Gustavo González


Regresa a casa: el deseo de todos que canta La Cruzada

Y con ellos, muchos amigos y colegas que se vuelven a unir para multiplicar el homenaje que todos los cubanos les ofrecemos a nuestros médicos por estos días. Un tema en el que la música y la poesía se confabulan desde la gratitud y el humanismo.

“Regresa a casa” es el título del más reciente videoclip oficial de La Cruzada junto a otros artistas que en conjunto conforman el proyecto Cuba x Amor. Se trata de un producto audiovisual dirigido por Gustavo González Rodríguez, líder de La Cruzada y coordinador de la AHS en La Habana.

La musicóloga Neris González Bello, manager y productora de La Cruzada se involucra esta vez también como creadora, en co-autoría con Gustavo González. La décima “En casa les esperamos”, compuesta por ella para los médicos cubanos se hizo canción en lo que ambos artistas describen como “un interesante proceso creativo”.

Gustavo González lideró la producción musical de esta propuesta que, afirman, “llega para integrar la lista de merecidos temas de exaltación que han emergido en estos tiempos, dedicados a nuestros héroes de batas blancas”.

Sobre “Regresa a casa”, nos cuenta Neris: “Es el resultado de un verdadero proceso de construcción colectiva en el que se unen artistas de diferentes escenas. A La Cruzada se suman desde sus hogares el joven artista santiaguero de la escena urbana Casdapro, el pianista Alioth González, el guitarrista y cantante Javier Delgado (líder de la banda Adoram, miembro de la AHS), el saxofonista cubano radicado en Estados Unidos Osmani Acuña (ex integrante de La Cruzada) y el estudiante de percusión del Conservatorio Manuel Saumell Fabio Abreu González, lo que confirma el carácter multigeneracional del proyecto”.

Y construido así, bajo las condiciones de distanciamiento social, el video clip recurrió un pequeño equipo y tomó como locación fundamental la sede de la banda La Cruzada. Eduardo (Eddos) Pérez tuvo a su cargo la dirección de fotografía, mientras Marcos Évora estuvo en la asistencia de fotografía y la postproducción.

Conceptualmente, la intención de los realizadores, al decir de la propia Neris, “es desmarcarse del resto de las producciones de este tipo que han emergido sobre el tema en estos tiempos, caracterizadas por el uso del collage como recurso. Su joven director se propuso la búsqueda de una estética visual de buena factura y cierto vuelo poético que persigue conmover, consecuentemente con la temática que aborda”.

El proyecto Cuba x amor es una iniciativa interactiva, que surge en 2017 con la unión casual de varios artistas de disimiles manifestaciones (músicos, fotógrafos, realizadores audiovisuales), algunos de los cuales forman parte de otras agrupaciones, o son incluso lideres de sus propios grupos. No es un proyecto formalmente constituido, a sus integrantes “los une la música, y la voluntad expedita de enviar mensajes esperanzadores, necesarios en los tiempos que corren. La Cruzada, banda que pertenece al catálogo del Centro Nacional de Música Popular y de la casa discográfica Bis Music, es el epicentro de esta experiencia creativa. En este tiempo de aislamiento ha rellamado al proyecto desde casa y se ha propuesto generar alianzas desde el amor, la fraternidad y la solidaridad, para contribuir desde su óptica creativa a la narración del momento que les ha tocado vivir”.


El velorio de la bobería, más que un concierto

El velorio de la bobería es el título del concierto que la orquesta La Cruzada regaló este sábado, a las 9:00 P.M., en la sala Tito Junco, del Centro Cultural Bertolt Brecht, en la capital cubana.

Los asistentes pudieron disfrutar de 18 temas, casi todos compuestos por Gustavo González, líder de la agrupación que fusiona varios ritmos y sonoridades, como el hip hop, el rap, la música electrónica, la timba y la rumba, en una especie de gran ajiaco acompañado por letras que motivan el pensamiento.

Foto: Cortesía de La Cruzada.

Anteriormente, González expresaba al Portal del Arte Joven Cubano que el concierto fue concebido como una gran obra, compuesta por partes segmentadas, lo cual constituye, también, un homenaje a la música cubana desde la diversidad.

“Ojalá sea más que un concierto, una manera de hacer disfrutar al público y provocar reflexiones sobre la necesidad de eliminar la chabacanería en las propuestas artísticas”, afirmaba antes de subirse al escenario.

El graduado de Ingeniería Industrial y fundador de La Cruzada reflexionó además sobre cómo en ocasiones los públicos validan propuestas desfavorables, por eso la importancia de jamás olvidar lo mejor de la música cubana y aprovechar siempre algunos de sus elementos tradicionales.

Neris González Bello, musicóloga y manager del grupo, resaltó que durante el concierto se grabóará la sexta producción discográfica del grupo y también un videoclip, con el mismo título general.

Refirió que el diseño en la sala Tito Junco estuvo concebido como una especie de teatro arena, con mucho movimiento dentro de la escena y otros elementos, para romper convencionalismos.

Foto: Cortesía de La Cruzada.

Entre los invitados figuraron Rumbatá, César Pupy Pedroso, Yasser Edén, líder de la banda Zona Franca, y Abdel Rapsals, más conocido como El Lele Jr, cantante de los Van Van.

La Cruzada, integrada totalmente por jóvenes, es una orquesta que promete, con una carrera ascendente y cada vez mayor cantidad de seguidores.

Ensayo general!! Con grandes del pentagrama musical cubano contemporáneo: Pupy Pedroso, Abdel Rasalps (El Lele) y Pancho Amat. La joven generación también se suma: Yasser Eden (Zona Franca) y Jazz Band del Conservatorio Amadeo Roldán. En los últimos minutos antes de “El velorio de la bobería”. Nos vemos en la Sala Tito Junco del Centro Cultural Bertolt Brecht. A celebrarle el velorio a la bobería!! HOY sábado 2 de noviembre!9pm!#LaCruzadaEstaEnLaCasa

Publicada por Neris González Bello en Sábado, 2 de noviembre de 2019

Resulta favorable su manera de concebir la música, mediante la fusión de códigos contemporáneos y otros elementos de la música tradicional cubana.

El velorio de la bobería expresa mucho más que el título de una canción o un concierto, pues constituye una pretensión permanente de la agrupación y sus integrantes, una propuesta sugerente que merece la atención de muchos.