, la propia Carilda Oliver, o la m√°s reciente ganadora del Premio Nobel, Louise Gl√ľck. Es como si ellas no tuvieran miedo a mostrarse, a exponer incluso una cierta vulnerabilidad, y su fuerza proviene justo de ah√≠‚Ķ Un equivalente para m√≠ a nivel pict√≥rico ser√≠a Frida Kahlo, capaz de convertir una experiencia vital, como puede ser un aborto, en obra de arte.

cortesía de la entrevistada

¬†‚ÄĒ¬ŅLa ciencia ficci√≥n y la fantas√≠a son terrenos propios de la literatura masculina o es este un concepto que ha sido superado gracias al paso de los tiempos y a la propia obra de las autoras?

‚ÄĒDurante mucho tiempo quiz√° tanto la fantas√≠a como la ciencia ficci√≥n fueron considerados terrenos propios de la literatura masculina, aunque siempre han logrado sobresalir nombres femeninos, y pienso en Mary Shelley o en √örsula K. Le Guin, y de modo m√°s reciente en J. K Rowling.

En términos generales tenemos que ser conscientes de que, más allá de un género u otro, históricamente la literatura masculina ha prevalecido por encima de la femenina; por razones sociales y de todo tipo existen más escritores hombres que mujeres.

Afortunadamente en Cuba la ciencia ficción cuenta hoy con voces femeninas. Tenemos esa marca que dejara Daína Chaviano, un antecedente importante en lo referido al tema y otras más jóvenes que se han ido sumando y ya tienen una carrera sorprendente, como Malena Salazar.

‚ÄĒEn el panorama literario joven cubano, ¬Ņcu√°les piensas que son los asuntos m√°s acuciantes que deben debatirse y que, de una forma u otra, podr√≠an resultar de relevancia para el futuro escritural del pa√≠s?

‚ÄĒAlgo esencial a tratar tiene que ver con la necesidad de propiciar oportunidades y espacios para que los j√≥venes puedan socializar sus textos. S√© que existen ya muchos, pero a veces no son suficientes. Incluso lograr que una obra sea acogida dentro de un plan editorial resulta complicado debido en buena medida a los problemas cr√≥nicos de imprenta y a que se priorizan autores ya legitimados. Esta situaci√≥n provoca que muchos autores tengan que buscar alternativas en editoriales extranjeras, a veces solo con fines promocionales, sin esperanzas de que su obra sea conocida o reconocida en el panorama nacional, ni de ser remunerados por ella. Tampoco existen suficientes herramientas de divulgaci√≥n y promoci√≥n cuando un autor gana un premio o publica, que garanticen su inserci√≥n en cierto mercado del libro, por dem√°s inexistente.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo definir√≠as tu propio estilo?

‚ÄĒNo s√© si tengo un estilo. Quiz√° les toque a otros definirlo. Pero creo que, si me caracterizo por algo en mi escritura, es por el deseo de experimentar en el aspecto tem√°tico y formal, no me conformo con haber alcanzado un punto, sino que aspiro a seguir m√°s all√°; de ah√≠ la exploraci√≥n tambi√©n a nivel de g√©neros. Adem√°s tiendo a esa b√ļsqueda continua de sinceridad a la hora de contar cualquier historia. Y cada vez intento hacerlo lo mejor que puedo.


Un festival de pueblo

                                                   I

CARTEL DE PROMOCI√ďN DEL FESTIVAL DE TEATRO AFICIONADO. FOTO: CORTES√ćA DEL COMIT√Č ORGANIZADOR.

Regreso a la cuna que me vio nacer, como dice la popular canci√≥n, al municipio de Fomento donde es tradici√≥n, desde hace poco m√°s de tres d√©cadas, la realizaci√≥n del Festival Nacional de Teatro Aficionado ¬ęOlga Alonso¬Ľ. En esta fiesta teatral que implica a grupos de todo el pa√≠s, y en √ļltimas ediciones tambi√©n a grupos extranjeros, con la habitual complicidad del avezado p√ļblico local, pues fui primero un simple espectador, luego, con el tiempo desarroll√© mis primeras inquietudes como director y present√© en varios encuentros mis puestas en escena. Hoy, mi participaci√≥n all√≠ cobra otra dimensi√≥n, en este caso como metod√≥logo de teatro del Consejo Nacional de Casas de Cultura, mas, nunca he dejado de asistir a la cita.

Con esta primicia he intentado mirar con ojo indagador la edición XXXI correspondiente a este 2020, celebrado entre durante el mes de marzo, donde, quiero comenzar aplaudiendo que el programa se realzó con la inclusión de las esperadas presentaciones de las puestas en escena, tanto de la muestra nacional como la internacional; así como de talleres y actividades colaterales que complementaron y prestigiaron la cita.

El festival se mostr√≥ diverso, din√°mico e intenso. Entre las novedades de la programaci√≥n se puede resaltar la creaci√≥n de un nuevo espacio para la presentaci√≥n de performances, y para la ocasi√≥n nos visit√≥, por la parte cubana, el proyecto de David Valera con una intervenci√≥n titulada Ese tipo humano, enga√Īosamente civilizado; mientras que, por la parte extrajera, tuvimos la oportunidad de presenciar Observaciones, de la compa√Ī√≠a alemana Uniater/Fritzaho. Ello evidencia que los artistas aficionados tambi√©n se mueven en la b√ļsqueda de nuevos horizontes creativos, y la exploraci√≥n de nuevas tendencias y pr√°cticas esc√©nicas.

II

El festival recibió a 12 grupos de nueve provincias del país, ocho en calidad de competencia y cuatro de invitados. Nueve grupos extranjeros de cinco países llegaron hasta el enclavado municipio ubicado en el centro de Cuba: Portugal, Alemania, Italia, México y Colombia. Y, además, recibimos a Cheikn Okbaoui, el representante de la UNESCO en Argelia. Celebro que el festival recibiera una muestra extranjera amplia y de calidad, grupos que pertenecen a la Asociación Internacional de Teatro Amateur AITA, lo cual evidencia un interés puntual de los miembros por la parte cubana de que nuestros creadores dialoguen con otras experiencias.

La compa√Ī√≠a Xutil Teatro Circo de M√©xico, que dirige Yal√ļ D√©ciga, con el espect√°culo Las aventuras de Trapeador y Cotonete, fue una de las propuestas que sobresali√≥, poniendo a dos actores que interpretan a Cotonete y Trapeador, personajes creados para representar las m√°s diversas formas de andar e interactuar en la calle con los espectadores: protagonistas de un arte que incorpora, adem√°s, t√©cnicas del clown, circo. Tuve la oportunidad de verlos en Bejucal unos meses antes, en la jornada de teatro Blanca Becerra, y confieso que encontrarme de nuevo con ellos fue una dicha.

APERTURA DEL FESTIVAL. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ

Por su parte, en la muestra cubana imper√≥ el teatro de sala, no hubo esta vez grupos de teatro de calle, y solo uno fue de teatro de t√≠teres. Uno de los montajes que m√°s conmovi√≥ fue Terapia del sumidero, del grupo Teatro del Retorno, de San Antonio de los Ba√Īos, ante el cual, como mencion√© antes, el ¬ęavezado espectador fom√©ntense¬Ľ pudo disfrutar de un teatro experimental, y con una concepci√≥n diferente a lo que habitualmente se ha presentado en el festival. Desde un espacio alternativo en el patio del museo, reutilizado como escenario, emerge la reflexi√≥n de la propia obra, un ritual interpretado por dos actores con m√°scaras de pico de ave ‚ÄĒparecida a las que usaron los m√©dicos especialistas para tratar a aquellos que padec√≠an de la peste‚ÄĒ, el r√≠o Ariguanabo ‚ÄĒque nace y muere en el territorio del municipio‚ÄĒ, as√≠ como la relaci√≥n del hombre con la naturaleza. Estos son los pretextos espaciales que escoge Alexander Diego Gil para la representaci√≥n, un ritual que parec√≠a que nos estuviera advirtiendo sobre lo que d√≠as despu√©s lleg√≥ a la isla: una pandemia que aun el hombre no ha podido detener. No es casual que el grupo recibiera el Premio de Mejor Dise√Īo Escenogr√°fico, por la exquisitez de su concepci√≥n.

BK2. FOTO: ALAIN MIRA.

Solo dos mon√≥logos comparecieron en el festival. De la provincia de Las Tunas lleg√≥ el grupo La Corniza con el archiconocido argumento de Emelina Cundeamor, del importante dramaturgo Eugenio Hern√°ndez Espinosa, e interpretado por Beatriz Sabrina Ricardo. Con este texto, Hern√°ndez Espinosa, dramatiza una problem√°tica identitaria sobre inacabados procesos coloniales racistas, a√ļn vigentes en muchos microsectores de nuestra sociedad. La joven actriz logra mostrar a una mulata que expone entre comentarios sarc√°sticos, con un humor certero: el desmoronamiento de su matrimonio. Su director, Miguel √Āngel Amado, supo guiar a la actriz en una concepci√≥n que result√≥ concentrarse en el trabajo del actor, y para ello utiliz√≥ solamente una mesa, una silla, una peluca y otros objetos muy elementales con los cuales logra concentrar la acci√≥n, y que permiten vislumbrar la confluencia social del personaje; de ah√≠ que la actriz obtuviera el Premio a la Mejor Actuaci√≥n Femenina.

BK2 es el t√≠tulo del otro mon√≥logo que estuvo en competencia, a cargo del grupo habanero T√©‚ąíAtro, escrito y dirigido por Elio Fidel L√≥pez Vela, quien supo hallar, antes que todo, la verdad de un personaje en su accionar a partir del mismo verbo, y que el actor Iv√°n Collazo Garc√©s asumi√≥ con una madurez impecable. El texto muestra a un joven estudiante que para ganar dinero trabaja de transformista en un bar nocturno, el personaje establece un di√°logo con la realidad de muchos j√≥venes en el presente. El dormitorio de una beca es el espacio que ha escogido el director para desarrollar la acci√≥n. Iv√°n Collazo logra con intensidad ciertas atm√≥sferas para representar el universo del personaje a partir de las emociones que va desencadenando, cada recurso que encontr√≥ para su interpretaci√≥n lo hicieron ganador del Premio a la Mejor Actuaci√≥n Masculina.¬†

Cenital Teatro, grupo del municipio sede, presentó Pasaporte, una obra de Yunior García, texto que ha sido representado por varios grupos en el movimiento de artistas aficionados, pero, que, esta vez, el director Génder Hernández realizó un montaje sencillo, sin perder la estructura de la obra. El director logra una armonía en la escena que construye, básicamente, desde la concepción del espacio y los elementos que lo conforman, pues la escenografía tiene un impecable acabado constructivo que supo adaptar de manera funcional para cada una de las escenas.

En sentido general se aprecia un montaje en el que cada actor domina un registro de caracterización que atrapa al espectador y lo identifica, y ahí radica su principal arma. Merecido fue, entonces, que el jurado decidiera otorgarle el Premio a la Mejor Puesta en Escena.

III

Fue una idea loable que la cr√≠tica especializada estuviera por segunda vez en el evento. El prestigioso cr√≠tico e investigador teatral Jaime G√≥mez Triana, invitado especial a esta edici√≥n, opin√≥ a prop√≥sito: ¬ęCreo que los m√°s relevante definitivamente es el p√ļblico del evento. La cercan√≠a que todo el pueblo tiene al teatro. El festival tiene una gran relevancia en t√©rminos de lo que hace para la comunidad en particular. El pueblo tambi√©n lo espera, lo desea y contribuye a su √©xito¬Ľ. G√≥mez Triana realiz√≥ un taller de cr√≠tica, que constituy√≥ un espacio id√≥neo para la superaci√≥n t√©cnica de los directores, actores, instructores y metod√≥logos que asistieron al certamen. Otro taller que se efectu√≥ y que los participantes agradecieron fue ¬ęEjercicios escriturales para mundos m√≠nimos¬Ľ, impartido por la maestra Blanca Felipe Rivero.

ENTREVISTA. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ.

El evento contin√ļa la tradici√≥n de programar presentaciones a las comunidades, barrios y escuelas del municipio. El Juglar del Cisne present√≥ la obra de t√≠teres Beatriz y los Papas Malvas en la comunidad de J√≠quima, donde los ni√Īos y toda la familia pudo disfrutar de esta agrupaci√≥n de Pinar del R√≠o, por los resultados y el amplio repertorio que han venido desarrollando en la modalidad de teatro de t√≠teres, este grupo es ya un referente importante en el pa√≠s.

Positivo fue invitar de nuevo a la Compa√Ī√≠a Teatral La Andariega, de la provincia de Camag√ľey, de una marcada participaci√≥n en la historia de este encuentro anual. En esta ocasi√≥n present√≥ Cuentos de Palacio, con una gran aceptaci√≥n por parte el p√ļblico. Resulta v√°lido destacar las actuaciones de ni√Īos que hacen teatro con una verdad y calidad art√≠stica en la escena.¬†¬†

TALLER DE LA CR√ćTICA. FOTO: ALEJANDRO MEN√ČNDEZ

Para esta edición en especial se creó una comisión curatorial que realizó una audición a los grupos por las provincias del país para seleccionar la muestra nacional. Y es que realizar un evento de esta magnitud requiere del esfuerzo y la dedicación de los organizadores que, en cada proceso, antes y durante el festival, deben mantener el diálogo cómplice, para poder continuar realizando mejores ediciones.

Me gustar√≠a terminar invitando a una reflexi√≥n, y es que un festival de tanta significaci√≥n para el movimiento de artistas aficionados del pa√≠s, y con tan honda marca identitaria en los pobladores de Fomento, amerita que se pueda construir una sala de teatro en la Casa de Cultura con recursos t√©cnicos m√≠nimos, como equipos de luces y de audio. Ello facilitar√≠a poder invitar grupos de la vanguardia art√≠stica que han mostrado su inter√©s por participar del evento, pero se han visto limitados, precisamente, por estas cuestiones t√©cnicas. Grupos y espect√°culos que, sin dudas, prestigiar√≠an nuestro Festival Nacional de Teatro ¬ęOlga Alonso¬Ľ.


Pablo Alejandro Su√°rez Marrero: ¬ęVuelvo a mis or√≠genes¬Ľ

Recuerdo con nostalgia aquellos tiempos de la infancia en que Pablo Alejandro Su√°rez Marrero y yo jug√°bamos en los jardines de la Escuela Elemental de M√ļsica Alejandro Garc√≠a Caturla. Nos un√≠a no solo la amistad, sino igual pasi√≥n por el mundo de la literatura y el arte. Los a√Īos han pasado y la amistad ha adquirido nuevas formas, m√°s hermosas y pulidas gracias a las memorias que compartimos. Pablo es un excelente flautista, profesor e investigador. Su creaci√≥n posee todas las esencias de Cuba, esencias que Pablo mismo reconoce mestizas. Esta entrevista es nuestro viaje de regreso a la infancia y mi deuda personal con un amigo al que hecho mucho de menos.

Como artista e investigador interdisciplinario, ¬Ņsientes que el arte, en sus diversas manifestaciones, se encuentra enraizado en la naturaleza del ser que eres?

Desde hace un tiempo pienso que el arte es una forma particular de producción subjetiva, por lo que creo que es parte sustantiva de mi ser y uno de los determinantes de mi existencia. A su vez, también considero que es sustancial al quehacer diario de cada uno de los seres humanos, con mayor o menor función estética. Esa noción de arte es una de las diferencias sustanciales entre nosotros, los demás seres vivos y la naturaleza toda. Soy artista, y creo que es una de las pocas cosas que jamás podré dejar de ser.

¬ŅPiensas que el rigor investigativo es variable o d√©bil entre los miembros de nuestra generaci√≥n?

Esta es una pregunta dif√≠cil. Creo que, entre los miembros de nuestra generaci√≥n, el rigor investigativo es variable y tiende a la baja. Lamentablemente a√ļn existen juicios de valor negativos hacia la investigaci√≥n de/para/desde el arte. Muchas veces me encuentro con instrumentistas, compositores, directores de orquesta e ingenieros de sonido que durante sus formaciones profesionales no cursaron materias relacionadas con la investigaci√≥n musical. Ello, a la larga, demerita su quehacer diario, que se ver√≠a enriquecido con la aplicaci√≥n de m√©todos, t√©cnicas y herramientas propias del quehacer cient√≠fico. Ambos saberes, lo te√≥rico y lo pr√°ctico, no deber√≠an estar divorciados, pues ambos forman parte de los procesos creativos. Existe una intenci√≥n de revertir esa realidad desde la Universidad de las Artes (ISA), ojal√° se concrete, para que el rigor investigativo no sea privativo de perfiles terminales como musicolog√≠a, teatrolog√≠a y danzolog√≠a.

Tus horizontes creativos han asumido nuevos m√°rgenes simb√≥licos, geogr√°ficos y de pensamiento, ¬Ņcu√°les son las rutas en las que hoy en d√≠a te encaminas?

cortesía del entrevistado

Sin dudas vuelvo a mi origen. Como sabes, soy matancero y mestizo,¬† condiciones que asumo como altos valores. Tuve la suerte y fortuna de coincidir contigo y otros j√≥venes creadores actuales en el conservatorio Alejandro Garc√≠a Caturla y despu√©s en la Escuela Nacional de M√ļsica, as√≠ como tuve de colof√≥n para mi formaci√≥n profesional cubana el Colegio Universitario San Ger√≥nimo de La Habana. Posteriormente, vine a M√©xico a estudiar la Maestr√≠a en Artes en la Universidad de Guanajuato como becario del Consejo Nacional de Ciencia y T√©cnica de este pa√≠s. Esto me posibilit√≥ abrir un horizonte de expectativas hacia expresiones culturales diversas.

No solo enfrentarme a las diferencias de una nueva realidad, sino a la posibilidad de construir una carrera personal y profesional desde un punto inicial. En Cuba hac√≠a much√≠simas cosas al d√≠a, fundamentalmente labores de docencia, investigaci√≥n, gesti√≥n e interpretaci√≥n del patrimonio musical. Actualmente lo sigo haciendo, pues ya sabes que disfruto hacer lo que hago; por lo que ‚Äúle echo ganas‚ÄĚ, como dicen por ac√°.

Sabr√°s que mis rutas son diversas pero convergentes: estudio el Doctorado en Artes en la misma universidad mexicana que me acogi√≥ como estudiante de posgrado y que me ha dado la posibilidad de integrarme al claustro docente de su departamento de M√ļsica y Artes Esc√©nicas como profesor a tiempo parcial. A la misma vez, desde hace un a√Īo tambi√©n imparto clases en la Escuela de M√ļsica de Le√≥n, en otra ciudad del mismo estado, lo que me hace disfrutar la posibilidad de viajar. Desde mediados del 2018 funjo como coordinador-redactor principal en El Filarm√≥nico, y he estado colaborando como flautista en diferentes agrupaciones de m√ļsica de c√°mara y sinf√≥nica.

Como redactor principal de El Filarm√≥nico, un espacio virtual para reflexionar sobre la escena musical actual, ¬Ņhasta qu√© punto sientes que la cr√≠tica establece un precedente art√≠stico a seguir? ¬ŅC√≥mo se puede combatir, desde la creaci√≥n, el mal gusto y la banalidad creativa?

El Filarm√≥nico surge en el 2018 como una inquietud de reflexionar sobre la escena musical actual. Entendemos que es necesario documentar el quehacer musical de hoy para que sea estudiado con posterioridad, teniendo en cuenta las distancias hist√≥ricas. Y esto yo no lo encontraba ni en la prensa, ni en los sitios web del √°mbito cultural. Lo que naci√≥ como proyecto personal ha crecido mucho en apenas dos a√Īos, ahorita es una plataforma de informaci√≥n, comentarios y art√≠culos sobre m√ļsica con un sitio web y presencia en las redes sociales, ¬†en la que se vinculan publicaciones especializadas con acciones de investigaci√≥n y gesti√≥n de eventos acad√©micos. Para ello, se cuenta con un¬†equipo de trabajo en el que convergen profesionales de la cultura, la m√ļsica y el marketing digital, as√≠ como un n√ļmero variable de estudiantes de programas especializados en la pr√°ctica musical.¬†

A pesar de que estos alumnos cursan la materia de Cr√≠tica Musical, ven en ello pocas posibilidades laborales, pues no existe el medio especializado para ese ejercicio profesional. A pesar de que la cr√≠tica puede sentar precedentes art√≠sticos, tambi√©n ha estado en crisis durante demasiadas d√©cadas, dir√≠a yo; por lo que su alcance y prestigio profesional es poco o casi nulo. Casi siempre les digo a los alumnos que desean hacer sus pr√°cticas en El Filarm√≥nico, que la cr√≠tica musical deber√≠a estar enfocada a la creaci√≥n y educaci√≥n de p√ļblicos en una primera instancia; pero de escuchas conscientes con herramientas operativas, que les permitan cuestionar con respeto los diferentes gustos musicales y asumir como propias aquellas expresiones que les sean afines.¬†

En la producci√≥n del pensamiento simb√≥lico de la naci√≥n llamada arte, de la cual todos los creadores somos habitantes, ¬Ņcu√°les crees son los necesarios cambios, accidentes o evoluciones que necesitamos llevar a cabo?

cortesía del entrevistado

Fíjate que desde la segunda mitad del siglo XX se han estado produciendo cambios y accidentes en el pensamiento simbólico sobre el arte, de los cuales no hemos sido totalmente conscientes ni partícipes. Como todo proceso histórico, toma tiempo que se afiance en la sociedad, se acepten sus aportes y se desestimen aquellos aspectos que no se adecuan a realidades diferentes de las que germinaron.

Entre otros quisiera hacer √©nfasis en cuatro cambios provenientes de las ciencias sociales y human√≠sticas que impactaron y a√ļn producen quehaceres en las artes: el giro ling√ľ√≠stico y su influencia en el an√°lisis de la historia; el giro performativo y el entendimiento de lo teatral en el quehacer social; el giro decolonial y sus planteamientos culturales sobre las relaciones de poder; as√≠ como el giro sensorial y el creciente cambio de estudio sobre el ser humano como ser sensapiente. Entonces, en par√°frasis de nuestro sabio Fernando Ortiz: conocer para pensar, pensar para hacer y hacer para cambiar.

Lo interesante de todo ello es que Cuba ha sido vanguardia en dos de estos ‚Äúaccidentes‚ÄĚ: el giro ling√ľ√≠stico y la influencia de los Anales franceses en la Escuela de Historia de la Universidad de La Habana; as√≠ como el giro decolonial con la publicaci√≥n de M√ļsica y descolonizaci√≥n (1982), de Leonardo Acosta.

Tus √°reas de inter√©s investigativo y creador abarcan la interpretaci√≥n cr√≠tica de las relaciones entre m√ļsica y humor en la escena popular, los estudios de performance y la etnomusicolog√≠a en Am√©rica Latina, el Caribe y Cuba. ¬ŅConsideras que el arte es un inmenso corpus en el que se entroncan las diversas manifestaciones, y que es posible la pretensi√≥n de analizarlo como un todo, o apuestas por una investigaci√≥n que vaya a lo particular, al fen√≥meno en s√≠?

En síntesis, creo que el arte es un inmerso reflective corpus que se expresa en lenguajes artísticos particulares, pero cuya mayor riqueza radica en las relaciones y redes que tejen ese todo expresivo. A la hora de analizarlo, por cuestiones operativas y limitaciones propias, apuesto por objetos de estudio con limitaciones tempo-espaciales; pero siempre intento agotar su multidimensionalidad y entender las relaciones con un todo mayor.

La escena popular ha sido el espacio donde se expresan los m√ļsico-humoristas que estudio, los estudios de performance me han servido como herramienta interdisciplinaria para abordar sus creaciones y la etnomusicolog√≠a como soporte disciplinar normado. Las relaciones entre estos sintagmas que, en apariencias, parecieran dispersos, me han llevado a un abordaje transdisciplinar y a una superaci√≥n constante de mis propios l√≠mites epist√©micos.

La m√ļsica, el humor y la cr√≠tica social han sido objeto de tus an√°lisis en no pocas publicaciones, ¬Ņde qu√© manera sientes que la risa, la que provoca la sonrisa amarga o agridulce, la cr√≠tica que se sostiene en un discurso aut√≥nomo, puede provocar microcambios estructurales en el pensamiento de una naci√≥n o de una comunidad?

Por nuestra condición histórica de trashumantes, la personalidad del ser latinoamericano es generalmente porosa y permeable. Ello hace que la risa altisonante y agridulce, propiciada desde el humor musical, sea uno de los factores que nos permitan adecuarnos al entorno social cada vez más cambiante. En un contexto de [g]localización cultural creciente, la risa cumple una doble función social: como válvula de escape y como crítica a las dolencias de los pueblos. En ese sentido dialéctico y a nivel microsocial, la risa puede provocar cambios estructurales en el pensamiento o reproducir patrones de conductas estructuradas en sociedad. Pues el que ríe provocado por un humor inteligente, casi siempre cuestiona a su realidad, no solo como partícipe del chiste. Entonces puede convertirse en un agente social para el cambio, siempre interpelado por la risa como resiliencia y capacidad de adaptación al medio.

Entonces coincides en que desde el humor se han hecho, históricamente, las críticas más descarnadas hacia la realidad social que nos ha tocado vivir…

El humor muy pocas veces se ha tomado en serio, realidad que han vivido los humoristas en sus m√°s variados lenguajes art√≠sticos y, por extensi√≥n, los que nos dedicamos a estudiarlo desde la academia. En pocos pa√≠ses, como Cuba, Espa√Īa y el Reino Unido, se les ha dado un espacio institucional y un marco propicio para su desarrollo. Sin embargo, no es suficiente lo hecho, se sigue perpetuando la idea del humor como arte liminal. Esa situaci√≥n contextual hace que el humor, como expresi√≥n humana, sea cr√≠tico, √°cido, duro hacia una realidad social que lo margina.

Desde el punto de vista art√≠stico, considero que ah√≠ radica su riqueza creativa y debilidad: el reinventarse en un contexto que lo quiere poco o nada. Riqueza porque, cada un tiempo relativamente corto, los humoristas crean nuevos recursos discursivos que los ayudan a mantenerse en un medio agreste. Debilidad, pues es muy dif√≠cil que las expresiones humor√≠sticas sean perecederas, a no ser que sean documentos; de ah√≠ la importancia de un quehacer acad√©mico. Recordemos que no pocos humoristas han muerto por hacer re√≠r al p√ļblico, fundamentalmente a ese sector radicalizado e intolerante con la diversidad expresiva.

¬ŅHasta qu√© punto la intertextualidad en el humor nos permite una revisitaci√≥n de la historia?

cortesía del entrevistado

Las cosas de la vida: en un primer momento llegu√© a los estudios del humor por querer buscar la historia de vida de mi abuela materna. Ella, profesora de Teor√≠a de la m√ļsica ‚ÄĒque creo tuviste la oportunidad de conocer‚ÄĒ me hablaba de su juventud y de las puestas en escena del Conjunto Nacional de Espect√°culos en el Teatro Karl Marx de La Habana, fundamentalmente del G√©nesis seg√ļn Virulo y de La esclava contra el √°rabe. Realmente, yo me re√≠a de sus an√©cdotas y cuentos, as√≠ como simpatizaba con las canciones hilarantes que ella intentaba reproducir desde su memoria. En un segundo momento, durante una estancia acad√©mica que realic√© en M√©xico, el profesor que me acogi√≥ me habl√≥ de Alejandro Garc√≠a (Virulo), me puso a escuchar su discograf√≠a y enriqueci√≥ cada tarde de ese verano del 2015 con apreciaciones m√ļsico-contextuales del cubano.

Te hago estas dos an√©cdotas porque el humor fue mi ventana abierta a descubrir el pasado reciente de nuestra historia y m√ļsica nacionales, una relator√≠a que yo solo conoc√≠a de forma parcial y que se vio alimentada por las vivencias de receptores hist√≥ricos de dentro y fuera de la Isla. Ya planteado el marco contextual y asumido el humor como objeto de estudio viable, empiezo a escudri√Īar en los mecanismos creativos de este cantautor cubano, fundador del Movimiento de la Nueva Trova, miembro y posterior director del Conjunto, y fundador de lo que despu√©s ser√≠a el Centro Promotor del Humor. Una de sus principales herramientas es la intertextualidad, y aquello me pareci√≥ un d√®j√° vu; volv√≠ a vivir una y otra vez lo que ya me hab√≠a sucedido en mi propia experiencia, yo ten√≠a una apropiaci√≥n intertextual de su cancion√≠stica, que a su vez es tambi√©n intertextual.

Entonces s√≠, el humor permite revisitar la historia cuantas veces sea necesario; ya sea porque el humorista adecua su performance a los diferentes escenarios y contextos sociales, o porque los espectadores nos apropiamos del mismo performance en diferentes momentos de la vida. Ambos, creador y p√ļblico, continuamente resignificamos nuestras relaciones con el humor de m√ļltiples formas, pero expresamente intertextual.

Tu formaci√≥n primigenia como flautista, ¬Ņhasta qu√© punto sigue hoy presente en tu vida creativa y c√≥mo se entronca con tus actuales objetos de estudio?

Sin dudas, no ser√≠a lo que soy sin haber estudiado flauta, y debo asumirla como una cuasi iniciaci√≥n dionisiaca al pensamiento musical. Como int√©rprete, en Cuba tuve la oportunidad de colaborar con conjuntos de c√°mara y con la Orquesta Sinf√≥nica Nacional, en una o dos ocasiones. Mientras que en M√©xico fundamentalmente me he desenvuelto en la m√ļsica de c√°mara, y ya ahorita, como integrante del Guanajuato Flute Studio y como flautista invitado por la Orquesta Sinf√≥nica de la Universidad de Guanajuato.

Esta variada experiencia como intérprete me llevó a cuestionarme lo que soy como persona, y entender que soy flautista, mientras que la docencia e investigación han sido caminos oportunos y, si quisiéramos, estables para insertarme en la sociedad profesional.

Claro está, las relaciones entre los tres ámbitos me han conducido a replantear la interpretación de nuevos repertorios, estrenar obras de jóvenes compositores que no me hubiera atrevido a realizar en otro momento, y me han ayudado a entenderme como performer, con las implicaciones que ello conlleva en el diario. A su vez, estudiar el humor me permite entender las ironías, parodias y sarcasmos que conforman nuestras realidades.

cortesía del entrevistado

Esta pregunta es quiz√°s la m√°s personal de todas, y por eso la he reservado para el final de la entrevista. Yo recuerdo muy bien al ni√Īo que fuiste y veo con orgullo (e inmensa alegr√≠a) los caminos que has transitado. Esa pasi√≥n primigenia por el arte que naci√≥ en las aulas de la Escuela Elemental de M√ļsica Alejandro Garc√≠a Caturla, ¬Ņsientes que fungi√≥ como un hilo conector en tu vida creativa?, ¬Ņqu√© recuerdos perdurables te has llevado de esa experiencia?

‚ÄúCaturla‚ÄĚ, como siempre le llamamos por vagancia l√©xica, fue el detonante de una personalidad inquieta, creativamente hablando, y diferente. Participar de los talleres literarios de la profe Ana Luz de Armas me inici√≥ en los placeres de la escritura y me dio la posibilidad de compartir con creadores de mi generaci√≥n que aprecio y valoro, entre los cuales est√°s t√ļ en primer plano.

Pero, sobre todo, estudiar en el Conservatorio, después en la ENA y luego en San Gerónimo me inculcaron el tesón de hacer lo que me gusta por sobre todas las cosas: luchar por ver una obra musical terminada, una escala melódica lo mejor tocada posible, un ensayo académico publicado en alguna revista y la satisfacción de que los estudiantes entiendan el poco conocimiento que puedo trasmitirles en mis clases.

Experiencias hay bastantes [y unas lagrimitas tambi√©n], pero los recuerdos pasan por tocar mucha m√ļsica y disfrutar cada momento con amigos; personas que se han quedado para toda la vida y que, al vernos en una guagua, en la cola del Coppelia o simplemente encontrarnos de casualidad en alguna de las calles habaneras, nos sigamos saludando como si los a√Īos no hubieran pasado: nos ponemos al d√≠a con pocas palabras, y yo siento que nos relacionan algo m√°s que espacios geogr√°ficos y lugares comunes.


Del golpe al verso (+ fotos)

Jennifer nunca hab√≠a visto a una viejita desnuda. Degar desconoc√≠a el mundo de un asilo. Leinier no imaginaba tanta tragedia encajada en la memoria de las personas. Solo un poeta como C√©sar Vallejo cre√≥ la palabra que contiene la vivencia m√°s ‚Äútrilce‚ÄĚ de sus vidas.

Todav√≠a sienten esa mezcla de triste con dulce, el sabor fijado al pecho por la estancia en el hogar Manuel Ram√≥n Silva, donde ayudaron a cuidar durante 15 d√≠as a 246 ancianos de Camag√ľey. En la sexta provincia m√°s envejecida de Cuba, uno de cada cinco habitantes sobrepasa los 60 a√Īos de edad.

Degar-Foto cortesía Golpe a golpe

Los j√≥venes llegaron en plena cuarentena como parte del grupo de 13 artistas en nombre de Golpe a Golpe, el proyecto sociocultural que en diciembre cumplir√° 14 a√Īos de b√ļsqueda y de abrazo al alma de comunidades vulnerables. Celebrar√° 20 si se cuentan sus antecedentes como Pista Abierta, tambi√©n concebido y dirigido por el promotor cultural Yunielkis Naranjo Guerra.

foto cortesía Aymée Amargós

Jennifer Collymore Torres, la cantante de pop con ocho meses en la agrupaci√≥n, qued√≥ en trance cuando le dijeron ‚Äúey, ven a ac√°, debes ayudar a secarlas y a vestirlas‚ÄĚ. La lista fue honda como las urgencias de aquellos rostros con miradas perdidas y encontradas.

Degar Humberto Puentes Hern√°ndez se impact√≥ desde el primer pie dentro del amplio edificio de 1878. La beca para √©l equival√≠a al recuerdo del servicio militar. Otra vez dejar√≠a de ver a los suyos por un tiempo bien finito, pero aun hoy, ya en su casa, sigue angustiado. Se imagin√≥ en el espejo de ejecutantes del saxof√≥n y de la percusi√≥n que conoci√≥: ‚ÄúNadie quiere estar lejos de la familia‚ÄĚ.

Leinier Paredes Rosales s√≠ llevaba en el equipaje de cantante y humorista claves contra la desolaci√≥n. Por sus ocho a√Īos en Golpe a Golpe pudo colaborar durante 15 d√≠as en el Esmeralda devastado por el cicl√≥n Irma en 2017. Con sus colegas de entonces limpi√≥ el pueblo bajo el sol y gan√≥ aplausos en noches de apag√≥n. Para todo hab√≠a remedio all√°, pero no para las historias topadas aqu√≠ de muerte de hijos y de padres abandonados.

foto Cortesía de Aymée Amargós

Otro guion construyeron para la din√°mica del grupo: madrugar, cargar el agua para el ba√Īo, alimentar, escuchar y comprender. En las tardes, a eso de las tres, una sala romp√≠a la rutina como escenario para el arte de los muchachos. Se sab√≠an con talento para la magia, la danza, el humor y la m√ļsica. Durante la estancia probaron su capacidad para ser buenas personas.

El doctor Yuri Emilio Copa Ruiz, director del hogar, calific√≥ de maravilloso el trabajo de los j√≥venes artistas. Se infiere el alivio por entretener a los aptos, como identifica a los ancianitos que sol√≠an pasear por la ciudad y llevan tres meses sin poder salir. El 28 de mayo entr√≥ el segundo grupo de j√≥venes, del proyecto Abriendo brechas, extensi√≥n de Golpe a Golpe en la c√©lula de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Florida. Ese relevo de 14 sum√≥ a la oferta la proyecci√≥n de audiovisuales y una pe√Īa danzonera.

Leinier -foto Cortesía de Aymée Amargós

En cuanto a los primeros, Jennifer hasta gan√≥ el nombre de Agustina. As√≠ la llamaba una se√Īora con sed de permanente compa√Ī√≠a. La chica nerviosa de 18 a√Īos logr√≥ un estado de bienestar. Con Degar, tres a√Īos mayor, cantaba a d√ļo para calmar a quien echaba a llorar por contar sus penas. Ella se despidi√≥ con estilo de pop y √©l con su rap titulado El amor es fuerte.

A sus 29 a√Īos, Leinier tiene una coraza con zonas sin blindaje. Lo comprob√≥ con el alud de tantos relatos, aunque dio con la cura en los poemas, los chistes y el cantar de los propios ancianos en una instalaci√≥n de salud donde varios est√°n cerca de cumplir el centenario: ‚ÄúEcho de menos a esas viejitas‚Ķ‚ÄĚ

foto cortesía Golpe a golpe

La imagen de arrugas queribles afianza el sentido de la vida para ese grupo de jóvenes. Mayo significó una inmersión cada vez más profunda a la raíz de un proyecto de creación fundado para andar del golpe al verso.

Leinier-Foto cortesía Aymée Amargós

hogar de ancianos Manuel Ramón Silva/
Foto cortesía de Aymée Amargós