Jornada de la Cultura Cubana


Quémese después de leerse (+Obras y fotos de la expo)

  • fotos de la inauguración de la expo personal fotográfica Re-evaluación, de la artista Aneli Pupo/ cortesía de aneli pupo

     

  • Palabras del catálogo de la exposición fotográfica Re-evaluación, de la artista Aneli Pupo, Beca de Creación “José Vázquez Pubillones”, inaugurada en el Centro de Desarrollo de la Ciudad de Guantánamo, el 18 de octubre, como parte de las actividades por la Jornada de la Cultura Cubana.

cartel de la expo fotográfica personal Re-evaluación, de la artista Aneli Pupo, Beca de Creación “José Vázquez Pubillones”

La prensa –y en este caso la prensa escrita, el tradicional periódico– resulta una construcción simbólica y legitimadora, un espacio articulador de sentido (social y político). “Lo que no salga en el periódico no existe” (lo que nos lleva a pensar en grandes vacíos). Pero las rápidas transformaciones de las comunicaciones y la tecnología de la información han precipitado la crisis del llamado periodismo tradicional, sobre todo la prensa plana, abriendo las posibilidades a la multiplicidad de discursos, una avalancha mediática, que, veracidad aparte, no espera por la llegada del papel oloroso aún a tinta (y va llenando ahora mismo estos vacíos).

Aneli Pupo enfoca literalmente sus inquietudes como artista y ciudadana –como ser social que no esconde la mirada tras la cámara, sino que busca en las posibilidades del arte conceptual, en instalaciones previamente elaboradas, para pertrecharse de ellas, interrogarlas– respecto a la prensa, sus dinámicas y su papel, en Re-evaluación (una de las series suyas que más me interesa, por alguna que otra razón obvia, desde que vi “Deshecho”, 2017).

Aquí recontextualiza la importancia que los medios de prensa –sin discordancias, en la misma línea, portadores de idéntico matiz político– han jugado históricamente en la construcción del país (la identidad nacional no se puede observar sin las presencias y ausencias en nuestra prensa). Medios que, además, han jugado un papel visible en la “legitimación” de tendencias y artistas, que han servido de vehículo para determinados momentos o soterrado otros en cambio (Recordemos Shock of the News, en la National Gallery of Art, Washington, 2012-2013, que establecía una relación entre el “fenómeno periodístico” y artistas que entablaron una relación vibrante y multifacética con las noticias impresas al apropiarse, imitar, desactivar, conmemorar y rescribir periódicos. Y en las artes visuales cubanas encontramos también obras y discursos que abordan este tema, como Wilfredo Prieto con la reciente exposición Fake News, y el fotógrafo Héctor Herrera Acosta, con piezas a partir del periódico Granma).

Criterios cardinales – Aneli Pupo – 2019

Aneli lo hace a partir del propio uso de símbolos y elementos (polisémicos y reutilizables) como la flor, el micrófono, el inodoro, los huevos, entre otros, cada uno con su carga semiótica (asideros sociólogos en la conciencia ciudadana), envolviéndolos en las páginas impresas y potenciándoles el sentido, los espacios de la memoria (la prensa no como espejo de la cotidianidad, quizá vitrina, sucedáneo o estandarte de un arduo proceso de construcción social).

Efecto mariposa – Aneli Pupo – 2018

Si la digitalización y las redes mueven actualmente al mundo, si cada mañana revisamos la web para saber qué ha pasado, con qué noticia amanecimos hoy, entonces, ¿en qué lugar se encuentran ahora otros medios de difusión, en qué sitio sobrevive la prensa plana? Aun así Aneli asegura que el periódico –portador histórico del discurso oficial– aún posee un poder ineludible. Por otro lado, en piezas como “Información nutricional” y “Noticia refrescante”, realiza un ejercicio lingüístico/semiótico que relaciona desde lo implícito/explícito al objeto portador (huevos, latas de cerveza o refresco) con la carga de significados que el propio título añade.

Des-hecho – Aneli Pupo – 2017

Parte de su trabajo está sujeto a una perspectiva feminista, marcada por la mirada que escudriña, duda y se cuestiona (los casos de feminicidio, el patriarcado, el cuerpo). Estos objetos cotidianos resematizados por la prensa, con su propia carga de significados, de alternancias sígnicas, nos invitan a reflexionar sobre la tradición, la verdad histórica, el papel del periodismo en la sociedad, y la ideología misma; y a repensar, sentir y mirarnos como Nación.

Información nutricional – Aneli Pupo – 2019

El arte disfruta del (im)pudor y de la (im)prudencia, de esa facultad de decir más allá de la certeza. Su interpretación no cabe en el carácter relativo y volátil de las palabras. Aneli Pupo deconstruye significados, recicla conceptos, rearma miradas, repiensa nuestra prensa y sus dinámicas, que es hacerlo con la sociedad. Ella quiere saber. Yo también quiero. Nosotros queremos saber, si bien, recordando el título de un filme de los hermanos Coen, haya que quemar “después de leerse” (a 451 grados Fahrenheit o 233 Celsius, que es cuando el papel arde), aunque la memoria nacional, lo que somos, al ser incombustible, nos observe entre las llamas.

Ablución – Aneli Pupo – 2019

Nota refrescante – Aneli Pupo – 2020

Yo quiero saber – Aneli Pupo – 2020

Bordes – Anelí – 2020

El cristal con que se mira – Aneli Pupo – 2020


Por la cultura, por Cuba, la AHS siempre acompañará

*Palabras del Vicepresidente de la Asociación Hermanos Saíz a propósito del Día de la Cultura Cubana

Compañero Alpidio Alonso Grau, Ministro de Cultura

Queridos compañeros:

Es un altísimo honor estar aquí en esta celebración dentro de la Jornada de la Cultura Nacional, acompañando este justo reconocimiento a figuras imprescindibles para el imaginario espiritual de la nación. Todos los distinguidos hoy son maestros, son la savia que nutre y sustenta el proyecto soberano de país que desde aquel 1868 venimos defendiendo sin reposo.

La cultura cubana recuerda hoy con alegría aquel hermoso 20 de octubre en que, por primera vez, se entonaron en la recién liberada ciudad de Bayamo las notas del Himno Nacional de Cuba. A la clarinada heroica del 10 de octubre, la siguió el gesto hermoso de un pueblo cantando su libertad.

Las naciones son más que el espacio físico que ocupan. Son imágenes, lealtades, emociones. Ser cubano, nos decía el gran Fernando Ortiz, es amar y aceptar todo lo que hace de lo cubano una condición en sí. Es asumir las glorias y aspiraciones de un pueblo y amarlo y defenderlo en cualquier lugar en que se esté.

El proyecto imperial que nos adversa, sabe que la forma más efectiva del desarraigo y la derrota es aquella que vacía al ser humano de las raíces que lo fundan: quitarnos lo cubano y llenarnos con la vacuidad que promueven las industrias culturales hegemónicas, cambiar el culto a Martí por el culto edulcorado a héroes cinematográficos vacíos, aceptar el anexionismo, el pasado, como único destino posible, asumir la heroica resistencia de más de 60 años como un absurdo, arriar todas las banderas que hemos defendido por la promesa del consumismo, que no es más que la expresión máxima de la enajenación y la soledad del individuo contemporáneo.

Hoy el mundo está viviendo tiempos difíciles. Las derechas asesinas han vuelto al poder en numerosos países de nuestro continente y se prestan al juego sangriento e inhumano de rendir por hambre a la hermana República Bolivariana de Venezuela, como desde hace décadas se prestan al de rendir por hambre a la Revolución cubana. El mayor imperio de la historia vive una etapa de tensión social inédita desde los años de la guerra civil, y en el proceso, canaliza todo su odio contra las fuerzas progresistas del continente y el mundo. Su poderoso aparato militar y de manipulación de la conciencia está enfocado en subvertir y desmontar los procesos que de una forma u otra cuestionan su predominio. Por si fuera poco, una pandemia ha venido a trastocar la normalidad establecida, llevándonos a cuarentenas, aislamientos y nuevas normalidades, planteando retos inéditos para el mundo y para Cuba.

La agresividad contra los intelectuales y artistas que, valientemente, respaldan a la Revolución cubana y su obra va en ascenso, alimentada por los mismos intereses históricos y por la desesperada campaña electoral de un magnate.

Ante el odio, erigimos la certeza de que los artistas e intelectuales verdaderamente valiosos, dentro y fuera de la isla, permanecen al lado de la Revolución. Son a esos a los que ponen en espurias listas y a los que amenazan y sabotean constantemente. Pero nuestros artistas cuentan con un arma inigualable, con el arma que ha sustentado las luchas de un pueblo durante generaciones: la vergüenza. Con la vergüenza respondió el Mayor General Ignacio Agramonte, cuando en una de las desesperadas jornadas de la Guerra de los Diez Años, alguien le preguntara con qué contaba para continuar la guerra. La vergüenza de las mujeres y hombres de bien, de los mejores artistas e intelectuales, es nuestra mayor garantía de continuidad.

Ante este panorama, la batalla que debemos librar como nación ya no es solo económica, sino que es también una batalla de símbolos. Es la batalla por un universo de representaciones. Por qué modelos de ciudadano y de nación queremos para el futuro. Es también la batalla por qué arte debemos privilegiar.

Todos los aquí reunidos y muchos más, muchísimos más, edifican con su labor cotidiana, con las ideas y la belleza que constituyen sus obras, esa defensa esencial, primera, que debe edificar cualquier pueblo contra la avasalladora ola neoliberal. Y lo hacen sin renunciar al pensamiento crítico, ese que, desde el compromiso, no duda en denunciar todo lo mal hecho y cambiar todo lo que debe ser cambiado.

Soy de los que cree, firmemente, que en la cultura se decide hoy el destino de nuestra nación. Que es la cultura, como nos indicara Fidel en múltiples ocasiones, lo primero que hay que salvar. Defender nuestra cultura es defender la Revolución, ese hecho cultural superior, como lo definiera el Presidente Miguel Díaz-Canel. No importa que tengamos la propiedad sobre los medios de producción fundamentales, que demos la pelea a brazo partido contra el poderoso enemigo que nos persigue y ataca, si descuidamos por un segundo el necesario proceso de formar, permanentemente, a todo un pueblo en lo bueno, en lo bello y en lo justo. El socialismo no es una utopía, es el único camino posible ante el absurdo del capital. Como advirtiera hace más de un siglo Rosa Luxemburgo, el dilema hoy sigue siendo entre socialismo o barbarie.

Ayer, 18 de octubre, celebrábamos el aniversario 34 de la Asociación Hermanos Saíz. Todos los jóvenes de esta organización, la juventud toda del país sabemos el inmenso deber que pesa sobre nuestros hombros y aceptamos gustosos el reto de permanecer y continuar la obra de los que aman y fundan. Es un gran deber también el de continuar por la senda que ustedes han abierto.

¡Feliz Jornada de la Cultura cubana para todos!

¡Muchas felicidades por el merecido reconocimiento!

¡Abrazos grandes!

¡Muchas gracias!


La bella cubana, una suerte de remix (+Audios)

Ediciones La Luz en esta Jornada de la Cultura Cubana se ilumina esta vez con un remix realizado por Dj Arte (Artemio Viguera) sobre el ícono de la pieza musical “La bella cubana”, del matancero José White. Con las voces de los asociados a la sección de Literatura de la AHS holguinera, esta suerte de proyecto electrónico y poesía inicia cada tertulia literaria.

Peña Entrada de emergencias en Ediciones La Luz Crédito: Elizabeth Soto

En esta semana como actividades colaterales se estarán presentando otros remix en alusión a fechas conmemorativas como los nacimientos de Arthur Rimbaud y Oscar Wilde.

El poema “Infancia”, de Rimbaud en la voz de Frank A. Cuesta, y el poema “Soneto al acercarme a Italia”, de Oscar Wilde interpretado por Andrés Cabrera, se podrán escuchar también en el blog de Edición La Luz en la plataforma de ivox, una suerte de fonoteca donde se estarán alojando otros tracks.

Para los próximos días ya estamos trabajando sobre las voces o interpretaciones de Alfonsina Storni, Sylvia Plath, Julián del Casal, Virgilio Piñera y Ezra Pound.

oscar wilde
Cartel de Oscar Wilde Crédito: Robert Ráez

Ediciones La Luz celebra la cultura cubana

Diversas actividades que incluyen presentaciones de libros, lecturas de poesía, conversatorios y paneles, desarrolla Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín, por las celebraciones de la Jornada de la Cultura Cubana, que se realiza del 10 al 20 de octubre.

“En la programación de la editorial destacan las diversas peñas que desarrolla habitualmente La Luz, entre ellas Entrada de emergencias, desarrollada por la Sección de literatura y dedicada a la promoción del arte joven holguinero y nacional, y Oda a la joven luz, un espacio para el diálogo oportuno entre generaciones de escritores y artistas. También sobresale Abrirse las constelaciones, peña que distingue el quehacer de la casa editora y que se identifica con un verso del poeta Delfín Prats, reconocido con el Premio Maestro de Juventudes, máximo galardón que otorga la AHS”, comentó el poeta Luis Yuseff, editor jefe del sello.

cortesía Ediciones La Luz

Entrada de Emergencias dedicará sus espacios a grandes escritores de las letras universales, especialmente en el mundo poético, de los cuales se leerán textos, entre ellos: Anne Sexton, Oscar Wilde, Edgar Allan Poe, Arthur Rimbaud, Ezra Pound y Alfonsina Storni, así como la presentación de los textos Compraremos la ciudad, de Allen Ginsberg; Escaleras al cielo. El rock en Holguín, de Raúl Cardona y Zenovio Hernández; La isla de los peces blancos, antología a propósito del aniversario 20 del Premio Calendario de Poesía; Un asunto mortal, versos del dramaturgo y poeta holguinero Fabián Suárez; y Animal de otra raza, relatos de Maribel Feliú.

Además, esta peña contará con la lectura de poemas de varios miembros de la Sección incluidos en la compilación La joven luz. Entrada de emergencias, como Karina Mora, Idania Salazar, Alejandro Batista, José Luis Laguarda, Erian Peña Pupo, Norge Luis Labrada y Robert Ráez.

cortesía Ediciones La Luz

Por su parte, en Oda a la joven luz se dialogará sobre la obra de autores universales como Edgar Allan Poe, Anne Sexton, Oscar Wilde, Arthur Rimbaud, Virgilio Piñera y Julián del Casal, en la voz de importantes intelectuales holguineros como Manuel García Verdecia, el periodista y escritor Rubén Rodríguez, y Carolina Gutiérrez, profesora de la Universidad de Holguín.

Abrirse las constelaciones, a su vez, dedicará una edición especial al Día de la Cultura Cubana, donde se estrenarán nuevos spots televisivos de la campaña “A la luz se lee mejor”, con la obra de Erian Peña, Alejandro Batista y José Luis Laguarda.

Durante este espacio se podrá disfrutar de la lectura de reconocidos poetas holguineros, entre ellos Delfín Prats, Belkis Méndez, Luis Yuseff y Eugenio Marrón, acompañados por los jóvenes escritores. También este espacio, durante otra jornada, presentará el libro Báguanos indígena, del investigador Iván Rodríguez.

cortesía Ediciones La Luz

Asimismo, como homenaje a la Jornada, en el Centro Provincial del Libro se presentará las novedades editoriales de la colección “Abrirse las constelaciones”, con Carne Roja, de Reynaldo Zaldívar; Poses, de Norge Luis Labrada, y Laminarios, de Camilo Noa, por Luis Yuseff; y sesionará el taller “Contar con la luz”, con el escritor y editor Adalberto Santos, donde se imparten técnicas escriturales y se instruye a los nuevos creadores sobre la literatura universal.