Inicio ¬Ľ

Por muchos a√Īos felices

Con un crecimiento en su membres√≠a y la entrega de los carn√©s concluyen las jornadas por el 13 de agosto en la Casa del Joven del Joven Creador avile√Īa. No todo est√° dicho. Hay mucho todav√≠a por hacer.

Se les dio la bienvenida en un patio rebozante en juventud a los j√≥venes de la vanguardia: Ren√© Rivas Hern√°ndez y B√°rbaro Toranzo Barrab√≠en, en Teatro; Carlos A. Beckford Alarc√≥n, en Danza; y Yeinier Delgado Abreu, en M√ļsica. Este √ļltimo, uno de los responsables de hacernos pasar bien en esta noche de repentismo e improvisaci√≥n.

Fue la noche de un 13 de agosto especial que no solo sirvi√≥ para respetar la tradici√≥n repentista con la pe√Īa D√©cima cuerda, de Rainer Nodal y sus compinches, sino, tambi√©n, para no olvidar que hace 65 a√Īos dos jovenes revolucionarios fueron asesinados bajo la dictadura de Batista, por el soldado Margarito D√≠az, apoyado por el cabo Pablo A. Zayas.

Nadie imaginaría que ese asesinato sería el detonante para que en 1986 se creara la Asociación Hermanos Saíz. Hogar la joven intelectualidad cubana. Asidero de obras de bien con el sello del amor por Cuba.

En esta pe√Īa se hace de todo lo que tiene que ver con el repentismo y la tonada de la tierra. Pero tambi√©n se aman los colores de la bandera y cada uno de los sabores de una luna en cuarto creciente.

En este sitio se agradece la tradici√≥n cultural y familiar. Porque desde el apego familiar Rainer Nodal hinch√≥ sus venas con la d√©cima improvisada y el olor a tierra mojada. Igual que Yeinier Delgado. Y muchos otros. Eso es tradici√≥n cultural. De la buena. Porque hay otras tradiciones que son da√Īinas y no espacio.

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Ciego de √Āvila tambi√©n es una familia con apegos culturales y que trasciende criterios personales, gustos est√©ticos, e idelismos. Como debe ser.

El arte es libre y soberano. Como nuestra bandera.

La jornada del 12 no estuvo menos tradicionalista que esta √ļltima.

Sin querer desencajar con el dolor de un pa√≠s que llora las v√≠ctimas del incendio en Matanzas y el recuerdo angustioso de esos dos j√≥venes asesinados en el pasado m√°s lejano, as√≠ como la ausencia de nuestro Fidel en su 96 cumplea√Īos, se puso a vibrar la cuerda de los corazones alegres.

Y todo vibró, entonces, con la magia y la sabiduría de la vanguardia artística.

A primera hora tuvimos a la periodista de Invasor y jefa de la secci√≥n de Audiovisuales, Arletty White Morales, a cargo de la presentaci√≥n de un documental ¬ŅPor qu√© luchamos?, de Danny Gonz√°lez Lucema, ante un p√ļblico no todo lo numeroso que quer√≠amos, pero s√≠ joven y dedicado, como fueron los alumnos del taller de creaci√≥n teatral que se imparte por estos d√≠as veraniegos en la Casa del Joven Creador por parte del gui√Īol Polichinela y otros artistas.

Hablar de ese hermoso documental de 32 minutos que nos acerca a la vida y obra de los hermanos Luis y Sergio Saíz mereciera más espacio. Y no tan noticioso.

Pero fue una tarde hermosa y cargada de cierto dolor que gravitaba en el ambiente, a pesar del tiempo y de las ausencias. Me contaba Arlenys Pardo P√©rez, la programadora de la Casa, una vez terminada la presentaci√≥n: ‚ÄúAunque ya se haya puesto otras veces, aqu√≠ produce siempre la misma sensaci√≥n y ese sentimiento de admiraci√≥n a los hermanos Sa√≠z. Es curioso que los muchachos que s√≠ lo ve√≠an por primera vez mostraron esa misma sensaci√≥n y lo atesoraron con deseo‚ÄĚ.

Ahí estaba la magia del sentido de la historicidad que denotaban Marx y Engels en su sistema filosófico genial.

Ahí está el sentido del momento histórico del que también nos hablaba Fidel.

Es la misma humanidad. Golpe a golpe. Arte con arte.

Uno de nuestros miembros de honor, Damián Betanzos Hernández, tuvo a bien presentar el libro Cuerpos que yacen dormidos, compilación de la obra de los hermanos Saíz, por Luis A. Figueroa Pagés, autor también del libro Juventudes.

Con el lenguaje fluído, característico en Damián, la invitación a la lectura fue lanzada vehementemente consiguiendo que algunos de los presentes poseyeran el libro ávidos por su lectura.

Versos que asum√≠an una dimensi√≥n otra desde la organicidad y el sentimiento, desde la pasi√≥n y el candor. Algunos en el p√ļblico echaron a llorar. A otros se nos hizo un nudo en la garganta.

Y al término de la jornada los actores del taller de creación teatral hicieron una lectura expresiva de algunos de los poemas de este libro.

Crecía la admiración por la vida y obra de estos jóvenes.

Hermosa labor.

Siempre se tuvo claro que no se podr√≠a hacer todo lo que se ambicionaba, y que cada acto estar√≠a cargado del sentir de la membres√≠a. Y as√≠ fue. Los j√≥venes artistas de la AHS en Ciego de √Āvila miraron este 13 de agosto con luz de gigante y la esperanza tatuada en la mejilla.

En este día de aniversarios hubo en nuestra Casa, arte del bueno, del joven.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ