Berazaín no repite la historia

Las venas de Adrian Beraza√≠n se le enroscan en el cuello como serpientes en celo. Parece que lo asfixian y le absorben la voz. Uno espera su desplome sobre el escenario en cualquier instante; casi percibe c√≥mo exprime la √ļltima gota de sonido.

Como en el antiguo coliseo de Flavio, el p√ļblico levanta las manos y bulle ante el esfuerzo ag√≥nico del gladiador. El cielo plomizo sobre el Pabell√≥n Cuba contrasta con la agitaci√≥n de la masa humeante que desentona al cantar.

Adri√°n Beraza√≠nEn poco tiempo,el joven int√©rprete se ha vuelto una celebridad que repleta plazas y salones. Temas como ‚ÄúEl club de los corazones rotos‚ÄĚ, ‚ÄúSi te hago canci√≥n‚ÄĚ, ‚ÄúPor encima de lo conocido‚ÄĚ, entre otros, le han valido una legi√≥n de seguidores. Cu√°n diferente a unos a√Īos atr√°s cuando, en 2009, el artista ofreci√≥ un concierto en su antigua escuela, el Instituto Polit√©cnico Vocacional de Ciencias Exactas Vladimir Ilich Lenin.

En ese preuniversitario, los pasillos permanecían repletos de estudiantes que rajaban su voz, al tiempo que mal-rayaban cuerdas de guitarras. La abulia forzada del encierro en la beca, la condición de egresado del cantante, la afinidad del ambiente, parecían razones propicias para catapultar hacia la popularidad a Berazaín, primero, en esa ínsula inasible que resultaba la Lenin; a pesar de que, aquella vez, casi se puede decir que tocó para los árboles.

Desde entonces, el Bera no descansa ni una semana. Ahora los afiches del autor de ‚ÄúCamarera‚ÄĚ adornan las aulas de muchos preuniversitarios.

Muchos estudiantes de entonces, ya crecidos, el viernes repletaron el Pabellón Cuba y corearon sus canciones, mientras él permaneció de pie, con la mirada entornada hacia el cielo plomizo del atardecer, y las venas de su cuello se enroscaban como dos serpientes en celo exprimiéndole la gota de voz de la garganta.

Concierto Adrian Berazaín

Fotos: Cortesía del autor

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ