CLOWNESCAMENTE TUYO

Teatro Tuyo encuentra un refugio en el Ismaelillo, arman un Parque de Sueños donde la primera promoción de la Escuela Nacional de Clown de Las Tunas se estrena. Ernesto Parra, director y actor, comenta que “ese es el regalo para sus alumnos, traerlos por su graduación”, en el contexto de la XII Edición del Festival de Teatro Joven de Holguín.

Soñar es permanecer también, volver al teatro y a una obra estrenada en 2005. Donde Papote pone su luz nacen cinco payasos (Dayana Leonardo Rondón, Luis Carlos Pérez Cedeño, Denis Juan Portillo Rodríguez, Ivelín Roque Rondón, Betsy Pérez Plá) capaces de ejecutar desde la más limpia coreografía de mimo a volverse funambulista de oficio. El espectáculo se mueve sobre lo onírico: unos payasos que recogen basura sueñan con irse al circo luego de encontrar un cartel que rotula CIRCO de Payasos.

El uso de la luz negra, la máscara, la hiperbolización del gesto escénico, el humor, hacen de la puesta un ejemplo del buen uso del espacio y los objetos, así como la partitura gestual; no se necesita decir palabra cuando la codificación simbólica se expresa con claridad y sencillez ante un público que no necesariamente es conocedor del método o el lenguaje espectacular y estético que proponen; no existe ambigüedad ni reiteración en el discurso.

Siempre es hermoso tener a Teatro Tuyo en el Festival y disfrutar tanto de la propuesta como de sus integrantes. Un teatro para la familia que se renueva y continúa transmitiendo la disciplina heredada de Oleg Popov, Marcel Marceau, Charles Chaplin, Trompoloco; se queda con la sonrisa y las lágrimas de quien sueña otra obra y participa en el retorno de la conciencia a la niñez.

 

Quiero pensar otra vez en el refugio martiano, su hijo Ismaelillo, quiero creer que dos años no nos han cambiado el alma para mal; necesito creer que Teatro Tuyo también busca la permanencia y la necesidad de hacer la verdad sobre la escena, por eso regresan a Holguín, al teatro con nombre de niño útil. Nos regalan el paseo eterno de la felicidad más allá de inventarse una reverencia.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico