Una nueva oleada artística

Palabras del catálogo Zona de interés

La Asociacion Hermanos Saíz durante décadas ha sido la institución que por excelencia se ha consagrado a acompañar los jóvenes talentos en formación, siendo la cuna de su crecimiento y desarrollo. Uno de sus roles fundamentales es ser precisamente el espacio y la oportunidad que los jóvenes artistas necesitan para dar ese gran paso de avance, notando su crecimiento en eventos gestionados por la organización.

A sus salas expositivas llegan las jóvenes promesas de la Academia de Artes Plásticas “José Joaquín Tejada”. Estudiantes que con el paso del tiempo van a ser conocidos como exponentes del arte santiaguero nos traen su sello personal que tiene su génesis en una muestra colectiva de 20 piezas artísticas titulada “Zona de Interés”.

Este espacio artístico viene siendo su zona de confort, donde alzan el vuelo, despegándose de aquel frecuente paraje para aventurarse a experimentar esa necesaria sensación de autonomía y reconocimiento social. Teniendo este motor de arranque, palpan la libertad de expresarse a través de sus creaciones, cambiando la forma, insertando el color, creando nuevos conceptos, los cuales se hacen presentes en este momento. Aprovechan para mostrarle al mundo su yo interior. Cada obra encuentra su máxima expresión morfo-conceptual en la contemporaneidad, y es un discurso personal, que alude con aires de nostalgia, escenarios muy sensibles como la determinación en ciertas circunstancias de la vida, la familia, aspiraciones de reconocimiento profesional e intelectual que con un último aliento de fe, alzan la voz, pero dejando a la suerte si serán escuchados o no. Pero este conjunto juega un papel en la sociedad en estos momentos. No solo buscan el reconocimiento entre la multitud en general, sino también pretenden ser la generación de artistas que dejen un legado en común, tal y como lo hicieron aquellos que hicieron hito en las artes, y ahora son paradigmas para los jóvenes emergentes que también buscan el reconocimiento, pues están concientes que “caminan a hombros de gigantes”. Pretenden ser los que implanten un nuevo sello visual y emocional, donde el espectador se sienta identificado y sea capaz de reflexionar sobre sí mismo, porque “el arte es para sentir y pensar”.

Todo acto de fe, es retribuido con amor, y no cabe duda de que estos jóvenes artífices, que comienzan a dar sus primeros pasos en este complejo mundo lograrán llegar lejos. Por ahora, solo queda el empeño constante a ser mejores cada día, el trabajo en el perfeccionamiento de la técnica y, sobre todo, mantener el espíritu creativo y sensitivo respeto a la realidad.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico