Una farmacia de nuevo tipo para el arte en Pinar del Río

La farmacia como espacio siempre me ha resultado seductor: los medicamentos y fórmulas, los diversos estantes y colores, y las recetas para curar o aliviar cualquier dolencia. En este caso, el médico receta a sus pacientes-alumnos otras mezclas.

Desde su figura holgada, cual Quijote ya no frente a molinos ‚ÄĒo s√≠, porque a veces, la vida es quien m√°s nos reta‚ÄĒ Juan Carlos Rodr√≠guez Vald√©s, el Juanca, como le decimos los cercanos, ha vuelto a tomar la tiza para ense√Īar arte contempor√°neo a todo aquel que quiera aprender. Rodr√≠guez Vald√©s, el director del museo m√°s peque√Īo del mundo, el Museo de Arte de Pinar del R√≠o (MAPRI), ofrece a los interesados el taller de creaci√≥n Farmacia.

El fin del taller es la apreciaci√≥n y creaci√≥n de obras de arte desde una visi√≥n contempor√°nea. Parte de una premisa fundamental: ¬ęel hombre como productor y consumidor de s√≠mbolos; y el arte como una v√≠a de transformaci√≥n personal y colectiva¬Ľ, seg√ļn afirma Juan Carlos. El taller se centra en el estudio y profundizaci√≥n de temas que giran alrededor de la antropolog√≠a simb√≥lica, psicolog√≠a anal√≠tica, literatura, teor√≠a cr√≠tica, audiovisual, curadur√≠a, museograf√≠a, y arte cubano contempor√°neo, en relaci√≥n con la Historia del Arte Universal, y los procesos creativos.

obra-mapri3Concebido para un per√≠odo de tres a√Īos, el taller que a√ļna a varios j√≥venes de la AHS, est√° encaminado a desarrollar la ense√Īanza de las artes visuales en Pinar del R√≠o, al autoconocimiento y la realizaci√≥n de¬† exposiciones personales y colectivas, as√≠ como servir de plataforma curatorial para dar a conocer artistas y curadores de nueva promoci√≥n.

Farmacia  se erige en este contexto, como un laboratorio de ideas y proyectos. Zona de charlas, debates y visualización de las propuestas de obras (bocetos, maquetas, objetos, videos, fotos, documentación) que están en vías de realización o que ya realizadas quedan como historia del taller. Una fórmula donde los protagonistas se presentan con muy buena salud, desde la destreza mostrada para la concepción museográfica y la pluralidad de piezas y soluciones formales.

La √ļltima muestra fue la realizada por el joven Luis Orlando √Ālvarez, Paco, bajo el t√≠tulo Viejo Invierno. Con un total de ocho piezas, la exposici√≥n discursa sobre el af√°n del ser humano por superarse a s√≠ mismo, metaf√≥ricamente representado mediante las figuras del lobo y el ciervo.

Paco hace uso de la t√©cnica mixta, destac√°ndose la fusi√≥n del hierro repujado y la superposici√≥n de capas de color, lo que lo hace un seguidor de la pintura de Rembrandt. As√≠ mismo, apela a materiales naturales como tierra, carb√≥n, y sus propias u√Īas, con la intenci√≥n de mostrar el car√°cter personal de las creaciones.

En esta tierra, finalmente, varios logran ver los grandes estantes desde una perspectiva estética. Quizás sea el momento de volver sobre los antiguos libros o saberes. Sea el tiempo, de que como citara la reciente edición de la Bienal de La Habana, la ciencia y el arte crucen sus caminos de nuevo en aras de enriquecer el botiquín. Uno que por esta vez, no es de primeros auxilios, sino de prometedoras poéticas artísticas.

 Fotos: De la autora

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ