La Pupila Archivada


La Pupila Archivada celebrar√° sus 15 a√Īos

La jornada de performance e intervenciones p√ļblicas La Pupila Archivada celebrar√° sus 15 a√Īos, entre los d√≠as 11 y 13 de abril, con la participaci√≥n de j√≥venes artistas de diferentes provincias.

Seg√ļn se inform√≥ en¬†Tocarte, la revista promocional de la filial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, instituci√≥n que auspicia el evento, la cita abrir√° con un desfile motorizado desde el reparto Buena Vista hasta el museo provincial Mayor General Vicente Garc√≠a, frente al cual tendr√° lugar la actividad infantil Fiesta de los Abrazos, en la que intervendr√°n la actriz Yaima Guerrero (Tonguita), la compa√Ī√≠a infantil Teatro Tuyo y D’seos Teatro.

En general, en la jornada se insertar√°n colectivos como Teatro de la Totalidad, de Guant√°namo, que compartir√°¬†Pan para la¬†fe,¬†obra con la que su int√©rprete Ferm√≠n Francel Figueredo mereci√≥ el Premio de Actuaci√≥n Masculina Adolfo Llaurad√≥ 2022, en teatro para adultos. Tambi√©n se sumar√° el grupo de experimentaci√≥n teatral¬†pupila las tunasLa Caja Negra, que presentar√°¬†Polio,¬†adem√°s del grupo audiovisual La Caja, de Camag√ľey (ganador de la beca El Reino de este Mundo), y el proyecto Underground, que esta vez rescatar√° el mural que otrora hiciera en el patio La Guarida, de la sede de la vanguardia art√≠stico juvenil.

Asimismo, nos acompa√Īar√° Yanoski Su√°rez Rodr√≠guez, actor y bailar√≠n santiaguero que representa la compa√Ī√≠a Ad.Livintum, quien continuar√° con los talleres de artes esc√©nicas que desarroll√≥ en diciembre pasado en la provincia. Adem√°s, en esta oportunidad compartir√° los performances¬†Cubo¬†y¬†An√≥nima.

¬ęDentro de nuestros eventos, La Pupila Archivada es el que m√°s nos acerca a las calles y a la poblaci√≥n, en general. Por su importancia, desde el a√Īo pasado decidimos rescatarlo. Ahora lo concebimos a modo de homenaje, invitando a personas que nos han acompa√Īado en alg√ļn momento durante la cita y presentando -adem√°s de novedades- obras de pasadas ediciones, pero que contin√ļan en la memoria de la gente. Por otro lado, el s√°bado en la noche, en el espacio La Musara√Īa, le entregaremos el carn√© de nuestra organizaci√≥n a 12 nuevos afiliados y proyectaremos audiovisuales relacionados con las artes esc√©nicas¬Ľ, expres√≥ Ana Margarita Arada Claver√≠a, presidenta aqu√≠ de la AHS.

En la agenda tambi√©n figura el performance¬†D’Manos, interpretado por la actriz Liusmila D√≠az y con la autor√≠a del escritor Andr√©s Borrero, y¬†Work in progress,¬†a cargo de Danza Contempor√°nea Seres. Sobre esta √ļltima invitaci√≥n, Erik Nazir, l√≠der de esa cofrad√≠a, expres√≥: ¬ęEst√° inspirado en el cuento ‘El tri√°ngulo escaleno’, que forma parte del libro¬†Grunge,¬†del escritor local Alejandro Rama. Versa sobre la vida de una persona en diferentes etapas de su existencia, unido a cuestiones como la soluci√≥n de problemas y la toma de decisiones¬Ľ.¬†

Asimismo, otros elencos del territorio participar√°n en el programa, como es el caso de D’Seos Teatro, que compartir√° su popular¬†Ciudad en¬†movimiento.¬†Por su parte, L√≠a Garc√≠a nos regalar√° la intervenci√≥n¬†Papel,¬†y L√°zaro Rojas, el performance¬†Autopsia.¬†En tanto, Total Teatro exhibir√° el viernes a las 8:00 pm, en la sala Blanca Becerra, y el s√°bado a las 10:00 am, en el parque Vicente Garc√≠a,¬†El √ļltimo bolero¬†y¬†La gula, en ese orden.

En el programa figurará igualmente la exposición de pintura Generaciones, protagonizada por artistas de la plástica de diversas edades, que se inaugurará durante la noche del jueves 11 de abril, en la Casa del Joven Creador. Otras iniciativas también tendrán lugar por esos días, desde descargas, un salón de tatuajes, hasta intervenciones variadas en diferentes sitios de la ciudad.

 


Performance, una voz aguda (+fotos)

En estos tiempos el arte cubano encuentra menos asideros para sustentarse, las constantes crisis van relegando sus expresiones a niveles √≠nfimos, suelen ser menos los acontecimientos que transcienden; a ello se a√Īade que desde los c√≠rculos de la cr√≠tica y los estudios culturales se suele lanzar teor√≠as sobre l√≠mites del arte, jerarqu√≠as art√≠sticas o lenguaje contempor√°neo, menospreciando algunos intentos leg√≠timos.

Si bien la academia es importante para el entendimiento de s√≠mbolos, conceptos y t√©cnicas, el arte no necesita de tanta armaz√≥n epistemol√≥gica, solo precisa dejar ense√Īanza, mensaje; o sea, comunicaci√≥n entre artistas y espectadores. As√≠ genera di√°logo, reflexi√≥n y aporta elementos cognitivos, cuesti√≥n intr√≠nseca tambi√©n al¬†performance.

Cultura performance DSeos TeatroPor estos d√≠as Las Tunas fue escenario de propuestas interactivas, a pesar de su ubicaci√≥n geogr√°fica, distante de las capitales culturales. Como sucede en Santiago de Cuba, Holgu√≠n, Camag√ľey, Matanzas y La Habana, aqu√≠ los artistas exhiben sus deseos y m√≥viles discursivos sea cual sea el contexto.

Basta con ver el efecto de los¬†performances acontecidos durante La Pupila Archivada de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Las Tunas, para entender que el arte se hace haci√©ndolo y para quienes, como yo, no pudieron asistir a todas las presentaciones, est√°n los testimonios fotogr√°ficos de Yoandry Sardi√Īa, con su excelente factura desde el trabajo con el lente, el oficio perceptual y -sobre todo- su peculiar modo de observar las cosas.

Los escenarios fueron calles del centro de la ciudad, locaciones que embellecen cualquier propuesta artística porque el Balcón de Oriente es una especie de escenografía con muy buena imagen para la fotografía.

Las condiciones estaban creadas, el escenario ideal, la primavera como atm√≥sfera temporal, j√≥venes y talentosos actores, m√ļsicos, bailarines…, m√°s un p√ļblico √°vido de interacci√≥n y espiritualidad. Y en ese universo alineado para las buenas cosas, Andr√©s Borrero Ricardo (Las Tunas, 1981) lanz√≥ sus guiones o argumentos para conceptualizar algunos¬†performances.

Andrés es escritor (yo lo llamo creador) y la escritura es el medio comunicante. Quizás este desenvolvimiento en la expresión visual está alimentado por la cercanía al mundo de la escena, pues es hermano de la actriz Elizabeth Borrero (no lo sabía, lo obvio es desconocido a veces para mí).Cultura Performance Las Tunas 5

Andr√©s present√≥¬†Nothing else masters,¬†interpretada por la estudiante de ballet Alejandra L√≥pez Pe√Īa;¬†Concierto a cuadros,¬†desarrollado por el concertista Danilo Lozada Lazo, y¬†Ciudad,¬†por la actriz Leonor P√©rez Hinojosa.

Cuando vi estas obras me dije: ‘qu√© bueno, los artistas piensan y dicen’. Y record√© algo importante sobre nuestro pasado art√≠stico, sobre esa variante contestataria que nada ni nadie puede callar. Les contar√© y, luego, volvemos al¬†performance¬†de Andr√©s Borrero.

Esta peque√Īa ciudad, que exhibe la sencillez de pueblos rurales, fue en la d√©cada del 80′ del siglo XX ubicada en el panorama cultural cubano con las propuestas del grupo La Campana. J√≥venes artistas, apoyados en el manifiesto conceptual de Armando Mart√≠nez Rueda que arremeti√≥ contra los curadores e instituciones. El grupo quiz√°s tuvo un surgimiento casual, estaba integrado por algunos que fundaron la cofrad√≠a y otros que se fueron sumando en la medida que el esp√≠ritu de √©l se apoderaba de los espacios. Entre ellos, Oscar Aguirre Comendador, Manuel Mart√≠nez Ojea, Carlos P√©rez Vidal, L√°zaro Estrada, Eduardo Lozano, Ren√© Pe√Īa Carbonell.

Su obra fue contundente en medio de un ambiente de pasi√≥n por los h√©roes y todo lo que estuviese referido al tema ¬ęPatria¬Ľ. Cada √©poca tiene sus c√≥digos y veh√≠culos comunicativos, aunque la obra de La Campana fue ef√≠mera y 35 a√Īos despu√©s quedan pocos testimonios gr√°ficos, su mensaje est√° latente.

Termin√© admir√°ndolos por el valor de llevar la disyuntiva hasta sus l√≠mites y consecuencias, desde la voz grupal y su obra individual. Me atrevo a asegurar que tenemos deudas con los artistas de nuestra tierra. Luego de despojarnos de prejuicios deb√≠amos reconocer a los que inscribieron -y a√ļn lo hacen- el nombre de Las Tunas en revistas especializadas y la pusieron en boca de muchos que -incr√©dulos- no pueden calcular el potencial que desde esta tierra se expande por el mundo.

Y en eso del¬†performance, los artistas de aqu√≠ han sido pr√≥digos. En los primeros a√Īos del siglo XXI, el grupo Demos & Kratos, integrado por j√≥venes, entre ellos Osmanys Gonz√°lez Vargas, recorr√≠a las calles con un cuerpo ensangrentado, llevado en veh√≠culo alternativo, en este caso una carretilla de alba√Īil. Por mucho que el p√ļblico quisiera abstraerse, generaba conmoci√≥n, pues cada cual pon√≠a su experiencia para completar la propuesta.

Con Mohamed Rosell√≥ Labrada tuvimos lo m√°s avanzado de la tecnolog√≠a a disposici√≥n. Muchos recordar√°n las proyecciones de diapositivas con la obra de este creador, sobre cuerpos semidesnudos, contra una gran pantalla de cine. Las im√°genes resultantes, cientos por cada contorsi√≥n del cuerpo, son de las propuestas m√°s acabadas en este g√©nero, en cualquier √©poca y sitio que se proponga. Mohamed es due√Īo de un estilo, uno de esos artistas que echamos de menos en nuestras salas porque -simplemente- con √©l pensamos y nutrimos nuestro intelecto.

Las esculturas andantes de Yuris Eduardo Bueno Yero son recurrentes hoy en los espacios p√ļblicos de la ciudad, muchas veces junto al proyecto D’Seos Teatro, las cuales cuentan con mucha aceptaci√≥n por el grado de factura de sus personajes. En el caso de Yuri, es loable el tiempo de entrega del hombre artista; horas encapsulado en un vestuario puede resultar pesado o inc√≥modo, pero no limitan la voluntad actoral.

En todos los tiempos el arte fluye seg√ļn las circunstancias y necesidades sociales. El¬†performance¬†nace en 1916, unido al arte conceptual y bajo la √©gida del poeta y ensayista rumano Trist√°n Tzara, inmerso en el movimiento dada√≠sta. En general, es una v√≠a expedita de interacci√≥n con el p√ļblico, puro arte en acci√≥n. Adem√°s, como variante atemperada al desarrollo tecnol√≥gico, en muchos casos sus costos de producci√≥n anulan cualquier intento de representaci√≥n.

Andr√©s Borrero enriquece esas memorias del arte interactivo. Su concepci√≥n fue inicialmente esc√©nica, convirti√©ndose en visual en la medida de la evoluci√≥n pl√°stica. El autor puede pretender un resultado, sin embargo, el alcance de la obra en el proceso de comunicaci√≥n con el p√ļblico es impredecible. Por ejemplo, el¬†performance Concierto a cuadros, en medio de la v√≠a p√ļblica, fue elevado a otro grado de resoluci√≥n por la ecuanimidad de Danilo Lozada al interpretar con el violonchelo, en circunstancias donde los conductores deten√≠an sus autos, aparentemente por la obligatoriedad de una luz roja y la cebra, junto al factor ¬ędeseo ver qu√© est√° pasando aqu√≠¬Ľ.

Se requiere un trabajo previo para abstraerse del medio o entorno como lo hizo el artista, que ofrecía una escena casi irreal. No obstante, hay un elemento que destacó la capacidad comunicativa de esta obra, esa ni Andrés, ni Danilo, ni Yoandry podían saberla: la presencia de un personaje deambulante, desposeído de sus facultades psíquicas, que rompió los límites del espacio físico para ser parte de la obra.

Fue un m√°gico momento. Cada uno de ellos supo aprovecharlo, porque la interacci√≥n no est√° solamente en que la m√ļsica sea capaz de volar lejos, no est√° en que muchos transe√ļntes pudieran ver la escenificaci√≥n -todo ello es lo concebido o pensado-, la verdadera conexi√≥n es la confabulaci√≥n del p√ļblico con la obra. El¬†performance¬†es un arte que no se concibe en su totalidad porque todo el que se relaciona aporta.

Los actores esc√©nicos conocen la ruta para la expresi√≥n pl√°stica, el teatro abraza todas las manifestaciones, incluso, la soluci√≥n manual de sus propios atrezos. No importa c√≥mo se mueve el arte contempor√°neo en el resto del pa√≠s o en el mundo, hay c√≥digos que han ido evolucionando a la par de la tecnolog√≠a y los grupos sociales, pero estos, los nuestros, funcionan en un peque√Īo pedazo de mundo donde el p√ļblico est√° √°vido de un lenguaje que los haga pensar, interactuar y reconocerse en √©l. El¬†performance¬†es un lenguaje para el reclamo compartido de artistas y p√ļblico.

Cultura Performance Las Tunas 6

 

La Pupila…, para que no apague su luz (+ Fotos)

Hace unos a√Īos nos entristeci√≥ la noticia de que no se har√≠a m√°s la jornada de¬†performance¬†e intervenciones p√ļblicas La Pupila Archivada, algo que en ese momento respond√≠a a una decisi√≥n nacional. Por eso, que se haya retomado, en primer lugar y sobre todo, por la voluntad de la actual direcci√≥n de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en el territorio, nos devolvi√≥ la alegr√≠a, m√°xime cuando ha sido por tradici√≥n una de las citas m√°s releventes de la filial provincial.

Del 27 al 29 de abril, confluyeron aquí artistas de provincias como La Habana, Santiago de Cuba, Guantánamo y Holguín, con multiplicidad de propuestas que llevaron a calles, instituciones y comunidades alejadas del centro histórico.

pupila7El¬†performance, a tono con la concepci√≥n del evento, fue una de las disciplinas privilegiadas, con variados ejemplos, que abrazaron todas las expresiones art√≠sticas. Iniciativas singulares, signadas -m√°s all√° de la actuaci√≥n- por el llamado a reflexionar sobre t√≥picos como la calidad o no del quehacer cultural que se promueve, las emociones que pueden acompa√Īar a un embarazo y la importancia de la poes√≠a para el crecimiento espiritual. El cuidado del discurso, el lenguaje extraverbal, el ¬ęc√≥mo¬Ľ transmitir de manera profesional el ¬ęqu√©¬Ľ, estuvieron entre los elementos percibidos por el auditorio.

Uno de los que se destac√≥ en el necesario ¬ęempuje¬Ľ que a veces necesitan los artistas para sumarse y salir de su zona de confort fue Andr√©s Borrero. De hecho, una de las acciones encomiables que realiz√≥ la AHS aqu√≠ fue buscar asesor√≠a previa en personas con experiencia en el evento como el escritor mencionado y la cantautora Iraida Williams, otrora l√≠deres del gremio.

Leonor P√©rez Hinojosa y Yury Garc√≠a Fatela fueron dos de los coterr√°neos que protagonizaron ¬ęescenas citadinas¬Ľ. En di√°logo con¬†26¬†explicaron c√≥mo la interacci√≥n con los p√ļblicos, en un entorno marcado por la espontaneidad de las circunstancias y otros factores, motiv√≥ a los creadores y result√≥ ¬ęinyecci√≥n¬Ľ a su trabajo, pues los ¬ęoblig√≥¬Ľ a superarse, a crecer. Eso es una fortaleza.

Para los espectadores tambi√©n result√≥ provechoso, pues el arte se acerc√≥ a ellos; los receptores mayormente fueron transe√ļntes, personas comunes que no siempre asisten a las instituciones culturales. Un vecino del reparto Primero, a ra√≠z de una descarga musical acontecida como parte del programa, me pregunt√≥ si ten√≠a ¬ęel tipo de m√ļsica que defendieron unos muchachos en la Plaza de los Recuerdos¬Ľ; se refer√≠a al hiphop. Lo que revela la influencia que pueden tener estos eventos en la poblaci√≥n y en la elevaci√≥n de su gusto est√©tico.pupila4

Obras de teatro, conciertos, grafitis, realizaci√≥n de tatuajes y otros aderezos, complementaron la agenda que, por tres d√≠as, dio vida a la ciudad desde el punto de vista cultural, con significativos elencos. Y, en ese impacto sobre la gente, m√°s all√° de asociados a la AHS, estuvo el √©xito real de La Pupila…

Pero detr√°s de los resultados siempre hay esfuerzo, inventiva, perseverancia y deseo de ¬ęno seguir perdiendo cosas¬Ľ, frase que he escuchado mucho √ļltimamente. S√© que no fue f√°cil, falt√≥ el apoyo de algunas instituciones que, cuando hay un evento de esa naturaleza, deber√≠an recordar que la cultura es una sola y apoyar en lo que se pueda, am√©n de presupuestos y otras razones.

Tambi√©n hubo excepciones y entre ¬ęellas¬Ľ figur√≥ la casa de cultura Tomasa Varona, con su proyecto de estatuas viviencias D¬īSeos Teatro; el centro cultural Luanda, que abri√≥ sus puertas para una presentaci√≥n ante un cambio imprevisto a √ļltima hora; la Universidad de Las Tunas, con el apoyo de estudiantes de Comunicaci√≥n Social en la promoci√≥n del jolgorio, y la Direcci√≥n Municipal de Cultura, que coste√≥ el concierto del trovador habanero Oscar S√°nchez.

Sin embargo, la mayor√≠a de las cosas corri√≥ a cuentas de la AHS tunera, que tuvo que ahorrar mucho para lograr su sue√Īo de rescatar La Pupila Archivada, principalmente cuando hoy no dispone, para ese evento en particular, de fondo extra por parte de la direcci√≥n nacional de la organizaci√≥n.

pupila6En general, respondieron amigos e inspiradores, dispuestos a dar batalla a pesar de todo. Y lo hicieron desde la creaci√≥n, el trabajo en equipo, la b√ļsqueda de alternativas y el aporte personal en algunos casos, porque la log√≠stica no siempre se lleva bien con las matem√°ticas y cuando alguien ¬ęde afuera¬Ľ visita tu casa, quieres ofrecer lo mejor.

Claro, hubo que hablar desde la transparencia con los artistas cuando las opciones no fueron id√≥neas y ¬ęestirar el pie hasta donde dio la s√°bana¬Ľ. Mas, el evento se hizo, y se hizo con una calidad y variedad decorosa; aunque se atrasara un poquito alguna que otra actividad, todo es perfectible.

Voluntad, alianzas, adaptaci√≥n…, claves que abrazan la frase de que ¬ęcuando se quiere, se puede¬Ľ. Pero pensando en futuras ediciones, fuera inteligente dirigir la mirada hacia la cita desde la provincia; vivimos tiempos dif√≠ciles y no podemos darnos el lujo de desperdiciar espacios, talentos ni oportunidades.

Bien lo resumi√≥ Yuris Eduardo Bueno Yero, l√≠der de D¬īSeos Teatro, cuando dijo: ‚ÄúRetomar La Pupila Archivada fue sabia decisi√≥n. Intercambiamos experiencias, dimos vida a la ciudad, los artistas nos sentimos realizados… Es lo que hay que buscar: no perder los eventos, sino echarles ganas y que las cosas salgan con calidad. Siempre se pueden ingeniar iniciativas para defender nuestra cultura‚ÄĚ.

pupila8


Un primer libro no es un b√ļcaro sin flores

Aunque se llame¬†Abrazo a un b√ļcaro sin flores, un primer libro siempre es ese jard√≠n a que se espera asomar el lector para conocer al novel ‚Äújardinero‚ÄĚ, que qui√©n sabe si despu√©s figure entre los inspiradores necesarios en su estand. As√≠ nace la primera publicaci√≥n del joven tunero David Montero Figueredo, que vio la luz recientemente por la editorial¬†Primigenios, de Estados Unidos.

Alrededor de 40 poemas en verso libre hablan de su yo interno, ‚Äúde vivencias con las que se buscan respuestas a insatisfacciones espirituales y materiales, y se analiza si somos √ļtiles porque, si no lo somos, qu√© sentido tiene la vida‚ÄĚ.

√Čl empez√≥ a escribir cuando yo apenas gateaba, all√° por los a√Īos 90 del pasado siglo, cuando formaba parte del proyecto La Paliza que, desde la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), aglutinaba a cultores de varias manifestaciones. Adem√°s de poes√≠a, realiza cuentos y novelas, y ha ganado algunos premios como el prestigioso Portus Patris y otros durante el evento La Pupila Archivada.

Thomas Eliot, William Shakespeare y casi todos los escritores norteamericanos e ingleses son referentes suyos en la literatura. En el caso de este texto, t√≥picos como el vac√≠o interior del ser humano, la soledad acompa√Īada, la muerte real y la llamada muerte en vida, convergen en sus p√°ginas con un halo que conmina a reflexionar, instrospeccionarnos y alejar prejuicios, falsedad y otros lastres.

Muerte y verdugos
tiene la yerba cruda,
el pobre v√°stago abandonado
a su suerte de morir,
a las indomables espinas,
al paraje baldío cubierto de lágrimas,
(…)
Hacia atr√°s vuelve mi vuelo z√°ngano,
la nube que vi,
tempestades torcidas de √°tomos, vientos,
hacia imperiosa torre sin fin.

David Montero‚ÄúPublicar el primer libro es algo incre√≠ble‚ÄĚ, me dice con sencillez. Y lo es, pero no lo entrevisto tanto por eso, sino porque desde que lo escuch√© leer poes√≠a a√Īos atr√°s en el espacio La glorieta y la estrella, que conduc√≠a aqu√≠ la escritora Marina Lourdes Jacobo, reconoc√≠ al gran literato que es.

Por su filosofía de vida, más dado a la onda rockera que a la predominante, ha sido marginado alguna que otra vez por personas carentes de alma y de visión, pero el talento se impone y este cuaderno así lo demuestra.

‚ÄúPara ser escritor hay que ser sincero con uno mismo y las circunstancias. La literatura para m√≠ es catarsis, sentido de la vida y utilidad. Me ha hecho m√°s humano, pues el arte es un ant√≠doto contra los males y un medio de redenci√≥n‚ÄĚ, dice quien se acerca tambi√©n al performance, la pintura, el dibujo y la m√ļsica.

‚ÄúActualmente trabajo en una novela llamada¬†Ratas, que tiene que ver con la hipocres√≠a y la moral de las personas‚ÄĚ, a√Īade este ‚Äúser- lobo estepario‚ÄĚ, que solo sale de ‚Äúsu guarida‚ÄĚ a compartir con verdaderos amigos como los escritores Ana Rosa D√≠az Naranjo y Rafael Vilches. Su hija Lena, de apenas 6 a√Īos, ilumina sus pasos en las letras, ese hermoso universo que conforma con versos como: ¬ęQu√© atisbo cruel es la poes√≠a/ para los ojos de quien la sue√Īa /escapatoria a la expiaci√≥n de los d√≠as vac√≠os. / La poes√≠a de quien la sue√Īa y la viva/ como respuesta a la investigaci√≥n/ porque en el d√≠a o la noche ha sido feliz¬Ľ.


XI Festival Pupila Archivada en Las Tunas

Los transe√ļntes tuneros¬† ser√°n espectadores y part√≠cipes de un suceso que hace de la provocaci√≥n y el asombro su raz√≥n de ser cunando se inaugure la oncena edici√≥n del Festival de Performance e Intervenciones p√ļblicas la Pupila Archivada. Auspiciado por la AHS en el territorio, en colaboraci√≥n con la UNEAC, la editorial Sanlope y la UJC, este a√Īo el encuentro se celebrar√° del 24 al 28 de mayo y estar√° especialmente dedicado al Tercer Congreso de la Asociaci√≥n Hermanos Saiz que se desarrollar√° en octubre de este 2018.

[+]


Lo efímero, archivado en la pupila

La posibilidad de apreciar en plena calle diversas manifestaciones desde el catalejo de lo perform√°tico, es el norte de La Pupila Archivada, jornada de intervenciones urbanas que impulsa la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Las Tunas, por iniciar este mi√©rcoles 20 de abril dedicada a los 30 a√Īos de la organizaci√≥n y los 90 de Fidel Castro. [+]