Remanganaguas


Exitosa Jornada Literaria Orígenes en el oriente cubano

Entre los días 18 y 19 de mayo, la Asociación Hermanos en el municipio Contramaestre, de la provincia de Santiago de Cuba, desarrolló la XV Jornada Literaria Orígenes 2023.

Mail√≠n Castro, coordinadora de la c√©lula de la AHS en ese territorio suroriental, afirm√≥ que la cita estuvo marcada por la confluencia de la literatura joven en Cuba y permiti√≥ reactivar actividades, de las cuales ‚ÄúOr√≠genes‚ÄĚ siempre fue un catalizador.

‚ÄúAdem√°s, contribuy√≥ a devolver la trascendencia hist√≥rico cultural que tienen los dos sucesos que confluyen en el dise√Īo del evento: la ca√≠da de Mart√≠ en Dos R√≠os y el alcance en el pensamiento cubano de la revista Or√≠genes‚ÄĚ, importante publicaci√≥n literaria fundada por Jos√© Lezama Lima y Jos√© Rodr√≠guez Feo que circul√≥ en el siglo XX‚ÄĚ.

“Lecturas de poesía, trovadas, conferencias sobre narrativa, presentación del audiolibro: Fragmentos de Luz, donde intervienen escritores de Baire y Guantánamo, así como recorrido de la ruta funeraria de José Martí hasta el cementerio Remanganaguas, sitio donde tuvo su primera sepultura, a propósito del aniversario 128 de su caída en combate, conformaron el programa de actividades de esta edición.

La cita sesionó en la sede del central América Libre, lugar que generaba el soporte económico de la publicación.

‚ÄúEscritores como Osmel Vald√©s, Leonel Alcolea, Ariel Vega y Claudia Camejo, entre otros, estuvieron presentes en la jornada.‚ÄĚ

De igual forma, asistieron el trovador Yanco Le√≥n, la guitarrista Elvira Mar√≠a Skourtis Vives y la cr√≠tica de arte Iris Cruz N√ļ√Īez, quien present√≥ el tema ‚ÄúMart√≠ en la m√≠stica cubana‚ÄĚ.

El evento confirmó, de manera general, que en el oriente cubano habrá Orígenes para rato.


Orígenes: El deber de persistir

(En busca del hombre/isla)

¬ŅC√≥mo olvidar los or√≠genes? ¬ŅPor qu√© volver al Ap√≥stol? Hay sin dudas, muchas respuestas para estas preguntas. Algunas, tal vez se extiendan en el campo de la realidad inmediata de la isla. Otras, aparecer√°n ante el individuo seg√ļn sus urgencias. Lo ideal es que las respuestas est√©n siempre, o al menos la necesidad de encontrarlas. La institucionalidad cubana (sobre todo aquella que se responsabiliza de los procesos culturales), deber√≠a ser un im√°n para potenciar los viejos paradigmas desde los acontecimientos actuales. Volver a Mart√≠ siempre ser√° una soluci√≥n. Aunque la figura de nuestro h√©roe no se gasta con el paso del tiempo, su impronta demanda otras pr√°cticas para no ser olvidado. Su luz debe permanecer encendida ante la vista de todos. ¬ŅC√≥mo no perder su luz en √©poca de ap√°ganos?

Cada a√Īo la filial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z de Santiago de Cuba, desde su c√©lula en Contramaestre, busca encontrarse con el Maestro. A veces desde el mito que hay sobre su coraz√≥n enterado en la zona, pero siempre desde la clarividencia de su pensamiento.

La jornada Or√≠genes, que este a√Īo lleg√≥ a su XIV edici√≥n y que por primera vez se hace presencial despu√©s de los a√Īos m√°s agudos de la pandemia, nos trae al hombre/isla como bit√°cora para resistir/permanecer. Dos rutas se recorren durante los d√≠as 18, 19 y 20 de Mayo. La primera hasta Remanganaguas, lugar donde ocurri√≥ el primer entierro de nuestro Jos√© Mart√≠. La segunda ruta es igual de simb√≥lica, porque va desde su producci√≥n intelectual y literaria hasta la trascendencia de su legado, visto desde la obra de los nuevos creadores cubanos.

En esta edici√≥n, tambi√©n se hizo √©nfasis en el sistema editorial cubano y la crisis del lector en nuestra isla. De ah√≠ los paneles y las distintas presentaciones de libros. Esta es una jornada que se ha caracterizado siempre por explorar las distintas comunidades que integran el territorio de Contramaestre. Su v√≠nculo con la historia y con el movimiento art√≠stico del municipio. Or√≠genes como jornada no solo ha salvado el quehacer literario y un v√≠nculo m√°s emocional de los j√≥venes con el Ap√≥stol, tambi√©n ha sido (y es), una br√ļjula gremial, una tabla de salvaci√≥n ante las circunstancias.

Es imposible hablar de Orígenes y no mencionar a su creador: Eduard Encina Ramirez, poeta, pintor, promotor cultural y amigo. Hombre capaz de plantar la bandera del arte en los rincones más oscuro como una espada de luz. Cuidar a Orígenes es también cuidar a la memoria de un hombre necesario como Eduard Encina.  

En esta ocasi√≥n los invitados de otras provincias no pudieron llegar, ni siquiera los de la ciudad cabecera. Ir a Contramaestre siempre hace mucha ilusi√≥n, all√≠ se respira un aire extra√Īo, algo con otro peso. Fueron los j√≥venes artistas (y los no tan j√≥venes) del municipio los que cubrieron un programa bastante amplio. La AHS y las entidades involucradas volvieron a los escenarios indispensables, aquellos que siempre esperan al poeta, al trovador, a Mart√≠ en el rostro de muchos j√≥venes. ¬†¬†

Mucho hay del Grupo Literario Caf√© Bonaparte en la concepci√≥n del evento. Ellos en la actualidad son el coraz√≥n y los pulmones de cada una de las acciones. Sin un trabajo constante durante todo el a√Īo, esta fecha de seguro tendr√≠a otro sabor.

En medio de la crisis econ√≥mica que atraviesa el pa√≠s y que no favorece a la gesti√≥n, producci√≥n y puesta en escena de muchos espacios culturales; la AHS en Contramaestre nos da una lecci√≥n de vida: ‚ÄúHay que permanecer‚ÄĚ, ‚ÄúHay que encontrarse con el hombre/isla‚ÄĚ. Todos nuestros h√°bitos se simplifican ante las voces de quienes construyen un pa√≠s por dentro. Defender estos (mal llamados) peque√Īos espacios, es no olvidar. Es el deber de persistir.


Cap√≠tulo #16: Fosa Com√ļn (Parte I)

(notas sobre la poética de Onel Pérez Izaguirre)

I

¬ŅC√≥mo se construye una fosa com√ļn?

¬ŅPara qu√© construirla desde la poes√≠a?

¬ŅSer√° una soluci√≥n eficaz a la enfermedad del ‚Äúser poeta‚ÄĚ?

Enterrar esos cad√°veres que por alguna raz√≥n no tienen sepultura propia en un foso creado desde la poes√≠a, puede minimizar el contagio masivo de la enfermedad que generan. Esta es una acci√≥n t√≠pica de la guerra. Esta es una acci√≥n t√≠pica de las utop√≠as. ¬ŅAnonimato? Todo poeta construye fosas para amedrentar el insomnio y la migra√Īa. Todo poeta vive en guerra. Todo poeta es ut√≥pico.

Fosa com√ļn, tambi√©n es el libro de Onel P√©rez Izaguirre (Contramaestre, 1988) con el cual obtuvo el premio Poes√≠a de Primavera 2017 en la provincia de Ciego de √Āvila. Un jurado integrado por Carmen Hern√°ndez Pe√Īa, Eduard Encina y Luis Yuseff, estim√≥ ganador del certamen a un libro dise√Īado para dar sepultura a algunos cuerpos del agobio colectivo. Cuerpos engendrados a trav√©s de los ciclos de la historia Cuba y la memoria de un poeta.

El cuaderno fue editado por Carmen Hern√°ndez Pe√Īa, el dise√Īo fue de Lizardo G√≥mez Cede√Īo, y la ilustraci√≥n fue de Andr√©s Batista. Ediciones √Āvila lo public√≥ en 2018 y, desde entonces, las fosas comunes que describe y construye el poeta fueron p√ļblicas para el lector.¬†

El libro posee una estructura externa sencilla, fácil de recorrer y de comunicar(se). El poeta la divide en tres momentos para que la lectura sea también un descubrir. Una manera de acentuar lo rostros que desea mostrar(nos). Una fórmula para invitarnos a la morbosa acción de componer el cadáver colectivo que se esconde entre estas páginas. Entre estas fosas yacen, también, fragmentos de un poema generacional.  

Foto: Cortesía del entrevistado

 

II

La primera parte, Alcantarillas, posee 13 poemas, los cuales son: Lenguaje directo, Nota oficial, Paso de ceremonia, Trance, Fosa com√ļn, A√Īo de gracia, Econom√≠a pol√≠tica, La situaci√≥n, Arte del suicida, Peque√Īa carta a CH.B., Lobo del hombre, Variaciones en torno a los b√°rbaros y √öltimo apunte del Diario de campa√Īa.

Estos son poemas sobre la identidad del poeta. Escribe desde la contradicción de la existencia y los significados humanos. Escribe sobre la Patria y la abraza con todos sus defectos.

Mi patria es la contradicción,

lo que est√° fuera de ella

no sirve y sirva.

(P. 9)

Leguaje directo es un texto que marca la contundencia estilística y conceptual de un poeta que construye fosas, entierra cuerpos y luego los exhuma frente a todos. Aparece una referencia al poeta José Kozer, quien subraya a la Patria como centro de gravedad. Para Onel Pérez, la Patria es el sentido de lo que yace dentro de ella. Su casa, su contradicción y su acción de destruir todo a su alcance. Estas ideas se conectan con el segundo texto, Nota oficial, donde introduce a nuevos personajes: la madre, Lezama, Gorbachov y al gordo (quien medita del otro lado de la pantalla). En este poema se observa la contradicción en el cuerpo del otro. El poeta habita desde la contemplación del suceso.

Mi madre mira el noticiero

y los muros de la casa

se tambalean.

(P. 10) 

La casa es un signo imprescindible en su lenguaje. All√≠ llegan las angustias y los pesares. El gordo es un extra√Īo tras la pantalla que medita, llega junto a las noticias y hace tambalear la casa con la misma fuerza que tiembla el poeta. Para √©l, ‚ÄúMorir por la Patria es callar‚ÄĚ.

Pasos de ceremonia continua el discurso sobre la resistencia del poeta y sus circunstancias. Admite los sacrificios que están por venir y alerta sobre la pausa necesaria. 

Imiten.

La espiga sigue cosechando frutos,

engorda hacia la multitud,

traspasas dudas.

(P. 13)

Hay que apretar el paso y cerrar los labios, nada cambia. Los pasos de ceremonia son la exactitud a la que se somete un individuo poético/político/normal. Así Onel empieza a mostrar su postura sobre el poder.

El poder desfigura,

hace rodar

cabezas

con eficacia:

una, dos, tres cabezas

cayendo

hacia el poder.

(P. 14) 

Trance es un texto demoledor contra la imagen del poder. El poeta es un espejo frente al golpe, frente a las cabezas que ruedan en direcci√≥n al mismo sujeto que las cortan. Fosa com√ļn llega entonces como respuesta a esos cortes. Una respuesta que se hace desde la experiencia familiar. Desde un registro a la memoria como motor impulsor de nuestras emociones. El poder est√° cerca y tiene otras guerras que ganar, debe sobrevivir a la ausencia.¬†

Crecí sin padre,

como un perro que sangra

por la boca.

 

Nadie siente ese dolor,

sino el poeta cuando preguntan

si existe.

(P. 15)     

Foto: Cortesía del entrevistado

 

Para el poeta la poes√≠a es lo √ļnico que no le abandona. La imagen del poder est√° al acecho, igual que la figura del padre ausente. No se debe embarrar las manos seleccionando un bando, esa acci√≥n no sirve de nada. Las fosas comunes del poeta son un espacio para inocular la ausencia con el olvido. Luego llega A√Īo de gracia, un poema que nos reafirma que la primera fosa construida por el poeta es familiar. Un hueco para ocultar el miedo y el dolor de la madre. Un espacio para poder asomar la cabeza sobre el techo y respirar.

Con el pan al cuello

las estrellas caían a ráfagas

sobre el zinc.

(P. 16)

En el devenir de los textos de esta primera parte, leemos el testimonio de un individuo que se siente solo y desmembrado. Alguien que asume que la pérdida es segura y que ha creado su propio miedo. Alguien que asume que escribir puede ser traumático.

Hay referencias importantes a otros poetas a parte de los ya nombrados. Hombres que tambi√©n cavaron fosas para enterrar cuerpos enfermos y malditos: √Āngel Escobar y Charles Baudelaire. Un aspecto que justifica la aparici√≥n de estos nombres es la reflexi√≥n creada a partir del oficio del ‚Äúser poeta‚ÄĚ. El rejuego con la maldici√≥n del que observa y escribe, para filtrar la realidad a tal punto que sea convertida en poes√≠a. Para Izaguirre, la poes√≠a es el arte del suicida. Es el calvario de una m√°quina, que a la vez, es un hombre lobo o una carne que grita. Esa poes√≠a se encuentra en su aldea donde los b√°rbaros han impuesto variaciones en torno a su presencia.

Foto: Cortesía del entrevistado

 

El poema que finaliza este segmento del libro: √öltimo apunte del Diario de Campa√Īa, es una puerta que cierra algunos t√≥picos y al mismo tiempo abre otros caminos. El poeta ha dotado su escritura de simbolismos que le son naturales a √©l por su cotidianeidad y su cercan√≠a con la historia local. En muchos cuerpos ha aparecido el h√©roe en esta primera parte: la madre, los poetas y el hombre que resiste. Pero en este texto evoca al mayor h√©roe de nuestra historia y eso hace que la heroicidad en sus personajes adquiera otra connotaci√≥n.

En el fondo Remanganaguas,

las vísceras del Apóstol.

Un caballo jadea

mientras escribo y canto:

¬ęla luz no es para sordos¬Ľ,

y la penetrante sabana se cierra

para que no entren moscas.

(P. 24)

Mart√≠ tuvo su primer entierro en Remanganaguas, all√≠, seg√ļn los pobladores, descansa el coraz√≥n de la Patria. Muy cerca el poeta vive en su aldea y ve crecer una torre donde ahoga el canto. Donde los b√°rbaros beben su vino en un silencio que no agoniza.¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†

Foto: Cortesía del entrevistado