Arte y relinchos de un pintor baracoense

Las casas nos cuentan la historia, cada rincón, detalle constructivo o adorno, esconde la memoria de cuantos la habitan, de ahí que para artistas como Jorge Luís Ruiz Vinent, constituyan inspiración para recrear el medio social que los circunda: “las considero verdaderas obras de arte, similares a una instalación”.

Precisamente sobre el tema de la vivienda, el ganador de la beca de creación del Salón Concurso José Vázquez Pubillones de 2017, alista su próxima exhibición esta vez con un punto de partida diferente, tanto estética como conceptualmente. Relinchos es el nombre del nuevo ingenio que en pequeño, mediano y gran formato se expondrá en Baracoa en el mes de diciembre.

“El nombre de la muestra alude a esa expresión típica que hacen los caballos para indicar estado de alegría o molestia, algo que en ellos funciona por instinto. En mi caso trato de transmitir emociones propias que deberán decodificar los observadores”, detalla el también jefe del Departamento de las Artes Plásticas en la Casa de Cultura de La Primada.

“Vuelvo sobre el tema de las casas, porque me atraen desde que comencé a pintar profesionalmente, graduado de Instructor de Arte en Guantánamo. Las edificaciones del hombre proyectan mejor la realidad de su ser que las propias palabras.

“Por eso cuando observo un domicilio, de madera, en el campo o la ciudad, sencilla como muchas en Guantánamo, lejos de despertar sensaciones tristes, por la pobreza que sale a relucir, en esa imagen yo veo cierta hermosura que quizás pocas veces se alcanza cuando se trabaja con intencionalidad.

“Relinchos va por ahí, para mostrar cuanto rodea, envuelve y distingue a las moradas de mi tierra. Para ello se vale de materiales alternativos, más allá del tradicional lienzo y pintura; trabajo la textura de la pieza como un collage con elementos que en la vida cotidiana no se les ve como algo artístico, pero que al incorporarlos a una obra se redimensionan en función del mensaje”, señala.

PRODUCTO FINAL

Alrededor de 28 cuadros conformarán la exposición Relinchos una vez concluida, según anuncia Jorge Luís, bien contemporáneas, a tono con el interés que a nivel mundial moviliza a muchos artistas, para hacer algo distintivo, que sugiera, llame la atención y tenga un discurso coherente.

“Son tres series y varios trabajos independientes, todos relacionados entre sí. Cuando las inicié pensé que debían romper en cierta forma con lo que hasta ahora ha visto el público. De ahí surge la idea de construir un relato visual a través de la convergencia de símbolos y objetos, de países desarrollados y subdesarrolados.

“Traté de mostrar el contraste entre dos mundos, separados por cuestiones económicas sobretodo. Antenas parabólicas, chimeneas, radares… aparecen en residencias claramente tercermundistas, con fachadas viejas, y describen desde otra manera ese entorno que nos rodea y predomina en los barrios cubanos.

“Espero que como propuesta tenga buena acogida, que mueva el pensamiento, ese es al final el mejor de los reconocimientos, y así lo he comprobado en mi trayectoria laboral durante exposiciones en Baracoa, La Habana, Santiago de Cuba, Guantánamo, Portugal, e incluso, Estados Unidos, donde cada año en la ciudad de Boulder se inaugura una exhibición mía”, dijo.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico