Medea Teatro, sincronía joven de una escena

Con cuatro montajes esc√©nicos, Medea Teatro ha ganado un espacio en el panorama teatral gestado por j√≥venes en Cuba. Fundado en 2017, la historia del grupo tuvo sus inicios a√Īos antes, cuando motivados por la pr√°ctica de la direcci√≥n esc√©nica los estudiantes de teatrolog√≠a Pepe Garc√≠a y Elena Llovet desarrollaron el proyecto Hybris Teatro.

‚ÄúEn algunas clases, los profesores contaban del v√≠nculo que hab√≠a en etapas pasadas entre los grupos de actuaci√≥n, teatrolog√≠a, dise√Īo esc√©nico. Y en mi √©poca de estudiante ten√≠amos algunos referentes de colectivos nacidos en el √°mbito de la facultad teatral, como el trabajo de Charles Wrapner con la Quinta Rueda‚ÄĚ, cuenta Pepe. El estreno de la obra Tierra de plata en el Festival de las Artes marca el inicio de Hybris Teatro. Sin embargo, intereses diversos de los j√≥venes directores, el proyecto termina. ‚ÄúTen√≠a solo dos actores y decid√≠ llevar a escena El amante, un texto de Harold Pinter. Pero necesit√°bamos un nombre para el grupo y como siempre me ha apasionado la tragedia griega, lo nombr√© Medea Teatro‚ÄĚ.

cortesía de medea teatro.

Si fuera a encontrar un denominador com√ļn a la trayectoria de Medea Teatro, observar√≠a los textos escritos como punto inicial para sus montajes. De esta manera, en el segundo a√Īo del grupo, el entonces estudiante de dramaturgia Nelson Beat√≥n le propone a Pepe su texto Blanco, escrito dentro del seminario de dramaturgia. ‚ÄúLe propuse hacer, m√°s que una lectura, un semimontaje, pues nos suger√≠a muchas im√°genes. Dirigida a un p√ļblico joven, la obra se inspira en el cuento El pino de Hans Christian Andersen y lo mezcla con referencias a la pieza Claro de luna de Beethoven‚ÄĚ, cuenta Pepe. Esto ser√≠a el inicio de la colaboraci√≥n entre Nelson y Pepe, junto ¬†al compositor Iv√°n Fern√°ndez Real, en aquel momento estudiante de composici√≥n que hizo la m√ļsica de Blanco, fue un trabajo a tres manos. ‚ÄúAl final result√≥, m√°s que una lectura un ejercicio de puesta en escena‚ÄĚ, cuenta.

Confiesa que se enamora de los textos y que imagina c√≥mo intervenirlos, subvertirlos desde la escena. Una de las motivaciones que lo impuls√≥ a crear el grupo fue la de hacer el teatro que quer√≠a ver y no esperar por otros para verlo. Deudor de la herencia de los grupos que han pasado por el ISA, de Vicente Revuelta, el Teatro Buend√≠a hasta lo que hac√≠a La Quinta Rueda con Charles Wrapner, entre sus maestros se encuentra Carlos D√≠az y Teatro El P√ļblico, el creador alem√°n Roland Schimmelpfennig, experiencias previas a su entrada al ISA que aumentaron su inter√©s de acercarse a la direcci√≥n. ‚ÄúMe gusta mucho la diversidad del teatro, contrapuntear referentes. Tambi√©n he tomado elementos de la est√©tica de Carlos Celdr√°n, de Nelda Castillo‚ÄĚ. Junto a ello afirma que la teor√≠a lo ayuda a acercarse a la escena, y la intento traducir al lenguaje del actor. ‚ÄúMi teatro no es un teatro f√≠sico, pero la teor√≠a sigue siendo mi pilar fundamental, la idea es que eso est√© en las obras, que sea √ļtil‚ÄĚ.

cortesía de medea teatro.

Como otras experiencias nacidas en el entorno del ISA, Medea Teatro naci√≥ de un proceso org√°nico desde las aulas de la instituci√≥n acad√©mica. Varios a√Īos de camino han llevado al colectivo a replantearse estrategias de b√ļsquedas de espacios para su creaci√≥n. En ese sentido, su montaje m√°s reciente, y quiz√°s el m√°s visibilizado es Partag√°s. Inspirada en el texto de Yerandy Fleites, la puesta en escena toma el material propuesto en el texto y lo estructura en un montaje en el que la fuerza de la palabra dicha resulta esencial.

Partag√°s constituy√≥ un cambio en el trayecto del grupo, pues abri√≥ el di√°logo con un autor reconocido en el teatro contempor√°neo cubano, adem√°s de ser el primer trabajo hecho fuera del ISA. ¬ŅC√≥mo hacer un proyecto que tenga vida fuera de los marcos de la instituci√≥n? Fue el momento en que ‚Äúsurgieron oficios dentro del grupo, como crear una secci√≥n de producci√≥n, un espacio para la comunicaci√≥n, armar dentro de lo posible un elenco fijo de actores, desarrollar m√°s un entrenamiento con ellos y manteniendo las colaboraciones entre m√ļsicos y dise√Īadores, y gracias a eso pudimos hacer quince funciones‚ÄĚ, se√Īala Pepe.

‚ÄúAhora estamos inmersos en el trabajo con otro texto de Nelson, un ejercicio de dramaturgia a partir de diversos referentes: por un lado la obra literaria de Sallinger, un hecho hist√≥rico vinculado: el asesinato de John Lennon, m√°s la referencia al cine de David Lynch. Es como un nuevo giro. Pienso que es un proceso que nos conduce por un camino diferente a la escena espectacular de Partag√°s; en este caso trabajamos un montaje fragmentado que juega mucho con el teatro psicol√≥gico norteamericano. La obra se llama Hold in cold feed en juego con el nombre del protagonista de El guardi√°n entre el centeno‚ÄĚ, se√Īala Pepe.

cortesía de medea teatro.

Pese a que Medea Teatro no está oficializado por la institución, mediante una carta de la Facultad de Arte Teatral del ISA, el colectivo ha encontrado mecanismos para tener un espacio en la programación de los teatros. En la Universidad de las Artes también han encontrado refugio cuando no hay otros locales para ensayar, una dificultad que muchas veces se presenta junto a la falta de salas para presentarse, ante lo cual han habitado espacios alternativos como La Madriguera y Habana Espacios Creativos.

Sobre los actores Pepe me comenta c√≥mo ‚Äúa veces se pregunta por qu√© siguen en los proyectos de Medea Teatro y ellos hablan de la oportunidad de estar en la escena, de hacer lo que les gusta y estar en presencia esc√©nica. Le pregunto sobre su p√ļblico ideal y me comenta c√≥mo puede dialogar con los adolescentes, desde puestas como Partag√°s, como Blanco, con historias vistas desde una perspectiva de mi presente, c√≥mo eso conforma lo que soy hoy. La manera en que se relatan esas obras en la escena es desde los referentes que tendr√≠a un adulto. Mi p√ļblico ser√≠a adulto, dispuesto a reencontrarse, reivindicarse. De d√≥nde viene eso que contamos, cu√°les son los factores que lo moldean y c√≥mo podr√≠a ser distinto.

cortesía de medea teatro.

Para Pepe, en Cuba s√≠ hay un movimiento de teatro joven, uno hecho por j√≥venes, a veces alternativo, otras no. En el caso de La Habana ‚Äúpienso que hay una mayor desconexi√≥n y la continuidad es m√°s espaciada. Sin embargo, las experiencias que he tenido en Santiago de Cuba con La Caja Negra, bajo la direcci√≥n de Juan Edilberto Sosa, que tiene un festival que se llama Festival de Teatro Experimental Desconectados a 969, que le permite a grupos de teatro joven presentarse, m√°s all√° de si hay un gusto est√©tico o no. Otros ejemplos que he encontrado son el trabajo de Heidi Almarales con La Chimenea, y Teatro de la totalidad en Guant√°namo. Las historias son muchas pero los mecanismos no funcionan igual. Es dif√≠cil encontrar denominadores comunes, pues son diversas las est√©ticas a las que se acercan, el reconocimiento a los maestros muchas veces no es declarado, a veces el nexo es inconsciente pero s√≠ existe la continuidad de una tradici√≥n. A veces se bifurcan, se rompen, los j√≥venes se van, pero s√≠ hay muchos haciendo y apostando por el teatro‚ÄĚ. Esa apuesta es la que defiende Medea Teatro. ¬†¬†¬†¬†¬†¬†

cortesía de medea teatro.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ