electrónica


Ráfagas virtuales de versos, melodías y amor

Versos de esperanza, acordes trovadorescos y hasta un poco de música electrónica se han instaurado en el ciberespacio desde la Casa de Iberoamérica, en Holguín, para llevar un mensaje de amor a los enfermos de Covid-19, a sus familiares y a todos los que permanecen recluidos en casa con la zozobra de vivir en un mundo más convulso de lo habitual.

El joven poeta Norge Labrada opina que el arte es una tabla de salvación en los actuales momentos. Foto: Lianne Fonseca
El joven poeta Norge Labrada opina que el arte es una tabla de salvación en los actuales momentos. Foto: Lianne Fonseca

Al poeta Norge Labrada, jefe de la sección de Literatura de la AHS, le duele que su primer libro publicado, “Poses”, que sería presentado durante la Feria del Libro, no haya podido llegar hasta el público por causa del nuevo coronavirus. Sin embargo, afirma que su pequeño volumen “sabrá esperar el momento adecuado” y mientras tanto se reconforta con compartir sus versos a través de Internet, porque está convencido que la poesía también cura.

Para el músico y actor Laynier Verdecia, que atesora hermosos temas como Flores para la vida, El planeta de los locos y Hay una luz, “es muy acertado que la AHS tenga esta iniciativa y se encadene con otras instituciones culturales de Holguín para compartir nuestras obras a través de las redes sociales. El arte es una de las cosas que complementa la vida del ser humano y creo que no seríamos nada sin él”.

Similar opinión tiene el trovador Manuel Leandro Sánchez, quien a través de su guitarra expresa las inquietudes sociales y espirituales que lo aguijonean. “Cada uno de nosotros debe ayudar de la manera que pueda. Queremos que la gente que tiene algún enfermo sienta que no está solo”, manifiesta.

La misma fe tiene Ernesto Angulo en el arte que se hace hoy desde Holguín bajo condiciones excepcionales. El Jefe de Grupo Gestor de Proyectos de la Casa de Iberoamérica, que ha fungido como el presentador de los conciertos online realizados desde el 21 de marzo en Holguín, afirma que “es de enorme placer poder transmitir emociones, sentimientos en estos momentos. Es un gesto humanista para todos aquellos que han contraído el virus”.

Mediante la música electrónica también se envía un mensaje humanitario desde Holguín. Foto: Lianne Fonseca
Mediante la música electrónica también se envía un mensaje humanitario desde Holguín. Foto: Lianne Fonseca

El DJ Alexei, director del proyecto Sector Electronik, también se ha unido a la iniciativa y dice sentirse muy bien aportando su grano de arena en tiempos de coronavirus. Por suerte, son muchos ya los artistas holguineros que han incursionado en el ciberespacio para extender su mano amiga, pero lo mejor es que no pretenden dejar de lanzar sus ráfagas virtuales de versos, melodías y amor.


Una música que habla por sí sola

Tras un diálogo con Célida Vivian Borrego, directora y violonchelista de ACCORDO, miembro de la Asociación Hermanos Saíz desde 2013, pude conocer una banda atípica, que combina la música instrumental con la electrónica, un estilo que atrae y acelera el ritmo del público. Y es que ante la inevitable belleza de su música, no pude dejar de recordar a Víctor Hugo y su sentencia de la imposibilidad de escapar la conexión entre ella y la gente.

Emocionada y alentada por descubrir el quehacer de un conjunto revolucionario, ya con siete años de creado, me acerqué a su directora, quien en una intensa conversación descubrió cómo ACCORDO es un término devenido del italiano.

Asimismo, significó que su idea original era un cuarteto de cuerdas, y tras graduarse de la Universidad de las Artes, cambió la concepción del grupo a dos violines y un violonchelo –formato que se desarrolló en el periodo barroco–, y fue a partir de ese momento que empezamos a hacer música concertante, manteniendo la línea de la música clásica.

En ese sentido, reflexionó que la música clásica no es del todo popular y no es el tipo de sonoridad que consume cualquier cubano. Manifestó que con ACCORDO quiso aportar un granito de arena a la cultura, llevando todo la labor que encierra este tipo de melodías y así lograr la aceptación de las mayorías.

 “Tenemos un propósito muy importante y es demostrar que Cuba es más que La Guantanamera y Son de la loma. Mi música es cubana, a pesar de que no base mi trabajo en la música tradicional. Creo que nuestra tarea es tratar de brillar y demostrar que se puede hacer música electrónica cubana. Puedo llevar a mi música instrumentos tradicionales como la percusión, las tumbadoras y los bongos”, refirió. 

Fusionando la música clásica con sonoridades más modernas, ACCORDO ha logrado posicionarse entre los jóvenes por su excelencia musical, con tres Premios Cuerda Viva (Premio Música Instrumental en 2015, Banda más Popular del Verano 2016, Premio de Música Electrónica en 2017 y el Especial de la Televisión Cubana 2018).

A su vez, en 2019 fueron galardonados en el Festival Havana World Music, en la categoría de Dj Productor, formato de Música Electrónica. “Cuento con un gran equipo de trabajo. Talentosos músicos integran el grupo conformado por el Dj Productor Jorge Luis Yarruhs Jiménez; Leslie Pérez La Rosa y Ana Katerin Romero Gancedo, en el violín, y yo en el chelo.

cortesía de la entrevistada

El género que hacemos se llama crossover clásico, con música electrónica; es un anglicismo utilizado para la fusión de géneros totalmente diferentes, en este caso, la música electrónica con la música instrumental o concertante”, manifestó. 

ACCORDO, un grupo atípico y con una magistral sonoridad, formaron parte de un disco conmemorativo por los 15 años del programa Cuerda Viva, con el sello de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, el cual obtuvo el premio especial Cubadisco 2017. Gracias a ese programa líder de la música alternativa lograron grabar un video clip de RTV Comercial. “Planeta Lunar es un tema que pertenece a la producción musical en la que estamos trabajando. Fue presentado en el programa Lucas y está en nuestro canal de YouTube.

Me parece esencial que Cuerda Viva promocione la música alternativa, porque ese universo en Cuba es muy amplio. La AHS ha sido esencial, y es increíble la aceptación que se puede llegar a tener del público por la experiencia de las temporadas Con Ciertos Habaneros, giras de la Asociación de verano, espacios en los que convergen varias manifestaciones y géneros de la música”, subrayó la creadora.

Con un demo grabado, Follow of the strings, actualmente preparan Sistema Solar, un disco con 11 canciones que será oficializado en los estudios de la Egrem, el cual está dedicado a los planetas mayores del Sistema Solar. Un tema dedicado a la luna perfecciona esta nueva producción. “Hay un tema que está en colaboración con un percusionista cubano, Orlando Álvarez, que se llama 243 días terrestres, el cual queremos proponerlo al Cubadisco y soñamos con presentarlo en un gran concierto”, explicó. 

Como parte de la temporada Con Ciertos Habaneros, ACCORDO se presentará el 12 de septiembre en el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Vladimir Ilich Lenin.  Orgullosa me sentí de ese conjunto que reúne los intereses artísticos de nuestras generaciones, que hace una música diferente con temas innovadores como Free, Party, Sweet Dreams y Romance.  

Es así que ACCORDO, con ese enganche innovador, conquista cada escenario, con una música que habla por sí sola.


Abierta la convocatoria de Havana World Music-Primera Base 2019.

Toda carrera comienza por primera base…

El objetivo de la presente convocatoria es continuar promoviendo el conocimiento y difusión de la música creada por los jóvenes en Cuba.

Desde el 16 de Enero y hasta el 1ro de Marzo estará abierta la convocatoria Havana World Music-Primera Base 2019 para nuevas propuestas musicales. El espacio, convocado en el marco del festival Havana World Music (HWM), tiene como objetivo promover y difundir el trabajo de los jóvenes músicos radicados en cualquier lugar de Cuba. [+]


Larga vida a Stereo G

Porque todo empieza cerca del final. Comprobé ese verso de una de mis canciones favoritas cuando se hacían pequeñitas en la lejanía las luces del balneario Playa Caletones. Luego nos sucumbimos en la oscuridad de los casi diez kilómetros entre la playa y el poblado de Gibara, salvada por las luces de aquel Montero. Ansiaba que llegara el carro para comenzar a dictar impresiones.

En la oscuridad del monte entiendes a Ernesto Jorge Hidalgo Mariño (Tiko), organizador del Festival Nacional de Música Electrónica, quien se pasara casi todo el año preparándolo para recibir muy poco apoyo. Pero eso no se notaba, tuvo que decírmelo él. Claro, después de esperarlo todo el día por sus muchas ocupaciones. La espera no se hizo eterna, más bien duró poco ya que la magia de Stereo-G no puede describirse sino descubrirse.

[+]


De la Electrónica….. y las artes

Estudiar en la Universidad de las Artes (ISA) es vivir en la misma ciudad con otros artistas. Allí confluyen las vivencias y recuerdos, y como es lógico la creación. Charlie Zuma es estudiante de Dirección Musical de Sonido y sus presentaciones en el Festival de las Artes se sitúan en la línea donde coincide su música con las creaciones de estudiantes de otras facultades.

[+]


Mi sello siempre va a ser este

Charlie Zuma en las Romerías de Mayo

¿Cómo dialogan en tu creación los elementos cubanos y de la música electrónica?

Los estudios que realizo en la Universidad de las Artes (ISA) e investigaciones extraescolares, me han hecho pensar un poco más en la forma en que dialogo con otros elementos que no siempre pertenecen a la electrónica. En la electrónica insertar un ritmo cubano es bastante complejo. También se pueden insertar entonaciones y elementos que tienen que ver con la idiosincrasia del cubano. Elementos que empleo mucho, a veces parece como si fueran de otro país, pero con la intertextualidad pueden sonar muy cubanos.

[+]


Richard Castro: “La culpa es de mi madre…”

A Richard Castro nadie le creía. Hasta una especie de comité de expertos congregaron en la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de Camagüey con la misión de dictaminar si aquella música, en verdad, había sido creada por el muchacho. Como era suya, la duda no lo ofendió y aguardó el veredicto final. Dj Richy Castro quería pertenecer a la AHS y lo consiguió en el año 2016 convirtiéndose así en el primer productor de música electrónica que entra a esa sección.

“Después-cuenta— la propia Asociación me llamó para vincularme con sus espacios de música electrónica, como la peña Karma People que llevan Dj ChapaX3MO y Dj Nergal. También trabajé durante un tiempo con el proyecto Cine en los Barrios al cual  acabo de regresar.”

Richard Castro tiene 25 años, aunque si quisiera esconder algunos no tuviera problema. Conserva ese aire ambivalente de la adolescencia, pero ninguno se engañe, este joven sabe exactamente lo que quiere de la vida; luchar por su música, dedicarse de lleno a ella; por eso no lo pensó dos veces ante la decisión que le granjeó más de una crítica: abandonar la carrera de Ingeniería Civil para ser, de una vez y para siempre: Dj Richy Castro.

“Me dije que sólo quedaba luchar por mi sueño. Y nada, todavía sigo luchando, me falta un mundo. Hay que aprender cada día algo nuevo porque la informatización se mueve de forma acelerada. Hay que estudiar, ¡y bastante! No tienes idea de cuántos tutoriales he tenido que buscar, en cuántos foros he tenido que participar para aprender de esto. Me falta desarrollarme más como profesional y me faltan equipos y espacios, me falta adquirir esa experiencia que solo viene con el tiempo…”

De momento sus anhelos ya toman forma concreta: este año Richy se estrenó como parte del comité organizador de la jornada nacional de música electrónica Beat 32, un evento que para él “todavía está muy verde”, y, lo sabe, crecerá gracias a ese estado de inconformidad perenne propio de los artistas.

Se nota que le cuesta hablar de sí mismo y me obliga a acudir a todos los ardides de mi oficio.

Richard, confírmame o desmiente este rumor: ¿es cierto que tienes en plan la realización de un CD con Rumbatá?

“Por ahora todo está en proyecto, pero tengo todo el empeño del mundo en desarrollarlo”.

Muchos creen que la música electrónica es solo para un público adolescente deseoso de liberar energías y hormonas dando brincos toda la noche…

“Yo lo que hago es el future house, un subgénero del house que se oficializó en el 2008 o el 2009. Se nutre del deep house más underground, más antiguo, con los pianos distorsionados, a contra tiempo.

Camagüey todavía está muy verde en estos temas, necesitamos más espacios desde los cuales ir creando esa cultura de música electrónica. Los lugares para consumir música aquí están plagados de reguetón, solo en la AHS y en la Casona del proyecto Ejo se escucha música alternativa.

Ahora nos acaban de dar un espacio fijo en la radio, en el programa En Zona, también de la AHS. Desde ahí tratamos de cultivar a los públicos en esta materia, que diferencien sus géneros que van desde los instrumentales para relajarte a los más agresivos como el drumb and base, y entiendan así que es mucho más que dar brincos.”

¿Tú crees que se pueda hacer música electrónica sin tener una formación musical?

“¡Claro que sí! Creo que con ello se nace y ya después hay que escuchar mucha música para desarrollarlo. Una vez que se entiende la música, si de verdad uno la siente, si la lleva en las venas pues te nace, a mí me sucede así. A veces durmiendo se me ocurre una melodía y me levanto a hacerla, a veces voy por la calle y escucho un sonido que me atrapa y lo grabo con el móvil para luego reproducirlo.”

Sólo quédate, uno de los temas de Dj Richy Castro pudiera calificarse de rara avis en términos de nomenclatura. Sus canciones llevan, por regla general, títulos en inglés, y no por vicios extranjerizantes, sino para “ponerlas en páginas internacionales y en el mundo se conozca la música que se hace en Cuba.”

Richard, hablábamos de tus sueños y no has mencionado a Fractal House. ¿Qué es?

“Fractal House somos cuatro Dj productores: Same, Mad David, Nergal y yo. Vinculé la geometría fractal con la música electrónica. Tengo muchos temas que tienen que ver con la naturaleza y la geometría fractal está muy relacionada con eso porque permite medir las nubes, las montañas…

Ahora nos presentamos en la sede de Ejo. Se encuentra en el centro de la ciudad, rodeada de viviendas y no podemos usar el audio a los niveles que se requiere porque la música electrónica trata de transmitir sentimientos a través de las vibraciones sonoras y precisa un volumen alto.

Vamos a ir a tocar al Mejunje, en Santa Clara. Pensamos además hacer una gira por todas las universidades de la provincia.”

¿Crees que cuando cumplas, digamos, 41 años, sigas en esto de la música electrónica?

“¡Con 41 no, con 85 años me veo todavía produciendo, esa es la vida mía!”

Y nadie lo puede culpar, a fin de cuentas la responsable de que Richard Castro vaya hoy en esa ruta es su progenitora.

“La mayor culpable de que yo llegara a la música electrónica es mi mamá. Desde chiquitico me ponía una grabadora en el cuarto con temas de Phil Collins, Enigma-los temas de Enigma me los sabía de memoria. La culpa es de mi madre.”