La Feria es iluminada por La Luz

Para un joven escritor cubano publicar en Ediciones La Luz significa algo parecido a la obtención de un premio en uno de esos cotizados concursos literarios. Y es que esta editorial holguinera se ha convertido en los últimos años en un ejemplo reiterado de buen gusto en el diseño de sus libros, de elevada calidad en la edición y de respeto a la obra de los autores que les confían sus manuscritos.

A esta XXVII edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana, La Luz llega con una imagen renovada, que se sustenta en una campaña promocional bajo el slogan: nuestro compromiso es con la literatura -leer seduce-. Un mensaje que demuestra que su colectivo de trabajo no solo responde a los intereses de un catálogo de autores, sino que presta particular atención a las preferencias de los lectores.

El pasado 4 de febrero, el Salón de Mayo del Pabellón Cuba —sede de la Asociación Hermanos Saíz—sirvió de escenario para presentar los más recientes títulos publicados por esta casa editora.

Invención de Alejandría de David López Ximeno, es una de las propuestas en el género de poesía, que resalta por su hermoso diseño y calidad poética.

En narrativa, la novela Azul pálido de Yonnier Torres y el libro de relatos Grunge de Alejandro Rama —laureado con el Premio Extraordinario de Cuento José Soler Puig— representan un acercamiento a la joven literatura cubana que irrumpe con fuerza en el panorama nacional.

Por su parte, Vino de Falerno de Mariela Varona, constituye —para los lectores— un reencuentro con la reconocida escritora holguinera, que agradeció a la editorial por un libro que para ella está muy relacionado con su familia.

Así mismo fue presentado —en el género de teatro— Medea Maelstrom de Roberto Viña, que según su autor es su obra más “personal” dentro del género.

Las propuestas de la editorial holguinera también se enfocaron en el público infantil. Entre los autores: Ivette Vian, José Manuel Espino, Soledad Cruz y los jóvenes autores Idiel García, Eldys Baratute, Elaine Vilar y Yunier Riquenes agradecieron a La Luz por el nacimiento de la colección Espejo —“que pretende unir dos generaciones de escritores de literatura infanto-juvenil en un solo volumen”—y por el amor con el que son creados sus libros.

Por su parte Luis Yuseff —director de la editorial— reconoció la labor de su colectivo: editores, diseñadores, y todos los involucrados en la conformación de un catálogo que hacen de La Luz una de las editoriales preferidas de los escritores y lectores cubanos.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico