Jornadas para florecer en Ciego de √Āvila (dosier)

La entrega del Premio Poes√≠a de Primavera, en su edici√≥n XXII, que conquist√≥ el joven escritor holguinero Reynaldo Zaldivar Osorio, fue quiz√°s el momento m√°s esperado en estos tres d√≠as de Juegos Florales 2023. Sin embargo, como los aguaceros de mayo, sobre la filial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z de Ciego de √Āvila, cayeron tambi√©n los m√°s frescos versos, las atrevidas lecturas, los sorteos de libros‚Ķ y los amorfos p√©talos de las coronas. ¬†

Y tan ansiado era descifrar, este 27 de mayo, el nombre del ganador, que tuvo como rivales al guantanamero Reineris Betancourt y a la avile√Īa Liuma Rodr√≠guez, como recibir (oficialmente) a los nuevos miembros de la organizaci√≥n. De esta forma, el pasado 24, apenas el D√ļo Alma ‚Äúsolt√≥ el alma‚ÄĚ dentro del Centro Cultural Caf√© Barquito, el carn√© de la AHS fue a parar a manos de Amanda Beatriz Ortega Rodr√≠guez, una de sus voces. ¬†

Concursantes en las lecturas de poesías de las Noches Florales. / Fotos: Yoandris Chamorro Belén y Michel Guerra Martín

En cada jornada, m√°s que cercenarse una rosa, se plantaba un rosal. Y cada poema, como anillo al dedo, perfumaba el contorno y m√°s all√°. Posiblemente la ropa de Leidy L√≥pez P√©rez de Corcho, otra joven que creci√≥ en Cr√≠tica e investigaci√≥n este a√Īo, posea todav√≠a el fijador de su bienvenida en la primera noche floral del evento. Porque unos se consagran, ganan premios, mantienen su buen ritmo y otros siguen llegando para construirse. ¬†¬†

Como ba√Īo de agua tibia despu√©s de la humedad, llegaron las lecturas de poes√≠as. Decir noche floral es resumir, brevemente, algo inmenso y m√°gico, que puede no parecerse a sus etapas fundacionales, pero se resisten a marchitar.

Lectura de poesía de los tres finalistas del XXII Premio de Poesía de Primavera. / Fotos: Yoandris Chamorro Belén y Michel Guerra Martín

La magia comenzaba con prender un incienso en el mism√≠simo incensario del escritor avile√Īo, organizador de este certamen y Premio Poes√≠a de Primavera 1997, Arlen Regueiro Mas, quien recibi√≥ todo el tiempo el homenaje de sus colegas y amigos. Dif√≠cil es superar su muerte, tan reciente, pero f√°cil es invocarle entre letras que, tambi√©n, se resisten a morir.

Los ganadores de las noches florales (Reineris Betancourt, Yamara Pereira Rey y Ellen Cuebas, en ese orden) llevaban una corona, pero antes de portarla sobre sus cabezas debieron conquistarla a fuerza de aplausos del p√ļblico con la lectura de un poema (de su autor√≠a o no), si bien el reto era ‚Äúirle con ganas‚ÄĚ a esos versos y despedazarlos en el aire.

Los tres finalistas del XXII Premio de Poesía de Primavera. / Fotos: Yoandris Chamorro Belén y Michel Guerra Martín

Pero, eso no terminaba ahí. Se pasaba un caldero y quien lo deseaba echaba una prenda, dinero, un libro, un lapicero e, incluso, su imaginación. De la voluntad de los asistentes surgía un premio para el que conquistara la corona. 

Asimismo, una iniciativa llamada ‚ÄúCad√°ver exquisito‚ÄĚ buscaba construir colectivamente un poema, a partir de colocar un verso en una hoja que recorr√≠a el espacio. Al rato, verso a verso, palabra a palabra, se le√≠a a los asistentes el resultado, en una tan coherente como disparatada conexi√≥n. As√≠, en espera de lo inesperado, se envolv√≠a en risas el momento. ¬†¬†¬†¬†¬†

Las horas de sol siempre alimentaban el jard√≠n. Con ellas, las presentaciones de los libros de poes√≠a ‚ÄúApnea‚ÄĚ, de Rubiel Gonz√°lez Labarta, ganador del XXI Premio Poes√≠a de Primavera, en 2021; ‚ÄúRestos‚ÄĚ, del espirituano Ariel Fonseca Rivero, y de la colecci√≥n de textos digitales ‚ÄúPrimavera Digital‚ÄĚ, √ļnico de su tipo ganador de la beca El Reino de este mundo y expuesto en la Feria Internacional del Libro 2023. ¬†

Hubo mesa de opini√≥n ‚ÄúLa poes√≠a joven en Cuba y su relaci√≥n con las editoriales‚ÄĚ, con Carmen Hern√°ndez Pe√Īa, Vasily Mendoza y Ariel Fonseca; y el Rinc√≥n para ‚ÄúPoes√≠a con Mas‚ÄĚ, dedicado a Arlen Regueiro Mas. Se habl√≥, m√°s all√° de los ratos para beber caf√© e intercambiar locuras, sobre los Juegos Florales, la creaci√≥n literaria, de los m√°s de 20 a√Īos de historia y tambi√©n de futuro.

Se sumaron las lecturas de poes√≠a de los escritores locales Lioneski Buquet, Heriberto Machado, Yanarys Valdivia, Yasmani Rodr√≠guez Alfaro, Carmen Hern√°ndez Pe√Īa, Eduardo Pino, Vasily Mendoza y Masiel Mateos, as√≠ como las vivencias del dise√Īador Yaudel Estenoz, miembro del equipo de ‚ÄúPrimavera Digital‚ÄĚ. Se juntaron, al mismo tiempo, los textos en voz de los finalistas del concurso.

Obviamente, un jurado de talla y con ‚Äútremenda talla‚ÄĚ no pod√≠a quedarse fuera de este derroche de versos libres y rimados, por lo que, en la noche √ļltima, mostraron por qu√© fueron escogidos para seleccionar uno entre 24 aspirantes al Premio Poes√≠a de Primavera 2023. El santiaguero Yunier Riquenes (desde la capital) y el santaclare√Īo Sergio Garc√≠a Zamora (desde Espa√Īa), enviaron sus videos, mientras el avile√Īo Eduardo Pino lo hizo presencialmente.

Reineris Betancourt, ganador de la primera noche floral. / Fotos: Yoandris Chamorro Belén y Michel Guerra Martín

Junto con el ‚Äúplato fuerte‚ÄĚ de los Juegos Florales, la buena literatura hecha por creadores noveles cubanos, sonaron las guitarras y el viol√≠n, en una suerte de descargas con el camag√ľeyano D√ļo Mantra (Manuel y Roc√≠o) y la guantanamera Annalie L√≥pez Caballero, quienes pusieron a bailar a los finalistas, escritores del patio e invitados y el p√ļblico en general. Sus canciones, adem√°s de hacer sudar y suspirar, fueron luces sobre un mar de recitaciones.

Los Juegos Florales 2023 tuvieron como sedes el Centro Cultural Caf√© Barquito, la Galer√≠a Nexos y el Patio de la Casa del Joven creador; la filial universitaria Manuel Ascunce Domenech y la Facultad de Ciencias M√©dicas de¬† Ciego de √Āvila, estas √ļltimas un gran esfuerzo por sobreponerse a las carencias de estos tiempos, que parecen no intimidar a la filial avile√Īa de la AHS.

En la filial universitaria Manuel Ascunce Domenech. / Fotos: Yoandris Chamorro Belén y Michel Guerra Martín

Así cerró la edición, que saludó al 4to. Congreso de la AHS y homenajeó a José Martí en el 170 aniversario de su natalicio, a partir de la colaboración entre el Centro Provincial del Libro y la Literatura, la Dirección Provincial de Cultura, el Gobierno Provincial y el Comité Provincial de la Unión de Jóvenes Comunistas. Así cerró la edición 2023 de un evento que anda, desde junio de 1994, por caminos no exentos de espinas. Pero, ahí va, regando flores. 

El Premio Poes√≠a de Primavera, desde hace algunos a√Īos, alterna con el Premio de Narrativa La Llave P√ļblica, cuya convocatoria ya qued√≥ abierta para el a√Īo 2024. El ganador ve publicada su obra bajo el sello de Ediciones √Āvila.¬† ¬†


Sabor a primavera

Por: Vasily Mendoza

No recuerdo exactamente cu√°ndo comenz√≥ a ser Ciego de √Āvila un fuerte exponente de la poes√≠a nacional. Quiz√°s fue cuando ya la pi√Īa se empezaba a perder, y algunos portales se fueron derrumbando.

Lo cierto es que quiero creer que desde que en 1994 se iniciaron de manera institucional los Juegos Florales, la vida po√©tica avile√Īa avile√Īa cambi√≥ para siempre.

Y en este 2023, los que asistimos a esta nueva edici√≥n del evento po√©tico, pudimos sentir la ausencia de una buena parte de sus rescatadores, Ileana √Ālvarez, Francis S√°nchez, Otilio Carvajal, el poeta Lugones, Elsa Burgos, Jos√© Rolando Rivero; y los herederos m√°s en√©rgicos como el insustituible Arlen Regueiro Mas.

Los tiempos cambian, como cambian las poéticas y los poetas.

No todas las ediciones tienen que ser espl√©ndidas. Hay que dar espacio, tambi√©n, a lo que est√° ‚Äúbien‚ÄĚ, pero no te pases.

Ahora se gesta la poesía desde otras angustias y son más los escritores foráneos a los que se acuden para armar este convite de tradiciones, porque ya las huestes simbólicas del patio han ido menguando en demasía.

Desde una intenci√≥n que tiene poco de po√©tica y mucho de pr√°ctica y salvadora, Leo Buquet, jefe de la secci√≥n de Literatura de la AHS avile√Īa, tuvo a bien preparar un programa con 14 actividades, y otros espacios alternos como las visitas promocionales a la radio y televisi√≥n.

Recibimiento a la nueva asociada Leidy López Pérez de Corcho. / Fotos: Yoandris Chamorro Belén y Michel Guerra Martín

Si bien la asistencia de p√ļblico no fue toda la esperada, desde el punto de vista del pueblo volcado hacia la literatura, no cabe duda de que la Casa del Joven Creador es la vanguardia en la gesti√≥n de espacios para la formaci√≥n de p√ļblicos. Y es activista, en amplio sentido, por excelencia.

Lecturas poéticas, mesas de opinión, presentaciones de libros, asaltos literarios a las sedes universitarias, trova y hasta repentismo, fueron algunas de las acciones que se llevaron a cabo y conformaron la praxis de estos Juegos.

No olvidemos que el evento cultural se remonta a los inicios del siglo XX, cuando algunas familias se reunían en casa para leer poesía entre ellos, trovar, beber algo de vino y otras cosas, y premiar, entre todos, al mejor poeta y el más exquisito poema, con una corona de flores.

Recibimiento a la nueva asociada Amanda Beatriz Ortega Rodríguez. / Fotos: Yoandris Chamorro Belén y Michel Guerra Martín

Eran veladas hermosas a las que no pude asistir, por supuesto. Pero cuando en el a√Īo fundacional de su primer rescate, 1994, desde el Centro Provincial del Libro, s√≠ pude ser parte de esa velada, no tuve ni la sospecha del alcance y la importancia que evento tendr√≠a en el panorama literario de la naci√≥n.

Para muchos poetas, recibir la corona de flores que los acredita como Mejor Poeta, o el más aplaudido por los espectadores, es algo que rozaba con la popularidad. Porque no siempre coincidía esta con la calidad poética y, mucho menos, con la calidad de la lectura del poeta.

Ya despu√©s, sobre los inicios del 2000, cuando se agreg√≥ la confesi√≥n del cad√°ver exquisito y el caldero para echar la ponina con la colaboraci√≥n del p√ļblico, vendr√≠a a ser el premio material a lo l√≠rico.

La entrega del XXII Premio Poes√≠a de Primavera recay√≥ en el joven holguinero Reynaldo Zald√≠var Osorio, con su poemario Perforaciones. Recibieron menciones los poetas Liuma Rodr√≠guez (Ciego de √Āvila), con el cuaderno Galer√≠a de rostros, y Rey Nerys Betancourt Col√°s ¬†Guant√°namo) con el volumen Hijos de nadie.

Para cerrar la noche, nada mejor que las canciones de Annalie López en concierto, y sus invitados. Con toda la fuerza de su carisma, talento, y poderoso encanto. El olor a flores inundó el recinto ferial.

Los participantes en esta fiesta de la poesía juvenil han de sentirse tocados por la tradición de una ciudad que es conocida por sus portales y poetas. Y que ha conseguido, a fuerza de tradición, mantener viva la poesía de sus calles.

Los artistas en la Facultad de Ciencias M√©dicas de Ciego de √Āvila. / Fotos: Yoandris Chamorro Bel√©n y Michel Guerra Mart√≠n

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ