Anyi Romera


RESCATE A FAVEZ

Una mujer no necesita esforzarse para ser médico, para superar la muerte, para ser un hombre. Una mujer no necesita esforzarse, pero si ser más fuerte que cualquier otra mujer que prefiera tejer y estar sentada sonriendo. Una mujer, entonces, necesita ser fuerte para interpretar a esa otra mujer fuerte que fue médico y que fue hombre.

Enrique es un √©l, aunque en su acta de nacimiento ‚Äďy en su cuerpo‚Äď se diga lo contrario. Enrique tuvo que enfrentarse a los males de su generaci√≥n, que son los males de mi generaci√≥n. El espect√°culo unipersonal Favez, propuesto por Argos Teatro bajo la direcci√≥n de Alberto Corona, trae a Enrique tal cual fue, y sin morbo, lo deconstruye en escena cont√°ndole al p√ļblico (o a un oyente imaginario) toda su vida.

Enrique, interpretado por Liliana Lam, espera todo el tiempo. Espera a que Juana regrese con la noticia de que nadie levantar√° cargos contra √©l por haber nacido mujer y vestirse como hombre; llueve. La noticia que llega es que Juana lo ha acusado. Espera sentencia en una c√°rcel, se superpone el juicio. Recibe 10 a√Īos de condena. Aparece en una prisi√≥n en la que no deber√≠a estar. Como si no fuera suficiente estar presa en su cuerpo. Veintid√≥s a√Īos despu√©s Enrique es de nuevo Enriqueta. Es monja. Ahora Enrique-ta espera regresar a Cuba. Regresar a Juana. Se cierra el ciclo. Juana ha muerto y Favez se queda en el bucle de la espera interminable. De la p√©rdida interminable. √Čl perdi√≥ a sus padres, a su hija, a su t√≠o, a su amada. Queda el dolor, que es lo que deja la escena. Proyecciones y parlamentos en off complementan el desenvolvimiento del mon√≥logo. Falt√≥ una catarsis arrasadora. Sobr√≥ sensorialidad y conexi√≥n propiciada por el rompimiento de la cuarta pared.

Alberto llama a Lili. Lili sale a√ļn emocionada. Me cuenta que retoma la historia de Enriqueta porque no es posible que, doscientos a√Īos despu√©s, se luche por lo mismo, que ya es hora de que todas las personas tengan los mismos derechos. Alberto y Liliana son pareja, escribieron el texto a cuatro manos encandilados por la magia de Favez. La investigaci√≥n se bas√≥ en el libro Por andar vestida de hombre, de Julio C√©sar Pag√©s, que cuenta con documentaci√≥n la historia. ‚ÄúElla es uno de los primeros casos transg√©nero reconocidos. Es como un s√≠mbolo. Es nuestra misi√≥n como artistas obrar en pos de una sociedad m√°s justa‚ÄĚ. Lili es una mujer fuerte que interpreta a una igual, en una especie de rescate de su memoria, de la espera porque alg√ļn d√≠a Enrique pueda ser Enrique y no muera en el intento.