Inicio »

Los cuerpos en movimiento

(Apuntes sobre una AHS que no cesa)

Hay que seguir apostando por la integración. Por aquellos proyectos que irrumpen en un contexto y le cambian la vida a las personas. En esos hombres y mujeres que no se paralizan, porque solo piensan en sanar las heridas de la cotidianeidad.

Durante la segunda quincena de mayo se ha estado realizando en la célula de la AHS en Palma Soriano, varios encuentros, presentaciones y talleres cuyos ejes principales están visto desde la escena teatral/danzaria. El grupo de teatro Ánima Teatro, de apenas unos meses de fundación, dirigido por el actor José Antonio Fernández Miranda, ya dinamita la programación cultural del municipio.

En esta ocasión, el bailarín y coreógrafo Yanoski Suarez, quien es también el director de la compañía profesional Ad Livintum, fue el principal invitado. Yanoski impartió los talleres: Teoría para un análisis, La memoria filosófica y consciente del cuerpo en movimiento, y Estudio y búsqueda (el gesto y el movimiento en la escritura dramática y coreográfica). Los tres talleres fueron impartidos a miembros del movimiento de artistas aficionados y de la AHS en el municipio. Al grupo Ánima Teatro se le sumaron Nueva Generación y Street Dance. La propuesta intenta dar herramientas para la expresión escénica desde la danza y la palabra.

Otra ganancia de estos talleres fue la cantidad de adolecentes vinculados a cada uno de los encuentros. Aspecto a considerar si de formación de públicos se trata.

Otros de los invitados, el fotógrafo Marvin Rodríguez Torres, ayudó a documentar parte del proceso. Acción que también le sirvió para su investigación sobre el performance y las intervenciones públicas. En una publicación de Facebook, el artista dice: Trabajar donde sea más necesario. Palma Soriano nos recibe desde su humildad. Desde su corazón abierto. La AHS no cesa, no nos deja solos, se anticipa. A la comunidad vamos.

La calle 26 de Julio, bajo amenazas de lluvia y con la presencia de familiares y amigos, los participantes mostraron sus ejercicios de culminación. Pequeños performance donde cada uno mostraba cuanto aprendió de los encuentros. No con el fin de alcanzar una connotación estética y académica profesional, pero sí como ejercicio de aprendizajes. Ejercicio de investigación corporal para quienes serán mejores espectadores en lo adelante.

Yanoski Suarez estimuló a los bailarines y actores desde sus vivencias, sentimientos para abordar temas urgentes. Fórmula que es esencia del trabajo de Ad Livintum y que de alguna manera podemos apreciar en cada una de sus obras.

Como parte del programa también se presentó Zona 0. Obra que forma parte del repertorio activo de la compañía danzaria que dirige Yanoski Suarez. Esta puesta es un ejemplo muy bien logrado sobre su investigación física y conceptual sobre el espacio y las vivencias de quien interpreta un papel sobre el escenario.

¿Cómo ser útil? Tal vez siendo un poco como estos soñadores. Quienes estuvieron por encima de las carencias y la poca mira institucional. Hay que llegar a la gente, hay que hacer del arte un espacio de diálogo y aprendizaje real.

Palma Soriano encontró un espacio responsable para colocar la mirada de sus ciudadanos sobre lo bello de la vida. ¿No será éste el mayor propósito de un artista?

Mucho hay que seguir construyendo para que la maleza no se expanda por la tierra fértil. ¿No será esté el mayor propósito de un artista?

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico