Audiovisual


Desde el audiovisual, Rostros del Alma que combaten la COVID-19

El perfil institucional en Facebook de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Guantánamo socializa por estos días la serie de cápsulas audiovisuales, Rostros del Alma, la cual compila seis testimonios de médicos y creadores guantanameros que enfrentan la COVID-19 con su labor humanista, desde instituciones de salud y centros de aislamiento en esta oriental provincia.

Rostros del Alma es un proyecto conjunto de la organización que agrupa a los jóvenes creadores en el territorio, (AHS),la Dirección Provincial de Cultura y la Productora Audiovisual Independiente OL’LEYO, que lidera el realizador Leandro Michel Romero.

La serie muestra en un material de corta duración, las experiencias de vida de artistas guantanameros, desde diferentes perspectivas de acción, que de manera altruista se sumaron a colaborar en el enfrentamiento a la pandemia, entre ellos el percusionista Rodelkis Barbier Sanregré, trabajador de la Escuela de Danza Alfredo Velázquez, la cual funciona como una extensión del Hospital Pediátrico Provincial.

De igual modo las cápsulas registran los testimonios del rapero y miembro de la AHS en la provincia, Luis Ollantay Sánchez, El Peregrino, voluntario en el centro de aislamiento ubicado en la Universidad de Guantánamo, así como el de la virtuosa actriz e integrante del grupo humorístico Komotú, Ana Chelys Matos, quien relata la vivencia de padecer junto a su pequeño hijo esta peligrosa enfermedad

Las cápsulas, con idea original y guion de los jóvenes creadores Jessica Elías y Carlos Urgellés, revelan también las experiencias de los galenos guantanameros Geanny Gómez Cachimaille y Leonardo Fernández Fernández, integrantes de la Brigada Médica Cubana Internacionalista Henry Reeve, y ambos profesionales encargados de dirigir dos centros de atención a pacientes con COVID-19 en la provincia.

Por otra parte, esta serie audiovisual se acerca al quehacer del joven periodista del Telecentro Solvisión, Miguel Reyes Mendoza, quien comparte también en este material audiovisual lo que para él representa asumir el ejercicio de su profesión en el contexto pandémico.  

El proyecto Rostros del Alma surge a raíz de la convocatoria de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de rendir merecido tributo y reconocimiento al personal de la salud, de apoyo y voluntarios que luchan contra la COVID-19 en toda la nación, y como iniciativa de la membrecía de esta organización en Guantánamo, de contar desde el lenguaje audiovisual las historiasy vivencias de estos VALIENTES.

*Tomado de Radio Guantánamo.


Dibujando la melodía en la pantalla

Los niños tendrán a Edelis Loyola y su música en casa, para aprender cantando y jugando. Esto gracias a realizadores audiovisuales holguineros de los proyectos Ángulo Ancho y Taguabo, quienes conforman una serie de cápsulas de seis a 10 minutos de magia sonora.

[+]


Dice el musgo que ilumina

Otra vez se unen Ediciones La Luz, la Compañía de Narración Oral Escénica Palabras al Viento y el Centro Cultural Casa del Cuento, de la ciudad de los parques. Captados por el equipo Wildesigners Productions, que encabeza Gerardo Perdomo, se realizaron diez cortos donde cobran vida una decena de textos del volumen, encarnados por actrices y actores de la Compañía.

[+]


Rey Montalvo: Discurso de Primavera es un concierto de la amistad (+videos)

Desde el acogedor teatro del Museo Nacional de Bellas Artes, Rey Montalvo Vasallo offreció un concierto íntimo al que todos y todas podemos asistir a través de la magia del audiovisual. Discurso de Primavera, el tercer álbum de este joven cantautor cubano, matancero, ya está disponible en las plataformas digitales de la música, entre ellas Sandunga, disponible para Cuba.

[+]


El Mirón Cubano: magia de papel y música (+Video)

El grupo de teatro El Mirón Cubano lleva su magia más allá de los límites de la Atenas de Cuba, esta vez no invade las calles o encanta las salas de teatro. Conquista Internet y lo vuelve su escenario. Rocío Rodríguez Fernández, su directora general, cuenta los detalles de una de sus iniciativas, la creación de videos musicales que acompañan las piezas de diferentes cantautores cubanos para niños:

¿Cómo han sido para el grupo estos días de repunte de la pandemia en Matanzas?

Duros, realmente duros. La pandemia dejó de ser esos números que cada mañana nos comparte el doctor Durán para convertirse en amigos, familiares, compañeros y en pérdidas, pérdidas cercanas. Y cuando hablo de pérdidas me refiero desde el dolor agudo de una despedida, hasta la pérdida de la fe, la fe en un final cercano para el dolor.

En nuestro grupo, para mantener activa la creación, construimos ventanas, ventanas de sueños, sobre todo para los niños. Ventanas que los encanten, que los diviertan, que los envuelvan, que los abracen. De ahí nacieron nuestras series y nuestros audiovisuales de canciones infantiles inspirados en cantautores cubanos que han dedicado música para los pequeños.

De ser un grupo de teatro callejero, un poco juglar y que interactuaba en directo con su público, se han volcado a las redes sociales, ¿qué ha implicado esto en sus dinámicas creativas?

Ha implicado un camino de aprendizaje constante. Nos hemos dado la posibilidad de explorar técnicas, de complementar conocimientos que en la rutina tan fuerte de programación presencial que teníamos en la llamada normalidad, sería muy difícil de lograr.

Nuestra agrupación alternaba las presentaciones en calle con las funciones en sala, por lo cual muchas veces hacíamos varios espectáculos en un mismo día, en lugares diferentes.

Hoy pienso que las redes sociales se convirtieron en un instrumento que, más allá de las etapas de confinamiento, permanecerán en nuestras proyecciones. Y aunque de forma aún limitada, logramos conectar con los niños y hacerlos participar en dinámicas como pintar, escribir, contar cuentos. Esto también ha implicado un crecimiento para probar diferentes técnicas de acompañamiento de los materiales audiovisuales que posibiliten la interrelación.

Hemos visto videos musicales que emplean elementos del teatro de papel y una ternura e ingenio admirables, ¿cómo surgió esta idea?

Ya habíamos tenido experiencias en el teatro de papel, en nuestras dos últimas propuestas espectaculares. Es un universo que nos enamora y sorprende continuamente por su sencillez, fragilidad y las tantas posibilidades expresivas que brinda.

Es muy emocionante ver a los actores despertar con sus manos cada elemento. La llegada a nuestra agrupación de un diseñador amante del dibujo nos permitió conquistar sueños de la infancia y de la vida profesional. Porque el papel y el dibujo son cercanos a los niños y eso queríamos, jugar como niños para el disfrute de nuestros niños, con la misma pasión, con el mismo ingenio que ellos desbordan.

Entre los músicos que han sido tocados por la magia de El Mirón se encuentra la holguinera Edelis Loyola. De su repertorio el tema escogido “La canción del abuelo”.

Edelis Loyola, es una persona muy especial. Agradezco a Rochy Ameneiro haberme dado su contacto y que hoy sea parte de nuestro equipo. “La canción del abuelo” fue un viaje para nosotros, un viaje hacia nuestros abuelos, sus recuerdos, sus legados. La música de Edelis tiene esa cubanía que emociona, que transpira y para nosotros ese ritmo de tradición con el que sabe tan rico crecer. Con el que me gustaría creciera mi hijo y tantos otros niños cubanos.

En las entregas audiovisuales recientes es posible encontrar recursos del teatro de papel empleados con ternura e ingenio ¿cómo ocurre el acercamiento a esta técnica?

Ya habíamos tenido experiencias en el teatro de papel, en nuestras dos últimas propuestas espectaculares. Es un universo que nos enamora y sorprende continuamente por su sencillez, fragilidad y las tantas posibilidades expresivas que brinda. Es muy emocionante ver a los actores despertar con sus manos cada elemento. La llegada a nuestra agrupación de un diseñador amante del dibujo nos permitió conquistar sueños de la infancia y de la vida profesional. Porque el papel y el dibujo son cercanos a los niños y eso queríamos, jugar como niños para el disfrute de nuestros niños, con la misma pasión, con el mismo ingenio que ellos desbordan.

¿Quiénes integran el equipo de realización?

Somos un equipo diverso, actores, músicos, atrecistas, costureros, fotógrafos, promotores, diseñadores, directores artísticos. Todos amamos lo que hacemos y extrañamos con fuerza estar sobre el escenario, estar cerca del público.

Esta experiencia nos ha mantenido unidos, nos ha dado razones para continuar la creación. Nuestro equipo se ha complementado con cantautores muy especiales y queridos que nos han confiado sus canciones y eso ha hecho crecer nuestra familia teatral.

¿Qué retroalimentación han recibido del público?

El cariño, los dibujos, los escritos, los audios de los niños son la fuente que nos despierta. Porque, entre tanto dolor, su energía es valor, el valor que mueve a un artista a subirse a escena, a construir una imagen viva.


Contar la historia del arte joven, desde el audiovisual

El documental Más allá del pórtico, 35 años de la Asociación Hermanos Saíz, y las cápsulas promocionales Reminiscencias, dedicadas a revisitar la historia, trayectoria, quehacer y trascendencia de esta organización, a partir del testimonio de sus miembros en Guantánamo forma parte de los preparativos que alista la provincia para conmemorar el cumpleaños de la AHS a nivel nacional, a celebrarse el venidero 18 de octubre.

Dayamis Rodríguez de la Cruz, vicepresidenta de la Asociación en el Alto Oriente Cubano, explicó a Venceremos que las propuestas son el resultado de una colaboración iniciada en febrero de este año, con la casa productora Charabia, bajo la dirección artística del reconocido realizador Pedro Gutiérrez, y con Alejandro Lloga en las cámaras, así como en la edición y postproducción.

“La idea es crear materiales que contribuyan a salvaguardar la memoria colectiva de la organización, al mismo tiempo que se visibilice la AHS en Guantánamo, en el resto del país y en el mundo, pues servirán como herramientas para divulgar el devenir de la vanguardia de jóvenes artistas tanto en plataformas digitales como tradicionales”, aseguró Rodríguez de la Cruz.

Sobre las cápsulas comentó que se centran en entrevistas a los presidentes de la Asociación como Ana Iris Aranda Pillot, Eldys Baratute Benavides, Alexander Beatón Galeano y Norma Rodríguez Derivet, quienes testimonian sobre la significación de la AHS para su vida profesional, pero además valoran desde perspectivas diversas los aportes al desarrollo cultural de la provincia.

En el caso del documental, además de la visión de los presidentes asociados, también se cuenta con la visión de miembros con resultados de mérito en la organización y personalidades gremio artístico e intelectual tales como Carelsy Falcón Calzadilla (también fue presidenta de la AHS en el territorio), el crítico Jorge Núñez Mote (presidente de la filial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba), la poetiza Mireya Piñeiro, el actor Yosmel López Ortiz y el escritor Yordis Monteserín, entre otros.

Más allá del pórtico continúa la línea de otros jóvenes creadores guantanameros como Adriel Bosch y Antonio Ernesto Planos, quienes hace un lustro intentaron compilar parte de la historia de la AHS en una multimedia.

Gestados en situaciones extraordinarias, debido a la COVID-19, el proceso de creación de los audiovisuales ha sido totalmente atípico, según confesó Rodríguez de la Cruz, pues obligó a repensar las dinámicas de producción, trabajar con un equipo de solo tres personas más el entrevistado, cuidar, además de la calidad del producto, de las distancias y las medidas higiénico-sanitarias, para no exponerse demasiado al peligro, pero se logró avanzar.

“Ha valido la pena el esfuerzo -agregó la vicepresidenta- una vez visto el resultado, con las memorias compartidas y las anécdotas, estamos seguros que será muy interesante para el público por la emotividad que encierran esas vivencias, incluso de quienes desde la distancia aún recuerdan y añoran a la AHS guantanamera”.

Sobre el estreno de los productos comunicativos, la también crítica de arte adelantó que se prevén en dos etapas.

Primero los promocionales Reminiscencias, que se mostrarán en el marco de la 45 edición de la Jornada de la Canción Política, a principios de agosto venidero. Lo ideal sería hacerlo de manera presencial pero en caso de persistir la contingencia sanitaria, se exhibirán las cápsulas en las plataformas digitales de Facebook y Youtube. Igualmente se prevé incluir los materiales en la parrilla de la TV provincial y nacional.

Por su parte, el documental se lanzará el propio el 18 de octubre, coincidiendo con el cumpleaños de la AHS en Cuba, ese momento servirá de regocijo para todos, pues si el momento lo permite, a través del espacio 1900 y en el patio de la Casa del Joven Creador, los protagonistas de los audiovisuales, y los asociados celebrarán el orgullo de pertenecer a una organización eternamente joven y transformadora.

También como parte de los regalos por el onomástico de la Asociación, la casa productora Voxel realizó la serie Memorias 35 aniversario, con el propósito de reflejar la historia de la joven vanguardia artística en Baracoa. Dicha propuesta se socializó durante las Romerías de Mayo online.

(Tomado de Venceremos)


¡Mi película en el celular!

Con el objetivo de incentivar la creatividad y el interés en la realización y la apreciación cinematográfica, el Centro Provincial de Casas de Cultura de Holguín y su Departamento de Creación Audiovisual convocan a los interesados a participar en el concurso “Mi película en el celular”.

Como requisitos se exige contar una historia (un cortometraje) exclusivamente con un dispositivo móvil en plano secuencia, sin cortes, y con una duración aproximada de unos tres minutos. Podrán concursar personas de cualquier parte de Holguín, sin límites de edad o profesión.

“El propósito fundamental de “Mi película…” es ofrecer a niños, jóvenes y ancianos principalmente una vía de escape hacia la creatividad, aprovechando no solo las riquezas del imaginario popular, sino la tecnología que está a nuestro alcance”, comentó la realizadora Alejandra Rodríguez Segura (Jandrys), metodóloga de creación audiovisual y organizadora del concurso.

“Las redes sociales y plataformas digitales también serán escenario propicio para intercambiar sugerencias y consejos sobre cómo desarrollar las historias, a partir de elementos dramatúrgicos y de realización audiovisual, sin que esto implique límites o camisas de fuerza”, añadió.

Hasta el tres de septiembre próximo podrán ser enviadas las propuestas, que se recepcionarán en formato digital o en DVD, fecha en la que el jurado, integrado por jovenes y experimentados realizadores, comenzará sus sesiones de trabajo para seleccionar las cinco mejores historias en concurso.

El próximo 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana, se anunciarán los ganadores y los premios colaterales, auspiciados por la AHS, la Facultad de Medios Audiovisuales de la Universidad de las Artes en Holguín y Ediciones La Luz, sello que reconocerá la labor realizada por los más pequeños.

El certamen incluirá muestras colaterales, con proyectos provenientes de países como México y Uruguay, quienes compartirán también su realidad en cortos de tres minutos desde su móvil, añadió. “Este concurso, comentó Jandrys, tiene su génesis durante su estancia en Venezuela, como parte de la misión Cultura Corazón Adentro, donde realizó un proyecto con significativos resultados en este país sudamericano y que ahora, por primera vez, se implementa en nuestro país”.


Wildesigners productions: salvajes creativos

Entre los contenidos que comparte Ediciones La Luz en redes sociales con motivo del Premio Celestino de Cuento en su edición vigésimo segunda, destaca la hechura de las cápsulas audiovisuales que representan cuentos de Augusto Monterroso compartidos por jóvenes autores de la sección de literatura de la Asociación Hermanos Saíz, de Holguín.

[+]


La Mirada Inquieta: por un mundo experimental

¿Cómo resistir a la experiencia de lo inefable?

¿Cómo construir espacios para la visualización de nuevas narrativas?

¿Por qué es importante un mundo experimental?

Del 3 al 6 de junio de este 2021, la Asociación Hermanos Saiz en Santiago de Cuba, desde su sección de Audiovisuales, realizó la 2da Edición Internacional de la Muestra de Cine Experimental y Nuevos Medios La Mirada Inquieta. Desde hace varios años en Cuba, se puede constatar algunos gestos por “lo experimental”, la búsqueda de nuevas narrativas y una definición territorial dentro del plano estético de obras cinematográficas y audiovisuales híbridos que no son normados por la identidad acentuada del cine cubano. Aspecto que pudiera ser motivo para la casi-ninguna estructura de visualización o de estrategias comunicacionales y de promoción a favor de este cine emergente.

Se trata de obras que necesitan tener un diálogo directo con ese público, el cual también desea explorar otras formas de concebir y crear la imagen en movimiento. Obras cuyos autores no poseen espacios de intercambio y legitimidad más allá del hecho creativo de hacerlas. 

Esta muestra internacional se convirtió en plataforma para el diálogo, la gestión de proyectos y la búsqueda de nuevos referentes cinematográficos. El uso de las nuevas tecnologías y las potencialidades que estas les aportan a la creación, fue uno de los ejes principales.

Cuba siempre ha sido cuna de artistas transgresores, hombres y mujeres que dotaron nuestro arte, de métodos y formas en contraposición con la inmovilidad del sujeto. En la actualidad, no son pocos los jóvenes realizadores que están experimentando y apelando a un cine sensorial, diferente y alternativo a las formas más convencionales en el ámbito cinético.

Bajo ese válido pretexto surge la muestra, con el marcado objetivo de ser plataforma de socialización/ visualización/ conocimiento/ actualización/ así como encuentro entre obras que realcen el cine experimental y sus autores. Organizada y pensada por el artista visual y director de cine Frank Lahera (jefe de la sección de Audiovisuales en la filial de la AHS en Santiago de Cuba), la jornada buscará en lo adelante legitimar a esos procesos derivados de expresiones más contemporáneos y cuyo vínculo esencial está en las artes visuales.

Luego de una primera edición regional dentro de la isla, cuyo fin era incentivar la creación cinematográfica en Santiago de Cuba, La Mirada Inquieta se internacionaliza a partir de este 2021. Las circunstancias actuales nos obligan a permanecer en casa y a mirar el mundo por la pantalla del celular. Pero también nos han enseñado a pensar en el futuro desde una perspectiva no antes asumida por el cubano. Así se ha reestructurado el objetivo y la proyección del evento para que en las próximas ediciones sea una muestra en favor de un cine alternativo, experimental y de vanguardia.

Esta edición tuvo como slogan “Por Un Mundo Experimental”. Ver a nuestros contextos desde un lente trasgresor, creativo y sincero, es una posibilidad para resistir. Nuestro mundo necesita encontrar nuevas fórmulas para la fe en “lo humano” como solución a nuestras miserias. Un mundo experimentar es un mundo que se desdobla, que no se detiene y que es capaz de superar sus propias barreras y sus propios logros.

Creadores de Canadá, Irlanda, Argentina, España, Italia, Colombia, Brasil, Francia, Chile, República Checa, Portugal y Cuba; expusieron distintos materiales a través de los canales creados para el eventos y los sitios oficiales de la AHS en Santiago de Cuba. Algunos de ellos quedarán públicos para el ciberespectador en lo adelante.

Los sitios en cuestión son: Facebook (@AHSStgo), Telegram (t.me/ahssantiagodecuba),  Youtube (ahssantiagodecuba) y (lamiradainquieta), Instagram (AHSStgo),  Twitter (@AhsStgo).

Poner la mirada sobre la utilización en los procesos creativos de los nuevos medios en Cuba, para encontrar esas consonancias que nos vinculan con el quehacer cinematográfico emergente en el mundo, es sin dudas una apuesta válida de la AHS en Santiago de Cuba. Una organización que se mantiene en favor del arte de vanguardia y de las exploraciones conceptuales de los más jóvenes para impulsar la renovación estética siempre necesaria entre generaciones.

Programa Muestra Internacional de Cine Experimental y Nuevos Medios La Mirada Inquieta

3 de junio

3.00 pm/ Bienvenida y presentación de la 2da Edición La Mirada Inquieta/ Por Frank Lahera O´Callaghan/

5.00 pm/ Apertura de las proyecciones/Presentación de los artistas: Rrose Present/ ARTificial (RE)volution (Francia), Kent Tate/ Furnace (Canadá), Jacqueline Heeley, Philippe Faujas/ Dead End (Irlanda), Dany Vigil/ Vestido Verde (Argentina).

4 de junio

10.30 am/Conferencia Arte Experimental y los Nuevos Medios/Por Jorge Díaz (Artista Visual y Cineasta Experimental Español)/

3.00am/Proyección de Materiales/Presentación de los artistas: Luís Carlos Rodríguez/ Collage 37 (España), Sara Bonaventura/ The Left hand of Darkness (Italia), Rrose Present/  Pandemia (Francia), Adrian Aguilera/ Paisaje (Cuba).

6.00pm/Proyección de Materiales/Presentación de los artistas: Stefany Castillo/ Magdalena (Colombia), André Perim/ Infotoxicación (Brasil), Paula Pellejero/ Espectros (Argentina), Diego Guevara/ Quarentena (Brasil).

5 de junio

10.30 am/Conferencia Audiovisuales en la red: experiencias de Bitácora del mar/Por Yanet Pavón (Realizadora Audiovisual, Estudiante FAMCA Holguín)/

3.00pm/Proyección de Materiales/Presentación de los artistas: Martín Emiliano Díaz / El Rastro (Argentina), José M. Delgadillo/ Fragmentos (México), Sara Bonaventura/ I´ve never been able to webge my smile and panic     attacks (Italia), Kent Tate/ Prairie Grizzly´s Peneplain (Canadá).

6.00pm/Proyección de Materiales/Presentación de los artistas: Marcos Quitzé Estrada Romero/ Serotónica: Satori (México),  André Perim/ ID (Brasil), Stephanie Díaz/ En el surgimiento de un monumento el paisaje desaparece (Colombia), Marta Arjona, Maité Blasco/ Memoria de les oblidades (España), Diego Guevara/ Rua Campos da Paz (Brasil).

6 de junio

10.30am/Proyección de Materiales/Presentación de los artistas: Iluminada González / El simulacro como ensayo (Colombia), José M. Delgadillo/ Sinfonía de lo invisible (México), Marcos Bonisson, Khalil Charif/ Kopacabana (Brasil/ Serbia), Flora Nakazone/ Desvío (República Checa), Rrose Present/ Trazos de Tiempo (Francia).

3.00am/Proyección de Materiales/Presentación de los artistas: Hernando Urrutia/ Mirarte en la Vida, mirarte en la Muerte  (Portugal), Joacelio Batista/ Si me rindo ¿Por qué sigo con la cabeza contra el muro? (Chile), Ignacio Vigo/ État Second (Argentina), Milan Zulic/ Val (República Checa), Jan Marceau/ Virus Porn (Colombia).

6.00 pm/Despedida y lanzamiento de la 3ra Edición Muestra Internacional de Cine Experimental y Nuevos Medios 2022.

 


Cubadisco 2021: El dilema de las nominaciones

Hace algunos años que la Feria de la Música Cubana Cubadisco —cuya vigésimo tercera edición se realiza este año de manera online, del 13 al 23 de mayo— genera opiniones encontradas a partir de cómo se organizan las diversas categorías y nominaciones. El esfuerzo loable por desarrollar el certamen en el marco de las irreparables consecuencias para la cultura que ha dejado la pandemia de la Covid-19, amerita aún la observancia de un diseño cada vez más a tono con la realidad de la industria y con la demanda de un público ávido de contenidos musicales de excelencia.

Me refiero no solo a lo que se promociona en los medios o en las redes sociales, sino también a lo que se “explica” y se “justifica” del diseño del evento más importante que tiene la música cubana en el año, sobre todo, en el papel que juega el criterio especializado y la participación de los expertos de la industria y los creadores —principales protagonistas del certamen— a la hora de decidir su funcionalidad. Es verdad que no debe dejarse al azar o a lo que dicte la mayoría, la decisión final de quiénes son los nominados o premiados —para eso trabaja gran parte del año el grupo consultivo del Premio—; pero sí esclarecer qué función tiene la votación (ya sea o no por un premio de popularidad o de los medios especializados) que justamente se colocó esta vez en la plataforma Streaming Cuba y a cuyo link solo se accede a través de la telefonía móvil.

¿Todos tuvieron acceso? ¿Se comunicó eficientemente esta posibilidad que no se había tenido en años anteriores?

Las redes sociales han venido a suplir un espacio cada vez más importante de socialización de contenidos en un país que cada año incrementa su acceso a Internet. Pero, ¿cómo se redirecciona a los públicos hacia esos contenidos?, ¿es el espacio online suficiente para llamar la atención sobre un evento de relevante importancia para la cultura cubana? Si bien es un logro que un canal especializado como Clave haya engrosado su parrilla con los contenidos del certamen 14 horas de transmisiones diarias, creo que habría que redireccionar esa parrilla hacia otros canales y horarios estelares necesitados de buenos contenidos musicales (los espacios de las noches de sábados y domingos por Cubavisión, por ejemplo, donde en otros momentos se han programado). Lamentablemente, en Cuba todavía todos no tienen acceso a Canal Clave.

Conciertos para un Premio y Documentales para un Premio, preparados específicamente para resaltar la labor y resultados de Cubadisco, son materiales de excelente calidad que debieran socializarse con más regularidad y en diversos medios y soportes. También el espacio Tienes la Palabra, que ha organizado en las tardes el Ministerio de Cultura y la red de Streaming Cuba, y donde han comparecido con sus criterios varios musicólogos y especialistas, ameritaría un lugar más relevante en los medios tradicionales de comunicación.

Pero sin dudas, la parte que sigue generando más opiniones cada año en el diseño de Cubadisco, es la manera en que se organizan las nominaciones y las categorías a premiar. Debo reconocer lo difícil que resulta organizar coherentemente dos años de producciones fonográficas (la edición de 2020 no se realizó por los efectos de la pandemia) y la amplitud de categorías surgidas este año por esa particularidad. Sin embargo, aún quedan lagunas conceptuales que movilizan la opinión especializada, de los públicos y de los propios músicos participantes.

Sigue la dicotomía dentro de la Música Urbana, donde no calificamos certeramente a ciertos géneros mal vistos por la política cultural: acabemos de llamar al reggaetón por su nombre si lo vamos a nominar y a premiar. El rap, la cultura hip-hop, la escena electrónica y otros géneros también concebidos desde la urbanidad engrosan esa categoría, ¿por qué el eufemismo con un género que ha evolucionado y cuya popularidad y dinámicas de producción y promoción crecen por días?, ¿acaso sus valores musicales, ponderados por un jurado que nomina, no son suficientes para legitimarlo?

El criterio cuantitativo no debe ser el único medidor a la hora de organizar y diseñar las categorías en Cubadisco. Los criterios de selección y organicidad deben buscar el equilibrio representativo de lo que se produce musicalmente en un período, pero también de cómo se produce y cuáles son las tendencias más actuales de esa producción dentro de la industria. A mi juicio, ya es hora de que una categoría como el single, cuya práctica de producción está legitimada a nivel mundial, se nomine. Incluso, músicos cubanos de reconocida trayectoria como Leoni Torres o X Alfonso, como también la mayoría de los defensores de la escena urbana, diseñan sus lanzamientos y producciones de esta manera (el propio Leoni Torres, después de Salseando, no produjo un CD completo hasta este 2021, ¿por eso no tiene derecho a estar y competir en Cubadisco?) Algunas de las reflexiones sobre el tema ya fueron expuestas en el espacio Tienes la Palabra, donde las musicólogas Yentsy Pérez Rangel y Leannelis Cárdenas expusieron el asunto. Cubadisco tiene también la misión de orientar, de marcar pautas para la producción fonográfica en Cuba. La inserción de esta categoría obligaría a las disqueras cubanas a cambiar para bien económico y promocional sus producciones, algo que ya hacen algunas pero que solo se generaliza a la hora de hacer campañas políticas o de bien público.

En el mismo sentido, si hemos pasado casi dos años elaborando contenidos caseros o los llamados lives,  potenciados incluso desde la institucionalidad para dar salida a la obra de los músicos en los llamados conciertos Estamos Contigo, por qué no se tuvo en cuenta esta categoría que ya han introducido otros certámenes como el Lucas, por ejemplo. Hay también calidad en varios de estos materiales, capaces de competir y servir a la vez de estímulo a quienes no han parado su creación incluso en los momentos más difíciles de la pandemia. De eso también trata la labor de un artista, de buscar soluciones, de ser lo suficientemente creativo a la hora de hacer llegar su obra al público.

Es difícil —repito— lograr uniformidad dentro de la gran variedad de producciones recibidas. Defiendo incluso la inclusión de categorías que este año muestran ciertas zonas pobladas de la producción, como el caso de Antología/Versiones o Nuevos Cantautores (aunque esta última todavía es muy discordante con su hermana mayor, la tradicional Ópera Prima), pero incluso, la existencia de estas u otras categorías no debió imposibilitar la participación de obras que muy bien funcionaban en otras, amén de que creciera el volumen categorial. Por ejemplo, ¿que imposibilita que un excelente disco como A romper el coco, ubicado en la categoría Tradición Sonera del área de música Patrimonial, concurse igualmente en Antología/Versiones?, ¿acaso no es también un disco de versiones? Lo mismo pudo suceder con A Journey through Cuban Music, de Aimée Nuviola, disco de versiones pero también de música bailable (categoría en la que ganó un Grammy Latino); o con ¡Ay! Mamá Inés. Llegó la Valdés, cuya excelente intérprete pudo también participar en Cancionística; o con un disco experimental de electrónica y música house como Deja la bobería de Dj Reitt & Shanara, conformado por versiones a temas antológicos de la música popular cubana, que pudo a su vez estar también en Antología/Versiones.

Sirvan estos ejemplos como botón de muestra del problema, pero existen otros muchos dentro de los nominados de este año. ¿Por qué las cuotas? Si hay diez buenos discos en cada categoría, debieran estar nominados como corresponde, como sí ocurrió en las categorías Audiovisuales, en algunas de las cuales hay seis, siete y hasta ocho concursantes. Más importante resultaría analizar precisamente las áreas de silencios que todavía existen y que no llenan ni convocan categorías en importantes géneros de la música cubana desatendidos o no promocionados por las disqueras, algo que ha señalado por estos días el crítico Oni Acosta.

La diferenciación etaria está bien para llamar la atención sobre cierta superproducción cualitativa en determinados géneros, pero ha sido una práctica de los últimos Cubadisco el separar competitivamente a los jóvenes de los consagrados, sobre todo en la música popular bailable o el jazz, y esto no me parece estratégicamente correcto. Este año, dada la cada vez más creciente participación de los jóvenes, surge Nuevos Cantautores y ninguno de los nominados en esa categoría participa en otras donde debieron estar: Nueva Trova, Canción Contemporánea o Cancionística, por solo mencionar algunas de las probables. Cubadisco premia la mejor producción de un año, ningún consagrado va a dejar de serlo por “perder” en buena lid con un joven; sin embargo, para un joven músico es muy importante saber que compitió con los mejores exponentes de su género.

Por último, quiero hacer referencia a un debate bizantino que ha avivado por estos días el maestro Joaquín Betancourt, Premio Nacional de Música, en sus perfiles en redes sociales, y que tiene que ver con el reconocimiento de los arreglistas, repertoristas y productores musicales.

En la última edición fue reconocida con el Premio al Productor Élsida González, productora ejecutiva del disco que a la postre se alzó con el Gran Premio, Saxofones live sessions; anteriormente, en 2018, debemos suponer que Jorge Aragón, productor del disco Libre de pecado. Beatriz Márquez canta a Adolfo Guzmán ganador del Gran Premio y de varias categorías, quien recibió a la par el reconocimiento con la intérprete en la gala de premiados, fuera el Productor de ese año. Debo suponer que este año igualmente se dé el premio que quizá resulte del Gran Premio Cubadisco 2021. Pero, ¿por qué no se nomina igualmente esta importante especialidad en una categoría? Digo más, ¿por qué no se estimula debidamente la notoria labor de estos especialistas, igualmente músicos, sin los cuales la producción fonográfica no existiría?, ¿por qué, aunque no resulten premiados en Cubadisco, no se reconoce su labor en otras tantas producciones que desarrollan en el año y que son nominadas o premiadas en otros certámenes? (sirva de ejemplo puntual este año, el caso de Roniel Alfonso, premiado en el Grammy Latino 2019 con el disco A Journey thruogh Cuban Music de Aimée Nuviola; o el de los cubanos nominados al Grammy Latino 2020).

Estas y otras reflexiones siguen moviendo el análisis de Cubadisco 2021 y es bueno que así sea, la polémica demuestra que la música cubana sigue estando viva y que constituye la piedra angular de las manifestaciones artísticas de la cultura cubana.