La cultura cubana est√° de luto

Alcides Carlos González Díaz, Tití, destacado integrante de las artes escénicas en Santiago de Cuba, falleció el pasado jueves por la noche en esta ciudad, víctima de una larga enfermedad. Y con su desaparición física, la cultura aquí y en toda Cuba está de luto.

Hasta la Funeraria Santiago, donde se encontraban los familiares de Alcides Carlos, fueron el viernes por la ma√Īana los miembros del Comit√© Central del Partido, L√°zaro Exp√≥sito Canto, primer secretario del PCC en la provincia, y la Gobernadora, Beatriz Johnson Urrutia, junto a otros dirigentes y artistas del territorio.

Una de las √ļltimas tareas de Titi fue dirigir el grupo Ojos Teatro, o sea las estatuas vivientes que tanta popularidad tienen en esta urbe donde son habituales en la c√©ntrica calle Enramadas, en otros sitios de la localidad y en los festivales m√°s renombrados, como el Festival del Caribe.

Junto al féretro fueron leídas sentidas palabras, entre otras de la Asociación Hermanos Saíz; también lo hicieron la poeta Teresa Melo y Raulicer García Hierrezuelo, director provincial de Cultura, quien dedicó su intervención a enaltecer las cualidades de Tití como artista, como presidente de la AHS, y fundamentalmente como promotor cultural.

Familiares, Expósito, Johnson, Raulicer y otros directivos de Cultura, la AHS y centros y consejos del sector cultural, rindieron guardia de honor.

Garc√≠a Hierrezuelo lament√≥ en nombre del sector cultural, el deceso de Gonz√°lez D√≠az, a quien calific√≥ ‚Äúde gran promotor y defensor de la cultura cubana‚ÄĚ. Y en los mismos t√©rminos se expres√≥ Juan Edilberto Sosa, presidente de la AHS aqu√≠, al recordar la etapa en que la Asociaci√≥n fue dirigida por Tit√≠ a inicios de esta centuria.

La AHS Nacional, las presidencias nacional y provincial de la Uneac, y numerosos artistas y personalidades de la Cultura expresaron su pesar por el fallecimiento de Gonz√°lez D√≠az, quien al morir ten√≠a 45 a√Īos y en el √ļltimo de estos su salud se deterioro progresivamente.

El cad√°ver fue incinerado ayer por la tarde y las cenizas depositadas en el cementerio de Santa Ifigenia.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ